Page 7 of 7
1 5 6 7

Joint programming in European science and technology policy

voxeu.org/08 de julio de 2016/Por: Paul Hünermund, Georg Licht

Resumen: Los países europeos están coordinando cada vez más sus políticas nacionales de investigación y desarrollo. Sin embargo, los programas supranacionales I + D conllevan problemas desde un punto de vista de la gobernabilidad. En esta columna se discute el problema de las subvenciones cruzadas entre los países participantes. iniciativas de programación conjunta europeos generalmente están diseñados para evitar la transferencia de pagos internacionales. La evidencia empírica sugiere que ello viene a costa de una menor eficiencia. Sin embargo, el 87% del gasto público en investigación y desarrollo (I + D) en 2014 todavía se mantuvo en el level.1 nacional Este paisaje fragmentado de la I interno y los sistemas de apoyo D complica la orientación internacional de ciencia y conduce a una duplicación de los esfuerzos de investigación dentro de la UE. El aumento del número de iniciativas de programación conjunta, por tanto, es una prioridad política clave para la Comisión Europea (OCDE 2012). La puesta en común de las contribuciones nacionales a un programa europeo con un presupuesto común (el llamado «real bote común ‘) plantea problemas desde el punto de vista de gobierno. En particular, las tasas de éxito podrían ser geográficamente desequilibrada si subvenciones concedidas a determinados países no corresponden a la cuota de contribución del país. Este debate sobre las transferencias netas entre los participantes se conoce como justa compensación en los círculos políticos. Además, las autoridades podrían estar tentados a reducir la financiación nacional y libre de paseo en las contribuciones de los países socios. Con el tiempo, crear y distribuir un presupuesto único a nivel supranacional podría requerir cambios en las condiciones marco legales para los países participantes de la OCDE (2012). Para evitar estos problemas, el 80% de las iniciativas de programación conjunta europeos están organizadas como ‘ollas comunes virtuales «(VCP) (Moretti y Villanova 2012). Un VCP emula un verdadero fondo común (RCP) en la medida en la calidad de los proyectos que soliciten subvenciones se evalúa de forma centralizada por una sola autoridad pública, que es responsable de todos los países participantes. Cada país se compromete a respetar el ranking de evaluación de la agencia central, pero sólo paga los fondos a sus propios candidatos nacionales. En consecuencia, la preocupación por el parasitismo y justo retorno se mitigan y hay menos necesidad de armonizar los marcos legales. Sin embargo, un VCP hace que el proceso de asignación de las subvenciones de I + D más complicado. Las propuestas de proyectos son generalmente presentadas por consorcios internacionales como las iniciativas de programación conjunta destinadas a promover la cooperación entre países de I + D. Por lo tanto, las limitaciones presupuestarias tienen que ser holgura en todos los países involucrados. Para ilustrar el funcionamiento de un VCP, supongamos que hay cuatro países que participan en un programa conjunto – A, B, C y D. Cada país aporta un presupuesto para financiar exactamente dos subvenciones. En consecuencia, hay un presupuesto total de exactamente ocho becas. Además, supongamos que hay propuestas de proyectos por seis consorcios internacionales y cada socio del proyecto requiere de una subvención para llevar a cabo el proyecto. Todas las propuestas de proyectos se evalúan según un ranking de calidad central, que puede ser como sigue:

Tabla 1 . El funcionamiento de un fondo común virtual de

Un consorcio formado por dos socios del país B y uno del país A ha presentado su propuesta mejor evaluada. Otro consorcio de países B y C presenta el segundo mejor proyecto, y así sucesivamente. En un fondo común, se concederían las tres aplicaciones de más alto rango, después de lo cual se agotaría el presupuesto común de ocho. En una olla común virtual, por el contrario, las limitaciones presupuestarias nacionales individuales deben ser respetados. La primera propuesta recibe fondos como antes. Entonces, sin embargo, el país B utiliza su presupuesto de dos y el segundo clasificado proyecto renuncia a la financiación. Para la tercera propuesta, los solicitantes de diferentes países, allí de nuevo están disponibles los recursos suficientes. También el quinto clasificado propuesta reúne los requisitos para la financiación en un VCP en este ejemplo.

La Tabla 1 ilustra tres cosas. En primer lugar, en un fondo común, ningún socio de un país D recibe una subvención. En su lugar, todo el presupuesto D’s se paga a los socios del fondo de otros países. El fondo común virtual se supone que previene precisamente esta situación. En segundo lugar, el PCV deja huecos de proyectos no financiados que de otro modo se otorgan en un PCR.En tercer lugar, y lo más importante, el rango promedio de calidad de los proyectos financiados es inferior en un VCP. Por lo tanto, si el impacto de las subvenciones se incrementa con la calidad del proyecto, se financian proyectos menos eficientes. Esto lleva a un compromiso entre el equilibrio geográfico de un VCP está diseñado para inducir y una asignación eficiente del presupuesto del programa.

En un artículo reciente, Hünermund y Czarnitzki (2016) estimar el efecto de Eurostars, un programa conjunto de 33 países (incluidos los cinco países no pertenecientes a la UE) destinados a I + D rendimiento de las pequeñas y medianas empresas, en el crecimiento firme y la creación de empleo. El programa contó con un presupuesto total de 472 millones € entre 2008 y 2013, de los cuales el 25% fue co-financiado por la Comisión Europea (Makarow et al. 2014). Una ventaja práctica del hecho de que no todos los proyectos de alto rango quedan formalizadas en VCP es que facilita la identificación de los efectos causales. Mientras que los mejores proyectos siempre son financiados en un PCR, un VCP permite a los investigadores comparar las empresas financiadas con sus vecinos directos en el ranking de evaluación. Para ponerlo en términos econométricos, la variación exógena en la disponibilidad presupuestaria, generada por el PCV, sirve como un instrumento para la recepción de subvenciones de las empresas. Hünermund y Czarnitzki utilizan este y muestran que el impacto de las subvenciones de I + D en la creación de empleo es de hecho una función creciente de la calidad del proyecto (véase la Figura 1). Puesto que un VCP financia proyectos con una calidad media más baja es la relación estimada se traduce en un trabajo subvención inducida que es un 27% más costoso en comparación con un PCR.

Figura 1 . El crecimiento del empleo inducida por las subvenciones de I + D en el programa Eurostars dependiendo de la calidad del proyecto

Aunque un VCP tiene ventajas desde la perspectiva del gobierno, la evidencia empírica muestra que reduce la eficiencia de las políticas conjuntas de I + D. Los números exactos serán diferentes para otros programas, en función de la relación entre la calidad del proyecto y el impacto de políticas. Sin embargo, siempre habrá una pérdida de eficiencia siempre y cuando la relación no es completamente plana. Por consiguiente, un mejor equilibrio entre el equilibrio geográfico y la eficiencia podría ser una combinación de un PCR y un VCP. En un modo mixto de este tipo una parte del presupuesto total se utiliza para financiar los proyectos mejor clasificados, con independencia de su origen geográfico. La parte restante todavía puede ser asignado como VCP para lograr una tasa de concesión uniformemente distribuida. Hünermund y Czarnitzki simular un modo mixto para el programa Eurostars y ha constatado que la contribución de la Comisión Europea del 25% había sido asignado como un verdadero fondo común, una gran parte de los costes adicionales debido a la VCP se habría evitado.

Noticia Original:

The pooling of national contributions to a European programme with a common budget (a so-called ‘real common pot’) poses problems from a governance standpoint. In particular, success rates might be geographically unbalanced if grants paid out to certain countries do not correspond to the country’s contributing share. This debate about net transfers between participants is known as ‘juste retour’ in policy circles. In addition, policymakers might be enticed to lower national funding and to free-ride on partner country’s contributions. Eventually, creating and distributing a single budget at the supra-national level might require changes in the legal framework conditions for participating countries (OECD 2012).

The virtual common pot

To avoid these problems, 80% of European joint programming initiatives are organised as ‘virtual common pots’ (VCPs) (Moretti and Villanova 2012). A VCP emulates a real common pot (RCP) insofar as the quality of projects applying for grants is evaluated centrally by a single public authority, which is responsible for all participating countries. Each country is committed to respect the evaluation ranking of the central agency, but only pays funds to their own national applicants. Consequently, concerns about free-riding and juste retour are mitigated and there is less need to harmonise legal frameworks. However, a VCP makes the allocation process of R&D grants more complicated. Project proposals are usually submitted by international consortia as joint programming initiatives aimed at promoting cross-national R&D cooperation. Thus, budget constraints need to be slack in all countries involved.

To illustrate the working of a VCP, suppose there are four countries participating in a joint programme – A, B, C, and D. Each country contributes a budget to fund exactly two grants. Consequently, there is a total budget of exactly eight grants. Further, suppose that there are project proposals by six international consortia and each project partner requires one grant to conduct the project. All project proposals get evaluated according to a central quality ranking, which may look as follows:

Table 1. The working of a virtual common pot

A consortium formed by two partners from country B and one from country A submitted the best evaluated proposal. Another consortium from countries B and C presented the second-best project, and so forth. In a real common pot, the three highest-ranked applications would be granted, after which the common budget of eight would be exhausted. In a virtual common pot, by contrast, the individual national budget constraints need to be respected. The first proposal receives funding as before. Then, however, country B used up its budget of two and the second-ranked project forgoes funding. For the third proposal, by applicants from different countries, there are again sufficient resources available. Also the fifth-ranked proposal qualifies for funding in a VCP in this example.

Table 1 illustrates three things. First, in a real common pot, no partner from country D receives a grant. Instead, D’s entire budget is paid out to fund partners from other countries. The virtual common pot is supposed to prevent exactly this situation. Second, the VCP leaves gaps of non-funded projects that otherwise would be granted in an RCP. Third, and most importantly, the average quality rank of funded projects is lower in a VCP. Thus, if the impact of grants increases with project quality, less efficient projects are funded. This leads to a trade-off between the geographical balance a VCP is designed to induce and an efficient allocation of the programme’s budget.

The Eurostars Joint Programme

In a recent paper, Hünermund and Czarnitzki (2016) estimate the effect of Eurostars, a joint programme of 33 countries (including five non-EU countries) targeted at R&D-performing small and medium-sized enterprises, on firm growth and job creation. The programme had a total budget of €472 million between 2008 and 2013, of which 25% was co-funded by the European Commission (Makarow et al. 2014).

A practical advantage of the fact that not all high-ranked projects get granted in a VCP is that it facilitates the identification of causal effects. Whereas the best projects always get funded in an RCP, a VCP allows researchers to compare funded firms with their direct neighbours in the evaluation ranking. To put it in econometric terms, the exogenous variation in budget availability, generated by the VCP, serves as an instrument for firms’ subsidy receipt. Hünermund and Czarnitzki use this and show that the impact of R&D grants on job creation is indeed an increasing function of project quality (see Figure 1). Since a VCP funds projects with a lower average quality the estimated relationship translates into one grant-induced job that is 27% more costly compared to an RCP.

Figure 1. Job growth induced by R&D grants in the Eurostars programme depending on project quality

Although a VCP has advantages from a governance perspective, empirical evidence shows that it reduces the efficiency of joint R&D policies. Exact numbers will differ for other programmes, depending on the link between project quality and policy impact. However, there will always be an efficiency loss as long as the relationship is not completely flat. A better trade-off between geographical balance and efficiency might therefore be a combination of an RCP and a VCP. In such a mixed mode a share of the total budget is used to fund the best-ranked projects, irrespective of their geographical origin. The remaining share can still be allocated as a VCP to achieve an evenly distributed granting rate. Hünermund and Czarnitzki simulate a mixed mode for the Eurostars programme and find that if the European Commission’s contribution of 25% had been allocated as a real common pot, a large fraction of the additional costs due to the VCP would have been avoided.

References

European Commission (2008), “Towards joint programming in research: Working together to tackle common challenges more effectively”, Communication from the Commission to the European Parliament, the Council, the European Economic and Social Committee and the Committee of the Regions, 11935/08, COM (2008) 468

Hünermund, P, and D Czarnitzki (2016), “Estimating the Local Average Treatment Effect of R&D Subsidies in a Pan-European Program”, ZEW Discussion Paper No. 16-039

Makarow, M, G Licht, I Caetano, D Czarnitzki, and S Elçi (2014), “Final Evaluation of the Eurostars Joint Programme”, Ref. Ares (2014) 3906990

Moretti, P F, and L M Villanova (2012), “Coordinating European national research programmes: the process towards Joint Programming Initiatives”, Consiglio Nazionale delle Ricerche, DTA 10-2012

OECD (2012), “Meeting Global Challenges through Better Governance: International Co-operation in Science, Technology and Innovation”, OECD Publishing

Tomado de: http://voxeu.org/article/joint-programming-european-science-and-technology-policy

Imagen: https://www.google.com/search?q=Joint+programming+in+European+science+and+technology+policy&espv=2&biw=1366&bih=667&site=webhp&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjb28nP_-PNAhXDez4KHdbUAJMQ_AUIBygC#tbm=isch&q=european+continent&imgrc=YNC7jRaz20gXpM%3A

Comparte este contenido:

Banco Interamericano de Desarrollo: La CII financia más de US$40 millones en energía solar y PyMES en Chile

BID/Chile/junio de 2016/Nota de prensa

La Corporación Interamericana de Inversiones (CII) continúa aumentando su cartera de préstamos al sector privado en Chile con la financiación reciente de una planta de energía solar fotovoltaica y de un proyecto para mejorar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas (PyMES) chilenas.
La CII, actuando en nombre del Banco Interamericano de Desarrollo (Grupo BID), ha financiado con un paquete de préstamos la construcción de la planta de energía solar fotovoltaica Los Loros, de la empresa francesa Solairedirect S.A.S. El financiamiento de la CII se compone de un préstamo A de US$19,7 millones, un préstamo del Fondo Chino de Co-financiamiento de US$7 millones y dos préstamos del Fondo Climático Canadiense para el Sector Privado de las Américas (C2F) por valor total de US$18 millones. Proparco, la Agencia de Desarrollo Francesa, ha contribuido también con un préstamo senior de US$19,7 millones.
Los Loros, ubicado en el desierto de Atacama, generará 54 MWp de energía renovable que venderá íntegramente al mercado spot del Sistema Interconectado Central (SIC) chileno. El proyecto contribuye a diversificar la matriz energética del país, a la vez que evita la emisión anual de 74.800 toneladas de gases de efecto invernadero.
Además, la CII ha desembolsado un préstamo de US$20 millones a Tanner Servicios Financieros con el fin de aumentar su cartera de PyMES en Chile y mejorar el acceso a la financiación de dichas empresas.
Gracias al apoyo de la CII, se espera que Tanner llegue a financiar a más de 1.900 PyMES chilenas mediante operaciones de factoring y leasing. Este préstamo aumentará la liquidez de la empresa, ayudándole a diversificar sus fuentes de fondeo y a manejar de manera más eficiente los flujos de su negocio de factoring. El contrato ofrece financiación a un año, renovable por seis períodos adicionales, permitiendo a Tanner llegar a un plazo final acorde a las necesidades de las PyMES.
Acerca de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII)
La Corporación Interamericana de Inversiones (CII), miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es un banco multilateral de desarrollo comprometido con el sector privado de América Latina y el Caribe. La CII financia empresas y proyectos sostenibles para que alcancen resultados financieros y maximicen el desarrollo social y medio ambiental en la región. Con un portafolio de US$7 mil millones en activos y 330 clientes en 20 países, la CII provee soluciones financieras innovadoras y servicios de asesoría que responden a las demandas de sus clientes en una variedad de sectores.
Fuente: http://www.iadb.org/es/noticias/comunicados-de-prensa/2016-06-27/cii-financia-energia-solar-y-pymes-en-chile,11502.html
Foto: http://www.otromundoesposible.net/wp-content/uploads/2011/10/BID.jpg

Comparte este contenido:

Tanzania: Free education plan costs 18.8 billion each month

África/Tanzania/26 Junio 2016/Fuente: Dailynews /Autor:Daily News Reporters

Resumen:  A medida que continúa la ejecución del programa de educación gratuita en las escuelas públicas a nivel de primaria y secundaria, el gobierno ha realizado el desembolso de  18.8bn por mes para financiar el plan. El Viceministro de la Oficina del Presidente Regional (Administración y gobiernos locales), Suleiman Jaffo, realizo una  explicación al responder a una pregunta básica por asientos especiales MP, Tunza Issa Malapo (Chadema).

Dodoma — As it continues implementing the free education programme in public primary and secondary schools, the government disburses 18.8bn/- each month to fund the plan, the National Assembly heard yesterday.

Deputy Minister in the President’s Office Regional (Administration and Local Governments), Suleiman Jaffo, made the explanation when answering a basic question by Special Seats MP, Tunza Issa Malapo (Chadema).

In her question, Malapo had wanted to know how the government was implementing the free-education by footing costs at the schools such as electricity and water bills, meals for students in boarding schools as well as other teaching materials.

The MP had expressed worries that implementation of the plan could spark disputes between heads of schools, teachers, parents and students as far as footing the costs is concerned.

In his response, Jaffo said the plan had started smoothly in many parts of the country and that guidelines were issued to regional authorities on implementation of the programme.

«The government is well prepared to ensure that there are no disputes between respective players in execution of the plan,» Jaffo explained, noting, however, that implementation of the plan has faced a number of challenges.

The Deputy Minister explained as well that the free-education programme does not prohibit parents and other stakeholders to contribute to improve the education sector, provided the contributions are made at will.

In another development, the government has pledged to improve facilities at teachers’ resource centres across the country in a bid to improve efficiency in the education sector.

Fuente de la noticia: http://dailynews.co.tz/index.php/home-news/50431-free-education-plan-costs-18-8bn-each-month-minister

Fuente de la imagen: http://dailynews.co.tz/images/jafonzuri.JPG

Comparte este contenido:

In New Zealand: Parents Frustrated with Support From Govt

Resumen: Durante la semana de la Conciencia del Talento, del 13-19 de junio, el Centro de Nueva Zelanda para la Educación Dotada (NZCGE) llevó a cabo una encuesta de opinión para obtener una radiografía de los puntos de vista de los padres y educadores en relación con el apoyo financiero que los estudiantes con talento superior reciben del Gobierno de Nueva Zelanda. Deborah Walker, NZCGE CEO, declaró que no estaba sorprendido por los sentimientos expresados por los padres quienes consideran que es muy bajo el nivel de apoyo que reciben sus hijos con talento superior, a pesar que existe un  estimado de 40.000 niños dotados en el sistema educativo actualmente. Consideran que los niños dotados en cuestión parecen invisibles en el sistema educativo de Nueva Zelanda, salvo por pequeños focos de excelencia impulsados por la pasión y la experiencia de las organizaciones de caridad, grupos pequeños o maestros individuales

Parents Frustrated with Support From Govt

Over Gifted Awareness Week, 13-19 June, the New Zealand Centre for Gifted Education (NZCGE) ran an opinion poll to obtain a snapshot of parent and educator views regarding the funding support gifted learners receive in New Zealand.

Deborah Walker, NZCGE chief executive officer, stated she was not surprised by the feelings expressed. “We hear these stories on a daily basis at the Centre and, while not one parent expressed any desire for levels of support for other learners to change, all who responded questioned why their children were constantly left out of the mix.” There are an estimated 40,000 gifted children in the education system currently.

“The talents and creativity of all children should be nurtured by our education system rather than pitting groups against each other in a battle for special funding,” a parent comments.

Of the parents and teachers who completed the opinion poll, 50% had no idea what resourcing was targeted directly to gifted education services and 30% felt it was $900,000 or less. Funding for these services is currently provided under the Professional Learning and Development banner, at approximately $930,000 for 2016 and will cease to exist in 2017. Walker states, “Zero will be, unfortunately, an easy number to remember after 2016.”

85% of respondents were unhappy with the current level of funding and parents were frustrated at having to pay personally for programmes to meet their child’s needs when other children received this as a right. 95% felt it was the government’s role to appropriately support gifted learners, their programmes and the educators around them.

 “I have a highly gifted 7 year old. Our start to school has been full of heart breaking bumps. I feel school wants to help him but don’t know how. From our experience GATE [gifted and talented education] needs proper investment in time and learning with more professional development for teachers to help improve our children’s educational opportunities and experiences.”

Parents and teachers who responded to the opinion poll were concerned gifted children seem invisible in the New Zealand education system, save for tiny pockets of excellence driven by the passion and expertise of charitable organisations, small groups or individual teachers. This is not news to the staff at the New Zealand Centre for Gifted Education who advocate for equitable services for young gifted New Zealanders and also supply services to these children and their schools nationwide, with no funding support from Government.

Fuente: http://www.scoop.co.nz/stories/ED1606/S00068/parents-frustrated-with-support-from-govt.htm

Imagen tomada de: http://www.guiainfantil.com/uploads/educacion/ninostalento-p.jpg

Comparte este contenido:

New Zealand: Budget 2016: The data behind the science and innovation investments Economic Development

Minister Steven Joyce explains the backdrop for allotting $761.4 million towards “Innovative New Zealand”.

Divina Paredes (CIO New Zealand)27 May, 2016 

Resumen: El ministro de Desarrollo Económico  de Nueva Zelanda Steven Joyce señaló que el presupuesto de 2016 contiene la «inversión más grande realizada a la ciencia y la innovación en mucho tiempo». Un paquete de $ 761,4 millones, está orientado hacia el proyecto «Innovador Nueva Zelanda», el cual se centra en el crecimiento del sistema de ciencia, la producción de las habilidades del siglo 21 que Nueva Zelanda necesita, y el fomento de la inversión en innovación y la industria en la región de Nueva Zelanda, dijo Joyce en el foro anual de Grant Thornton. Dicha inversión se desglosa de la siguiente manera: $ 410,5 millones para la ciencia y la innovación, teniendo la inversión anual de la ciencia del Gobierno a US $ 1,6 millones en 2020, $ 256.5 millones para programas de educación terciaria y de aprendizaje más, sobre todo en las áreas de la ciencia, la ingeniería y la agricultura y $ El 94,4 millones para apoyar el desarrollo económico regional con iniciativas para desbloquear las oportunidades de negocio y beneficiar a las comunidades regionales.

Economic Development Minister Steven Joyce says the Budget 2016 contains the “single biggest investment in science and innovation in a long time”.

A package of $761.4 million is geared towards an “Innovative New Zealand”.

Innovative New Zealand focuses on growing our science system, producing the 21st century skills New Zealand needs, and encouraging innovation and industry investment in regional New Zealand, says Joyce at the annual Grant Thornton post-Budget forum.

The investment is broken down into:

  • $410.5 million for science and innovation, taking the Government’s annual science investment to $1.6 billion by 2020.
  • $256.5 million for more tertiary education and apprenticeship programmes, particularly in the areas of science, engineering and agriculture.
  • $94.4 million to support regional economic development with initiatives to unlock business opportunities and benefit regional communities.

«We have been making very good progress as a country since the Global Financial Crisis. We have been the world’s seventh fastest growing developed economy over the past five years,” says Joyce.

“We have seen over 200,000 jobs created in the last three years, record numbers of highly-skilled graduates, and major growth in new and emerging hi-tech sectors like the software services sector.

Anna Curzon of Xero: ‘There has never been a better time to get into STEM (science, technology engineering and maths)’

“Now we need to continue that momentum. This package of initiatives will build on the progress we are making and strengthen the diversification that is occurring across the New Zealand economy.”

He notes while there has been a decline in dairy exports in the previous year, overall exports are up by $2 billion, from $67 billion to $69 billion.

“Diversification is happening in front of our eyes,» he says, referring to the continuous growth of industries like tourism, international education, food export (beef and wine) and ICT software as a service.

His speech also touched on the social investment side of the budget, explaining the approach of “throwing money into the problem” where investment has significant impact.

He explains how this “cross sector approach” using data is applied in education.

Rather than funding schools by decile, the government is matching data from the Ministry of Social Development with the Department of Education and paying according to the number of kids they have that come from benefit dependent households.

There are 100,000 children in the target group who are spending significant time in a benefit dependent household. There will be increased focus on these students most at risk and their outcomes, he states.

The same data driven approach is applied to other areas of public services. For instance, $200 million are allotted for reform of services for vulnerable children and young people; and $50 million will be used to reduce barriers to employment including for people with complex health conditions.

Tomado de: http://www.cio.co.nz/article/600624/budget-2016-data-behind-science-innovation-investments/

Comparte este contenido:

Chile: El nuevo mapa que ordenará los colegios tras la desmunicipalización

Chile/ 08 de Mayo de 2016/La Tercera

La ley de Nueva Educación Pública reemplazará a las municipalidades por 67 Servicios Locales de Educación (SLE). En la Región Metropolitana habrá 16 SLE, entre los cuales destaca el de Santiago, que no abarcará ninguna otra comuna y 68 recintos.

El nuevo Sistema Nacional de Educación Pública va avanzando. No sólo su discusión en el Parlamento -que actualmente está en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados-, sino también el esquema de los 67 servicios locales de educación (SLE) que asumirán la administración de 6.868 colegios que actualmente están en manos de los municipios.

Según un oficio del Ministerio de Hacienda, al que tuvo acceso La Tercera, en la Región Metropolitana habrá 16 servicios locales, entre los cuales destaca el de Santiago, que no abarcará ninguna otra comuna. En el otro extremo, Providencia será la comuna de cabecera de un servicio que estará integrado por otras cuatro: Lo Barnechea, Vitacura, Las Condes y La Reina. La misma cantidad de comunas compondrán los SLE de San Miguel, Talagante y Melipilla (ver infografía).

“Valoro que esté más definido cuántos servicios locales habrá y a qué comunas reunirán, porque había un ambiente de incertidumbre que no es bueno”, señaló Gonzalo Navarrete (PPD), alcalde de Lo Prado y presidente de la Comisión de Educación de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM). El edil explicó también que al mirar “la distribución de los servicios locales, las comunas de cabecera son las que tienen mas colegios, por lo tanto, tienen más infraestructura previa y eso es razonable”.

Precisamente, Mariano Rosenzvaig, director de Educación de Providencia, explicó que en su caso albergan más matrícula que todas las otras comunas (11.700 alumnos). “Vamos a entrar a un proceso de desarmar un sistema completo y montar nuevas reglas de funcionamiento. Para eso se requiere de grandes capacidades y uno esperaría que exista un diagnóstico de las capacidades que existen, de la brecha y también una estrategia de desarrollo”, señaló Rosenzvaig.

Colina será otra comuna de cabecera para un servicio local que abarcará Lampa y Til Til. Su alcalde y presidente de la Asociación de Municipios de Chile (Amuch), Mario Olavarría (UDI), remarcó que está en desacuerdo con la política, pero valoró que estén acercándose a las localidades para conocerlas. “Un equipo del Mineduc se puso en contacto con el área de educación para ver en terreno cómo se trabaja, conocer la realidad local y después elaborar los ajustes para la nueva política”.

Centros urbanos y servicios

En promedio, los SLE tendrán de cuatro a cinco comunas. Sólo Santiago no abarcará más, mientras que Angol y Curicó son los dos que tienen más comunas a su cargo: 11 cada uno. Según un documento técnico, entregado por la Subsecretaría de Educación al Parlamento, la definición de los SLE tiene como propósito que estos logren “cumplir adecuadamente con sus objetivos de apoyo y acompañamiento técnico-pedagógico y administrativo a los establecimientos”, además de potenciar la participación y el compromiso de las comunidades, “entregando la mayoría de las decisiones educacionales críticas al propio territorio”.

Así, los servicios locales tendrán una matrícula mínima de 8.000 alumnos, respetarán los límites comunales y regionales, y estarán asociados a un centro urbano. Rodrigo Roco, secretario ejecutivo del proyecto que crea el Sistema de Educación Pública, enfatizó que esto “se relaciona, primero, con la necesidad indispensable de que la nueva institucionalidad pueda atraer profesionales de alto nivel y, segundo, con el acceso a instituciones públicas y privadas de salud, deporte, servicios sociales y otros”.

Así,  subrayó Roco, la cercanía a universidades permitirá alianzas estratégicas con facultades de Pedagogía y en el caso de CFT e IP, estos ayudarán a orientar la oferta educativa de los liceos de este tipo.

El alcalde de Puerto Natales y vicepresidente de la AChM, Fernando Paredes (UDI), dijo estar molesto porque tanto las regiones de Magallanes como Aysén tendrán sólo un servicio local, ubicado en el primer caso en Punta Arenas y en el segundo en Coihayque. “Los criterios de los servicios locales suenan bien, pero en la práctica hay cosas que desde Santiago no se ven. La distancia atenta contra el funcionamiento de la nueva estructura. Si no cabe un segundo servicio local en Magallanes debiera haber varias sucursales”.

Roco explicó que “existen ciertos territorios que no reúnen las condiciones suficientes para ser cabecera de servicio, pero que cuentan con una cantidad de establecimientos y estudiantes que requieren de un apoyo pedagógico que exige proximidad con la escuela. Para esta realidad el sistema propone la creación de oficinas locales que son parte de un SLE”. Así, además de Aysén y Magallanes, Antofagasta, Atacama, La Araucanía y Los Lagos también tendrán oficinas locales.

Para Cristián Bellei, académico del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la U. de Chile, “no es el tamaño lo relevante, sino el nivel de gestión. No va a ser más centralista o más descentralizado porque tenga 8.000 alumnos o 20.000. Va a ser más descentralizado si las atribuciones del servicio local considera las demandas de las escuelas”.

Así, Bellei subrayó que el nuevo esquema propone SLE que tendrán que velar únicamente por la educación, y que esta “profesionalización” contribuirá a mejorar los problemas que hoy existen con los municipios, que son entidades que “deben velar por más de una necesidad”.

Financiamiento

La iniciativa establece un presupuesto total de $ 198 mil millones para el funcionamiento de los servicios locales, más $ 22 mil millones para su instalación. El documento señala que el proyecto considera alrededor de $12.000 mensuales por estudiante.

“La propuesta de escala territorial permitirá corregir la distorsión actual en la cual los municipios pequeños, principalmente rurales, deben enfrentar costos fijos de administración considerablemente más altos que municipios urbanos con mayor matrícula”, consigna la minuta, que agrega que las comunas “con baja matrícula pública, que gastan entre $ 20.000 y hasta $ 30.000 mensuales por estudiante para costear la administración, podrán destinar dichos recursos en mejorar la calidad de la educación”.

Para Gonzalo Navarrete esto no es suficiente. “La nueva estructura de financiamiento, que se está trabajando en un proyecto distinto, debería, al menos, ingresar a fines de este año, porque cuando empiecen a funcionar los SLE la fórmula de financiamiento de los colegios debe estar clara”, remarcó el edil, quien enfatizó la importancia de cambiar el financiamiento basado en la asistencia.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/05/680-679787-9-el-nuevo-mapa-que-ordenara-los-colegios-tras-la-desmunicipalizacion.shtml

Comparte este contenido:
Page 7 of 7
1 5 6 7