Page 1 of 40
1 2 3 40

Puerto Rico: Anuncian ayuda para pago de Internet para estudiantes y empleados docentes

América Central/Puerto Rico/21-01-2022/Autor(a) y Fuente: www.metro.pr

A través del programa WIFI Hotspots.

El gobernador Pedro Pierluisi y el secretario de Educación (DE), Eliezer Ramos Parés, anunciaron este domingo que los estudiantes y empleados docentes del sistema público podrán contar con internet WIFI en sus hogares a través del programa WIFI Hotspots, que tiene el propósito de impactar a la comunidad escolar, con el fin de brindar mayores oportunidades para el desarrollo educativo.

La iniciativa tiene una inversión de sobre $75 millones de fondos federales, provenientes del Fondo de Emergencia para la Conectividad (ECF, por sus siglas en inglés).  

Como parte de los beneficios, cada participante tendrá hasta un máximo de $250 para la adquisición del dispositivo hotspot y de $20 a $40 para el pago mensual del internet. 

“Durante esta pandemia nuestros estudiantes, padres y maestros han dado lo mejor de sí para continuar el proceso educativo, por lo que proveerles las herramientas necesarias, como lo es el acceso a internet WIFI en sus hogares, ayudará a maximizar su aprovechamiento académico. Mi administración, continuamente, se mantiene desarrollando programas que son de beneficio para promover el estudio efectivo de nuestros niños y jóvenes”, sostuvo el gobernador.  

A partir del 17 de enero, los padres, madres o encargados de los estudiantes podrán iniciar el proceso para completar la solicitud, mientras que los empleados docentes podrán someter la misma a partir del 24 de enero. Los interesados deberán completar la solicitud en https://de.pr.gov/hotspot/. Automáticamente, el sistema indicará si la persona es elegible para la ayuda y le enviará el certificado de elegibilidad, al correo electrónico provisto por el solicitante.

“Este programa de Wifi Hotspots proveerá servicio de alta velocidad en los hogares de miles de familias puertorriqueñas y servirá como una herramienta útil a la hora de completar tareas y cumplir con los requisitos de cada clase. La pandemia ha impulsado el desarrollo de mecanismos eficaces en el área tecnológica, aprovechando las herramientas para el desarrollo escolar. Es por eso que entendemos que el internet, utilizado de manera adecuada, tiene un rol importante en los estudios”, expresó Ramos Parés.  

Los solicitantes elegibles son: estudiantes, directores de escuelas, personal docente (maestros, consejeros, facilitadores, coordinadores de programas, especialistas de investigación, trabajadores sociales, superintendentes, bibliotecarios y especialistas en tecnología) y asistentes de educación especial. Los solicitantes deben ser estudiantes y empleados del DE o estar inscritos en una escuela de la agencia.

Como parte de los requisitos de elegibilidad, la persona no podrá contar con otras ayudas federales para el pago de internet residencial, al momento de solicitar. Por otro lado, si tiene internet residencial, deberá comprobar que no es suficientemente potente para la enseñanza y aprendizaje remoto. La velocidad de internet mínima para ser elegible es de 10 megabytes por segundo. Solo se emitirá un dispositivo por solicitante, pero los padres/tutores pueden solicitar un WIFI Hotspot para cada uno de sus hijos (dependientes), actualmente inscritos en una escuela del DE. 

Las tres compañías participantes son Liberty, Claro y AeroNet. Las personas podrán imprimir el certificado de elegibilidad y llevarlo de manera presencial o enviarlo por correo electrónico al proveedor seleccionado de su preferencia. El equipo podrá recogerse en las tiendas o solicitar que el mismo sea enviado por correo.  En el caso de Liberty, los equipos estarán disponibles para entrega a partir del viernes, 21 de enero. 

Se indicó además que, si por alguna razón, se incluye información incorrecta en la solicitud y el sistema indica que no es elegible, la persona tendrá otra oportunidad para corregir y completar la información, de modo que pueda beneficiarse del programa.   

La fecha límite para completar la solicitud es el 1ro de abril y podrán contar con el beneficio de internet en los hogares hasta el 30 de junio 2022. El proceso de completar la solicitud es uno sencillo y al presionar el enlace, se podrá ver un video explicativo sobre el proceso de solicitud. También, el portal cibernético cuenta con un área de preguntas frecuentes para aclarar las dudas que surjan.

Fuente e Imagen: https://www.metro.pr/pr/noticias/2022/01/16/anuncian-ayuda-pago-internet-estudiantes-empleados-docentes.html

Comparte este contenido:

Tecnologías de la Relación, la Información y la Comunicación. Bienvenidos a las TRIC

Publicado en Educación 3.0

¿Cómo han influido las nuevas tecnologías en la forma de relacionarse de los usuarios? Diferentes expertos ya proponen incorporar la R (Relación) a las siglas TIC para analizar cómo estas afectan en el ámbito social.

Desde hace tiempo, numerosos expertos invitan a repensar el concepto que se tiene sobre las siglas TIC y proponen una nueva mirada que humanice los procesos de interacción que se producen a través de los dispositivos y pantallas. De este modo, reflexionan sobre el ‘factor relacional’, o lo que es lo mismo, una R que conecta a todas las siglas y que permite hablar de las TRIC (Tecnologías + Relación + Información + Comunicación).

¿Cómo influye la R en las TIC?

“El ‘Factor R-elacional’ es el eje que conecta los usos, consumos e interacciones que se producen en las redes, tanto psicosociales como sinápticas”, afirman los expertos en Comunicación Carmen Marta-Lazo y José Antonio Gabelas, ambos profesores en la Universidad de Zaragoza, en su libro ‘La era TRIC: factor r-elacional y educomunicación’.

Gabelas y Marta-Lazo llevan una década explorando esta línea de investigación que enfatiza la importancia de las relaciones humanas en las TRIC, cuestionando a quienes ponen el foco únicamente en la tecnología. En este sentido, Gabelas explica que la dimensión relacional “supedita la tecnología al factor humano, que es quien la produce y dota de sentido; posibilita que la I de la información, no solo se centre en los datos, sino también en su procesamiento desde el pensamiento crítico, y devuelve a la C de la comunicación su verdadero valor, en sus usos de intercambio, diálogo, recreación y construcción común”.

Siguiendo esta idea, el ‘factor relacional’ conecta los entornos Tecnológico, Informativo y Comunicativo, dando lugar a una comunidad que colabora y participa en el entorno digital no solo para generar contenido, sino para reflexionar y debatir sobre el mismo. En este sentido, la tecnología no significa lo mismo sin esa perspectiva relacional, es decir, adquiere otro sentido gracias al uso que las personas hacen de ella.

R de Riesgo

En ese espacio tecnológico que parece promover una cultura digital participativa y un aprendizaje cooperativo, también se encuentran una serie de amenazas para los usuarios. “Este Factor Relacional contempla una doble vertiente, por una parte podemos verla como aquella que nos hace crear y mantener vínculos sociales y por otra como la ‘R’ de riesgos que nos pueden llevar al mal uso o al abuso de dichas comunicaciones”, afirman en su libro Marta-Lazo y Gabelas.

TRIC

Con el objetivo de analizar de qué forma los adolescentes se conectan y usan internet, Unicef ha elaborado un informe que confirma esa necesidad relacional y los peligros a los que hacen referencia los expertos. En el documento se recogen las opiniones de más de 50.000 jóvenes de toda España, con edades comprendidas entre los 11 y 18 años, de entre los cuales más de la mitad utiliza las redes sociales para conocer gente y el 44,3% para no sentirse solos. El dato más alarmante es que el 22,5% de los encuestados afirma sufrir ciberacoso y el 52,4% de esas víctimas también lo ejerce.

“La infancia y la adolescencia son grupos expuestos a los excesivos consumos, donde la realidad se distorsiona, y en la que la formación de su personalidad necesita referentes presenciales”, añade Gabelas, quien además sostiene que “cuando la virtualidad sustituye a la realidad presencial, se activan los pilotos rojos del factor relacional, entendido también como riesgo”.

Fuente e Imagen: https://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/tric/

Comparte este contenido:

Universidades en EEUU se preparan para nuevas restricciones

Enfrentando un aumento de las infecciones y una nueva variante del coronavirus, universidades en todo Estados Unidos se han visto frustradas de nuevo en sus esfuerzos para regresar a una normalidad y están comenzando a requerir dosis de refuerzo, extender mandatos de mascarillas, limitar reuniones sociales y, en algunos casos, revirtiendo a clases por internet

Enfrentando un aumento de las infecciones y una nueva variante del coronavirus, universidades en todo Estados Unidos se han visto frustradas de nuevo en sus esfuerzos para regresar a una normalidad y están comenzando a requerir dosis de refuerzo, extender mandatos de mascarillas, limitar reuniones sociales y, en algunos casos, revirtiendo a clases por internet.

La amenaza de la variante ómicron llega como un puñetazo a escuelas que tenían esperanzas de relajar las restricciones esta primavera. Ahora, muchas les están diciendo a los estudiantes que se preparen para otro término con máscaras, pruebas y, si empeoran los casos, límites a la vida social.

Lugo de un otoño con pocos casos nuevos del virus, los funcionarios en la Universidad de Syracuse se sentían optimistas sobre el semestre de primavera, declaró Kent Syverud, rector de la escuela en el norte del estado de Nueva York

“Pero la ómicron ha cambiado eso”, dijo Syverud. “Nos ha hecho reexaminar y decir ’hasta que sepamos más de esta variante con certeza, vamos a tener que reimplementar precauciones”.

La semana pasada, Syracuse anunció que todos los estudiantes y empleados elegibles deben recibir el refuerzo contra el COVID-19 antes del próximo semestre. Los estudiantes además enfrentan una serie de pruebas del virus cuando regresen y las autoridades podrán extender el mandato de uso de mascarillas.

Aún queda mucho por entender de la variante ómicron y la amenaza que representa. En Estados Unidos y muchas otras naciones, la variante delta es actualmente la causa de la mayoría de los casos.

Pero en momentos en que las universidades se preparan para lo peor, muchos consideran las dosis de refuerzo su mejor esperanza. Más de 20 universidades han emitido requerimientos del refuerzo en semanas recientes y otras dicen que lo están considerando. Los Centros para el Control y la Prevención de las enfermedades (CDC) están alentando los refuerzos para las personas de 17 años y mayores y Pfizer dijo la semana pasada que una dosis de refuerzo de su vacuna para el COVID-19 pudiera ofrecer una protección considerable contra ómicron, pese a que las dos dosis iniciales parecen menos efectivas.

Centenares de universidades requieren ya las vacunas y algunas dicen que los refuerzos son el obvio paso siguiente.

La mayoría de los mandatos de refuerzos hasta ahora han sido emitidos por universidades pequeñas en el noreste del país, pero la lista incluye algunas grandes, como la Universidad de Boston, Notredame, en Indiana; y la Universidad de Nuevo México.

La Universidad de Massachusetts en Amherst estuvo entre las primeras en requerir una dosis de refuerzo a los estudiantes, a menos que tengan exenciones médicas o religiosas.

“Los refuerzos son nuestra mejor protección”, afirmó Jeffrey Hescock, codirector del Centro de Promoción de Salud Pública de la universidad.

Una petición reciente en la internet contra el mandato de refuerzos — que argumentó que 97% de los estudiantes estaban vacunados y había pocos casos en los campus — ha atraído unas pocas decenas de firmas. Pero Emily O’Brien, estudiante en la Universidad de Massachusetts, indicó que el refuerzo es una demanda razonable. Ella ya estaba planeando recibir el refuerzo, pero dijo que el mandato probablemente aumentará su adopción por los estudiantes y prevendrá futuros encierros.

«Si los últimos seis meses han mostrado algo, es que mucha gente no se vacuna – especialmente jóvenes saludables — si no se les requiere”, expresó O´Brien, de 18 años.

UMass requerirá además mascarilla al inicio del semestre y enviará a los estudiantes a casa para la pausa invernal con una prueba rápida.

Muchas universidades que se preparan para una potencial interrupción en el semestre próximo lidian ya con brotes en los campus, que han aumentado en las semanas tras el feriado de Acción de Gracias.

La Universidad Cornell suspendió todas las actividades en campus el martes y trasladó los exámenes finales a la internet luego que más de 400 estudiantes dieron positivo en dos días. En un mensaje, la presidenta Martha Pollack dijo que había evidencia de la variante ómicron en un número “significativo” de las muestras.

“Obviamente es muy desalentador tener que dar estos pasos”, escribió Pollack. “Sin embargo, desde el comienzo de la pandemia, hemos estado comprometidos con prestar atención a lo que dice la ciencia y hacer todo lo posible para proteger la salud de nuestra facultad, nuestro personal y los estudiantes”.

Horas después del anuncio de Cornell, la Universidad de Princeton pasó sus exámenes a la internet y llamó a los estudiantes a dejar el campus “en cuanto sea conveniente”, en medio de un aumento de los casos. La escuela anunció además que requerirá dosis de refuerzo para estudiantes, profesores y empleados.

Middlebury College en Vermont cambió a clases en la internet la semana pasada tras un aumento de las infecciones y llamó a los estudiantes a dejar el campus adelantadamente para la pausa invernal. El incremento de casos en La Universidad de Pensilvania llevó la semana pasada a prohibir las reuniones sociales en interiores.

El viernes, la Universidad Tulane en Nueva Orleáns advirtió que un aumento de casos en el campus incluye casos “probables” de la variante ómicron, confirmada en al menos un estudiante la semana pasada. En repuesta, las autoridades universitarias reinstauraron el mandato de mascarillas y expandieron las pruebas del virus.

Otras universidades que ya han extendido los requerimientos de máscaras al año próximo son Wake Forest University, West Virginia University y Penn State.

Algunas ya han aplazado el regreso a los campus el próximo mes para evitar brotes. Southern New Hampshire University y DePaul University en Chicago advirtieron recientemente que los estudiantes recibirán clases en la internet por dos semanas tras los feriados.

En una carta a los estudiantes, el presidente de DePaul, A. Gabriel Esteban, dijo que la escuela “comenzará cautelosamente el trimestre invernal para poder sostener una experiencia universitaria robusta por el resto del año académico”.

Cuando los estudiantes en Stanford University regresen al campus en enero, tendrán prohibido realizar fiestas y otras reuniones numerosas por dos semanas. Además, se someterán a pruebas una vez a la semana y continuarán usando mascarillas en interiores como requerimiento para asistir a clases. Las medidas buscan limitar la transmisión del virus, sin limitar demasiado la experiencia universitaria, expresó Russell Furr, vicedecano para salud y seguridad.

“Es algo que hemos debatido durante toda la pandemia: ¿Cómo logramos un enfoque equilibrado?”, dijo. El objetivo es evitar los encierros estrictos de inicios de la pandemia, cuando la salud mental de los estudiantes “realmente sufrió”, añadió.

En algunas escuelas, aún existe una esperanza cautelosa de lograr un semestre normal. Las autoridades de la Universidad de Florida Central les dijeron a los profesores que pueden requerir asistencia en persona en la primavera, algo que fue desalentado en el otoño en medio del alza de casos de la variante delta.

En un mensaje en campus, el rector interino Michael D. Johnson advirtió que si la variante ómicron se disemina, “tendremos que cambiar de nuevo de dirección”.

Otro temor es el momento en que llega ómicron — incluso sin una variante nueva, había preocupaciones de más brotes a medida en que el frío hiciese a las personas permanecer más en espacios cerrados, expresó Anita Barkin, codirectora de un departamento especial para el COVID-19 en la American College Health Association.

La asociación recomendó recientemente que las universidades se centren en aumentar las tasas de vacunación para evitar una nueva ola de casos.

“El mensaje es que tenemos que permanecer en alerta”, declaró Barkin. “Ciertamente hay un hastío de pandemia y la gente está cansada — pero parece que la pandemia no está cansada de nosotros”.

Fuente: https://www.independentespanol.com/ap/universidades-en-eeuu-se-preparan-para-nuevas-restricciones-b1976785.html

Comparte este contenido:

Frena la violencia contra los cuerpos de las mujeres en internet, súmate al bodyright

La agencia especializada de la ONU encargada de promover la salud, los derechos sexuales y de acabar con la violencia de género lanza una nueva iniciativa que busca equiparar la protección que gozan los autores de contenidos, como canciones o películas, con la de las personas y las imágenes relacionadas con ellas.

Intentar acabar con la violencia en línea, en concreto con la imagen asociada a los cuerpos de las personas, es la base de una nueva campaña llamada bodyright (derechos sobre el cuerpo), que ha lanzado este jueves el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

La iniciativa, que busca crear una nueva modalidad de derechos de autor para el cuerpo humano, intenta transmitir el mensaje que tanto las mujeres y las niñas como las minorías raciales, étnicas y la comunidad LGBTQ+ u otros grupos marginados son menospreciados, explotados y maltratados en internet.

La campaña destaca que se valora más a los logotipos de las empresas y a la propiedad intelectual sujeta a derechos de autor que a las imágenes de los cuerpos de personas.

El elemento central del movimiento bodyright es el símbolo ⓑ, que puede añadirse a cualquier imagen de forma directa a través de las historias de Instagram, visitando la página web de la campaña y usando la «herramienta bodyright» o descargando directamente el logo en el sitio de internet.

El objetivo de la iniciativa es que todo el mundo se una al movimiento para que los encargados de la formulación de políticas, las empresas y los particulares rindan cuentas.

La directora ejecutiva del Fondo, la doctora Natalia Kanem destacó que los entornos virtuales representan “la nueva frontera de la violencia de género” y que ya ha llegado la hora de que las compañías tecnológicas y los responsables de formular políticas sobre este tema “se tomen en serio la violencia digital”.

Un cartel anunciando la existencia de internet.
cawi2001
Un cartel anunciando la existencia de internet.

Los entornos virtuales no protegen los cuerpos de las personas

La agencia especializada de la ONU recordó que las denuncias por ciberacoso son un fenómeno generalizado y que la violencia en línea es una práctica muy extendida.

Un estudio de la Unidad de Inteligencia de la revista The Economist señaló que el 85% de las mujeres con acceso a internet presenciaron violencia en línea contra miembros de su mismo sexo, y que un 38% lo experimentó en persona.

Además, cerca del 65% de las mujeres encuestadas sufrió casos de ciberacoso, discurso de odio y difamación, mientras que el 57% fue víctima de insultos y astroturfing (una práctica que consiste en compartir contenido perjudicial simultáneamente en varias plataformas) mediante vídeos e imágenes.

Muchos países todavía no prohíben la violencia en línea

Igualmente, el Fondo destaca que cualquier persona que trate de retirar imágenes donde sea explotada descubrirá las escasas opciones jurídicas que existen para hacer valer sus derechos y protección y que, en caso de querer ejercerlas les aguarda un largo y doloroso proceso.

Esta situación supone un claro contraste en comparación a la protección que sí poseen los autores de canciones o películas, ya que las plataformas digitales, mediante las leyes aprobadas por sus gobiernos, retiran de inmediato el contenido que infringe sus derechos.

Del mismo modo que se aprobaron estas legislaciones y que las plataformas han ideado sistemas para identificar e impedir el uso no autorizado de material protegido por derechos de autor, el Fondo reclama que se aplican estas mismas protecciones para las personas y las imágenes relacionadas con ellas.

Nueve de cada diez mujeres (92%) afirman que la violencia en línea menoscaba su sensación de bienestar, mientras que más de un tercio (35%) ha padecido problemas de salud mental debido a este tipo de violencia.

El Fondo destaca que esta sensación traumática impide la “autoexpresión libre” y afecta negativamente a la vida profesional y a la economía de las personas que dependen de espacios en línea y redes sociales. “La violencia en línea silencia la voz de las mujeres”.

Fuente: https://news.un.org/es/story/2021/12/1500892

Comparte este contenido:

Evaluaciones escolares Tiránicas

Por: Heriberto Prieto Zamudio

«La Tiranía de las evaluaciones es el mayor lastre educativo para el desarrollo humano y formación ciudadana que tanto demanda la era digital…»

El período evaluatorio es la parte del proceso de enseñanza aprendizaje que culmina con asignar una calificación en función de valoración a los aprendientes. ¿Pero qué pasa cuando se realiza ante el autoritarismo docente y descontento de alumnos y padres de familia?

Inicia el curso, en la primera clase el Profesor se dirige a sus alumnos dando la bienvenida, presentándose, dando a conocer el contenidos del curso, los insumos de trabajo, la forma de trabajo y de evaluación. Durante la sesión dice la siguiente frase “Esto no es una Democracia así que lo que yo diga es lo que se hace”, con ella coarta toda posibilidad de una enseñanza democrática y justa

Evaluar es parte de un proceso de un curso. El docente establece los aspectos cómo se llevará a cabo la evaluación pero también implica especificar los criterios de evaluación que se llevarán a cabo con los cuales tomará en cuenta para asignarle una calificación. Es por ello que no puede dejar lugar a duda sin especificar los medios, días y horas en los que se llevará, cualquier cambio deber ser anticipadamente previo a una semana antes por lo menos.

Pero volviendo a la frase autoritaria desgastada en el tiempo para un sistema educativo protocolario de alto rigor apegado a tradiciones que pese a los cambios con un mundo más informado por el uso de las tecnologías de la información y comunicación, en un sistemas educativos donde se promueve el cambio a la democracia. La ética profesional es considerada por el propio egocentrismo del docente al afirmar “Yo estoy bien por encima de todo es mi libertad de cátedra y nadie me puede tocar”.

Algunos docentes ante los cambios que conlleva el uso de las tecnologías, la digitalización y los cambios del modo de vida ante la nueva normalidad han tomado actitudes que en una clase presencial han replicado a sus anteriores prácticas de los espacios cerrados a un espacio en línea donde lo transmitido es visto por otros. Pero el mayor mal está en qué ante el colectivo de padres y alumnos las carencias de la capacidad del docente se refleja por sus propias excusas.

Las actitudes de los docentes se repiten durante el desarrollo de los cursos el que un alumno tiene mala conexión de internet o un dispositivo digital de limitadas capacidades sus fallas son recurrentes. Lo que origina el enfado de algunos docentes al no poder empatizar con él alumno y ser reprimidos con quedar fuera o tener menor puntaje. Una falta de consideración o empatía hacia al alumno que merma la dignidad de los alumnos, situación que desmotiva aprendizajes.

Pasamos a los extremos cuando el docente pasa a un grupo reducido o si no es que a uno solo aprobado, generando inconformidades a la mayoría de un grupo. Al no ser de la empatía del docente para motivar e incentivar al resto de sus grupos a trabajar en sus clases.

Los niveles de aprendizaje de los alumnos por los docentes que sin cambiar sus prácticas educativas (perpetuarse en el tiempo) y sin empatía con sus alumnos. Para mantener sus niveles de aprobación escolar realizan instrumentos evaluatorios con niveles que escasamente llegan a lo elemental.

El usar instrumentos evaluatorios o reactivos con niveles de complejidad elemental en los aprendizajes fundamentales están condenando a la carencia en competencias en el desarrollo del pensamiento critico y creativo dejando indefensos para los trabajos futuros.

La razón principal de una evaluación sea memorística o de desempeño de los alumnos su fin está en saber si tiene las competencias disciplinares y genéricas, también las socioemocionales que se dan en la misma proporción que el docente impacta en sus alumnos.

Cómo bien lo dice Lawrence Stenhouse en 1984:

“La evaluación es el medio menos indicado para mostrar el poder del profesor ante el alumno y el medio menos apropiado para controlar las conductas de los alumnos. Hacerlo es síntoma de debilidad y de cobardía, mostrándose fuerte con el débil, además de que pervierte y distorsiona el significado de la evaluación.”

La Tiranía de las evaluaciones es el mayor lastre educativo para el desarrollo humano y formación ciudadana que tanto demanda la era digital.

¿Y tú docente realizas evaluaciones Tiránicas?


#educación #educacióndisruptiva #evaluación ##formacióndocente #alfabetizacióndigital #habilidadessocioemocionales #competenciasparalavida #tecnologiaysociedad #tecnologiaeducativa #competenciadigitalcero #formadoresdelcambio

Fuente e Imagen: https://profelandia.com/evaluaciones-escolares-tiranicas/

Comparte este contenido:

Javier Tolcachier: Por el derecho a una internet con derechos

¿Qué duda cabe que la época está atravesada por una rasante revolución tecnológica, con la irrupción de la digitalización en casi todas las actividades sociales?

Internet, un espacio tan vital para nuestra interacción social ha ido mutando en sus características, alejándose de todo posible control democrático y siendo cada vez más permeado por los intereses mercantiles corporativos. Intereses que concentran poder y riquezas en un puñado de empresas transnacionales que van ejerciendo un control de facto sobre los contenidos que circulan por la red.

¡Sí!, la internet y sus tecnologías conexas, que idealmente pudieran servir para una mayor democratización del conocimiento y del quehacer político, que pudieran contribuir a una mejor distribución del bienestar y el patrimonio colectivo de la humanidad, se encuentran intervenidas por intenciones monopólicas particulares, que impiden o dificultan que aquello se realice.

De allí que es imprescindible analizar con mayor precisión cuáles son las intenciones y procesos que subyacen a la instalación de este modelo tecno-digital, cuáles son sus principales impactos y su posible devenir.

Los procesos en curso

Suele suceder que procesos que guardan alguna similitud externa, pero que son movilizados por distintas intenciones son confundidos y asimilados como idénticos, pese a constituir direcciones históricas distintas y hasta opuestas.

Tal es el caso de procesos como la mundialización [1] y la globalización. Mientras la primera corresponde a una tendencia histórica de conexión entre pueblos y culturas, llegando en la actualidad a formar un mosaico de diversidad plenamente interconectado y en camino a una posible Nación Humana Universal, la globalización responde al interés de empresas capitalistas de ampliar sus operaciones sin límites geográficos, intentando a su vez evadir toda responsabilidad localizada.

Es obvio que mientras la mundialización tiene una clara dirección de evolución, conllevando la posibilidad de compartir la acumulación histórica de cada cultura y de colaborar mutuamente para sortear los desafíos comunes y también los particulares de cada pueblos, la globalización actúa de manera regresiva, concentrando capital y poderío y alejando de la base social las capacidades de decisión democráticas, de por sí menguadas por la propia descomposición de la democracia formal en la institución Estado.

Algo similar acontece con las tecnologías digitales y la internet, encuadradas como están en los procesos anteriormente mencionados.

Si uno observa el avance de la digitalización a la luz de la mundialización, se hace evidente la utilidad de acortamiento del tiempo y las distancias en la comunicación junto a la posibilidad de acceder a conocimientos y compartirlos de forma libre.

Desde un espíritu mundializador, internet es una vía positiva para expresarse, cotejar hábitos, compartir experiencias, fortalecer proyectos, comunicar utopías, convocar a transformaciones y percibir al mundo y la humanidad como un todo, unido por un destino común.

Pero si se mira a estos mismos portentos tecnológicos bajo la lupa de la globalización, se devela que estamos ante un momento de reconversión del sistema capitalista, inmerso en una encrucijada por la monstruosa derivación especulativa de sus excedentes, y la reducción para el capital de espacios con márgenes de ganancia apetecibles en actividades productivas de la economía real para su afán de lucro ilimitado y presuroso.

La economía digital globalizada constituye una puerta de escape, junto con la promocionada “revolución verde”, de un sistema de acumulación excluyente e injusto que tiende, por su misma esencia, a la concentración de riqueza, a la segmentación social y, contrariamente a lo que se pretende pregonar, a la depredación del hogar común, privatizando el bienestar y socializando tan solo dificultades.

No es de extrañar entonces que el mismo Foro Económico Mundial, un cónclave de los poderosos e insensibles del mundo, haya abrazado con fervor al mismo tiempo la causa digital y el discurso de transformación ecologista. Para Naomi Klein, “El gran reinicio” – programa presentado en Davos 2020 por Klaus Schwab, director del FEM y también miembro del consejo de administración del elitista club Bilderberg y el príncipe Carlos, conspicuo miembro de la realeza Británica- es un lugar para pregonar soluciones tecnológicas con fines de lucro para problemas sociales complejos; para escuchar a los jefes de los gigantes petroleros transnacionales opinar sobre la necesidad urgente de abordar el cambio climático; para escuchar a los políticos decir las cosas que dicen durante las crisis: que esto es una tragedia pero también una oportunidad, que se comprometen a reconstruir mejor y a marcar el comienzo de un «planeta más justo, más verde y más saludable».

No por nada, entre los principales oradores en esa ocasión estuvo también el presidente de Microsoft, Brad Smith, quien señaló de modo explícito: «Los datos, y la tecnología en general, son herramientas indispensables para resolver casi todos los problemas a los que nos enfrentamos».

Tampoco es casual que ya en marzo de 2017, el Foro Económico Mundial (WEF) inaugurara el primer Centro para la Cuarta Revolución Industrial en San Francisco, Estados Unidos, en una zona de alta concentración de incubadoras y empresas tecnológicas.

Los dos caminos 

Estamos ante una clara bifurcación de caminos. Un camino corto y veloz, el de una tecnologización digital acrítica, que conduce a una mayor dependencia de poderes concentrados y un aumento de la desigualdad y la exclusión social. El otro camino, con la mirada puesta en el interés común y la participación social, es quizás  más largo y lento, pero conduce a más autonomía, equidad, inclusión y complementación social.

Por el camino que pretende el capital concentrado, internet perderá todo componente social y humano. La ansiada conectividad universal será entonces tan solo el aprovechamiento por parte de ávidos hombrecillos del negocio corporativo de la inversión social en infraestructura ejecutada por los Estados.

Por esta vía, se multiplicarán las plataformas digitales ofreciendo trabajo precarizado. El teletrabajo, lejos de servir a la reducción de la jornada laboral, la aumentará. Se agudizarán las diferencias salariales entre trabajadores del conocimiento y empleos de segundo o tercer orden. Para las mujeres, la nueva explotación digital se sumará al trabajo de cuidado no remunerado y las diferencias de paga con los hombres.

Si internet se convierte definitivamente en la autopista del negocio transnacional, continuarán proliferando los instrumentos de manipulación informativa, de vigilancia y control, transformando a las personas en objetos de un extractivismo de datos ilimitado.

El avance corporativo digital sobre la educación y la salud traerá consigo la intervención ideológica de sus contenidos y la invasión de la privacidad de las comunidades involucradas, siempre para mayor gloria y riqueza de los accionistas de fondos de inversión.

Por este camino, aumentará la desigualdad entre el Norte y el Sur global, que continuará abasteciendo al Norte con materia prima digital y física a través del consumo extendido sin gozar de los beneficios que otorgan la propiedad de las patentes y licencias de tecnología.

Por ese sendero, las corporaciones irán primero  invadiendo y después capturando todo resquicio de actividad democrática, tornándose en una suerte de gobierno global corporativo, avanzando sobre el sistema multilateral de relaciones internacionales  y convirtiéndolo en mera pantalla para legitimar sus intereses.

El camino alternativo es el de la apropiación común de la tecnología digital para beneficio exclusivo de la comunidad humana en su conjunto.

Para que el derecho a internet constituya una ampliación efectiva de derechos, como en cualquier otro campo y ocasión de la historia, es imprescindible la participación decidida de los pueblos y sus organizaciones.

De este modo, podrá establecerse una alianza entre el Estado y la comunidad organizada, una alianza público-comunitaria que desplace la nefasta “asociación público-privada”, que en el marco neoliberal legitimó la intromisión del capital en regiones hasta entonces vedadas a sus negocios.

Desde esa alianza público-comunitaria podrán acometerse proyectos de conectividad universal de gestión compartida o autónoma para que las infraestructuras, herramientas y conocimiento y la necesaria inversión estatal se orienten al bien común y a la formación de usuarios activos y críticos.

En esa perspectiva, las prioridades son garantizar la soberanía y la autonomía con la generación de alternativas tecnológicas descentralizadas, no invasivas, interoperables y de libre elección; forjar redes de cooperación entre organizaciones para pasar de ser meras receptoras a generadoras y hacedoras de políticas sobre tecnología y posibilitar el acceso irrestricto y compartido al conocimiento estratégico entre naciones.

Es ineludible colocar hoy fuertes impuestos a las grandes empresas tecnológicas y plataformas digitales y evitar su fuga a guaridas fiscales para financiar una Renta Básica Universal Incondicional. Asimismo exigir leyes que garanticen la protección y propiedad individual o comunitaria de los datos y regulen el accionar de plataformas digitales comerciales desde el interés público.

Es fundamental apropiarse no solo del uso, sino también de la creación de tecnología y redes sociales no tuteladas ni extractivistas para favorecer la comunicación, la organización y el acercamiento social.

En definitiva, el progreso científico-tecnológico es un logro de los pueblos y de su acumulación histórica. Las herramientas digitales deben servir para la plena realización del ser humano. De lo contrario, no solo son inútiles, sino también perjudiciales.

Esta ponencia fue expuesta el 6/10/21 en el marco de la sesión del Grupo de Educación, Academia, Ciencia y Tecnología (GEACT), mecanismo de la sociedad civil en la agenda de desarrollo sostenible (Agenda 2030) y en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Sostenible (FPALCDS). Algunos de los contenidos vertidos forman parte de los diagnósticos y propuestas colectivas de las Jornadas “Utopías o distopías. Los Pueblos de América Latina y el Caribe ante la era digital” organizadas por el espacio Internet Ciudadana.

Nota:

[1] Para ampliar el concepto de mundialización ver: Silo, Diccionario del nuevo humanismo. Obras completas Vol. II. pag. 538 (2002)  México. Editorial Plaza y Valdés.

Javier Tolcachier es investigador en el Centro Mundial de Estudios Humanistas y comunicador en agencia internacional de noticias de Paz y No Violencia Pressenza.

Fuente: https://rebelion.org/por-el-derecho-a-una-internet-con-derechos/

Comparte este contenido:

‘Aula Virtual’, un servicio para adaptar la formación presencial al entorno online

Por: Educación 3.0

El servicio ‘Aula Virtual’ de Ideaspropias Editorial facilita el paso de la formación presencial a la virtual de cualquier centro formativo con diversas herramientas y recursos que garantizan la conectividad sincronizada entre tutores y estudiantes.

El servicio Aula Virtual de IPElearning, nueva marca de Ideaspropias Editorial, es un entorno online que permite a los centros de formación introducir el aprendizaje online en su día a día. Para ello, se integra en la plataforma e-learning del cliente o en otro tipo de alojamiento web y permite impartir videoclases de forma inmediata. La solución ofrece sistemas de videoconferencia y recursos como el intercambio de vídeo, audio y otras funciones (chat, compartir pantalla, pizarra, etcétera), que garantizan la comunicación síncrona entre estudiantes y profesores, y facilitan la impartición de videoclases.

Qué ofrece Aula Virtual?

El aula virtual de IPElearning está configurada con BigBlueButton, un sistema de conferencia web de código abierto que cumple con todos los requisitos para la impartición de las acciones formativas presenciales a través de un aula virtual. Además, ofrece otras herramientas de comunicación que garantizan en todo momento la conectividad sincronizada entre el formador y los alumnos, así como la bidireccionalidad de las comunicaciones.

Entre sus características destaca su estructura sencilla y escalable a cualquier acción formativa; integración de registro de actividad y conexiones para cada acción formativa; garantía de conexión para los órganos de control; y más de 800 cursos con contenidos SCORM listos para ser impartidos.

Aula Virtual

Grabación de videoclases y control de atención

“Durante el último año se han puesto en marcha nuevas características para optimizar al máximo un aula virtual y mejorar tanto la experiencia de aprendizaje del alumnado como la gestión del proceso formativo por parte de las entidades que imparten la formación”, explica Pedro López, director general de Ideaspropias Editorial, empresa referente en el desarrollo de contenidos e-learning y plataformas LMS con aula virtual.

Entre estas novedades, el Aula Virtual pone a disposición de los estudiantes las grabaciones de las videoclases después de su finalización. De esta forma, los docentes pueden compartir de forma pública o privada sus videoclases, difundirlas a través de foros o enviarlas a los estudiantes que no han podido asistir a alguna de las sesiones virtuales.

Además, los profesores disponen de sistemas de control en las aulas virtuales que les facilitan la medición de la atención de los participantes en una videoclase. El nivel de atención a tiempo real y con cada usuario es posible gracias a las aplicaciones que, además, ayudan a los profesores a reconducir sus estrategias pedagógicas para motivar al alumnado e incrementar su atención.

Otra novedad de la solución de IPElearning es el software de reconocimiento facial que facilita el control de acceso a las salas virtuales, ahorrando así tiempo y aumentando la eficacia.

Fuente e Imagen: https://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/aula-virtual-de-ipelearning/

Comparte este contenido:
Page 1 of 40
1 2 3 40