Francisco Mora: “Nada puede sustituir la humanidad del maestro en el aula”

Por: Susana Velasco

Para el doctor en medicina y Neurociencia, los docentes son insustituibles y su labor presencial en la escuela como transmisores de emociones es clave para un acompañamiento y aprendizaje efectivos. Francisco Mora llama a la reducción de cualquier tipo de confinamiento que precise de una formación a distancia ya que, en su opinión, debilita la conexión emocional entre docente y estudiante.

“Sólo el ser humano puede transmitir humanidad”, afirma Francisco Mora, doctor en Medicina y Neurociencia y catedrático de Fisiología, en relación al modelo educativo a distancia que se ha impuesto a causa de la pandemia por la Covid-19. En su opinión, nada puede sustituir al centro educativo ni al maestro y cree que de cara al próximo curso escolar no se puede justificar un hipotético modelo educativo en el que la formación online tenga más peso que la presencial.

Autor de ‘Neuroeducación: solo se puede aprender aquello que se ama’, que se ha convertido en libro de cabecera de multitud de docentes y familias, Mora ha publicado recientemente ‘Neuroeducación y lectura: de la emoción a la comprensión de las palabras’ sobre el proceso de aprendizaje de la lectura y qué efectos tiene en el cerebro.

Pregunta: ¿Cómo se puede procurar un aprendizaje significativo mediante la enseñanza online?

Nunca es posible sustituir al maestro, al ser humano en el proceso de enseñanza. Solo el ser humano puede transmitir humanidad. Nada puede sustituir al colegio o al maestro o profesor porque la transmisión de conocimientos académicos no vale nada si no va acompañado del sustrato emocional de quien enseña: sólo se puede aprender aquello que se ama.

Respuesta: ¿Es posible transmitir emoción y amor por lo que se enseña a través de una pantalla?

Es muy complicado y recala en la individualidad del docente: hay profesores que son capaces, a través de Internet, teléfono u otro tipo de conexión no personal, de transmitir un mundo emocional. Y esa es la base en la que se fundamenta la instrucción, entendida como el proceso de aprender y memorizar. Haz atractivo lo que cuentas y puedes llegar a captar la atención en el estudiante y activar su memoria ejecutiva.

P: ¿Cómo pueden los docentes conseguir ese apego emocional en la distancia?

R: Es realmente difícil. No todos los profesores lo logran, muchísimos no lo consiguen. Por eso, de cara al futuro, uno de los principales requisitos deseables en un maestro será que tenga esa capacidad de convertir lo árido o soso en interesante y de este modo abrir los ojos de quien te escucha.

P: Sin embargo, para el próximo curso la formación on line puede volver a tener un enorme protagonismo si se producen contagios en los centros educativos…

R: Me pregunto cómo será posible la propuesta de que sólo el 50% de los estudiantes acuda al aula y que la mitad se quede en casa con instrucción a través del ordenador. ¿Cómo se puede instrumentar y justificar eso?

P: ¿Qué impacto tendría en los estudiantes?

P: ¿Qué cambios necesita la educación de cara al futuro?

R: Los principales cambios necesarios no se refieren a la instrucción, aprender y memorizar en Infantil, Primaria, etcétera… sino a la institucionalización de la relación familia-colegio. Esto no solo consiste en una llamada ocasional del tutor para hablar de los problemas que tiene el niño. Sino que supone la transmisión de valores, normas y hábitos éticos que estén en sintonía; si los valores de la familia son distintos de los del colegio pueden surgir problemas.

P: ¿En qué consisten los hábitos éticos?

Son los hábitos que se acaban adoptando de manera inconsciente, como el hecho de no ocupar los asientos de autobús reservados a personas mayores, embarazadas, etc. No se tienen que pensar, se respetan de forma inconsciente. Es el respeto al otro que se graba en diversas áreas del cerebro y se produce de una manera automática. Los valores, normas y hábitos éticos garantizan la educación propiamente dicha.

P: Es es la instrucción propiamente dicha, el proceso de aprender y memorizar que debe ser una función esencialmente del colegio, institucional, no de la casa. Y en este apartado también estarían los deberes.

R: ¿Qué efectos ha podido provocar esta época de confinamiento en los niños?

R: Depende mucho de la edad. De 0 a 3 años, por ejemplo, si es una familia acogedora y estable que respeta y potencia el juego en el niño, el confinamiento no le afectará de forma trascendente. El juego es su manera de aprender y memorizar de manera inconsciente los patrones motores, sensoriales y emocionales. Sin la duración no es excesiva, el ser humano retoma casi todo lo que dejó aparcado antes del confinamiento, y nos olvidaremos de ello.

P: Acaba de sacar un nuevo libro: ‘Neuroeducación y lectura: de la emoción a la comprensión de las palabras’…

R: Este libro trata, sobre todo, de cómo la lectura transforma el cerebro en su química y en su física a través de procesos de ‘recableado neuronal’ en los que el cerebro reinventa caminos que logran, por ejemplo, que las personas ciegas o los niños que tienen dificultades con la lectura puedan leer bien y alcancen una fluidez de lectura tan alta como la de cualquier otra persona.

Fuente e Imagen: https://www.educaciontrespuntocero.com/entrevistas/francisco-mora-humanidad-maestro/
Comparte este contenido:

Educación emocional y docentes emocionalmente competentes… ¡ya!

Por: Susana Velasco 

Cuando iba al colegio, sólo me juntaba con compañeras ‘excluidas’ de la única pandilla que había en la clase, que lideraba una niñacon mucha seguridad en sí misma y nula empatía.

Me acostumbré a sus desprecios y aprendí a simular que no me importaban, aunque por la noche lloraba en la oscuridad de mi cama por no ‘merecer’ ser parte de esa élite. Con los años, seguí luchando por superar mi timidez, por incrementar mi autoestima, por ganar en iniciativa y no permitir que nadie me convenciera de que ‘no valía’.

No creo que sea la única que haya vivido esta lucha; sin duda, una lucha que te lleva toda una vida superar… Y en la mayoría de los casos, se produce en solitario y empieza a dar sus frutos en la madurez cuando, después de muchas experiencias dolorosas y esfuerzos valientes, descubres que vales la pena, que eres fantástica y, por fi n, te ‘enamoras’ de ti misma, paso clave para disfrutar del ‘aquí y ahora’ y tomar las riendas de tu vida.

¿Y si los docentes fueran emocionalmente competentes para afrontar conflictos, guiar talentos y sostener estados emocionales dolorosos?

Educación emocional, imprescindible en el aula

Pero, ¿y si nos empezaran a enseñar esto en la escuela? ¿Y si los centros incluyeran un espacio para la conciencia, expresión y regulación de emociones? ¿Y si los docentes fueran emocionalmente competentes para sostener estados emocionales dolorosos, apoyar comportamientos saludables, guiar talentos, afrontar confl ictos, colaborar con las familias en el necesario crecimiento personal del alumnado…? Ay, si esto fuera posible… ¿Qué pasaría?

Puedo anticipar la respuesta. Y no es una utopía. Ya se está viviendo en multitud de centros educativos en los que la educación emocional forma parte del plan de centro de forma transversal. Algunos incluso se han atrevido a darle el protagonismo que merece en forma de asignatura obligatoria. Ya llegamos tarde, es cierto. Pero nunca es tarde para ayudar a evitar que los niños se sientan perdidos y poco valorados en la escuela. Nunca es tarde para contribuir a que crezcan empoderados y escuchados. En el reportaje de portada del número 31 de la revista EDUCACIÓN 3.0 abrimos un espacio a ‘Educar en emociones’ y abordamos las claves para desarrollar un programa de educación emocional en tu aula.
Preparados, listos… ¡ya!

*Fuente: https://www.educaciontrespuntocero.com/opinion/educacion-emocional-docentes-competentes/85485.html

Comparte este contenido:

«El cofre mágico del tesoro’: dinámica de Inteligencia emocional y yoga para desarrollar la autoestima

Por: Susana Velasco

Seguimos apostando por la educación emocional en los centros educativos desde las primeras edades. Sólo poniendo nombre a las emociones y ayudando a los niños a identificarlas, será posible formar jóvenes y adultos emocionalmente inteligentes, que sepan regular sus emociones y procesar sus sentimientos de forma satisfactoria para sí mismos y para relacionarse con los demás.

Os ofrecemos la actividad ‘El cofre mágico del tesoro’, una dinámica de grupo que combina educación emocional,mindfulness yoga con el objetivo de enseñar desde el corazón, el cuerpo y la mente. Objetivo: desarrollar la autoestima. ¿Preparados?

Lugar: realizar la sesión en el gimnasio o patio del colegio.

Duración: 1 hora

1. Sintonización y presentación del tema: la autoestima

Nos sentamos en círculo (10 mins)

(Resumen y expectativas) Bienvenidos a esta clase en la que nos vamos a ir de aventura, vamos a tener oportunidad de conocernos un poquito más a nosotros mismos y también a nuestros compañeros. Vamos a recibir un tesoro, un premio mágico y maravilloso que os podréis llevar a casa, hay para todos… y también podremos relajarnos un rato.

Frotamos las manos para calentarlas y ponemos la derecha en el corazón y la izquierda encima. Le damos así un poco de calor a nuestro corazón. Nos quedamos en silencio y pensamos en alguien a quien queremos mucho: una mascota, un amigo, un primo o quizá a vuestra mamá o vuestro papá.  Observar qué os hace sentir. Puede ser cariño, ternura, amistad, confianza, agradecimiento… un montón de emociones positivas ¿verdad?

Respiramos sintiendo cómo el aire entra por la nariz de color azul y sale de nuevo de color naranja, más calentito.  Ahora imaginaos vuestra propia cara, vuestro cuerpo, vuestro ser como si estuviérais en un espejo. Observar la ropa que lleváis puesta, vuestro peinado. Ahora ofrecerle el mismo amor, ternura y cariño que antes le habíais dado a otra persona.  Quedaos ahí respirando suavemente de forma natural y conectando con vosotros mismos. Concentraos en esa música mágica que es vuestra respiración y si surge otro pensamiento, no pasa nada, lo tratáis como una nube: la dejamos pasar y ya está.

  1. Presentación tema (20 mins)

¿A quién le gusta viajar? ¡Vamos de viaje a la selva! (música de tambores)


2.1- Juego pelota hinchable con forma de bola del mundo.
 De pie y en círculo se van lanzando la pelota: el que la coge debe decir un elemento necesario para echar a la maleta/mochila (cantimplora, brújula, gorra, botas…). Después, una cualidad necesaria para ese viaje (valentía, ganas de aventura, conocer los animales…)

Música de tambores

autoestima

2.2- Aterrizamos en la selva de Perú que está llena de árboles altísimos y preciosos cuyas ramas llegan hasta el cielo: la mitad de los niños hace un círculo de árboles (postura del árbol). La otra mitad son exploradores (asana del guerrero) y deben pasa entre ellos con cuidado de no rozarlos para que no se caigan. Al final de la aventura, los exploradores se sientan y hacen de mariposas (postura yoga mariposas).

Música de sonidos de la selva

2.3- Se acerca la noche y hay que construir cabañas para dormir. Por parejas uno hace de explorador y otro de tronco y se abrazan, pero se encuentran un río y tienen que cruzarlo con los troncos. Actividad troncos rodantes: la mitad de los niños se tumba en el suelo muy juntos. El resto va pasando por encima (troncos) mientras los de abajo ruedan para ir desplazándolos (ver imagen).

2.4- Una vez que han cruzado, los SIERRAN por parejas (postura paschimottanasana -imagen-)

2.5- Se quedan con esa pareja y se les da un papel que tienen que dividir por la mitad. En la parte superior deben escribir ‘Me gusto porque…’ y apuntar 3-4 cosas que les gusten de sí mismos. En la parte de abajo escriben ‘Me gustas porque…’ y apuntan las cualidades que les gusten del compañero. Se leen algunos ejemplos de forma voluntaria.

Reflexión:

¿Qué te ha parecido lo que ha escrito sobre tí? ¿te ha sorprendido? ¿estás de acuerdo con todo? ¿en desacuerdo en algo? ¿has descubierto algo? ¿qué pensáis los demás? ¿Es así vuestro compañero?  ¿Os ha costado escribir sobre vosotros mismos? ¿Creéis que sois valiosos? 

yoga emociones

 

 

 

 

3-Creo que habéis sido unos aventureros muy valientes y que os merecéis el tesoro. Está aquí dentro de este cofre y es muy valioso. ¡¡Aquí vais a encontrar un tesoro y hay para todos!! Se acercan uno a uno y lo van viendo… Dentro del cofre mágico, hay un espejo en el que se ven reflejados. Uno a uno, se les va repitiendo:

¿Has visto qué tesoro tan maravilloso tienes?

¡Es el tesoro más bonito del mundo!

autoestima

5. Relajación

Ya es hora de dormir en la selva, nos ponemos en círculo de pie y nos sentamos con las piernas abiertas haciendo un tren. Encendemos el fuego (vela en el centro del círculo) y comenzamos a darnos masaje en la espalda del compañero en forma de lluvia que les cae sobre el pelo, hormiguitas que suben por la espalda, etcétera. Les va entrando el sueño y se apoyan sobre la espalda del compañero durante unos minutos.

Música para relajación

autoestima

Fuente: http://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/educacion-emocional/el-cofre-magico-del-tesoro-dinamica-de-inteligencia-emocional-y-yoga-para-fomentar-la-autoestima/46982.html

Comparte este contenido:

Robótica y programación con Camp Tecnológico

Por: Susana Velasco

Son las 9 de la mañana del 31 de agosto y una veintena de niños entra por la puerta de GarAJE, el local de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid, con una pequeña mochila y ojos brillantes de expectación. Aún no ha empezado el colegio pero dedicarán toda la semana, a razón de 5 horas al día, a aprender divirtiéndose. Sobre la mesa blanca ya están alineadas las cajas. En su interior, piezas de Lego de todos los tamaños y colores, sensores, conectores, motores… y todo tipo de accesorios para que los chavales, desde los 5 años, construyan sus propios robots y los programen para que sigan unas pautas y cumplan el objetivo marcado de antemano.

Hace ya 4 años que Jesús Ángel Bravo fundó Camp Tecnológico en Bilbao, un Proyecto Educativo cuyo objetivo de despertar el interés de los más jóvenes por la Ciencia, la Tecnología, la Ingeniería y las Matemáticas a través de la Tecnología Educativa. “Este tipo de formación no sólo es útil para aquellos niños que en el futuro deseen ser programadores o ingenieros sino que resulta muy eficaz para el aprendizaje de cualquier asignatura en el colegio y para que los niños aprendan a pensar, crear, buscar soluciones…”, explica Bravo.

Camp Tecnológico Lego MindstormsDe Bilbao se extendió a todas las capitales vascas y pronto se abrieron nuevas sedes en Santander, Mondragón, La Rioja y Tarragona. Y a lo largo del último año la formación en robótica y programación se puede encontrar también en ciudades como Santiago de Compostela, Huesca, Girona o Guadalajara. “Este verano hemos realizado 30 talleres simultáneos y más de 3.000 chicos y chicas se han estado formando con nosotros para ser futuros tecnológos”.

En el campamento que organiza Camp Tecnológico en Madrid, el grupo de 5 a 7 años sigue concentrado en sacar todo el partido posible al kit de construcción de Lego Wedo, con el que ya están aprendiendo conceptos básicos de robótica a la vez que se divierten. A lo largo de la semana construirán modelos de máquinas y animales (algunos establecidos y otros de propia creación), programarán acciones y comportamientos, medirán distancias en centímetros y velocidades en rotaciones, investigarán el funcionamiento de las máquinas…

lego-wedo

PabloLego_pMientras, en la mesa de al lado, chavales de 8 a 13 años construyen helicópteros, vehículos con sensores discriminadores de color, máquinas expendedoras… Se trata del kit de Lego Mindstorms que incluye motores, una placa que hace las funciones de “cerebro” y sensores de luz, sonido, ultrasonido y tacto. Después, programan sus robots con un software sencillo, que les permite transmitir a los robots las pautas que éstos deben seguir como si se tratara de un puzzle.

“Los cursos de Camp Tecnológico siguen tres líneas: robotica electrónica, acercamiento al mundo de la programación con lenguajes gráficos tipo ScratchKodu Tkinker con PCs y tablets; después dan el salto al código con Python y utilizan Minecraft como vehículo para diseñar mundos, plugins y mods. Por último, los más mayores aprenden Java o Python para crear y modificar código fuente”, explica Bravo.

IMG_7756_pAdemás de campamentos tecnológicos propiamente dichos, en Camp Tecnológico es posible que los chavales sigan aprendiendo y divirtiéndose durante el curso escolar en el denominado Club Tecnológico, un espacio donde reunirse y dar rienda suelta a su potencial. Pueden elegir entre el Club Robótica, el Club Code o el Club Minecraft. Además, la empresa también organiza actividades extraescolares tecnológicas en cualquier centro escolar. Y este año será el primero de la Escuela de Padres: “Muchas madres y padres nos están demandando cursos al ver lo que aprenden sus hijos y lo bien que se lo pasan. Por eso hemos decidido  impartir talleres de tecnología y entornos digitales con el objetivo de minimizar la brecha de alfabetización digital y tecnológica entre los padres/madres y sus hijos/as”, añade.

 

Fuente: http://www.educaciontrespuntocero.com/formacion/robotica-y-programacion-con-camp-tecnologico/28888.html

Comparte este contenido:

Educar también en emociones en la escuela

Por: Susana Velasco

En breve se acaba el curso. Uno más… Y es inevitable pensar aquello de ¡qué rápido pasa el tiempo! y maravillarse de cómo los alumnos van subiendo ‘peldaños’ académicos y vitales a toda velocidad, adquiriendo conocimientos y competencias para ‘volar’ en el futuro.

Pero, ¿son estos los únicos objetivos fundamentales que debe cumplir la escuela? ¿No debería también ocuparse de contribuir al crecimiento personal, bienestar y felicidad de cada una de los niños y niñas que pasen por sus aulas?

Para lograr este propósito, la respuesta está, sin duda, en la educación emocional. Porque aprender a identificar, aceptar y regular las emociones es clave para el bienestar emocional de cada uno de nosotros. Y si desde las primeras edades les ayudamos a conocerse a sí mismos, a quererse y respetarse, a desarrollar la empatía y la compasión, sin duda se verán capacitados y empoderados para extraer y desarrollar lo más valioso de sí mismos. Así, con este andamiaje, la escuela, con la imprescindible colaboración de la familia, puede contribuir a prepararles para una vida satisfactoria, plena, con conciencia y bienestar. Por no hablar de la positiva influencia que tiene la autorregulación emocional en la prevención de conflictos dentro y fuera del centro escolar.

Desarrollar la autoestima, la empatía y la compasión les ayudará a extraer y desarrollar lo más valioso de sí mismos

¿Y cómo podemos educar en emociones en el ámbito académico de una forma eficaz y significativa? “Otorgando a la Educación Emocional un espacio propio dentro del horario escolar”, como afirma Antonio Sánchez Román,maestro pionero en la introducción de la Educación Emocional como asignatura curricular obligatoria, en la entrevista que publicamos en este número. Sánchez Román cree profundamente en la necesidad de un cambio de paradigma educativo en el que tengan cabida las emociones en todo el proceso de enseñanza aprendizaje. Y es que “nuestro estado emocional influye directamente en el aprendizaje y la convivencia”.

La Educación Emocional precisa de un espacio propio dentro del horario escolar (Antonio Sánchez Román)

Ahora que acaba el curso y es hora de hacer balance, os invitamos a cerrar la puerta del centro para disfrutar de unas merecidas vacaciones, y volver en septiembre abriendo una ventana a las emociones.

ste artículo de opinión pertenece al número 27 de la revista Educación 3.0 impresa (verano 2017). Si quieres recibirla en tu centro o domicilio, puedes suscribirte por teléfono: 91 547 00 95 o a través de la página web. ¡Gracias!

Fuente: http://www.educaciontrespuntocero.com/opinion/educar-tambien-emociones-la-escuela-susana-velasco/49127.html

 

Comparte este contenido: