Un mundo de piedra

07 de septiembre de 2016 / Por: Augusto Costa Zabaleta / Fuente: http://www.cronica.com.ec/

En un planeta enigmático, abismal y milenario, existe un mundo de piedra esculpido por el arrullo y sutileza de la brisa; por la ternura y tibieza del astro rey.

Por el baño celestial de la lluvia y por la erosión implacable del tiempo que cual pincel mágico, armoniosamente modelaron sus prismáticas siluetas señoriales, a semejanza de encantados monumentos de piedra, de eterna ponencia y majestad; anecdóticos arcanos de insólitos en insondables secretos, preñados de una celestial amalgama de exuberantes formas, colores y matices.
Son estas joyas arquitectónicas de piedra, modeladas por la naturaleza, diseminadas por todo el planeta, fidedignos testigos de la vida, de la raza humana, y de las epopeyas; en sus entrañas está escrita la historia y en la soledad de su existencia los secretos de decenas de miles de años, en los cuales el hombre pueda encontrarse asimismo o si lo prefiere a Dios.
El naturalista Donald Culross Peattle sobre el Gran Cañón del Colorado decía haber sentido “la voluntad del Señor”; otros afirmaban sobre el Gran Cañón ser el “Juicio Universal de la Naturaleza”; por la grandiosidad de sus escenarios naturales, el oeste americano es el “Jardín de piedra” por antonomasia; en todo el mundo se erigen las rocas, los peñascos, torres de granito, cadenas de piedra, etc, que constituyen obras monumentales creadas por la naturaleza sabia e impredecible.
En estos lugares hegemónicos, creación de la sabiduría y potencialidad inagotable de la naturaleza, las eras geológicas y la historia misma de la vida están escritas, esculpidas y talladas, eternizando cual papiros el origen, las eras y la transformación evolutiva de la humanidad; son estas joyas exquisitas de piedra, arcilla y granito, mundos testigos, eternos vigorosos vigías, que patentizan y custodian la existencia del tiempo y del espacio, grabados con gamas, corales, conchas y fósiles incrustados en sus gigantescas nomenclaturas erguidas al infinito, como pilares de una estructura universal. (O).

Fuente artículo: http://www.cronica.com.ec/opinion/columna/columnista/item/15042-un-mundo-de-piedra

Foto: http://okdiario.com/viajes/img/2016/06/08/bosque-de-piedra-madagascar.jpg

Comparte este contenido:

Augusto Costa Zabaleta

Columnista Diario Crónica. Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.