Page 1 of 17
1 2 3 17

Continúa el asalto talibán a los derechos de la mujer en Afganistán

Se siguen violando los derechos humanos en Afganistán, en particular los de las mujeres, que sufren estrictos códigos de vestimenta y son excluidas de ciertos trabajos, mientras continúa la prohibición a su derecho a la educación superior y se le limita su libertad de movimiento.

 

Han pasado casi tres años desde que los talibanes recuperaron el control de Afganistán y los derechos de las mujeres siguen siendo objeto de ataques.

 

El jueves, la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH), Liz Throssell, reveló que en su último acto de desapoderamiento, las autoridades de facto han comunicado a las funcionarias que tienen prohibido trabajar no obstante sus cualificaciones o experiencia, y que a partir de ahora se les recortará el salario al nivel más bajo.

 

Los talibanes tomaron Kabul, la capital de Afganistán, en agosto de 2021, y rápidamente comenzaron a erosionar los derechos de las mujeres, incluyendo estrictos códigos de vestimenta, prohibiendo la educación superior para las niñas, excluyendo a las mujeres de ciertos trabajos, y más.

 

Según Throssell, las autoridades del país habían dicho a las mujeres que podrían volver a trabajar cuando se dieran “las condiciones necesarias”, pero las mujeres no han recibido ninguna información sobre cuándo podría ser eso.

 

Tres años después, no se han tomado medidas para que todas las funcionarias puedan volver al trabajo.

 

“Esta última decisión, discriminatoria y profundamente arbitraria, ahonda aún más la erosión de los derechos humanos en Afganistán, tras las decisiones de restringir el acceso de las mujeres y las niñas a la educación y el empleo, limitar su libertad de movimiento y restringir su presencia en los espacios públicos, afianzando de hecho la exclusión de las mujeres de la vida pública”, afirmó Throssell.

 

Tres mil millones de horas de aprendizaje perdidas

El jueves también se cumplen 1000 días desde que los talibanes prohibieron la educación de las niñas más allá del sexto grado, un “hito triste y aleccionador” según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

 

Para 1,5 millones de niñas, esta exclusión sistemática no sólo constituye una flagrante violación de su derecho a la educación, sino que además se traduce en una disminución de sus oportunidades y en un deterioro de su salud mental», afirmó en una declaración pública Catherine Russell, directora ejecutiva de UNICEF.

 

Russell afirmó que la educación no sólo ofrece oportunidades, sino que “protege a las niñas de los matrimonios precoces, la malnutrición y otros problemas de salud, y refuerza su capacidad de resistencia ante desastres como las inundaciones, la sequía y los terremotos que asolan con frecuencia Afganistán”.

 

ONU Mujeres informó recientemente de que esta prohibición de la educación está relacionada con un aumento del 25% en las tasas de matrimonio infantil y del 45% en las tasas de maternidad precoz.

 

La cabeza de UNICEF afirmó que el organismo está trabajando intensamente para apoyar a todos los niños y niñas de Afganistán.

 

Poner fin a las violaciones de derechos

Mientras se siguen violando los derechos humanos en Afganistán, expertos independientes en derechos piden a los talibanes que proporcionen ayuda médica al ciudadano estadounidense Ryan Corbett, que se encuentra detenido.

 

Corbett fue detenido en 2022 cuando viajó a Afganistán para realizar labores humanitarias y ha permanecido cautivo desde entonces.

 

Su salud mental y física ha empeorado gravemente y Alice Jill Edwards, relatora especial de la ONU sobre la tortura y otros tratos crueles, ha declarado que debe recibir tratamiento médico “en un hospital civil sin demora”, y que las condiciones de detención eran “totalmente inadecuadas y sustancialmente inferiores a las normas internacionales”.

 

Los relatores especiales y otros expertos en derechos humanos nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU son independientes de cualquier gobierno, no reciben salario por su trabajo y prestan servicio a título individual.

 

https://news.un.org/es/story/2024/06/1530551

Comparte este contenido:

ONU: Nobel de la Paz, cambio climático y niños, bebés prematuros

Nobel de la Paz, cambio climático y niños, bebés prematuros

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha pedido la liberación de la activista iraní Narges Mohammadi, galardonada hoy con el premio Nobel de la Paz. Los desastres meteorológicos provocaron 43,1 millones de desplazamientos internos de niños y niñas un periodo de seis años. Uno de cada diez niños nacidos en 2020, unos 13,4 millones, era prematuro.

La ONU celebra el Nobel de la Paz a la iraní Mohammadi y pide su liberación

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha pedido la liberación de la activista iraní Narges Mohammadi, galardonada hoy con el premio Nobel de la Paz.

«Lo que está absolutamente claro es que las mujeres de Irán han sido una fuente de inspiración para el mundo. Hemos visto su valentía y determinación frente a las represalias, la intimidación, la violencia y la detención. Su valor y determinación han sido extraordinarios. Han sufrido acoso por lo que llevan o dejan de llevar. Las medidas jurídicas, sociales y económicas contra ellos son cada vez más estrictas. Así que, sin duda, diríamos que esto es algo que realmente pone de relieve el coraje y la determinación de las mujeres de Irán y cómo son una inspiración para el mundo», dijo la portavoz de la Oficina, Liz Throsell.

El Secretario General dijo que el premio es un importante recordatorio de que los derechos de las mujeres y las niñas se enfrentan a un fuerte retroceso en Irán y en otros lugares y que debe servir como homenaje a todas las mujeres que luchan para revertirlo arriesgando su libertad e incluso su vida.

Un grupo de relatores también emitió un comunicado instando al gobierno de Irán a liberar a todas las defensoras encarcelados y a proteger los derechos de las mujeres y las niñas en el país.

Mohammadi fue galardonada, junto a otras dos activistas, con el Premio Mundial a la Libertad de Prensa UNESCO/Guillermo Cano 2023.

Trabajó para diversos periódicos y es también vicedirectora de la organización Centro de Defensores de los Derechos Humanos (DHRC), con sede en Teherán. Actualmente cumple una condena de 16 años de prisión en la cárcel de Evin. Ha seguido informando en prensa desde la cárcel, y también ha entrevistado a otras reclusas.

Los desastres climáticos desplazaron a más de 43 millones de niños en seis años

Sabirin, la hija de dos años de Khadijo Mohamed Aden, sentada frente a su casa improvisada en el campo de desplazados internos de Gurman, en las afueras de Mogadiscio (Somalia).
© UNICEF/UN0719419/Yusuf

Los desastres meteorológicos provocaron 43,1 millones de desplazamientos internos de niños y niñas un periodo de seis años, lo que equivale a unos 20.000 desplazamientos al día, según el nuevo análisis de UNICEF publicado hoy.

El informe Niños y niñas desplazados por el cambio climático revela que las inundaciones y las tormentas causaron 40,9 millones –o el 95%– de los desplazamientos infantiles registrados entre 2016 y 2021, debido en parte a una mejora en los sistemas de notificación y al aumento de evacuaciones preventivas. Las sequías provocaron más de 1,3 millones de desplazamientos internos y Somalia volvió a ser uno de los países más afectados.

“Cuando hablamos del impacto del cambio climático nunca pensamos que las personas más afectas por las inundaciones, por los incendios son los niños. Nunca pensamos que más de 43 millones de niños en 44 países tienen que abandonar sus hogares porque lo han perdido todo”, dijo Paloma Escudero, asesora especial sobre niños y cambio climático de UNICEF.

En los próximos 30 años las inundaciones fluviales podrían desplazar a casi 96 millones de niños y niñas, los vientos ciclónicos a 10,3 millones y las tormentas a 7,2 millones.

Uno de cada diez bebés nace prematuro

Un bebé prematuro recibe cuidados en un hospital de la ciudad yemení de Al-Mukalla.
© UNICEF/Ali Bahumaid

Uno de cada diez niños nacidos en 2020, unos 13,4 millones, era prematuro (menos de 37 semanas de gestación), según un detallado estudio por países de UNICEF y la OMS.

Al igual que ocurre con otras áreas relacionadas con la salud materna, ninguna región del mundo ha reducido significativamente las tasas de nacimientos prematuros en la última década

Alrededor del 65% de estos nacimientos en 2020 se produjeron en África subsahariana y Asia meridional, con más del 13% de los bebés prematuros.

Sin embargo, no es un problema exclusivo de los países de renta baja y media. En Grecia (11,6%) y Estados Unidos (10%), se dan tasas del 10% o superiores.

El embarazo en la adolescencia, las infecciones, la mala nutrición y la preeclampsia, están estrechamente relacionados con los partos prematuros. Por eso las agencias insisten en que una atención prenatal de calidad es fundamental para detectar y tratar las complicaciones, garantizar la datación exacta del embarazo mediante ecografías tempranas y, si es necesario, retrasar el parto con tratamiento médico.

Investigadores de derechos humanos viajan a Hroza, en Ucrania, donde un misil mató a 52 civiles

ARCHIVO. Un edificio dañado en el centro de la ciudad ucraniana de  Kharkiv.
OCHA/Matteo Minasi

La Oficina de Derechos Humanos ha enviado investigadores a Hroza, en Ucrania, donde este jueves un misil mató a 52 civiles.

Según las autoridades locales, 52 personas murieron cuando lo que parece ser un misil ruso impactó contra una cafetería del pueblo, donde la gente se había reunido para un velatorio«, declaró la portavoz de la Oficina.

Hasta ahora, la Misión de Observación de los Derechos Humanos en Ucrania ha identificado a 27 de las personas que murieron -15 mujeres y 12 hombres.

«Lo que está claro es que el ataque es uno de los más mortíferos desde el 24 de febrero de 2022, pero por supuesto dista mucho de ser el único. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, que ha visto con sus propios ojos las terribles consecuencias de este tipo de ataques, está profundamente conmocionado y condena este acto. Ha desplegado un equipo sobre el terreno en el lugar para hablar con los supervivientes y recabar más información”, explicó Throsell.

 

Fuente de la Información: https://news.un.org/es/story/2023/10/1524692

 

Comparte este contenido:

[Reseña] La mujer helada

Sinopsis

Annie Ernaux en la obra va recorriendo su papel como mujer desde la infancia a la edad adulta. Con treinta años es profesora, casada con un ejecutivo y madre de dos niños.Tiene un buen entorno familiar, sin embargo se siente como una mujer helada porque no puede progresar a causa del trabajo cotidiano que tiene asignado en la familia (baños, compras, cenas, limpieza…). Siente cómo su futuro se ve condicionado por el solo hecho de ser mujer. La autora cuenta brillantemente esta alteración de lo cotidiano, este empobrecimiento de las sensaciones, esta pérdida de la identidad; esclavitud a la que las mujeres son empujadas como a un desafío.

Annie Ernaux nació en Lillebonne (Normandía) en 1940. Hija de comerciantes, pasó su infancia y adolescencia en la localidad de Yvetot hasta trasladarse a Rouen para cursar estudios universitarios de literatura. Ha dedicado su vida a la enseñanza como profesora de letras modernas. Es autora de una obra esencialmente autobiográfica e intimista, con títulos como La mujer helada (1981), No he salido de mi noche (1997), Perderse (2001), El uso de la foto (2005), Los años (2008), Memoria de chica (2016). Entre los numerosos galardones recibidos destacan el Premio de la Lengua Francesa 2008 y, en España, el Premio Formentor de las Letras 2019, otorgados ambos al conjunto de su obra. Annie Ernaux es hoy una de las escritoras más reconocidas del panorama literario francés y europeo. Actualmente reside en Cergy, cerca de París. En 2022 se le concedió el Premio Nobel de Literatura.

Reseña

Ernaux nos pone en contraposición el estilo de mujer estipulado por la sociedad del momento y el estilo de mujeres que han rodeado su infancia y adolescencia.

Las unas eran… “Mujeres frágiles y vaporosas, hadas de manos suaves, pequeñas auras de sus casas a cuyo paso quedo surgen el orden y la belleza, mujeres sin voz, sumisas, por mucho que busque, no veo tantas así en el paisaje de mi infancia”.
Las otras… “Mis mujeres, las mías, vociferaban todas, tenían el cuerpo descuidado, demasiado pesado o demasiado plano, dedos rasposos, caras sin pintar o, al contrario, maquilladas como puertas, con gruesas manchas rojas en mejillas y labios”.

Es interesante cómo en la narrativa nos va llevando a ver cómo ella sin querer se va convirtiendo en ese tipo de mujeres con las que no está de acuerdo. Esas mujeres que van anteponiendo la crianza y la familia a su desarrollo personal, cómo le cuesta centrarse para preparar estas oposiciones que desea y no encuentra el momento.
Creo que describe en su personaje el tipo de mujer que, aunque no quiera, se ve desembocada a cuidar de los demás y dejar en un segundo plano sus preferencias de desarrollo profesional y personal.

Con gran sutileza describe el machismo y defiende el feminismo, defiende a la mujer que debe desarrollarse sin cortapisas, defiende a la mujer que no debe estar esclavizada por las tareas del hogar, defiende a la mujer que no quiere ser sola la que se dedique a la crianza de los hijos, defiende en general el papel de las personas en la sociedad, sin connotaciones de género.

Las mujeres de su familia eran independientes y de ellas había aprendido. En el libro nos va haciendo un relato de las mujeres de su familia y con ellas hace dichas reivindicaciones. “No recuerdo a una sola haciendo punto o complicándose la vida con las salsas; sacaban del aparador la fuente de fiambre y la pirámide de papel manila manchado de nata. El polvo, el orden, les daba exactamente igual, pedían disculpas, eso sí, para quedar bien, “no os fijéis en cómo está la casa, ¿eh?, decían”.

Mujeres que quieren trabajar fuera de la casa, tener un ambiente profesional y compartir con el marido todo lo relacionado a la familia y los niños. Esas mujeres que reivindica Annie Ernaux aún en este siglo XXI tienen dificultades, por eso hay que seguir alzando la voz contra el machismo de los hombres y contra esa sociedad que no da relevancia al papel de las mujeres y las considera una ciudadanía de segunda clase.

El libro es divertido y encierra un gran mensaje. Un relato íntimo de autoficción con el que las mujeres nos podemos ver reflejadas. Ahora, en estos tiempos, que se dice que la juventud está dando pasos agigantados hacia esas posturas tradicionales y hacia esos comportamientos machistas, creo que debería ser de lectura recomendable al alumnado de Secundaria y Bachillerato.

Es necesario que luchemos por una ciudadanía igualitaria en la que las mujeres ejerzan de pleno derecho cualquier papel en la sociedad que sirva para el desarrollo social y cultural de la humanidad.


Para saber más:

Annie Ernaux: La historia nos enseña que casi no ha habido cambios sin ciertas violencias” Una entrevista en France 24. https://youtu.be/00he1r-xASc
DW Español: Annie Ernaux, la escritora feminista https://youtu.be/Gjlqs87UN0Q
“Cómete la sopa Kafka” nos habla del discurso feminista y provocador de Annie Ernaux https://youtu.be/mwIjG5pGr8M

The post [Reseña] La mujer helada appeared first on El Diario de la Educación.

Comparte este contenido:

Construir un futuro óptimo para la humanidad requiere reflexionar sobre el pasado: Rigoberta Menchú, México

La Doctora Honoris Causa por la UNAM, junto con prestigiados juristas y académicos como Sergio García Ramírez, Diego Valadés Ríos, Julieta Morales Sánchez y Fernanda Gil Lozano, analizaron el Derecho Humano al Futuro
• Participaron en el marco del Primer Coloquio Internacional: La Humanidad Amenazada, ¿Quién se hace cargo del futuro?, cuyas conversaciones temáticas estuvieron coordinadas por Raúl Contreras Bustamante

Cuando hablamos del mejoramiento de las condiciones humanas en el futuro, necesariamente debemos mirar al pasado profundo, más allá de la Segunda Guerra Mundial, hasta el origen de nuestras civilizaciones, para recordar la importancia de generar consensos y fuerza en beneficio de las sociedades, aseguró la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú Tum.

Durante las conversaciones temáticas “Derecho humano al futuro”, en ocasión del Primer Coloquio Internacional: La Humanidad Amenazada, ¿Quién se hace cargo del futuro?, coordinadas hoy por el director de la Facultad de Derecho, Raúl Contreras Bustamante, la prestigiada activista guatemalteca y defensora de derechos humanos destacó que, en la historia está el testigo de los grandes procesos democráticos y de defensa de derechos humanos, que han protagonizado distintas generaciones, los cuales debemos reivindicar y defender.

“Fueron grandes consensos que se fueron dando a costa de dolor, de sufrimiento, de censuras y por eso es por lo que, también, después de la Segunda Guerra Mundial, tenemos una tremenda lección en derechos humanos y es la necesidad de la tipificación de los crímenes de lesa humanidad, esos crímenes que ofenden la conciencia humana, que es lo que ocurre cuando se impone el poder establecido”, afirmó.

Al tener conocimiento de estas luchas, incluida la de las mujeres y sus derechos, añadió, se podrán tener más herramientas, principalmente las y los jóvenes, para generar nuevas conciencias para una mejoría en el futuro de la sociedad. “Porque no existe futuro sin pasado y esta es nuestra oportunidad, de hacer nuestras aportaciones al futuro. Tenemos la obligación de construir nuestro futuro con la realidad impactante que tenemos”.

Sobre el papel de la comunidad internacional, particularmente de las Naciones Unidas frente a las grandes crisis humanitarias y de garantía fundamentales, dijo que se trata de un intermediario vital para resolver los problemas que afectan a la dignidad, pero también debe transformarse, sobre todo luego de la pandemia por COVID-19, que nos mostró lo vulnerables que somos.

“La ONU no puede seguir igual como antes de la pandemia, antes de la pandemia tolerábamos ciertos procedimientos que parecía que quedaban en letra muerta, pero hoy no puede ser igual que antes del COVID, ni yo puedo ser igual, porque el COVID nos enseñó que hoy los habitantes somos vulnerables y no hay institución poderosa que venga y en un instante nos salve a todos, por lo que las generaciones que vivieron el COVID, deben proyectar su mirada a futuro”.

La Premio Nobel de la Paz celebró que existan instituciones académicas como la UNAM en donde se ha introducido el estudio del derecho indígena, para reivindicar sus derechos y cosmovisión, por lo que hizo un llamado a que sean más las sociedades que se sumen a ello.

En su intervención, Sergio García Ramírez, profesor emérito la Facultad de Derecho de la UNAM, jurista y expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, apuntó que han habido avances significativos en la materia, con la creación de instituciones nacionales e internacionales que encabezan la defensa y protección de los derechos humanos y ahora es el turno de esta generación para hacerse cargo de las nuevas travesías y batallas por venir.

En la segunda sesión de estas conversaciones temáticas se abordaron algunos de los problemas críticos de la impartición de justicia y la protección a las garantías inalienables en nuestro país, en donde se cuestionó la existencia de las figuras del arraigo y la prisión preventiva oficiosa, que han estado a debate en los últimos meses, tras las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la materia.

“Debemos reformar nuestra Constitución, nunca debimos incluir en la Constitución estos engendros llamados arraigo y prisión preventiva oficiosa, creo que debemos reformar. Ha habido propuestas intermedias para que sean los jueces quienes resuelvan individualmente cada caso; esto sería muy complejo, tardado y dejaría en nuestra Constitución el estigma de la prisión preventiva forzosa”, señaló García Ramírez.

Sobre el mismo tema, Julieta Morales Sánchez, catedrática de la Facultad de Derecho y especialista en Derecho Constitucional y Derechos Humanos, indicó que es inadmisible que hoy en día estas medidas cautelares existan cuando hay otras formas de control y monitoreo electrónico, como las pulseras o las tobilleras.

Y abundó: “Hay que atacar las causas estructurales que producen delitos que son impunidad, corrupción, la falta de oportunidades, de trabajo decente educación de calidad, pero lamentablemente no tenemos una estrategia real en materia de seguridad desde hace muchas décadas, y la presencia de las fuerzas armadas en las calles detonan muchas violaciones a los derechos humanos y es una estrategia sumamente equivocada”.

A su vez, Diego Valadés Ríos, investigador emérito del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, comentó sobre los rezagos de la Agenda 20-30 de Naciones Unidas.  Entre los objetivos de esta se considera la reducción significativa de todas las formas de violencia y las correspondientes tasas de mortalidad en el mundo o la reducción significativa de las corrientes financieras y de armas ilícitas.    

En ese sentido, el catedrático universitario subrayó que mientras las proclamas retóricas de Naciones Unidas no se constituyan en normas jurídicas vinculantes para los estados que las suscriban, seguiremos rezagados como con las constituciones de antes de 1921.

“En la agenda del derecho humano al futuro algo muy práctico y muy sencillo que podemos hacer es avanzar en la construcción del Derecho. Así como hemos avanzado en la juridización de la norma constitucional, avancemos en la juridización de las múltiples disposiciones internacionales que ya están ahí, pero que solamente están esperando en ser convertidas, de declaraciones, retoricas en normas jurídicas; y esa es una parte del futuro que nos espera”.

En tanto, la directora del Centro Internacional para la Protección de los Derechos Humanos de la UNESCO, Fernanda Gil Lozano, en enlace virtual desde Argentina,  reiteró que en los planteamientos y reflexiones sobre el futuro se debe dar mayor espacio de acción y participación a los jóvenes, quienes serán los tomadores de decisiones.

“El debate sobre el futuro tiene la obligación de dar un espacio a la juventud. Estamos viviendo en la incertidumbre y sabemos que cualquier acción que hagamos tendrá una multiplicidad de consecuencias a lo largo del tiempo”.

Sobre cuáles podrían ser las rutas para transitar de manera efectiva a un planteamiento sobre el futuro están el fortalecimiento del Estado de derecho, pero, sobre todo, que en el quehacer público y político no se quede nadie atrás.

Fuente: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2023_311.html

Comparte este contenido:

Afganistán: La resolución del Consejo de Seguridad de la ONU debe estar respaldada por una acción concertada para restituir los derechos a las mujeres y las niñas

En respuesta a la aprobación por el Consejo de Seguridad de la ONU de la resolución que exige a los talibanes levantar urgentemente las restricciones que vulneran los derechos de las mujeres y las niñas en Afganistán —votada a raíz de la reciente prohibición de que las mujeres afganas trabajen con la ONU en el país— Joyce Bukuru, responsable de trabajo de incidencia de Amnistía Internacional ha manifestado:

“El Consejo de Seguridad ha aprobado la resolución en un contexto de ataque implacable a los derechos humanos de las mujeres y las niñas en Afganistán. Los talibanes tienen la obligación de cumplir la resolución, levantar de inmediato las prohibiciones y restricciones sobre los derechos de las mujeres y las niñas, incluidos los derechos al trabajo y la educación, y poner en libertad a todas las personas que están detenidas por protestar o denunciar las prohibiciones”.

“Aunque se trata de un paso en la dirección correcta, la resolución no abarca la obligación de rendir cuentas de los responsables de la vulneración sistemática de derechos. Tampoco fija las medidas concretas que deben adoptar los miembros del Consejo de Seguridad para apoyar las iniciativas en curso destinadas a restituir los derechos a las mujeres y las niñas en Afganistán y a hacer rendir cuentas a los talibanes, en cuanto autoridades de facto, por sus violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos de las mujeres y las niñas.”

“Afganistán tiene obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos, pero ninguna de las iniciativas tomadas hasta ahora han detenido los abusos de los talibanes. Esta resolución debe ir acompañada de máxima presión internacional para enviar a los talibanes el mensaje de que los derechos de las mujeres y las niñas no son negociables: son universales e inalienables.’’

Información complementaria

El 5 de abril de 2023, los talibanes anunciaron su decisión de prohibir a las mujeres afganas trabajar con la ONU, ampliando una prohibición anterior de trabajar con ONG. Este anuncio se ha producido en un momento en el que Afganistán atraviesa una crisis humanitaria sin precedentes.

Amnistía Internacional ha documentado anteriormente cómo los talibanes están devastando las vidas de las mujeres y las niñas de Afganistán con la represión de sus derechos humanos. Desde que tomaron el control del país en agosto de 2021, los talibanes han violado los derechos de las mujeres y las niñas a la educación, al trabajo y a la libre circulación; han diezmado el sistema de protección y apoyo para quienes huyen de la violencia de género en el ámbito familiar; han detenido a mujeres y niñas por infracciones menores de normas discriminatorias, y han contribuido al aumento del número de matrimonios infantiles, precoces y forzados en Afganistán.

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/afganistan-la-resolucion-consejo-seguridad-onu-accion-concertada-restituir-derechos-mujeres-ninas/

Comparte este contenido:

Jornada «Mujeres migrantes: conectando agendas y estrategias»

Teniendo en cuenta la importancia de conectar lo local con lo global, desde Alianza por la Solidaridad-ActionAid realizaremos la jornada «Mujeres migrantes: conectando agendas y estrategias». Será el miércoles 19 de abril, desde las 18 horas, en el espacio Ecooo de Madrid (calle de la Escuadra, 11, Lavapiés). ¡Estáis todas/os invitadas/os!

Participarán, en esta jornada, mujeres migrantes y activistas de derechos de Madrid, otros territorios de España y Perú.

Será el cierre del proyecto “Liderazgo de las mujeres migrantes en contexto COVID-19: Garantizando el ejercicio de derechos para no quedar atrás”, cofinanciado por el Ayuntamiento de Madrid.

Conocer las realidades de las mujeres migrantes

Esta jornada facilitará generar redes entre las activistas y nos permitirá conocer las situaciones diversas de las mujeres migrantes para entender mejor sus vivencias, realidades, luchas y el porqué de su trabajo para iniciar procesos de cambio que mejoren su acceso a derechos.

Creemos que el contacto con la ciudadanía es importante para que conozcan, desde las propias voces de sus protagonistas, sus realidades. Así, se motivarán para sumarse a defender los derechos de las mujeres migrantes que tanto apoyo e implicación de la sociedad necesitan.

Programa de la jornada

18:00- 19:45

Dinamización: Julissa Jáuregui, área de Migraciones de Alianza por la Solidaridad-ActionAid

Ponentes:

  • Edith Espínola, portavoz de SEDOAC y del Movimiento Regularización Ya. Logros y retos de las trabajadoras de hogar en España y del movimiento Regularización Ya.
  • Farhana Mahamud Dich, abogada y presidenta de la Asociación de Mujeres de África en Canarias. Vulneración de derechos de las personas migrantes llegadas a Canarias.
  • Rocío Gutiérrez, subdirectora del Movimiento Manuela Ramos, Perú. Migraciones de mujeres venezolanas en contexto de crisis política en el Perú.
  • Brenda Bih Chi, afrofeminista, activista antirracista y fundadora de My African Womanhood. Derecho a los cuidados y a la ciudad por parte de las mujeres migrantes “cuidadanía”.

19:45- 20:45

Fuente: https://coordinadoraongd.org/2023/04/jornada-mujeres-migrantes/

 

Comparte este contenido:

Prohibir a las mujeres afganas trabajar con la ONU viola los derechos humanos

António Guterres condena enérgicamente la decisión de los talibanes, que es una grave discriminación, y destaca que el personal femenino es fundamental para las operaciones de las Naciones Unidas en el país, incluida la prestación de ayuda humanitaria.

El Secretario General de la ONU condena enérgicamente la decisión de los talibanes de prohibir a las mujeres afganas trabajar con las Naciones Unidas en Afganistán.

“Se trata de una violación de los derechos humanos fundamentales inalienables de las mujeres”, dijo el portavoz de António Guterres, Stéphane Dujarric.

El vocero indicó que también viola las obligaciones de Afganistán en virtud de la legislación internacional sobre derechos humanos, e infringe el principio de no discriminación, que es un principio básico que sustenta la Carta de las Naciones Unidas.

“El personal femenino es esencial para las operaciones de las Naciones Unidas, incluida la prestación de asistencia vital. La aplicación de esta decisión perjudicará al pueblo afgano, millones de personas que necesitan esta asistencia”, explicó Dujarric.

Revocar la decisión inmediatamente

En ese contexto, Guterres “hace un llamamiento a los talibanes para que revoquen inmediatamente la decisión y anulen todas las medidas que restringen los derechos de las mujeres y las niñas al trabajo, la educación y la libertad de movimiento”.

Las autoridades talibanas de Afganistán emitieron el martes una orden por la que se prohíbe seguir trabajando a las mujeres nacionales que formen parte del personal de la ONU.

Tras la caída de Afganistán en manos de los talibanes en agosto de 2021, la ONU mantuvo su compromiso de permanecer y cumplir su mandato para entregar ayuda humanitaria, al tiempo que pedía un apoyo unido de la comunidad internacional para la población del país.

A pesar de los contactos iniciales relativamente constructivos con las autoridades talibanes, las decisiones tomadas el año pasado por los líderes fundamentalistas han incluido la prohibición de que las mujeres accedan a la educación superior, trabajen para las ONG y accedan a muchos espacios públicos.

Un miembro del personal de la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria de la ONU habla con mujeres desplazadas en la provincia oriental de Nangahar, en Afganistán.
© UNOCHA/Charlotte Cans
Un miembro del personal de la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria de la ONU habla con mujeres desplazadas en la provincia oriental de Nangahar, en Afganistán.

Prohibición inaceptable

En respuesta a las preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa el mismo martes, Dujarric dijo que una comunicación oficial procedente de los dirigentes talibanes había indicado que la orden se aplicaría a todo el país.

«Esperamos escuchar voces firmes del Consejo de Seguridad«, dijo, señalando que la Misión de la ONU en Afganistán opera bajo el mandato de este órgano de las Naciones Unidas.

Para el Secretario General, cualquier prohibición de este tipo es inaceptable y «francamente inconcebible», dijo Dujarric.

Explorar todas las vías

De una población de unos 40 millones de personas en Afganistán, la ONU está tratando de llevar ayuda humanitaria a 23 millones de hombres, mujeres y niños.

«Seguiremos buscando todas las vías para garantizar que podemos llegar a las personas más vulnerables, especialmente mujeres y niñas», indicó el portavoz.

Personal femenino esencial

La decisión centrada en el personal de la ONU es sólo la última de una preocupante tendencia de edictos que socavan la capacidad de las organizaciones de ayuda para llegar a los más necesitados, añadió.

«Huelga decir, pero desgraciadamente es necesario decirlo, que el personal femenino es esencial para que las Naciones Unidas presten asistencia vital», afirmó.

«Tales órdenes, como hemos visto hoy, violan los derechos fundamentales de las mujeres e infringen el principio de no discriminación», aseguró.

El lugar «más represivo» para ser mujer

En marzo, Roza Isakovna Otunbayeva, representante especial de la ONU y jefa de la Misión de Asistencia de la ONU, declaró ante el Consejo de Seguridad que Afganistán bajo el régimen talibán sigue siendo el «país más represivo del mundo [para] los derechos de la mujer».

«En un momento en que [el país] necesita todo su capital humano para recuperarse de décadas de guerra, la mitad de sus potenciales médicos, científicos, periodistas y políticos están encerrados en sus casas, sus sueños aplastados y sus talentos confiscados», declaró en una sesión informativa ante el Consejo.

Fuente: https://news.un.org/es/story/2023/04/1519962

Comparte este contenido:
Page 1 of 17
1 2 3 17