Mientras llega el relevo

Por: Sergio Martínez Dunstan


Finalizó el 2020 e inició el 2021. Conservo mis expectativas acerca del día después de mañana a pesar de los malos augurios. Durante el año que terminó me di la oportunidad de conocerme un poco más, dedicarme a las personas con quienes me relaciono, comprender la manera como actuamos en circunstancias adversas. Reflexionar sobre lo que estaba sucediendo y sus consecuencias. Adaptarme tan pronto como se pudiera. Ponerme en los zapatos de los demás. Mostrarles una buena cara, brindarles la mejor versión de mí. Imaginarme el futuro inmediato porque a largo plazo es punto menos que imposible. Pensar en la manera urgente de concebir y modelar nuestro entorno. Aprender a reinventarnos. Asumir la interdependencia. Los superhombres, los héroes, los salvadores del mundo somos nosotros. Nuestra estancia sobre la faz de la tierra depende de todos y cada uno. Lo que hacemos y haremos en lo individual, en lo colectivo. Hoy más que nunca cobra significado la palabra sustentabilidad. Me comprometo a ser mejor ser humano y espero la comprensión de ustedes estimados lectores. Les deseo lo mejor de la vida,

Pasando a temas mundanos, entrando en los asuntos que nos ocupan, de la agenda nacional en el ámbito educativo, nos habíamos quedado en el anuncio de la salida de Esteban Moctezuma Barragán (EMB) y de quien lo sustituirá, Delfina Gómez Álvarez. En mi colaboración anterior señalé el impacto de tal acontecimiento principalmente en el estilo de operar la política pública del sector educativo lo prematuro de hacer un juicio final porque apenas ha transcurrido la tercera parte de la administración. También identifiqué la necesidad de darle seguimiento y apresurar el desarrollo de tres estructuras: Sistema Educativo Nacional, Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, Sistema Nacional para la Mejora Continua, Sistema Integral de Formación, Actualización y Capacitación del Magisterio. Lo sigo reiterando hasta pienso que son también los retos para este año que recién comienza. Pero el desafío mayúsculo es el inconmensurable rezago educativo. El derecho a la educación, la equidad, la inclusión y la excelencia están en riesgo de lograrse. Y, en consecuencia, la reforma educativa fracasaría.

El todavía Secretario de Educación Pública, en su alocución con motivo del año nuevo, señaló que seguirá en su cargo, en las próximas semanas o meses, hasta que se materialice la proposición presidencial de estar al frente de la embajada de México en las Estados Unidos de Norteamérica. Así que no adelantemos vísperas. En tanto se formaliza la propuesta y mientras llega el relevo, el reto actual, principal e inmediato, continúa siendo la reapertura de las escuelas. De acuerdo con el plan y la estrategia anunciada por el titular del Ejecutivo Federal, la población menor de cuarenta años será vacunada de junio del 2021 a marzo del 2022. También señaló que el personal docente que regrese a clases presenciales en semáforo verde sería población prioritaria. Este asunto, la reanudación de las actividades escolares, ha resultado muy controversial. Algunos están a favor para evitar la exclusión de los grupos sociales vulnerables. Otros opinan en contra porque ponderan la salud por encima de todo.

EMB, en el mensaje dirigido al magisterio a propósito de la reciente reunión del Consejo Técnico Escolar llevada a cabo en diciembre pasado, anticipó la implementación de los Centros de Aprendizaje Comunitarios en las escuelas en aquellas entidades federativas que están clasificadas en amarillo en la semaforización de la pandemia. Servirán, dijo, para brindar asesoría a los estudiantes de educación básica en la forma que sea prudente y de acuerdo con las particularidades contextuales. Enfatizó que sería de manera voluntaria. Siendo así, Sinaloa, Veracruz y Tamaulipas debieran haberlos implementado. Y, por otra parte, en Campeche y Chiapas hubieran regresado a clases. Y aunque se anunció el Programa Aprende en Casa 3 todavía aún no se han dado mas detalles al respecto. Se desconoce cómo se llevará a cabo en el resto de las entidades federativas. Además del discurso populista, hasta la fecha, sólo ha quedado en eso, prácticas discursivas, sobre lo que sucederá en el sistema educativo nacional. Ahí nos avisan cuando se pongan de acuerdo y la decisión que tomarán. Hay que esperar. Ojalá las ocurrencias sin sustento estén al margen. Por el bien de todos, primero los mas necesitados. Así sea.

Fuente: http://www.educacionfutura.org/mientras-llega-el-relevo/

Comparte este contenido:
Sergio Martínez Dunstan

Sergio Martínez Dunstan

Profesor de Educación Primaria; Lic. en Pedagogía; Diplomado en Dirección de Centros Escolares; Especialidad en Formación de Docentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.