Page 5 of 6
1 3 4 5 6

La estereotipación negativa de los feminismos y la invisibilización de los estudios de género

Coral Herrera Gómez

Los estudios de género deberían formar parte del contenido curricular en la educación básica y en la Universidad. No es justo que todas las obras y hazañas de mujeres en el área de la ciencia, de la política, de las artes están invisibilizadas y apartadas de los ámbitos académicos. Cuando yo comencé a leer sobre teoría feminista, me di cuenta de que lo que yo había estado estudiado durante veinte años seguidos era la Historia de los Hombres. Excepto Cleopatra y la Reina Isabel la Católica, todos los reyes, príncipes, emperadores, zares, caudillos, gobernantes, condes, marqueses, militares y papas han sido hombres

No sólo en Historia: en Literatura todos los poetas, escritores y editores son hombres; solo recuerdo a Santa Teresa de Ávila y aRosalía de Castro como ejemplos de mujeres creadoras. En Filosofía, todos los autores importantes (Aristóteles y Platón, San Agustín y Santo Tomás, Rousseau y Hobbes, Locke y Erasmo, Ortega y Marx…), pero nada de María Zambrano o Hanna Arendt hasta que llegué a la Universidad. Yo he estudiado a los grandes artistas (Miguel Ángel, Velázquez, Beethoven, Mozart, Picasso) y también he leído sobre los científicos más grandes (Galileo, Newton, Einstein), pero sólo recuerdo a una mujer científica importante: Madame Curie.

Cuando empecé a leer sobre mujeres que gobernaron países, que escribieron, que pintaron, que pensaron, que compusieron música, que descubrieron cosas importantes para la Ciencia, me pregunté cómo era posible que nadie me hubiera hecho notar la invisibilidad de las mujeres en los libros de texto mientras me contaban las guerras y las batallas de los Hombres.

Empecé a leer sobre las mujeres que a lo largo de los siglos se han organizado para luchar por sus derechos y sus libertades;  muchísimas de ellas han sufrido y sufren aún ostracismo social, torturas y vejaciones. A lo largo de los siglos, las mujeres feministas han sido encarceladas, violadas y asesinadas sólo por defender la igualdad.

Cuando me paro a pensar en los logros de esa lucha en las democracias actuales, me doy cuenta de la importancia que ha tenido para mí y para mi generación porque gracias a ellas puedo estudiar y trabajar, elegir con quién comparto mi sexualidad y mis emociones, elegir el momento de mi maternidad, configurar mi proyecto vital yo sola, etc. Y me emociono comparándome con mi abuela, que vivió toda la dictadura franquista y asumió su ideología católica y misógina, y con mi madre, que salió a las calles para luchar por sus derechos y por los míos.

Lo terrible no es solo es silenciamiento de estas luchas, sino que además muchos piensan que ya es suficiente porque la ley nos reconoce la igualdad de derechos que reclamábamos, a pesar de que las cifras muestren que esas leyes no se cumplen.  Los feminismos gozan de escasa reputación porque al poder le ha interesado transmitir una  visión estereotipada y negativa del feminismo; muchos siguen creyendo que el feminismo y el machismo son lo mismo, y nos acusan a las feministas de ser odiadoras de hombres, pese a que nosotras no deseamos imponer el poder femenino para instaurar un sistema violento y jerárquico como el patriarcado en el que dominen las mujeres.

Los feminismos no quieren imponer un matriarcado basado en la violencia contra el hombre, como ha sido el patriarcado hastaahora. No desean dejarlos sin voto, ni violarlos en las guerras, ni mutilar sus genitales en pro de una tradición cultural, ni confinarlos en el ámbito doméstico, ni quiere matarlos por adulterio. Los feminismos no pretenden que los hombres sean propiedad de sus madres y luego de sus mujeres, ni desea que los hombres cobren salarios más reducidos, ni tampoco querría desterrarlos de las cúpulas de poder mediático, empresarial y político. No quiere traficar con cuerpos masculinos para el disfrute de los femeninos, ni desea que los niños varones estén desnutridos o abandonados en orfanatos, ni, por supuesto, promovería
su marginación social o económica. Tampoco vetarían el acceso a la escuela a los niños varones, ni les prohibirían el acceso a la Sanidad y la Universidad.
Comprendan que eso es una locura que no promueven los feminismos, que han luchado siempre por la igualdad entre mujeres y hombres.
Es una cosa muy simple de entender que los feminismos son algo más diverso, más complejo y más fascinante que el estereotipo hembrista que circula por el espacio social. Sin embargo, cuando en mis clases cuando pregunto quién es feminista, nadie levanta la mano, ni hombres ni mujeres. Cuando pregunto por qué, el argumento es siempre el mismo: «es que yo estoy a favor de la igualdad, no de que las mujeres dominen el mundo«. El feminismo, sin embargo, no es una ideología anti-hombres llena de odio, rencor y miedo. Prueba de ello es la cantidad de hombres feministas que existen, y que han colaborado en esas luchas desde los años 60 en Occidente.
Los feminismos del siglo XX son, de igual modo que el pacifismo y el ecologismo, una extensión en la lucha por los derechos humanos.  Defienden la igualdad entre hombres y mujeres, y trabajan contra la discriminación que sufren las mujeres en las sociedades patriarcales. Las mujeres nos reunimos para pensar(nos), para organizarnos, para reflexionar y visibilizar la discriminación y la violencia. Los feminismos pretenden poner en cuestión las tradiciones patriarcales, reclaman un mundo más igualitario, denuncian la violencia ejercida contra mujeres y niñas en todo el planeta.
El problema es que estas luchas de mujeres han quedado desprestigiadas por un estereotipo negativo que se ha extendido en la conciencia colectiva: la feministaque odia a los hombres y protesta por todol. Esta imagen de mujer amargada y masculinizada ha hecho mucho daño a la lucha por la igualdad; al ecologismo le pasó lo mismo cuando se comenzó a construir una imagen del movimiento como un grupúsculo de radicales irracionales.

Así que las feministas y las ecologistas son mujeres «locas», o «histéricas», o «desviadas», y eso le conviene al patriarcado para que no cunda el ejemplo.

Por eso me parece fundamental que en las escuelas, en los medios de comunicación, en los espacios públicos se visibilicen los logros de los feminismos, que son redes que tejemos, conglomerados de escuelas, corrientes teóricas, grupos de activismo muy variado. Los feminismos tienen un objetivo común, que es la igualdad de derechos y oportunidades, pero existen muchas ideologías en esa red de luchas y reflexiones: feminismo progre, feminismo institucional, feminismo punk, feminismo radical, feminismo comunista, feminismo anarquista, feminismo burgués, feminismo multicultural, feminismo lesbiano, post feminismo… y estudios de masculinidad que investigan cómo el patriarcado ha afectado a los hombres, a su salud mental y psíquica, a sus emociones y a sus relaciones afectivas.

Además, dentro de los estudios de género también están los estudios gays y lesbianos, la teoría marica… y la teoría queer, que propone ir más allá del feminismo y diluir las barreras de género, integrando a la especie humana en un todo en el que caben mujeres masculinas, hombres femeninos, travestid@s, transexuales, y gente que no se siente ni una cosa ni la otra.

En ese entorno tan vasto de posibilidades, existen profundos choques entre las diferentes corrientes, pero en cualquier caso lo interesante de los estudios de género es la puesta en común de un análisis en torno a cómo el patriarcado ha afectado a la vida cotidiana de mujeres y hombres, a nuestras relaciones sexuales y afectivas, a nuestras formas de organización política, económica y social , a nuestras expresiones artísticas y nuestras producciones culturales… es simplemente analizarlo y proponer vías para que las mujeres no sigan estando invisibilizadas en los libros de texto.

Esto en el caso de los países desarrollados, que son pocos comparados con el resto del planeta. No hace falta recordar que fuera de estas islas de privilegio (Europa y Norteamérica) 100 millones de niñas son mutiladas y privadas de su derecho a la sexualidad y al placer, a la educación y al trabajo remunerado, son apedreadas en el mundo árabe hasta la muerte, se trafica con ellas y sus cuerpos como negocio en todo el mundo, son más pobres y analfabetas y están más desnutridas que los hombres, trabajan el doble o el triple que ellos. En esos países hay muchísimo trabajo por hacer y el activismo feminista es fundamental para poder garantizar la vida de muchas mujeres. Por eso es importante proteger a las activistas amenazadas de muerte, y promover la cultura de la igualdad para lograr que más mujeres y hombres se unan al trabajo por los derechos humanos.

En el ámbito de la investigación lo justo sería visibilizar el papel de las mujeres en la Historia, sacar a la luz la cantidad de mujeres astrónomas, matemáticas, biólogas, médicas, filósofas, poetas, políticas, escultoras, arquitectas, etc. que han hecho grandes aportaciones a la Humanidad y que han sido reconocidas o despreciadas en su época. Su importancia ha quedado silenciada porque en el pasado sufrieron las burlas de sus colegas de profesión y en el presente no se las estudia en los colegios ni en las universidades.

A mí me parece increíble que se estudie la crítica de Erich Fromm a la crítica de Marcuse sobre Freud, pero que no se hable de lacrítica de Mary Wollstonecraft a Jacques Rousseau, hombre que creía en la igualdad y en la libertad, pero no en la de todo el mundo, sino solo la de los hombres. También que me parece increíble que me expliquen la Revolución Francesa sin contarme que las mujeres exigieron, al inicio de las revueltas, que la carta de derechos fundamentales del hombre también fuese para la otra mitad de la población. Lo mismo con las revoluciones socialistas: mujeres comunistas y anarquistas exigieron que antes de derribar las diferencias de clases había que derribar la inferioridad de la mujer y la superioridad del hombre, porque si no la Revolución no sería una Revolución, ni una lucha real por la igualdad de todos los seres humanos.

El desprecio de las luchas de emancipación femenina que mantuvieron los hombres revolucionarios del siglo XVII hasta hace bien poco deslegitima, desde una perspectiva libertaria, la lucha socialista por el fin de las clases sociales y de las relaciones de dominación entre ricos y pobres, porque al mantener las jerarquías de género siguen proponiendo sistemas políticos no igualitarios.

En cualquier caso, ya va siendo hora de que las instituciones se esfuercen por dar la importancia que se merece a la lucha feminista dentro de la Historia Universal, y de que se impliquen en acabar con la idea de que las mujeres somos inferiores sólo porque a nuestras antepasadas se las prohibió el acceso a la educación, al prestigio intelectual, y a la disciplina científica. Que los grandes de la Historia hayan sido Hombres es normal en una cultura patriarcal; ya se sabe que son los vencedores los que escriben el relato histórico que la ciudadanía tendrá que estudiar y asimilar.

Ahora que las leyes democráticas fijan la igualdad de mujeres y hombres, hay que comenzar también a visibilizar una parte de nuestro pasado y nuestro presente que no nos han contado en las escuelas. Sólo para que las niñas y los niños del futuro sepan que muchas mujeres dieron su vida por alcanzar la igualdad, y que en la actualidad, muchas siguen arriesgando su libertad y su vida por los derechos de todas.

Es necesario visibilizar estas luchas y darles la importancia que merecen, los feminismos recorren el planeta entero tratando de acabar con  la violencia y la discriminación que sufren a diario millones de mujeres en el mundo. Para ello es importante, entonces, seguir derribando mitos, estereotipos y roles, y unirnos, mujeres y hombres feministas, para poder seguir trabajando en esos cambios en la cama, en la casa, en las calles, en las instituciones, en el mundo laboral, en la cultura, en las escuelas y universidades, en los congresos y en las redes sociales.

Fuente del articulo: http://haikita.blogspot.com/2010/03/el-feminismo-como-asignatura-y-la.html
Fuente de la imagen:
http://1.bp.blogspot.com/_3zvFtMuSQmo/S6QL2e6pP0I/AAAAAAAAI0k/JWz0Ao6JGK4/s1600-h/seneca+falls.jpg
Comparte este contenido:

¿Qué es el sesgo de género en educación y cómo erradicarlo de la sala de clases?

12 de enero de 2016/Fuente: insurgencia magisterial

Discriminar a niños y niñas en base a estereotipos de género limita la igualdad de oportunidades y el desarrollo de talentos, señalan investigadoras de Educación 2020. Acá, las expertas caracterizan el problema y comparten estrategias para superarlo.

La reja que separaba a alumnos y alumnas en el colegio Cumbres, la carta que escribió Marina Ascencio para postular al Instituto Nacional o el jardín infantil que, para un taller, pedía a los niños llevar implementos de fútbol y a las niñas, kits de limpieza. Esos son sólo algunos casos que reflejan el sesgo de género en la educación chilena. Pero, ¿por qué producen tanto revuelo y por qué es un problema?

Hay que partir por el principio. Nicole Cisternas, directora de Política Educativa de Educación 2020, explica que primero hay que comprender la diferencia entre sexo y género. “El sexo refiere a lo biológico, a características como los órganos sexuales o los cromosomas, que identifican a una persona como hombre o mujer. El género es una representación cultural, que construye la idea de lo femenino y lo masculino, asignando roles y atributos a hombres y mujeres”.

Así, hay características culturales de lo femenino, que se asigna a niñas y mujeres, como el rol reproductivo (maternidad), el estudio de las humanidades, el color rosado o el espacio privado (la casa). En contraste, hay características culturales relacionadas con lo masculino, que se achaca a niños y varones, como el rol productivo (hombre trabajador y proveedor), el estudio de las ciencias y las matemáticas, el color celeste o el espacio público (como líderes políticos).

Cisternas señala que reforzar estos roles de género en estereotipos también es llamado “sexismo”, discriminación basada en el sexo de una persona que supone la valoración política y social de los roles masculinos por sobre los femeninos. Estos roles de género se aprenden en la familia, en los medios de comunicación y también en la escuela.

Las niñas cuidan, los niños crean

Según un estudio de la Unesco publicado en 2016, niños y niñas ingresan al sistema educativo con las mismas capacidades. Sin embargo, en el Simce de cuarto básico ya aparece que a ellas les va mejor en lenguaje y a ellos en matemática. En vez de corregir esa diferencia, el sistema educativo la profundiza y la refuerza hasta la educación superior.

Salomé Martínez, investigadora de la U. de Chile, explica que esto ocurre por un fenómeno llamado “La amenaza del estereotipo”. “Cuando existe un estereotipo negativo asociado al desempeño de un grupo —por ejemplo, las mujeres y las matemáticas— el desempeño es menor. No es porque haya menos capacidades, sino porque ese estereotipo predispone a estas personas e influye en su rendimiento”.

También hay dinámicas de aula, complementa Mathias Gómez, investigador de Educación 2020. “Está estudiado que los profes le explican y se dirigen más a los alumnos que a las alumnas”, planteándole a ellos preguntas más desafiantes, por ejemplo. También hay prácticas implícitas. Un estudio del BID, del año 2013, reflejó que los textos escolares del Mineduc muestran a las mujeres en roles domésticos y a los varones en profesiones y roles protagónicos.

Así, ocurre que ciertos campos se feminizan y otros se masculinizan. El sitio mifuturo.cl muestra que aunque el 52% de la matrícula de educación superior son mujeres, ellas se concentran en carreras que implican cuidados de otras personas y con menor sueldo, como pedagogía básica (85%) o enfermería (82%), mientras ellos lideran áreas creativas mejor remuneradas, como ingeniería mecánica (93%) o electrónica (92%).

Esto es un problema, según Nicole Cisternas, porque suponer que las niñas son mejores en lenguaje y los niños en ciencias y matemática por ‘naturaleza’ refuerza estereotipos sexistas, que limitan la igualdad de oportunidades y el desarrollo libre de talentos. Se trata, finalmente, de un problema político.

Avances y buenas prácticas

Pese a que existe esta diferencia en la educación, las investigadoras de Educación 2020 destacan avances. Por ejemplo, a principios de 1800 las mujeres no tenían siquiera derecho a la educación. Hoy, los colegios separados por sexo van en retirada, se discute sobre la identidad de género de los niños y niñas y el Mineduc lanzó #EduquemosConIgualdad, una campaña para educar sin estereotipos sexistas.

Para acelerar esos procesos de cambio, las expertas de Educación 2020 entregan algunas recomendaciones para avanzar en una verdadera educación inclusiva.

—Revisar el currículo y los materiales educativos para detectar y eliminar sesgos de género en la sala de clases. Por ejemplo, en 2014 una investigación mostró que el 80% de las lecturas obligatorias eran libros escritos por hombres.

—Prestar atención al currículum oculto de género. Por ejemplo, que el manual de convivencia prohíba a niñas usar pantalón o que los talleres extra programáticos reproduzcan estereotipos de vida doméstica y crianza para las niñas.

Fuente: http://insurgenciamagisterial.com/que-es-el-sesgo-de-genero-en-educacion-y-como-erradicarlo-de-la-sala-de-clases/

Fotografía:El Ciudadano

insurgenciamagisterial.com/wp-content/uploads/2017/01/pressenza1101.jpg

Comparte este contenido:

Como te ven te tratan, y si te ven mal…

Por: Esteban de Gori y Bárbara Ester

I
La belleza es uno de los horizontes estéticos de la globalización. El cuerpo colocado en el centro mismo de la escena contemporánea es un territorio para diversos business y expectativas. Si los futuristas soñaron con cuerpos integrados con materiales ultra tecnológicos –al estilo Terminator-, los posmodernos pensaron en un cuerpo bello, siempre potente, alejado de la muerte y de la erosión. Bien vestido, no solo como forma de distinción, sino como embellecimiento y potencia cultural. Il corpo eterno que se erige sobre el cuerpo real. Ser lindo o linda puede ser parte de un clima de época, una política de Estado e inclusive un recurso laboral para los sectores populares.

II

El ministerio de Desarrollo Social argentino lanzó un programa de capacitación “Belleza por un futuro” para que chicas y chicos de los sectores populares aprendan a maquillar y peinar. Un emprendimiento para épocas difíciles, para un Estado que no se ve “sosteniendo” trayectorias laborales, ni redes intensas ante el desempleo. Emprendedores que generan las culturas globales pero en el contexto argentino de reducción del poder adquisitivo del mercado interno. No solo es una propuesta de restitución o reconocimiento de las jerarquías sociales. Los jóvenes de los sectores populares pueden acceder a capacitaciones de salidas fastwork, para meterse en el mercado. No dar subsidios, sino dar saberes. No regalar pescado, enseñar a pescar, como repetían los viejos. Estas capacitaciones, de algún modo, se inscriben en una moral para los sectores populares que no es nueva. Lo innovador es la insistencia en el emprendedor o emprendedora individual que va en busca del mundo, que se mete en los nichos que abre la cultura posmoderna. Emprendedores de lo global.

III

Las fotos de inauguración del programa desbordan alegría. Clases populares pensadas para integrarse en formas del micro-emprendedurismo individual y que se desenvuelvan como puedan en el mercado. Rebusques de época para necesidades de época. La artista Noe Fois (Yegua y Groncha) posteó en su Facebook: “Acá en el curso de maquillaje de Stanley para negras pobres”. El gobierno macrista va en busca de los sectores populares, en ellos recrea una imaginación acerca de las relaciones laborales y de estos mismos sectores. ¿Qué hacer con las jóvenes y los jóvenes de clases bajas en procesos de reformulación del Estado, de sus instituciones y de algunas regulaciones que los sostienen? “Ubicarlos en su lugar” biográfico y social podría ser una estrategia. Abrirles un nicho laboral acorde a su condición. Recrear la desigualdad, indicarían los sociólogos.

IV

La acentuada disposición del macrismo para re-asignar un nuevo-viejo rol a la mujer en la sociedad se cristalizó en otras oportunidades. Desde la reinauguración de Tecnópolis la convocatoria a participar del Club de Estilo fue sumamente cuestionada. Una invitación para vivir la experiencia de una It girl –mujeres que ganan popularidad en redes sociales a través de la belleza, la vida saludable, el humor, etc.-en abierta consonancia con la reactualización de estereotipos de belleza acorde a las metáforas de belleza de la cultura global. Sexismo y consumismo, como forma de inscripción en el universo de mujer “exitosa”. Cambiemos no sólo carece de políticas públicas para erradicar la violencia de género, también desmantela las existentes y promueve iniciativas que refuerzan el sexismo en un contexto de ampliación del feminicidio.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=219096

Comparte este contenido:

Perú: Día Internacional de la Niña : 33 niñas asumirán los puestos de autoridades

América del Sur/14 de octubre de 2016/publimetro.pe/Por: Karen Espejo

Mañana ejercerán por una hora como ministras de la Mujer, Justicia y Salud, entre otros cargos. Iniciativa Niñas al Poder, de la ONG Plan Internacional, permitirá que ellas lean en público un petitorio enfocado en lograr el respeto a sus derechos en el Perú.

Mañana martes, en el Día Internacional de la Niña , más de 300 niñas y adolescentes asumirán las funciones de importantes autoridades de 70 países del mundo, incluido el Perú, por el lapso simbólico de una hora. Esta acción forma parte de la iniciativa global Niñas al Poder, de la ONG Plan Internacional.

Así, por ejemplo, mañana una niña de Nepal asumirá la presidencia de su país por una hora; otra será alcaldesa de París, y una tercera será ministra de Educación en Egipto y hablará en público sobre el maltrato infantil.

En nuestro país serán 33 las niñas y adolescentes de 10 a 16 años que tendrán el poder en diversas entidades públicas y privadas en Lima, Cusco y Piura.

En nuestra capital, por ejemplo, por el lapso de una hora, tendremos a una menor como ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (a las 8 a.m.); a otra como ministra de Justicia (a mediodía); y otras niñas serán titulares de cinco direcciones de Educación Básica Regular del Ministerio de Educación (entre las 8 y 10:30 a.m.).

¿Qué ocurrirá durante esa hora? Verónica Melzi, gerente de Movilización de Recursos y Comunicaciones de Plan Internacional, indica que las niñas y adolescentes explicarán los problemas que enfrentan en nuestro país, como la violencia sexual (7 de cada 10 víctimas a nivel nacional son menores de 18 años) y las barreras que tienen en educación (85% de las adolescentes alguna vez embarazadas no estudian).

Asimismo, ellas leerán un comunicado con ocho peticiones para lograr el respeto de los derechos de las niñas y adolescentes, además del desarrollo de todo su potencial de liderazgo y su capacidad de decidir y aprender sin estereotipos de género.

Pedirán, por ejemplo, que existan servicios de salud de calidad diferenciados para niñas y adolescentes, la implementación de más módulos de atención de maltrato infantil en hospitales, y el establecimiento de una cuota de género en los puestos de representación estudiantil.

Entre los pedidos también figuran lograr que el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público tenga datos desagregados por sexo y edad (para identificar los delitos que afectan a niñas y adolescentes), y fortalecer las capacidades de alumnos, docentes y directores en la prevención y lucha contra los estereotipos de género.

Tomado de: http://publimetro.pe/actualidad/noticia-dia-internacional-nina-33-ninas-asumiran-puestos-autoridades-51340?ref=ecr

Comparte este contenido:

Violencia Cultural

Por: Soed Rossell de Ramirez

¿Cuánto hemos avanzado en realidad hoy en día con los derechos de evitar la violencia hacia la mujer? ¿De verdad las mujeres se respetan unas a otras? Sobre todo en estos momentos donde las redes sociales están llenas de violencia simbólica y subjetiva de mil formas, ¿cuantas niñas adolescentes exponen sus cuerpos y su ser por estas redes sociales y la sociedad lo acepta como algo normal? ¿Que es lo “normal”?

Dentro de esta sociedad de mercado, donde los estereotipos abundan para vender cualquier cosa basada en la mujer como objeto sexual. Y como estas formas de comunicación e información contribuyen dentro de la sociedad venezolana a denigrar el género femenino, aprenden a relacionarse con un lenguaje soez sin valores de respeto y cautela de ser violentadas de diferentes formas.

 Cuando se habla de violencia simbólica es un concepto instituido por el sociólogo francés Pierre Bourdieu en la década de los 70, que en ciencias sociales se utiliza para describir una relación social donde el «dominador» ejerce un modo de violencia indirecta y no físicamente directa contra los «dominados», los cuales no la evidencian o no son conscientes de dichas prácticas contra ellos, por lo cual son «cómplices de la dominación a la que están sometidos» (Bourdieu, 1994). Las prácticas de la violencia simbólica son parte de estrategias construidas socialmente en el contexto de esquemas asimétricos de poder, caracterizados por la reproducción de los roles sociales, estatus, género, posición social, categorías cognitivas, representación evidente de poder y/o estructuras mentales, puestas en juego de una en una o todas simultáneamente en su conjunto, como parte de una reproducción encubierta y sistemática.

La violencia subjetiva implica, en cambio, esas posiciones de poder más confusas ( sibilinas, subrepticias) en las que el patriarcado nos ha ubicado con frecuencia. Por su parte conviene distinguir la violencia directa como personal, tanto física como psicológica, de la violencia subjetiva que es más cultural e institucional (Marinas, 2012).

Hoy en día la mujer después de varias luchas para obtener sus derechos como género desempeña labores en muchas áreas que pueden ser desde lo económico hasta lo político. En cada uno de esos espacios existe de manera directa e indirecta este tipo de violencia. Y solo se conforma con la forma de “adaptación”, es decir que dejar pasar los chistes sexistas, por las mujeres en un entorno es algo aceptado porque es un derecho a expresarse, entonces dónde encontramos los derechos de las mujeres a ser respetadas y no violentadas a través de esa violencia simbólica y subjetiva. La violencia física contra las mujeres provoca un rechazo general, no así la violencia simbólica y subjetiva de la cual la física es su expresión. Se debe entender que este proceso de violencia esta sumergido dentro del sistema del patriarcado y llevado por la sociedad de consumo, las mujeres son expuestas y catalogadas como objetos sexuales a través de estas redes sociales y compitiendo entre ellas sin ningún tipo de respeto hacia su mismo género y hacia su entorno social viciado por estos antivalores. Más aún, el hombre las desea y percibe como presa fácil de esclavitud sexual.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=216628&titular=vejaciones-en-tiempos-de-redes-sociales-hacia-la-mujer-

Fuente de la imagen: http://www.minmujer.gob.ve/?q=articulos/mujer-y-derechos&page=1

 

Comparte este contenido:

Cómo limitan a tus hijos los estereotipos de género

Clara Alemann

Las normas de género de una sociedad influyen y determinan a través de la crianza, muchas veces de formas limitantes, el desarrollo de la identidad de los niños y niñas, su crecimiento y oportunidades de vida. En Estados Unidos, la mitad de las niñas están insatisfechas con su cuerpo, el42% de las alumnas de entre primer y tercer grado desean ser más flacas, mientras que a los 10 años, el 81% de ellas teme ser gorda, y peor aún:una de cada 10 niñas sufre de trastornos alimentarios, lo cual perjudica la buena nutrición que necesitan para pensar y aprender.

Creado en 1959, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es la principal fuente de financiación multilateral de América Latina y el Caribe. Tiene como miembros a 48 países, 2.000 empleados y su principal misión es reducir la pobreza en la región a través del apoyo de proyectos de desarrollo económico, social e institucional, en forma de préstamos, donaciones y asistencia técnica. Su sede central está en Washington.

¿Qué dicen estas estadísticas de las expectativas de género y la autoestima infantil?

Desde muy temprana edad, los padres, maestros y medios de comunicación enseñan a las niñas que su valor está determinado primordialmente por su rol reproductivo, su belleza, su delgadez y por ser sensibles, cariñosas y obedientes, y no por su inteligencia, asertividad, creatividad y capacidad crítica o de liderazgo.

Sorprendentes estadísticas de un estudio publicado en The New York Times mostraban el alarmante sesgo de género en las preocupaciones parentales por sus hijos. La investigación, usando los datos de buscadores como Google, concluye que los padres y las madres estadounidenses realizan con mayor frecuencia consultas referidas a la inteligencia de los hijos varones en comparación a las mujeres, y sobre la apariencia de sus hijas mujeres con mucha mayor frecuencia que la de sus hijos varones. Esto sugiere que estas preocupaciones están guiadas por importantes prejuicios en las expectativas de los padres respecto a sus hijos e hijas.

Las expectativas, tanto parentales como sociales, afectan el desarrollo de aspectos clave de la personalidad, los comportamientos y la salud de los niños y limitan el desarrollo del potencial de niños y niñas relacionado a sus experiencias y oportunidades de vida.

En cuanto a las niñas, a los seis años, suelen haber internalizado los mandatos y mensajes recibidos a través de las pautas de crianza y comprenden claramente que su apariencia física es un aspecto vital de su identidad, y que su cuerpo es su punto de venta ante el mundo que las rodea. El bombardeo mediático al que están expuestas las niñas, donde la imagen, vestimenta y marketing manifiestan la falta de respeto y la objetivación de las mujeres, afecta el desarrollo de su autoestima, la creencia en su capacidad de lograr lo que se proponen en la vida y la relación con su cuerpo.

La autoestima y la autoeficacia (creencia en la propia capacidad de alcanzar las metas que uno se propone) están asociadas a la capacidad de tener aspiraciones, de determinar metas que consideramos importantes y de actuar en consecuencia, transformando los recursos y oportunidades a disposición en resultados deseables. Las expectativas de género también afectan la predisposición que tienen las niñas a aprender habilidades que facilitarían su inserción productiva en el futuro. Hay evidencias experimentales provenientes de EE UU sobre la discriminación velada que existe en la escuela, basada en la creencia de que son menos competentes que los hombres, incluso comparando logros educativos y habilidades. Entre otras evidencias, diversos estudios identifican como barreras que enfrentan las mujeres para prosperar en las ciencias la persistente desvalorización y la desmotivación de continuar en este camino, resultando en el abandono de sus carreras.

En cuanto a los varones, estos también comprenden temprano, socializados a partir de un modelo limitado de masculinidad, que se los valora por su coraje y fuerza física, no necesariamente por ser respetuosos, sensibles y obedientes. De ellos se espera que controlen sus emociones, si estas son de miedo, inseguridad o debilidad. Sin embargo, se les permite o estimula el uso de la violencia como modo de resolver conflictos, imponer su autoridad, o ser “respetados”. Estas expectativas que recaen sobre los varones también resultan en consecuencias negativas para su desempeño escolar, salud mental y física. De acuerdo con a estudios realizados en Estados Unidos, en comparación con las niñas, los varones tienen mayores probabilidades de abandonar la escuela, tienen cuatro veces más probabilidad de ser expulsados, de cometer suicidio, y de sufrir violencia interpersonal. El documental The Mask we live in producido por The Representation Project nos muestra cómo, presionados por los medios, sus pares y hasta los adultos en sus vidas, los varones jóvenes se encuentran ante mensajes constantes que los incentivan a desconectarse de sus emociones, a objetivar a las mujeres y a resolver los conflictos a través de la violencia.

Prácticas para fortalecer la confianza de cada niño y niña

Ante este panorama, ¿cómo podemos crear entornos de aprendizaje, familiares y sociales, que fortalezcan la confianza de cada niño o niña? ¿Cómo podemos estimular la creatividad, la innovación, y el desarrollo de sus talentos sin cercenar su potencial?

Es importante sensibilizar a educadores y padres sobre el rol que juega el género en el desarrollo de los niños. Trabajar proactivamente para que nuestra cultura sea inclusiva y permita, independientemente del género, la edad, el nivel socio-económico, la raza o la etnia del niño, que este pueda desarrollar su potencial, debería ser una dimensión central de la calidad que buscan los programas de desarrollo infantil temprano. Algunas prácticas pueden contribuir a este propósito:

• Valoremos ante todo cómo es una niña (sus ideas, decisiones), su coraje para expresar lo que piensa, su manera de resolver un problema) y no cómo luce o cuánto pesa.

• Alentemos a los niños a perseguir una pasión. Esto fortalecerá su autoestima y, desarrollará habilidades intrínsecas.

• Promovamos la toma de decisiones constructivas sobre aspectos de sus vidas así como a resolver problemas a su manera, en vez de hacerlo nosotros por ellos

• Promovamos en las niñas la toma de riesgos (dentro de lo razonable) y la prueba de actividades fuera de su zona de comodidad, y en los varones, asegurémonos de alentar la expresión de sus emociones, la manifestación de sus inseguridades y que puedan pedir ayuda si lo necesitan sin ser desacreditados.

• Permitamos el disenso con los adultos, así las niñas aprenderán a defender sus convicciones y a no resignarlas por mantener una relación o un trabajo, y a ser escuchadas (aunque les digan que esto no es sexy) por sus futuros pares, jefes y novios.

• Limitemos su exposición a los medios masivos de comunicación, preservando el espacio para que desarrollen sus propias ideas, creatividad e imaginación basadas en su experiencia directa.

En definitiva, como adultos, tenemos un rol fundamental en apoyar modelos saludables de masculinidad y femineidad, que no opaquen el desarrollo socio-emocional de las niñas y los niños, y que permitan a unos y otras moldear su identidad libres de estereotipos, sin mascaras.

Esto contribuirá a avanzar hacia comunidades en las que niños y niñas desarrollen su capacidad de pensar en el mundo que los rodea críticamente, de perseguir metas que tengan sentido para ellos y de tomar decisiones que los lleven en esa dirección.

Fuente del articulo: http://salud.11665.com/?p=15102

Fuente de la imagen: https://encrypted-tbn3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRR7lWFd4z_SS59bZniwQp_n4rJ90aoi2rYWFgkl6jeramOPjuvvasTpPw

Comparte este contenido:

En Santa Fe, las escuelas ya pueden dar gimnasia sin separar por sexo

Argentina/28 junio 2016/Autora: Victoria Rodríguez/Fuente: UNO Santa Fe

El Ministerio de Educación firmó una disposición que habilita a las instituciones interesadas a implementar Educación Física de esta manera 

Hasta 4º grado, nenas y nenes desarrollan todas las actividades de la currícula escolar de manera conjunta y sin diferencias. Sin embargo a partir de los nueve años el sistema educativo empieza a marcar que ya varones y mujeres no pueden hacer las mismas cosas. En la clase de educación física comenzaban, así, a marcarse estereotipos sutiles y que nada tenían que ver con las posibilidades reales de las personas. Pero ahora la provincia comienza a dar un paso central para brindar una formación no sexista: las escuelas ya están habilitadas a dejar de separar a los estudiantes por género en gimnasia.
Los varones hacen fútbol y las nenas vóley parecía ser la regla para la clase de educación física. Eso generaba, por lo menos, malestar en aquellas chicas que, por ejemplo, querían hacer fútbol y en los varones a los que no les gustaba ese deporte. «Los chicos son más bruscos», suele comentarse para justificar una segregación que parece inofensiva pero refuerza las relaciones desiguales de poder entre los géneros.
La Dirección provincial de Educación Física del Ministerio de Educación santafesino emitió una disposición mediante la cual empieza a desandarse ese camino y se promueve una formación realmente inclusiva. «En realidad los chicos por el mundo van unidos, varones y mujeres hacen un montón de actividades en conjunto y son el mismo grupo que se está formando a nivel escolar», evaluó Ricardo Caruso, director de Educación Física.
«Varones y mujeres hacen un montón de actividades en conjunto.»«Varones y mujeres hacen un montón de actividades en conjunto.»
«Hay un decreto que es de 1972 que norma que las clases de educación física a partir de 4º grado sea dividida por sexo y que cada uno de esos grupos sea atendido por docentes del mismo sexo que los alumnos a cargo. Ahora hacemos una recomendación para que aquellas escuelas que ya tienen un trabajo en ese sentido puedan unificar la clase de educación física», explicó a Diario UNO.
El funcionario hizo hincapié en que esa determinación no implicará la pérdida de puestos laborales para los educadores y que se trabajará con los gremios docentes de cara a la implementación universal de esa medida. «La ley de educación nacional y la ley de identidad de género, entre otras, no justifican más el dictado de la materia separando por sexos. De hecho, la ley de educación dice que no hay por qué dividir en sexos ningún dictado. Tenemos que aggiornar las clases a esa normativa», justificó Caruso.
En ese sentido, señaló que en otras provincias se ha tomado la decisión de implementar ese cambio unilateralmente y sin proceso de transición. «Nosotros venimos trabajando con el gremio, con los docentes y la comunidad. Por lo tanto, ya había muchas escuelas rurales o muy chiquitas donde las clases, históricamente, son mixtas porque no podía ser de otra manera por la cantidad de alumnos», remarcó.
Además de las normativas, existen otros procesos que encaminaron hacia esta decisión como la implementación de la educación sexual integral (ESI) y distintas normativas que hacen a la inclusión de la diversidad sexual. Al respecto, el funcionario reconoció que, por ejemplo, para las personas trans que están atravesando el sistema escolar esta medida es realmente importante ya que permite una inclusión real.
Los nuevos profesores
Antes de que se empezara a planificar la clase de educación física mixta en las escuelas, la provincia comenzó a implementar la formación conjunta de varones y mujeres que querían ser profesores en esa disciplina. Y, más recientemente, la capacitación mixta en los bachilleratos de Educación Física. Por lo que esta última instancia que se empieza a transitar es parte de un proceso más amplio.
«Cuando se armaron los grupos para la nueva orientación del secundario la idea fue hacerlos mixtos. Entonces hicimos un relevamiento para ver cómo funcionaban las clases, cuáles eran los pros y los contras y todo eso se trabajó en el Congreso provincial de Educación Física que se hizo el año pasado en Rosario», mencionó Caruso y siguió: «Ese punto se puso a discusión de los docentes y los educadores dijeron que estaban de acuerdo en que no había más fundamento, excepto la práctica deportiva, para dividir a varones y mujeres en las clases».
«Ningún profesor va a perder horas, si sobraran se usarán para deporte.»«Ningún profesor va a perder horas, si sobraran se usarán para deporte.»
En ese sentido, también resaltó que la formación de nivel superior que brinda Santa Fe en el profesorado hace 15 años que es mixta. «Antes los varones teníamos rugby y las mujeres hockey. Hoy todos los estudiantes deben hacer las dos materias y eso está bien porque cada vez hay más equipos femeninos de rugby o fútbol y masculinos de hockey u otras disciplinas», ejemplificó.
A partir de ese trabajo se inició el expediente que pondrá las clases mixtas como la norma. Mientras tanto, esta disposición de la Dirección provincial de Educación Física es para que las instituciones que estén de acuerdo y cuenten con las condiciones puedan iniciar a dictarlas de esa manera hasta que se modifique el decreto de 1972.
Caruso aclaró que esta semana está prevista una reunión con los gremios docentes para poder analizar el tema y el impacto que tendrá en los trabajadores de la educación. «La idea es que siga habiendo varones y mujeres en cada una de las instituciones, respetando los cargos, pero que la atención de los docentes sea al grupo entero», resaltó y agregó que es importante contar con ambos sexos para algunas actividades especiales como los campamentos.
El director de Educación Física aprovechó la oportunidad para recordar que las clases no deben confundirse con partidos de alguna disciplina en particular. «El tema del deporte es donde más produce ruido este tipo de medidas», analizó Caruso respecto a que, en las competencias oficiales, aún se hace la separación entre femenino y masculino. Pero acotó: «El deporte es un contenido más de la clase de educación física. Entonces no existe ningún impedimento para que el deporte escolar sea mixto y eso es lo que se trabaja a nivel escolar».
Por último, el funcionario también adelantó: «Ningún profesor va a perder horas , ya que si en alguna escuela sobraran horas la idea sería usarlas para clase de deporte, específicamente, en el marco de un programa nacional que propone la extensión de la carga horaria de los alumnos a través del deporte y los lenguajes artísticos. Eso se podría articular con algunos programas provinciales».
Aplicación
  • Un decreto de 1972 establece que, en la provincia de Santa Fe, la clase de educación física debe separarse por sexo y contar con un profesor o una profesora de acuerdo al grupo a partir de 4º grado.
  • Sin embargo, en las escuelas donde la cantidad de alumnos es muy pequeña, como en las rurales, eso no se aplicó nunca.
  • Hay otros establecimientos que ya empezaron, en el marco de acciones de ESI, por ejemplo, a trabajar en clases mixtas.
  • Hace 15 años que el profesorado de Educación Física tiene una currícula única y común para varones y mujeres.
  • El bachillerato en Educación Física tampoco hace diferencias de sexo.

Fuente:

http://www.unosantafe.com.ar/en-santa-fe-las-escuelas-ya-pueden-dar-gimnasia-separar-sexo-n970929

Editora: Victoria Rodríguez

Comparte este contenido:
Page 5 of 6
1 3 4 5 6