Page 1 of 20
1 2 3 20

ESTADOS UNIDOS Los ‘desiertos educativos’ son un problema asombroso y las universidades con fines de lucro se están aprovechando

América del Norte/EEUU/Universityworldnew

Una cosa es no poder pagar una educación universitaria. Es un tema completamente diferente cuando ni siquiera tienes una universidad a tu alrededor, escribe Aarthi Swaminathan para Yahoo! Finanzas

Un informe reciente del Jain Family Institute (JFI) revela que el acceso a la universidad no se trata solo del costo de la universidad. El acceso físico a las instituciones públicas de educación superior en todo Estados Unidos también ha sido muy desigual. Específicamente, las regiones del oeste de Estados Unidos tienen poco o ningún acceso a una institución de educación superior, en comparación con la costa este. Laura Beamer, líder del proyecto de financiación de la educación superior en JFI y una de las dos autoras del estudio, dijo a Yahoo Finance : “Aunque el acceso financiero es extremadamente importante, el acceso geográfico también es una parte muy importante de este diálogo y se debe hablar más. « El acceso desigual tiene amplias implicaciones para los futuros estudiantes, la mayoría de ellos negativos.

Las partes de los EE. UU. Donde hay «poco o ningún acceso» a una institución de educación superior «son terrenos de caza principales para instituciones con fines de lucro», dijeron los autores. El sector de educación superior con fines de lucro ha experimentado un tremendo crecimiento desde la crisis financiera. En 2016, el Banco de la Reserva Federal de Nueva York señaló que la inscripción en escuelas de educación superior con fines de lucro se había «disparado» cuando el país salió de la Gran Recesión. Las universidades con fines de lucro también han conocido a los graduados con altos niveles de deuda estudiantil y, en algunos casos, brindan educación de baja calidad con falsas promesas de colocación laboral.
Informe completo sobre Yahoo! Sitio de finanzas

Fuente: https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20200222090842419

Comparte este contenido:

La PSU, 3%, y el Sentido Común Neoliberal

Juan González López

Investigador en educación

juangl@uchile.cl

Parece increíble, Piñera, la ministra Cubillos y la UNICEF en Chile, parecen estar de acuerdo. ¡La ACES vulneró el derecho a la educación cuando boicoteo la prueba de Selección Universitaria! El gobierno se fue en picada contra la ACES en defensa de los “perjudicados” por esta acción. Amenazó con querellas, sanciones varias y las penas del infierno a lso que llamaron a boicotear el proceso. La UNICEF en Chile, calificó como una “vulneración al derecho de la educación, la suspensión del proceso de rendición de la Prueba de Selección Universitaria”, condenando los hechos de “violencia” que obligaron a suspenderla. La campaña de criminalización desplegada contra la ACES, se basa en esto. Ellas/os habrían vulnerado el derecho a la educación. Acuerdo transversal del mal. ¿Qué nos quieren decir?

Todo esto recuerda a una serie en Netflix. Se llama 3%, es una serie brasilera de ciencia ficción, que relata un futuro distópico donde el mundo vive en la miseria, a excepción de “la elite” que vive en una isla con todo tipo de privilegios. El 97 % de la población vive en el continente, sumidos en la devastación. Sólo una oportunidad tienen para salir de la miseria. A los 18 años se deben someter a un proceso donde sólo el 3% tendrá éxito, pudiendo así vivir por siempre en la isla de los privilegios, abandonando su pasado de miseria. La sociedad entera se organiza en torno a este “proceso”, en el cual todas/os a los 18 años, tienen el derecho a participar para competir por ser parte del 3% de la elite.

¿Es clara la analogía no? La Prueba de Selección Universitaria (PSU) juega el rol “del proceso” en nuestra sociedad. En una prueba nos jugamos la vida. De casi 300.000 estudiantes que rinden la prueba, un tercio se matricula en alguna universidad, menos de 1/3 va a una universidad de elite, y de esos …. Peor aún, la mayoría ya era elite. La PSU no es una prueba para acceder, sino para justificar el por qué muchos no acceden a la Educación Superior (no me alcanzó el puntaje!). Por otro lado, hay muchas/os más, anónimas en esta discusión, que ni siquiera se inscriben para rendirla. La PSU es como un muro que justifica que muchas/os ni siquiera piensen en la educación superior. Si la prueba segrega, excluye y discrimina. Entonces ¿Cómo se vincula el derecho a la educación con el derecho a dar la prueba?

El derecho a la educación es, por definición, universal. Ahora bien, si UNICEF esgrime la defensa al derecho a la educación, debe considerar que necesariamente este derecho es para todos. Esto implica no discriminar y por sobre todo promover el desarrollo de toda la sociedad, no sólo el de algunos “elegidos”. En el fondo a los miles de excluidos por esta prueba es a quienes se les está vulnerando su derecho a educarse. Por ellas/os debiese manifestarse UNICEF.

Entonces ¿Por qué estas autoridades divulgan tal falacia? ¿Que buscan con un argumento insostenible? Quizás buscan resonancia en un sentido común, que esperan se haya asentado en años de dictadura de mercado, el sentido común neoliberal. Le hablan a lo peor de nosotros mismos, para dividirnos, para que defendamos, confundido con derecho, (una vez más) nuestro interés individual. Miserables.

Si legitimamos que tengo el derecho a que me elijan, por sobre otros para educarme, asumamos la visión de mundo que sustenta este hecho. Un mundo donde la desigualdad es natural y la educación es solo una oportunidad para unos pocos. La distopía de Netflix es el capitalismo real en Chile. Quieren que naturalicemos la desigualdad y la exclusión, mientras exista la posibilidad (aunque sea insignificante) que con mi esfuerzo me pueda sumar a la suerte de unos pocos.

Jacqueline Van Rysselberghe, diputada del derechista partido UDI dijo a los medios: «Es evidente que se tiene que segregar. No todo el mundo tiene la misma capacidad, habilidad, concentración, perseverancia, inteligencia. Eso no lo aceptan quienes se oponen a la PSU”. De eso se trata. El derecho a una educación pública de libre acceso para todas y todos en todos sus niveles, implica que es éste sentido común el que no podemos aceptar.

Artículo enviado a la redacción OVE por su autor

Imagen tomada de:https://www.icndiario.com/wp-content/uploads/2020/01/toma-e1578286655513-696×254.jpg

Comparte este contenido:

Las universidades australianas necesitan aprender lo que saben los que abandonan la escuela

Oceania/Australia/Conor King

El enfoque del sistema escolar en estándares relativos sobre estándares absolutos hace que sea difícil juzgar el potencial de los solicitantes, dice Conor King

Se está prestando mucha atención en Australia a la transición de la escuela a la educación y el empleo posteriores.

El gobierno ha comisionado a Peter Shergold, canciller de la Universidad Western Sydney , para informar sobre cómo mejorar la transición al trabajo o la educación superior. Y ha actualizado la Declaración de Melbourne sobre los objetivos educativos para jóvenes australianos , que establece los propósitos nacionales de escolarización y proporciona la base del plan de estudios australiano.

Ese documento, ahora renombrado como Declaración de Educación de Alice Springs (Mparntwe) , se enfoca en consejos, vías y crédito. Cubre temas tales como cómo mejorar el asesoramiento profesional; cómo alentar a cada alumno a pensar en sus opciones futuras; y cómo mejorar la comprensión de cómo el aprendizaje escolar puede conducir a la educación profesional y superior.

Todos estos problemas de proceso son importantes. Sin embargo, se presta mucha menos atención a la base educativa que los estudiantes escolares realmente obtienen, y su relevancia para la educación y capacitación futuras.

Los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa) 2018 pueden ver un cambio en esta dinámica. Publicado a principios de este mes, estos muestran que , en el mejor de los casos, los resultados educativos de los estudiantes australianos se han mantenido estáticos, o, más probablemente, han retrocedido en los últimos años. Sin embargo, la preocupación no debe ser sobre dónde se ubican los australianos frente a sus pares internacionales; Así como queremos buenos resultados educativos en todas las partes de la sociedad australiana, deberíamos estar contentos con los buenos resultados en todo el mundo. Nuestra preocupación debería, más bien, ser cuánto aprenden los jóvenes australianos en comparación con sus predecesores.

El documento de discusión de la revisión de Shergold hace la pregunta correcta: ¿con qué habilidades debería una persona salir de la escuela? Una transición efectiva a la educación y capacitación terciaria requiere que las universidades, colegios y proveedores de capacitación comprendan lo que los que abandonan la escuela ya saben o pueden hacer. Sin embargo, la extraña realidad es que, si bien hay declaraciones regulares de los niveles de aprendizaje de los estudiantes en la escuela, no hay ninguna al final del año 12 en la mayoría de los estados australianos.

Con la excepción de Nueva Gales del Sur, los resultados secundarios superiores se ajustan y normalizan para informar sobre la posición relativa de cada estudiante pero no para explicar el nivel real de capacidad. Esto puede evitar las preocupaciones sobre la inflación de los grados que han circulado en torno a los resultados de nivel A en el Reino Unido, pero el efecto de la normalización es que no sabemos qué cambio, si es que hubo alguno, ha tenido lugar en los resultados del Año 12 con el tiempo.

Sin embargo, los resultados de Pisa que muestran una disminución absoluta en los resultados australianos para los jóvenes de 15 años sugieren que la capacidad dos años después, al final de la escuela, también debe estar disminuyendo. Parece que la gente como yo podría haberse equivocado al desestimar las quejas sobre la caída de los estándares de entrada como idealizaciones del pasado.

Las universidades están lejos de ser irreprensibles aquí. Creamos las clasificaciones que preguntan no «¿eres capaz de hacer mi curso?» Sino «¿eres más o menos capaz que el próximo solicitante?». El Ranking Académico Terciario Australiano (ATAR) es un medio eficaz para seleccionar entre aquellos que son adecuados cuando la demanda de lugares supera la oferta: el caso de algunos cursos en cada universidad y la mayoría de los cursos en algunas universidades. La sabiduría generalmente aceptada es que cuanto mayor es la capacidad académica de un solicitante, mayor es la razón para admitirlo.

Pero el propósito de la educación terciaria no es poner a los que abandonan la escuela en una caja de por vida en función de sus resultados del año 12. Es apoyar a cada uno para obtener más conocimiento y habilidades. Cuanto más informativa sea la declaración de los resultados del Año 12, mejor posicionados estarán todos para construirla.

Al implementar la Declaración revisada de Melbourne (Alice Springs), cada estado y territorio debe asegurarse de que los certificados proporcionen una declaración clara y basada en criterios de los resultados de aprendizaje de cada estudiante, encapsulada de una manera que sea útil en el aliento de la educación terciaria y empleo. Centrarse de nuevo en ellos ayudaría a reducir la presión del Año 12 al enfatizar lo que nuestros estudiantes de la escuela realmente han aprendido, en lugar de dónde se clasifican en comparación con sus compañeros.

Y, para las universidades y colegios, permitiría que la selección de estudiantes se basara directamente en el importante tema de si los solicitantes tienen el nivel mínimo de capacidad requerido para realizar el curso.

Conor King es director ejecutivo del grupo de Innovative Research Universities.

Fuente: https://www.timeshighereducation.com/opinion/australian-universities-need-learn-what-school-leavers-know

Comparte este contenido:

Argentina: La raíz del estallido en América Latina que no se ve: ¿qué hacer con la educación?

Redacción: Mundo Sputnik News

Aníbal Jozami, rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) en Argentina, conversó con Sputnik acerca de los objetivos que deben adoptar el Estado y la academia ante los desafíos de las crisis política, social y económica que viven el país y la región.

La educación pública, tanto a nivel básico como superior, es un tema de debate recurrente en Argentina, un país que ha sabido a través de los años ser insignia, con un sistema de escolarización universal obligatoria impulsado desde fines del siglo XIX y el fortalecimiento de las universidades gratuitas a partir de mediados del siglo XX.

Pero el futuro de la educación está en juego. En el último año las escuelas y universidades públicas sufrieron la crisis económica con fuertes recortes presupuestarios. En un año de campaña electoral, esto fue criticado tanto por la oposición política al Gobierno de Mauricio Macri, como por los gremios docentes y científicos.»La discusión que se da en la región es cómo evitar que triunfen las posiciones que defienden una mercantilización de la educación, un debate que se sobrepone a otro mucho más grave que es lo que está ocurriendo con el desprecio a las comunidades indígenas y seres humanos por cuestiones de origen social ante el aumento de las desigualdades», dijo a Sputnik Aníbal Jozami, rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref).

El académico tuvo este eje argumental en su participación como expositor en el panel de Movilidad en Educación Superior de la Reunión Ministerial de Alto Nivel sobre Inclusión y Educación Superior en el marco de la 40° Conferencia General de la Unesco, que se llevó a cabo este mes en París, Francia.

«No se puede pensar en una política educativa que esté basada en el desprecio de los otros seres humanos. La universidad tiene que volver a politizarse en el buen sentido de la palabra. Hay una pobreza del debate político en Argentina que tiene que ser recuperado desde la academia. Tenemos que dejar el mero profesionalismo y volver a tener una cultura humanista amplia», enfatizó Jozami.

Argentina está ubicada entre el cuarto y séptimo puesto (dependiendo si se usan años recientes o los últimos disponibles) entre los países de Latinoamérica y el Caribe en un ranking de porcentaje del PBI nacional destinado a la educación, incluyendo primaria, secundaria y terciaria, según datos del Banco Mundial.Pero 93% del presupuesto en educación es para el pago de salarios, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), por lo que es virtualmente nula la inversión en infraestructura y programas educativos.

«En una sociedad en la que estamos invadidos por contenidos incorrectos desde la televisión, los medios y las redes sociales, es fundamental que la universidad recupere el papel de ser el lugar donde se pone en funcionamiento la discusión política», resumió.

Jozami es Sociólogo especializado en Relaciones Internacionales. En 1993, creó la Fundación Foro del Sur y en 2015 fue electo por los ministros de cultura de los países sudamericanos para dirigir la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur (Bienalsur).

«Además, necesitamos enfocarnos no solo en relación al mejoramiento de la educación actual mediante la innovación, sino en ver cómo se llega a muchos sectores de la población que están alejados, a través de prácticas que a primera vista pueden no parecer ligados a la educación universitaria, como son el deporte, la cultura y el arte”, dijo el rector de la Untref desde 1997.

La Universidad Nacional de Tres de Febrero fue fundada en 1995 y cuenta con 16.000 alumnos en modalidades presencial y virtual. Cuenta con una currícula de 32 carreras de grado, 74 posgrados, 45 institutos de investigación en diversas sedes ubicadas en el distrito bonaerense homónimo así como la ciudad de Buenos Aires, además de cinco museos y centros de arte y cultura.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201911201089375511-la-raiz-del-estallido-en-america-latina-que-no-se-ve-que-hacer-con-la-educacion/

Comparte este contenido:

Venezuela: Chamos estudian lo que pueden y no lo que quieren

América del Sur/Venezuela/2001.com/Alexsayder Castellanos

El comienzo de las actividades escolares para estudiantes de bachillerato y escuelas técnicas comenzó el 01 de octubre, de acuerdo a lo establecido en el calendario escolar 2019-2020.

Durante esos nueve meses de estudio, los bachilleres que saldrán de “camisa beige” tendrán la ardua tarea de elegir su carrera profesional que, puede no estar clara y verse afectada por los bajos presupuestos de las familias.

El doctor José Javier Salas, director de la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), indicó que es muy probable que los jóvenes recién graduados de la secundaria, estén estudiando con lo que se pueden costearse y no lo que realmente quieren. “Inicia su estudio en una carrera que no es de su agrado y termina abandonándola al tiempo”, expresó.

Para él, esto sucede porque probablemente el estudiante desea ser ubicado en una universidad autónoma y es enviado a algún núcleo creado recientemente. Por lo que “la deserción de una carrera en la universidad es muy elevada en los primeros semestres y en las condiciones actuales del país sucede más”.

Abandono de carrera.

Salas afirmó, además, que con la crisis hiperinflacionaria que atraviesa la nación es imposible proyectar escenarios de ingreso en las universidades naturales. Sin embargo, aclaró que todavía estas casas de estudio reciben cientos de bachilleres que inician su formación y “muchas veces no tienen la preparación académica necesaria y favorecen la deserción”.

Según el entrevistado, la importancia de que el estudiante tenga claridad vocacional es con el propósito de obtener “éxito” desde los primeros semestres de la carrera. Para él, mientras no exista este elemento “los porcentajes de deserción serán altísimos”.

Sobre los factores que influyen en la inclinación profesional, Salas señaló que la presión social, donde está la familia, amigos e influencers, es lo que ayuda en la orientación educativa. No obstante, acotó que esta decisión en algunos casos llega con la edad y frustración del bachiller.

“El estudiante adquiere la madurez para defender sus gustos profesionales con el pasar del primer o segundo semestre de la carrera. Tiempo en el cual debe decidir si retoma o deja sus estudios”, explicó el doctor.

Consejos.

Salas, quien es licenciado en educación mención física y matemática en la UCAB, recomienda a los bachilleres preguntarse: ¿dónde me quiero ver?, ¿qué quiero protagonizar? y ¿qué quiero alcanzar?. Después de esto “vienen los esfuerzos personales para emprender esa travesía”. A su juicio, los estudiantes de cualquier nivel se enfrentan a muchas exigencias, producto de “las fallas de luz, falta de transporte, crisis económica y escasez de alimentos” que continúa padeciendo Venezuela.

Falta de profesores.

De acuerdo con el profesor, el estudiante también debe formarse y organizarse para “superar” las debilidades de la institución donde se forma y, esto formará parte de su dinámica escolar. “Los estudios se han visto perturbados por la ausencia del personal calificado y la incorporación de actores orientados a la política gubernamental (maestros exprés) que forman parte de las reformas curriculares del ministerio”, enfatizó.

Por lo que para él, la educación no es la misma que en años anteriores porque sus propósitos han sido diluidos durante la crisis. “Es imposible reconstruir Venezuela sin una generación de docentes orientada a la libertad, la democracia y la excelencia académica”, recalcó.

Verdad de Opsu.

Según el entrevistado, el problema de la elección de carrera está en la calidad de la oferta que “es viciada ahora por la política, la improvisación, la precariedad académica o profesional y final- mente la exprés”. Salas expresó, además, que la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) debe siempre orientar a los solicitantes bachilleres en función a sus intereses en: Instituciones de educación superior públicas, con autonomía y sin ella, con prestigio y sin él. “Luego los jóvenes aceptan o rechazan la oferta”.

Sin embargo, agregó que la existencia de alternativas puede igualmente complementar la formación profesional (bartender, idiomas, administración de redes sociales y peluquería).
“Pensar el país y verse en él como actor que reconstruye es indispensable para la Venezuela que viene. Cada día es más urgente porque se siente más la ausencia de personal calificado”, expresó.

Fuente: http://www.2001.com.ve/con-la-gente/215870/chamos-estudian-lo-que-pueden-y-no-lo-que-quieren.html

Comparte este contenido:

REINO UNIDO Ministro le dice a las universidades que ‘mejoren su juego’ de las políticas de acceso

Europa/ReinoUnido/worlduniversity

El Secretario de Educación, Gavin Williamson, ha pedido a las universidades del Reino Unido que mejoren el acceso y la participación de los estudiantes desfavorecidos y que pongan fin a las altas tasas de abandono de los cursos.

«Mi mensaje es claro: mejora tu juego y sigue adelante», dijo.

Pero Universities UK pidió al gobierno que respalde su propio mensaje con el compromiso de devolver las subvenciones de mantenimiento para los estudiantes y apoyar mejor los años de fundación y el aprendizaje de grado.

Si bien el número de personas de entornos desfavorecidos que van a la universidad ha aumentado, los nuevos datos de la Oficina para Estudiantes muestran que los alumnos de las escuelas públicas de las áreas más favorecidas tienen 2,4 veces más probabilidades de acceder a la educación superior que los de las áreas más desfavorecidas .

También sigue existiendo una obstinada disparidad en los niveles de deserción, y los estudiantes de entornos menos acomodados tienen más probabilidades de abandonar la universidad, dice el ministerio.

Los datos publicados a principios de este año mostraron que en 2016-17 los estudiantes desfavorecidos tenían más probabilidades de abandonar la universidad en su primer año (8.8% de los estudiantes de primer grado a tiempo completo menores de 21 años) en comparación con sus compañeros de mejor situación (6%) – a cifra que se amplió ligeramente respecto al año anterior.

En una visita al King’s College de Londres el jueves, Williamson dijo: «No es lo suficientemente bueno que los niños blancos de clase trabajadora sean mucho menos propensos a ir a la universidad y que los estudiantes negros sean mucho menos propensos a completar sus cursos que otros». No podemos dejar que este potencial desperdiciado quede sin control por más tiempo ”.

Si bien reconoció el trabajo que están haciendo «algunas universidades», dijo que quería que «todas las universidades, incluidas las más selectivas, hicieran todo lo posible para ayudar a los estudiantes desfavorecidos a acceder a una educación de clase mundial, pero también necesitan mantenerlos allí y limitar los números que abandonan los cursos «.

Williamson estaba visitando el King’s College de Londres, que ofrece una variedad de iniciativas para ayudar a los estudiantes desfavorecidos, antes de la publicación de nuevas estadísticas sobre acceso y participación publicadas por el regulador de la universidad, la Oficina para Estudiantes.

Las últimas cifras del Servicio de Admisión de Universidades y Colegios (UCAS) muestran que una tasa récord (21.2%) de los ingleses desfavorecidos de 18 años está comenzando la universidad este año, frente al 19.9% ​​en el mismo punto del año pasado.

La profesora Julia Buckingham, presidenta de Universities UK, dijo en una carta a la secretaria de educación que este progreso se ha logrado en el contexto de que el número de estudiantes negros, asiáticos y de minorías étnicas (BAME) en Inglaterra aumentó en un 17% desde 2013- 14 y la proporción de estudiantes en todo el Reino Unido que revelan como discapacitados más del doble desde 2003-04.

Ella dijo que Universities UK ha estado trabajando con sus universidades miembro para revisar las prácticas de admisión, implementar un marco para abordar la brecha de logros entre los estudiantes blancos y BAME, colaborar con las escuelas para aumentar el acceso a la universidad para aquellos de entornos desfavorecidos y mejorar el apoyo para los estudiantes discapacitados.

Llame para volver a las subvenciones de mantenimiento

Pero ella dijo que las universidades necesitan más apoyo y pidió al gobierno que reintroduzca las subvenciones de mantenimiento para quienes las necesitan.

«El cambio de las subvenciones de mantenimiento a los préstamos estudiantiles tuvo un impacto más significativo en los estudiantes de entornos desfavorecidos que necesitan obtener préstamos más altos para cubrir los costos de vida, lo que resulta en mayores pagos de préstamos de por vida», dijo.

También pidió más fondos para el Centro para el Acceso Transformador y los Resultados del Estudiante en la Educación Superior; más fondos para el trabajo colaborativo en el acceso entre universidades y escuelas y universidades y negocios, con este último permitiendo pasantías remuneradas y prácticas laborales para estudiantes desfavorecidos; mayor apoyo para la expansión de los aprendizajes de grado; y mejores datos sobre desventajas para medir y rastrear adecuadamente el acceso.

Buckingham también hizo hincapié en la necesidad de que el gobierno «defienda el papel vital» que desempeñan los años de fundación al proporcionar un trampolín en las universidades para «individuos con calificaciones de ingreso de alto potencial pero no tradicionales».

El análisis de Universities UK muestra que en 2017-18, alrededor del 86% de los estudiantes de los años de base de los entornos más desfavorecidos progresaron a estudios de grado, muchos de ellos ingresaron a «cursos estratégicamente importantes» como ingeniería, física y ciencias biológicas.

Buckingham dijo que era «una prioridad personal mía como presidente de Universities UK asegurar que todos tengan las mismas oportunidades de acceder y prosperar en la universidad».

El ministro de universidades, Chris Skidmore, dijo: “Se están haciendo progresos para garantizar que los jóvenes más desfavorecidos vayan a la universidad que nunca antes, pero no es suficiente para que los estudiantes pasen por la puerta, entonces también deben obtener el apoyo adecuado para completar sus cursos.

«El abandono escolar será un enfoque clave para mí mientras que las universidades ministran y estaré atento para ver cómo las universidades responden a este desafío».

Advirtió que apoya completamente a la Oficina para Estudiantes en «tomar medidas si los proveedores no hacen todo pueden cumplir sus compromisos «.

Williamson elogió a King’s College London por abrir el camino a través de una serie de proyectos para ampliar la participación de grupos poco representados, como el programa K + Attainment Raising, que ofrece sesiones intensivas de revisión para estudiantes desfavorecidos.

La universidad también se asocia con organizaciones benéficas como IntoUniversity, que tiene como objetivo elevar las aspiraciones entre los jóvenes que pueden no haber pensado que la universidad era para ellos, y Parent Power, que educa a los padres sobre las opciones posteriores a 18 de sus hijos para que puedan ayudarlos a elegir la mejor opción para ellos.

Fuente: https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20190927131647385

Comparte este contenido:

EEUU: se propone un amplio plan de matrícula gratuita para Nuevo México

América del NOrte/EEUU/universityworldnews.com/Katherine Mangan

Los residentes de Nuevo México podrían recibir hasta cuatro años de matrícula universitaria gratuita, independientemente de los ingresos familiares, en virtud de una propuesta presentada el miércoles por el gobernador demócrata del estado.

La propuesta, uno de los planes de matrícula gratuita más amplios hasta ahora ofrecidos por un estado, se une a un campo abarrotado de planes destinados a hacer que la universidad sea asequible.

Al igual que otros que han surgido en los últimos años, el plan está generando un intenso debate sobre las formas más eficientes y equitativas para garantizar que todos tengan acceso a una educación universitaria.

La gobernadora, Michelle Lujan Grisham, emitió un comunicado.diciendo que el programa ayudaría a 55,000 nuevos mexicanos. Uno de los estados más pobres del país, Nuevo México, vio un gasto en educación superior reducido en más del 30% por estudiante de 2008 a 2018, según los funcionarios estatales de educación. La propuesta costaría alrededor de US $ 25 millones a US $ 35 millones por año, y estaría parcialmente cubierta por los crecientes ingresos petroleros del estado, dijo la oficina del gobernador.

El plan, que requiere la aprobación y la financiación de la Legislatura controlada por los demócratas para que entre en vigencia, permitiría a los estudiantes del estado recibir matrícula y tarifas gratuitas en cualquiera de las 29 universidades públicas de dos y cuatro años de Nuevo México, a partir del próximo otoño. Los estudiantes tendrían que mantener un promedio de 2.5 puntos para seguir siendo elegibles.

Los graduados recientes de las escuelas secundarias y los programas de equivalencia de la escuela secundaria podrían recibir cuatro años de matrícula gratuita en cualquier institución pública. Los adultos que habían estado fuera de la escuela por un tiempo obtendrían dos años de matrícula gratuita de la universidad comunitaria.

Si se aprueba, el plan convertiría a Nuevo México en el estado número 21 en cubrir dos años de matrícula en colegios comunitarios, según el anuncio del gobernador.

«Este programa es un cambio de juego absoluto para Nuevo México», escribió Lujan Grisham. “La educación superior en este estado, víctima de la recesión, ha sufrido hambre en los últimos años. Estamos girando hacia una reinversión sólida en el aprendizaje superior, específicamente y directamente en nuestros estudiantes ”.

A corto plazo, dijo, el programa aumentará las inscripciones universitarias y las tasas de éxito.

«A la larga, veremos un mejor crecimiento económico, mejores resultados para los trabajadores y familias y padres de Nuevo México, una fuerza laboral mejor capacitada y mejor remunerada».

Los estudiantes serían elegibles independientemente de su estado migratorio.

Sin matrícula o sin deudas

Con tantas universidades, estados y candidatos presidenciales que promueven hoy la idea de la matrícula gratuita , es fácil confundirse acerca de lo que realmente cubren esos planes y quién se beneficia .

Diecisiete estados y 350 localidades en 44 estados han promulgado algún tipo de programa universitario gratuito, según un informe de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Beca Excelsior de

Nueva York, redactado por el gobernador demócrata del estado, Andrew M Cuomo, ofrece matrícula gratuita en universidades públicas de dos y cuatro años para estudiantes con ingresos familiares anuales de hasta US $ 125,000, pero viene con muchas condiciones.

Por ejemplo, los estudiantes deben asistir a tiempo completo y permanecer en el estado durante cuatro años después de graduarse. El programa de Nuevo México no tiene tales restricciones.

El futuro de la inscripción

La mayoría de los planes de matrícula gratuita ofrecidos por los estados, así como por los colegios y universidades individuales, tienen límites de ingresos para garantizar que el dinero de los contribuyentes no beneficie a los estudiantes que pueden pagar la universidad.

Pero a medida que el nivel de deuda de matrícula de la nación se ha disparado a más de US $ 1,5 billones, también lo ha hecho el impulso para un enfoque más integral para controlar los costos.

Entre los candidatos presidenciales demócratas, tanto la senadora Elizabeth A Warren de Massachusetts como el senador Bernie Sanders, independiente de Vermont, harían que todas las universidades públicas estuvieran libres de matrícula . Joseph R Biden Jr, el ex vicepresidente, limitaría el beneficio a los estudiantes que asisten a colegios comunitarios.

Sin embargo, sin matrícula no significa necesariamente sin deuda. Incluso bajo el programa propuesto comparativamente generoso de Nuevo México, los estudiantes aún tendrían que pagar la vivienda, las comidas, los libros y otros costos asociados con la universidad.

El programa pagaría cualquier matrícula y cuotas que no estén cubiertas por las subvenciones federales o la Beca de la Lotería de Nuevo México. La beca de lotería generalmente deja una brecha impaga de entre el 25% y el 40% de la matrícula, dijo el gobernador.

‘Una idea terrible’

Wesley R Whistle, asesor principal del programa de política educativa de Nueva América, argumentó que un enfoque de último dólar, que se completa solo donde otras becas y subsidios terminan, no es la mejor manera de ayudar a los más necesitados. estudiantes

Prefiere enfoques de primer dólar, como el Programa de Becas del Siglo 21 de Indiana . Pagan becas además de cualquier otra ayuda que los estudiantes puedan obtener. Eso significa que los estudiantes pueden usar Becas Pell y otras becas para cubrir la matrícula y las tarifas, lo que según Whistle representa poco menos de la mitad de todos los costos de la universidad. El dinero estatal adicional puede destinarse a gastos de subsistencia y otros gastos para que los estudiantes puedan graduarse sin deudas o cerca de ellos.

Whistle también dijo que si un estado está gastando dinero para cubrir la matrícula pero no lo suficiente para mejorar los programas académicos y de asesoramiento, las tasas de graduación continuarán rezagadas.

«Si está enviando estudiantes a escuelas que no cuentan con los recursos suficientes, no los está preparando para el éxito», dijo.

Brian Rosenberg, presidente de Macalester College, calificó la matrícula gratuita como «una idea terrible» en un ensayo de opinión publicado la semana pasada por The Chronicle . Argumentó que los principales beneficiarios de tales programas son los estudiantes que están relativamente bien.

Un fuerte aumento en las solicitudes como resultado de los programas podría hacer que las universidades sean más selectivas, escribió, perjudicando a los estudiantes desfavorecidos que las políticas deben ayudar. Las tasas de graduación en las universidades menos selectivas podrían disminuir aún más, argumentó.

Está entre los que argumentan que un enfoque más equitativo sería aumentar el tamaño de la Beca Pell federal, disponible para estudiantes cuyo ingreso familiar anual es inferior a US $ 50,000. Pero el poder adquisitivo de Pell ha sido erosionado por la inflación.

Incluso si los programas universitarios gratuitos de último dólar ofrecen beneficios financieros más limitados a algunos estudiantes de bajos ingresos, el mensaje que envían (que la universidad es alcanzable y valiosa) vale su costo, según Sara Goldrick-Rab, profesora de política de educación superior. y sociología en Temple University, y Michelle Miller-Adams, profesora de ciencias políticas en Grand Valley State University.

Escribieron, en otro artículo de opinión en The Chronicle, que los programas que benefician a todos los estudiantes tienen más probabilidades de atraer el apoyo político que necesitan para tener éxito.

Katherine Mangan escribe sobre universidades comunitarias, esfuerzos de finalización y capacitación laboral, así como otros temas en las noticias diarias. Síguela en Twitter @KatherineMangan, o envíale un correo electrónico a katherine.mangan@chronicle.com.

Este es un artículo de The Chronicle of Higher Education , la publicación de educación superior líder en Estados Unidos. Se presenta aquí bajo un acuerdo con University World News ]

Fuente: https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20190920094952324

Comparte este contenido:
Page 1 of 20
1 2 3 20