Saltar al contenido principal

España: Al menos 75 millones de niños en países en conflicto no tendrán acceso a la educación este año

España / 10 de septiembre de 2017 / Autor: Redacción / Fuente: Europa Press

Al menos 75 millones de menores afectados por conflictos en sus países no tendrán acceso a la educación este curso escolar, con mayor incidencia en el caso de las niñas, que tienen 2,5 más posibilidades de quedar excluidas del sistema educativo.

Un informe publicado por la organización en defensa de los Derechos Humanos Plan Internacional, orientada a la protección de la educación en países en conflicto, concluye que en este momento hay aproximadamente 17 millones de refugiados y desplazados internos a causa de los conflictos en edad escolar. De los que hay registrados, solo el 50 por ciento ha podido matricularse para educación primaria y el 25 por ciento en secundaria.

«Cuando hay situaciones de emergencia y crisis humanitaria, los niños, niñas y adolescentes están en riesgo de ser reclutados como soldados o trabajadores y expuestos a matrimonio infantil y a otras formas de tráfico y explotación sexual», ha declarado la directora general en España de la organización por los Derechos Humanos Plan Internacional, Concha López.

TRÁFICO Y EXPLOTACIÓN SEXUAL

El informe arma que el matrimonio infantil en estas situaciones límite «es una alternativa a la educación para las familias cuando las oportunidades son muy limitadas y el camino a la escuela no es seguro». De los 30 países con las mayores tasas de matrimonio infantil, más de la mitad son Estados frágiles o afectados por conflictos.

Naija tenía 15 años cuando Boko Haram atacó la granja de su padre, en el estado de Borno, en Nigeria. Durante un año, vivió como prisionera en una base en mitad del bosque. Fue obligada a casarse con uno de los militares y a tener un hijo con él. «Estábamos secuestradas por Boko Haram junto a muchas otras mujeres y chicas», ha indicado la adolescente.

Por suerte, una noche Naija junto a su madre, su hijo y otras doce mujeres, escapó del campo y Plan Internacional le ha facilitado el acceso a un curso de confección y al material necesario para montar un negocio de arreglos textiles como parte de su plan de integración.

Además, la exclusión del sistema educativo también expone en mayor medida a las niñas a ser reclutadas por grupos armados. Se estima que alrededor del 40 por ciento de los «niños soldado» son niñas y adolescentes, que además tienen la mayor probabilidad de ser utilizadas en ataques suicidas, ya que tres cuartas partes de las «bombas humanas» en los países de África Occidental son mujeres jóvenes.

EMERGENCIA EN SUDÁN DEL SUR

En Sudán del Sur, una de cada tres escuelas ha sido destruida, ocupada, cerrada o ha sufrido daños desde que estalló la guerra civil en 2013. La organización, que opera en este y otros países vecinos ha alertado de la creciente cantidad de niños en situación de exclusión.

Entre los niños en situación de exclusión se encuentra Anzoo, de 17 años, que vive en Imatong, cerca de la frontera entre Sudán del Sur y Uganda. Hace tres años que dejó de ir a la escuela. «Durante el primer ataque a la escuela algunos niños y niñas fueron secuestrados por hombres armados. Nosotros conseguimos escondernos pero el colegio estuvo cerrado durante meses», explica Anzoo.

«Después saquearon y quemaron casas y todos empezaron a usar la escuela como refugio, hasta que una noche entraron disparando, y tuvimos que huir viajando durante un mes entero», ha añadido Anzoo, que ahora recibe educación en un centro no oficial para desplazados.

Fuente de la Noticia:

http://www.europapress.es/internacional/noticia-menos-75-millones-ninos-paises-conflicto-no-tendran-acceso-educacion-ano-20170908173750.html

Comparte este contenido:

UNICEF: Urge proteger a 300mil niños que migran solos cada año

22 mayo 2017/Fuente: blastingnews

Un estudio de la UNICEF realizado entre 2015 y 2016 indica que esta cifra es un récord histórico y creció cinco veces más en sólo cuatro años

La protección contra explotación sexual y violencia a 300 mil #Niños migrantes que viajan solos cada año, es lo que pide el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (#UNICEF) al dar a conocer un informe de migración infantil mundial dónde destaca que, de estos 300 mil niños: 200 mil han pedido asilo en 80 países; 170 mil fueron detenidos cuándo intentaron entrar a Europa y 100 mil pequeños más, detectados en la frontera de Estados Unidos y México.

Justin Forsyth, Director Adjunto de la UNICEF, dijo que debe existir una alerta internacional especial para protegerlos porque el hecho de que un niño viaje sólo “es ya demasiado, estamos fallando como adultos”.

Explicó que los traficantes abusan de la vulnerabilidad que tienen los menores sin la protección de los adultos y con engaños los “ayudan” a cruzar distintas fronteras, pero el destino final es “venderlos como esclavos o forzarlos a prostituirse”.

Advirtió que de todo el universo de víctimas de la trata de personas 28 de cada 100 son niños y los lugares dónde se registra con mayores índices este delito son: centroamérica, el Caribe, y África Subsahariana. Por ello, Justin Forsyth pidió que no se ignore esta información y sea tomada en cuenta en la próxima reunión del G7 –que representa a los países más industrializados del mundo-, que se realizará el 26 y 27 de mayo en Italia exactamente en Taormina, Sicilia.

Advirtió que el estudio realizado entre 2015 y 2016 tiene por finalidad pedir a los gobiernos que pongan de su parte y generen una agenda especializada para brindar protección y bienestar tanto a niños migrantes como refugiados.

En especial se pide poner un alto a la detención de los pequeños que sólo buscan ayuda y asilo, así como evitar la separación de familias y brindarles acceso a educación.

Se destaca que esta cifra de 300 mil niños es cinco veces más alta que la registrada durante 2010 y 2011 equivalente a 66 mil pequeños migrantes. Entre los riesgos que corren estos niños al viajar solos -además de mantenerse con vida-, están las rutas que toman para llegar a sus destinos, pues en su desconocimiento y desesperación, eligen las más peligrosas y es ahí dónde caen en las manos de los traficantes y tratantes de personas.

Otro tipo de migración: Sudán del Sur

El pasado 8 de mayo la UNICEF y la oficina del alto Comisionado de las #ONU para Refugiados (ACNUR), dieron a conocer que debido al aumento de conflictos en Sudán del Sur, uno de cada cinco niños está huyendo para salvar su vida. La cifra registrada hasta el momento suma más de un millón de niños que han migrado. El problema aumenta si se toma en cuenta que hay otro millón de niños que dejó su hogar para buscar refugio al interior de Sudán del Sur, lo que representa un “devastador impacto en las poblaciones vulnerables”, aseguraron.

Tanto la UNICEF como ACNUR coincidieron en cifras y alertan que más de la mitad de los refugiados provenientes de Sudán del Sur son pequeños, es decir, 62 de cada 100 son menores de edad y se encuentran principalmente en Uganda, Etiopía, Kenia y Sudán. Por ello ambos organismos lanzan un llamado internacional para recaudar fondos (destinados a la ayuda de niños migrantes), pues, a pesar de la gravedad de la situación, no se ha tenido eco.

Sin escuela

Recientemente la Organización de Naciones Unidas también alertó que, de cada 100 niños que hay en el mundo, 22 no pueden ir a la escuela porque viven en «zonas de conflicto«. Estos niños tienen entre 6 y 15 años y la cifra es más alarmante si tomamos en cuenta el número de alumnos que ha dejado de ir a la escuela o bien nunca ha asistido, según el nivel de estudios.

Por ejemplo, en la Educación Primaria, Sudán del Sur es el país que tiene más niños sin escuela con 7 de cada 10 pequeños sin educación; le sigue Chad con 5 de cada 10, y Afganistan también con casi 5 de cada 10. Sudán del Sur resalta nuevamente si se toma en cuenta el índice por género, ya que casi 8 de cada 10 niñas no tienen acceso a la educación básica.

En cuanto a los siguientes niveles educativos, el documento de Naciones Unidas da a conocer que la Educación Secundaria, también tiene datos desalentadores muy parecidos al nivel anterior, por ejemplo, Niger está a la cabeza de la lista con casi 7 de cada 10 menores sin escuela; le sigue Sudán del Sur con 6 de cada 10 y la República Centroafricana con 5 de cada 10 niños.

Fuente: http://es.blastingnews.com/internacionales/2017/05/unicef-urge-proteger-a-300mil-ninos-que-migran-solos-cada-ano-001709315.html

Comparte este contenido:

Italia: Papa Francisco denuncia maltrato a los niños emigrantes

Europa/Italia/14 de octubre de 2016/cubasi.cu
El Papa Francisco denunció hoy el tráfico, la explotación, el abuso de menores y la privación de sus derechos, reconocidos por la Convención Internacional sobre los Derechos de la Infancia.

El pronunciamiento del Sumo Pontífice está contenido en su mensaje con motivo de la centésimo tercera Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado, la cual se efectuará el 15 de enero próximo bajo el lema de «Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz».

Al describir la emigración como un fenómeno que afecta a todas las regiones del planeta, Francisco señaló que No se trata sólo de personas en busca de mejores condiciones de vida y trabajo, sino también de otras obligadas «a abandonar sus casas con la esperanza de salvarse y encontrar en otros lugares paz y seguridad».

Son principalmente los niños -añadió- quienes más sufren las graves consecuencias de la emigración, casi siempre causada por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales, factores a los que hay que añadir la globalización en sus aspectos negativos.

El Papa fustigó la carrera desenfrenada hacia un enriquecimiento rápido y fácil, la cual trae consigo «el aumento de plagas monstruosas como el tráfico de niños, la explotación y el abuso de menores y, en general, la privación de los derechos propios de la niñez, sancionados por la Convención Internacional sobre los Derechos de la Infancia».

Tomado de: http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/56351-papa-francisco-denuncia-maltrato-a-los-ninos-emigrantes

Comparte este contenido:

Combatiendo la explotación y el tráfico de niños en África

Africa/ 04 agosto 2016/ Fuente: Te interesa

La explotación y el tráfico infantil siguen siendo un problema sin resolver pese a que, en países como Togo y Gabón, las autoridades han adoptado en los últimos años leyes para tratar de atajarlo que sin embargo apenas están teniendo cumplimiento.

Ante ello, la sensibilización es clave, indica a Europa Press la misionera Covadonga Orejas, que trabaja en proyectos en estos dos países. «El tema de la trata y el reconocimiento del problema en los países en los que me muevo es reciente. Solo a partir del año 2000 después de una serie de encuentros internacionales, los gobiernos aceptaron que había un problema, aprobaron leyes y acogieron propuestas para combatirlo», explica.

«En países en los que la comunicación es difícil y la educación escasa, que exista una ley no quiere decir ni que la conozcan ni que la apliquen», subraya esta misionera carmelita vedruna, que vive desde hace 12 años en el continente. Por ello, siguen siendo necesarios «esfuerzos para divulgar la legislación existente contra el tráfico y sensibilizar a gobierno y sociedad para que la protección a las víctimas sea real».

«No todo el mundo entiende que si una menor es extranjera tiene los mismos derechos que un niño del país», incide Orejas, que trabaja en proyectos en ambos países destinados a la «protección de los menores en dificultad».

En el caso de Togo, el Centro KEKELI gestionado por las hermanas carmelitas vedrunas, ayuda a niñas víctimas de abuso sexual y a aquellas que trabajan y son explotadas en el mercado. Muchas de estas niñas han abandonado sus pueblos para viajar a la ciudad en busca de un futuro mejor y para ayudar a sus familias.

La realidad con la que se encuentran es muy distinta: en muchos casos nadie les paga, sufren malos tratos y reciben una alimentación deficiente, además de no poder ir a la escuela, explica la misionera, que también trabaja con niñas víctimas de abusos sexuales.

Dentro de una federación de asociaciones que luchan contra el tráfico, RELUTET, el Centro KEKELI trabaja en la «sensibilización en colegios y barrios para educar a niños y adultos sobre lo esencial de la protección del menor» y para que conozcan las leyes y acuerdos internacionales sobre la materia.

«Desgraciadamente aún tenemos el testimonio de maestros que nos explican en los pueblos de Togo cómo al comienzo del año tienen la clase llena y cómo se van yendo los jóvenes hacia Nigeria y Gabón para buscar una salida a la miseria», lamenta.

En Gabón, las misioneras gestionan dos centros, Arcoiris y Esperanza, en los que acogen a niños y niñas que son víctimas de la trata y de cualquier otro tipo de violencia, así como a niños de la calle. En este caso, según Orejas, «el riesgo de exclusión o de terminar en prisión son fuertes».

Hasta estos centros, según la misionera española, han llegado incluso menores procedentes de Camerún y de Congo, lo que demuestra que «es un fenómeno internacional». La dificultad para combatirlo está, además de en la corrupción que permite la aparición de estas redes internacionales, «en la miseria de los lugares de origen que obliga a los menores a luchar por la supervivencia», resalta.

En algunos casos, esta lucha les lleva «hasta el punto de arriesgar su vida en pateras, ser drogados durante el viaje, maltratados al llegar a su destino, ‘cosificados’ pues se comercia con ellos y a recibir un tratamiento inhumano para someterles por la violencia y obligarles a producir al máximo».

Como en Togo, el trabajo de sensibilización también es fundamental en Gabón, donde las misioneras trabajan en colegios y mercados para recuperar a los menores que están pasando por situaciones difíciles puesto que los servicios sociales del Estado no realizan el trabajo de barrios o de calle, lo que genera «mucha indefensión».

Asimismo, participan en las reuniones del Gobierno en las que se discuten leyes que afectan a los menores y realizamos informes complementarios a los del Ejecutivo. Sin embargo, según reconoce, todavía hay «muchas asignaturas pendientes en Gabón en lo relativo al tráfico de personas».

«En el año 2000 la sensibilización se hacía continuamente pero se ha ido dejando y la corrupción ha impedido que a pesar de la ley de 2004 hayamos visto una sola condena de una persona gabonesa por tráfico de personas», lamenta la misionera.

Para la hermana Covadonga, lo más «impresionante» de su trabajo es «experimentar al lado de las jóvenes que padecen este crimen, el proceso que se da en ellas». Según explica, «llegan abatidas, enfermas, humilladas, deprimidas y después de un tiempo vamos viendo cómo cambia su rostro, recuperan la fuerza, aprenden a leer y a escribir, se atreven a contar su historia».

«Y así llegan a rehacer su proyecto de vida, con objetivos de formación a corto plazo, el ahorro a medio plazo y la idea de regresar y recomenzar en su país con el tiempo», añade la religiosa, subrayando que «cada caso es único». «Hay que permanecer cerca para que tengan al menos una oportunidad de no quedarse atrapadas en las redes de la explotación y el abuso», remacha.

Manos Unidas ha financiado con más de 57.000 euros la construcción por parte de las carmelitas vedrunas del centro KEKELI, al que asisten desde diciembre de 2015 más de 700 niñas rescatadas de un mercado situado a las afueras de Lomé, la capital. Este proyecto también cuenta con el apoyo de la Diputación de Vitoria.

Asimismo, Manos Unidas ha respaldado con 38.800 euros el proyecto ‘Formación y prevención comunitaria contra el maltrato infantil’ llevado a cabo por las religiosas en Gabón desde 2013 gracias al cual 970 niños en situación de vulnerabilidad están recibiendo formación y sensibilización sobre las posibles situaciones de trata y abusos a los que pueden enfrentarse.

Fuente: http://www.teinteresa.es/mundo/Combatiendo-explotacion-trafico-ninos-Africa_0_1622837742.html

Comparte este contenido:

Refugee Children Face Rape and Death on Europe Journey: UNICEF

UNICEF/Junio 2016/Autor: Editor / Fuente: teleSUR

Resumen:  Migrantes y refugiados, que hacen el peligroso viaje a Europa para escapar de la guerra y la pobreza, se enfrentan a posibles golpes, la violación y el trabajo forzado, además del riesgo de ahogarse en el Mediterráneo, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Migrant and refugee children making the perilous journey to Europe to escape war and poverty face possible beatings, rape and forced labor in addition to risk of drowning in the Mediterranean, the United Nations Children’s Fund (UNICEF) said on Tuesday.

Minors account for a growing percentage of migrants and refugees, particularly those trying to reach Italy by sea from Libya, it said in a report titled «Danger Every Step of the Way».

Of the roughly 206,200 people who arrived in Europe by sea this year to June 4, one in three was a child, it said, citing figures from the U.N. refugee agency.

«Every step of the journey is fraught with danger, all the more so for the nearly one in four children traveling without a parent or guardian,» UNICEF said.

That ratio was far higher on boats from Libya, where more than nine out of ten children were unaccompanied. UNICEF said there were almost 235,000 migrants and refugees in Libya and 956,000 in the Sahel, many or most hoping to go to Europe.

UNICEF added that there was «strong evidence that criminal human trafficking networks were targeting the most vulnerable, in particular women and children.

Fuente de la noticia: http://readersupportednews.org/news-section2/318-66/37445-refugee-children-face-rape-and-death-on-europe-journey-unicef

Fuente de la imagen: http://readersupportednews.org/images/stories/article_imgs21/021439-refugee-boy-061416.jpg

Comparte este contenido: