Saltar al contenido principal
Page 10 of 10
1 8 9 10

Retroceso sin retorno

Por Carolina Vásquez Araya

Pienso en la Humanidad, así con mayúsculas, como un ideal fallido.

Debieron suceder muchos asesinatos, innumerables abusos y millones de violaciones de niñas, niños, adolescentes y mujeres adultas para que los medios de prensa comenzara a ceder sus privilegiados espacios a una de las mayores amenazas contra la vida y la integridad de más de la mitad de la población del continente. No era noticia. De hecho, la violencia intrafamiliar y las violaciones sexuales se consideraron, hasta hace pocos años, “un asunto privado” en el cual nadie tenía por qué intervenir.

Sin embargo y aun cuando se reconoce el gran valor de la apertura de esta línea noticiosa y de investigación, se observa un enfoque estereotipado en la forma -y patriarcal en el fondo- cuya perspectiva retrógrada se consolida por medio de un lenguaje ambiguo y la perenne sombra de sospecha sobre las víctimas como las primeras responsables de su propio drama.

Es decir, si las adolescentes descuartizadas no se hubieran ido de paseo al puerto…. Si Cristina hubiera denunciado a tiempo… Si la niña violada por su padrastro desde los 4 años hubiera hablado… Es decir, no se pone el dedo sobre el hechor sino sobre la víctima, una y otra vez no solo revictimizándola, sino transformando la violencia feminicida en una manifestación casi normal aunque perversa de la sociedad. Por lo tanto el mensaje oculto en este imaginario construido desde un sistema machista es: Mejor tomar precauciones y no exponerse. Ser casta y sumisa para no provocar. Anularse para no sobresalir.

¿Qué clase de humanos somos? ¿Este retroceso será otra Era de Extinción como la que acabó con los dinosaurios? ¿Dejamos asesinar a nuestras niñas como una ofrenda a alguna divinidad maldita? Porque hasta estas fechas avanzadas del siglo todavía se prohíbe a las mujeres salir libremente a las calles, disfrutar de un momento de esparcimiento en un sitio público sin temor a ser agredida, drogada, violada y abandonada en un cuartucho de hotel por un grupo de hombres que “solo se divertían”.

La mala noticia es que no hay escondite seguro para una niña, adolescente o mujer. Tampoco para los niños porque ellos también son presa fácil de un violador, un pedófilo, un delincuente sexual. De acuerdo con los organismos encargados de recabar datos y convertirlos en estadísticas, el escenario es aterrador. Lo que no aparece en esos cuadros es la parte más espeluznante de esta realidad de abusos continuados y de crímenes oportunistas. Son los no denunciados por miedo a la venganza, el recurso más utilizado por un violador en contra de sus víctimas.

Ese estado de indefensión en el cual sobreviven miles de mujeres en los sitios supuestamente seguros como su hogar, su escuela o su iglesia, marca de manera indeleble la vida futura de estas víctimas. ¿Será cuestión del Estado crear sistemas de protección o será responsabilidad de la sociedad vigilarse a sí misma? El Ministerio Público de Guatemala creó un Botón de Pánico (1572) como un recurso a la mano de las víctimas de abuso sexual o violencia. Pero hay miles de niñas y mujeres sin acceso a la tecnología y viviendo en un mundo de restricciones de todo tipo, al punto de creer en el imperio de la violencia como una maldición divina, a la cual debe someterse con resignación.

Es en esta involución de lo humano como un valor superior, en donde reside la maldición. Ninguna sociedad funcional y democrática se asienta sobre un sistema de violencia contra los más vulnerables, contra un sector debilitado a propósito mediante un sistema de discriminación, racismo y menosprecio capaz de cruzar generaciones, fortaleciéndose en el trayecto. Es hora de romper el silencio.

elquintopatio@gmail.com

@carvasar

Blog de la autora: http://www.carolinavasquezaraya.com

Imagen de uso libre tomada de: https://pixabay.com/static/uploads/photo/2016/01/09/23/03/stop-1131143_960_720.jpg

Comparte este contenido:

Experiencia educativa preescolar cubana impacta en Kazajastán

PortalCuba.com/25 de junio de 2016/Por: Astaná

La variante no institucional cubana denominada «Programa Educa a tu hijo» para pequeños de entre cero y seis años cautivó hoy a los participantes aquí en una conferencia internacional científico práctica sobre este tema.

Expuesta por la cónsul de La Habana ante Astaná, Marlén Espinosa, la ponencia centró los debates y provocó elogios de los 60 expertos asistentes a la reunión «Nuevas tendencias de métodos y tecnologías en las instituciones preescolares», auspiciado por el Ministerio de Educación y Ciencia y el Centro Republicano «La Niñez Preescolar».

Detalla una nota de la embajada de la Isla aquí el interés que despertó conocer que un total de 456 mil niños y familias reciben los beneficios de este proyecto.

Espinosa explicó en su conferencia magistral durante los debates que tuvieron como sede la Universidad Nacional de Eurasia Gumilyov, que aproximadamente 108 mil 102 menores de un año son atendidos de forma individual en sus casas.

Otros 350 mil 984, de entre el segundo y el quinto año de vida, son asistidos en forma grupal, mientras unos cinco mil 128 de grado preescolar se benefician de las ventajas que brinda el proyecto a las zonas rurales.

Respaldada con una amplia muestra audiovisual que incluyó imágenes y sonidos de obras de la compañía artística infantil La Colmenita, Espinosa resaltó que en la actualidad en Cuba funcionan mil 83 círculos (guarderías) infantiles en los cuales se desempeñan más de 17 mil educadores.

Tales centros brindan la enseñanza a más 137 mil infantes menores de cinco años, de ellos 743 con necesidad de educación especial, detalló la ponente.

Informó que este programa para niños de cero a seis años surgió en 1992 con el objetivo de ofrecer a la familia la orientación y los conocimientos necesarios para garantizar la educación y el desarrollo integral de los hijos en el hogar.

La ponencia concluyó con el recordatorio del XII Encuentro Internacional de Educación Inicial y Preescolar que sesionará del 11 al 15 de julio del año en curso en el Palacio de Convenciones de La Habana con el tema central «De la gestación al futuro. Diversidad Cultural y Desarrollo Integral».

Sharapat Sultangaziyeva, directora general de Educación Preescolar de la cartera correspondiente en Kazajstán, desde la presidencia del evento, valoró de sumamente interesante y ejemplar para los países asistentes la información brindada por la ponente cubana.

Por su parte, Elena Dimitrienko, presidenta de la organización de Niños y Jóvenes kazajos Zhuldys, relató experiencias sobre sus visitas a la isla y ponderó los éxitos de la mayor de las Antillas en materia de educación, prácticas que deben ser estudiadas en bien del desarrollo de la infancia, según expresó.

También vicepresidenta de la Asociación de Amistad Kazajstán-Cuba, Dimitrienko subrayó que en la mayor de las Antillas todos estos gastos los asume el Estado a pesar de más de medio siglo de bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos al pequeño país, al cual calificó de referente mundial en educación, y en específico de la preescolar.

El acontecimiento científico contó con la presencia de académicos y pedagogos del país anfitrión, China, Rusia, Vietnam y otras naciones de Asia Central.

Cuba y Kazajstán son signatarios de un memorando de cooperación en materia educativa sellado en 2014 en La Habana.

Tomado de: http://www.cuba.cu/educacion/2016-06-24/experiencia-educativa-preescolar-cubana-impacta-en-kazajastan-/32220

Comparte este contenido:

Venezuela: Misión Jóvenes de la Patria celebró este domingo su tercer aniversario

Venezuela/05 de Junio de 2016/Prensa Presidencial

Este domingo la Misión Jóvenes de la Patria cumple su tercer aniversario. Este programa social fue creado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el 5 de junio de 2013, a fin de garantizar el desarrollo integral, la movilización permanente e inclusión social de los jóvenes venezolanos; promover su potencial creativo, educativo, cultural, científico y productivo, para crear una nueva cultura de la vida, basada en la convivencia, la solidaridad y en el disfrute responsable.

Para combatir la tasa de desocupación de los jóvenes, que en el 2014 el país alcanzaba 14%, el pasado 8 de octubre de ese mismo año, el Jefe de Estado vía Habilitante, aprobó la Ley de la Juventud Productiva, siendo éste uno de los incentivos financieros que por medio de las carteras crediticias otorga el Estado, así como el acompañamiento a la formación educativa a través de las escuelas técnicas e inserción en el empleo.

Uno de los objetivos de la misión es atender a más de 200 mil jóvenes en situación de pobreza extrema, violencia y desocupación, incorporándolos en el aparato productivo en conjunto con los lineamientos planteados en la Ley de Empleo para la Juventud Productiva”.

Además, esta misión persigue forjar valores de paz, solidaridad y convivencia en la juventud venezolana, los principios para cambiar el mundo del capitalismo por el mundo esperanzador del socialismo.

Sus ámbitos de trabajo consisten en la organización, formación, producción, recreación, prevención y comunicación. Este programa también combina los factores educativos, musicales, culturales, deportivos; es decir, la toma de todos los espacios donde la juventud haga su vida.

Fuente: http://www.minci.gob.ve/2016/06/mision-jovenes-de-la-patria-celebra-este-domingo-su-tercer-aniversario/

Comparte este contenido:
Page 10 of 10
1 8 9 10