España: Las puertas y ventanas de las aulas deben estar abiertas «tanto como sea posible»

La recomendación oficial de Educación es ventilar al menos 15 minutos al inicio y fin de la jornada, 5 minutos entre clases y en todos los descansos.

La semana pasada, cuando los termómetros empezaban a bajar y los centros debían preparar la vuelta de los alumnos, algunos directores llamaron a la Consejería de Educación. ¿Qué debían hacer con la calefacción? ¿Y con las ventanas? ¿Cómo asegurar una ventilación adecuada manteniendo una temperatura de confort? Hacía tiempo que los centros preguntaban por los medidores de C02 y los purificadores de aire, que muchos han instalado ya, mientras que en otros aseguraban que en la consejería les decían que «solo están indicados para los espacios que no se puedan ventilar». Hasta ahora, cada centro, incluso cada profesor, hacía lo que consideraba mejor: desde abrir unos centímetros las ventanas de forma permanente hasta abrirlas solo entre clases.

Ahora, todos tienen a qué atenerse. Porque Educación ha publicado el documento ‘Recomendaciones preventivas de ventilación en centros educativos’, elaborado por la Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio ClimáticoEl documento señala la necesidad de ventilar las clases, mejor si es con ventilación cruzada. Esto es, puertas y ventanas abiertas. No hay otra fórmula, pese a que las temperaturas en el exterior sean bajas, como estos días. Es más, la primera recomendación sigue siendo que «si las condiciones meteorológicas lo permiten, las actividades en exterior son siempre preferibles al interior». Si eso no es posible, «es preferible aulas con posibilidad de ventilación natural, especialmente ventilación cruzada (ventanas y puertas en lados opuestos)». La tercera opción, «si la ventilación natural no es suficiente, generalmente se puede conseguir ventilación suficiente utilizando equipos extractores o impulsores con un caudal de aire adecuado (ventilación forzada)». Hay que esperar a la cuarta opción para encontrarse con algo distinto: «Cuando todo lo anterior no es posible o no es suficiente, se debe purificar el aire con equipos provistos de filtros HEPA H13 o superior».

Ventilación cruzada en las aulas: puertas y ventanas abiertas

Las recomendaciones del Principado marcan unos mínimos: «Es recomendable ventilar al menos 15 minutos al principio y la final de la jornada (mañana o tarde), 5 minutos entre clases y durante todos los descansos, abriendo las ventanas y puertas durante el tiempo que se estime necesario según las características de cada espacio», es decir, tamaño del aula y el número de alumnos.

El documento dice textualmente: «las puertas de las aulas deben permanecer abiertas tanto como sea posible, así como las ventanas y puertas de los pasillos para facilitar la renovación constante de aire en las aulas». También habla de los casos excepcionales en los que haya que aplicar ventilación individual forzada, la purificación del aire y las características deseables de los purificadores, así como de los valores de CO2 y los medidores. Y lo hace una advertencia: «la evidencia científica acerca de la efectividad de cada medida es limitada».

Mientras, continuaron las críticas a la Consejería de Educación. Foro pidió de nuevo el cese de la consejera; Suatea instó a «adoptar medidas oportunas para que las condiciones laborales del personal docente se desarrollen en unas condiciones de temperatura adecuadas» y CSIF fue muy duro, asegurando que la gestión de la ola de frío es una muestra de «la incompetencia y verdadera chapuza» de la consejería. Los centros mostraban su realidad: el IES Cuenca del Nalón medía la temperatura: 7 grados.

Fuente e Imagen: https://www.elcomercio.es/asturias/educacion-covid-puertas-ventanas-aulas-abiertas-tanto-como-posible-20210113001029-ntvo.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.