Niños, padres y maestros tienen agotamiento emocional, advierte siquiatra infantilEl Salvador:

Niños, padres y maestros tienen agotamiento emocional, advierte siquiatra infantil

La profesional se muestra preocupada sobre el impacto acumulado que la pandemia ha generado.

La psiquiatra Xenia Margarita Durán, quien atiende niños y adolescentes, afirmó que “hay un desgaste y agotamiento emocional tanto en los padres de familia, como en los hijos y los maestros”, luego de que han transcurrido más de siete meses desde que la pandemia empezó a impactar el país.

Durán, quien es miembro de la Asociación de Psiquiatría de El Salvador, detalló que como parte de la gremial al inicio de la cuarentena impulsaron un proyecto que dio oportunidad a que niños expresaran, a través de dibujos o frases, lo que sentían.

Los niños ya expresaban gran ansiedad por la cantidad de tareas que tenían y tristeza por la lejanía de sus amigos, aunque había otros que al contrario si mostraban gusto por “el telecolegio” y “las clases en el televisor¨, advierte.

Sin embargo, “ahorita los problemas que yo estoy detectando más en los niños es que muchos tienen ansiedad, otros por el contario una tristeza patológica, como depresión, pero ya casi que están en ese borde por la ausencia de sus amigos o el poco contacto social que tienen; otros por el contrario tormentas emocionales donde se mezcla la frustración, el enojo”.

La psiquiatra comentó que entre los adolescentes hay casos en los que sienten que la pandemia les ha arrebatado todo, con ello se refieren a los momentos que significan felicidad y para los que se han estado preparando junto a sus amistades, como la tan esperada fiesta de promoción, sus vestidos.

“Definitivamente que se necesita un apoyo con el objetivo de identificar la emoción que tienen, ya sea frustración, decepción, nostalgia o melancolía. Luego canalizar hacia una actividad que sea la mejor para superar esas emociones”, señala la profesional que labora en el Hospital Bloom

Los problemas de frustración, según dice, también afectan a los padres de familia que se han visto imposibilitados de ayudar a sus hijos en el proceso educativo en línea, dado que por su trabajo tienen que pasar fuera de casa todo el día.

La especialista expone que si bien se han hecho esfuerzos por capacitar a los docentes en las plataformas para enseñanza virtual, como Google Classroom o Google Meet, también se debe dar igual importancia a trabajar su parte emocional.

“Creo que se les ha dado en estos meses prioridad al cómo usar estas plataformas y cómo solventar esta parte educativa y la parte socioemocional si se ha dejado de lado”, señala.

En opinión de la doctora Durán sería valioso que se promovieran reuniones por zoom con los educadores, para que ellos expresen cuáles son sus necesidades emocionales o cognitivas, o hacer una especie de diagnóstico que permita elaborar un plan específico para cada grupo de profesores, dado que no es lo mismo lo que enfrentan los que trabajan con adolescentes a lo que viven los que atienden niños más pequeños.

Eso en mucho ayudaría a los maestros a superar el duelo que por la pérdida de amigos, seres queridos e incluso estudiantes, así como el miedo que tienen de retornar a las aulas a trabajar en forma presencial con los niños y sufrir un contagio.

Ella también es de la opinión que la atención socioemocional en niños y sus maestros debe ser previo al nuevo año escolar.

“Las consecuencias de no tratar los problemas emocionales que tenemos ahorita se constituye en futuros trastornos psiquiátricos propiamente, porque ahorita digamos que los problemas que los niños y adolescentes puedan tener caben en una categoría que se llama reacción de ajustes o trastornos adaptativos, que corresponden a cierta normalidad; pero si esto persiste en el tiempo esto cambia a una patología y vamos a tener adultos complejos, ya sea con trastornos obsesivo compulsivos, o trastornos de ansiedad generalizada, o trastornos explosivos intermitentes como estos controles de la ira inadecuadas”, detalla la doctora Durán.

La psiquiatra afirma que, como resultado del impacto y los cambios forzados por la pandemia, también se podrían generar en los niños y adolescentes otros problemas que no se limitan a las limitaciones académicas, sino más de tipo disciplinario y sin esta estructura a futuro se tendrán adultos con deficiencias por ejemplo en el tema de organización.

Otro punto que se debe vigilar es el hecho de que el mayor contacto con las herramientas tecnológicas, como el celular y la Tablet, también ha llevado a los escolares a volverse adictos porque a ellos se ha reducido su mundo escolar y la socialización, lo cual también representará nuevos problemas.

En afán de ser optimista sostiene que el mayor contacto con la tecnología también ha tenido aspectos positivos en algunos niños, dado que han aprendido rápido el uso de las plataformas educativas, e incluso descubierto nuevas aplicaciones para organizar su tiempo, conocer juegos de palabras o números.

Fuente de la Información: https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/coronavirus-agotamiento-emocional-padres-maestros-ninos/768409/2020/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.