Page 1 of 8
1 2 3 8

La huelga sigue siendo una potente arma sindical

Con más de 26 meses de duración, la huelga de las y los periodistas de la agencia mexicana de información Notimex es uno de los conflictos más largos de la historia sindical contemporánea de América Latina.

Se inició el 21 de febrero del 2020 y continúa. La lanzó SutNotimex (https://sutnotimex.com.mx/), el Sindicato Único de Trabajadores de Notimex, que cuenta con el apoyo activo del Sindicato Nacional de Redactores de Prensa, organización afiliada a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) con sede en Bruselas, Bélgica.

Para esa fecha Notimex había despedido a 245 de sus 327 colaboradores. La principal reivindicación de la huelga sigue siendo la restitución del personal cesanteado y el pleno respeto al Contrato Colectivo de Trabajo.

Desde entonces, el servicio informativo “clásico” de Notimex está suspendido. La agencia reemplazó a una parte de los despedidos y recurrió a otros canales y medios sociales para tratar de mitigar el impacto de la huelga en su oferta informativa cotidiana.

SutNotimex contabiliza en la actualidad un centenar de miembros, el 90% son mujeres. “Hemos vivido dos años y dos meses muy complejos. Sin salarios y sin prestaciones sociales”, explica a este corresponsal Adriana Urrea, joven periodista y secretaria general de dicho sindicato. Urrea participó en la última semana de abril en el 4to. encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Lucha que se realizó en Dijon, Francia.

La huelga sigue siendo una potente arma sindical
Adriana Urrea en la manifestación del Primero de Mayo

Aunque el Ministerio del Trabajo reconoció la legalidad de “nuestra medida de fuerza”, comenta Urrea, “hemos sufrido muchas presiones. Sectores del gobierno y ciertos medios de comunicación cercanos al poder nos han tratado de criminalizar. Esgrimen que nuestro movimiento no es legítimo”. Sin embargo, enfatiza, “hemos revertido estas acusaciones y ese intento de criminalizar nuestra lucha. Hemos modificado esa situación desfavorable, ganando una credibilidad social que no contábamos en 2020 cuando nos lanzamos a la huelga”.

Urrea ha sido acusada, a través de tres diferentes procesos judiciales, de corrupción y desvío de recursos públicos durante sus viajes de servicio en sus funciones de reportera, antes del conflicto. Fue declarada inocente en dos de los tres juicios por falta de mérito. Un tercer fallo, de abril del año en curso, la sanciona por no haber presentado comprobantes de gastos por la irrisoria suma de 120 dólares. “Es un burdo pretexto para desprestigiar nuestra lucha. Mis abogados tienen todas las pruebas en las manos y van a recurrir esta nueva embestida jurídica”, argumenta.

La acción legal tiene un objetivo claro: desprestigiar a la dirigente sindical. Algo totalmente coherente con la actitud de la dirección de Notimex, que ya en junio de 2021 propuso resolver el conflicto y respetar los salarios caídos con la única condición de que Adriana Urrea no regresara a su puesto de trabajo. “Las afiliadas y afiliados no aceptaron esta propuesta. Rechazaron la falta de respeto de la empresa tanto a la libertad sindical como a la persona que les representa”, explica la dirigente.

Al momento del balance de este conflicto siempre en marcha, la dirigente subraya con emoción la presencia mayoritaria de mujeres. “Protagonizamos una lucha larguísima con compañeras que no aceptan levantar la huelga porque sienten que sería una claudicación”. Y que se juegan por el sindicato que recuperaron de las manos de una burocracia inoperante y que lograron reconstruir.

Urrea reivindica también la enorme legitimidad nacional e internacional: “Amplios sectores gremiales y de la sociedad civil mexicana hoy nos apoyan activamente, nos reconocen y adhieren a nuestras demandas. Al igual que organizaciones del mundo entero. Esta es ya una gran victoria de nuestro combate sindical”.

Otra lucha, las mismas armas

A casi 4.500 kilómetros al sur de México, en diciembre pasado estalló un frontal conflicto sindical en pleno corazón del Perú andino. Sus protagonistas: los trabajadores de la mina de Andaychagua, en el departamento de Junín (44 mil kilómetros cuadrados). Exigen a la Volcan Compañía Minera, propiedad de la multinacional suiza Glencore, la firma de un Convenio Colectivo de Trabajo.

A pesar de que las autoridades peruanas ya habían reconocido la legitimidad de las demandas sindicales, ante el rechazo empresarial de negociar dicho acuerdo, el 20 de diciembre del año pasado el Sindicato de Trabajadores Mineros Metalúrgicos de Andaychagua convocó a la huelga. Luego de más de 60 días de conflicto, el Gobierno peruano exigió a la filial de Glencore que se sentara a negociar. La empresa rechazó la decisión oficial y optó por apelar ante la justicia, recurriendo a diversos pretextos formales.

“Una de las posibles causas de fondo por la cual la Volcan no aceptaría la negociación es la decisión del sindicato de ampliar el ámbito de afiliación a los trabajadores tercerizados”, explica en entrevista exclusiva Gianina Echevarría, asesora sindical y miembro de Programa Laboral de Desarrollo (PLADES), institución especializada en la problemática laboral en Perú y América Latina (http://www.plades.org.pe/).

La mina de Andaychagua, que se dedica especialmente a la extracción de plata y zinc, cuenta con aproximadamente 400 trabajadores directos (de planta) incluyendo el staff administrativo. Otros 1.100 son trabajadores de empresas subsidiarias o contratistas de la Volcan, por lo cual no gozan de los mismos derechos que los trabajadores directos. Sus contratos temporales pueden no ser renovados sin obligar a la Volcan a pagar indemnizaciones y derechos sociales.

Echevarría visitó recientemente Suiza invitada por organizaciones helvéticas para la celebración del 1 de mayo y para participar en varios eventos informativos sobre la situación sindical en su país.  “Otro nivel de tensión, detonante de la huelga”, explica, “fue la oposición de la patronal de Volcan a firmar una Convención Colectiva con el sindicato. Éste propuso en julio de 2021 un pliego de peticiones que la filial de la Glencore rechazó negociar”.

Según esta asesora sindical, que representa también en Perú a la organización CNV Internacional –de los Países Bajos–, “las condiciones de trabajo de los trabajadores tercerizados son, muchas veces, peores que las de los empleados directos”. Laboran a cientos de metros bajo tierra, en espacios mal ventilados, con temperaturas muy altas y sin equipos de seguridad adecuados.

Desde el comienzo de la pandemia, la situación de los mineros se deterioró aún más. Esta situación impulsó al sindicado en su reunión de diciembre de 2020 a modificar sus estatutos, con el fin de autorizar la afiliación de sus colegas tercerizados. La oficina regional de trabajo aprobó este cambio, pero la filial de Glencore presentó un recurso para invalidarlo. Las autoridades rechazaron dicho recurso. La empresa entonces tomó represalias contra el sindicato y multiplicó los obstáculos jurídicos formales para no negociar con su contraparte sindical.

El respeto a los convenios y a la negociación colectiva es un derecho universal reconocido por la Organización Internacional del Trabajo y un instrumento esencial para los trabajadores. Sin embargo, dicho derecho produce irritación en amplios sectores patronales. La huelga sigue siendo en algunos países latinoamericanos, un arma esencial del combate sindical.

Miles de trabajadores recurren a esta medida de lucha. Paros que exigen grandes sacrificios personales de parte de sus protagonistas. Sin embargo, estas-os ven que sus reivindicaciones y luchas gozan de buena salud, recogen un apoyo social significativo y, muchas veces, incluso, su compromiso ejemplar despierta y moviliza a la solidaridad internacional.

*Artículo en homenaje a Victorio Paulón, amigo-hermano, compañero expreso político de la cárcel argentina de Coronda durante la última dictadura, destacado militante sindical argentino, fallecido el 5 de mayo del 2022 en Rosario, Santa Fe, Argentina.

Fuente: https://rebelion.org/la-huelga-sigue-siendo-una-potente-arma-sindical/

Comparte este contenido:

OIT: Anualmente unos tres millones de trabajadores mueren a causa de accidentes y enfermedades profesionales en el mundo

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó que anualmente unos tres millones de trabajadores mueren a causa de accidentes y enfermedades profesionales, y que cientos de millones más sufren lesiones no mortales en su lugar de trabajo.

Por ello, la organización realizó un informe para aprender de las lecciones logradas durante pandemia podría ayudar a prevenir millones de muertes y accidentes laborales.

La colaboración como herramienta para pasar a la acción

“Durante la pandemia, los gobiernos que priorizaron la participación de las organizaciones de empleadores y de trabajadores en la gobernanza de las medidas de Seguridad y Salud en el Trabajo pudieron desarrollar y aplicar leyes, políticas e intervenciones de emergencia”, destaca el informe.

La cooperación entre los diferentes actores del ámbito laboral resultó fundamental para garantizar la aceptación de esas medidas y que contaran tanto con el apoyo de los empleadores como de los trabajadores.

Como resultado, muchos países han adoptado medidas legales que cubren ámbitos como las medidas de prevención y la atención de los casos de COVID-19 en el lugar de trabajo, o los acuerdos de teletrabajo.

A modo de ejemplo, los cambios en las normas de vacunación en Singapur se produjeron tras consultas y debates entre el gobierno, los empresarios y los trabajadores, mientras que, en Sudáfrica, se celebraron diálogos tripartitos con los mismos actores para modificar las medidas dirigidas a la propagación de la COVID-19 en los lugares de trabajo.

El valor del diálogo tripartito

Sin embargo, en algunos países, estas negociaciones a tres bandas continuaron con nuevas consultas a nivel regional o sectorial, para poder adaptarlas al contexto específico.

Así, los sindicatos y las patronales finlandesas colaboraron con el Gobierno en la elaboración de medidas específicas para los sectores del turismo y la restauración, mientras que los interlocutores sociales del sector bancario en Italia crearon normas específicas sobre el teletrabajo en las que se contempló el derecho a la intimidad y a la desconexión laboral.

Los organismos tripartitos nacionales de medidas de Seguridad y Salud en el Trabajo también han desempeñado un papel importante en la lucha contra el COVID-19.

Durante la pandemia, muchos participaron en el proceso de toma de decisiones a nivel nacional. También han participado en la definición de medidas de cierre y restricción, estrategias de retorno al trabajo y otras instrucciones u orientaciones destinadas a mitigar los impactos.

El informe cita el ejemplo de países como Guatemala donde la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo se reunió virtualmente durante los primeros meses de 2020 para proponer mecanismos de medidas de Seguridad y Salud en el Trabajo.

“Las lecciones aprendidas de esta crisis sobre la importancia del diálogo social para reforzar la seguridad y la salud a nivel nacional y en el lugar de trabajo deben aplicarse a otros contextos. Esto ayudaría a reducir el nivel inaceptable de muertes y enfermedades laborales que se producen cada año», afirmó el director general de la OIT, Guy Ryder.

Fuente: https://finanzasdigital.com/2022/05/oit-anualmente-tres-millones-trabajadores-mueren-accidentes/

Comparte este contenido:

Entrevista a Andrés Ruggeri: «La Economía de los trabajadores tiene que disputar, pensar y proyectar la economía desde una idea más amplia que la vinculada a un salario formal»

Por: Mario Hernández

Andrés Ruggeri, coordinador del 8° Encuentro de Economía de les trabajadores

M.H: Está finalizando el octavo Encuentro de trabajadores y trabajadoras de la Economía popular. Una gran actividad virtual pero muy amplia que se desarrolló parte en octubre y a lo largo de todo el mes de noviembre, este octavo Encuentro de trabajadores y trabajadoras que tuvo su localización en México pero que se difundió en varios países. Me gustaría que compartieras un primer balance.

M.H: Está finalizando el octavo Encuentro de trabajadores y trabajadoras de la Economía popular. Una gran actividad virtual pero muy amplia que se desarrolló parte en octubre y a lo largo de todo el mes de noviembre, este octavo Encuentro de trabajadores y trabajadoras que tuvo su localización en México pero que se difundió en varios países. Me gustaría que compartieras un primer balance.

A.R: Fue el octavo Encuentro de economía de los trabajadores y las trabajadoras, había sido aprobado en el anterior encuentro que fue en Brasil, en la escuela nacional Florestan Fernandes del MST, que iba a hacerse en México. Después vino la pandemia e incluso se suspendieron los encuentros regionales que se iban hacer durante el 2020 y se tomó la decisión entre las distintas organizaciones de ir a un esquema virtual.

Se estuvo debatiendo durante mucho tiempo porque una de las características de todo este período es que parecía que se iba a terminar y, sin embargo, recrudecía la pandemia. Entonces, se decidió hacerlo totalmente virtual porque no quedaban muchas opciones.

Fue una actividad muy intensa, la gente de México se puso al hombro todo un esfuerzo organizativo que es muy distinto de los anteriores porque acá no había delegaciones, no había que ocuparse de todas esas cuestiones prácticas de la gente llegando de lugares diferentes, pero había que garantizar las transmisiones, incluso tener en cuenta los distintos horarios de los distintos continentes.

M.H: ¿En qué sumó y en qué resto que el encuentro fuera virtual?

A.R: Sumó la posibilidad de hacer muchas actividades con mucha gente que quizás de otra manera no hubiera podido estar porque en el encuentro presencial hay que ir hasta el lugar del encuentro y eso implica un costo, un tiempo, etc., y acá uno se podía conectar desde cualquier lugar del mundo o incluso subido al sitio web lo puede ver en cualquier momento.

También haber hecho la página web del Encuentro que era algo que se venía hablando hace años y finalmente ahora con el trabajo de algunos compañeros se pudo hacer y ahí hay acceso a todo lo que se discutió, creo que en ese sentido fue un salto de calidad en cuanto al acceso de los debates.

Por otro lado, hay un montón de cosas que acompañan al Encuentro que tienen que ver justamente con los debates en el lugar, con el intercambio entre las distintas delegaciones, incluso con una unidad del debate, porque en el encuentro presencial siempre estamos con un montón de mesas de temas diferentes, pero hay una suerte de continuidad de los debates porque van atravesando los temas todo el encuentro.

Siempre tengo la misma sensación de que fue una única discusión en los tres o cuatro días que dura el Encuentro tocando diferentes temas, aristas, pero siempre con cierta unidad de debate, y acá no se dio porque cada mesa fue una mesa separada de las anteriores y coincidían algunos expositores que estuvimos dos o tres veces, pero era muy difícil que alguien pudiera estar un mes y medio todos los días conectado durante tres horas participando de todos los debates.

Eso restó bastante pero fue la única forma de hacerlo y lo importante, y fue la conclusión que se sacó, fue sostener el espacio, evitar que pasara más tiempo sin que hubiera una actividad de la red, del Encuentro.

M.H: ¿Ya se definió dónde nos encontraremos en los próximos encuentros?

A.R: No se tomó una definición muy definitiva digamos, pero se habló de continuar con el esquema de Encuentros regionales durante el 2022, muy probablemente el sudamericano o quizás el latinoamericano porque la gente de México está muy degastada para hacer otro encuentro regional el año que viene y ya viene organizando todos los encuentros de América del norte y América central que fueron en México y no hay demasiadas posibilidades que haya uno en Estados Unidos o en Canadá, así que probablemente sea un encuentro de todo el continente latinoamericano de la regional que nos toca a nosotros, y eso seguramente sea acá en Argentina.

Había una idea de hacer el pasado sudamericano en Santa Fe que es una propuesta que sigue en pie y vamos a tratar de que no sea acá en Buenos Aires. Y después está el Europeo, la gente de Francia planteó que estaba bastante desarticulada la red europea pero que no era un problema de esta red en particular sino de toda Europa, las redes militantes, de movimientos sociales, sindicatos europeos están sumamente desarticulados y eso también arrastra a esta red por eso plantearon hacer un encuentro en Francia y a partir de ahí invitar al resto.

Y después queda pendiente la posibilidad de ayudar a nuestros compañeros africanos a que hagan el suyo pero eso es algo más remoto. El año que viene vamos a tener dos encuentros regionales uno en Europa y otro en Argentina.

M.H: Se han conocido estadísticas del ReNaTEP con casi tres millones de familias inscriptas, se presentó en mayo de este año, y allí se habla de casi un 8% de cooperativas de trabajo. ¿Esto que tiene que ver con la Economía de los trabajadores?

A.R: Yo creo que tiene que ver bastante. Me parece que la Economía de los trabajadores es un concepto amplio que significa no solamente la experiencia de autogestión de la Economía popular sino que abarca todo lo que tiene que ver con disputar, pensar y proyectar la economía desde la clase trabajadora y desde una idea de la clase trabajadora por ahí más amplia que la concepción más bien estrecha de la clase trabajadora que tiene un salario formal o registrado.

Eso incluye a todo el cooperativismo de trabajadores y también a la Economía popular además de los sindicatos y la clase trabajadora más formalizada. Uno de los grandes problemas que me parece hay últimamente es darse cuenta de la dimensión que tiene toda esa economía que no está formalizada, pero no pensándola como economía formal sino desde este otro lado de súper explotación del trabajo por un lado y proceso de autogestión del trabajo por otro, como dos partes de un mismo fenómeno.

Un sector social expulsado del trabajo formal que en algunos casos sigue siendo empleado, lo que acá llamamos en negro o de relaciones de explotación mayor o de redes informales, pedazos de cadenas productivas en su eslabón más débil y en algunos sectores esto se autonomiza y trata de elegir sus propias empresas o cooperativas, o se resiste también a la desocupación, es el caso de las empresas recuperadas o de muchas otras organizaciones.

Todo ese sector no entra en las estadísticas por eso es importante este trabajo del ReNaTEP, creo que no termina de ser completo porque hay que inscribirse y hay una parte grande de la población que está en esa condición que si no está organizada es bastante imposible de detectarla y que formen parte de las estadísticas.

Desde ese punto de vista todo eso forma parte y está relacionado con la Economía de los trabajadores. De hecho fue una discusión del 8° Encuentro de los trabajadores este tema. Fue una discusión en varias mesas, hubo dos o tres mesas de precariedad laboral donde participaron experiencias distintas de México, de Brasil, de Chile, de Argentina, inclusive acá, por ejemplo, participó una cooperativa de inmigrantes colombianos, el tema de las migraciones, que en México es un tema muy importante, también tuvo dos mesas y tiene bastante que ver con esto.

Y en otra de las mesas, que fue una discusión mucho más teórica, también hablamos de los modos de acumulación a través de híper explotación del trabajo no asalariado, de la coordinación al capital de distintas formas productivas que a veces pueden ser cooperativas, de lo que también se ha llamado acumulación por disposición.

Todo esto fue debatido de varias maneras y lo que falta es sacar una síntesis porque fue bastante transversal a unas cuantas mesas.

M.H: ¿Cómo se accede a toda esta información, a este 8° Encuentro de los trabajadores y las trabajadoras?

A.R: Hay una página web que es https://www.facebook.com/economiatrabajadores/ ahí están todas las mesas subidas del encuentro. Si ponen en YouTube octavo encuentro de economía de trabajadores también lo van a encontrar porque se accedió desde varios lugares y se subió por varios sitios.

M.H: ¿Querés agregar algo más?

A.R: Fue un encuentro particular pero permitió darle vida a la red y dar todas estas discusiones, y ahora esperamos el siguiente y que sea en mejores condiciones para poder participar personalmente.

Fuente: https://rebelion.org/la-economia-de-los-trabajadores-tiene-que-disputar-pensar-y-proyectar-la-economia-desde-una-idea-mas-amplia-que-la-vinculada-a-un-salario-formal/

Comparte este contenido:

Panamá: Trabajadores y movimientos sociales marcharon hacia la Presidencia

Los trabajadores exigen un freno contra el robo de las arcas públicas, la corrupción, el alto costo de vida, en defensa de la Caja de Seguro Social y contra el «paquetazo electoral».

Este 20 de octubre, los gremios de organizaciones populares, sindicales y gremiales de trabajadores estaban convocando concentraciones para marchar hacia la Presidencia de la República y protestar en contra del proyecto de ley de reforma electoral, recientemente, aprobado en tercer debate en la Asamblea Nacional.

Los trabajadores informaron que entre los motivos se encuentran las denuncias «contra el robo, la corrupción, el costo de vida, en defensa de la Caja de Seguro Social y «el paquetazo electoral».

Partirán a las 4:00 p.m. desde el parque Belisario Porras para marchar hasta la Presidencia de la República.

En la conferencia de prensa de la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (Conusi), este martes, su secretario general, Genaro López, informó que plantearán al Gobierno Nacional una serie de temas entre ellos exigir el cierre el diálogo de «yo con yo», donde denuncian se pretende privatizar la CSS, además de plantear medidas como aumentar la edad, subir la cuotas y bajar el porcentaje cuando los trabajadores se pensionan.

Exigen también que se reduzca el precio de los productos (alimentos) de primera necesidad.

Igualmente piden que se reúna la Comisión de Salario mínimo y que se discuta el salario mínimo que regirá por los próximos dos años y que además se de un aumento del salario general, ya que desde 1981 no se hace.

Fernando Ábrego, secretario general de Asociación de Profesores de la República de Panamá (Asoprof), señaló que entre las  «soluciones que requiere el pueblo» debe estar sobre la mesa la de realizar una Asamblea Constituyente.

Los sindicatos y  aclararon que  la marcha de los trabajadores no tiene vinculación con la manifestación convocada por el grupo «Mesa Ciudadana»,  quienes convocaron en la misma ruta y hora que los gremios de trabajadores. Pidieron a la población que «no se deje engañar».

«Es la oportunidad (…) del pueblo para manifestarse en la calles (…) porque son del pueblo y no de falsos profetas que aparecen ahora en la llamada (nueva) Cruzada Civilista que intentan ahora recomponer para engañar y utilizar la fuerza y el descontento del pueblo», dijo Jorge Guzmán.

Fuente: https://www.laestrella.com.pa/nacional/211019/trabajadores-movimientos-sociales-marcharan-presidencia

 

 

Comparte este contenido:

Estudiantes llamaron a la movilización en toda España «por una educación pública al servicio del trabajador»

  • Piden paralizar el RD de organización de enseñanzas universitarias, la «gratuidad total» del sistema educativo y más financiación.

Estudiantes en Movimiento, Acción Estudiantil Madrid y Frente de Estudiantes llaman a la movilización en toda España este jueves, 6 de mayo, «por una educación pública y gratuita, al pleno servicio del pueblo trabajador». En Madrid, la movilización se ha convocado a las 19.00 horas frente al Ministerio de Universidades.

Según denuncian las organizaciones, «los derechos del estudiantado continúan siendo atacados». Así, critican que, en medio de una crisis que «agudiza las desigualdades inherentes al modelo educativo», se ha producido «la expulsión de miles de estudiantes de los estudios universitarios, de la mano del empobrecimiento del pueblo trabajador y la elitización de la educación superior».

En este sentido, rechazan el borrador de Real Decreto por el que se establece la organización de las enseñanzas universitarias y el procedimiento de aseguramiento de su calidad, propuesto por el ministro de Universidades, Manuel Castells.

Según las organizaciones estudiantiles, este Real Decreto «daría validación legal a sangrantes condiciones de prácticas académicas, y que no puede entenderse disociada del contexto de crisis, precarización de la mano de obra y apuntalamiento de la presencia de la empresa privada en la educación».

Además, esta propuesta «se configura como la antesala a una reforma universitaria más integral, prevista para el próximo curso», señalan las entidades, que exigen, por tanto, la paralización de dicho Real Decreto, así como la participación «real» de la comunidad educativa a todos los niveles.

Contra las políticas de la Comunidad de Madrid

Particularmente en la Comunidad de Madrid, las organizaciones advierten de que «desde hace años» esta región viene contando con «gobiernos abiertamente más agresivos en el desmantelamiento de la educación pública».

«En el último periodo hemos podido advertir multitud de políticas para blindar la educación privada-concertada, el proyecto no consumado de Ley para la Sociedad del Aprendizaje (vertebrada por la colaboración empresa-universidad) y un sinfín de medidas ligadas a la crisis que, bajo la misma lógica que la del gobierno central, dejan a la comunidad educativa madrileña en la estacada», denuncian.

Propuestas

Entre las propuestas de las organizaciones convocantes, se encuentran la «gratuidad total» del sistema educativo en todos sus niveles y la creación de «becas salario» para que los estudiantes con pocos recursos no se vean obligados a abandonar sus estudios.

También piden un aumento «sustancial» de la financiación, «tras años de recortes, de la educación pública a todos sus niveles como condición de posibilidad de una educación de calidad», y la reducción de las ratios en enseñanzas medias a 20 alumnos por aula.

En relación con la Formación Profesional, las organizaciones abogan por un aumento generalizado en las plazas públicas y apuestan por «una FP de calidad, dotada de los recursos suficientes para asegurar la calidad de la enseñanza».

Finalmente, piden «recursos, igualdad real, atención al desarrollo pleno de las estudiantes y protección del patrimonio lingüístico y cultural de cada lugar», así como una mayor dotación de recursos para la sanidad pública en materia de salud mental. «Los estudiantes han venido sufriendo problemas relacionados durante los últimos años a causa de diversos factores económicos y académicos, lo cual se ha visto nuevamente agravado por la pandemia», concluyen.

Comparte este contenido:

La pesadilla laboral de las y los trabajadores de delivery en Chile

Hace algún tiempo atrás tuvimos la oportunidad de conversar con Servio Hérnandez, repartidor y dirigente de la organización Riders Unidos Ya, que agrupa principalmente a trabajadores de Pedidos Ya.

Servio es venezolano y cumplió tres años desde que arribó a Chile en busca de mejores condiciones:“Yo llegué aquí con la esperanza de encontrar mejor calidad de vida. En principio yo pensaba que se ‘apiadaban’ de nosotros por la crisis que hay en nuestro país, pensé que era como un recibimiento, que me tendían la mano como una ayuda humanitaria, eso fue lo que se vendió. Al principio sí fue muy bueno estar aquí, pero cuando empiezo a vivir esta pesadilla laboral donde… donde toda esta ola de corrupción, de burocracia, de hacerse… hacerse lo ‘Shakira’, al sordo, el ciego y el mudo con este tema. Eso me ha decepcionado porque yo caigo en cuenta de que eso no es ninguna ayuda humanitaria. No, ellos sabían que tenían la oportunidad de hacer grandes negocios con la diáspora venezolana, haitiana, colombiana, etc.”A continuación, repasamos algunas de las cuestiones más importantes en cuanto a las luchas y condiciones de trabajo de los repartidores.

La precariedad del reparto o delivery

Las aplicaciones de delivery se han hecho cada vez más populares a nivel mundial y Chile no es la excepción. Hasta abril del año pasado, eran más de 15 mil los repartidores que trabajaban en las principales aplicaciones de delivery, como Rappi, Pedidos Ya, Uber Eats, Glovo, entre otras(1).Como Servio nos explica, estos trabajadores de delivery o reparto están expuestos a toda una pesadilla laboral, a toda una serie de condiciones de trabajo particularmente precarias.En este sentido, una de las cuestiones que más destaca de manera negativa son las largas jornadas de trabajo. Desde su experiencia personal, Servio nos cuenta que:“De abril hacia atrás esos dos años y tantos meses, incansable, no descansaba, de sol a sol todos los días 24/7. Llegaba a mi casa a las dos, dormía, me paraba las 10, 11, ahí estaba otra vez para darle en la moto 14, 12 horas diarias trabajando.”Si bien alguien podría decir que nadie está obligado a trabajar esa cantidad de horas, lo cierto es que esta es la única manera de obtener buenos sueldos. “Yo tengo que reconocerlo (…) tengo compañeros que sacan muy buen dinero semanalmente con la aplicación, oíste, y cuando te hablo de muy buen dinero, te hablo de 500 lucas semanales, 400 lucas semanales, 350 lucas semanales como mínimo.”-Cualquiera  quisiera algo así-“Si, pero yo sé qué significa eso, eso significa no tener vida social, significa estar mecanizado, automatizado, o sea, tú, y te lo digo con mucha propiedad, yo llegaba a mi casa de una jornada de 12 horas de trabajo, 13 horas, pensando en el día siguiente que quiero seguir trabajando, como que uno pierde la noción de las cosas.”Sumada a las extensas jornadas de trabajo, las y los trabajadores de reparto se exponen constantemente a accidentes como lo son choques u otros accidentes de tránsito, quedando muchas veces con heridas graves y secuelas, o en el peor de los casos, provocar la muerte. Casos por los que la empresa no se hace responsable. Como cuenta el compañero, a pesar de que la empresa dice contar con seguros, esta simplemente se descarta de toda responsabilidad ante un accidente concreto:“Yo me encontraba en una capacitación de repartidores y le pregunto al señor que estaba allí. Señor Jorge y qué sucede si yo voy con un pedido o estoy trabajando para ustedes y sufro un accidente” (…) y él me respondió: Contamos con un seguro contra accidentes. Mira, yo inicié a trabajar el 15 de febrero, una semana después me arrolló un auto, por allá en Lo Barnechea, un muchacho de 22 años en estado de ebriedad. El médico que me trató también era venezolano. Él me dice, tú trabaja para esa empresa, claro me vio vestido de Pedidos Ya. El médico me dice que a quien llama, a la empresa para dar aviso que tuve un accidente, porque es una empresa, (…) yo le digo hay un señor que se llama Aaron, (supervisor de la zona de Lo Barnechea por donde trabajaba Servio en ese entonces) búsquenlo en el directorio de mi teléfono, de mi móvil. Cuando lo llamaron ¿usted sabe lo que dijo el señor? Lo sentimos mucho pero no podemos hacer nada por él, y apagó el teléfono.”Asimismo, a esta serie de elementos se suma el hecho de que son las y los trabajadores de reparto quienes están obligados a poner medios de trabajo como la motocicleta o bicicleta, (más las mantenciones y bencina en caso de ser motorizado) o bien otros costos como lo son el uniforme o chaqueta y la bolsa térmica con el logo de la empresa, además, las empresas obligan a disponer de $30.000 en efectivo para hacer las transacciones, dinero que también deben poner de su parte.Aglomeraciones de repartidores, Providencia

Delivery en pandemia: el repartidor paga

Como ha ocurrido con otras fracciones de la clase trabajadora, los repartidores se han visto perjudicados en la dinámica y condiciones de trabajo producto de la pandemia del coronavirus. Las empresas de reparto más grandes del país como lo son Rappi, Pedidos Ya, Uber Eats y Cornershop fueron consideradas desde prácticamente el inicio de las cuarentenas como parte de los denominados servicios esenciales, pero ¿Qué significó esto para los trabajadores del sector? “Automáticamente bajaron la paga por los pedidos”.-¿En serio?-“Sí, o sea, un pedido antes  a mí me lo pagaban en 1.865 pesos , al mes de la pandemia me empezaron a pagar 650 pesos base, más el pago del kilometraje, más un multiplicador. ¿Qué es eso? Son herramientas que utiliza la empresa para minimizar a lo más mínimo, los costos operativos para incrementar sus ganancias. ¿A qué costo? Al costo de nuestras vidas, de nuestro trabajo.”Por si fuera poco, a pesar del llamado de la SEREMI de Salud a que las empresas de delivery dispusieran de implementos de higiene y seguridad para prevenir los contagios de covid-19 entre los repartidores, son las y los trabajadores los que terminaron costeando materiales como mascarillas o alcohol gel:“¿Tú sabes lo que hizo la empresa? La empresa mandó un correo electrónico: vamos a tener una gran jornada de entrega de los kits en contra del covid en pandemia, venga a la oficina (Ubicada en Providencia, por lo que solo accedieron unos pocos de la RM) a retirar su kit. Cuando el repartidor iba para allá… Mira, no nos dieron más de 60 ml. de gel alcohol, una sola mascarilla y dos pares de guantes. Nosotros, tuvimos que meternos la mano en el bolsillo, comprar nuestros utensilios para hacerle frente a esa enfermedad. Tuvimos que ir a las farmacias de manera unilateral, gastar de nuestro dinero y comprar las cosas para protegernos porque la empresa nunca lo hizo y nunca lo hará”Otro de los efectos de la pandemia sobre las y los trabajadores de delivery guarda relación con la desregulación de los tramos o distancias a recorrer por parte de estos:“Para darte un ejemplo, en Pedidos Ya anteriormente tú trabajabas en Santiago Centro, el algoritmo no te sacaba de Santiago Centro, tú trabajabas en esta zona. Ahorita no, tú trabajabas en Santiago Centro y va a parar Maipú, de Maipú te jalan para La Florida, de La Florida pa’ Macul, Peñalolén, Providencia, Las Condes y después te vuelven a bajar, todo el día así.”Además, producto de este ‘reconocimiento’ como servicios esenciales en pandemia, los repartidores tienen permitido entregar pedidos dentro del horario de toque de queda (hasta las 0:00 hrs), lo que ha llevado a que se vean expuestos a ataques en la noche para robar sus pertenencias.(2)De este modo, tal como reflexiona Servio, la pandemia sólo ha profundizado una situación que ya se venía dando en el área del delivery, aprovechando además el miedo de las y los trabajadores del sector a quedar cesantes:“Siempre ha sido así, pero ¿qué sucede Javier? (…) con la pandemia ellos vieron la oportunidad de arreciar más ¿sabe? de profundizar más la precarización ¿por qué? porque en momentos de pandemia ¿quién se quiere quedar sin trabajo? Quedarse sin trabajo siendo extranjero en un país que no es el tuyo no es fácil.”

Trabajadores inmigrantes

Una de las características particulares de esta fracción de la clase obrera dedicada al trabajo de reparto es su composición principalmente inmigrante, lo cual Servio considera que está lejos de ser una casualidad, pues como dice él:“No estoy aquí en su país por gusto, yo estoy aquí por necesidad. Si tu sacas el capital humano de estas empresas, tanto aquí en Chile como en todos los países trabaja principalmente la diáspora venezolana, hay un alto porcentaje de venezolanos, de migrantes.”Justamente, para contextualizar, al menos para fines del 2020 y principios del 2021 el 10,9% de los asalariados ocupados del país era constituida por trabajadores inmigrantes, donde solo las y los trabajadores venezolanos representan el 4,7% del total de la los ocupados, seguidos por peruanos, haitianos, colombianos y bolivianos. De este modo, las y los trabajadores venezolanos constituyen el 42,8% de los ocupados inmigrantes del país.(3)Finalmente, es importante mencionar que este sector en particular migra con la promesa de encontrar mejores condiciones laborales y de vida, por lo que vienen de una condición de precariedad desde su país nativo. No es de sorprender entonces ver que esta fracción de clase se dedica principalmente a este tipo de trabajos altamente desregularizados y precarios.

La lucha por el reconocimiento de una relación laboral

Una de las principales demandas que encabezan las luchas de estos trabajadores es algo muy básico, el reconocimiento laboral. Sí, por absurdo que suene, la ley no reconoce una relación laboral entre los repartidores y las aplicaciones, ante el papel son ‘cuentapropistas’ o trabajadores independientes.“Nosotros ‘no existimos’, así me lo hizo saber una trabajadora de la dirección del trabajo: No Servio, lo que sucede es que ustedes están en el limbo, no existen. y mi respuesta fue, eso lo sabemos, pero lo que usted me da a entender es que estamos en el limbo, no existimos y así lo desean mantener, en el limbo”.Al no contar con una relación empleado-empleador su trabajo está fuera de las regulaciones, por ende la empresa no garantiza derechos como un contrato de trabajo, sueldo mínimo, cotizaciones, seguros, bonificaciones, etc. Del mismo modo, al no ser reconocidos como trabajadores, no pueden formar un sindicato, al menos en términos legales, es decir la empresa no se ve obligada a reconocer un sindicato con el cual sentarse a negociar.Protesta de repartidores en Buenos Aires, Argentina

Una lucha nacional e internacional

Pese a lo anterior,  se han levantado distintos esfuerzos de organización por parte de los repartidores con el fin de centralizar demandas y unir fuerzas entre trabajadores. Justamente, la experiencia organizativa de Riders Unidos Ya está lejos de ser una experiencia aislada, pues como nos cuenta el compañero “tenemos un proyecto muy importante que llamamos La Marea, La Mancomunal de Repartidores de Chile”. Esta mancomunal agrupa a lo menos 4 organizaciones distintas de repartidores distribuidas a lo largo del país.A esta iniciativa, se suman también los distintos contactos que han tomado con otras organizaciones sindicales del país, como también internacionales: “Hemos tenido contacto con El sindicato de Papa Johns, con muchas organizaciones sindicales, no solamente aquí, a nivel internacional también: Argentina, Ecuador, Perú, México, España.”Esta dinámica internacional es importante de analizar, pues desde el punto de vista del compañero, la masificación internacional de estos nuevos sistemas de trabajo llevan a que finalmente las y los trabajadores busquen desarrollar experiencias de resistencia en distintas partes del mundo, interactuando entre ellos a partir de sus condiciones de trabajo comunes: “Es un fenómeno que se está dando a nivel mundial no solamente aquí en chile, donde estas empresas llegan hacen lo mismo, lo único que cambia es el país y la moneda obviamente y el nombre la empresa, pero son lo mismo, hacen lo mismo, entonces por ende cuando la clase obrera, la clase trabajadora, se percata del sistema,  los que tienen las agallas de hacerle frente, salen al frente como mi persona, como en Argentina el compañero Maxi de ATR (Asamblea Nacional de Trabajadores de Reparto), como Yuli, venezolana que trabajan en Ecuador que también están haciendo un frente bastante contra  Glovo en Ecuador, como el compañero Saúl en México, como Carolina Hevia en Colombia, como el compañero Fernando Gallardo en Concepción y como muchos compañeros, y eso va a seguir así”.

La contraofensiva de la empresa

Sin embargo, frente a la organización y manifestaciones por parte de los trabajadores, es que Pedidos Ya recurrió al amedrentamiento y otras prácticas antisindicales para aplacar estos esfuerzos.“Ellos infiltraban en las organizaciones a nuestros mismos compañeros, pero que jugaban un papel a favor de la empresa, entonces cuando ubicaban a los compañeros que querían organizarse ellos los llamaban: mira, sabemos que eres tú y tú, y fulano y zutano, vengan a la empresa que necesitamos hablar con ustedes para darles solución (…) el repartidor iba pensando que le iban a solucionar el problema, pero salían amedrentados y despedidos, a la semana, a las dos semanas les quitaban las cuentas, los dejan sin trabajo, entonces ¿eso que hacía? creaba miedo, el repartidor tenía miedo de organizarse”.Así las cosas, Servio junto a otros compañeros fueron despedidos en abril del 2020 justamente por exigir mejores condiciones de trabajo. Frente a eso tomaron la decisión de levantar dos demandas colectivas buscando que la empresa reconozca la relación laboral que mantenían.Pero todo este proceso no ha sido fácil, pues en primer lugar la empresa ha buscado dividir la fuerza de los trabajadores: “Éramos 55, pero la empresa fue comprando conciencias, quedamos 20 compañeros en la demanda y ahí estamos guerreando”. En segundo lugar, una vez que la empresa forzó a un cambio de fecha del juicio por la demanda colectiva, esta comenzó a argumentar que no podía darse por notificada producto de la pandemia: “Pero tú ves a todos los compañeros repartidores de Pedidos Ya trabajando día y noche incansablemente. La empresa no ha cerrado, la empresa en eso, para esos efectos, ellos siguen funcionando, pero para los efectos de darse por notificada para otra demanda están a puerta cerrada.” El 2 de noviembre, cuando se realizaría el juicio por la demanda colectiva interpuesta por Servio y sus compañeros, el juzgado toma la decisión de correr nuevamente el juicio para el 2 de febrero del mes pasado, donde esta vez la jueza decidió declararse incompetente frente al caso: “El juez dos días antes del juicio y previo a las 2 sentencias de Concepción donde salieron favorecidos los dos compañeros repartidores, donde se reconoce la relación laboral y donde se insta a la empresa a reconocer la figura del trabajador en su empresa y a pagar todo el daño moral que ya han causado por estar despidiendo la gente así como así (…), justamente previo a esas dos sentencias viene nuestro juicio y el juez que dice: “suspendido en la audiencia de juicio, nos vemos el primero el 2 de febrero del año 2021”Finalmente, llegado el 2 de febrero, la jueza a cargo del juicio corrió nuevamente la citación para este lunes 12 de abril.Pese a la compleja situación que enfrentan, Servio y sus compañeros/as se mantienen firmes en continuar la demanda, además se trabajar continuamente en la organizaciones de  La Marea y Riders Unidos Ya, sumando nuevos integrantes, concientizando sobre su situación, formando relaciones con otras organizaciones, todo suma en la lucha de estos trabajadores.

Conclusiones

Distintos temas surgen de la entrevista al compañero. Uno de ellos es la expansión e instalación de nuevas ramas de servicios con condiciones laborales absolutamente “flexibles”, como es el caso del delivery. En ese sentido, la demanda por el reconocimiento de la relación laboral de este sector de trabajadores debe entenderse como un medio o un hito de una larga lucha de estos por constituirse como trabajadores ante el capital y el sistema político, ya que si bien la conquista de su reconocimiento significaría un importante logro en cuanto a condiciones legales, su precarización laboral y material se mantendría. Otro punto que surge de la entrevista al compañero es la importancia de coordinarse con otros sectores de trabajadores, no solo de otras ramas para solicitar apoyo, sino también de trabajadores en otros países que trabajan en condiciones similares y que pueden apoyar y transmitir experiencias de lucha y organización. Otro tema que parece importante para la clase en su conjunto es registrar estas nuevas modalidades de explotación, ya que es muy probable que ese tipo de procesos de trabajo y contratación afectarán a otras ramas de la producción. Finalmente, dejamos planteadas algunas preguntas para el debate:¿Qué papel asigna el capital y el estado burgués chileno a la clase obrera de carácter migrante?¿Las condiciones de este sector de la clase obrera representan una modalidad laboral que que el capital podría imponer al conjunto de la clase?¿Cómo debiera incorporar una política de clase a este destacamento de la clase obrera a las luchas y demandas sociales y políticas locales?

(1)  Según los datos registrados por CIPER, serían más de 15 mil repartidores trabajando de manera activa en Chile: “El relato de los trabajadores de delivery que viven la pandemia sin acceso a baños ni elementos de protección” – Cristobal Ríos y Lucas Cifuentes (07 de abril del 2020) https://www.ciperchile.cl/2020/04/07/el-relato-de-los-trabajadores-de-delivery-que-viven-la-pandemia-sin-acceso-a-banos-ni-elementos-de-proteccion/

(2)  Información en base a “Repartidores en Chile: Situación de exposición actual a violencia y delincuencia”, elaborado por La Mancomunal de Repartidores y fundación FIEL, 10 de agosto 2020. http://lamancomunal.cl/organizacion/

(3) Fuente: Elaboración propia en base a los datos entregados por la Encuesta Nacional de Empleo del trimestre Noviembre, Diciembre, Enero del 2020-2021, INE.

Fuente: https://rebelion.org/la-pesadilla-laboral-de-las-y-los-trabajadores-de-delivery/

Comparte este contenido:

Argentina: El reclamo de las 62 Organizaciones Peronistas: Por la unidad del movimiento obrero

Las 62 Organizaciones Peronistas reclamaron la necesaria búsqueda de la «unidad» de todos los sectores que componen a los representantes de los trabajadores y se comprometieron para que las conducciones “sean menos individualistas y más colectivas” a la hora de la toma de decisiones. El anuncio se realizó durante un encuentro que las 62 realizaron con el titular del gremio de Suterh, Víctor Santa María, con motivo de las fiestas de fin de año.

El titular de la Federación Nacional de Conductores de Taxis, José Ibarra remarcó que las 62 Organizaciones quieren «participar en todas discusiones que hay que dar en políticas de trabajo, en políticas de salud y en la política, para defender los derechos y los intereses de los trabajadores desde cargos ejecutivos o legislativos de relevancia», dijo y agregó que “ya hemos visto el daño que le hizo Macri a todo el movimiento obrero y a la Argentina y no podemos permitirlo quedándonos de brazos cruzados».

A su turno, Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria, exigió “transitar el camino de la unidad en todo el movimiento obrero, mirando hacia atrás y haciendo una autocrítica; necesitamos un movimiento obrero fuerte, unido y representativo y federal” sentenció.

Por último, cerró el encuentro Víctor Santa María con una frase de Perón: “Trabajadores, únanse” y aseguró que «la unidad del movimiento obrero tiene que ser nuestro Norte y es esencial para la patria y para el país que esto suceda”. Pidió que ser «amplios y generosos” y que “aunque tengamos miradas distintas, el proyecto debe ser un proyecto en común”; “debemos alejarnos de aquellos que intentan dividirnos para debilitarnos” subrayó. Por último recordó que el peronismo hizo “una revolución cultural y tenemos el deber de mantener esa llama encendida y recuperar su mística”. “Llevamos una brújula bien clara con las tres banderas que siempre alzó el peronismo: Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política… la cuarta bandera es la Unidad” sentenció.

Fuente e imagen: https://www.pagina12.com.ar/313647-por-la-unidad-del-movimiento-obrero

Comparte este contenido:
Page 1 of 8
1 2 3 8