Page 2 of 25
1 2 3 4 25

New Zealand votes to legalise euthanasia in referendum

New Zealand votes to legalise euthanasia in referendum

Results must be enacted by the new Labour government by November 2021, but second referendum on legalising cannabis fails to find support

New Zealanders have voted to legalise euthanasia for those with a terminal illness, in a victory for campaigners who say people suffering extreme pain should be given a choice over how and when to bring their life to a close.

The decision on whether to legalise euthanasia appeared as a referendum question on the 17 October general election ballot paper, alongside a second referendum question on whether to legalise cannabis – which did not succeed, according to preliminary results.

The results of the euthanasia referendum are binding and will see the act come into effect 12 months from the final results – on 6 November 2021. Assisted dying will be administered by the Ministry of Health.

Preliminary results announced on Friday by the electoral commission saw 65.2% of eligible voters tick “yes” to legalising euthanasia, with 33.8% ticking “no”.

Only 46.1 % of New Zealanders voted to legalise cannabis, while 53.1% voted no.

The referendum results so far do not include nearly half a million special votes, meaning the final results will not be confirmed until 6 November.

This has left cannabis supporters hoping special votes may be able to tip the outcome, but they would need to be overwhelmingly in favour – an outcome seen as slim.

For years support for euthanasia has hovered around the 60-70% mark in polls, with widespread backing across the political spectrum, from prime minister Jacinda Ardern to opposition leader Judith Collins.

The vote makes New Zealand the seventh country in the world to legalise assisted dying. It was a “momentous day” for the country, said campaigner Mary Panko.

“It’s now clear what we have known for decades that Kiwis want, and have always wanted, the right to die on their own terms,” said Panko.

“One day New Zealanders will shake their heads in amazement that the basic human right to say ‘no’ to intolerable suffering ever had to be debated in this country … now because of the passing of this Act our lives as well as our deaths will be immeasurably better.”

Matt Vickers is the widow of Lecretia Seales, who died of a brain tumour in 2015 and was at the forefront of efforts to legalise euthanasia.

“I feel relieved, and I feel grateful that New Zealanders were kind enough to pass this law, and to give the terminally ill a say about how they die,” said Vickers.

The referendum follows the passing of the End of Life Choice Act in parliament in 2019. Under New Zealand law, the act could only come into force if more than 50% of voters ticked “yes” on the referendum ballot.

The act outlines criteria for who can apply to end their life, including that they be aged 18 or over, are New Zealand citizens, are suffering from a terminal illness that will end their life within six months, “have a significant and ongoing decline in physical capability”, are “enduring unbearable suffering that cannot be eased” and are in a position to make an “informed decision” about their death.

Those suffering mental illness or decline would not be eligible, nor would those applying solely on the basis of “advanced age” or a disability. Two doctors – one independent – would have to sign off on the decision, with a psychiatrist called in if either doctor has any doubts.

ACT party MP David Seymour, who sponsored the bill, has been a tireless campaigner for euthanasia, saying New Zealand has steadily become “decades” behind the most progressive countries in the world.

“I think it’s time New Zealand moved towards being a more compassionate and tolerant society,” Seymour told the Guardian.

“People continue to suffer in ways that are traumatic. I don’t want to have to suffer on to adhere to the morality of someone else. They’ve got their own body if they want to have a ghastly death.”

While the results of the euthanasia referendum are binding, the cannabis issue was not, meaning no matter the outcome the government would still need to debate the issue and pass policy through parliament.

In the lead-up to the October election polls showed a country divided; with support for legalising cannabis veering between 30-50%.

Voters were asked to decide whether they wanted to pass a bill that would legalise cannabis and regulate how it was used and sold. This would include producing and selling fresh and dried cannabis, including plants and seeds – for people over 20 years old. The change would impose more stringent restrictions than the rules around sales of alcohol and tobacco.

Prime minister Jacinda Ardern said she voted yes on both referendum questions.

Ardern recently said she had used cannabis “ a very long time ago”.

Former Labour prime minister, Helen Clark, said cannabis prohibition “doesn’t work” and should be abandoned, a position echoed by many leading public health professionals.

Cannabis is New Zealand’s most commonly used illicit drug, and the latest New Zealand Health Survey found that 15%, or 590,000 New Zealand adults used cannabis in the past 12 months.

Victoria University criminologist Fiona Hutton has worked in harm reduction with cannabis users and said the no vote meant New Zealand’s “most vulnerable and marginalised people will continue to suffer”.

“I am quite devastated, to be honest, very very sad,” said Hutton.

“People voted no to protect young people and the mentally ill. None of that will happen. All the harms from decriminalisation will carry on unabated.”

Māori account for 16% of New Zealand’s population and are shown to be disproportionately affected by New Zealand’s drug laws, facing three times as many arrests and prosecutions for possession of cannabis than non-Māori.

Fuente de la Información: https://www.theguardian.com/world/2020/oct/30/new-zealand-votes-to-legalise-euthanasia-but-against-legalising-cannabis-in-referendum

 

Comparte este contenido:

Nueva Zelanda celebrará el primer referéndum nacional del mundo sobre la eutanasia

Nueva Zelanda celebrará el primer referéndum nacional del mundo sobre la eutanasia

21 líderes religiosos condenan la ‘Ley de Decisión del Final de Vida’, que afirman no protege adecuadamente a los vulnerables

21 líderes religiosos de Nueva Zelanda han firmado una declaración conjunta en oposición al referéndum previsto para el 17 de octubre que podría legalizar la eutanasia.Nueva Zelanda es el primer país en llevar la legalización de la eutanasia a una votación por referéndum. La Ley de Decisión del Final de Vida legalizaría la eutanasia para quienes tengan una enfermedad terminal con un pronóstico de menos de seis meses de vida.

Los firmantes de la declaración, entre los que se incluye el cardenal John Dew, arzobispo católico de Wellington, dicen que la Ley de Decisión del Final de Vida de Nueva Zelanda supondría un perjuicio para los más vulnerables, “los ancianos y frágiles, los pobres, las minorías culturales y las personas discapacitadas”.

Según la declaración, la Ley de Decisión del Final de Vida no protege adecuadamente a los individuos de verse coaccionados para poner fin a su vida.

La declaración condena que la ley no tenga suficientes garantías, al mismo tiempo que señala que las leyes neozelandesas ya permiten “cuidados para un buen final de vida”, incluyendo el cese del tratamiento, órdenes de “no resucitación” y directivas de cuidados avanzados.

La declaración se centra en el riesgo y los peligros de dicha ley, que incluyen:

  • Las personas tendrán acceso a la muerte asistida sin tener ningún dolor físico.
  • No se requiere que los pacientes consulten a familiares u otras personas allegadas antes de organizar su muerte asistida.
  • No hay una evaluación de depresión, un elemento que los estudios muestran que puede influir en la decisión de una persona para poner fin a su vida. Tampoco hay una prueba de evaluación mental.
  • No hay tiempo de espera: “una persona puede estar muerta 4 días después del diagnóstico”.

“También nos preocupa que la práctica del suicidio asistido y eutanasia se normalice con el tiempo, conduciendo a una ampliación de los criterios de idoneidad, como se ha visto en otros países”, se lee en la declaración.

En una carta del 22 de septiembre, Samaritanus bonus, “sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida”, la Congregación para la Doctrina de la Fe respondió a quienes sostienen que poner fin a la vida de una persona que sufre es una forma de compasión:

Ante un sufrimiento calificado como “insoportable”, se justifica el final de la vida del paciente en nombre de la “compasión”. Para no sufrir es mejor morir: es la llamada eutanasia “compasiva”. Sería compasivo ayudar al paciente a morir a través de la eutanasia o el suicidio asistido. En realidad la compasión humana no consiste en provocar la muerte, sino en acoger al enfermo, en sostenerlo en medio de las dificultades, en ofrecerle afecto, atención y medios para aliviar el sufrimiento.

Fuente de la Información: https://es.aleteia.org/2020/10/01/nueva-zelanda-celebrara-el-primer-referendum-nacional-del-mundo-sobre-la-eutanasia/

 

Comparte este contenido:

Nueva Zelanda dejará estudiar en sus escuelas a los niños y jóvenes extranjeros varados por el coronavirus

Para no perder tiempo de estudio, habilitará la educación pública a 1.300 menores que no pueden volver a sus países por las restricciones en los vuelos.

Los menores extranjeros varados en Nueva Zelanda debido a las restricciones de viaje por la pandemia de coronavirus podrán escolarizarse en los colegios públicos hasta finales de 2020, indicó este jueves el Gobierno neozelandés.

«Al permitirles que vayan a nuestras escuelas públicas como estudiantes locales estamos haciendo lo correcto frente a estas familias cuyos niños no pueden retomar sus estudios», dijo en un comunicado el ministro neozelandés de Educación, Chris Hipkins.

Se calcula que unos 1.300 menores de 5 a 18 años de edad, que tienen un visado temporal que les impide en condiciones normales estudiar en Nueva Zelanda, se beneficiarán con la medida que se aplica a aquellos que llegaron al país antes del pasado 2 de abril.

Escuelas de Europa y Estados Unidos dictan clases con protocolos para evitar el contagio de coronavirus. Foto: EFE

Escuelas de Europa y Estados Unidos dictan clases con protocolos para evitar el contagio de coronavirus. Foto: EFE

La mayoría de ellos proviene de los países del Pacífico, ChinaIndia y el resto de Asia, aunque también se cuentan 210 menores europeos y 81 sudamericanos, según datos oficiales.

«La mayoría de los niños se encontraban en Nueva Zelanda de visita, ya sea con sus padres o estaban al cuidado de familias, y no pueden pagar las tarifas para los estudiantes internacionales», precisó el ministro.

La víspera, el Gobierno neozelandés anunció que permitirá el retorno, con condiciones, de algunos trabajadores temporales extranjeros, así como la entrada de las parejas foráneas de sus residentes y ciudadanos, a partir de octubre próximo.

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda. Foto: AFP

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda. Foto: AFP

Nueva Zelanda, cuyo Gobierno fue aplaudido internacionalmente por su gestión frente a la pandemia con un confinamiento estricto cuando tenía 50 casos y el cierre de sus fronteras, registra actualmente 1.441 infecciones de Covid-18 que incluye 24 fallecidos y 120 casos activos.

El mes pasado, las autoridades confinaron por un par de semanas a Auckland tras detectar cuatro casos de COVID-19 después de pasar 102 días sin contagios locales, y actualmente rigen medidas de restricción social estrictas en esa ciudad, la más poblada del país y otras más leves para el resto del territorio.

Fuente:  https://www.clarin.com/internacional/nueva-zelanda-dejara-estudiar-escuelas-ninos-jovenes-extranjeros-varados-coronavirus_0_k3nV4iYjk.html

Comparte este contenido:

Nueva Zelanda: País con Vida casi Normal, tras 100 días Sin Casos de Covid-19

Nueva Zelanda: País con Vida casi Normal, tras 100 días Sin Casos de Covid-19

Nueva Zelanda ha cumplido este domingo cien días sin ningún nuevo contagio por coronavirus, aunque las autoridades sanitarias advierten que no se puede bajar la guardia.

Actualmente, hay 23 personas infectadas con Covid-19 en el archipiélago pero todas han sido detectadas en la frontera, cuando entraban al país, y están en cuarentena. «Lograr 100 días sin contagios en la población es un paso importante. Sin embargo, como todos sabemos, no podemos permitirnos la más mínima negligencia», dijo el director de Salud Ashley Bloomfield.

«Hemos visto en el extranjero lo rápido que el virus puede resurgir y propagarse en lugares donde antes estaba bajo control, y debemos estar preparados para frenar rápidamente cualquier nuevo caso en el futuro en Nueva Zelanda«, agregó Bloomfield.

Nueva Zelanda, con cinco millones de habitantes, ha registrado 1.219 casos confirmados de coronavirus desde febrero, el último diagnosticado se remonta al 1 de mayo. La enfermedad ha causado 22 muertes.

La OMS le tilda de «país ejemplar»

Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera al país ejemplar por haber «eliminado con éxito la transmisión en la población». Nueva Zelanda cerró las fronteras el 19 de marzo y las mantiene bajo control: cualquiera que llegue al país debe observar una cuarentena de 14 días.

Las personas neozelandesas han vuelto a un modo de vida casi normal, sin distanciamiento social y con público autorizado en eventos deportivos y culturales. En el caso de una segunda ola, el Gobierno ha pedido que todos los hogares tengan kits de emergencia, que incluyan mascarillas.

Fuente de la Información: https://www.laprensalara.com.ve/nota/19849/2020/08/nueva-zelanda–pais-con-vida-casi-normal-tras-100-dias-sin-casos-de-covid-19

Comparte este contenido:

Oceanía: Jóvenes esperan la apertura de fronteras para vivir en Australia y Nueva Zelanda, según agencias educativas

Jóvenes esperan la apertura de fronteras para vivir en Australia y Nueva Zelanda, según agencias educativas

Jóvenes esperan la apertura de fronteras para vivir en Australia y Nueva Zelanda, según agencias educativas.

Por la pandemia, miles de jóvenes debieron posponer sus viajes de estudio a Australia y Nueva Zelanda. Los gobiernos de ambos países consideran que el regreso de estudiantes internacionales es una prioridad. En este caso, Australia comunicó el pasado 20 de julio la reactivación de los visados de estudiante. Las agencias educativas están cumpliendo un rol clave ayudando a los estudiantes en esta situación.

Miles de estudiantes internacionales aguardan ansiosos la apertura de las fronteras de Australia y Nueva Zelanda. En marzo, ambos países decidieron prohibir el ingreso de ciudadanos extranjeros debido a la pandemia de COVID-19, por lo que jóvenes de todo el mundo se vieron obligados a posponer sus viajes de estudio. En 2019 y solo considerando la educación superior, estos dos países recibieron a cerca de 500 mil estudiantes internacionales. La cifra supera el millón si se incluyen otros tipos de cursos.

Australia y Nueva Zelanda, son dos de los destinos más populares entre los estudiantes internacionales junto con Canadá, que recientemente está subiendo mucho. Estos destinos son elegidos tanto por la calidad y el prestigio de sus instituciones, como por las facilidades que tienen para trabajar mientras estudian. Por supuesto, en 2020 la crisis sanitaria golpeó de lleno al sector. De todas maneras, los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda consideran que el tema es una prioridad y esperan recibir estudiantes lo más pronto posible.

Australia evalúa opciones

Australia es uno de los países más demandados para estudiar y trabajar. Cada año, recibe unos 950.000 estudiantes de todo el mundo, quienes eligen ese país para realizar estudios universitarios, intercambios, cursos vocacionales y cursos de inglés. Según los datos oficiales del Gobierno australiano, durante 2019 el sector de la educación internacional aportó 39 mil millones de dólares a la economía de ese país. Es un ingreso fundamental para que las escuelas y universidades de ese país puedan sostener la calidad de sus cursos.

Por lo tanto, el Gobierno Australiano sigue de cerca este tema y, si bien todavía no dio una fecha para abrir las fronteras, considera el regreso de los estudiantes internacionales como una prioridad. Es por ello que a fecha 20 de julio, el Ministro de Educación compareció confirmando la reactivación de los visados de estudiante. Si bien aún no establecieron fechas para poder entrar en el país Dan Tehan, adelantó que se deben cumplir dos condiciones antes de que los estudiantes internacionales puedan regresar a Australia.

Si bien aún no establecieron fechas para poder entrar en el país Dan Tehan, adelantó que se deben cumplir dos condiciones antes de que los estudiantes internacionales puedan regresar a Australia. “En primer lugar, el estado en cuestión debe haber abierto sus fronteras para vuelos domésticos. Además, los campus universitarios deben estar dando clases a los estudiantes australianos e internacionales que ya estén en el país”, afirmó

La situación en Nueva Zelanda En tanto, el regreso de los estudiantes internacionales es un tema que divide aguas en Nueva Zelanda y es motivo de fuertes discusiones políticas. El ministro de Finanzas, Grant Robertson, aseguró que la capacidad de las instalaciones para realizar cuarentenas ya está al límite debido a los neozelandeses que regresan al país. Según declaró el funcionario en una entrevista, el regreso de los estudiantes internacionales a Nueva Zelanda “llevará tiempo”.

El país kiwi enfrenta una situación económica compleja a raíz de la pandemia. El cierre de sus fronteras cortó el flujo de turistas, que el año pasado fue el mayor generador de divisas del país: unos NZ$16 mil millones (o USD 10 mil millones). Pese a la apremiante contexto económico, Robertson afirmó que es poco probable volver a poner en marcha al sector de la educación internacional (de unos NZ$ 5 mil millones) este año. Sin embargo, no todos opinan lo mismo. El opositor Partido Nacional considera que los estudiantes internacional deben volver a Nueva Zelanda en el Segundo Semestre del año. Según plantean, los estudiantes sólo deberían ser sometidos a un test al ingresar al país y cumplir cuarentena de 14 días.

“Si no se mueve rápidamente, Nueva Zelanda corre el riesgo de perder estudiantes internacionales para la segunda mitad de 2020, lo que le costará a la economía cientos de millones de dólares”, aseguró la vicepresidenta del Partido Nacional, Nikki Kaye. Por su parte, Grant Guilford, el vicerrector de Universidad Victoria en Wellington, instó a que los vuelos de estudiantes comiencen a llegar a más tardar en noviembre. “[Los estudiantes internacionales] contribuyen a la capacidad de las Universidades de destacarse a nivel mundial», sostuvo Guilford y agregó que también ayudan a competir con otros, ya que son los «talentos» que requiere la economía del conocimiento.

Codo a codo en tiempos de crisis

En este panorama de incertidumbre, los estudiantes internacionales no están solos. Las agencias educativas trabajan día y noche para resolver dudas y asistirlos en este momento. Entre otras cuestiones, ayudan a los estudiantes a modificar sin cargo las fechas de sus cursos, los seguros médicos y las aplicaciones de visados.

Además, algunas agencias habilitaron líneas de contacto directo para resolver las dudas de todas las personas en origen y en destino que se encontraron en medio de esta situación. Tal es el caso de GrowPro Experience, una empresa española con más de 200 experiencias educativas, ayuda cada año a más de 2.000 personas a cumplir el sueño de viajar para estudiar a Australia y Nueva Zelanda.

Por otra parte, existen algunas pocas empresas como GrowPro, que cuentan con personal en los países destino como Australia y Nueva Zelanda. Estas personas también tienen un papel importante, ya que están al tanto de las últimas novedades de cada país y son el enlace con los estudiantes que ya se encuentran en el lugar, quienes también fueron afectados por la crisis sanitaria.

Sin duda, las autoridades de Australia y Nueva Zelanda están haciendo todos sus esfuerzos para normalizar la situación cuanto antes. Mientras tanto, las agencias educativas cumplen un rol fundamental estando al lado de los estudiantes, ayudándolos en este momento de incertidumbre.

Fuente de la Información: https://www.notimerica.com/comunicados/noticia-comunicado-jovenes-esperan-apertura-fronteras-vivir-australia-nueva-zelanda-agencias-educativas-20200723094720.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este contenido:

New Zealand: Sexual violence, racism and exploitation, the sad state of student housing

Oceania/ New Zealand/ 07.07.2020/ Source: www.stuff.co.nz.

Sexual violence, racism and exploitation are all prevalent in the halls of residence at Victoria University, according to the university’s student association.

Victoria University of Wellington Students’ Association (VUWSA) has released its submission to the inquiry into student accommodation with students detailing horror stories they have faced while living in halls of residence.

It is part of a national discussion on New Zealand’s under-regulated student accommodation sector.

One student living at Stafford House in 2019, said their bond was withheld because a flatmate left soap and a few food packets in the flat.

The students had a flat inspection before leaving, but one person was allowed to stay on an extra week, and left the items behind.

“As a result of this, the staff decided this meant our rooms were not spotless and thus they refused to give my sister and I our bonds back.”.

They emailed Stafford House in February this year but it was not until June they were told they would receive their bonds back, and as of June 29 were still waiting for their money.

Stafford House is managed by accommodation provider UniLodge, on behalf of more than 80 apartment owners.

Another student told of being sexually assaulted while living in a hall of residence.

“Myself and other girls were sexually assaulted in the hall and … after over three months of going through Vic Uni complaint process, I lost.

“He moved out on his own accord, but he has faced no repercussions.”

VUWSA’s submission claimed there was a lack of clarity for students when disclosing experiences of sexual violence, and limited support for victims, which fell to friends or residential assistants (RAs), who were typically older students.

One RA recalled having to deal with the brunt of sexual assault complaints along with two female colleagues, as the senior management team were all men.

The submission also claims staff in student accommodation struggled to handle issues of racism and other forms of discrimination.

Victoria University vice-chancellor Grant Guilford speaks at the May 5 Epidemic Response Committee meeting.

One student recalled being told to apologise when calling out other students for making fun of their culture.

VUWSA was calling for legislation to mandate a standard of care in student accommodation.

However, a University spokeswoman said there were inaccuracies and misinformation in VUWSA’s submission which was «very disappointing”.

The inaccuracies included things such as how the university educated students about consent, bystander intervention and their options when disclosing sexual harmful behaviour, she said.

The university provided “extensive” training to hall staff and RAs on these problems, and how to recognise and respond to students in distress.

The spokeswoman also said there were inaccuracies over the communication of information to students in halls of residence, the level of pastoral care given to those students, the role of RAs and the support provided to them and the University’s response to requests for information from VUWSA and its response to Covid-19.

“Universities New Zealand has contributed a submission to the inquiry into student accommodation, on behalf of all New Zealand universities.”

What is the student accommodation inquiry

The inquiry into student accommodation was called after the Covid-19 lockdown exposed the sector as being under-regulated and unfit for purpose.

It follows Interim Pastoral Care Code for domestic students, which Parliament passed in 2019 after the death of University of Canterbury student Mason Pendrous.

The Residential Tenancies Act does not apply to student accommodation, meaning students have fewer consumer protections than other renters.

The inquiry is being heard by the Education and Workforce Select Committee.

Source of the news: https://www.stuff.co.nz/national/education/122048279/sexual-violence-racism-and-exploitation-the-sad-state-of-student-housing-in-new-zealand

Comparte este contenido:

Los riesgos de la pornografía, según una campaña de Nueva Zelanda

Oceanía/Nueva Zelanda/25 Junio 2020/https://www.pagina12.com.ar/

En las redes sociales explotó una campaña financiada por el gobierno de Nueva Zelanda, en la que dos actores porno desnudos se presentan en la casa de una madre de familia para explicarle que sus videos en línea no son la mejor educación sexual para su hijo.

Con una toalla en el pelo en forma de turbante y una taza de té en la mano, la madre escucha con interés a la actriz y al actor que, en el umbral de la puerta, le comentan que han notado que su hijo los miraba en todo tipo de pantalla. Le explican que sus videos están destinados a adultos y que no representan la realidad.

La madre llama a su hijo, que se lleva un buen susto al ver a los dos visitantes completamente desnudos, y al final le dice que tienen que «hablar» sobre «la diferencia entre lo que [el niño] ve en internet y las relaciones en la vida real».

Una portavoz del gobierno neozelandés explicó que el video «Keep it real online» se enmarca en una campaña más amplia para sensibilizar a los padres sobre los peligros que entraña internet para los niños, por la pornografia, la captación de menores para fines sexuales o el acoso. «La acogida de esta campaña fue enorme», declaró a la agencia AFP.

«En la primera semana y media, los anuncios fueron visionados 11 millones de veces en internet», agrega. El video sobre pornografía fue visionado cerca de 2 millones de veces en YouTube.

El anuncio «busca llamar la atención sobre el hecho de que muchos jóvenes obtienen su educación sexual a través de la pornografía», explicó. «Esto puede ser muy problemático para los más jóvenes a causa de los mensajes negativos que la pornografía expande sobre el consentimiento, la imagen del cuerpo, la sexualidad«, añadió.

Fuente e imagen tomadas de: https://www.pagina12.com.ar/273691-los-riesgos-de-la-pornografia-segun-una-campana-de-nueva-zel

Comparte este contenido:
Page 2 of 25
1 2 3 4 25