Saltar al contenido principal
Page 1 of 2
1 2

En clases de antropología las universidades de Princeton y Pensilvania utilizan huesos de niñas asesinadas

Un miembro de una organización de base de Filadelfia se enteró de que los huesos de una o dos de las niñas que fallecieron durante el ataque a MOVE de 1985, Tree y Delisha África, estaban siendo utilizados en un curso en línea impartido por la Universidad de Princeton, junto con el Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pensilvania.

El pasado racista de la ciudad de Filadelfia resurgió en las últimas semanas luego de que se divulgara públicamente que los huesos de una o dos niñas afroestadounidenses, muertas en un operativo de la policía de la ciudad en 1985, se estaban utilizando sin el conocimiento de sus familias en un curso en línea de la Universidad de Princeton denominado “Huesos reales: aventuras en antropología forense”.

El 13 de mayo se cumplen 36 años del día en que la ciudad de Filadelfia bombardeó a sus propios ciudadanos. Ese día de 1985, la policía rodeó la sede y casa colectiva de la organización MOVE, un grupo radical que luchaba por la liberación negra, que se negaba a cumplir la orden de desalojar las instalaciones. La policía inundó de agua el edificio, lanzó gases lacrimógenos e inició un intenso ataque con armas automáticas, sin poder desalojar a los residentes. Finalmente, los agentes de policía lanzaron una bomba sobre la casa desde un helicóptero, lo que provocó la muerte de once personas: seis adultos y cinco menores. Tras la explosión, el fuego se extendió, quemó la manzana entera y destruyó por completo más de sesenta viviendas.

Una redada anterior contra la organización, ocurrida en 1978, había terminado con una lluvia de disparos por parte de la policía y un oficial muerto. Los miembros deMOVE afirmaron que ellos no dispararon un solo tiro y que el agente murió a causa de los propios disparos de la policía. Sin embargo, nueve miembros de MOVE fueron condenados a cadena perpetua por el asesinato del oficial. Una de las integrantes de MOVE sentenciadas a prisión, Debbie África, dio a luz en secreto en su celda, apenas cinco semanas después de su sentencia. Debbie se las arregló para mantener a su hijo, Mike África, con ella durante tres días antes de alertar a los guardias. Siete de los nueve miembros de MOVE condenados en aquel momento se encuentran actualmente en libertad, después de cumplir 40 años en prisión. Otros dos murieron en la cárcel.

El mes pasado, Abdul-Aliy Muhammad, miembro de una organización de base de Filadelfia, se enteró de que los huesos de una o dos de las niñas que fallecieron durante el ataque a MOVE de 1985, Tree y Delisha África, estaban siendo utilizados en un curso en línea impartido por la Universidad de Princeton, junto con el Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pensilvania, comúnmente conocido como “Museo Penn”.

“Los huesos son ‘jugosos’, por lo que se puede decir que parecen de una persona recientemente fallecida. Tienen mucho brillo. Si lo hueles, en realidad no huele mal, pero huele un poco grasiento”. Así se expresaba Janet Monge, curadora del Museo Penn, mientras manipulaba los huesos en una clase transmitida por video.

“Conocí a ambas niñas, Tree y Delisha”, dijo en Democracy Now! Mike Africa, quien ahora tiene cerca de 40 años, al hablar sobre el descubrimiento de los huesos. “Tree era muy amable y responsable, y siempre la llamaban para que ayudara a los otros niños por ser la mayor”. Mike continuó: “Todos éramos huérfanos poco convencionales porque todos nuestros padres estaban presos. La madre de Tree y los dos padres de Delisha estaban en la cárcel. Mis padres también lo estaban”.

Luego de una investigación oficial que se realizó poco después del ataque, los restos de Tree fueron supuestamente enterrados junto con los de su media hermana Zanetta. Según informes de prensa, los restos de los otros menores, incluida Delisha, fueron entregados más tarde a un senador estatal que dirigía una funeraria y que los enterró en fosas comunes.

Si los huesos de Tree y Delisha fueron sepultados en 1985, ¿Cómo terminaron en manos de Janet Monge 36 años después?

Inmediatamente después del bombardeo, la Oficina de Medicina Forense de Filadelfia convocó a Alan Mann, un profesor de antropología de la Universidad de Pensilvania, para que ayudara a identificar los cuerpos que habían sido recuperados de los escombros de la casa colectiva de MOVE. Janet Monge era en ese entonces una estudiante de posgrado que trabajaba con Mann. Más tarde, Ali Z. Hameli —un patólogo forense contratado por la ciudad para realizar una investigación posterior en profundidad sobre los restos de las once víctimas— contradijo los hallazgos de Mann. Hameli criticó a la Oficina de Medicina Forense por manipular de manera incorrecta los restos de las víctimas. La oficina, por razones desconocidas, entregó algunos de los restos a Mann. Al parecer, este los conservó durante décadas, y los trasladó de la Universidad de Pensilvania a la Universidad de Princeton.

Alan Mann, ahora jubilado, inicialmente dijo que no tenía los restos óseos de Tree y Delisha África; luego se informó que los había transferido hace poco a una funeraria de Filadelfia.

Abdul-Aliy Muhammad se enteró de la existencia de estos huesos, que ha sido descrita como un “secreto a voces” en la comunidad antropológica, cuando intentaba facilitar la repatriación a sus lugares de origen de los cráneos de personas esclavizadas que se encuentran en la denominada “Colección Morton” del museo. Al igual que los 22.000 restos humanos que están en posesión de la Universidad de Harvard y los cerca de 30.000 restos humanos del Instituto Smithsoniano, los cráneos de la Colección Morton son un sombrío testimonio del racismo institucional.

Hacia el final de la entrevista, Mike África dijo: “Nuestra comunidad ha estado sufriendo durante más de 36 años por el bombardeo”. En cuanto a lo que debería suceder con los restos de sus amigas de la infancia, Tree y Delisha, afirmó: “Eso lo decidirán sus padres”. En noviembre de 2020, el Concejo Municipal de la ciudad de Filadelfia emitió una disculpa por el ataque de 1985 contra la sede de la organización MOVE. Pero la comunidad de MOVE debe recibir una reparación por todos los crímenes que se han cometido contra ella: las golpizas a sus miembros, el bombardeo a su sede y, ahora, la manipulación infame de los restos óseos de las víctimas.


© 2021 Amy Goodman

Traducción al español de la columna original en inglés. Edición: Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

Fuente: https://rebelion.org/en-clases-de-antropologia-las-universidades-de-princeton-y-pensilvania-utilizan-huesos-de-ninas-asesinadas/

Comparte este contenido:

México: en un año de confinamiento, 400 mujeres desaparecidas y 99 casos de feminicidio en Oaxaca

Por: Citlalli López Velázquez

Un recuento realizado por la organización civil “Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad” detalló que del 21 de marzo de 2020 al 20 de marzo de 2021 fueron cometidas 659 agresiones en contra de niñas y mujeres, de las cuales 400 corresponden a mujeres desaparecidas y no localizadas, 99 casos de feminicidio, 90 casos de violencia familiar, 47 delitos sexuales, 17 suicidios y 6 casos de violencia política de género. Lo anterior refleja un incremento del 8 por ciento respecto al año anterior, es decir del 21 de marzo de 2019 al 20 de marzo de 2020, periodo en el que se registraron 609 casos, expuso.

Uno de los datos que más preocupa, es que la cifra de mujeres desaparecidas y no localizadas incrementó 64 por ciento en comparación con los 244 casos que se registraron en el mismo periodo del año anterior, es decir del 21 de marzo de 2019 al 20 de marzo de 2020.

Al ir más allá en el análisis encontraron que 56 por ciento (225 casos) de las desaparecidas en Oaxaca son niñas y adolescentes que tienen entre 1 y 17 años de edad; 21.5 por ciento (86 casos) son jóvenes que tienen entre 18 a 29 años de edad y 13.5 por ciento son adultas de entre 30 y más de 60 años de edad (54 casos). En 35 casos no se cuenta con este dato.

Por regiones, detectaron que 95 por ciento del total de mujeres desaparecidas en el estado (378 casos) se concentra en 5: Valles Centrales, 154 casos; Costa, 65 casos; Istmo, 57 casos; Papaloapam 52 y Mixteca 50 casos. 5 por ciento restante se registra en la Sierra Sur, con 12 casos; la región de la Cañada con 8 y la Sierra Norte, con 2 casos.

Respecto de los casos de feminicidio, durante el periodo analizado por Consorcio Oaxaca, se observó un decremento del 27 por ciento respecto al año anterior (135 casos). “Sin embargo, a un año de la pandemia en el estado, 63 mujeres fueron asesinadas o encontradas sin vida en espacios públicos y 18 se encontraban en su domicilio”.

La cifra de feminicidios en el espacio público destaca por el uso de armas, la crueldad con la que son asesinadas mujeres y niñas y la violación de su derecho al libre tránsito es espacios libres de violencia. Los datos hemerográficos recuperados muestran que 62 por ciento de las asesinadas fueron agredidas con arma de fuego, 12 por ciento con arma blanca y 11 por ciento fueron halladas sin vida en fosas, terracerías, ríos, y caminos despoblados.

Fuente e imagen:  CIMAC Noticias

Comparte este contenido:

EE.UU.: pediatras comparan el trato a niñez migrante con la tortura

Un equipo de pediatras señala al Gobierno de Estados Unidos de «infligir intencionalmente dolor o sufrimiento físico y psicológico severo» a niñas y niños migrantes.

El trato que el Gobierno de Estados Unidos da a niñas y niños migrantes en la frontera con México es «compatible con la tortura», tal y como se define en acuerdos multilaterales, según un artículo publicado este viernes (01.01.2021) por un grupo de pediatras.

El documento -publicado en el Diario Oficial de la Academia Estadounidense de Pediatras– asegura que la definición de tortura contra la niñez se asemeja a la forma en la que el Gobierno del presidente saliente Donald Trump trata a las niñas y niños migrantes detenidos en su intento por entrar al país, especialmente cuando se les separa de sus familias.

La prohibición de la tortura -en particular contra niñas y niños- forma parte de los Acuerdos de Ginebra y de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (CAT, en inglés), recuerda el grupo de pediatras. Además, no dudan en afirmar que el trato de la niñez en la frontera con México «cumple con los tres criterios de tortura», según el CAT y el Estatuto de Roma.

¿Cuáles son esos criterios?

En concreto citan el «infligir intencionalmente dolor o sufrimiento físico y/o psicológico severo», que el trauma ocurre con el «consentimiento y/o aprobación de las autoridades» y, que el «trauma físico o psicológico es intencional y tiene un propósito específico, como coerción, intimidación, castigo y/o disuasión». Sobre este último punto, recuerdan que el propósito reconocido del Gobierno Trump de la política de «tolerancia cero», puesta en marcha en 2018 -y que incluía la separación de la niñez de sus familias- era disuadir a personas indocumentadas de llegar al país.

El equipo de pediatras recordó también que muchas niñas y niños han sido recluidos en «condiciones insalubres y peligrosas» y que -desde 2018- al menos siete han muerto en custodia de las autoridades o inmediatamente después de ser liberados. Como resultado de este trato, dicen, los niños han mostrado un «comportamiento traumático internalizado y regresivo», que ha terminado en un «trastorno de ansiedad generalizada, depresión, trastorno de estrés postraumático e intentos de suicidio (…) La mitigación de este trauma requerirá años de tratamiento e intervenciones intensas», aseguran y todo ello «patrocinado por el Estado y dirigido por el presidente de los Estados Unidos», denuncian.

En el pasado año fiscal, 30.557 niñas y niños que viajaban sin compañía -en su mayoría desde Centroamérica- fueron detenidos en la frontera, a los que hay que sumar otras 52.230 personas que fueron detenidas cuando ingresaron ilegalmente al país en grupos familiares (como se le denomina a un adulto acompañado al menos por un niño).

Por todo ello, los autores del artículo piden a pediatras y profesionales de la salud infantil a tomar acción para «detener y prevenir la tortura de niños migrantes en la frontera» a través de la investigación y difusión de las malas actuaciones de los políticos en esta materia. Y, a nivel colectivo, piden a la Academia Estadounidense de Pediatras a emitir una declaración política contra la tortura infantil y contra la separación de las familias migrantes, así como iniciar y apoyar un caso contra EE.UU. en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Fuente: https://www.dw.com/es/eeuu-pediatras-comparan-el-trato-a-ni%C3%B1ez-migrante-con-la-tortura/a-56113912

Comparte este contenido:

El negocio de los niños soldados: Radiografía de una verdad incómoda en África, Asia y América Latina

Se trata de una realidad que parece que ha quedado en el olvido como algo anecdótico, pero lo cierto es que los niños soldado siguen siendo un fenómeno frecuente en los países donde existen las guerrillas armadas. Tanto Colombia como Perú y los territorios de África Central luchan con el problema constante de las guerrillas utilizando el reclutamiento forzoso de niños para formar parte de sus filas. Las cifras más recientes son de 2017 y revelan hechos desgarradores ya que hay decenas de miles.

Las guerrillas y grupos armados radicales son problemas que aquejan a muchos países de todos los continentes. Las FARC en Colombia, la Senda Luminosa en Perú, el ZANLA en Zimbabue. Estas organizaciones criminales se encuentran muchas veces involucradas en negocios de narcotráfico para financiar sus actividades, sin embargo, una de sus acciones es quizá la más preocupante para las sociedades a las que afectan y esa es el reclutamiento de niños y adolescentes para formar parte de sus filas.

Los niños soldados son una realidad. Son más frecuentes en los territorios de Latinoamérica y África, pero se sabe que ha habido grupos armados en Asia que también reclutan niños, generalmente de bajos recursos, para instruirlos en el manejo de armas. Algunos son atraídos con oportunidades y dinero, otros sencillamente son secuestrados y amenazados.

UNICEF lucha por rescatar a estos menores a los que se les arrebató la niñez.

Organizaciones como UNICEF se han puesto manos a la obra para intentar liberar a estos niños cuyas vidas les han sido arrebatadas y han pasado a formar parte de una guerra de la que ni siquiera deberían estar al tanto. Sin embargo, el presupuesto eventualmente se acaba y este mal es tan frecuente y abundante que incluso organizaciones como UNICEF encuentran dificultades para continuar con su labor.

Las guerrillas reclutan niños en Colombia

Colombia es quizá el país de Latinoamérica que más problemas tiene por culpa de las guerrillas. Las FARC son solo una parte del largo historial que tiene el país suramericano con estos grupos armados.

Desde 2002 más de 14.000 menores han sido reclutados por las guerrillas en Colombia, no solo por las FARC, sino por otros grupos que se hacen llamara de “liberación nacional”. Las cifras sitúan a los menores reclutados por las FARC en unos 3000, mientras que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha reclutado a unos 1000.

Niños guerrilleros en Colombia.

Por supuesto, durante la campaña denominada “Manos a la Obra”, impulsada por el Gobierno colombiano para frenar el reclutamiento de menores se arrojaron las cifras más preocupantes y es que el número de adolescentes es muy ínfimo en comparación al de los niños, que rondaba los 8700 secuestros. Las guerrillas prefieren a los niños porque son más fácilmente adiestrables gracias a la capacidad de absorber conocimiento, propia de los infantes.

Durante los últimos tres años los principales responsables del reclutamiento de menores han sido el Ejército Popular de Liberación (EPL), el ELN y las FARC, además de otros pequeños grupos guerrilleros sin tanta presencia como los anteriormente mencionados.

“Las amenazas, las falsas promesas de mejores condiciones de subsistencia, la irrupción en escuelas y la ausencia o débil presencia del Gobierno ha hecho que miles de niñas, niños y adolescentes pasen a ser parte de las filas de dichos grupos armados”, fueron las advertencias del Observatorio para la Protección de los Derechos y Bienestar de los niños, niñas y adolescentes (OPROB).

Niños terroristas del Sendero Luminoso

Se trata de una de las organizaciones que más daño ha hecho a Perú. Esta secta armada captura niños y centra su atención en educarlos y convertirlos en soldados. No obstante, lo cierto es que no solo se dedican a adiestrar a los niños para convertirlos en soldados, sino que algunos otros son convertidos en esclavos.

En 2015 las cifras estimaron que la secta maoísta mantenía cautivas a doscientas personas de las cuales al menos 80 eran niños en condiciones de esclavitud. Lo peor es que esta no es la única actividad de la que hacen uso. Ocultos por la frondosa vegetación de la selva peruana, los miembros del Sendero Luminoso tienen lo que llaman “centros de producción” donde abusan sexualmente de mujeres hasta que estas quedan embarazadas, los bebés resultantes de las violaciones están destinados a convertirse en soldados del Sendero.

Niños rescatados de las manos del Sendero Luminoso.

Según declaraciones del ex viceministro peruano de Políticas para la Defensa, Iván Vega, los niños se ocupan de los cultivos y del autoabastecimiento de alimentos hasta que cumplen los 15 años, es entonces cuando son incorporados a las filas de infantería y son adiestrados en la doctrina maoísta de la secta.

Niños soldados africanos

África tiene frecuentes problemas con las guerrillas de niños soldados. Los países de la zona centro del continente se encuentran en constante conflicto, el aumento de las guerrillas es exponencial y con ello las violaciones a los derechos humanos y el reclutamiento de niños para formar en las filas de estas organizaciones que se valen del miedo y el poder armado para engrosar sus cuerpos.

El último informe con respecto a las cifras se publicó en 2018 con cifras pertenecientes a 2017 y confirmó la presencia de niños soldados en territorios como República Centroafricana, República Democrática d00el Congo (RDC), Mali, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Nigeria.

Niños soldado de Somalia.

Según el informe el número de niños reclutados por el movimiento yihadista en Somalia, Al-Shabbaab, aumentó considerablemente situándose en 2.127 niños. Por otro lado, al menos 203 niños fueron utilizados como atacantes kamikazes por el grupo yihadista Boko Haram en los países de Camerún y Nigeria en el mismo año de 2017.

En el caso de Sudán del Sur en el año 2017 fueron reclutados al menos 1.221 menores, lo que suma 19.000 niños soldados que llevan combatiendo en un conflicto interno iniciado a finales de 2013.

En el caso de la República Centroafricana la cifra alcanza los 14.000 casos desde que se inició el conflicto en 2013 hasta mediados 2018. Lo que significa que mientras se mantengan los enfrentamientos internos en el país los niños seguirán siendo participes de los mismos.

Fuente: https://elcierredigital.com/investigacion/843348603/negocio-ninos-soldados-africa-asia-america.html

Comparte este contenido:

Los que se fueron yendo

Hace  un mes que no lo veo en su puesto de trabajo, es  el encargado de colocar en las estanterías las zanahorias, hongos, ocras, en esa larga estantería del supermercado donde siempre hay dos trabajadores colocando las verduras. ¿Se habrá enfermado? ¿Le habrá dado el virus? Me pregunto mientras observo detenidamente  las otras estanterías a ver si lo encuentro, pero no, no está, solo hay jóvenes haciendo el trabajo. La nueva camada, los del cambio de estafeta, los que tienen toda la leche para trabajar, los recién emigrados: sus caritas lo dicen todo. Los recién emigrados indocumentados es como si llevaran un gran cartel donde anunciaran que acaban de llegar y que no tienen papeles, el miedo  propio de las circunstancias a ellos les aflora el doble. Esas miradas, esas formas de caminar, la ropa, sus acentos tan de sus lugares de origen que es como si los remarcara.

Todo eso se va diluyendo con los años como una pintura a témpera que recibe el sol todos los días y palidece hasta que sus tonalidades se vuelven macilentas, eso hace el tiempo con los migrantes indocumentados que se enloquecen en el vaivén de las ganas de salir corriendo hacia la libertad  y el  enorme muro de reclusión  con el que topan, que los va devorando física y emocionalmente. Para los indocumentados no existe el retiro, aunque pagaron impuestos durante sus años laborales, no tienen derechos laborales que les beneficie un retiro.

Disculpe, le pregunto a uno de los jóvenes que está en una de las estanterías de frutas, ¿el señor que siempre trabaja en aquella estantería no ha venido? Ya no viene, se cambió de trabajo. ¿Se cambió de trabajo o se enfermó del virus? Pregunto como si el joven fuera a contestarme la verdad o si supiera. Me dice que se jubiló, como si para los indocumentados la jubilación existiera. Era el mayor de los que quedaban, más bien el único, todos se fueron yendo en los últimos meses, como si la pandemia los hubiera echado para otro lugar o desaparecido. Para un indocumentado no existen mejores opciones laborales, es el mil usos,  que al final siempre termina recibiendo la misma paga, centavos menos, centavos más y; terminando el día con el mismo miedo de encontrarse a la migra en el camino de regreso a casa o a la mañana siguiente de camino al trabajo.

En el mundo de los indocumentados es difícil tener amigos, entablar conversaciones con desconocidos, crear lazos emocionales con otros, por la misma situación y el miedo de ser descubiertos sin documentos y ser deportados es difícil confiar en otros,  entonces las personas se aíslan, van de la casa al trabajo y viceversa y así pueden vivir durante décadas, tener sus familias y esos hijos no conocer tíos ni abuelos más que en fotografías o a través de historias contadas por sus padres, no van a casas de amiguitos o llevar una vida normal como los que sí los tienen. Aunque claro está, hay excepciones son muy pocas comparadas con la realidad de miles en ese encierro físico y emocional de no tener un  papel sellado que lo haga visible como ser humano. Y esto arrastra a familias enteras. El daño psicológico que vive la otra generación, la de los hijos que muchas veces toca a los nietos,  es invisible también para el sistema, es tan mano de obra barata  como sus papás indocumentados, aunque hayan nacido en el país. ¿Porque qué país hoy en día tiene leyes humanas para migrantes indocumentados? Lo mismo es Chana que Juana.

Entonces como no hay familiares, como no hay amistades cercanas, esas personas que se van encontrando en el camino en la vida diaria se vuelven los lazos con lo que se interactúa y muchos indocumentados logran salir de su encierro emocional. El saludo de los buenos días en la panadería, con los trabajadores del supermercado, en la tienda de la esquina, en la licorería, las personas que viajan en el tren, en el bus, ese simple saludo es un mundo, abre un mundo de luz momentáneamente, es un respiro. Una bocanada de aire puro que tal vez alguien con papeles jamás podrá entender porque solo quien   no tiene documentos sabe lo que es vivir como indocumentado y el encierro emocional y físico que esto conlleva.

Y son pérdidas, cada vez que uno de estos personajes desaparece de la vida diaria, la calle se vuelve más vacía, el supermercado tiene menos color, el viaje en autobús puede ser más tedioso y el silencio  y la soledad con  los que muy pocos pueden convivir se vuelven enormes laberintos sin salida.

Salgo del supermercado pensando en el señor de camisa a cuadros que siempre me saludaba cuando pasaba frente a su estantería, ¿habrá regresado a su México natal? ¿Se habrá cambiado de trabajo o fue el virus? De cualquier manera la estantería no será la misma, el supermercado no es el mismo sin los que se fueron yendo, aunque uno salude a los nuevos, a los que llegaron con toda la leche para trabajar y sueñan  con regresarse en dos años, comprar un terrenito, hacer su casita y poner  un negocio en su país de origen.

Fuente: https://www.tercerainformacion.es/opinion/04/09/2020/los-que-se-fueron-yendo/

Comparte este contenido:

Las universidades deben abordar la autocensura en China, aconseja profesor

Las universidades deberían elaborar rápidamente una estrategia para proteger la capacidad de los investigadores de discutir abiertamente temas considerados sensibles por Beijing y decir no a las demandas de China que violan sus valores, ha dicho un experto en China.

El consejo fue dado en un ensayo titulado “China y la autocensura” por Kerry Brown, profesor de estudios chinos y director del Instituto Lau China en el King’s College de Londres.

En su ensayo, parte de una colección publicada el 9 de julio, Brown discutió la manera en que la influencia del Partido Comunista Chino (PCCh) puede afectar el resultado de la investigación de las universidades del Reino Unido sobre temas relacionados con China, citando la autocensura como una respuesta a las presiones del régimen chino, tanto reales como percibidas.

“Si bien a veces se pueden encontrar pruebas tangibles en forma de conversaciones, correos electrónicos, cartas u otros medios, de que se ha ejercido presión, con mucha autocensura el acto en sí es invisible: ocurre en la cabeza de las personas, antes y mientras escriben y es muy privado”, escribió.

Especialmente a la luz del impacto de la pandemia del virus del PCCh, Brown dijo que había una clara y apremiante necesidad de proteger un punto intermedio en el que los académicos chinos puedan expresar libremente sus ideas para entender realmente lo que está sucediendo en China.

“Este espacio para la neutralidad se ha reducido y comprometido casi hasta el punto de volverse inhabitable”, escribió, señalando el entorno cada vez más polarizado que rodea a cuestiones complejas como las protestas de Hong Kong.

“La necesidad de voces creíbles, no manchadas por afirmaciones de que son partidistas o que están haciendo autocensura, nunca ha sido mayor”.

Presión para censurar

Si bien la presión sobre los investigadores que trabajan en China para que sigan la línea del Partido está bien documentada, fuera de China, en el pasado solo algunos artículos o libros de alto perfil sobre temas delicados como el Tíbet, Hong Kong, Taiwán o los Uigures, atrajeron la atención del régimen chino.

Sin embargo, a medida que el PCCh se ha vuelto más asertivo en sus mensajes a nivel mundial, más académicos chinos se enfrentan a la presión de autocensurarse para evitar ofender a los financiadores o socios de investigación, dijo Brown.

“En Estados Unidos, las instituciones que tienen centros de investigación en China o que acogen Institutos Confucio parcialmente financiados por el gobierno chino también han sido acusadas de evitar cuestiones polémicas o difíciles que podrían irritar al gobierno chino”, escribió.

Brown dijo que este tipo de presión podría afectar particularmente a los estudiantes de doctorado y a los investigadores al principio de sus carreras, ya que podrían verse impedidos de visitar China para completar su investigación si se les considera críticos con el régimen.

La presión para la autocensura, dijo, puede venir en diferentes formas.

“A veces adopta la forma de ataques a las redes sociales, cuando las publicaciones son subidas por comentaristas o escritores críticos de China por parte del ejército de activistas wumao—a los que a veces paga el Gobierno chino para que pongan contenido en las secciones de comentarios que atacan a los críticos y defienden a China”.

Brown describió a los académicos como cada vez más temerosos y ansiosos por las posibles consecuencias para ellos mismos como individuos, así como para sus instituciones, al escribir o incluso al pensar en escribir, sobre cuestiones que pueden ofender al PCCh.

“Ofender a China nunca fue difícil”, escribió Brown. En los últimos tiempos “se ha vuelto extremadamente fácil y el gobierno chino no ha sido tímido en expresarlo para todos los que quieran escucharlo”.

Protección de la libertad de expresión

Las universidades europeas y estadounidenses que ya contaban con protecciones formales para la libertad de expresión deben asegurarse de que se apliquen rigurosamente, dijo Brown. Recomendó que todas las universidades elaboren y adopten rápidamente una estrategia de gestión de riesgos para cualquier interacción con China.

“Esto debería cubrir todas las áreas de investigación intelectual. Debería explicar claramente y sin ingenuidad los riesgos y las oportunidades de trabajar con China y en China”, dijo.

El Dr. Liu, profesor de ingeniería de una universidad del Reino Unido, dijo que los temas planteados por Brown habían estado en el sistema de educación superior del Reino Unido durante años.

“Esta autocensura ha sido inconscientemente una forma de la llamada corrección política: las universidades a menudo afirman, ‘Queremos mantener la neutralidad y no tenemos ninguna actitud hacia ninguna cuestión política’. Sin embargo, la llamada corrección política o ‘autocensura’ ha perjudicado significativamente la libertad académica y la libertad de expresión dentro de los campus”, dijo en un correo electrónico.

“Las universidades deben establecer estrategias coordinadas para eliminar gradualmente la autocensura del sistema y proteger nuestros valores fundamentales en la educación superior”.

El ensayo de Brown es uno de una colección de ocho en un informe del Instituto de Políticas de Educación Superior (HEPI) sobre el compromiso con China titulado “Las universidades del Reino Unido y China”. Llega en un momento de gran preocupación por la influencia de China en y dentro de las instituciones del Reino Unido.

Otros ensayos de la colección HEPI cubren temas que van desde el futuro de los estudiantes chinos en Australia hasta los desafíos éticos de acoger a estudiantes chinos internacionales.

Fuente: https://es.theepochtimes.com/las-universidades-deben-abordar-la-autocensura-en-china-aconseja-profesor_694257.html

Comparte este contenido:
Page 1 of 2
1 2