Page 1 of 143
1 2 3 143

Marina Echebarría Sáenz : Shanghai y la crisis del sistema de externalización

El confinamiento de la macrourbe china paraliza su puerto, el mayor del mundo. Gigantes como Apple, Xiaomi y Tesla se han visto obligados a paros parciales

Todos los días nos acercamos a nuestros comercios y al consumir, sin darnos cuenta, consumamos auténticas proezas. Raramente pensamos en la tecnología y en la planificación que implica que nuestras estanterías estén llenas de uvas de Chile, carne irlandesa, trigo ruso, lino africano o teléfonos made in China. Raramente nos detenemos a pensar que nuestro móvil utiliza metales procedentes de Zaire, Ruanda, Bolivia, Rusia…, que todos estos componentes han sido enviados en trenes y barcos a China, donde han sido ensamblados en macrofactorías y posteriormente embarcados a su vez y distribuidos por todo el planeta. Hemos normalizado vivir en ciudades que importan más del 94% de sus insumos desde más de 100 kilómetros de distancia y en las que la más mínima falla, unas estanterías vacías durante unos pocos días, se convierte en una ofensa a nuestro modo de vida, un síntoma de desorden y caos social. Exigimos (coléricamente) el abastecimiento continuo.

Desde hace poco más de un cuarto de siglo nos sostiene una compleja cadena de extracción, producción, logística y distribución. Una cadena que en realidad es una red, en la que se extraen materias primas de países africanos o latinoamericanos, se transforman en productos en las fábricas del mundo (China, India, Bangladesh, Corea…) y se distribuyen mayormente en el occidente europeo y norteamericano. Todo este entramado se sostiene por una hiperproducción en lugares claves como China, por mano de obra barata en países como Bangladesh, Vietnam, China, y por un tráfico marítimo que incrementa sus volúmenes exponencialmente cada año. El “milagro” económico se basa en el aprovechamiento de los costes más baratos en cualquier espacio del mundo y en una circulación continua de los recursos. Es por eso que en Europa hemos asistido al cierre progresivo de nuestras fábricas y a su traslado a países más económicos para las grandes corporaciones: la externalización. Somos rentistas financieros, países de servicios o productores sobrecualificados, pero ya no somos la Europa industrial del siglo XX. Ya tuve ocasión de reflexionar con ustedes sobre la llamada crisis de suministros, en realidad, los síntomas de que toda esta red comienza a llegar a sus límites y no puede prometer un crecimiento perpetuo. Es en este contexto en el que asistimos a los cuellos de botella o al fallo de los eslabones débiles del sistema, como el provocado por el cierre de Shanghai.

Lo habrán oído, el Gobierno chino ha cerrado la mayor parte de Shanghai por la expansión de la covid en la macrourbe. Hablamos de más de 26 millones de personas confinadas en lo que es uno de los núcleos centrales de la producción y logística de la cadena de suministros mundial. El cierre, lógicamente, ha afectado al puerto de Shanghai-Yangshan, el mayor del mundo: más de 24 kilómetros de instalaciones y muelles que dan entrada y salida a más de 52 millones de contenedores TEU cada año. Shanghai procesaba en febrero el 20% del tráfico mundial de contenedores cada día.

El 19 de abril, cerca de 506 barcos portacontenedores gigantes, decenas de petroleros y un gran número de graneleros y barcos mineraleros esperaban su oportunidad de cargar o descargar en las aguas cercanas al puerto. Un mero síntoma de lo que estaba ocurriendo. Tras decretar el cierre parcial de la ciudad a finales de marzo y el cierre total el 15 de abril, los trabajadores de las principales macrofactorías y los trabajadores portuarios fueron confinados en sus centros de producción. Es decir, para varios millones de trabajadores la burbuja de confinamiento no es su hogar, sino su empresa, en la cual quedan anclados para que continúe la cadena de producción y exportación, muchas veces en condiciones de salubridad y vida cercanas a la esclavitud. Tesla corp. anunció que procedía a poner duchas y a garantizar tres comidas al día a sus trabajadores, lo que nos da un indicio de que no todas las factorías o instalaciones están cumpliendo con este “estándar” de humanidad. Aun así, el transporte terrestre no circula normalmente, por lo que las factorías de producción de gigantes como Apple, Xiaomi, Tesla y otros se han visto abocadas a paros parciales. Los barcos asumen incrementos de demoras de un 75%, días de retraso, lo que a su vez supone un aumento de los fletes, los seguros marítimos, los pagos por estadía en los muelles, las operaciones de estiba y el propio sostenimiento de las tripulaciones. Miles de contenedores refrigerados con productos perecederos o con químicos peligrosos se acumulan, constituyendo una amenaza creciente. Pese a todos los esfuerzos, el número de contenedores en espera es un 195% mayor que en el mes de febrero y la desviación a otros puertos no es solución, porque las fábricas están ahí, deseando verter en las bodegas sus excedentes. Ninguna flota de transporte terrestre puede compensar ese desplazamiento de volúmenes y ningún puerto cercano puede procesar la avalancha de demanda procedente de Shanghai.

Ninguna flota terrestre puede compensar ese desplazamiento de volúmenes y ningún puerto cercano puede procesar la demanda procedente de Shanghai

Algún día nos llegarán los relatos de qué ha supuesto para los trabajadores de Shanghai este confinamiento. Qué precio humano ha tenido que sigamos recibiendo nuestros teléfonos y televisores. Pero, de momento, en los núcleos financieros de Occidente se hacen cuentas sobre lo que nos va a costar el cierre de Shanghai. Las agencias internacionales más prestigiosas ya nos explican que sólo la gran ciudad china podría aportar de un 1 a un 2% de inflación anual a la economía global. Lo que es más difícil saber es si alguien está haciendo cuentas sobre si el sistema de externalización es sostenible. Sobre si es razonable continuar concentrando la producción lejos de su destino, alargando las líneas de transporte, incrementando el volumen de los puertos hasta el infinito y dependiendo de unas líneas de suministro que, al final, son frágiles y pueden verse afectadas por circunstancias imprevisibles: un barco atascado en el canal de Suez, una epidemia en una ciudad, una guerra o una catástrofe natural, quizás. Nuestro ingenio para resolver de manera eficiente el problema de poner una manzana en su supermercado quizás debería comenzar a considerar con más humildad nuestros límites y pensar que la naturaleza está ahí para recordárnoslos. Mientras tanto, asistimos al espectáculo de un atasco en el mar de China.

Marina Echebarría Sáenz es catedrática de Derecho Mercantil.

Fuente: https://rebelion.org/shanghai-y-la-crisis-del-sistema-de-externalizacion/

Comparte este contenido:

Xi Jinping pide abrir nuevo camino para desarrollar universidades de clase mundial en China

El presidente chino, Xi Jinping, pidió el lunes 25 de abril abrir un nuevo camino para construir universidades de clase mundial con peculiaridades chinas.

Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China y presidente de la Comisión Militar Central, hizo estas declaraciones durante una visita a la Universidad Renmin de China, en Beijing.

Xi enfatizó en la necesidad de seguir el liderazgo del Partido y transmitir las tradiciones revolucionarias en el funcionamiento de las universidades.

Asimismo, el mandatario señaló que los centros de educación superior de China deben estar profundamente arraigados en el país y abstenerse de simplemente copiar estándares y modelos extranjeros.

La visita tuvo lugar antes del Día de la Juventud de China, que se celebra el 4 de mayo de cada año.

En nombre del Comité Central del PCCh, Xi extendió saludos festivos a los jóvenes de todos los grupos étnicos a nivel nacional.

Xi también expresó la esperanza de que todos los jóvenes del país puedan tener en mente las instrucciones del Partido, esforzarse por la revitalización nacional y trabajar arduamente para obtener los mejores resultados posibles.

La historia de la Universidad Renmin de China se remonta a la Escuela Pública de Shanbei, fundada en 1937. La universidad ha crecido a lo largo de las décadas, con un enfoque en las humanidades y las ciencias sociales, así como en los estudios marxistas.

Durante su visita, Xi primero fue a un aula inteligente para cursos ideológico-políticos. Se sentó con los estudiantes para escuchar atentamente y participar en sus discusiones.

Xi subrayó que las clases ideológico-políticas deben desempeñar su debido papel en el fomento de la moralidad y pidió adaptar dicha educación a las necesidades de los jóvenes en diferentes etapas de desarrollo.

Xi instó a la Universidad Renmin de China que ofrezca cursos ideológico-políticos más ejemplares para las escuelas de todo el país, e instó a las universidades de la nación entera a cooperar más con las escuelas secundarias y primarias para llevar a cabo la educación ideológico-política.

Al visitar el museo de la universidad, Xi pidió impulsar sus gloriosas tradiciones revolucionarias y distintiva herencia «roja».

En una plaza en el exterior del museo, Xi se reunió con profesores y expertos eméritos,así como con representantes de profesores sobresalientes jóvenes y de mediana edad, con quienes conversó.

Xi dijo que la construcción de universidades de clase mundial requiere de profesores de primera clase, y subrayó la importancia de capacitar a maestros competentes.

En la biblioteca, Xi inspeccionó el acervo de literatura revolucionaria y libros antiguos y escuchó informes sobre los esfuerzos de la universidad para proteger y utilizar la literatura y los libros antiguos y convertir la investigación teórica en aplicación.

Xi pidió fortalecer la protección, restauración y utilización integral de los libros antiguos de la universidad a través de modernos medios de ciencia y tecnología con el fin de construir una plataforma de información con recursos académicos de clase mundial e impulsar el poder blando cultural del país.

Posteriormente, Xi participó junto con representantes de profesores y estudiantes en un simposio y pronunció un importante discurso.

Xi subrayó que la construcción de una universidad de clase mundial con peculiaridades chinas no funcionará siguiendo ciegamente a otros o simplemente copiando estándares y modelos extranjeros. Más bien requiere abrir un nuevo camino.

Xi dijo que existe una necesidad apremiante de responder las preguntas de los tiempos, como «¿Qué le pasa al mundo?» y «¿Hacia dónde debe dirigirse la humanidad?».

La prioridad de desarrollar la filosofía y las ciencias sociales con peculiaridades chinas es establecer un sistema de conocimiento independiente, afirmó Xi.

Instó a hacer esfuerzos para convertir a la filosofía y las ciencias sociales con peculiaridades chinas en una parte importante de la sociedad académica mundial.

Xi alentó a los investigadores pertinentes a hacer su mejor esfuerzo para abordar los asuntos generales, fundamentales y clave del Partido y del país.

Los profesores de las universidades no sólo deben dominar sus disciplinas sino también fomentar su virtud. Deben convertirse en verdaderos tutores de sus estudiantes y modelos para la sociedad y para el público, señaló Xi.

Pidió a los jóvenes seguir el llamado del Partido y desarrollarse para convertirse en una generación capaz de asumir la misión de la revitalización nacional.

Wang Huning y otros importantes funcionarios de las autoridades centrales asistieron a los eventos.

Fuente: https://espanol.cgtn.com/n/2022-04-27/GeaEIA/xi-jinping-pide-abrir-nuevo-camino-para-desarrollar-universidades-de-clase-mundial-en-China/index.html

Comparte este contenido:

China revisa ley para promover educación profesional

Los legisladores chinos votaron el miércoles 20 de abril para adoptar una revisión a la Ley de Educación Profesional en una sesión del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional.

La revisión estipula que la formación profesional tiene la misma importancia que la formación general y señala que el país debe avanzar en la reforma y mejorar la calidad de la educación profesional.

Con base en la necesidad de diseños industriales, China debe desarrollar vigorosamente nuevas carreras de educación vocacional para la manufactura avanzada.

La ley revisada alienta la participación de las empresas en la formación profesional. Promete premiar a las empresas por la integración de la industria y la educación y por profundizar la cooperación con las escuelas.

Con base en la necesidad de diseños industriales, China debe desarrollar vigorosamente nuevas carreras de educación vocacional para la manufactura avanzada.

Para mejorar el reconocimiento de la formación profesional, la ley exige medidas para elevar el estatus social y el trato del personal técnico. También pide el desarrollo de concursos de habilidades vocacionales para que los talentos técnicos demuestren sus habilidades.

La revisión ordena al país optimizar el uso del gasto en educación para asegurar el presupuesto para el desarrollo de la educación vocacional.

El documento también alienta a las empresas nacionales, instituciones públicas, organizaciones sociales, individuos y organizaciones y personas en el extranjero a donar para apoyar el desarrollo de la educación vocacional.

La ley revisada entrará en vigor a partir del 1 de mayo.

Fuente: https://espanol.cgtn.com/n/2022-04-21/GeCaIA/China-revisa-ley-para-promover-educacion-profesional/index.html

Comparte este contenido:

Coronavirus: China vuelve a los confinamientos «como hace dos años» y pone en cuarentena a más de 36 millones de personas

Por: Zubaidah Abdul Jalil y Annabelle Liang/BBC News

 

Escuelas cerradas, teletrabajo y paquetes rociados con desinfectante a las puertas de casa.

Las escenas que se sucedían hace dos años en China, en el periodo más duro del confinamiento que trató de frenar la expansión de la covid-19, han vuelto a algunas grandes urbes del gigante asiático.

Millones de personas en todo el país se enfrentan ahora a duras restricciones por el repunte de los casos de coronavirus.

Entre las zonas afectadas por nuevas medidas se encuentran algunos puntos neurálgicos del país como el centro tecnológico Shenzhen y la megaurbe de Shanghái.

Toda la provincia de Jilin

China informó el martes un récord de más de 5.000 casos, la mayoría en la provincia de Jilin, lo que ha llevado a las autoridades a cerrar por completo el área.

Los 24 millones de residentes de esta provincia nororiental recibieron órdenes de cuarentena el pasado lunes.

Es la primera vez que China restringe una provincia entera desde el cierre de Wuhan y Hebei al comienzo de la pandemia.

A los residentes de Jilin se les ha prohibido moverse y cualquiera que quiera salir de la provincia debe solicitar un permiso policial.

Las medidas se producen un día después de que impusiera un bloqueo de cinco días a los 12,5 millones de residentes de la ciudad sureña de Shenzhen, donde todos los servicios de autobuses y metro están suspendidos.

Hombre con mascarilla

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

El martes, las autoridades de la ciudad de Langfang, que limita con la capital, Beijing, así como de Dongguan, en la provincia sureña de Guangdong, también impusieron cierres de forma inmediata.

Se ha dicho a las empresas en muchas de las regiones afectadas que cierren o que sus empleados trabajen desde casa, a menos que proporcionen servicios esenciales como alimentos, servicios públicos u otras necesidades.

Foxconn, que fabrica iPhones para Apple, detuvo sus operaciones en Shenzhen el lunes y dijo que la fecha de reanudación de sus actividades «será informada por el gobierno local».

Algunos áreas residenciales están aplicando reglas estrictas sobre quién puede entrar.

Los paquetes se están rociando con desinfectante nuevamente a las puertas de las casas.

Presentational grey line

Análisis de Robin Brant, corresponsal de la BBC en Shanghái

Parece que China ha retrocedido dos años. Ha vuelto a los primeros días del brote que surgió por primera vez en el gigante asiático.

De nuevo se están imponiendo medidas drásticas y a gran escala para intentar contener el virus. Toda una provincia ha sido sellada.

El cierre de Jilin es similar en muchos aspectos al de Hubei a principios de 2020, el área de China donde comenzó todo.

Shenzhen, el centro tecnológico de importancia mundial, también es una ciudad confinada.

Shanghái, desde donde escribo esto es el hogar de 24 millones de personas y un importante centro global.

Todas las escuelas están cerradas, los niños han vuelto a las clases online y cada vez más personas trabajan desde casa.

Todo esto forma parte del esfuerzo de China para mantener/retener/recuperar la estrategia de «covid cero».

Este objetivo se ha visto impulsado por el despliegue masivo de vacunas de producción china y por el cierre efectivo de fronteras.

Sin embargo, ese objetivo está siendo significativamente socavado por la variante ómicron.

Presentational grey line
Hombre desinfectando

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

China ha visto relativamente menos casos de covid gracias a su estricta política de «covid cero», que le permite llevar a cabo cierres rápidos, pruebas masivas y restricciones de viaje cada vez que surge un brote.

Sin embargo, la rápida transmisibilidad de la variante ómicron ha hecho que apegarse a ese enfoque sea cada vez más desafiante.

Desde principios de año, China ha notificado más casos de transmisión interna que en todo 2021.

El principal experto chino en enfermedades infecciosas, Zhang Wenhong, calificó los brotes recientes como «el período más difícil en los últimos dos años de lucha contra el covid».

Y afirmó en una publicación online de amplia difusión que todavía estaban en «la etapa inicial de un aumento exponencial».

Pero agregó que aunque era necesario que China mantuviera su estrategia de «covid cero» para controlar los brotes por ahora, «esto no significa necesariamente que continuaremos implementando la estrategia de bloqueos y pruebas masivas para siempre».

Fuente de la información e imagen:  https://www.bbc.com

Comparte este contenido:

China: Escuelas primarias y secundarias en Nanning comienzan nuevo semestre

Asia/China/25-02-2022/Autor(a) y Fuente: Spanish.xinhuanet.com

NANNING, 21 febrero, 2022 (Xinhua) — Estudiantes realizan una presentación en la Escuela Primaria Binhulu, en Nanning, en la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, en el sur de China, el 21 de febrero de 2202. Escuelas primarias y secundarias en Nanning comenzaron el nuevo semestre el lunes. (Xinhua/Zhou Hua).

NANNING, 21 febrero, 2022 (Xinhua) — Estudiantes cantan una canción en la Escuela Primaria Binhulu, en Nanning, en la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, en el sur de China, el 21 de febrero de 2202. Escuelas primarias y secundarias en Nanning comenzaron el nuevo semestre el lunes. (Xinhua/Zhou Hua)

NANNING, 21 febrero, 2022 (Xinhua) — La directora de la Escuela Primaria Binhulu, Xie Xiaoyan, da una lección en la escuela, en Nanning, en la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, en el sur de China, el 21 de febrero de 2202. Escuelas primarias y secundarias en Nanning comenzaron el nuevo semestre el lunes. (Xinhua/Zhou Hua).

Fuente e Inagen: http://spanish.news.cn/photo/2022-02/22/c_1310483247.htm

Comparte este contenido:

Dar a luz en China es un parto: el retraso de la maternidad se convierte en un riesgo para el país

Aunque crecen los incentivos para animar a los padres a aumentar la familia, el alto coste de vida y el cambio de mentalidad en los más jóvenes hace que la tasa de nacimientos continúe cayendo en picado en China

nnie entra en la consulta de su ginecólogo después de varios meses intentando quedarse embarazada. Le atiende un doctor de unos cincuenta años que le pregunta por su edad y por algunos detalles de su vida. «Veo que tienes 31 años. ¿Cómo has tardado tanto tiempo hasta decidir tener hijos? A partir de los 30 años, para una mujer, las cosas comienzan a complicarse, la gente de tu generación ya no piensa en esas cosas», le dice el médico. La joven se marcha algo aturdida.

Como Annie, muchas mujeres en China, especialmente en zonas urbanas, deciden darle más importancia a su vida profesional que a la amorosa al terminar los estudios. Si hace unos pocos años existía una verdadera presión por casarse antes de los 27, especialmente para la mujer que podía caer en la categoría de mujer sobrante o ‘shengnu’ como si fuese un plato de sobras de Navidad, ahora, especialmente en grandes ciudades, rechazan ese estereotipo y prefieren concentrarse en otras cosas. Con cerca de 1.500 millones de habitantes y un mercado laboral con una competencia feroz, mujeres como Annie saben que la profesional es una carrera contrarreloj y su éxito laboral, una prioridad. Originaria de Anhui, una de las provincias más pobres de China, pero que en los últimos años ha experimentado una gran transformación gracias al turismo, la joven tuvo la oportunidad de estudiar en Shanghái y cambiar así su destino. Después de graduarse y acumular una extensa experiencia en el mundo de la publicidad, ahora tiene junto a su socia su propia empresa.

Retrasar la maternidad no es el único factor que ha impactado en la tasa de natalidad en los últimos años. En China existe toda una serie de aspectos históricos, sociológicos y económicos que han contribuido a la caída en picado de los nacimientos en el país. Según el último informe publicado por el Centro Nacional de Estadística, la tasa ha batido récords a la baja en 2021 con 7.52 nacimientos por cada 1000 habitantes. La de China no es una situación aislada, esta tendencia ya hace años que amenaza el futuro de las pensiones en otros países asiáticos como Japón o Corea del Sur sin que se haya conseguido revertir la curva negativa hasta el momento. En el gigante asiático todavía supone un mayor reto cambiar esa tendencia, ya que con semejante volumen de población es muy difícil implementar medidas sociales lo suficientemente atractivas como para motivar a los padres a tener más hijos.

Demasiada presión, un hijo es más que suficiente

Aunque desde 2015 en China se puede tener más de un hijo, hoy las parejas pueden tener ya hasta tres, los más de 30 años de política del hijo único han hecho mella en la mentalidad de los ciudadanos chinos. Tener un solo hijo ha pasado de ser una política pública a convertirse más bien en una costumbre o práctica interiorizada por la mayoría de la población. Muchos padres ven más cómodo no sobrecargarse de responsabilidades y cuando se preguntan si deberían tener más de un hijo la mayoría de los entrevistados responden: «¡Ni hablar!».

«Para vivir en Shanghái tenemos que trabajar muchísimo mi marido y yo. Un segundo bebé me quitaría demasiado tiempo y supondría un gasto excesivo. Eso es algo que no puedo ni quiero asumir. No solo tenemos que tener en cuenta el precio del alquiler o si queremos ahorrar para comprar una casa, a esto hay que sumarle el coste de la educación, sobre todo, cuando vaya a la universidad», sentencia la esteticista de treinta y pico años, queriendo decir que no hay solución.
Haber comprado bitcoins o un piso en Shanghái hace unos cuantos años son de esas cosas que a uno hoy en día le podría haber cambiado la vida. El crecimiento del precio de la vivienda ha sido espectacular en la ciudad financiera, con cifras que rondan hoy los 15.000 euros el metro cuadrado en las zonas del centro. La carga financiera que supone la compra de un piso en alguna de las grandes ciudades es algo que pesa sobre los padres y que las autoridades están intentando mejorar activamente con medidas que incluyen el aumento de impuestos a la propiedad y la regulación del precio de la vivienda.

La educación también ha estado en el punto de mira este último año. Las autoridades, preocupadas por el aumento de los costes educativos que contribuyen a la disparidad de riqueza y que desalientan a las familias a tener más hijos, han prohibido las clases extraescolares con ánimo de lucro. Aun así, en un sistema tan competitivo como el chino, muchos padres siguen pensando que invertir todos sus recursos en un único hijo es una apuesta para asegurarles un futuro exitoso. «Si tengo más de un hijo no tendrá las ventajas de otros chicos o chicas de su edad cuyos recursos de dos generaciones irán todos destinados a él», explica un joven de Shanghái que trabaja como informático en una gran empresa. No es solo una cuestión de dinero sino también de tiempo. «Mi hijo tiene tantos deberes que después de trabajar me toca ayudarlo por lo menos dos o tres horas. A veces hago los deberes por él para acabar antes. No me puedo imaginar tener un segundo», dice un profesional del audiovisual.

Bajas de maternidad e incentivos

Sophie cierra la jornada a las puertas del año nuevo chino; por delante le esperan cerca de seis meses de baja por maternidad percibiendo el salario completo. Como en Shanghái, en muchas otras ciudades los gobiernos provinciales han comenzado a extender las bajas de maternidad para incentivar los nacimientos. Aunque la medida se percibe como positiva y es un avance con respecto a muchos otros países, el hecho de que solo puedan beneficiarse las madres hace temer que también se produzcan algunos desajustes. «Ahora mismo es el gobierno el que cubre la mayoría de los costes por maternidad, no las empresas. Aun así, es posible que algunas compañías se decanten por contratar a más hombres por comodidad. Así no tienen que lidiar con buscar un sustituto o ver que quizá el trabajo se vea interrumpido por algunos meses. Aun así, creo que la iniciativa es muy positiva«, explica Sophie, una administrativa embarazada de 28 años.

La extensión de las bajas de maternidad no es la única medida. A esta se le suman otros incentivos económicos impulsados en todo el país como ayudas a la vivienda o dinero en efectivo al dar a luz. Algunos expertos como el jefe financiero de Soochow Securities, Ren Zapping, han dado un paso más proponiendo incluso imprimir dos trillones de yuanes (314 billones de dólares) anualmente durante una década con el fin de cubrir los costes asociados a los 50 millones de posibles recién nacidos durante ese tiempo. Aunque es muy poco probable que una medida semejante se lleve a término, ya se empiezan a escuchar otras propuestas. En un pueblo de la provincia de Guangdong, Huangzhugen, se anunció el pago de 450 euros al mes desde el nacimiento del bebé hasta los dos años y medio. Si bien esta medida que fue publicada por el diario nacional ‘Global Times’ puede ser bastante atractiva en zonas rurales, donde de por sí las tasas de natalidad no son tan bajas, en las grandes ciudades, debido al alto coste de la vivienda y la educación, no parecen ser un factor decisivo para convencer a los padres de aumentar la familia.

Cambio de mentalidad, los ‘dingke’

Entre las razones para no tener más de un hijo o no tener ninguno no solo están los factores económicos, detrás también hay un cambio de mentalidad. Las generaciones de millennials y zeta tienen interiorizados valores muy distintos a los de sus padres. Tener hijos para honrar a los ancestros forma parte de la tradición del confucionismo, vigente durante siglos, y que desde hace unos años la generación de millennials y, sobre todo zeta, ha comenzado a cuestionarse. Algo que hace que muchos padres chinos al ver amenazada la línea de descendencia no duden en tomar cartas en el asunto. «Mis padres llegaban a llamarnos por la noche para saber si nos habíamos puesto a la tarea de hacer un bebé. Puede sonar exagerado, pero no es una broma. No darles un nieto a los abuelos puede ser un motivo de fuertes discusiones familiares«, cuenta este diseñador de videojuegos que ahora tiene un hijo de tres años.

En los últimos años, hay un nuevo término que ha llegado a popularizarse en Weibo, la red social china similar a los blogs occidentales, son los ‘dingke’. Una palabra que deriva del inglés DINK para referirse a parejas con dos sueldos y sin hijos (‘Double Income No Kids’). Este nuevo fenómeno se ha hecho viral y ha dado pie a animados debates en Internet. En general, los ‘dingke’ son jóvenes de grandes urbes bien acomodados que prefieren vivir la vida sin las ataduras de un bebé, centrarse en su éxito profesional y vida personal. «La relación con mis padres se ha enfriado desde que se han dado cuenta de que voy en serio cuando digo que no quiero tener hijos. Con mi mujer tengo una vida que me satisface: podemos viajar, tenemos la libertad para emprender aventuras profesionales sin la preocupación de mantener a nadie más que nosotros», afirma sonriente el diseñador gráfico y multimedia.

En 2003 una empresa publicó una estadística sugiriendo que podría haber más de 600.000 familias DINK en China. Aunque se desconoce el número actual de parejas en esta situación en el gigante asiático, la Comisión de Planificación Familiar en China ha advertido de que el número se habría incrementado rápidamente en los últimos años. «No somos los únicos DINK. En mi grupo de amigos cada vez somos más y la gente ya no se sorprende», dice Zhou mientras saca su teléfono en una céntrica cafetería de la calle de HuaiHai. «Estos son mis dos perros. Mi mujer y mis mascotas son mi familia y no veo la necesidad de extenderla. Quizá porque hay mucha gente como yo, por eso se ha disparado el crecimiento de la industria de mascotas en estos últimos años», concluye Zhou. Aunque los motivos son dispares parece que China tendrá difícil darle un vuelco a la tasa de natalidad en un futuro cercano.

Comparte este contenido:

China: LGBTQ en el deporte chino: tolerado, pero nada más

El número de atletas de alto nivel chinos que se han atrevido a “salir del armario” se puede contar con una mano. La diversidad sexual se tolera en China, siempre y cuando se mantenga en privado y no se exijan derechos.

La futbolista china Li Ying está de vuelta. La entrenadora de la selección femenina de fútbol de China, Shui Qingxia, convocó a la delantera Li, de 29 años, para la próxima Copa Asiática en la India (del 20 de enero al 6 de febrero de 2022). A primera vista, esta noticia no sorprende. Al fin y al cabo, en la última edición del torneo, celebrada en Jordania en 2018, Li ganó la «Bota de Oro» como máxima goleadora y China terminó tercera en el torneo.

También se pudo confiar en ella en el Mundial de Francia 2019: marcó el único gol en la victoria por 1-0 contra Sudáfrica en la ronda preliminar del torneo, en el que las chinas solo llegaron hasta los octavos de final. Sin embargo, para los Juegos Olímpicos de Tokio, Li, que ya tiene más de 100 partidos y 30 goles en su haber, no fue convocada. Muchos sospecharon que esto tenía que ver con su «salida del armario”.

Con un mensaje en Weibo, la versión china de Twitter, Li Ying hizo pública su relación con la influencer Chen Leilei en junio de 2021. La publicación se hizo viral y fue ampliamente comentada. «No es ningún secreto que hay homosexuales en el fútbol femenino, pero Li Ying es la primera que se atreve a revelar públicamente su orientación sexual y presentar a su novia. La felicito por su coraje», escribió Zhao Zen, periodista y bloguero de fútbol con más de cinco millones de seguidores. También hubo comentarios homófobos y poco después de que Li publicara el mensaje en Weibo, este desapareció de su cuenta. ¿Por presión?

«Sí, soy gay»

Es muy raro que los deportistas de alto nivel de China hablen o escriban abiertamente sobre su homosexualidad. Los casos todavía se pueden contar con los dedos de una mano. Después de Li Ying, la jugadora de voleibol Sun Wenjing también se atrevió a «salir del armario”, pero dos años después de ponerle fin a su carrera.

En 2018, el surfista profesional Xu Jingsen anunció en Weibo que participaría en los Gay Games de París. «Sí, soy gay», escribió entonces Xu junto a una imagen en la que aparecía sobre una tabla de surf, con una bandera de arcoíris de fondo: «Tenemos derecho a amar y a ser amados. El género, la edad y el color de la piel no son grilletes».

Xu compitió en los Gay Games de París, llevando la bandera de su país en la ceremonia de apertura junto a los 69 atletas de la China continental. Los próximos Gay Games se iban a llevar a cabo este 2022 en Hong Kong, pero se han pospuesto hasta noviembre de 2023 debido a la pandemia del coronavirus. Los atletas homosexuales de Taiwán ya han anunciado que no participarán en los Juegos por temor a su seguridad.

Cuentas de redes sociales bloqueadas

En 2019, Taiwán se convirtió en el primer país asiático en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. En la China continental todavía está prohibido. La diversidad sexual es tolerada por el gobierno comunista, pero solo mientras se mantenga en privado. Exigir derechos públicamente podría traer problemas. En 2020, por ejemplo, se canceló el «Orgullo de Shangái», el mayor y más antiguo evento LGBTQ de China, con desfiles en bicicleta, fiestas, foros y exposiciones.

En julio de 2021, el ministerio de Asuntos Civiles bloqueó y eliminó cientos de páginas web y cuentas de usuarios de redes sociales de la escena LGBTQ, especialmente en las universidades. «Es imposible que China lidere el camino en este sentido», defendió Hu Xijin, redactor jefe del diario estatal Global Times. «Nuestro cierto conservadurismo es necesario y razonable», escribió en su blog. En septiembre pasado, el presidente Xi Jingping ordenó que se prohibiera en la televisión a los «hombres afeminados».

Participantes del Orgullo de Shanghái en junio de 2015.Participantes del «Orgullo de Shanghái» en junio de 2015.

Más cautelosos

La escena LGBTQ se ha tenido que acostumbrar a esta postura más dura. «Desde que las autoridades chinas han tomado medidas enérgicas contra las organizaciones que defienden los derechos LGBTQ en el campus, somos muy cautelosos y tratamos de no centrar demasiado los eventos en temas LGBTQ», explica el universitario Robin a DW.

Se calcula que en China hay unos 70 millones de personas que son lesbianas, gays, bisexuales, transexuales o queer. El país, con 1.400 millones de habitantes, aún está lejos de tratar abiertamente la diversidad sexual. «Las personas que pertenecen a una minoría sexual o de género siguen viviendo en la clandestinidad en China. Solo el cinco por ciento está dispuesto a vivir su diversidad abiertamente», según un estudio de 2016 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La discriminación, agrega el PNUD, «sigue costando puestos de trabajo a las personas LGBTQ, disminuyendo sus perspectivas profesionales y su potencial de aprendizaje en las escuelas».

Fuente: https://www.dw.com/es/lgbtq-en-el-deporte-chino-tolerado-pero-nada-m%C3%A1s/a-60485755

 

 

DW RECOMIENDA

Comparte este contenido:
Page 1 of 143
1 2 3 143