Page 16 of 16
1 14 15 16

Reino Unido : La emoción de entrenamiento, el camino a tener hijos más felices.

            Europa/Reino Unido/10.05.2016/Autor: Melissa Hood/Fuente:http://www.express.co.uk/

Todos hemos sido testigos del colapso en la tienda de juguetes cuando se diga a su hijo que no pueden tener ese juguete caro codiciado, un irracional ataque de asma en el desayuno cuando se le han acabado de Shreddies o completo desafío y rudeza cuando insisten en que la Xbox está apagado.

Sin embargo, cuando los padres reaccionan a este tipo de comportamiento sin tener en cuenta los sentimientos haciendo que es un poco como tirar de la maleza sin obtener las raíces.

El mal comportamiento se materializará una y otra vez.

Si los niños no aprenden a manejar sus emociones que llegan a ser personas cuyas acciones son alimentadas por el estrés, la ira, la decepción, sentimientos de inadecuación y el miedo.

Estos adultos pueden estar enfadado, deprimido, permanentemente insatisfecho o no puede conectarse emocionalmente. Puede que no sean capaces de manejar la ansiedad asociada con la toma en cosas nuevas o presentar su candidatura para las oportunidades.Aquí es donde entra en juego la emoción de entrenamiento.Se puede enseñar a su hijo a entender sus emociones y desarrollar su inteligencia emocional y la autoestima. Puede crear relaciones profundas con ellos, animarles a hablar, resolver problemas y aprender a regular su propio comportamiento.La próxima vez que su hijo se encuentra en medio de una rabieta los siguientes pasos pueden ayudar a restaurar la armonía.

Mantenga la calma
Tenemos que mantener la compostura si vamos a ayudar a nuestros hijos a lidiar con sus emociones y no ser abrumado por ellos. Su calma puede influir en su estado.Abrazos, sosteniendo y acariciando desencadenar la liberación de oxitocina (la sustancia química calmante en el cerebro). sentimientos poderosos pueden ser aterrador para un niño.Si nos parece miedo de sus sentimientos entonces los niños se sienten abrumados.Tenemos que demostrar que entendemos estas emociones y sabemos qué hacer con ellos.Escuchar sin ofrecer consejos

Deje de hacer lo que está haciendo y muestra a su niño está interesado en lo que él o ella está diciendo.

Sentado cerca de ellos o tener un abrazo puede ayudar a calmar los ánimos. Contacto con los ojos no es esencial.

Imagínese cómo él o ella se siente

Ponte en sus zapatos. ¿Se puede entender el apego personal a su niño tiene un juguete y el profundo placer que obtienen de jugar con él?¿Puede usted imaginar lo que se siente tener un juguete favorito tomada por un hermano y tal vez dañado? ¿Ese juguete representan su territorio que ya ha sido invadido por la propia existencia del hermano intruso?Puede que no sea mucho sobre el juguete, pero la relación entre los niños y su experiencia de tener un cierto control.

Describir esa sensación

Entrenamiento Emocional no significa que tenga que dar a los niños lo que quieren pero decir, «apuesto a que desearía que no tiene que ir a la escuela hoy» ayuda a disminuir su resistencia, porque ven a entender cómo se sienten.Conceder deseos fantasíaDando a su niño desea en la fantasía proporciona un conocimiento sin trivializar la situación.Así que si su hijo se queja de que el jefe a su alrededor, usted podría decir: «Apuesto a que te gustaría ser la reina y tienen sirvientes para pedir alrededor.»

Cuando su hijo se une a las fantasías y ser más elaborada, se convierte en la diversión y el humor aligera pero no hay ninguna sugerencia de la fantasía se haga realidad

Cuando decimos cosas como: «Usted no odia a su hermana, que la amas de verdad,» el niño recibe el mensaje de que están equivocados acerca de sus sentimientos, que es confuso.

Esto no les impide tener los sentimientos, pero los hace sentir culpables.

Así que para reducir en batallas en el presente y construir la salud emocional para el futuro, reconocen lo que los niños se sienten incluso si no te gusta lo que están haciendo.

Fuente: http://www.express.co.uk/life-style/health/668446/Emotion-coaching-Melissa-Hood-happy-children-mental-health-stress-depression-tantrums

Imagen: http://cdn.images.express.co.uk/img/dynamic/11/590x/Emotional-coaching-668446.jpg

Comparte este contenido:

Argentina: Un complemento espiritual dentro de la educación infantil

Argentina/ 01 de mayo de 2016/ Fuente: Mediamza

Se trata de proyectos sobre la incorporación del yoga y masajes shatal dentro de los jardines maternales. Una iniciativa que busca ayudar a los papás y a los niños a tener una mejor calidad de vida.

El yoga es una disciplina milenaria procedente de la India que busca trabajar el cuerpo, la mente y el espíritu, a través de la práctica de diversas posturas y del control de la respiración. Aporta beneficios tanto a nivel físico como mental y emocional, y los profesionales recomiendan que los niños desde edades tempranas lo practiquen.

Las posturas del yoga incrementan la elasticidad, el tono muscular de los niños, favorece el desarrollo del control postural y de la coordinación psicomotriz, ayuda a canalizar su energía, mejorar la postura, la respiración, mejora la autoestima y la confianza en sí mismos.

Analía Vivante, una docente de nivel inicial que actualmente trabaja en SEOS “Naranjito en Flor” del barrio Sardi, creó un proyecto que tiene como objetivo incluir prácticas de yoga en los jardines maternales. Anteriormente trabajó con otro proyecto sobre masajes tipo shantala, denominado “Manos mágicas”, con el fin de fortalecer los vínculos familiares y sociales, así como también rescatar la importancia que posee la parte afectiva en los primeros años de vida.

El proyecto marcó un precedente único en el país y recibió el reconocimiento del Ministerio de Educación de la Nación. Ahora con el propósito de seguir construyendo en los niños y sus familias, conductas que fomenten la armonía, el diálogo, el amor y contención, y extirpar la violencia que lamentablemente ha invadido nuestra sociedad, la docente trabaja en este otro interesante proyecto sobre la incorporación del yoga en los jardines.

Dialogamos con la docente para conocer más detalles sobre sus propuestas, la aceptación que han tenido por parte de los papás y los pequeños, los beneficios que generó y mucho más.

¿Cómo nació el proyecto de incorporar yoga en los jardines?

Nació de una capacitación que hice, dictada por Natalia Ramos Villa, esta licenciada tiene varios libros, pero yo me guié en uno particularmente que se llama “Pedagogía de la luz”, en la capacitación que se realizó en el Centro de Congresos no hizo vivenciar lo que es el yoga, los juegos, la meditación, las posiciones, la respiración. Eso me interesó porque yo ya venía trabajando con el tema de la respiración con los nenes de 2 años, como una rutina más dentro del jardín.

Cuando los veía alterados para hacer una actividad, les ponía música, bajaba la luz y ellos tomaban su almohadón y se acostaban a mirar las estrellas en un cielo que habíamos hecho en el techo. Obviamente que no se trataba de una meditación, sino que ellos imitaban lo que yo les iba mostrando, se acostaban, hablábamos suave y miraban las estrellas. El grupo era muy hiperactivo y esa actividad les ayudaba a relajarse y escucharse.

Otra experiencia la tuve con las mamás, para el día de la madre decidimos hacer algo distinto, buscamos a un audio, ambientamos la sala con velas, luz baja, aromas y las hicimos meditar, escribir en un corazón sus miedos. Terminó la meditación, se soltaron, algunas se animaron y contaron sus problemas.

Entonces como había tenido una buena experiencia dije “esto puedo aplicarlo”, cuando Natalia nos dio el congreso compré su libro, lo leí y viene con una cartas con las posiciones del yoga. Hablé con mi directora Adriana Muschela y le pregunté que le parecía y me dijo que fuera para adelante, asique me puse a tipear (risas), consulté varias dudas con Natalia vía Facebook, busqué bibliografía española, porque allá se trabaja mucho con eso y armé el proyecto.

Después busqué un amigo que es instructor de yoga y me dijo que él iría a dar clase gratuitas cuando quisiera. Hablé con las mamás y estuvieron encantadas, se sumaron otras docentes de los Seos y también vecinos, asique en la actualidad damos las clases todos los martes, ya que para hacer algo, primero hay que vivenciarlo.

Trabajamos los saberes desde el cuerpo humano, los sentidos, las emociones, tenemos un profesional para las mamás y otra profesional que va a dar yoga al jardín, más allá que yo como docente pueda jugar con las cartas, es una profesional la que debe mostrarle la práctica como corresponde.

¿Qué beneficios les brinda a los pequeños?

Los ayuda en el equilibrio, hay muchos que se están largando a caminar, les da seguridad. Se trabaja en la postura, se logra mejor elongación y que tengan mejor relación y conexión con sus compañeros.

Uno observa y ve los avances, al principio les daba miedo tirarse arriba de la pelota, balancearse y apoyar manos y pies, eso les permite darles confianza y en caso de caerse apoyar sus manos.

Además les permite lograr que expresen sus emociones, respirar y ver qué pasa si tiene un berrinche, un enojo, un llanto, porque si el niño expresa una emoción es por algo, entonces hay que enseñarle a respirar y hablar, contar porqué lo hacen.

Hemos ambientado el jardín con colchonetas, bloques, pelotas y las paredes no están tan llenas de cosas, pintamos el árbol de la vida en cada sala, hay atrapa sueños, fuentes de agua y llamadores de ángeles.

¿Qué opinan otras docentes sobre estos proyectos?

En otro jardín lo estaban aplicando ya, hay jardines que lo quieren trabajar y les hemos dado el proyecto. Compartimos el proyecto y ahora hay un caso de un jardín donde José, nuestro profesor, también irá a enseñarles yoga a sus mamás.

A veces cuesta por el miedo a lo desconocido pero hay que animarse.

¿Y los niños cómo lo toman?

Los niños tienen la atención muy dispersa y muchas veces parece imposible pero es posible trabajar a pesar de que tengo niños desde 10 meses a un año y medio, los cuales muchos de ellos gatean. No puedo pretender que estén todos sentados y quietos, pero se pueden hacer juegos para cada uno mantenga su atención en algo.

Trabajo mucho con ellos a través del lenguaje corporal, la mirada, las manos, el saludo, todas las posiciones de las tarjetas y las van imitando.

¿En qué consiste el proyecto masajes shantala?

Al principio se me cuestionaba “¿cómo la seño va hacer masajes?”, pero no se trata de masajes kinesiológicos, sino de caricias.  Se le enseña a los padres a comunicarse a través de la caricia y la mirada.

Esto ayuda a bajar el nivel de la agresividad, a relajarse a respirar, a dejar por un momento el celular. Es soltarse y animarse a soltar las emociones, los niños perciben y se dan cuenta de todo, a veces vienen un día alterados, pero es porque pueden haber percibido alguna situación o problema.

¿Recibiste un reconocimiento por ese proyecto?

Tengo un contacto en Buenos Aires, con un grupo de profesionales que son asesores en todos los colegios privados, les mandé el proyecto “Manos mágicas” de masajes shantala y luego de estudiarlo y consultarme varios detalles, el año pasado me mandaron un reconocimiento por tratarse de un proyecto que marca presidente, ya que es es la primera vez en el país donde se trabaja el vínculo, el tema de la respiración, la meditación y otros aspectos.

A nivel curricular se nos obliga dar el tema de educación sexual y cómo se trabaja, enseñándoles a los niños que se debe pedir permiso, el tema del respeto, quienes pueden y quienes no tocarlos, verlos. Eso no se había enseñado nunca en una escuela pública, y la verdad que lograr la conexión con los papás fue una hermosa experiencia.

Para poner en práctica ese proyecto conté con el apoyo de un neurólogo, una kinesióloga, una psicopedagoga y una psicóloga.

¿Cómo es para vos ser maestra jardinera?

Es algo apasionante, yo tengo un centro de estética y podría dedicarme a eso, pero a mí me encanta estar con niños y hacerlo de una forma distinta. Sacarle las etiquetas, porque no hay niños burros, ni nada de eso, si no aprenden es por mi culpa como educadora, porque  tengo que encontrar la forma de que se interesen, buscarle la vuelta.

Además yo no puedo educar sola necesito de los papás también. Uno lo debe vivenciar, a mí me pasa con mis hijos y uno experimenta con ellos también.

Hay que seguir trabajando las inteligencias múltiples, a veces los niños muerden o pegan como una reacción, quizás es algo que les está pasando o que están pidiendo, y eso puede tratarse de un estímulo para obtener una respuesta “mirá tengo que pegarte para atraer tu atención, te pego porque te necesito, mírame”.

 

 

 

Fuente: http://mediamza.com/Lectura.asp?id=120964#prettyPhoto

Imagen: http://mediamza.com/fotos//Archivo/1391500995.jpg

Comparte este contenido:

EEUU: Respaldo de los padres influye en la inteligencia emocional

Estados Unidos/28 Abril 2016/ Fuente La Prensa

El cariño y apoyo de los progenitores es vital para el desarrollo de la personalidad del niño.
Los niños que tienen un respaldo de sus padres y de las personas que los cuidan tienen un mejor manejo de sus sentimientos
Los niños en edad preescolar que reciben unos niveles más altos de respaldo emocional de parte de mamá, papá y los cuidadores tienden a tener una mejor salud emocional durante la niñez y la adolescencia, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores observaron un aumento en el crecimiento de una región del cerebro conocida como hipocampo en los niños que recibieron mucho respaldo en la edad preescolar. El hipocampo tiene que ver con la emoción, el aprendizaje y la formación de recuerdos. Las reducciones en el volumen del hipocampo se han vinculado con una peor salud emocional y un estilo de afrontamiento malsano, señalaron los autores del estudio.

«El respaldo durante el periodo preescolar parece esencial para el desarrollo saludable del cerebro, y un desarrollo saludable del cerebro es importante para un funcionamiento emocional saludable», comentó la líder del estudio, la Dra. Joan Luby, profesora de psiquiatría infantil de la Universidad de Washington, en St. Louis.

Los investigadores reportaron que no vieron cambios en el volumen del hipocampo basados en el respaldo de parte de los padres cuando los niños llegaron a la edad escolar.

Luby apuntó que debido al diseño del estudio, no puede probar causalidad. Y añadió que un niño que tiene un papá o una mamá que no ofrece respaldo no está condenado a ser emocionalmente malsano si recibe el mismo cariño y respaldo de parte de otro cuidador, por ejemplo de uno de los abuelos.

Investigaciones anteriores ya han mostrado que el respaldo materno tiene un potente efecto sobre el desarrollo del hipocampo. Pero se sabe menos sobre cómo los cuidados a una edad temprana afectan al desarrollo de la región cerebral y la salud emocional más adelante en la vida, apuntó Luby.

«Este estudio amplía esa [investigación anterior] y muestra que la trayectoria del crecimiento del hipocampo se ve afectada por la experiencia temprana de respaldo materno», explicó.

La mayoría de cuidadores del nuevo estudio eran mujeres. Pero Luby cree que el hallazgo aplicaría a los hombres y a otros cuidadores.

Hallazgos

En el estudio, el equipo de Luby observó los efectos a largo plazo del respaldo materno sobre el desarrollo del cerebro y la gestión emocional de 127 niños. Todos los niños comenzaron el estudio en la etapa preescolar.

Unos calificadores independientes que no conocían ni a los niños ni a los cuidadores los observaron en un laboratorio en una situación estresante, en que el niño estaba al alcance de un regalo que no se le permitía abrir. Los calificadores anotaron la cantidad de conductas de respaldo que el cuidador demostró durante los ocho minutos que se les dijo a los niños que esperaran antes de abrir el regalo.

Los investigadores realizaron tres escáneres de ondas cerebrales durante el estudio, que siguió a los niños hasta principios de la adolescencia.

«Los hijos de las madres que mostraban más conductas de respaldo tuvieron un crecimiento el doble de rápido en el volumen del hipocampo, en comparación con las que mostraban menos conductas de respaldo», apuntó Luby.

En la situación con el regalo en el estudio, una madre comprensiva reconocería la impaciencia del niño y le diría suavemente que a veces hay que esperar para hacer algo, aclaró Luby. Una madre calificada como menos comprensiva ignoraría al niño o le hablaría con aspereza, explicó.

 Los hallazgos del estudio sin duda son plausibles, dijo Brandon Korman, jefe de neuropsicología del Hospital Pediátrico Nicklaus en Miami, que revisó los hallazgos de la investigación. «Creo que encaja bien con lo que sabemos sobre el desarrollo del cerebro y el efecto del ambiente sobre el desarrollo del cerebro», comentó.

Korman dijo que, en la práctica clínica, sin duda observa un vínculo entre cómo los padres responden y respaldan al niño y la conducta del niño. Sugiere que los padres «logren un equilibrio entre ofrecer respaldo y ser buenos con la disciplina».

Korman ofreció cierto consuelo a las personas que se criaron sin un buen respaldo.

«Lo que sucede a principios de la niñez obviamente es significativo para conformar quién es uno, pero no significa que se esté condenado [si no se recibió el respaldo]», aseguró Korman. Si un adulto se siente así, planteó, «lo mejor que puede hacer es ir a terapia para explorarlo».

Los padres que deseen aprender a ser comprensivos pueden participar en programas especiales que se enfoquen en ese tema, dijo Luby. Estos programas, que están ampliamente disponibles, se conocen como terapias de interacción padres-hijos y por otros nombres, afirmó.

Fuente: http://www.laprensa.hn/familiayhogar/954698-410/respaldo-de-los-padres-influye-en-la-inteligencia-emocional

Imagen: http://www.laprensa.hn/csp/mediapool/sites/dt.common.streams.StreamServer.cls?STREAMOID=Z68WWywEWsJJiIb7HbwB98$daE2N3K4ZzOUsqbU5sYuHFgorazYMYdG6huV_ynPnWCsjLu883Ygn4B49Lvm9bPe2QeMKQdVeZmXF$9l$4uCZ8QDXhaHEp3rvzXRJFdy0KqPHLoMevcTLo3h8xh70Y6N_U_CryOsw6FTOdKL_jpQ-&CONTENTTYPE=image/jpeg

Comparte este contenido:

El poder de las habilidades socio-emocionales

Recientemente, leí un estudio nuevo y fascinante publicado por la OCDE: Skills for Social Progress: The Power of Social and Emotional Skills (2015). Este estudio sustenta empíricamente mucho de lo que he estado escribiendo en entradas pasadas y provee un material considerable para la reflexión. Esta entrada resume algunos de sus hallazgos más importantes.

Como dijo el ganador del Nobel, James Heckman: Las habilidades generan más habilidades. Las habilidades diferentes tienen distintos impactos en diversos resultados.

Desde una perspectiva transnacional, tres habilidades socio-emocionales (aquellas asociadas con capacidades de cumplir metas, trabajar con otros y manejar emociones) mejoran más consistentemente los resultados sociales y económicos. Estas habilidades están estrechamente relacionadas con las cognitivas, y el éxito en la vida y en la escuela demandan de ambas. No puedes tener una habilidad establecida sin la otra. Las habilidades cognitivas pueden introducirte a una buena universidad o un buen trabajo, pero las habilidades socio-emocionales son las que te mantienen en la carrera y te ayudan a alcanzar la satisfacción en la vida.

Resulta difícil deshacer la relación entre las habilidades cognitivas y las socio-emocionales. Es aquí donde el reporte realiza contribuciones innovadoras. Hay una realmente interesante: las habilidades socio-emocionales pueden activar las habilidades cognitivas. Por ejemplo, en Corea, un niño en el decil más alto de habilidades socio-emocionales es de 7 a 8 puntos más productivo en generar futuras habilidades cognitivas que su igual en el decil más bajo. Mientras más alto es el nivel de habilidades socio-emocionales a los 14 años de edad, mayores son las ganancias en sus habilidades cognitivas y socio-emocionales a los 15 años. Los niveles actuales de las habilidades socio-emocionales (en este caso, en los muchachos de 14 años en Corea) tienen más peso que los actuales niveles de habilidades cognitivas en el desarrollo de futuras habilidades cognitivas a la edad de 15 años. “Los muchachos que son más seguros de sí mismos, responsables y creyentes en su capacidad de influenciar el futuro son más propensos a alcanzar niveles académicos más altos que aquellos que ya son inteligentes de por sí”(página 74).

Las habilidades socio-emocionales generan resultados a lo largo de un gran número de dimensiones (académica, social, económica) si se forja el comportamiento y el estilo de vida. Tiene sentido. Miremos de nuevo lo académico: Las habilidades socio-emocionales se aprovechan de las capacidades cognitivas permitiendo a los individuos tomar más ventaja de las oportunidades de aprendizaje. Los niños inteligentes, pero emocionalmente inestables o aislados socialmente, puede que no logren adaptarse a la escuela. Y es este un importante lugar en donde las primeras impresiones se establecen y las trayectorias de aprendizaje se empiezan a trazar.

Los niños que son calmados, respetuosos y emocionalmente estables son más capaces de sentarse, prestar atención y comprometerse con su aprendizaje. Estos niños reciben “mayores inversiones en aprendizaje” de sus padres y maestros.  Es como el caso de la rueda chirriante a la que le ponen aceite pero aplicado a la educación: los niños que muestran interés, prometen y están motivados a aprender reciben más inversiones. Y si estas inversiones incluyen tiempo extra de los maestros, recursos para aprendizaje adicional u oportunidades de los padres, ¿cuál sería el resultado final? Más escolaridad y mejores notas.

Hay más. Como mencioné en entradas pasadas, las habilidades socio-emocionales son más maleables que las cognitivas. A pesar de que las evidencias se mantengan escasas, los déficits tempranos en habilidades socio-emocionales pueden ser más rápidamente compensados en los siguientes años que los déficits tempranos en las habilidades cognitivas. Las habilidades socio-emocionales son particularmente maleables desde la infancia temprana hasta la adolescencia y pueden ser enseñadas por escuelas, familias y comunidades. Los programas más prometedores comparten algunas características para el niño: secuencial, activo y concentrado en la vida real. Adicionalmente, como aclaran algunos resultados de otros proyectos (como PRIDI), un ambiente de hogar favorecedor, en el que se establecen relaciones de calidad entre adultos y niños, también importa.

La evidencia se va apilando. Solo necesita ser más consistente para ser puesta en práctica.

Comparte este contenido:

Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional

Howard Gardner, neurocientífico; autor de la teoría de las inteligencias múltiples: Aprender es el único antídoto contra la vejez y yo lo tomo cada día en Harvard con mis alumnos. Es tonto clasificar a los humanos en listos y tontos, porque cada uno de nosotros es único e inclasificable. Puedes vivir sin filosofía, pero peor. Soy flamante honoris causa en Pedagogía por la Ramon Llull

Ninguna persona es mejor ni peor que otra. Ni tampoco igual a otra. Lo que nos hace humanos es que cada uno de nosotros es único. Así que ríase, con la neurociencia, de quien diga que alguien es más listo que otro: ¿listo para qué? Cualquier talento no es sino capacidad de adaptación al entorno: inteligencia. Por eso, Gardner sostiene que hay más de una. Y ahí no acaba nuestra diversidad: cada cultura y cada persona entiende esa teoría –todas las teorías– a su manera. Manera, además, que varía con la edad: cuanto más envejeces, más difícil te resulta adaptar tu vida a las nuevas ideas y menos adaptarlas cómodamente a tu modo de vivir sin variarlo. Por eso, creer saber envejece y querer saber rejuvenece.

multiples-inteligencias

Por qué cuestiona que la inteligencia es lo que miden los tests?

Porque yo soy un científico y hago experimentos y, cuando mido la inteligencia de las personas, descubro que algunas son muy buenas solucionando problemas pero malas explicándolos. Y a otras les pasa lo contrario.

¿Y si hay personas diversas es porque también tiene que haber diversos talentos?

Por eso he dedicado 400 páginas a describir siete tipos de inteligencia: lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, cinético-corporal, interpersonal e intrapersonal.

¿Y por qué no muchas más: la culinaria o la mística o la teatral o la ecológica?

Porque no cumplen los requisitos que sí cumplen esas. Y espero acabar demostrando que además hay una inteligencia naturalista, otra pedagógica y otra existencial para plantearnos preguntas trascendentes. Pero no más.

Hoy los colegios ya plantean sus programas según esas inteligencias múltiples.

Y yo no me dirigía a los pedagogos, pero fueron ellos los primeros que adoptaron mis teorías.

Tipos de inteligencia
Hay siete tipos de inteligencia: lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, cinético-corporal, interpersonal e intrapersonal

¿Por qué?

Porque comprobaban cada día en las aulas que las categorías de tonto o listo no cubren la diversidad del talento humano. Y, por tanto, que los tests de inteligencia no miden realmente nuestras capacidades, sino sólo la de resolverlos.

Su teoría, además, era cómoda para consolar a niños con malas notas y a sus papás.

Se abusó de ella al principio porque no se comprendió bien. En Australia, la administración la manipuló para explicar que había grupos étnicos que tenían inteligencias diferentes de otros.

¡Qué peligro!

En ese punto, empecé también a preguntarme por la ética de la inteligencia y por qué personas consideradas triunfadoras y geniales en la política, las finanzas, la ciencia, la medicina u otros campos hacían cosas malas para todos y, a menudo, ni siquiera buenas para ellas mismas.

Esa ya es una pregunta filosófica.

Pero yo soy un científico e inicié un experimento en Harvard, el Goodwork Project, para el que entrevisté a más de 1.200 individuos.

¿Por qué hay excelentes profesionales que son malas personas?

Descubrimos que no los hay. En realidad, las malas personas no puedan ser profesionales excelentes. No llegan a serlo nunca. Tal vez tengan pericia técnica, pero no son excelentes.

A mí se me ocurren algunas excepciones…

Lo que hemos comprobado es que los mejores profesionales son siempre E CE: excelentes, comprometidos y éticos .

¿No puedes ser excelente como profesional pero un mal bicho como persona?

No, porque no alcanzas la excelencia si no vas más allá de satisfacer tu ego, tu ambición o tu avaricia . Si no te comprometes, por tanto, con objetivos que van más allá de tus necesidades para servir las de todos. Y eso exige ética.

Para hacerte rico, a menudo estorba.

Pero sin principios éticos puedes llegar a ser rico, sí, o técnicamente bueno, pero no excelente.

Resulta tranquilizador saberlo.

Hoy no tanto, porque también hemos descubierto que los jóvenes aceptan la necesidad de ética, pero no al iniciar la carrera, porque creen que sin dar codazos no triunfarán. Ven la ética como el lujo de quienes ya han logrado el éxito.

“Señor, hazme casto, pero no ahora”.

Como san Agustín, en efecto. Otra mirada estrecha lleva a estudiantes y profesionales comodones a ser lo que consideramos inerciales, es decir, a dejarse llevar por la inercia social e ir a la universidad, porque es lo que toca tras la secundaria; y a trabajar, porque es lo que toca tras la universidad…, pero sin darlo todo nunca.

Sin ilusión, la vida se queda en obligación.

Y otros son transaccional es: en clase cumplen lo mínimo y sólo estudian por el título; y después en su trabajo cumplen lo justo por el sueldo, pero sin interesarse de verdad limitan su interés y dedicación. Y son mediocres en todo.

¿No descubren algún día de su vida algo que les interese realmente?

Algunos no, y es uno de los motivos de las grandes crisis de la madurez, cuando se dan cuenta de que no hay una segunda juventud. Otra causa es la falta de estudios humanísticos: Filosofía, Literatura, Historia del Pensamiento…

¡Qué alegría! Alguien las cree necesarias…

Puedes vivir sin filosofía, pero peor. En un experimento con ingenieros del MIT descubrimos que quienes no habían estudiado humanidades, cuando llegaban a los 40 y 50, eran más propensos a sufrir crisis y depresiones.

¿Por qué?

Porque las ingenierías y estudios tecnológicos acaban dándote una sensación de control sobre tu vida en el fondo irreal: sólo te concentras en lo que tiene solución y en las preguntas con respuesta. Y durante años las hallas. Pero, cuando con la madurez descubres que en realidad es imposible controlarlo todo, te desorientas.

¿En qué país influyó más su teoría de las inteligencias múltiples?

En China editaron cientos de títulos sobre inteligencias, pero las entendieron a su modo: querían que su hijo único fuera el mejor en todas.

Pues no se trata exactamente de eso.

Cada sociedad y persona entiende lo que quiere entender. Cuanto mayor te haces, más difícil es adaptar tu vida a un descubrimiento y más fácil adaptar el descubrimiento a lo que ya creías que era la vida. Por eso, voy a clase a desaprender de mí y aprender de los jóven.

Fuente de la Noticia: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160411/401021583313/una-mala-persona-no-llega-nunca-a-ser-buen-profesional.html

Imagen 1: http://ined21.com/wp-content/uploads/howard-gardner.jpg

Imagen 2: https://warholitos.files.wordpress.com/2013/10/multiples-inteligencias.gif

Socializado por:

Dulmar Pérez. Candidata al Doctorado Pedagogía, Magister en Docencia Universitaria, Especialista en Docencia para la Educación Inicial. Ha publicado artículos internacionales y nacionales PEII-A Investigadora adscrita al CIM. Coordinadora CNIE en Barinas.

Comparte este contenido:

Inteligencia emocional: Educación desde niños explica psicóloga

Por: Mariana Tello / Helymar Márquez

Las emociones, esas grandes condicionantes de la conducta, pueden influenciar en la vida en multitud de sentidos. Su manifestación, puede convertirnos en personas integradas socialmente o excluidas, todo depende de la manera en que las manejemos.

El término de inteligencia emocional a la habilidad que todo persona puede desarrollar a partir del manejo adecuado de sus emociones para lograr una mejor adaptación antes las vicisitudes de la vida, según explica la psicóloga Helymar Márquez.

 

 “El ser padre y criar a nuestros hijos realmente es un gran viaje, con una ruta y estilo especifico para cada familia, a pesar de existir similitudes con otras, cada familia es un universo particular, lo único que nos permite evolucionar y disfrutar al máximo de este viaje es la actitud con la cual vamos a enfrentar las vicisitudes, retrasos y complicaciones típicas de cada viaje”.

 “Cuando estamos criando a nuestros hijos una de las prioridades como padres es poder brindarles todo lo que necesitan, desde alimentación, ropa, salud, educación, amor, compañía y todo lo que requieran para su crecimiento integral. Partimos suponiendo como premisa que debemos dar a nuestros hijos todo lo que nosotros nunca tuvimos, suponiendo que de esta forma crecerán conformes con la vida y con las directrices impartidas por nosotros. Y aunque esas son muchas de nuestras premisas y paradigmas nuestros niños también necesitan más herramientas emocionales para lograr el éxito por lo que ese debería ser nuestro norte también”, agregó la especialista.

Destaca Márquez que, cada vez es más creciente la cantidad de niños que les cuesta esperar para satisfacer sus necesidades físicas y emocionales produciendo en ellos un estallido emocional producto de la poca tolerancia a la frustración.

 

Un claro ejemplo está cuando un niño exige algo a los padres y este por considerarlo insignificante lo complace de manera casi instantánea de manera muy frecuente, ya sea para que lo deje continuar en sus actividades diarias o para que deje de molestar, estamos alimentando una conducta negativa que a la larga nos va a crear un gran problema con el niño

Los primeros años de vida alcanza una amplia gama de capacidades sociales y emocionales a medida que pasan los años. La capacidad de retrasar el impulso es la base de una serie de esfuerzos, desde comenzar una dieta hasta obtener el título de médico.

 

“Los niños deben aprender a controlar su agresividad, sus reacciones indeseadas… Algo para lo que se debe trabajar continuamente, en especial ante aquellas conductas emocionalmente inapropiadas. El empleo del castigo, ante estas ocasiones, no suele resultar efectivo. En cambio, hacerles reflexionar sobre lo sucedido de manera objetiva y constructiva, haciéndoles entender la importancia de sus acciones y la repercusión en los demás… así como ofrecerles alternativas de conducta positivas, derivará en una mejora en su manera de pensar y actuar y esto redundará en sus emociones”, destacó la especialista.

Es importante recordar que las emociones determinarán la manera de afrontar la vida. Emoción, pensamiento y acción, son tres elementos muy relacionados, presentes en todo aquello que se hace a diario. La comprensión y el control de las emociones puede resultar imprescindible para la integración en sociedad, pero si esta falla, nos convertiremos en personas inadaptadas, frustradas e infelices.

 

Las personas con alta inteligencia emocional alcanzan mayor éxito en la vida y se perciben a sí mismas como más felices.

Los adultos que obtienen éxito profesional y personal en sus vidas no fueron aquellos niños mejor comportamiento, o aquellos que mejores notas sacaban en el colegio, sino aquellos que mejor supieron entender a los demás.

Publicado originalmente en: http://www.panorama.com.ve/contenidos/2016/04/08/noticia_0106.html

Comparte este contenido:

Inteligencia emocional para las aulas españolas

Fran Serrato/el país/05/04/2016

Investigaciones recientes sobre el desarrollo infantil aseguran que el éxito que un niño llega a tener en la escuela y en sus relaciones personales, no tiene tanta relación con la capacidad intelectual como con la inteligencia emocional, esto es, que es importante desarrollar en el niño a temprana edad las capacidades sociales y emocionales que le permitan aprender a aprender,sentirse adaptado y ser feliz.

Llamativas telas de colores, corazones hechos con cartulina y una luz tenue delimitan un espacio muy especial en las aulas de los niños de 3 a 5 años. Lo llaman el rincón del yo consigo y forma parte de un programa piloto que realizan en colegios canarios y de Oviedo desde 2013. El objetivo es que en ese reservado los pequeños se aíslen de sus problemas, piensen y consigan superar los obstáculos. Dice Lorena Crusellas la intención es que la escuela, además de formar en lo cognitivo, incluya el aprendizaje de las emociones. La socióloga defiende que la gestión emocional va creciendo desde edades tempranas y echa sus raíces poco a poco. Por ese motivo en 2006 creo en Portugal la fundación Prevenir, en la que trabajan 9 personas, que se encargan de formar al profesorado de los centros educativos  para potenciar la autoestima de sus alumnos y evitar problemas introspectivos. Para hacerlo es importante tener herramientas con la que enfrentarse al mundo exterior.

Captura

Gracias a los consejos de Crusellas y su equipo, los docentes desarrollan un programa de habilidades con el que ayudar a los pequeños a gestionar sus sentimientos. Es la llamada inteligencia emocional. Su método trabaja 4 puntos distintos: autocontrol, emociones, habilidades sociales y disciplinas.

La prueba piloto se llevo a cabo en el colegio publico Aguere, desde donde la maestra Torres ha conseguido que los alumnos conflictivos mejoren sus conductas, expresa que aunque ha trabajado antes las emociones este método es sistemático, permite desarrollar talleres donde implican a padres, madres y abuelos.

Toda la formación se hace con material específico validado por los expertos, para ello han creado los personajes de Nino y Nina, dos niños que van a la escuela como ellos y aprenden a comportarse, a tratar a los demás, a entenderse y a quererse. Es importante conocer el lenguaje de las emociones, advierte Crusellas. Hasta el momento, 1200 maestros y más de 20000 alumnos se han beneficiado del proyecto, la mayoría en Portugal. Se desea ampliarlo a España. El método básicamente va dirigido a los docentes que, antes de ponerlo en práctica, deben seguir una preparación previa.

Esta habilidad para manejar emociones de forma apropiada se puede y debe desarrollar desde los primeros años de vida ya que las emociones se expresan desde el nacimiento, un niño amado, acariciado, será un niño con confianza en si mismo, un niño seguro. La educación no solo contempla aspectos intelectuales y rendimiento escolar, actualmente se esta poniendo énfasis al desarrollo de habilidades emocionales y la autoestima, es decir la educación de los sentimientos, la valoración de sí mismos.

 

Fuente: http://elpais.com/elpais/2015/10/19/actualidad/1445251857_375537.html

Imagen 1 http://elpais.com/elpais/2015/10/19/actualidad/1445251857_375537.html

Referencias: https://web.oas.org/childhood/ES/Lists/Temas%20%20Proyectos%20%20Actividad%20%20Documento/Attachments/442/2%20Ponencia%20Rosario%20Hern%C3%A1ndez.pdf

Socializado por:

Dulmar Pérez. Candidata al Doctorado Pedagogía, Magister en Docencia Universitaria, Especialista en Docencia para la Educación Inicial. Ha publicado artículos internacionales y nacionales PEII-A Investigadora adscrita al CIM. Coordinadora CNIE en Barinas.

Comparte este contenido:
Page 16 of 16
1 14 15 16