Page 1 of 17
1 2 3 17

México: ‘Ley garrote’ a maestros en Villahermosa; 2 detenidos

Por: René Alberto López

Policías desalojaron ayer con violencia, en la céntrica plaza de armas, a 500 profesores que reclamaban mejores prestaciones laborales, el pago de dos quincenas y un retroactivo de aumento salarial.

 

Policías antimotines desalojaron ayer de la céntrica plaza de armas a unos 500 maestros de base que reclamaban mejores prestaciones laborales y el pago de adeudos.

Los policías detuvieron a por lo menos dos profesores y golpearon a un número indeterminado; uno tuvo que ser hospitalizado.

Una de las demandas de los mentores es el pago de dos quincenas y de un retroactivo de aumento salarial.

Los maestros se plantaron ayer por la mañana en la explanada del palacio de gobierno estatal y más tarde cerraron la avenida 27 de Febrero, que pasa detrás del inmueble. En la plaza de armas se ubican las sedes de los tres poderes del estado.

Unos 200 elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana llegaron pasado el mediodía a la esquina de las calles 5 de Mayo y 27 de Febrero y arremetieron contra los manifestantes, que se tomaron de las manos para formar una valla humana.

Los uniformados cercaron a los quejosos y dispersaron la protesta. Maestras que participaron en la movilización aseguraron que los policías derribaron a cuando menos tres profesores, a quienes patearon, y aprehendieron a otros dos.

Uno de los arrestados fue el profesor de primaria Sergio López, quien imparte clases desde hace más de 20 años en la comunidad Los Aztlanes, municipio de Centro, cuya cabecera es Villahermosa.

Los mentores advirtieron que seguirán con sus protestas para demandar los pagos atrasados y la libertad de sus compañeros.

Juan Carlos Castillejo, vocero de la administración estatal, que encabeza el gobernador interino Carlos Manuel Merino –emanado del partido Morena–, argumentó que hace unos días los profesores fueron atendidos por autoridades educativas locales, que les ofrecieron pagar a finales de julio la segunda quincena de este mes y la primera de agosto.

En entrevista telefónica, Alberto Barrera, integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), informó que el lunes pasado el subsecretario de Educación local, Rolando Santana, dijo que “no hay dinero” para pagar a los docentes, “porque no fue aprobado por el gobierno del estado”.

Destacó que las autoridades ratificaron que no cuenta con recursos y que pagarán el 31 de agosto o en la primera semana de septiembre. “No hemos calculado cuánto se nos adeuda, pero es a todos los maestros del estado y federales de educación básica y a otros trabajadores de dicho nivel”, expuso Barrera.

En julio de 2019 la mayoría de Morena en el Congreso de Tabasco aprobó reformas al Código Penal de la entidad que autorizan el uso de la fuerza pública contra manifestantes, modificaciones hoy conocidas como ley garrote, que incluyen sancionar con cárcel a quienes bloqueen vías de comunicación.

(Con información de Omar González Morales)

Fuente de la información e imagen: https://www.jornada.com.mx

Comparte este contenido:

¿Mejores salarios para los maestros?, ¿y el SNTE?

Por: Abelardo Carro Nava

«¿Qué nos hace pensar que habrá un incremento que realmente impacte en los bolsillos de todos los trabajadores de la educación activos?»

Se ha vuelto una costumbre, de todos los gobiernos y gobernantes, que a unos días de que se celebre el día del maestro en nuestro país, se anuncie con bombo y platillo un aumento salarial para el magisterio.

Tales anuncios se acompañan de sendos discursos que enaltecen la labor que miles de trabajadores de la educación realizan en cada uno de sus centros de trabajo; esto, como parte de la tan prometida y anhelada revalorización del magisterio que, para acabar pronto, se ha quedado en un sueño guajiro. Y bueno, si de campañas políticas habláramos, habría que recordar cuántos políticos han prometido mejorar las condiciones laborales y de vida de los profesionales de la educación sin que tales promesas se hayan hecho una realidad. Claro, el mercado electoral que para ellos les significa el magisterio propicia tales arengas, aunque, como sabemos, nunca se han cumplido, hecho que propicia un probable desencanto que, en años recientes, ha generado una alternancia democrática en diversas latitudes, pero también, curiosamente, el apoyo irrestricto a ciertos personajes que, independientemente del color partidista, logran mantener su poder en el gobierno.

En cualesquiera de los casos, la realidad es que, en los últimos años, el incremento salarial de los trabajadores de la educación ha oscilado entre el 3 y 4 por ciento, pero con una inflación que ha golpeado el poder adquisitivo de los trabajadores de la educación. Actualmente, la inflación supera el 7 por ciento, ¿el incremento salarial de este año se colocará arriba de este número? Lo dudo. Si en todos estos años se ha demandado que aquellos pensionados del gremio – a quienes se les han hecho sus cálculos con base en la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y no en Salario Mínimo (SM) – se pague su pensión conforme al SM, ¿qué nos hace pensar que habrá un incremento que realmente impacte en los bolsillos de todos los trabajadores de la educación activos? Espero, seriamente, equivocarme.

Todo este tema viene a colación por lo que, en días pasados, el presidente de nuestro país, Andrés Manuel López Obrador, expresó en dos de sus conferencias “mañaneras”. En la primera afirmó contundente “hace falta el que se mejoren los salarios de los maestros, estoy consciente de eso, estamos buscando la manera de ayudarlos” (Profelandia.com, 2022); en la segunda reitero dicha afirmación “estoy haciendo un análisis sobre lo que ganan los maestros, porque ahora que ha incrementado el salario, ya un trabajador promedio del Seguro Social, inscrito en el Seguro Social, el promedio son 14 mil 300 pesos al mes… el maestro trae un promedio de 12 mil 500, o sea, el promedio de un trabajador inscrito al Seguro es de 14 mil 300 y el del maestro 12 mil 500” (Profelandia.com, 2022).

Ni tarde ni perezoso, el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) apareció en escena para expresar “ustedes han escuchado que en algunas mañaneras el presidente se ha referido a eso, a que tiene la preocupación de cómo incrementar el salario lo mejor posible a los trabajadores de la educación; nosotros esperamos tener una respuesta decorosa, una respuesta que motive a las maestras, a los maestros, al personal de apoyo” (Profelandia.com, 2022).

Todo esto en el marco de la Revocación de Mandato que, en los últimos días, ocupó la esfera política nacional; no obstante, bien valdría la pena preguntarse, ¿qué significa, para el líder del SNTE, tener una respuesta “decorosa” cuando este líder no recibe el mismo salario que cualquier maestra o maestro frente a grupo?, ¿qué acciones emprendería este líder sindical para que, en caso de que no se tenga esa repuesta “decorosa”, se demande y exija que sí lo sea?, ¿cuál será el parámetro que permitiría medir ese “decoro” al que se refiere este líder sindical? Ahora bien, ¿de qué manera y con qué recursos se incrementaría el salario de los trabajadores de la educación si, como el mismo presidente lo señaló, tiene otras prioridades que, por donde se vea, requieren de un presupuesto robusto para la mejora de la infraestructura educativa, por ejemplo?, ¿de dónde se obtendrán los recursos para lograr este incremento si la brecha de desigualdad salarial entre profesiones en nuestro país es, por así decirlo, no poca cosa?

Desde luego que, como profesor frente a grupo, deseo que tales palabras sean una realidad en el futuro inmediato; para nadie es desconocido el incremento en los precios de diversos artículos que son parte indispensable para nuestro ejercicio profesional, sobre todo, si consideramos que aún el magisterio, y la sociedad, padece los estragos por la pandemia ampliamente conocida. Sin embargo, también tengo claro que, en el orden mundial, acontecen innumerables situaciones que han provocado, por ejemplo, la inflación arriba referida y el aumento de dichos precios, ya no digamos de la canasta básica.

Ciertamente, prometer no empobrece, pero por años se ha venido prometiendo esa mejora en las condiciones laborales y de vida de los trabajadores de la educación y nada más no se ha logrado. Excusas y justificaciones siempre han existido, ¿no habría la imperiosa necesidad de exigir que, hoy día, se hagan una realidad dichas promesas? En todo caso, ¿para que tiene el magisterio una representación sindical si, en los hechos, está sometida, por no decir vendida al poder en turno?, ¿no habría la posibilidad de, por ejemplo, se haga una realidad que las pensiones de los jubilados se cubran en razón de los salarios mínimos y no en UMA?, ¿no se supone que el SNTE, que hoy dirige Cepeda Salas, pugnaría por este propósito pero no ha hecho nada? En fin.

Bien dice que las promesas se las lleva el viento; espero, en verdad, equivocarme en ello.

Al tiempo.

Referencias:

Fuente de la información e imagen: https://profelandia.com

Comparte este contenido:

Puerto Rico: Inconformes los maestros con aumento de $470 mensuales

Las expresiones de la Asociación de Maestros de Puerto Rico surgen luego de que la Junta de Supervisión Fiscal aprobara el monto.

Luego de que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) anunciara un aumento condicionado al magisterio de $470.00 mensuales, el presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Víctor M. Bonilla Sánchez,  indicó sentirse decepcionado y aseguró que esto constituye una “migaja” en comparación con lo que perderán los maestros activos tras la entrada en vigor del Plan de Ajuste de la Deuda (PAD).

“Nosotros nos reunimos con la Junta y les indicamos que como mínimo ese aumento debería llevar el salario base de los maestros a los $3,500 para, de alguna forma, compensar lo que perderán nuestros educadores con la congelación de sus beneficios de retiro. Hoy nos sorprenden con este propuesto aumento que es muy poco y para colmo llega con unas condiciones que nos parecen absurdas”, expresó Bonilla Sánchez.

La propuesta de la JSF incluye un aumento de $5,640 anual, lo que elevaría el salario base del maestro a $2,220 mensual. Además, la propuesta fracciona la entrada en vigor del aumento a los maestros en dos fases. La primera fase se otorgaría en julio de este año y la segunda en enero de 2023, pero condicionado a que se cumpla de manera colectiva con un 90 por ciento de registro de asistencia digital del docente y de los estudiantes.

“Esta condición, a juicio de la AMPR y su Local Sindical, es injusta porque los maestros llevan más de 13 años dando la milla extra, sin aumentos y realizando labores administrativas que no les corresponden. El magisterio merece no menos de $3,500 mensuales porque todo sube en el país, menos los sueldos de nuestros docentes”, afirmó el líder magisterial.

Bonilla Sánchez aseguró que con el aumento propuesto ni siquiera se equipara a los esfuerzos que se realizan en la Legislatura para llevar el salario base del magisterio a $2,700. Por otra parte, insistió en que la Junta y el Gobierno deben identificar los fondos para hacerle una verdadera justicia salarial a los educadores.

“Cuando los maestros rechazaron la Propuesta Alterna que les presentamos se dejaron en la mesa de negociación $1,200 millones. Exigimos se identifiquen más fondos para poder compensar al magisterio como merece, pues estos serán el grupo de trabajadores públicos que peor quedará con la entrada en vigor del PAD. Además, si pudieron identificar el dinero para nuestros compañeros policías, lo más justo es que también se identifiquen fondos para los maestros”, resaltó Bonilla Sánchez.

Por su parte, la secretaria general interina de la Local Sindical, Sybaris A. Morales Paniagua, no descartó que lleven a cabo otras acciones para lograr que se cumpla con sus reclamos en favor de los docentes del Departamento de Educación. La educadora aprovechó la oportunidad para hacer nuevamente un llamado al gobernador, Pedro Pierluisi, para que se reúna con el gremio y puedan junto con la Asamblea Legislativa buscar soluciones concretas y reales para hacerles una verdadera justicia salarial a los maestros.

“Señor Gobernador, una vez más le hacemos un llamado de parte de los maestros activos del sistema público de enseñanza para que juntos busquemos mejores alternativas para el magisterio. Nosotros tenemos el compromiso de los presidentes legislativos de que defenderán al magisterio. Sin embargo, desde hace un mes le hemos solicitado a usted reiteradamente que nos reunamos para dialogar temas que afectan a los docentes y ha hecho caso omiso. Dice mucho del primer ejecutivo el que se ignoren los reclamos de nuestros maestros. ¿Usted se ha puesto a pensar que gracias al amor, esfuerzo y enseñanza de un maestro hoy día usted dirige el destino de nuestra isla? ¿Usted cree que un docente puede vivir con la miseria que gana y al final de sus días ni siquiera tener un retiro digno? Usted sabe que no. Haga lo que tiene que hacer y no empuje a la clase magisterial a la indigencia”, finalizó Morales Paniagua.

Fuente: https://www.metro.pr/pr/noticias/2022/01/27/inconformes-los-maestros-aumento-470-mensuales.html

Comparte este contenido:

¿Quién es quién en las mentiras? El SNTE, el triunfador (Segunda parte)

Por: Abelardo Carro Nava

«Para pocos es desconocido que el SNTE, después de la detención de la profesora Gordillo, fue cooptado y maniatado por la élite política mexicana a través de lo que se conoció como El Pacto por México…»

Desde hace varios años, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se ha caracterizado por simular una férrea defensa de los derechos laborales y profesionales de sus agremiados.

Bajo el viejo y arcaico discurso que emula las “conquistas” como un logro sindical o seccional, ha intentado demostrar que todos los “beneficios” de los que goza el magisterio han sido producto de las “intensas” luchas que han sostenido con distintos gobiernos, federales y estatales, y no de una serie de derechos que los trabajadores tienen y que están plasmados en la Ley Federal del Trabajo. Vaya, si de luchas se tratara, sería obvio que, a través de éstas, se conseguiría un aumento salarial que realmente significara un beneficio inmediato en los bolsillos de los trabajadores de la educación y no lo contrario pues, derivado de los paupérrimos incrementos que ha “negociado” con las élites del poder, de 2013 a la fecha, dicho aumento ha ido en declive: 3.9%, 3.5%, 3.4%, 3.15%, 3.8%, 3.4%, 3.3%, 3.4% y 3.4%. Entonces, ¿qué será aquello lo por lo que ha luchado? Porque en los hechos, estos aumentos salariales son insignificantes dada la inflación que se ha tenido en los últimos años.

Ahora bien, ya que estamos en este ejercicio de luchas y conquistas “constantes” habría que hacer notar, que los pliegos nacionales de demandas que anualmente se elaboran con la participación democrática de “todos” los trabajadores de la educación son otra simulación que se suma a otras tantas más que caracterizan a esta organización sindical. Y es que, cada año, con bombo y platillo, se anuncia la apertura de sendas convocatorias para la construcción de un documento que, supuestamente, recoge el sentir del magisterio nacional. Un evento que, por sí mismo, goza de escasa credibilidad, dado que ni todos los agremiados participan ni todas las posibles propuestas se incorporan, por ejemplo, una demanda que fue muy sentida por las maestras y maestros desde que comenzó la pandemia en 2020, fue la reactivación del fideicomiso del Programa Tecnologías Educativas para que les fueran entregados equipos de cómputo para que contaran con una herramienta que les permitiera continuar con los procesos formativos de sus alumnos de manera virtual, sin embargo, poco o nada se logró al respecto. Sí, es cierto, hubo un pronunciamiento por el máximo dirigente de este sindicato ¿y luego? En pocas, muy pocas entidades del país, se entregaron computadoras a algunos profesores. Entonces, ¿seguimos hablando de luchas y conquistas sindicales?

Regresando un poco al tema de los aumentos salariales, para pocos es desconocido que el SNTE, después de la detención de la profesora Gordillo, fue cooptado y maniatado por la élite política mexicana a través de lo que se conoció como El Pacto por México; la mal llamada reforma educativa, sin menoscabo de esta organización sindical en manos de Juan Díaz de la Torre, fue aprobada y, de ello, se derivaron violentos atropellamientos a los derechos laborales y trabajadores de la educación, pero también, una incisiva y lacerante denostación del magisterio. Durante el sexenio peñanietista, ¿qué lucha emprendió el SNTE y sus dirigentes sindicales para aminorar los efectos de esa reforma educativa?, ¿cuáles fueron sus “conquistas” sindicales? Bien se dice que el olvido es una laguna en la memoria, pero hay de olvidos a olvidos y de memorias a memorias, y aquí estamos para recordar ciertos eventos que, por donde quiera que se mire, nada más no acaban de desaparecer, siguen tan frescos como el día en que la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente (CNSPD), y Aurelio Nuño, acometían en contra del gremio.

Y es que, como en reiteradas ocasiones lo he escrito y referenciado, hoy día, la Unidad del Sistema de la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM), copia mal hecha de la CNSPD, sigue vulnerando a su antojo los derechos de los trabajadores de la educación y, aunque el actual dirigente sindical, a mediados de diciembre del año pasado, dijo estar preparando una propuesta para reformar la ley de la USICAMM, la verdad de las cosas es que todo sigue igual, nada ha cambiado. Gatopardismo puro pues. ¿Por qué no luchar por un aumento salarial que mejore las condiciones laborales y profesionales de todos los trabajadores de la educación en lugar de permitir y hasta impulsar un programa de estímulos salariales que discrimina y clasifica a los profesores dejando en estado de indefensión a otros tantos más por la emisión de criterios de valoración alejados de lo que ocurre en el salón de clases? Entonces, ¿por qué, para qué y para quién “lucha” este sindicato?

Y bueno, ya que estamos hablando de algunas cuestiones que ocurren en el salón de clases, para nadie es desconocida la infame postura que esta organización sindical tomó desde que inició el confinamiento educativo en marzo de 2020; la tibieza en las declaraciones, pero también, la inacción que ha caracterizado a sus dirigentes para exigir se garanticen las mejores condiciones para todos los trabajadores de la educación, ha sido una constante. Es más, me atrevo a decir, que la parsimonia con la que ha actuado en las tres o cuatro olas de contagios que se han vivido en nuestro país, es castrante. Las autoridades educativas han hecho y desecho lo que han querido al abrir y cerrar los planteles escolares, sin que esta organización sindical haya movido un solo dedo para exigir esas condiciones, mejoras en la atención médica, entre otras cuestiones. Entonces, habría que preguntarse, ¿por qué y para quién “lucha” esta organización sindical?, ¿cuál es su razón de ser?, ¿cuál es su objeto y objetivo?

Tengo claro que, el origen de lo que alguna vez fue conocido como el sindicato más grande de América, fue auspiciado por las élites del poder político en México; poder que, por donde quiera que se mire, sigue mandando al interior de esta organización sindical, y bueno, seguramente por ello, la defensa irrestricta de los derechos laborales y profesionales de sus agremiados seguirá esperando, obviamente, si los jóvenes trabajadores de la educación se lo permiten. Creo, en sus manos está la posibilidad de construir una estructura sindical con otra visión, alejada de las mentiras y los intereses personales que han llevado al poder a Jonguitud Barrios, Gordillo Morales, Díaz de la Torre o Cepeda Salas.

Pero, como siempre digo… al tiempo.

Fuente: https://profelandia.com/quien-es-quien-en-las-mentiras-el-snte-el-triunfador-segunda-parte/

Comparte este contenido:

Paritaria universitaria: el aumento para docentes y no docentes llegará al 50 por ciento. Argentina

América del Sur/Argentina/17-12-2021/Autor(a) y Fuente: www.pagina12.com.ar

Las federaciones de docentes y trabajadores no docentes de las universidades aceptaron de manera unánime la oferta salarial del Gobierno y firmaron el acuerdo paritario, en el marco de la reapertura de la mesa de negociación nacional. La propuesta, que lleva el aumento anual al 50 por ciento, fue firmada por representantes de los sindicatos Conadu, Fedun, Conadu Histórica, Fagdut (docentes de UTN), UDA y Ctera, así como por la Fatun, que representa a los trabajadores no docentes.

En la reunión, el Ministerio de Educación ofreció sumar al 47 por ciento ya convenido en octubre un incremento adicional del 3 por ciento para el mes de febrero 2022, lo que totalizará una recomposición anual de los haberes del 50 por ciento. También se acordó el pago de un bono de 2500 pesos por docente, a cobrar en diciembre 2021, junto con el medio aguinaldo.

Desde la Conadu, su titular, Carlos De Feo, remarcó: «Para nosotros la resolución de la revisión, deja un saldo positivo, hemos acordado un 3 por ciento adicional que permite llevar el aumento en el año 2021 un 50 por ciento que es aproximadamente lo que alcanzará la inflación en el mismo periodo y de variar la revisión de febrero dará cuenta del porcentaje final».

«Además se acuerda un bono de 2500 pesos por docente a cobrarse conjuntamente con el medio aguinaldo antes de Navidad, lo que lleva un importante alivio a los salarios más bajos. Queda ahora por delante lograr que el desfasaje que se produce al cobrar la última cuota recién en febrero, pero eso es algo que deberemos discutir en las próximas paritarias», señaló De Feo.

La firma del acuerdo salarial contó con la participación de representantes de las centrales gremiales de docentes universitarios Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, Ctera y UDA. Por el Gobierno, además del ministro de Educación, Jaime Perczyk, también participaron el secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, y el subsecretario de Políticas Universitarias, Cesar Albornoz, y por las universidades, representantes del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), entre otros.

“Para nuestro gobierno, el salario de las trabajadoras y los trabajadores es una prioridad. Estamos viviendo un contexto muy difícil para nuestro país y para la humanidad, pero con un gobierno que mira hacia donde hay que mirar, defiende a los que hay que defender. Estos acuerdos salariales son una posibilidad de hacer una universidad mejor y de honrar la labor de las y los docentes y no docentes para recomponer el salario”, expresó el ministro Perczyk.

Días atrás, la Fedun adelantó que iba a aceptar y firmar la propuesta paritaria del gobierno. «Desde la Fedun, se busca que el salario le gane a la inflación, por eso, junto con los aumentos previstos, también se prevé abrir en febrero la revisión para el cierre del período, atentos a un posible incremento del nivel inflacionario en los próximos meses», señalaron.

La Conadu Histórica también aceptó el acuerdo salarial. «El plenario de secretarías generales de la Conadu Histórica resolvió por mayoría aprobar la propuesta de incrementos presentada por el Ministerio de Educación para la cláusula de revisión pautada para el mes de diciembre en el acuerdo paritario vigente». «No obstante, el plenario consideró unánimemente que la oferta salarial sigue siendo insuficiente en relación a las demandas planteadas por la Federación en función del deterioro salarial producto del persistente incremento del índice de precios al consumidor. Por ello resolvieron mantener el estado de alerta para garantizar que en la próxima revisión se otorguen los incrementos adicionales que aseguren que se cumpla con el compromiso de que los salarios superen a la inflación en el período paritario», destacaron.

En septiembre de este año el Ministerio de Educación había acordado sumar una mejora del 12 por ciento en tres tramos: 6 por ciento en septiembre, un 2 por ciento en octubre y un 4 por ciento final para enero de 2022. Asimismo, en mayo se acordó un 8 por ciento retroactivo desde abril, 6 por ciento en junio, 4 por ciento en agosto, 5 por ciento en octubre, 7 por ciento en diciembre y 5 por ciento en febrero. Por lo tanto, con esta nueva firma el salario docente y no docente universitario se elevará un 50 por ciento.

Fuente e Imagen: https://www.pagina12.com.ar/389396-paritaria-universitaria-el-aumento-para-docentes-y-no-docent

Comparte este contenido:

¿Para qué alcanzan los 19 pesos diarios de aumento salarial del magisterio?

Por: Erick Juárez Pineda

¿El magisterio se siente revalorizado con un aumento de 19.6 pesos diarios? ¿Qué se puede gastar con ello?

Recientemente, la Secretaría de Educación Pública dio a conocer que llegó a un acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)  para ofrecer un aumento del 3.9% al salario y el 1.8% en prestaciones de las y los docentes de Educación Básica, Especial e Inicial, de Educación Media Superior y Superior, así como para el Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación de todo el país.

Esto, en pesos, significaría un aumento de 19.6 pesos diarios. De manera general, considerando un salario base mensual de $8,687.10 pasaría a $9,025.90.

Este aumento no es bien visto por la comunidad magisterial.

En primer lugar porque el salario de los docentes está considerado como uno de los más bajos del país según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Incluso, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) aseguró que, durante el primer trimestre del año 2021, de las carreras que reciben ingresos económicos por debajo del promedio destacan aquellas pertenecientes a los ámbitos de la docencia y la educación, sectores que se vieron fuertemente afectados por la emergencia sanitaria de la COVID-19.

Este aumento no significa un impacto positivo real a los trabajadores de la educación, pues solo se aumentarían 598.60 pesos al mes. Si consideramos que según el  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informa que en la primera quincena de abril de 2021 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una inflación de 0.06 por ciento respecto a la quincena inmediata anterior; es decir, una inflación anual de 6.05%, no solo no cubre los gastos, sino que quedan debiendo el 2.15%

Y es que estos aumentos son tomados por los docentes como una burla: Despensa: $40.00; Material didáctico: $40.00 y Ayuda de previsión social: $46.00.  Si tomamos en cuenta que al mes deben pagar más de 380 pesos por servicios de internet y telefonía fija y un promedio de 200 pesos por concepto de recargas de saldo de teléfono celular, estos aumentos no ayudan en nada.

Respecto al año  pasado, el aumento salarial solo tuvo un incremento del 0.4%. Sin embargo, si lo comparamos con el aumento en 2019 donde fue de 6.25%, encontramos una disminución de 2.35%.

¿Y el SNTE? En su actitud camaleónica, se ha olvidado que su trabajo es la defensa de los derechos del magisterio. Su actitud servil y cobarde no abona en nada para enfrentar el creciente descontento de los trabajadores de la educación.

Insisto: en este gobierno, la revalorización docente que tanto se anunció durante la campaña electoral de López Obrador y que repitieron los titulares de la Secretaría de Educación Pública, es un mito. Estamos, entonces confirmando que ya se va descubriendo la ya popular «mal llamada revalorización del magisterio».

En tiempos de crisis y de pandemia, esta ofensa no la merecen.

*Erick Juárez Pineda. Director editorial de Educación Futura. Locutor de «La Otra Educación» 97.3 fm. Articulista de La Jornada.
Twitter @elErickJuarez 
Facebook: Erick Juárez Pineda

Fuente e Imagen: http://www.educacionfutura.org/para-que-alcanzan-los-19-pesos-diarios-de-aumento-salarial-del-magisterio/

Comparte este contenido:

Argentina: Paritaria de los docentes universitarios: primera oferta, primer rechazo

Educación propuso un aumento del 33 por ciento en cuotas.

Las federaciones que nuclean a los docentes universitarios nacionales rechazaron este miércoles un aumento salarial del 33 por ciento, a pagar en cuotas entre abril y febrero de 2022 y sin cláusula gatillo, ofrecido por el Ministerio de Educación. La oferta fue presentada en la primera reunión de la negociación paritaria de este año. Los dirigentes de las federaciones sindicales Conadu, Fedun, Fagdut, UDA y Ctera consideraron “insuficiente” la propuesta oficial. Todos los gremios exigieron acotar la cantidad de cuotas e incluir instancias de revisión en los meses de septiembre y diciembre. El ministerio se comprometió a realizar una propuesta superadora para la semana entrante. La Conadu Histórica no fue convocada a la reunión.

La oferta presentada por el ministro de Educación, Nicolás Trotta, consiste en un incremento salarial del 33 por ciento, a efectivizarse en cuotas, de la siguiente manera: un 5 por ciento en abril, 5 por ciento en junio, 4 por ciento en agosto, 2 por ciento en octubre, 4 por ciento en noviembre, 3 por ciento en diciembre, 6 por ciento en enero, y un 4 por ciento en febrero.

Para la dirigencia de la Conadu, la propuesta resultó «inaceptable» ya que «es condición necesaria una revisión salarial que permita garantizar la recuperación del poder adquisitivo por encima de la inflación, y que la totalidad del aumento se realice integralmente durante el año en curso». «Es importante que incluyan cláusulas de revisión y que la primera cuota de abril sea mayor del 5 por ciento. Esperamos que el Gobierno pueda mejorar la oferta así tenemos el acuerdo cerrado antes del 20 de abril», dijo a Página/12, el secretario general de la Conadu, Carlos De Feo.

En términos similares se pronunció la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun)“No podemos aceptar este acuerdo. Además de que el aumento debe ser un porcentaje total mayor, la primera cuota debe otorgar un monto que contemple lo perdido en lo que va del año por la inflación”, expresó el secretario general de Fedun, Daniel Ricci, y remarcó que “según lo que se venía dialogando, se esperaba una propuesta paritaria anual, y no por 14 meses”.

La propuesta que habían llevado los gremios a la reunión consistía en un aumento salarial del 35 por ciento y una cláusula de revisión para los meses de septiembre y diciembre, en la que se evalúe la evolución de la inflación. En la serie de demandas, la Conadu también incluyó el pedido de un bono de conectividad de 2500 pesos para los docentes, al igual que el que obtuvieron los maestros del nivel inicial y medio en la paritaria docente. La Fedun solicitó, aparte de lo salarial, que se dé cumplimiento a los puntos pendientes de la paritaria firmada en el 2020, como la renta para docentes ad honorem; la recategorización de los ayudantes de primera a Jefe de Trabajos Prácticos (JTP); de JTP a adjuntos; la implementación del pago del Convenio Colectivo de Trabajo a los docentes preuniversitarios; y la remisión de los fondos de capacitación.

La Conadu Histórica fue la única federación que no participó de este primera reunión paritaria. Según el gremio, «el Gobierno no nos convocó porque estábamos en medida de fuerza para exigir recomposición salarial». «Quiero aclarar que nuestra medida de fuerza fue dispuesta hace más de dos semanas y la reunión del Ministerio fue convocada del martes para el miércoles 7. Es decir, el Ministerio puso la fecha a propósito en coincidencia con nuestro paro para tener una excusa y no convocarnos», señaló a este diario la secretaria adjunta de Conadu Histórica, Claudia Baigorria.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/334279-paritaria-de-los-docentes-universitarios-primera-oferta-prim

Comparte este contenido:
Page 1 of 17
1 2 3 17