Chile – Que las prioridades se inviertan: Por Tomás y todas las infancias perdidas

Que las prioridades se inviertan: Por Tomás y todas las infancias perdidas

#TOMÁSBRAVO

En Chile cada año se pierden alrededor de 100 niños, muchos más van a dar a instituciones como Sename, otros tantos pasan invisibles y con frío por la frontera. La pérdida de Tomás Bravo pone en la mesa la larga cadena de violencias a las que las y los niños se ven enfrentados además de la hipocresía de instituciones como PDI, Carabineros y el mismo gobierno, a quienes en realidad poco les importa la vida de las y los niños.

Fernanda Morales Aracena

Hace unos días, por todos los medios y redes sociales se difundió la búsqueda de Tomás, niño de tan solo tres años extraviado en Lebú cuyo cuerpo encontrado después de 9 días de búsqueda, había sido victima de su tío actualmente asesino confeso. El caso se desarrolló con peritajes y cobertura nacional del hecho.

No es sorpresa el rol que cumplen los medios de comunicación alrededor del caso, limpiándole la cara a instituciones como lo es la PDI que constantemente atropellan los derechos de tantas y tantos niños.

Aunque el gobierno diga “los niños primeros” y la PDI aparezca de lunes a viernes en televisión jactándose del despliegue en la búsqueda, la verdad es que en Chile la infancia no es prioridad. Siguen operando instituciones como el Servicio de Protección de la Niñez (ex Sename), acusadas de estar involucradas en comercio sexual infantil, con niños baleados por esas mismas “fuerzas de seguridad” que allanan las comunidades mapuche donde la infancia es ver y vivir la represión.

La misma PDI que amenaza de muerte a niños mapuche, que asesina a los hijos del pueblo trabajador, que reprimió en el suelo a una niña de 10 años por ser hija de Catrillanca, hipócritamente hace uso de la tragedia de Tomás y del dolor que causa en la familia y la población la pérdida de un inocente.

¿Cuál es el fin? Por una parte, el lavado de imagen de las FFAA a la vez que el gobierno intenta acelerar la agenda represiva, y por otra la manipulación de los medios de comunicación que hacen de la tragedia el centro, a la vez que se sigue reproduciendo la violencia estructural donde una de las principales causas de mortalidad infantil es la pobreza, por ende, los grandes responsables son los que pretenden perpetuar la división de clases donde los muertos los pone el pueblo trabajador.

Los grandes organismos y organizaciones sociales debiesen poner su fuerza y tribunas a disposición de exigir justicia por Tomás y por todas y todos los niños que sufren los agravios de este sistema dando vuelta las prioridades e invirtiendo realmente en la protección de la niñez y en todo lo que eso implica, terminando con las instituciones podridas como Servicio de Protección de la Niñez y garantizando educación, salud y el derecho a vivir digna y libremente sin violencia.

Fuente de la Información: http://www.laizquierdadiario.cl/Que-las-prioridades-se-inviertan-Por-Tomas-y-todas-las-infancias-perdidas

 

 

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.