Saltar al contenido principal
Page 1 of 2
1 2

Normalismo rural y ecologismo de los pobres

Por: Luis Hernández Navarro

Durante tres días de 1980, dos maestros rurales de Misantla, Veracruz, recorren la ciudad y sus alrededores narrando su historia y describiendo sus problemas. Más allá del infame cacicazgo, el agua potable es –dicen– escasa y de pésima calidad. Y la única carretera por la que se puede llegar o salir, comunica (es un decir) con Martínez de la Torre y está destrozada.

Los profesores Gregorio Roque Garay, que estudió en las normales rurales de El Mexe, y en la de Misantla y Perote, y Alejandro Garrido Molina, Cuco, egresado de El Mexe, explican cómo se formó la Coordinadora de Asambleas Populares, un consejo ciudadano de lucha para exigir la solución de estas broncas. Antes, Roque había impulsado la formación de la Unión de Ejidos de Misantla. En la coordinadora participan también otros maestros, como Norberto Fernández Galicia, egresado de la normal rural de Xocoyucán, Tlaxcala (desparecida por el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz).

Previamente, la movilización popular había cosechado triunfos. Por ejemplo, en 1969-70 logró impedir que la compañía Citrofrut, en Martínez de la Torre, cruzara sus tuberías por el municipio de Misantla, contaminando tierras y aguas.

La jornada termina con un almuerzo a la orilla el río. Allí preparan un suculento caldo de camarón y pequeños pescados. Roque, Cuco y el resto de los anfitriones, lamentan que son cada vez más escasos y es difícil atraparlos. Hacen responsable de la desaparición de la fauna acuática a la contaminación de las aguas provocada por los deshechos que el ingenio Independencia lanza al cauce, y a los fertilizantes químicos con que se abonan cañaverales y cafetos. Durante los próximos años, su lucha buscará poner fin a esta lacra. Más de cuatro décadas después de aquel encuentro, las reivindicaciones por la justicia ambiental de los maestros rurales siguen vivas.

No es inusual que normalistas rurales impulsen luchas contra la devastación ambiental. Hay una larga tradición de este tipo de iniciativas. Organizan a pueblos y comunidades para enfrentar talamontes; cuidan el agua de ríos, lagos y manantiales; buscan expulsar basureros y rechazan megaproyectos. Los ejemplos abundan. La biografía del profe Gregorio muestra cómo maestros rurales se transforman en promotores de la justicia ambiental.

Roque nació en Chapulhuacán, en la Huasteca hidalguense. Huérfano de padre a muy temprana edad, trabajó en el campo para apoyar a su madre. Comenzó a estudiar la primaria a los 10 años. Seis años después, por influencia de sus maestros, egresados de la Normal Rural de El Mexe (https://bit.ly/36rc2Pr), entró a esa escuela a cursar la secundaria y el magisterio. El internado, con cama, alimentos y material escolar gratuitos, le permitió seguir sus estudios.

El profesor José Santos Valdés era, desde 1955, director de la normal (https://bit.ly/3LhzfCj). Sostenía que educar es promover la formación humana; es integrar una personalidad con base en conocimientos, habilidades, pero sobre todo, es transmitir valores que tienen que convertirse en normas de conducta, de trabajo personal. Según él, el arquetipo de maestro es, a un tiempo, un luchador social con ideas firmes, incorruptible, un gran educador. Su relación con la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México fue tan cercana, que redactó sus primeros estatutos.

Gregorio se formó política e ideológicamente con la federación. Siempre ha estado orgulloso de su militancia allí. Entabló una estrecha relación con Santos Valdés, tanto así que, cuando en la escuela un grupo se opuso al director, exigiendo su salida por, supuestamente, dividir a la organización, él jaló con el lagunero. El pulso lo ganaron los opositores y el autor de Amelia y unos 60 muchachos salieron de esa normal. Los estudiantes fueron reubicados en la de Misantla, que luego se trasladó a Perote. Allí Roque participó en una huelga.

Durante años militante de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria , Roque ha sido profesor de excelencia comprometido con sus alumnos, formidable organizador campesino, incansable ecologista de los pobres y relevante dirigente magisterial democrático. Su papel, primero en la Comisión Nacional de Maestros Coordinadores de Telesecundarias, y después en la fundación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Veracruz, fue medular.

Gracias a la labor del profe Gregorio, en 2008 un decreto presidencial reconoció el Área Natural Protegida, Cerro de Espaldilla. Y, en 2014, se decretó la Reserva Natural Protegida del Cerro del Algodón, enclave fundamental de la generación de agua para el municipio. En dos ocasiones, (2001-04 y 2011-13), fue director de Ecología y Medio Ambiente de Misantla.

Fiel a sus orígenes de normalista rural, jubilado y delicado de salud, el profesor sostiene que “las escuelas normales rurales forjan una gran conciencia social, a la vez que preparan a excelentes educadores, lo que las convierte en instituciones vitales para preservar la soberanía nacional”.

Continuador del legado de José Santos Valdés, la vida y trayectoria del maestro rural Gregorio Roque Garay muestran que, en México, el ecologismo de los pobres ha defendido desde hace décadas los recursos ambientales comunitarios frente a la voracidad de consorcios, empresarios y políticos.

Fuente de la información: https://www.jornada.com.mx

Comparte este contenido:

Ecuador: Continúa la huelga de hambre de los maestros rurales

Redacción: El Periódico

El ejecutivo del Magisterio Rural de Tarija, Efraín Sánchez, manifestó que continúan en la huelga de hambre en protesta a ley educativa para las clases virtuales que fue lanzada por el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, pues consideran que con ese decreto se estaría discriminado al sector del área rural.

«Hoy sumamos ya 10 días de huelga de hambre y hasta el momento no tenemos ninguna respuesta por parte de las autoridades del Gobierno, esta ley que ha lanzada el ministro discrimina a muchas familias, porque los estudiantes en el área rural no cuentan con los recursos suficientes para contar con el servicio de internet y en muchos casos ni siquiera para contar con una computadora o celular que le permita el acceso», declaró Sánchez.

Fuente: https://www.elperiodico-digital.com/2020/07/03/continua-la-huelga-de-hambre-de-los-maestros-rurales/

Comparte este contenido:

Bolivia: Maestros Rurales cumplen siete días en huelga de hambre

América del Sur/ Bolivia/ 30.06.2020/ Fuente: www.elperiodico-digital.com.

La Federación de Maestros Rurales de Tarija, cumple su séptimo día en huelga de hambre, en contra el Ministro de Educación Víctor Hugo Cárdenas, argumentando que las decisiones que ha tomado, no son las mejores y que hoy en día es necesario buscar otros mecanismos para la formación.
El ejecutivo de la Federación de Maestros Rurales de Tarija, Efraín Sánchez, argumentó que no es conveniente aplicar la educación virtual, puesto que en las comunidades más lejanas no tienen acceso a internet y no podrán encontrar computadoras o celulares de última generación para aprender.
«Para mí lo que se debe hacer es analizar cada una de las situaciones, puesto que no podemos comparar al campo con la ciudad, pues en Tarija si tienen computadoras y teléfonos inteligentes, pero en las áreas más alejadas no», dijo Sánchez.
Por otro lado, refirió que la pandemia a raíz del coronavirus, detonó en que las familias se vean sumergidas en una crisis económica, ya que no hay la posibilidad de generar recursos.
Entre tanto, el secretario de Técnica Docente de los Maestros Rurales, Nestor Condori, que estuvo desde el principio de la medida de presión, aseguró que seguirán con esta acción hasta las últimas consecuencias.

Fuente de la noticia: https://www.elperiodico-digital.com/2020/06/30/maestros-rurales-cumplen-siete-dias-en-huelga-de-hambre/

Comparte este contenido:

Los maestros del Perú, al rescate de la educación rural

Redacción: La Razón

Ante la suspensión de labores educativas por la crisis de COVID-19, muchos profesores peruanos, se esfuerzan para seguir enseñado a distancia en lugares donde no llegan señales de internet, radio ni TV

En un intento por contener la propagación de la pandemia de COVID-19, la mayoría de los gobiernos de todo el mundo han cerrado temporalmente las instituciones educativas. A pesar de las nuevas tecnologías, en sociedades como el Perú, hay un gran porcentaje de alumnos habitantes del sector rural, y estos están a punto de cumplir su primer mes llevando clases a distancia, mas no de manera virtual.

A diferencia de Europa, en los países de América del Sur (excepto Venezuela, Ecuador y Colombia), el año escolar inicia en marzo y termina en diciembre. Este 2020, el nuevo coronavirus sorprendió a la totalidad de alumnos y profesores, ya que la cuarentena impuesta por el Gobierno desde el 16 de marzo, obligó a los maestros a cambiar su plan de estudios “tradicional” a una versión a distancia, en solo dos semanas.

En el marco de la emergencia sanitaria, el 6 de abril, el ministerio de educación (MINEDU) comenzó con la estrategia denominada “Aprendo en casa”. Se habilitó el servicio educativo mediante su prestación a distancia en las instituciones educativas públicas de Educación Básica, a nivel nacional. Mediante su portal en línea, se implementaron nuevos recursos de estudio por medio de radio, internet y televisión.

En una entrevista para LA RAZÓN, Julio y Elizabeth, dos directivos y docentes de una institución ubicada en la región Junín (sierra del Perú), cuentan cómo se viene dando el año escolar en esta parte del país. Los directivos han destacado el esfuerzo extra que vienen realizando en este periodo, ya que no solo han tenido que capacitarse en tiempo record, sino también han tenido que enseñar a los alumnos y a sus padres la nueva forma de comunicación, en la fase de aislamiento que aún se mantiene en el país.

Los límites del Internet

Frente a la pandemia de COVID-19, la implementación del programa “Aprendo en Casa”, el Gobierno ha dado la oportunidad a los escolares de continuar con su educación haciendo el uso de los medios que cada estudiante tenga a su disposición ya sea internet, televisión o radio.

Según los datos proporcionados por el director de esta institución, de la totalidad de alumnos que se habían matriculado antes de marzo, solo el 2.62% de estudiantes tienen posibilidades de conectarse a internet. Si bien, las familias cuentan con un dispositivo móvil, ellos necesitan hacer recargas de internet para poder enviar los trabajos a sus maestros, en familias más grandes, la recarga tiene que ser mayor, ya que tienen varios hijos inscritos.

El 47.6% de estudiantes de la institución están accediendo a las clases mediante la televisión, el 5.24%, usan la radio y, el 7.42%, no tienen ninguna de estas herramientas, en estos casos, los profesores les alcanzan las herramientas mediante mensajes de texto. Por último, el 37.55 % de inscritos previstos, hasta el momento no tienen acceso a ninguna de las clases porque se encuentran en lugares donde no hay ni radio ni TV.

Ministerio de Educación del Perú
Ministerio de Educación del Perú/Foto: MINEDU

El nuevo reto de los maestros

Una vez que los estudiantes han recibido la clase, los profesores se encargan de hacer el seguimiento de cada uno de ellos, para discernir sus dudas y recibir las tareas, las cuales son evaluadas y almacenadas para el reporte habitual.

“Es una nueva experiencia para todos, pero los maestros de esta y demás instituciones de áreas rurales, demuestran a diario su compromiso, a pesar de que muchos de ellos también tienen limitaciones al acceso a internet”, cuenta Julio.

Por otro lado, a toda esta labor se suman las charlas de orientación que los maestros reciben por parte del Estado. “Tenemos que buscar nuestra propia manera para llegar y retroalimentar a nuestros estudiantes, con una atención permanente durante todo el día, a lo que se añaden las capacitaciones urgentes que tenemos para enfrentar la crisis del coronavirus. Es una labor agotadora”, asiente Elizabeth.

Por su parte, el presidente del Perú, Martín Vizcarra y su ministro de Educación han anunciado proveer tablets para los estudiantes y maestros de las zonas más alejadas, con el fin de acortar las limitaciones de estos sectores. Asimismo, han decretado que la prestación presencial del servicio educativo a nivel nacional en las instituciones educativas públicas y de gestión privada, se iniciará el 04 de mayo de manera gradual, pero todo dependerá de la evolución de la pandemia.

Fuente:

Ante la suspensión de labores educativas por la crisis de COVID-19, muchos profesores peruanos, se esfuerzan para seguir enseñado a distancia en lugares donde no llegan señales de internet, radio ni TV

Educación rural en el Perú
Educación rural en el Perú/Foto: Rueda de negocios /Rueda de Negocios

En un intento por contener la propagación de la pandemia de COVID-19, la mayoría de los gobiernos de todo el mundo han cerrado temporalmente las instituciones educativas. A pesar de las nuevas tecnologías, en sociedades como el Perú, hay un gran porcentaje de alumnos habitantes del sector rural, y estos están a punto de cumplir su primer mes llevando clases a distancia, mas no de manera virtual.

En el marco de la emergencia sanitaria, el 6 de abril, el ministerio de educación (MINEDU) comenzó con la estrategia denominada “Aprendo en casa”. Se habilitó el servicio educativo mediante su prestación a distancia en las instituciones educativas públicas de Educación Básica, a nivel nacional. Mediante su portal en línea, se implementaron nuevos recursos de estudio por medio de radio, internet y televisión.

En una entrevista para LA RAZÓN, Julio y Elizabeth, dos directivos y docentes de una institución ubicada en la región Junín (sierra del Perú), cuentan cómo se viene dando el año escolar en esta parte del país. Los directivos han destacado el esfuerzo extra que vienen realizando en este periodo, ya que no solo han tenido que capacitarse en tiempo record, sino también han tenido que enseñar a los alumnos y a sus padres la nueva forma de comunicación, en la fase de aislamiento que aún se mantiene en el país.

Los límites del Internet

Frente a la pandemia de COVID-19, la implementación del programa “Aprendo en Casa”, el Gobierno ha dado la oportunidad a los escolares de continuar con su educación haciendo el uso de los medios que cada estudiante tenga a su disposición ya sea internet, televisión o radio.

El 47.6% de estudiantes de la institución están accediendo a las clases mediante la televisión, el 5.24%, usan la radio y, el 7.42%, no tienen ninguna de estas herramientas, en estos casos, los profesores les alcanzan las herramientas mediante mensajes de texto. Por último, el 37.55 % de inscritos previstos, hasta el momento no tienen acceso a ninguna de las clases porque se encuentran en lugares donde no hay ni radio ni TV.

Ministerio de Educación del Perú
Ministerio de Educación del Perú/Foto: MINEDU

El nuevo reto de los maestros

Una vez que los estudiantes han recibido la clase, los profesores se encargan de hacer el seguimiento de cada uno de ellos, para discernir sus dudas y recibir las tareas, las cuales son evaluadas y almacenadas para el reporte habitual.

“Es una nueva experiencia para todos, pero los maestros de esta y demás instituciones de áreas rurales, demuestran a diario su compromiso, a pesar de que muchos de ellos también tienen limitaciones al acceso a internet”, cuenta Julio.

Por otro lado, a toda esta labor se suman las charlas de orientación que los maestros reciben por parte del Estado. “Tenemos que buscar nuestra propia manera para llegar y retroalimentar a nuestros estudiantes, con una atención permanente durante todo el día, a lo que se añaden las capacitaciones urgentes que tenemos para enfrentar la crisis del coronavirus. Es una labor agotadora”, asiente Elizabeth.

Por su parte, el presidente del Perú, Martín Vizcarra y su ministro de Educación han anunciado proveer tablets para los estudiantes y maestros de las zonas más alejadas, con el fin de acortar las limitaciones de estos sectores. Asimismo, han decretado que la prestación presencial del servicio educativo a nivel nacional en las instituciones educativas públicas y de gestión privada, se iniciará el 04 de mayo de manera gradual, pero todo dependerá de la evolución de la pandemia.

Comparte este contenido:

Entrevista a Marcela Bautista: “Colombia necesita formar a los maestros rurales”

Entrevista/América del sur/Colombia/18 Julio 2019/Autor y fuente: Semana 

Marcela Bautista es socióloga e investigadora experta en temas de educación rural integral. Bautista participará en la Cumbre Líderes por la Educación el próximo 18 y 19 de septiembre. Semana Educación habló con ella sobre los retos que enfrenta la educación en el campo colombiano.

SEMANA Educación: ¿Cómo está la educación rural en Colombia?

Marcela Bautista: Colombia tiene unas brechas importantes en términos educativos. Los entornos rurales y urbanos se diferencian de una manera significativa en el sentido de garantizar los aprendizajes que requieren los niños en las poblaciones. Estas brechas principalmente se reflejan en el acceso a la educación. Esto quiere decir que los niños en las ciudades y en las cabeceras municipales tienen mayores oportunidades de educación que los niños en los entornos rurales.

Por otro lado, si miramos el número de años de escolarización de las poblaciones, las urbanas cuentan con 9,6 años en promedio, mientras que los entornos rurales tienen 6 años en promedio. En cuanto al nivel de aprendizaje, es decir, cómo están sus resultados en las pruebas estandarizadas, vemos que los menores desempeños están en las zonas rurales. Y en educación superior, solo el 20% de las poblaciones que están en la ruralidad acceden a educación superior, comparado con el 50 o 60% que están reportando las grandes ciudades.

S.E.: ¿Qué es lo más urgente para resolver esta situación?

M.B.: Esto requiere una serie de acciones integrales y por eso hablamos de Educación Rural Integral, para garantizar que los niños aprendan en contexto y lo que necesitan para el mundo de hoy, no solo para su territorio, porque claramente deben mejorar las condiciones de su territorio, pero también con miras a un mundo que está globalizado.

Eso requiere una serie de reformas. El país tiene un recorrido importante en hacer reformas y procesos de mejoramiento de la calidad de la educación en los entornos rurales, que pasa por la infraestructura, la alimentación, las dotaciones, las aulas, los libros. Pero el principal reto de la educación rural es mejorar y fortalecer el desarrollo profesional de los maestros rurales.

S.E.: ¿Es necesario generar incentivos para que los maestros quieran estar en la ruralidad?

Hay entornos rurales dispersos donde la infraestructura no es suficiente para garantizar todos los niveles educativos de los estudiantes.

M.B.: Es necesario incentivos para que maestros formados vayan a la ruralidad, pero especialmente para que los que estén se queden y se formen. El 35% de los maestros oficiales del país están en la ruralidad. Hay que lograr que esos 112 mil maestros se quieran quedar, pero además que se queden en buenas condiciones en términos de calidad de vida. Y que se les garanticen procesos de formación continua para que ellos puedan mejorar los procesos de aula.

S.E.: ¿Cuál es esa relación entre la baja escolaridad en la ruralidad y los altos índices de pobreza en estas áreas?

M.B.: La explicación es estructural. En muchas zonas rurales del país la pobreza se refleja en el bajo nivel de acceso a servicios básicos como agua, energía, conectividad, y en la escasez de bienes de la canasta como alimentos o ropa. O, por ejemplo, en que no hay garantía de una infraestructura vial que les permita a los ciudadanos movilizar sus productos o transportar los insumos para sus negocios.

La ruralidad en Colombia tiene el doble de población pobre que los entornos urbanos. Esto se relaciona con la precariedad en las instituciones educativas. Hay entornos rurales dispersos donde la infraestructura no es suficiente para garantizar todos los niveles educativos de los estudiantes. Por ejemplo, cuando los muchachos llegan al grado noveno no cuentan con infraestructura, con aulas, con docentes, con oferta, para transitar a grado décimo y terminar el bachillerato. Tienen que trasladarse a otros municipios, entonces requieren transporte, alimentación, y el sistema educativo no logra satisfacer al 100% las necesidades de esos estudiantes.

S.E.: ¿Qué países deberían ser ejemplo para Colombia en educación rural?

M.B.: Hay que tener presente que no hay una fórmula perfecta. La ruralidad es continua, con muchos grados de ruralidad y muy diversa. Todas las políticas educativas que hagamos tienen que ser desde una perspectiva territorial. Es decir, son los territorios, con el acompañamiento de los maestros, los estudiantes, los padres de familias, las secretarías de educación, quienes tienen que desarrollar las políticas educativas para los territorios.

Está muy bien hacer unos lineamientos generales desde el nivel nacional, pero nosotros abogamos por fortalecer los procesos de descentralización. Pensar una educación desde la ruralidad para la ruralidad. Perú, Chile y Canadá podrían ser referentes en ese proceso.

S.E.: ¿Cómo lograr a través de la educación que la sociedad decida realizar su proyecto de vida en el campo y no necesite migrar a las ciudades?

M.B.: La migración empieza cuando los niños inician la juventud y pueden tomar decisiones. Los jóvenes son actores racionales y evalúan las oportunidades que tienen en su territorio. Si al finalizar el grado noveno, ven que la educación media no les garantiza un valor agregado para sus trayectorias de vida, desertan o migran a las ciudades. Eso quiere decir que el sistema educativo debe garantizar oportunidades educativas para ellos, en el sentido de fortalecer esas competencias básicas para que puedan entender el mundo, pero además para que puedan insertarse a otros niveles de escolaridad, ya sea educación superior o formación para el trabajo. Esto va acompañado de las opciones de empleabilidad que pueden tener allí.

S.E.: En la reforma rural integral que contempla el Acuerdo de Paz se incluía un espacio para la educación rural, ¿en qué va esto?

M.B.: El Ministerio empezó a hacer una serie de acciones de cumplimiento que vincularon a las organizaciones de la sociedad civil. Para eso, se hizo una propuesta de Educación Rural Integral, que define los objetivos y los principales retos que tiene la educación rural. Cuando llega el nuevo Gobierno, empieza a revisarla y en este momento el Ministerio está formulando una nueva política de educación rural. Hay un elemento en el que se ha avanzado y es el concurso público para docentes en zonas PDET.

S.E.: ¿Ha sido conveniente que con el cambio de Gobierno se haya parado por un año la implementación de esa propuesta de Educación Rural Integral?

M.B.: Lo mejor hubiera sido tomar ese documento y partir de él. En este momento ya habríamos tenido acciones más concretas de mejoramiento de la ruralidad. Pero el Ministerio y el Gobierno, en general, se tomaron mucho tiempo en aceptar ese avance que ya se tenía y en reconocer lo que se había hecho desde los territorios. Empezar de cero no era la solución.

S.E.: Si Colombia está llamada a ser la despensa del mundo, ¿cuál es el papel de la educación en ese proceso?

M.B.: El papel de la educación no es formar competencias específicas y operativas para la productividad, sino generar innovaciones científicas y tecnológicas desde los territorios. La educación permitiría generar procesos de innovación productiva, muy anclados desde un desarrollo científico, que le permita a Colombia hacer cosas distintas frente al mundo. El país no puede convertirse solamente en el productor de bienes básicos de consumo, sino generar innovaciones; para esto se requieren inversiones.

S.E.: ¿Cuál es el papel de la tecnología en la educación rural?

Es muy importante, especialmente en los entornos rurales dispersos. La tecnología entendida como los dispositivos que permiten el acceso a la información y a la comunicación con el mundo, pero también entendida como la que permite generar nuevos procesos de innovación desde las instituciones educativas. Un ejemplo es la formación de los docentes rurales por medios tecnológicos. Hoy los maestros lo están haciendo. Cuando uno recorre el país se da cuenta que muchos maestros planean sus clases a través del uso de plataformas digitales, usan recursos tecnológicos en el aula y les brindan nuevas experiencias a sus estudiantes. Hoy necesitan un acompañamiento para que esa formación en tecnología sea más pertinente.

Marcela Bautista y otros expertos nacionales e internacionales sobre educación rural y distintos temas neurálgicos para el sector educativo estarán en la Cumbre Líderes por la Educación.

Imagen tomada: https://static.iris.net.co/semana/upload/images/2019/7/12/623010_1.jpg

Fuente:

Comparte este contenido:

Maestros rurales, los impulsores del inicio de la educación en México

Por: .

 

Los maestros rurales han llevado los conocimientos a los pueblos más alejados de todo el país. Aquí algunos datos sobre la labor de los encargados de la educación del país.

Que hoy hasta el pueblo más recóndito de la República Mexicana cuente con un maestro o maestra que dé clases en una pequeña escuela hecha de ladrillos y teja es una escena de un México con esperanza, pero para llegar a este punto el país tuvo que atravesar por al menos 107 años de políticas educativas.

 

¿Cómo contar todo este proceso?, podríamos empezar por el hecho de recordar

que en 1911 Francisco León de la Barra, sucesor interino de estableció que por obligación se construyeran escuelas en las zonas más alejadas del país, o bien por el hecho de que en 1925, durante la administración presidencial de Plutarco Elías Calles, se ordenara la construcción de mil escuelas rurales cada año así como crear la primera Escuela Nacional de Maestros.

Los maestros rurales han estado siempre Algunos historiadores dieren a la hora de decir cuál de esos dos momentos históricos fue el que realmente marcó el inicio de la educación rural y masiva en México, sin embargo, en ambos casos, los maestros siempre estuvieron al frente, siempre estuvieron con sus alumnos, siempre estuvieron en las comunidades.

 

Tanto en el gobierno de Francisco León de la Barra como en el de Plutarco Elías Calles, los maestros se enrolaron en la misión de enseñar castellano, lectura, escritura y operaciones fundamentales de aritmética; creaban sus propias técnicas de enseñanza, elaboraban sus propios materiales didácticos e incluso construyeron ellos mismos bancas y escritorios para que los infantes pudieran recibir instrucción.

 

Llegaban a comunidades en las que los niños no ponían atención por la desnutrición y las altas cantidades de piojos que tenían en la cabeza los cuales hacían que invirtieran sus energías solo en pensar en comer o rascarse.

 

La idea de que los maestros anduvieran por comunidades en donde los gobernantes y grupos de poder ejercían el control no cayó a todos muy bien, por ejemplo a los gobiernos de los estados de Coahuila y Colima no les parecía adecuada ya que sentían vulnerada su autonomía, mientras que en Guanajuato el rechazo provino de los hacendados.

 

Los maestros también se convirtieron en integradores sociales, pues el solo hecho de llegar a las zonas más remotas del país hacía que los alumnos y población tuvieran contacto con gente de posiciones sociales diferentes y orígenes diversos.

 

 

“Cada año construiré mil escuelas rurales”, con esta promesa el presidente Plutarco Elías Calles inició su gobierno en 1924. La apoteósica encomienda que él mismo se había impuesto resultaba para la época algo inconcebible en un país cuyos sectores predominantes no tenía claro que la educación sería la respuesta para hacer que México avanzara.

 

La sensibilidad de Calles sobre la educación y sobre la docencia provenían de su pasado como profesor rural. Al concluir su administración en 1928 no se cumplió la promesa de construir mil escuelas rurales por año, pero sí se obtuvieron resultados superiores en materia educativa a los de la administración de Álvaro

Obregón, sobre todo en los referente a la preparación de los maestros y la conciencia de éste sector sobre su papel en el desarrollo de la comunidades en las que enseñaban.

 

Muestra de ello es que en 1925 la Escuela Normal para Profesores de Educación Primaria fue convertida en la Escuela Nacional de Maestros (ENM), que tuvo la encomienda de formar maestros urbanos y rurales en educación primaria que tuvieran los conocimientos de enseñar a sus alumnos en oficios y pequeñas industrias, es así como los maestros empezaron a ser reconocidos como impulsores del desarrollo del país.

 

Fuente del artículo: https://www.mexicodesconocido.com.mx/maestros-rurales-los-impulsores-del-inicio-de-la-educacion-en-mexico.html

 

 

Comparte este contenido:

China reclutará maestros jubilados para escuelas rurales

China / 12 de mayo de 2019 / Autor: Redacción / Fuente: spanish.china.org.cn

China reclutará a 4.000 maestros jubilados para que trabajen en escuelas rurales en el año escolar 2019-2020, en un esfuerzo por mejorar la educación en tales áreas.

El proyecto «edad plateada» está abierto a rectores y maestros veteranos menores de 65 años, indicó el Ministerio de Educación en un comunicado.

Los maestros voluntarios prestarán servicio al menos durante un año académico y quienes hayan pasado las evaluaciones laborales serán invitados a extender este periodo, añadió el departamento ministerial.

Además de dar clases, también harán trabajos como evaluar las labores de otros maestros, celebrar cursos o talleres abiertos, asesorar y ayudar a las escuelas a mejorar su gestión.

Según las estadísticas oficiales, China tenía más de 2,9 millones de maestros rurales al cierre de 2018. El gobierno ha reforzado las medidas para impulsar el desarrollo de la educación rural y mejorar las condiciones de vida y trabajo para los educadores rurales.

En 2018, un total de 1.800 maestros jubilados que tenían buena salud se registraron para enseñar en estos centros rurales. Mientras tanto, se enviaron a 4.000 maestros provenientes de 19 regiones a nivel provincial para apoyar la educación en el Tíbet y Xinjiang, agregó el ministerio.

Además, se ha ofrecido ayuda financiera a las escuelas rurales. El presupuesto central destinó 4.500 millones de yuanes (670 millones de dólares) el año pasado como pago a 1,27 millones de maestros procedentes de más de 80.000 escuelas rurales en las regiones central y occidental del país.

Fuente de la Noticia:

http://spanish.china.org.cn/china/txt/2019-05/03/content_74747638.htm

Fuente de la Imagen:

http://www.viajarporchina.com/informacion/Modo-de-Vida-343-1361

ove/mahv

Comparte este contenido:
Page 1 of 2
1 2