Entrevista: Educación y empleo sostenibles, las mejores ayudas para los países del norte de África

Por: ABC.es

Andrea Brentan, presidente de EFE-Europa, habla sobre la labor que la fundación que dirige desarrolla en Oriente Medio y la región norteafricana para formar y dar trabajo a los jóvenes en sus lugares de origen.

Hoy tengo el placer de entrevistar al italiano Andrea Brentan, presidente de la Fundación Educación para el Empleo (EFE-Europa), antiguo Ceo de Endesa, cofundador de startups y fondos. La entrevista es muy interesante por la labor de ayuda que EFE-Europa desarrolla en el norte de África a favor de los jóvenes para su formación y empleo directamente en sus países de origen.

Andrea, ¿porqué has aceptado la Presidencia de la Fundación Educación para el Empleo (EFE-Europa)? ¿Qué es EFE-Europa y cuándo nace?

EFE-Europa es una fundación sin ánimo de lucro, con sede en España, fundada en 2006. Desde su creación, EFE-Europa ha formado a más de 115.000 jóvenes desempleados y desamparados en la región de Oriente Medio y el norte de África, de los cuales más de la mitad son mujeres, colocándolos en puestos de trabajo con porcentajes de retención muy altos. Por ello, cuando terminó el mandato de mi predecesor, Aldo Olcese, quien tanto hizo en sus nueve años como presidente, y habiendo visto yo mismo cómo opera EFE-Europa en mis años como consejero, no dudé en aceptar la presidencia; no hay mejor manera de contrarrestar los muy altos niveles de desempleo en aquella región y sus graves consecuencias sociales que formar a los jóvenes en las capacidades consideradas prioritarias por las empresas y colocarlos en puestos de trabajo. Estos problemas se han agravado sobremanera a raíz de la pandemia, haciendo la labor de la Fundación más necesaria que nunca.

¿Cómo está organizada la Fundación? ¿En qué países opera y con cuántas personas dedicadas?

EFE-Europa es el brazo europeo de la red internacional Education For Employment (Red EFE), que opera principalmente en Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Jordania, Yemen, a través de entidades locales afifiadas y personal local especializado en cada uno de los países donde implementamos nuestros proyectos. Asimismo, como parte de iniciativas multipaís, también colaboramos con organizaciones en España y en Portugal para atajar el desempleo juvenil en estos países. En total, tenemos unas 150 personas dedicadas y contamos con una red de más de 2.500 formadores certificados que imparten nuestros cursos según la demanda del mercado laboral. La cercanía geográfica y cultural de EFE-Europa nos permite trabajar muy eficazmente de la mano de esas entidades locales en la consecución de fondos en Europa por parte de instituciones, empresas y particulares, en las consultas con las empresas sobre sus prioridades de formación y empleo, en el diseño y la realización de los cursos de formación y en la colocación de los jóvenes en puestos de trabajo de manera sostenible. Estamos trabajando para que los fondos recaudados no disminuyan a raíz de la pandemia y nos permitan incluso aumentar el número de personas dedicadas a fin de incrementar nuestra contribución a la disminución de los niveles de desempleo, que se han disparado precisamente a raíz de la pandemia.

¿Cuál es el objetivo concreto y cuántos jóvenes se educan para el empleo al año?

El objetivo concreto es colocar a jóvenes desempleados y desamparados en puestos de trabajo, con altos niveles de retención. Nuestro éxito radica en nuestra orientación a la demanda del mercado: realizamos consultas con la empresa privada para identificar sus necesidades concretas de contratación y, sobre todo, las competencias que buscan en los candidatos que entrevistan. Ello nos permite diseñar y ejecutar programas de formación a medida en varias especializaciones técnicas, competencias digitales, idiomas, de actitud y relación, garantizando así la colocación y, muy importante, la retención laboral. Hacemos un exhaustivo seguimiento de nuestros programas y seguimos prestando apoyo a nuestros jóvenes beneficiarios y a las empresas para asegurar la sostenibilidad de los resultados. Entre 2017 y 2019, formamos a alrededor de 60.000 jóvenes. Para 2020, a pesar de la pandemia, alcanzaremos a 11.000 jóvenes más, gracias a la agilidad que nos ha permitido pasar a un alto porcentaje de formación a distancia a través de los medios digitales. El objetivo es seguir aumentando constantemente nuestro número de beneficiarios de cara a los próximos años.

¿Qué papel juega la Fundación en el panorama actual? Segurament,e la labor de EFE-Europa será aún más necesaria con la pandemia, que está empeorando la situación de desempleo en los países africanos?

Los jóvenes y las mujeres están siendo los más afectados por los efectos socioeconómicos de la Covid-19. Antes de la pandemia, el desempleo juvenil en la región de Oriente Medio y el Norte de África ya rozaba el 27% (la mayor tasa a nivel mundial), llegando al 43% en el caso de las jóvenes. A raíz de la crisis, se estima que, aproximadamente, uno de cada cinco jóvenes ha perdido su empleo, con empeoramientos aún más marcados en el caso de las mujeres. En este entorno, está claro que el papel de EFE, precisamente dirigido a contrarrestar directamente el desempleo, asume una importancia socioeconómica aún mayor. Tras un comprensible giro inicial y la priorización de los proyectos sanitarios por parte de la comunidad donante, es lógico que los financiadores aumenten sus contribuciones a nuestras iniciativas, lo que se traducirá en una mejora efectiva de los problemas sociales que conlleva el desempleo.

¿Cuán importante es ayudar a los jóvenes a prosperar en sus países de origen? Por otro lado, pienso que para ayudar a los países en su desarrollo cultural y económico no hay mejor vía que la educación y la formación de los jóvenes.

Los efectos devastadores de la migración incontrolada a niveles muy superiores a la capacidad de absorción de los países europeos sobre los migrantes económicos y el tejido social de estos países, así como las tensiones sociales que provoca el desempleo en los países de origen, están bajo la mirada de cada uno de nosotros. Por tanto, ofrecer a los jóvenes una oportunidad concreta de empleo sostenible en sus países, además de satisfacer una primordial y legítima aspiración y necesidad, es una de las, por no decir, «la» manera de atajar esos efectos.

¿Cuál es el perfil de las empresas que financian la labor de EFE-Europa?

Hay más de un perfil. Uno de los más importantes es el de empresas que han puesto la responsabilidad social, la sostenibilidad o los criterios ASG en sus prioridades concretas y que reconocen como objetivo social prioritario, tanto para Europa como para los países del otro lado del Mediterráneo, contrarrestar el desempleo. Además, ello genera una evolución favorable directa del contexto donde operan estas empresas cuando tengan operaciones en los países donde actuamos. Además de las empresas, también contamos con financiadores institucionales que tienen como objetivo prioritario mejorar el empleo a través de la formación. Y empezamos también a trabajar con particulares que quieren contribuir a la solución de problemas sociales relevantes.

¿Cuáles son las empresas que actualmente están apoyando y financiando a la Fundación?

Las principales entidades que financian a EFE-Europa incluyen grandes empresas multinacionales como Accenture y Citi, que desde hace tiempo tienen la responsabilidad social como un objetivo prioritario y concreto, y han depositado su confianza en nosotros, mediante su continuo y repetido apoyo financiero a lo largo de muchos años. Otras grandes empresas financiadoras son Mastercard, Vitol, Trafigura, Chanel, Cartier, entre otras, que igualmente tienen un fuerte compromiso social y apoyan nuestra labor de proporcionar oportunidades concretas a jóvenes mujeres y hombres en condiciones desfavorecidas. Además de las empresas, también contamos con el apoyo financiero de instituciones de varia naturaleza como la Fundación Bill y Melinda Gates, la Organización Mundial del Trabajo, la Comisión Europea, gobiernos, sobre todo el británico, el francés y el estadounidense, o diversas agencias de la ONU.

¿La financiación es suficiente o con más financiación se podría hacer más y para más países?

Frente a la magnitud del desempleo juvenil en aquella región, mucho más se puede hacer con la mejora continua de nuestra eficiencia y de nuestra eficacia, objetivo constante de nuestras operaciones y, aún más, con un aumento de nuestra financiación. En general, nuestra prioridad es aumentar nuestras actividades, sobre todo, en los países donde ya operamos, por las claras ventajas en términos de nuestro conocimiento y experiencia y de la optimización económica. Dicho esto, mantenemos una observación constante de las dinámicas en otros países, como base de ampliaciones geográficas de nuestra actividad: un ejemplo es nuestra relativamente reciente expansión de operaciones en Argelia.

¿Cuál es el retorno para las empresas financiadoras?

El retorno para nuestras empresas financiadoras se sitúa a varios niveles. El retorno más general es el de satisfacer sus objetivos de responsabilidad social y ASG, cada vez más desafiantes, invirtiendo en la mejora de la empleabilidad y el empleo en regiones críticas geopolíticamente a través de un operador, como nosotros, que demuestra a lo largo de los años la eficacia y la eficiencia de sus actividades, sus procesos, sus sistemas, y, sobre todo, la calidad profesional y moral, la pasión, la dedicación y la empatía de su gente. Este retorno se hace más directo cuando se trata de empresas que operan en «nuestras» regiones y aún más cuando participan en nuestras encuestas sobre sus prioridades de empleo: en estos casos, a nivel local de los países de operación, la empresa privada es empleador y obtiene un retorno muy tangible al obtener acceso a jóvenes cualificados y con las competencias necesarias.

¿Por último, cuál es la aspiración de EFE Europa para los próximos años?

La aspiración para el futuro es, en primer lugar, superar el impacto de la pandemia, consiguiendo los objetivos de los proyectos en curso y manteniendo un alto nivel de financiación. Más allá de esto, queremos seguir una senda de crecimiento. Crecimiento, personal y profesional, de nuestra gente. Crecimiento de nuestra manera de operar, nuestra eficiencia económica, nuestros procesos y sistemas y nuestros logros. Crecimiento de nuestra financiación y, por ende, del número de jóvenes formados y colocados en puestos de trabajo dignos; para conseguirlo, además de mantener la fidelidad de nuestros financiadores históricos, queremos trabajar mucho más con las empresas y las distintas instituciones para que se reconozca cada vez más que abordar eficazmente el desempleo en Oriente Medio y el Norte de África conlleva directamente una mejora del contexto social no solo en aquellos países, sino también en Europa y que, en esto, EFE es un operador líder en el que se puede poner toda la confianza.

https://www.abc.es/economia/abci-educacion-y-empleo-sostenibles-mejores-ayudas-para-paises-norte-africa-202012011816_noticia.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.