Page 13 of 13
1 11 12 13

España: Uno de cada cinco jóvenes españoles ni estudia ni trabaja

España/23 junio 2016/Fuente: 20 Minutos

Uno de cada cinco jóvenes ni estudia ni trabaja. Según datos del Gobierno relativos al año 2015, el 19,4% de los españoles entre 15 y 29 años no realiza ninguna actividad académica ni profesional. El porcentaje de jóvenes en esta situación se ha disminudo 1,3 puntos respecto al 20,7% registrado en 2014.
Así se desprende de la última estadística del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, basada en la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre de 2015 y que, entre otros aspectos, analiza la transición de la formación al trabajo.
El dato de ‘ninis’ asciende al 20,9% cuando se refiere al grupo de edad de 15 a 35 años. Estos porcentajes se refieren, según explica Educación, a personas que durante la semana de referencia no han tenido un trabajo por cuenta ajena o ejercido una actividad por cuenta propia y que no han seguido ningún tipo de estudio o formación en las cuatro semanas anteriores a la de entrevista.

Según la serie estadística, que arranca en 2002, el número de jóvenes que no desarollan ninguna actividad se redujo de manera continuada hasta 2008, año del estallido de la crisis económica. En ese punto, la tendencia se revierte y el número de ‘ninis’ empieza a subir.

La evolución de los primeros años del dato es la siguiente: 15,2% en 2002, 14,8% en 2003, 14,4% en 2004, 14% en 2005, 12,9% en 2006, 12,8% en 2007. En 2008, sin embargo, sube 2,5 puntos respecto al anterior y se sitúa en el 15,3%.
Por tanto, 2007 es el año con el dato más bajo de jóvenes que ni estudian ni trabajan de la serie. Desde 2008 este porcentaje no deja de crecer y alcanza su máximo en 2013 (22,5%) para descender de nuevo en 2014 (20,7%).
Por sexo, los chicos que ni estudian ni trabajan se sitúan por debajo de la media nacional (19,2%), mientras que las chicas están por encima (19,7%). Además, la estadística revela que la diferencia de ‘ninis’ es de casi el doble entre quienes han completado la educación obligatoria o superior y los que no han terminado 3º o 4º de la ESO. Mientras estos últimos presentan un porcentaje del 28,9%, los que tienen la segunda etapa de la ESO se reducen al 14,6%.
España tiene más ‘ninis’ que la media europea
La media europea de los Veintiocho cuenta con un porcentaje de ‘ninis’ del 14,8% en 2015, es decir, 4,6 puntos porcentuales menos que España. Sólo Croacia (20,1%), Rumanía (20,9%), Bulgaria (22,2%), Grecia (24,1%) e Italia (25,7%) presentan datos más altos que España.
En cambio, Suecia (7,4%), Luxemburgo (7,6%), Dinamarca (7,7%), Alemania (8,5%) y Austria (8,7%) son los países europeos con menos jóvenes entre 15 y 29 años que ni estudian ni trabajan.
El Ministerio de Educación también ofrece datos sobre la tasa de empleo de la población de entre 20 y 34 años graduada en los tres últimos años según el nivel formativo. Así, entre quienes cuentan con educación superior —FP de grado superior o grado universitario— la tasa en 2015 es del 68,7%.
La tasa media de empleo de la UE-28 para este grupo de edad con estudios superiores es del 81,9%, 13,2 puntos más que la española. Sólo Grecia e Italia tienen datos peores que España: 49,9 y 57,5% respectivamente.

De nuevo, Alemania, con una tasa de empleo de este colectivo del 93,3%, Suecia y Países Bajos (ambos del 90,9%) y Austria (90,3%) son los países con mejores datos.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2756750/0/ninis-estuda-trabaja-jovenes-espanoles/#xtor=AD-15&xts=467263

Comparte este contenido:

España: La crisis está detrás de 260.000 muertes por cáncer en la OCDE

España/26 mayo 2016/Autora: María Valerio/Fuente: http://www.elmundo.es/

El desempleo y los recortes en sanidad desde 2008 están detrás de 260.000 muertes por cáncer en los países de la OCDE, 160.000 de ellas concretamente en territorio de la Unión Europea. Ésta es la dramática conclusión de un amplísimo análisis que se acaba de publicar en la revista The Lancet y que subraya la importancia del acceso universal a la sanidad como única receta contra este incremento de la mortalidad.

El estudio es el primero en analizar el efecto del desempleo y los cambios en la sanidad pública en un indicador tan objetivo como la mortalidad por cáncer. En total se han analizado las cifras de 70 países de la OCDE que representan a dos mil millones de pacientes oncológicos diagnosticados entre 1990 y 2010. Para el trabajo se analizaron las estadísticas en torno a cuatro tumores que representan la mayor carga de esta enfermedad en el mundo occidental: próstata, cáncer de mama, colon y pulmón (estos dos últimos tanto en hombres como en mujeres).

Los autores del estudio proceden de la Universidad de Oxford, Imperial College y King’s College (Reino Unido), así como de la Universidad de Harvard (ésta en EEUU). «Nos sorprendió que fuese una cifra tan alta. 260.000 muertes adicionales en pacientes con cáncer en la OCDE es un número muy significativo y refleja hasta dónde pueden llegar los efectos de la crisis económica».

En sus conclusiones observaron que un aumento de las tasas de desempleo de sólo un 1% se reflejaba en un incremento de la mortalidad por cáncer, pero este efecto desaparecía en los países con un acceso universal a los cuidados sanitarios.

La misma relación se observó con respecto a los recortes en la inversión pública en sanidad. Cada 1% de reducción en el gasto del Producto Interior Bruto (PIB) destinado a la salud se relacionó con un aumento de 0.0053 muertes adicionales por cáncer por cada 100.000 habitantes.

«Este estudio ofrece unos resultados que se antojan plausibles: el desempleo aumenta la mortalidad por cáncer, pero sólo en aquellos países en que no hay cobertura sanitaria universal, en los que los pacientes no pueden costearse la sanidad», comenta el doctor Miguel Martín, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Afortunadamente, añade, «España tiene cobertura universal, por lo que no creemos que la crisis reciente y el desempleo hayan aumentado la mortalidad por cáncer en nuestro país. No obstante, este estudio debe servirnos de aviso para el futuro: si reducimos la cobertura sanitaria o introducimos restricciones importantes en las prestaciones sanitarias, podemos encontrarnos con un aumento de la mortalidad por cáncer también en España«.

En esta idea coincide también uno de los autores del trabajo, Mahiben Maruthappu, que explica a EL MUNDO que España es precisamente uno de los países en los que el análisis no ha observado un exceso de mortalidad por cáncer. «Sólo hemos visto este incremento en los países que no ofrecen una cobertura sanitaria universal, como EEUU». En cambio, los países [como España], en los que la cobertura sí es universal, los efectos de la crísis económica en los últimos años no han reflejado este efecto.

Por ejemplo, sólo en EEUU, los autores calculan un exceso de 18.000 muertes por cáncer; casi 4.000 en México y 1.500 fallecimientos extra en Francia.

El único diagnóstico en el que no se observó esta relación directa entre desempleo y recortes con la mortalidad por cáncer es el cáncer de pulmón en mujeres. Sin embargo, el doctor Maruthappu admite que «nuestros datos no nos permiten deducir la causa de ello». A su juicio, una posibilidad es que las mujeres con este tipo de cáncer tengan peor supervivencia que los hombres, «aunque esta hipótesis no se sostiene de acuerdo con la evidencia actual».

En un comentario que publica la misma revista, Graham Colditz, de la Universidad de Washington (EEUU), subraya la importancia que estos datos deberían tener sobre todo en países en los que no se ha implementado aún una cobertura sanitaria universal, como es el caso de EEUU. Y es que como subraya el estudio, en estos territorios, el cuidado de la salud se puede obtener a través de seguros privados que contrata la empresa para su trabajador, «pero si la persona está en paro, los diagnósticos se retrasan y los tratamientos se administran demasiado tarde».

El doctor Javier Mar, miembro de la Asociación Española de Economía de la Salud (AES), explica que en el País Vasco -una de las comunidades españolas que cuenta con un registro poblacional de cáncer- las estadísticas desde el año 2000 reflejan una reducción de la mortalidad por cáncer del 1% anual; una tendencia que también se observa en las estadísticas nacionales desde hace algunos años.

«A nivel poblacional la cobertura universal se ha mantenido», explica este especialista del Servicio Vasco de Salud. Y en el caso de la población más afectada por los recortes, «como pueden ser los inmigrantes en situación ilegal, se trata de un porcentaje pequeño que, además, por tratarse de una población generalmente joven y sana, no tiene un gran reflejo en las estadísticas de cáncer».

En el caso de otras enfermedades que podrían haberse visto influidas por la situación económica en España en los últimos años, como las patologías cardiovasculares, el doctor Mar explica que «están relacionadas con tantos factores que es difícil identificar el impacto específico de la crisis».

Fuente de la Noticia:

http://www.elmundo.es/salud/2016/05/26/5745c26246163f02798b45e2.html

Comparte este contenido:
Page 13 of 13
1 11 12 13