Heutagogía y Andragogía. Similitudes y Diferencias

Por: Flavio de Jesús Castillo Silva

Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca

doctor.flaviocastillo@gmail.com

Resumen

Es gratificante ver que cada día, la Andragogía sigue posicionándose en los espacios educativos donde haya un proceso formativo entre adultos. Ahora, se hizo tendencia en los niveles universitarios la Heutagogía, anunciándose como la ciencia que dejaría atrás a la Andragogía y el motivo de este artículo es clarificar algunas ideas equivocadas y confirmar las que sean ciertas. Al buscar en el navegador web de su preferencia la palabra Heutagogía, nos indica en los primeros resultados que fueron Hase y Kenyon en el año 2000 quiénes acuñaron el término, el cual no tiene una etimología tal cual y la aproximación etimológica según Glassner y Back (2020) es que “Heutagogía” se compone de dos palabras, termina con agogia, que proviene de conducir, sin embargo, no existe una palabra griega que signifique «heuta». El más cercano auto (uno mismo) y no lo usaron porque tal vez no quisieron sugerir un proceso de aprendizaje autodidacta. Kenyon citado por Glassner y Back (2020) aclaró que, si tomamos η, “the”, y αυτoς, “self” y αγoγoςlead”, se obtiene la palabra “heautosagogos”, que es bastante difícil de pronunciar y podría confundirse con algo de la era de los dinosaurios (sic). Entonces abreviaron a Heutagogía, dándoles el significado de liderar el yo o aprendizaje autodeterminado.

Abstract

It is gratifying to see that every day, Andragogy continues to position itself in educational spaces where there is a training process among adults. Now, Heutagogy has become a trend at university levels, announcing itself as the science that would leave Andragogy behind and the reason for this article is to clarify some misconceptions and confirm those that are true. When searching the word Heutagogy in the web browser of your preference, it indicates in the first results that it was Hase and Kenyon in 2000 who coined the term, which does not have an etymology as it is and the etymological approach according to Glassner and Back ( 2020) is that “Heutagogy” is made up of two words, it ends with agogia, which comes from driving, however, there is no Greek word that means “heuta”. The closest self (oneself) and they did not use it because perhaps they did not want to suggest a self-taught learning process. Kenyon quoted by Glassner and Back (2020) clarified that if we take η, “the”, and αυτoς, “self” and αγoγoς “lead”, the word “heautosagogos” is obtained, which is quite difficult to pronounce and could be confused with something from the age of dinosaurs (sic). They then abbreviated Heutagogy, giving them the meaning of leading the self or self-determined learning.

Palabras clave: Heutagogía, Andragogía, aprendizaje, metodología.

Key words: Heutagogy, Andragogy, learning, methodology.

Introducción

            Cada vez que en el mundo hay una propuesta educativa nueva, la humanidad tiene una oportunidad de ir depurando el proceso que le da su perfeccionamiento, quiénes hayan creído que la educación era un ente estático están totalmente equivocados o simplemente tienen una visión muy corta o se dejan llevar por los comentarios de otros sin corroborar si son o no ciertos. Así como he leído desde mi adolescencia que uno de los grandes inventos de la humanidad, la rueda, era a su vez una limitación en su desarrollo, al parecer y después de casi 400 años de existencia la Pedagogía, ésta ha sido como la rueda.

            Fue tanto tiempo de la existencia solitaria de la Pedagogía que algunos autores y desde siglos atrás la han utilizado como sinónimo de educación y hasta la fecha, muchas personas relacionadas con la educación en diferentes niveles educativos la siguen considerando como vía única, a pesar que Santillana (2003) la definió como ciencia y arte de enseñar a los niños, ésta sigue siendo utilizada desde preescolar hasta el doctorado de manera indistinta, y se han creado maridajes, por ejemplo: pedagogía-educación, pedagogía-didáctica, pedagogía-proceso de enseñanza y aprendizaje y las posibles combinaciones entre ellas.

Desarrollo

Según Glassner y Back (2020), en el año 2000, Steward Hase y Chris Kenyon acuñaron la palabra Heutagogía para indicar al aprendizaje autodeterminado, algunos consideraron que debió llamarse “autogogía”, sin embargo, los autores no quisieron que se confundiera en la traducción o etimología como aprendizaje autónomo o autodidacta y crear confusión entre términos. Los autores revisaron la obra de Malcolm Knowles, Padre de la Andragogía y desde ahí construyeron su propuesta, lo que sería un avance también para los estudiosos de las Ciencias Agógicas o de la propia Andragogía, esta revisión andragógica bien puede ser considerada como una aproximación parcial o como un estado del arte muy raquítico.

            Para Glassner y Back (2020) la Heutagogía es un enfoque de enseñanza-aprendizaje (PEA) cuyo propósito es promover el aprendizaje autodeterminado de los estudiantes, para ello, se requiere que exista una flexibilidad curricular, denominada como una malla curricular, que podría traducirse como módulos de un pensum o plan de estudios,  permitiendo que los estudiantes decidan sus propios caminos para su formación, de ahí la palabra autodeterminación, que según la Real Academia Española (2021) en su segunda acepción la define como “capacidad de una persona para decidir por sí misma algo” y esa es la acción detonante para comenzar algún proceso formativo desde la Heutagogía.

Hacer una revisión documental considerando solo la obra del Dr. Malcolm Knowles, le sucederá como el caso de la rueda, se limitarán en su exploración en dicha ciencia, dejando afuera las importantes aportaciones de andragogos como el Dr. Félix Adam y de sus discípulos: el Dr. Manuel Castro Pereira y del Dr. Adolfo Alcalá, al menos para poder crear una radiografía completa del tema. Si solo tomamos las aportaciones hechas por Knowles, entonces solo tendríamos de base sus definiciones, muchas de ellas incluso obsoletas, el modelo andragógico que propuso y sus principios de aprendizaje del adulto aún vigentes.

El no considerar al Dr. Adam, se omite en consecuencia los principios de la praxis andragógica (horizontalidad y participación) y los de la evaluación (permanencia, progresividad, criticidad, Practibilidad y flexibilidad), asimismo, no entenderían que los aportes hechos por Rogers con el sustento humanista que se da en la Andragogía y la presencia del contrato de aprendizaje como parte del proceso de aprendizaje autodirigido diferente al autodeterminado de la Heutagogía. Asimismo, no se contemplarían los modelos andragógicos de Castro Pereira de cuatro elementos (estudiante, grupo, andragogo y ambiente) y el de Alcalá con doce elementos siendo el más completo hasta la fecha.

De lo que describen Glassner y Back (2020) acerca de las aportaciones de la Heutagogía cuya definición en extenso es un enfoque de Enseñanza-Aprendizaje en el que los alumnos determinan su propio aprendizaje y que son facilitados por un mentor o maestro. Los estudiantes motivados por dichos mentores deciden qué, cómo, con quién, cuándo y en qué entorno aprender y evaluar su aprendizaje, éste se organiza en una red tipo malla que concuerda con el conectivismo de George Siemens y Stephen Downes, mismo que se considera como la teoría del aprendizaje para el siglo XXI.

Lo anterior da pie al aprendizaje autodeterminado, que en pocas palabras se entiende como el aprendizaje decidido por el propio estudiante, asimismo, lo que se conoce como modalidad, logística, estrategias, técnicas centradas en la tarea y de evaluación, por lo que ellos deciden si lo hacen de manera individual o en equipo, donde lo conveniente será lo segundo. Al interior de los procesos de aprendizaje, se darán aprendizajes de doble ciclo y de triple ciclo (algunos los llaman de doble y triple bucle), ideas propuestas por Argyris y Schön a fines de los setenta, una característica es que el aprendizaje no se toma como algo lineal que de manera implícita sucede sobre todo en el aprendizaje instrumental, «cuestiona y pone a prueba los propios valores y suposiciones personales como fundamentales para mejorar el aprendizaje de cómo aprender» (Glassner y Back, 2020, p. 64).

El aprendizaje de doble ciclo permite al alumno transferir el aprendizaje de un problema y además de encontrar una solución a un problema, “los estudiantes estudian el proceso de cómo llegaron a sus conclusiones, cómo el proceso puede conducir a otras soluciones y cómo sus propias suposiciones cambiaron a lo largo del proceso”. (Eberle, 2009 citado por Glassner y Back, 2020, p. 65). El aprendizaje de triple ciclo tiene que ver con el «aprender sobre el aprendizaje» o «aprender a aprender», esto implica la metacognición del estudiante cuando reflexiona sobre sí mismo y pregunta qué aprendo sobre mí mismo y los procesos empleados para que suceda el aprendizaje.

            Hase y Kenyon citados por Glassner y Back (2020) mencionaron que un requisito es el que le piden a todo aquel que esté acompañando a los estudiantes en los procesos formativos heutagógicos en educación superior en primer lugar es que sea una persona dispuesta a implementar la Heutagogía y “debe ser un aprendiz autodeterminado, con una personalidad autónoma y deja a sus alumnos aprender”

Ya descrita la Heutagogía en los párrafos anteriores, será conveniente hacer una propuesta que la reencuadre y se partirá de su misma definición: un enfoque de Enseñanza-Aprendizaje en el que los alumnos determinan su propio aprendizaje y que son facilitados por un mentor o maestro (Glassner y Back, 2020) para promover el aprendizaje autodeterminado, asimismo, la ciencia que maneja el proceso de enseñanza-aprendizaje es la Pedagogía, sin embargo, la Heutagogía está orientada hacia educación superior en donde los estudiantes son ya adultos jóvenes, por lo que no podría ser la Pedagogía considerada para ser su origen.

Entonces, con base en lo anterior y utilizando la clasificación de Bunge (1996), las ciencias las dividió en formales y fácticas, en las fácticas se dividen a la vez en naturales y sociales, dentro de las sociales está la educación y en ella está la Andragogía que tiene como objeto de estudio al adulto en situación de aprendizaje (Castillo, 2018), y que según Adam (s.f.) el proceso es de Orientación-Aprendizaje (POA) ya que el facilitador no enseña sino promueve el aprendizaje autodirigido de los participantes, complementando. La Heutagogía como sus autores lo han indicado está enfocada a educación superior y siendo declarada como un enfoque y no una ciencia, ésta debiese estar ligada a la Andragogía.

Figura 1. Clasificación de las Ciencias.

            Al estar reclasificada y ubicada como un enfoque andragógico, la Heutagogía debiese clarificar términos que eviten la confusión y contradicción entre ellos, como por ejemplo, el hecho que se busque un aprendizaje autodeterminado que promueva una aplicación de conocimientos y valores propios del sujeto cognoscente de manera libre y que se contrapone con el uso del proceso de Enseñanza-Aprendizaje, mismo que ha sido considerado como un proceso dirigido y que provoca que haya un “transmisor” que será el pedagogo y por consecuencia sujetos receptores que serían los estudiantes y que a su vez limita la acción del estudiante con respecto a sus aprendizajes, aunado al hecho que el PEA es considerado con una praxis netamente vertical.

            Al existir el POA el facilitador no va a enseñar con la idea tradicionalista que se tiene en mente, va a orientar a sus participantes y esto puede ser a través de preguntas orientadoras y de diálogos, entonces, desde la Andragogía desarrollada por el Dr. Adam (1977) y sus discípulos, la praxis andragógica con sus dos principios democratizadores del aula: horizontalidad y participación, que accionados dentro de la fase de encuadre durante el proceso de la coplaneación, llegan a lo que ofrece la Heutagogía, que “ellos deciden qué, cómo, con quién, cuándo y en qué entorno aprender. También eligen cómo evaluar su aprendizaje y cómo presentar el conocimiento que han aprendido sobre el tema y sobre sí |mismos como estudiantes” (Glassner y Back, 2020, p. 22).

Tabla 1

Similitudes y discrepancias de la Andragogía y la Heutagogía.

Características Andragogía Heutagogía
Aprendizaje autodeterminado
Aprendizaje autodirigido
Orientado en el aprendizaje del participante
Decisión de la manera de abordaje de la materia
Aprendizaje de doble y triple ciclo
Facilitador no interferente
Finalidad en el participante: su autorrealización
Proceso de Orientación-Aprendizaje
Actividades colaborativas
Evaluación principalmente por el propio participante

Conclusiones

La Heutagogía por sus orígenes tan limitados, da la posibilidad para hacer investigación que abone a su conformación, su carácter de centrarse en el participante  la hace idónea para que los jóvenes universitarios puedan tomar decisiones acerca de su futuro inmediato en las materias de su formación profesional.

La intención que el plan de estudios no sea lineal representa en México al menos un obstáculo debido a que toda oferta educativa deberá poseer una reconocimiento de validez oficial de estudios (RVOE) y que sin él no podría ni ofertarse, ni que sus egresados puedan obtener el título y cédula profesional para ejercer su profesión, lo que se puede sugerir es adaptarlo al interior de cada materia y buscar que el tema inicial no sea prerrequisito de otro.

Lo idóneo será acompañar sin dirigir ni inducir el aprendizaje de los estudiantes y su toma de decisión en su abordaje, por lo que el estudiante: (a) identificará sus necesidades de aprendizaje; (b) decidirá: qué aprenderá, cómo, con quién, cuándo y en qué entorno, asimismo (c) decide cómo presentar su conocimiento y cómo evaluar su aprendizaje, por último, (d) los procesos de aprendizaje de doble y triple ciclo no podrán faltar para que no se pierda la experiencia de la metacognición.

Referencias  

Adam, F. (1977). Andragogía. FIDEA.

Adam, F. (s.f.). Metodología Andragógica. Centro Regional de Educación de Adultos.

Bunge, M. (1996). La ciencia. Ediciones Siglo XX.

Castillo, F. (2018). Andragogía. Procesos formativos entre adultos. 2ª Ed. Carteles Editores.

Glassner, A. y Back, S. (2020). Explorando la Heutagogía en Educación Superior. Springer.

Knowles, M. (2006). Andragogía. Oxford University Press México.

Real Academia Española (2021). Diccionario de la Lengua Española. RAE. www.dle.rae.es

Siemens, G. (2004). Conectivismo: una teoría de aprendizaje para la era digital. COMENIUS. https://www.comenius.cl/recursos/virtual/minsal_v2/Modulo_1/Recursos/Lectura/conectivismo_Siemens.pdf

Comparte este contenido:
Flavio de Jesús Castillo

Flavio de Jesús Castillo

Andragogo. Miembro de la red mundial de escritores en español. Doctorado en Ciencias de la Educación. Maestría en Ciencias de la Educación Profesor universitario y de posgrado. Dr. Honoris causa en Andragogía, Doctor en Ciencias de la Educación y Miembro de la Red Mundial de Escritores en Español. Profesor universitario y de Posgrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.