Page 2 of 17
1 2 3 4 17

Etiopía: la preocupación de la ONU aumenta por la escasez y el bienestar infantil en la actual crisis de Tigray

África/Etiopía/11-12-2020/Autor(a) y Fuente: news.un.org

La grave escasez de alimentos, agua, combustible y dinero en efectivo en la región de Tigray en el norte de Etiopía está afectando gravemente a las personas allí, incluidos los trabajadores humanitarios, informó Naciones Unidas el martes, citando a su oficina de asuntos humanitarios, OCHA .  

Los combates entre el ejército nacional y las fuerzas regionales comenzaron hace un mes y, desde entonces, muchas personas viven sin electricidad, agua corriente, bancos o comunicaciones. 

“La OCHA ha expresado su preocupación por la falta de suministros médicos esenciales, lo que está obstaculizando la capacidad de los trabajadores de la salud para apoyar a la población e interrumpir los servicios críticos, incluso para las mujeres que están embarazadas o dando a luz”, dijo el portavoz de la ONU Stephane Dujarric, hablando en Nueva York . 

Los temores por la protección infantil aumentan 

Mientras tanto, dos altos funcionarios de la ONU han expresado su profunda preocupación por la situación de los niños atrapados en la crisis actual. 

Virginia Gamba, Representante Especial del Secretario General para los Niños y los Conflictos Armados, y el Dr. Najat Maalla Mjid, Representante Especial del Jefe de la ONU sobre Violencia contra los Niños, emitieron un comunicado conjunto el martes.  

Instaron a todas las partes a «hacer todo lo posible para proteger mejor a los niños y a todos los civiles, defender los derechos humanos y garantizar el acceso humanitario para la prestación de la asistencia que tanto necesitan». 

Los enfrentamientos en Tigray han obligado a miles de personas a buscar seguridad en el vecino Sudán. Los expertos señalaron que alrededor del 45 por ciento de los que cruzan las fronteras son niños, según estimaciones de la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR . 

La protección y la provisión de apoyo de emergencia a estos niños debe ser una prioridad para todos los que responden a la crisis, dijeron, al tiempo que celebraron un acuerdo entre la ONU y las autoridades etíopes sobre el acceso humanitario. 

‘Acceso inmediato y sin obstáculos’ 

“Hago un llamado a todas las partes involucradas para que otorguen a todos los niños acceso inmediato y sin obstáculos a la asistencia humanitaria”, dijo la Sra. Gamba. 

La declaración también pidió que las partes garanticen que los niños afectados por el conflicto estén protegidos de todas las formas de violencia y abuso, incluida la violencia sexual y de género, la trata y el reclutamiento. 

Los niños detenidos por razones de seguridad nacional también deben ser tratados principalmente como víctimas y de acuerdo con las normas de menores. 

“Hago un llamamiento a todas las partes para que brinden a los niños todo el apoyo necesario, incluida la identificación de los niños no acompañados y separados, la búsqueda y reunificación familiar, los arreglos de cuidado alternativo basados ​​en la familia cuando sea necesario, así como el acceso a la educación y los servicios de salud, incluidos los salud y apoyo psicosocial ”, dijo la Sra. M’jid.   

 “Los niños deben tener la oportunidad de vivir la infancia pacífica que se merecen”, agregó.

Fuente e Imagen: https://news.un.org/en/story/2020/12/1079562

Comparte este contenido:

La ONU pide detener la violencia en Etiopía

La violencia en varias regiones de Etiopía puede significar más sufrimiento y hambre para una población afectada por sequías, insuficiencia alimentaria, plagas, desplazamientos forzados y pobreza estructural, además de la pandemia covid-19, alertó la ONU. Foto: Michael Tewelde/FAO

 La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió el viernes 6 detener la violencia en las regiones etíopes de Tigray y Oromía, y llamó a las partes a resolver sus diferencias mediante el diálogo pacífico.

Bachelet dijo que “en la última semana, hemos visto un alarmante estallido de violencia en la región de Oromía, así como en la de Tigray. Insto a todas las partes a detener la violencia, para evitar más pérdidas de vidas, desplazamientos masivos y una mayor desestabilización”.

En la región de Tigray, norte fronterizo con Eritrea, el gobierno del primer ministro Abiy Ahmed declaró el estado de emergencia por seis meses, restringió las libertades de circulación y expresión, e interrumpió las telecomunicaciones.

La medida siguió al ataque a una base militar, atribuido al Frente de Liberación de Tigray, que tiene el gobierno regional, lo que desencadenó el miércoles 3 más enfrentamientos armados y bombardeos en la zona, según medios de prensa.

El secretario general de la ONU, António Guterres, manifestó su preocupación por esos enfrentamientos y pidió medidas inmediatas para reducir las tensiones y garantizar una solución pacífica de la controversia, dada la importancia que tiene la estabilidad en Etiopía para la región del Cuerno de África.

El gobierno de Tigray realizó el pasado septiembre una elección del parlamento regional, desacatando órdenes del poder central para suspender las elecciones en vista de la pandemia covid-19.

Según Abiy, el ataque al cuartel del ejército en Tigray, que atribuyó al frente opositor, fue “la gota que colmó el vaso tras varios meses tratando de resolver las diferencias con la mediación, la conciliación y el diálogo”.

Bachelet dijo que “el corte de las comunicaciones ha obstaculizado gravemente la capacidad de vigilar la situación sobre el terreno, en particular las repercusiones de los enfrentamientos en la población local”, y pidió restablecerlas, ya que tenerlas “es particularmente vital en una situación de crisis”.

En paralelo, Bachelet también manifestó su inquietud ante informes de que, el domingo 1, grupos de personas armadas atacaron a miembros de la etnia amhara en la zona de Wollega, en la región de Oromía.

Según fuentes gubernamentales, durante el ataque fallecieron 32 personas, pero el número de muertos podría ser mayor de acuerdo con otras informaciones.

Oromía es la región más extensa de Etiopía, abarca zonas del centro, sur y occidente –donde ocurrió la masacre- y la mayoría de sus habitantes son de la etnia oromo, seguida en número por la amhara.

Bachelet pidió una investigación rápida, independiente, exhaustiva e imparcial de los hechos, y llamó al gobierno a garantizar que los responsables rindan cuentas por sus acciones.

“De no abordarse, esa violencia sólo deja desolación, alienta la venganza y conduce a nuevos enfrentamientos entre comunidades y a más víctimas y desplazamientos en el país”, advirtió quien también fuese dos veces presidenta de Chile, en 2006-2010 y 2014-2018.

También pidió a las autoridades federales y regionales que “garanticen la protección de la población y establezcan en todo el país las medidas sociales, económicas, de seguridad y políticas necesarias para romper el ciclo de la violencia y fomentar la confianza entre las comunidades”.

El primer ministro Abiy Ahmed recibió en 2019 el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a su labor para sellar la paz con la vecina Eritrea, que se independizó de Etiopía al cabo de una larga guerra, y por sus esfuerzos para intentar la paz entre los grupos que combaten por el poder en el vecino Sudán del Sur.

A-E/HM

Fuente e imagen:  http://www.ipsnoticias.net/2020/11/la-onu-pide-detener-la-violencia-etiopia/

Comparte este contenido:

Etiopía plantó 350 millones de arboles en un día… ¿Será cierto?

Etiopía plantó 350 millones de arboles en un día… ¿Será cierto?

Afirmación: Etiopía dice que plantó más de 350 millones de árboles en solo un día que, si se verifica, sería un récord mundial.
Veredicto: Si es cierto lo que dice el gobierno de que participaron 23 millones de personas, es posible que hayan plantado tantos árboles, pero no se ha confirmado de forma independiente.

¿Por qué plantar árboles?

El gobierno de Etiopía lanzó el proyecto de plantación de árboles de £ 1.1 mil millones a principios de este año para abordar la deforestación y el cambio climático.

Las Naciones Unidas dicen que la cubierta forestal en Etiopía se redujo del 35% de la superficie terrestre total a principios del siglo XX a un poco más del 4% en la década de 2000.

El objetivo inicial era plantar 200 millones de árboles jóvenes en 12 horas el 29 de julio, pero Getahun Mekuria, el ministro de Innovación y Tecnología, dijo que el país terminó plantando más de 350 millones de árboles jóvenes.

Su objetivo es plantar cuatro mil millones de árboles para octubre de este año.

¿Cómo se organizó?

La entrega de las plántulas a los voluntarios de todo el país se completó tres días antes del evento, según el gobierno.

Algunos empleados del gobierno tuvieron el día libre para ayudar y también participaron funcionarios de la ONU, la Unión Africana y diplomáticos extranjeros.

La mayoría de las plántulas eran de una especie autóctona, pero también había árboles frutales como el aguacate.

Se asignaron funcionarios para contar las plántulas que estaban plantando los voluntarios.

Entonces, ¿qué probabilidad hay de que se haya plantado una cantidad tan alta de árboles?Un experto dijo que es posible, pero solo con una planificación adecuada.

“No es imposible, pero se necesitaría un esfuerzo muy bien organizado”, dijo Tim Christophersen, quien coordina el trabajo sobre bosques y cambio climático en la ONU.

El le dijo a la AFP que un voluntario podría plantar, de manera realista, unos 100 árboles al día.

De los 105 millones de habitantes de Etiopía más de 23 millones participaron, dice la Dra. Tefera Mengistu, coordinadora del Programa Nacional de Desarrollo del Sector Forestal. Entonces, si todas estas personas plantaran 100 plántulas, la cifra de 350 millones se superaría fácilmente. Sin embargo, no hay un recuento disponible de cuántos árboles plantó cada persona. Plantar 350 millones de árboles, dijo Christophersen, requeriría alrededor de 864.000 acres de tierra.

El jefe de una organización vinculada al gobierno le dijo a la BBC que les habían ordenado plantar 10,000 árboles, pero que tenían que pagarlos con su propio presupuesto.

Así que plantaron 5.000, pero informaron la cantidad total.

Y también hay una discrepancia entre las cifras de algunas áreas proporcionadas por el ministro de Innovación y Tecnología y las cifras publicadas en el sitio web del primer ministro.

Hemos pedido una aclaración a la oficina del primer ministro, pero aún no hemos recibido una respuesta.

La ONU ha elogiado al gobierno etíope y ha pedido a la región que siga su ejemplo.

“Otras naciones africanas deberían moverse con rapidez y desafiar el status quo”, dijo Juliette Biao Koudenoukpo, directora de la oficina de África de ONU Medio Ambiente.

“Personalmente, no creo que hayamos plantado tanto … Sería imposible plantar tantos árboles en un día”, dijo un portavoz del partido opositor Ezema.

Algunos críticos del primer ministro dicen que está utilizando la campaña para distraerse de los desafíos que enfrenta su gobierno, incluidos los conflictos étnicos que han obligado a unos 2,5 millones de personas a abandonar sus hogares.

¿Fue un registro oficial?

Guinness World Records dice que no ha recibido una solicitud de Etiopía para verificar el intento de batir el récord.

“Sin embargo, siempre estamos buscando nuevos logros récord, por lo que alentamos a los organizadores de este evento a que se pongan en contacto con nosotros para registrar una solicitud”, dijo Jessica Dawes, portavoz de la organización.

Etiopía tendría que proporcionar pruebas precisas de la plantación de árboles, las personas que participaron, dónde tuvo lugar y los horarios. También tiene que haber dos testigos independientes que puedan confirmar los resultados del récord.

El poseedor del récord mundial actual es India.

En 2016, más de 800.000 personas plantaron 50 millones de árboles en el estado norteño de Uttar Pradesh.

Y si se está preguntando sobre el récord de la mayor cantidad de árboles plantados en un día por una persona, actualmente lo tiene alguien en Canadá que plantó 15,170 plántulas de pino rojo en 2001.

Fuente de la Información: https://www.ecoportal.net/paises/etiopia-planto-350-millones-de-arboles/

 

Comparte este contenido:

Etiopía: Two OMN Journalists Freed on Bail but Colleagues Remain in Ethiopian Jail

Two OMN Journalists Freed on Bail but Colleagues Remain in Ethiopian Jail

After over 45 days in prison, Ethiopian journalist Guyo Wario was finally released on bail Tuesday. But at least three of his Oromia Media Network (OMN) colleagues remain in custody.

«I am so happy for being with family now. [The] prison situation was very tough, but the court investigated my case and approved my bail. I am so happy,” he told VOA’s Horn of Africa service.

A lower court ordered Wario’s release on bail a week ago, and the higher court gave the final order Monday, but paperwork delayed the release, a family member said.

Wario and his colleagues were arrested as authorities cracked down after protests and violence erupted in several Oromia cities and abroad over the killing of Hachalu Hundessa, an Oromo cultural and political singer who was shot dead in Addis Ababa on June 29.

Media and civil rights groups have raised concerns about Ethiopia’s responses to the unrest, including internet blocks, and the arrests of journalists, protesters, and members of the opposition, including Jawar Mohamed, from the Oromo Federalist Congress and members of the Oromo Liberation Front.

By mid-August, nearly 180 people, including demonstrators and some law enforcement, had been killed and 9,000 arrested as protesters and security forces clashed, Human Rights Watch said. Authorities cut off access to the internet for weeks and suspended at least three news networks, including OMN.

Wario, who interviewed Hundessa shortly before the killing, was one of four OMN journalists arrested, along with an IT technician, the news outlet’s lawyer Tokuma Dhaba said. They are being investigated on accusations of incitement, according to the press freedom organization Committee to Protect Journalists.

OMN journalist Mohamed Siraj was released on bail Saturday but Mellese Diribsa and camera operator Nasir Adem, along with Minnesota resident IT technician Misha Adem Cirrii, remain in detention, the lawyer said.

Dhaba said a court had ordered Diribsa to be released on bail, but the journalist remains in jail.

Fekadu Tsega, who directs the Office of the Attorney General, told VOA that Wario was suspected of incitement, but did not specify what led to the allegation.

VOA Horn of Africa’s attempts to reach officials including Tesega for further comment were not successful.

Risks of contracting COVID-19 in detention

CPJ’s sub-Saharan chief Muthoki Mumo said that the health of these journalists is put at risk if authorities hold them for long periods in pretrial detention during the coronavirus pandemic.

Kenyan journalist Collins Juma Osemo, also known as Yassin Juma, told VOA he contracted COVID-19 while in a detention center, after being accused of multiple charges including inciting violence. Juma was released from a quarantine facility last week.

Mumo said that at least three other reporters, including journalists from the privately owned ASRAT Media, were also arrested in July.

Reporter suspensions

As well as the arrests, authorities at the end of June suspended OMN along with the broadcasters ASRAT and Dimtsi Weyane.

Some reports said the outlets were suspended for three months over allegations of hate speech, inciting violence and misinformation. At least one report said the ASRAT suspension was related to a registration issue. The outlets denied the accusations.

In early July, CPJ reported that the office of the federal attorney general alleged that the media outlets were fomenting conflict among ethnic communities.

If OMN and other media outlets want to continue reporting, they have choices, Ethiopian Broadcasting Authority (EBA) Deputy Director-General Wondwosen Andualem was quoted as saying in a BBC Afan Oromo report.

The authority advised some private media companies on several occasions to correct mistakes, Andualem said, adding, “We don’t want to ban them forever.”

VOA was unable to reach EBA for comment via phone. Calls either didn’t go through because of a bad connection or were unanswered.

Quoting family members and persons familiar with the situation, OMN lawyer Dhaba said authorities have also blocked the station’s bank accounts and frozen its journalists’ assets. “But we are still trying to find out which department has blocked (the) accounts,” he said.

“Following Hachalu’s assassination, several documents and studio equipment were taken away by police from our Addis Ababa studio and OMN bank accounts are blocked,” Dhaba said.

Individuals inside Ethiopia told VOA Horn of Africa this week that OMN is broadcasting from abroad and people can still access the station from inside Ethiopia.

The arrests and shutdowns appear to signal a worrying trend just two years after what media rights groups had described as a turning point in Ethiopia’s press freedom record.

In 2018, CPJ noted that no journalists were in custody for their work and that Ethiopian authorities had restored access to over 200 websites.

Mumo said incidents that have taken place are concerning when it comes to “a trajectory of press freedom in Ethiopia.”

In the past two years, authorities have detained journalists, passed restrictive laws, and cut internet access during periods of unrest, civil rights groups say.

VOA’s calls to the federal police commission and federal attorney general office for comment were not successful.

The parliament in February passed a law that punishes “hate speech” and disinformation with hefty fines and lengthy jail terms.

In a statement in December, Human Rights Watch called for Ethiopia to revise the bill, which it warned could “significantly curtail freedom of expression.”

This report originated in VOA’s Horn of Africa service.

Fuente de la Información: https://www.voanews.com/press-freedom/two-omn-journalists-freed-bail-colleagues-remain-ethiopian-jail

 

Comparte este contenido:

Reabrirán escuelas en Etiopía pese a propagación de la Covid-19

África/Etiopía/27 Agosto 2020/prensa-latina.cu

Como parte de los preparativos del próximo curso escolar, hoy comienza en Etiopía el registro de estudiantes, pese a la compleja situación epidemiológica generada por la Covid-19.
La matrícula, programada para todos los niveles de enseñanza y por igual en las escuelas privadas que en las públicas, está precedida por la advertencia de cumplimir las medidas encaminadas a evitar la propagación del coronavirus.

Según una comunicación del Ministerio de Educación, que no precisa cuándo comenzará el ciclo lectivo, los centros docentes recibirán mascarillas, desinfectantes para manos y otros medios que serán de uso obligatorio durante las clases.

Las instituciones educacionales, además, deberán establecer estrategias y dinámicas para hacer valer el distanciamiento físico y el resto de los protocolos sanitarios establecidos para regresar a la normalidad, agrega el documento.

El cierre de las escuelas el padado 16 de marzo pasado interrumpió el aprendizaje de alrededor de 26 millones de niños en Etiopía, que carece de recursos e infraestructura para implementar un adecuado programa de educación a distancia.

Por medio de sendas declaraciones, la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia instaron a acelerar la reapertura de las escuelas en África, el último continente al que llegó la pandemia.

Etiopía tiene el propósito de responder a la exhortación pese a que los contagios crecen de manera exponencial desde junio.

Según el Ministerio de Salud, hasta el martes el número de infectados en el país ascendía a 43 mil 688, de los cuales 27 mil 181 permanecen ingresados, 15 mil 796 fueron dados de alta, 709 fallecieron y dos regresaron a su país, Japón.

Worldometer, uno de los principales sitios web con información sobre la pandemia, indicó que Etiopía es ya el segundo país africano con más casos activos, detrás de Sudáfrica (81 mil 797).

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=392010&SEO=reabriran-escuelas-en-etiopia-pese-a-propagacion-de-la-covid-19
Comparte este contenido:

Gestión docente en entornos de refugiados: el caso de Etiopía

Por teachertaskforce.org

El Instituto Internacional de Planificación Educativa (IIPE-UNESCO) y el Fideicomiso de Desarrollo de la Educación se complacen en anunciar la publicación de Gestión de docentes en entornos de refugiados: Etiopía , el primero de una serie de estudios de casos de países con el objetivo de identificar políticas prometedoras para la gestión eficaz de la educación primaria. maestros de nivel en regiones de acogida de refugiados en todo el mundo.

Los maestros están en el corazón del aprendizaje. Para un niño refugiado, los maestros pueden significar mucho más: educador, mentor y un enlace a un nuevo hogar. Brindar a los maestros el apoyo que necesitan puede permitir que los refugiados prosperen. Esto también es cierto en Etiopía, hogar de una de las mayores poblaciones de refugiados en África. El número de refugiados ha aumentado de 100,000 en 2008 a más de 680,000 en 2019, una cuarta parte de los cuales son niños. Comprender quién enseña en entornos de refugiados y cómo se gestionan es crucial para su futuro.

Esta investigación reconoce que los maestros son miembros de las comunidades afectadas y agentes potencialmente poderosos de una reforma positiva de políticas. El estudio identifica políticas prometedoras y estrategias de implementación que existen para la gestión de maestros de nivel primario en regiones de acogida de refugiados y revela áreas para un mayor desarrollo de políticas y una implementación exitosa. Este estudio de caso fue posible con el generoso apoyo de UNICEF Etiopía.

Puede consultar la investigación siguiendo este enlace:  https://bit.ly/3fBcMAG

Fuente: https://teachertaskforce.org/es/node/784

Comparte este contenido:

Etiopía: Los padres temen por los estudiantes amhara desaparecidos tras el cierre de universidades por la Covid-19

Redacción: Amnesty

Mientras las universidades de Etiopía cierran para evitar la propagación del virus de la COVID-19, Amnistía Internacional pide a las autoridades etíopes que revelen las medidas que han tomado para rescatar a 17 estudiantes amhara de la Universidad Dembi Dolo, en Oromia occidental, secuestrados por individuos no identificados en noviembre de 2019 y que desde entonces se encuentran en paradero desconocido.

La angustia de las familias de los estudiantes se ve acentuada por el cierre del teléfono e Internet puesto en marcha en enero en la región de Oromia occidental, que dificulta aún más sus esfuerzos por obtener información sobre sus seres queridos desaparecidos.

El sentimiento de temor e incertidumbre que se propaga por Etiopía a causa de la COVID-19 agrava la angustia de las familias de estos estudiantes, que están desesperadas por obtener información sobre el paradero de sus seres queridos.
Seif Magango, director adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental

“El sentimiento de temor e incertidumbre que se propaga por Etiopía a causa de la COVID-19 agrava la angustia de las familias de estos estudiantes, que están desesperadas por obtener información sobre el paradero de sus seres queridos cuatro meses después de su secuestro”, ha manifestado Seif Magango, director adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental.

“La decisión de las autoridades etíopes de cerrar las universidades para proteger la vida de los estudiantes es encomiable, pero también deben emprender acciones igual de concretas para encontrar y rescatar a los 17 estudiantes desaparecidos, para que también ellos puedan reunirse con sus familias.”

Amnistía Internacional ha hablado con varias familias de los estudiantes desaparecidos, que han expresado su creciente desesperación e impotencia ante la falta de noticias de sus hijos. Esta situación se está produciendo pese al anuncio hecho el 31 de enero de 2020 por el primer ministro de Etiopía, Demeke Mekonnen, de que se había formado un grupo especial para encontrar y facilitar el retorno seguro de los estudiantes a sus familias.

La decisión de las autoridades etíopes de cerrar las universidades para proteger la vida de los estudiantes es encomiable, pero también deben emprender acciones igual de concretas para encontrar y rescatar a los 17 estudiantes desaparecidos, para que también ellos puedan reunirse con sus familias.
Seif Magango, director adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental

Girmanesh Yeneneh, estudiante de tercer curso de biotecnología, fue una de las que estudiantes secuestradas cuando se dirigía a su casa en noviembre. Su padre, Yeneneh Adunya, dijo a Amnistía Internacional:

“Enviamos a nuestros hijos e hijas a la universidad para que puedan tener un futuro mejor. Ahora no sabemos dónde están o si están vivos. Estamos de luto desde el día que nos dijo que había sido secuestrada; nos dijo que rezáramos y yo, que soy sacerdote, he ido por todas partes rezando. Pero su madre está devastada, y se está volviendo loca, sin que tengamos ni una noticia del gobierno”.

Aunque los presuntos secuestradores inicialmente permitieron a los estudiantes llamar a sus familias y hablar con ellas, ya han pasado más de tres meses desde que las familias tuvieron noticias suyas. La última vez que uno de los estudiantes habló con sus familias fue el 18 de diciembre de 2019.

Todos los servicios de comunicación en Oromia occidental deben restaurarse de inmediato para permitir no sólo que las familias de los estudiantes desaparecidos accedan fácilmente a la información, sino también para que la población acceda a información vital de salud pública sobre la pandemia de COVID-19.
Seif Magango, director adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental

“El cierre de las redes y servicios de comunicación en Oromia occidental es una violación inaceptable del derecho de la gente a la información y a la libertad de expresión”, ha manifestado Seif Magango.

“Todos los servicios de comunicación deben restaurarse de inmediato para permitir no sólo que las familias de los estudiantes desaparecidos accedan fácilmente a la información, sino también para que la población acceda a información vital de salud pública sobre la pandemia de COVID-19.”

Los 17 estudiantes fueron secuestrados en diversas fechas en noviembre de 2019 cuando huyeron de los enfrentamientos étnicos fatales entre estudiantes universitarios oromo y amhara.

Uno de los estudiantes, Gebre-Silassie Mola Gebeyehu, dijo a su tío que él y varios estudiantes más habían sido secuestrados el 28 de noviembre por un grupo de jóvenes oromo mientras se dirigían a Gambella, y que a todos los habían llevado a las profundidades de un bosque de la zona.

Fuente: https://www.amnesty.org/es/latest/news/2020/03/ethiopia-parents-fear-for-missing-amhara-students-as-universities-close-over-covid19/

Comparte este contenido:
Page 2 of 17
1 2 3 4 17