Page 1 of 3
1 2 3

Cómo el País Vasco se ha convertido en una potencia mundial de la educación

Cómo el País Vasco se ha convertido en una potencia mundial de la educación

Siempre que se habla de las superpotencias en educación, los países que salen a relucir en la conversación suelen ser Finlandia, Corea del Sur, Singapur y Hong Kong, así como la municipalidad china de Shanghái.

Son los mismos nombres que encabezan la lista más reciente del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA, elaborada año por año por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un organismo de cooperación internacional compuesto por 34 estados.

Y también se suelen mencionar a Vietnam y Polonia, quienes escalan con rapidez en los rankings.

¿Pero alguna vez escucharon hablar del sistema del País Vasco como la nueva estrella del firmamento educativo?

Fuerte inversión

Esta comunidad autónoma de España, situada en el extremo nororiental de la Península Ibérica y que linda en el norte con Francia, cuenta con un porcentaje de alumnos de alto rendimiento comparable al de los países antes mencionados.

El mismo estatuto de autonomía que reconoce a esta comunidad como una nacionalidad histórica otorga al gobierno vasco varias competencias, entre ellas la de la educación.

Y ese es uno de los sectores en los que más fuertemente ha invertido el gobierno autónomo.

Cristina Uriarte

Tanto que, si en las clasificaciones sobre educación el País Vasco fuera considerado una nación en sí misma, solo Dinamarca y Austria lo superarían en gasto por alumno.

Casi el 48% de aquellos que están en edad laboral posee una titulación universitaria, un nivel similar al de Finlandia y Noruega.

Además, casi la mitad de estos- algo inusual- estudiaron una carrera relacionada con ciencia, matemáticas o ingeniería.

Como consecuencia, el porcentaje de la población dedicado a la investigación y al desarrollo es tan alto como el de Finlandia y Dinamarca.

Por ello, el perfil educativo del País Vasco parece más el de un territorio de Escandinavia que el de una región del sur de Europa.

Comunidad Autónoma del País Vasco

Hasta expertos suecos, un país que ha visto perder puestos en las listas de los mejores sistemas educativos del mundo, han empezado a visitar escuelas vascas para aprender de sus lecciones.

¿Y cuáles son éstas?

Identidad nacional

Cristina Uriarte, la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco -ministra del gobierno autónomo-, dice que el compromiso con la educación está fuertemente vinculado a la identidad nacional.

«La educación es la clave para preservar nuestra cultura», dice, refiriéndose a la cultura vasca.

La represión del gobierno de facto de Francisco Franco, un régimen que duró casi 40 años- desde la guerra civil española (1936-1939) hasta su muerte y sucesión en 1975-, no fue sólo política sino también lingüística y cultural.

El euskera o lengua vasca fue prohibida en el ámbito público, y se refugió en el ámbito familiar, fundamentalmente en zonas rurales, algo que se prolongó durante la posguerra.

Lauaxeta Ikastola

Ese es el principal motivo, según los expertos, por el que de los poco más de dos millones de habitantes de la actual Comunidad Autónoma del País Vasco o Euskadi sólo el 37,6% hablan euskara, un idioma no indoeuropeo que no tiene relación conocida con ninguna otra lengua actual.

Y el porcentaje es aún menor en Navarra, una comunidad autónoma adyacente, y en los tres territorios de Francia, un conjunto al que se denomina comúnmente País Vasco-Francés.

Los consecutivos gobiernos vascos, tratando de escapar de esa larga sombra, se han servido de las transferencias de poder garantizadas por el estatuto de autonomía de 1979 para construir un sistema educativo que proteja el euskera, así como para desarrollar una autosuficiencia económica.

Así, el País Vasco supera a la mayoría de los países europeos en lo referente al presupuesto destinado a las escuelas y en cuanto al dinero que dirige a la investigación y al desarrollo de industrias de alta tecnología.

Menos desempleo

Con este enfoque la comunidad autónoma ha logrado desmarcarse del alto nivel de desempleo juvenil que sufre España.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del 2016, el 46,5% de los españoles menores de 25 años está en paro, así como el 19,7% de los ciudadanos entre 25 y 54 años.

Deusto

Mientras, en la Comunidad Autónoma del País Vasco es el 31% de los jóvenes menores de 25 años el que no tiene empleo, y el 12,7% de los que tienen entre 25 y 54 años.

La consejera Uriarte, doctora en ciencias químicas, explica que lo que han hecho es tratar de descubrir aquello que ha funcionado en otros sistemas educativos de alto rendimiento, y ponerse para ello en contacto con Finlandia, Corea del Sur y Estonia.

También han experimentado con diferentes tipos de escuelas.

Pago compartido

La mitad de las escuelas vascas son una mezcla entre públicas y privadas.

Se llaman centros educativos concertados y son financiadas en parte por el estado, pero los padres de los alumnos también contribuyen.

Maritere Ojanguren es la directora de uno de estos centros, Lauaxeta Ikastola, situado en Amorebieta-Etxano, a unos 35 kilómetros de Bilbao.

Maritere Ojanguren, directora de Lauxeta Ikastola, junto al árbol de Gernika.

La ikastola es gestionada por una cooperativa, constituida por 971 familias, y recibe el 60% de su presupuesto desde gobierno.

El resto proviene de la matrícula y las cuotas que pagan los padres de los alumnos, de entre 2 y 18 años.

En total estos pagan hasta US$1.300 y los que no pueden permitírselo pueden acceder a ayudas.

Ojanguren asegura que este sistema de pago compartido hace que los padres se involucren más en la gestión de la escuela.

Aunque este esquema tiene sus detractores, quienes denuncian que lo que hace es potenciar la brecha social.

Hace apenas cuatro meses que un centenar de personas en representación de las familias de todos los colegios públicos de Vitoria y todos los sindicatos, entre otros agentes sociales, leyeron un manifiesto contra la «guetización» de una veintena de centros públicos de la capital vasca.

«Se está produciendo un profundo desequilibrio entre las redes pública y concertada en Vitoria. Mientras la red pública está recibiendo de manera mayoritaria a la población más desfavorecida de la ciudad y particularmente a la población de origen extranjero, la red concertada se está convirtiendo en un refugio para muchas familias autóctonas de clase media y media-alta», dijeron el 15 de febrero los firmantes del manifiesto.

Según un informe enviado por la consejera Uriarte al Parlamento vasco en enero, 60 centros en Euskadi tienen aulas con más de un 50% de extranjeros y en Vitoria hay casos de colegios con más del 80%.

Lauaxeta Ikastola es un centro concertado.

Entretanto, la red concertada mantiene porcentajes de foráneos muy bajos, especialmente en el caso de las ikastolas.

«Todas las escuelas y ambas redes, la pública y la concertada, deben responder al reto que les corresponde de cara a la cohesión social» porque todas ellas se financian con impuestos públicos, añadieron los manifestantes.

Sin embargo, los defensores del modelo concertado insisten en que éste refleja el espíritu empresarial de la cultura vasca.

Región próspera

Durante años el espacio que la prensa internacional le ha dedicado al País Vasco ha sido para hablar de las actividades de Euskadi Ta Askatasuna (ETA, País Vasco y Libertad), un grupo de ideología nacionalista vasca e independentista, designada como organización terrorista tanto por España como por Francia y responsable de la muerte de cientos de personas.

Desde que el 20 de octubre de 2011 ETA anunciara el cese definitivo de su actividad armada, se encuentra inactiva.

Pero tantas noticias de esta naturaleza opacaron otra realidad: la de que el País Vasco es uno de los territorios más prósperos de Europa.

Sólo Luxemburgo y Austria tienen una renta per cápita superior a esta comunidad autónoma.

Guillermo Dorronsoro, el decano de la escuela de negocios y economía de la Universidad de Deusto, de Bilbao, explica que el País Vasco tiene algunos de los factores clave para desarrollar un sistema educativo exitoso.

Guillermo Dorronsoro insiste en que la identidad y el propósito común han sido claves en el desarrollo del modelo educativo vasco.

«Hay un fuerte sentido de identidad», lo que ayuda a crear un propósito común y un compromiso colectivo desde las escuelas, las familias y los políticos, dice.

El también vicepresidente ejecutivo del IK4, una alianza de centros tecnológicos del País Vasco, subraya que por su «historia» -en referencia al franquismo- los vascos tienen la capacidad de movilizarse y generar apoyo público.

«Cuando llegó la democracia todos estos sentimientos -de defensa de la cultura y la lengua vasca- se canalizaron en estas ideas e inversiones», asegura.

Y remarca que, si no hubiera adoptado esta estrategia educativa, el País Vasco estaría en una situación mucho más difícil.

«Propósito compartido»

Bilbao, la mayor ciudad del territorio, es ahora un importante imán turístico, gracias en parte por la espectacular arquitectura del museo Guggenheim.

Pero en su momento fue una ciudad en decadencia, caracterizada por el declive industrial.

El enfoque para regenerar la economía combinó la inversión en proyectos culturales con el apoyo a nuevas industrias relacionadas con la investigación científica.

El museo Guggenheim de Bilbao fue parte de la estrategia para regenerar una ciudad en decadencia tras el declive industrial.

Andreas Schleicher, el director de educación de la OCDE, reconoce que el País Vasco ha apoyado con fuerza en educación.

Pero también hace hincapié que esto ha tenido que ver en parte con la «enorme inversión en el proyecto político para promover la lengua vasca».

De acuerdo a Schleicher, las políticas educativas vascas han tenido como objetivo «diferenciar el País Vasco de otras regiones de España», midiéndose con estándares tanto internacionales como regionales.

Ante esto, Dorronsoro dice que la educación debe vincularse al sentido colectivo de un propósito compartido.

«La educación es una inversión a largo plazo y necesita una identidad», opina.

«Si no sientes que tienes una identidad, no haces el esfuerzo».

Fuente de la Información: https://www.bbc.com/mundo/noticias-36550903

Comparte este contenido:

ONU:Los Estados destinan más dinero a la educación de los niños ricos que a la de los pobres

Noticia/23 Enero 2020/news.un.org

La gran disparidad de la inversión pública en educación entre clases sociales implica aulas más pobladas, maestros poco formados y falta de materiales educativos. Las diez naciones con mayores desigualdades son africanas. Más de la mitad de los niños que viven en países de ingresos bajos y medios no pueden leer o comprender una historia sencilla al final de la escuela primaria.

El 44% de las niñas y el 34% de los niños y adolescentes entre 10 y 19 años de las familias más pobres nunca han asistido a la escuela o la han abandonado antes de completar la educación primaria, indica un informe publicado este lunes por UNICEF.

El estudio se publicó el lunes coincidiendo con una reunión de ministros de educación que asisten al encuentro anual del Foro Económico Mundial que se celebra en la ciudad suiza de Davos.

El documento destaca las grandes desigualdades en la distribución del dinero público en educación y concluye que “una financiación limitada y desigualmente distribuida” comporta “aulas con numerosos alumnos, maestros poco formados, falta de materiales de educación y deficiencias en las infraestructuras escolares”.

Este conjunto de contrariedades provoca además consecuencias negativas en la asistencia a clase, la matrícula y el aprendizaje.

Según el informe, los obstáculos que encuentran los menores más pobres para acceder a una educación de calidad son la propia pobreza, la discriminación por razones de género, la discapacidad, el origen étnico o el idioma de instrucción, la distancia física de las escuelas y la infraestructura deficiente.

Los países africanos, los grandes perdedores

El estudio de 42 países destacó las grandes disparidades de la inversión pública en educación destinado a los menores de las familias más ricas en relación con el de las más pobres.

“En promedio, la cantidad de recursos de educación pública destinados a los niños más pobres se acerca al 16%, mientras que la media que se asigna a los niños más ricos es del 26%. En los países de bajos ingresos, la diferencia es muy marcada: el 10% se destina a los más pobres, mientras que el 38% se destina a los más ricos”, concluye UNICEF.

Los diez países que presentan las mayores desigualdades de la inversión pública en educación son africanos, seguidos por Costa Rica, Filipinas y El Salvador. El mayor contraste se produce en Guinea y la República Centroafricana donde los fondos destinados a los niños más ricos son nueve y seis veces superiores a sus contrapartes pobres.

Por el contrario, los únicos países que distribuyen sus fondos públicos de educación de manera equitativa entre los menores ricos y pobres son Barbados, Dinamarca, Irlanda, Noruega, Suecia y Chile.

“La exclusión en cada paso de la educación perpetúa la pobreza”, destaca el informe que muestra cómo la falta de recursos para los niños más pobres agrava la crisis de aprendizaje, ya que las escuelas no consiguen ofrecer una educación de calidad a sus alumnos.

Según el Banco Mundial, más de la mitad de los niños que viven en países de ingresos bajos y medios no pueden leer o comprender una historia sencilla al final de la escuela primaria.

“Un enfoque equitativo debe tener como objetivo llegar a todos los niños y niñas para que nadie se quede atrás, y reducir la brecha existente en la distribución de los recursos. Llegar a los niños más pobres implicará necesariamente costos más elevados porque sus necesidades de aprendizaje son mayores que las de los niños más ricos y requieren un apoyo sustancial de los sistemas de educación… por consiguiente, desde una perspectiva de equidad, es preciso dedicar por lo menos un 20% de la inversión pública en educación a la prestación de servicios a los niños más pobres y vulnerables”.

Henrietta Fore destacó que estas grandes diferencias no solo perjudican la educación de los adolescentes con menores recursos de todos los países sino también a ellos mismos.

«Mientras el gasto público en educación esté desproporcionadamente orientado hacia los niños y niñas de los hogares más ricos, los más pobres tendrán pocas esperanzas de escapar de la pobreza, de aprender las aptitudes necesarias para competir y tener éxito en el mundo de hoy, y de contribuir a las economías de sus países».

Recomendaciones para Gobiernos y otras partes interesadas para lograr una educación más equitativa:

-Los Gobiernos nacionales deben tomar la iniciativa. La promoción de políticas pro-equidad puede resultar difícil, especialmente ante la limitación de los recursos, pero la apropiación nacional es fundamental para el proceso.

-Centrar la financiación pública en los niveles inferiores de educación, donde hay una mayor representación de niños de las familias más pobres. A continuación, aumentar paulatinamente las asignaciones a los niveles superiores cuando la cobertura se aproxime a la universalidad en los niveles inferiores, centrándose siempre en los niños más pobres y vulnerables.

-Los Gobiernos deben asignar por lo menos el 10% de su presupuesto total de educación a la enseñanza preescolar.

-Prestar atención a la igualdad en el sector de la educación a nivel mundial. Si no se atienden las necesidades de aprendizaje de los niños más pobres, será imposible hacer realidad la promesa del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 4 relacionado con una educación de calidad inclusiva y equitativa universal.)

Fuente: https://news.un.org/es/story/2020/01/1468211

Comparte este contenido:

Déficit educativo

Por: El País. 

Bruselas alerta sobre el impacto del bloqueo político en la enseñanza

España retrasa inaplazables reformas, también en el ámbito educativo, lastrado desde el inicio de la crisis económica por una insuficiente inversión pública. Este déficit presupuestario se traduce inmediatamente en un déficit académico, dominado por el sempiterno abandono escolar y un anquilosamiento de los sistemas de primaria y secundaria. El deterioro de algunos de los principales indicadores educativos ha alcanzado tal punto que la Comisión Europea ha dado un serio toque de atención a España. Y lo hace precisamente en un momento en el que el Gobierno está en funciones y a las puertas de unas nuevas elecciones generales, factores que en nada ayudan a enderezar el rumbo. Solo si tras los comicios de noviembre se configura un Ejecutivo fuerte y con una mayoría parlamentaria sólida se podrán revertir las deficiencias señaladas por Bruselas.

Entre los importantes proyectos varados, la Comisión Europea destaca de manera muy señalada las elevadas tasas de fracaso escolar. Los jóvenes de entre 18 y 24 años que han dejado los estudios una vez obtenido el título de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) —que determina la enseñanza obligatoria— representan el 17,9%, mientras que la media de la UE se sitúa en el 10,6%. España ha mejorado en los últimos años si se tiene en cuenta que en 2009 el porcentaje rozaba el 31%, cuando el mercado laboral representaba un gran atractivo para los jóvenes, pero Bruselas pone de relieve la ralentización de esta progresión y el estancamiento de los avances durante la última década.

La incertidumbre política ha dejado también en dique seco la tramitación de una nueva ley educativa que aspiraba a dinamizar y modernizar los ciclos de primaria, secundaria y la Universidad. La ministra de Educación, Isabel Celaá, llevó in extremis al Consejo de Ministros el proyecto de ley orgánica el pasado febrero, el mismo día en el que Pedro Sánchez se disponía a anunciar la fecha de las elecciones legislativas del 28 de abril. La parálisis parlamentaria ha dejado congeladas igualmente las reformas previstas por Pedro Duque, titular de Ciencia, Innovación y Universidades, pese a los esfuerzos realizados durante las mesas de negociación con los rectores y los sindicatos.

Entre las reformas inconclusas, Bruselas se hace eco del modelo de becas, el acceso universal a la educación infantil o la regulación de las prácticas universitarias. Y es muy crítica respecto a la inestabilidad de las plantillas de profesores. El hecho de que el 25% de los docentes sean interinos complica seriamente la construcción de equipos estables y cohesionados en las escuelas. Es sintomático que el curso que acaba de empezar cuente con 1.780 funcionarios docentes menos de los previstos por la Administración debido a los abultados suspensos registrados en la reciente convocatoria de oposiciones.

Para superar este rosario de asignaturas pendientes, gestionar las transformaciones tecnológicas y adaptarse a las necesidades del mercado laboral, España debería, en primer lugar, alcanzar acuerdos parlamentarios en materia educativa y, en segundo, incrementar la inversión pública, que sigue estando muy por debajo de la media comunitaria.

Fuente del artículo: https://elpais.com/elpais/2019/09/30/opinion/1569866337_012854.html

Comparte este contenido:

Hacía dónde va el mundo en educación inclusiva: 8 ideas del Foro de la Unesco

Por: Lucas Correa.

Entre el 11 y el 13 de septiembre la UNESCO se reunió en Colombia para hablar de educación inclusiva, DescLAB participó de ese evento. En esta nota les contamos las 8 principales ideas y conclusiones, para saber hacia dónde va el mundo y para saber si avanzamos en la dirección adecuada.

Idea 1. Todo empezó con la discapacidad, pero ahora vamos más allá, por todos los estudiantes excluidos o en riesgo. Las discusiones sobre educación inclusiva comenzaron con la discapacidad (o lo que en su momento se llamaba, estudiantes con necesidades educativas especiales), eran ellos quienes retaban al sistema educativo, quienes demandaban no ser segregados en instituciones especiales, quienes exigían que fuera la escuela regular quien les brindara apoyos y ajustes razonables. Este proceso llegó a su cima con la Declaración de Salamanca, que este año cumplió 25 años (Sí, llevamos en esto más de 25 años y aún queda un largo camino que recorrer).

Obviamente aún no hemos resuelto la pregunta por la educación de las personas con discapacidad, pero ahora el mundo piensa en ello y en paralelo en otros grupos que enfrentan riesgos parecidos.

Idea 2. Debemos hacernos una pregunta por los estudiantes, quiénes son, qué necesitan, qué pueden lograr; en lugar de preguntarnos qué tienen qué les falta, qué tienen o por qué no están en otro lugar. La discusión y los pasos hacia el futuro incluyen a los estudiantes con discapacidad pero van más allá. No se trata de atender a una sola población, se trata de que la escuela los incluya a todos, que sea un lugar que acoja, enseñe, proteja y transforme. No hay una lista de mercado y cada escuela tendrá retos distintos, pero hoy se llama la atención de otros grupos:

  • Población rural.

  • Población pobre.

  • Mujeres, y las mujeres que son madres.

  • Los indígenas, los afro y otras minorías étnicas.

  • La población LGBTI+.

  • Los migrantes.

  • Las víctimas del conflicto armado.

  • Los estudiantes que viven con VIH/SIDA.

  • Los estudiantes afectados por conflictos sociales que afectan a la escuela (consumo de drogas, pandillas, prostitución, etc.)

Siempre que se presenta una lista alguien reacciona: más gente; ahora estos; pero si no le damos respuesta a unos, cómo vamos a hacer con aquellos; a la escuela no le corresponde solucionar lo problemas sociales, entre muchos otras excusas. Sí, excusas.

Enfocarse en todas las poblaciones no significa cumplir con la lista de mercado, significa que la escuela tiene el reto de conocer a sus estudiantes, saber quienes son, qué los afecta, qué necesitan de la escuela (no solo en conocimientos) y qué puede hacer la escuela por ellos. Tan sencillo como: poner a los estudiantes en el centro y actuar. Siempre es más fácil seguir haciendo lo mismo y no mirar más allá del libro de texto, por eso algunos se resisten.

Idea 3. Los apoyos y ajustes razonables son el detonante, pero lo que está detrás de la educación inclusiva es un cambio estructural en donde se diseñe un servivio en el que todos los estudiantes accedan + participen + pertenezcan. La presión que los estudiantes con discapacidad generaron en el sistema educativo, demandando apoyos, ajustes razonables y modificaciones, llevó a una pregunta por el cambio estructural.

No se trata solamente de brindar apoyos puntales, de hacer ajustes razonables personalizados, se trata de revisar críticamente cómo hacemos las cosas en la escuela, cómo eso que hacemos no le sirve a todos los estudiantes, cómo eso que hacemos excluye a algunos, repite estereotipos y estigmas sociales y, con esa información decidir qué debemos cambiar, qué debemos hacer de forma distinta, con un objetivo: que todos los estudiantes accedan, participen y pertenezcan.

La escuela debe dejar de ser lo que es para transformarse en:

  1. Un lugar seguro, en donde se combaten estereotipos y estigmas sociales. En donde no hay lugar para la violencia escolar.

  2. Un lugar en donde no se discrimina, en donde todos son valorados y pueden aportar.

  3. En donde las metodologías, el currículo, las evaluaciones, las metas, la jornada permitan que todos los estudiantes participen, son flexibles a lo que cada uno de ellos necesita.

  4. En donde se evalúan los logros de cada uno, en lugar de premiar la excelencia.

  5. Un lugar en donde se aprende con la motivación y con el potencial de cada uno, en donde se aprenden habilidades, competencias y conocimientos útiles para la vida, para ser un ciudadano, no para tener un buen desempeño en pruebas estandarizadas.

Idea 4. La educación inclusiva no es un resultado ni un punto de llegada. Es un proceso, un camino que nunca llega a su fin, así que prepárese para transformarse cada día. A veces hay desesperanza, algunos dicen: ese día en que la escuela sea plenamente inclusiva no va a llegar. Otros dicen: hay que cambiar el «chip» para ser inclusivo, como si se tratara de desenchufar lo viejo y enchufar lo nuevo, como quien cambia de TV. Otros quieren volver siempre al origen: es que primero hay que capacitar a los maestros, luego todo cambiará para bien; primero hay que cambiar las lógicas opresivas del capitalismo para que la educación sea inclusiva; y así, eternos retornos que no conducen a ninguna parte.

La educación inclusiva es un proceso en donde se hacen muchas cosas, se hacen al tiempo, las hacen varios actores, en donde se cometen errores pero se aprende de ello, en donde se revisa aquello que no funciona, se innova y se transforma cada día.

Es un proceso que requiere tener un norte claro: que todos los niños y niñas puedan acceder a la escuela regular, sin barreras ni obstáculos; que una vez estén allí esa escuela les permita participar en condiciones de igualdad, que sea receptiva a lo que necesitan para lograr su máximo potencial y; que al tiempo pertenezcan, es decir, que puedan aportar, que sus voces sean escuchadas y tenidas en cuenta. Mientras eso sucede deben aprender cosas nuevas y útiles para su vida, ser evaluados en su desempeño y, eventualmente, salir de la escuela para vivir una vida adulta incluida en la comunidad.

Como un proceso, la educación inclusiva es siempre inacabada. No se llega a la meta, no se cumple con todos los requisitos, no se alcanza la perfección para luego sentarse a contemplar el éxito. En ese proceso se ensayan cosas nuevas, se cometen errores, se aprenden lecciones, se da respuesta a unos para luego descubrir que había otros que también nos necesitaban. Al final la educación inclusiva transforma la escuela en una institución social menos rígida, menos estandarizada, menos obsesionada con los contenidos, con los logros, con el desempeño; en una institución más cercana a los estudiantes, a las personas, a los seres humanos. (La pregunta es: cómo y por qué la escuela dejó de ser así).

Idea 5. Hay que eliminar las lógicas fanáticas de la competencia y el desempeño y transformarlas en lógicas de la cooperación, de alcanzar distintos potenciales; pero esto hay que hacerlo día a día. Un sistema educativo en donde se privilegia la competencia entre estudiantes, en donde unos pierden y otros ganan, en donde se estandariza el conocimiento para medir el desempeño, para comparar, para premiar con dinero no tiene escuelas y no fomenta la educación. Hay paredes y personas que trabajan allí, que se enfocan en niños y niñas privilegiados que repiten contenidos y que toman exámenes, que hablan varios idiomas y, que interactúan con otros niños y niñas de su clase social, de su color de piel, de su misma religión. Un lugar que deja atrás a quienes no encajan, a quienes requieren más tiempo, más esfuerzo: no es educación.

Idea 6. Hay que repensar el currículo. Pero repensarlo por completo, día a día. El currículo no es la lista de contenidos que los maestros deben enseñar, ni los temas que los estudiantes deben responder en la evaluación. No es lo que el Estado considera que deben saber los estudiantes para poder certificar con un título la educación. El currículo es el tiempo que los maestros pasan con los estudiantes, las intenciones que tienen con las actividades, las habilidades y competencias que se busca desarrollar y, junto con todo eso, los contenidos que se abordan que son una excusa para cumplir los fines de la educación.

La educación inclusiva busca que el maestro tenga un amplio margen de maniobra sobre ese currículo, que tenga tiempo libre, que pueda tener lugar en muchos otros lugares distintos al salón de clase, que pueda incluir cosas nuevas, que pueda dejar otras de lado.

Idea 7. La educación inclusiva requiere de inversión pública, pero no es solo un asunto de dinero. Es un asunto de dinero bien invertido, que transforme la escuela. Escuchamos que se requiere dinero para la inclusión, que se requieren profesionales expertos, materiales, formación. Eso es cierto. La educación inclusiva requiere de inversión pública, pero el reclamo por dinero muchas veces encubre la falta de voluntad para hacer las cosas, como si comprando elegantes materiales, la última tecnología, pagando cursos de expertos en diagnósticos los maestros fueran a transformar sus prácticas.

Otras veces los recursos se invierten en cosas que no transforman la escuela, sino que están ahí para la comodidad de los padres, maestros y rectores. Se contratan ejércitos de profesionales de apoyo que lo que hacen es relevar a los maestros de sus tareas, que medicalizan la escuela. Crean una sensación errada: los maestros sienten que no es su responsabilidad y que sin esos profesionales «supuestamente» expertos no están, ellos no pueden hacer nada. La inversión de recursos debe fortalecer las capacidades de la escuela, para transformarla a ella y a las personas que la integran.

Idea 8. Información para la acción. Saber más sobre los estudiantes para tomar mejores decisiones. Se habla mucho de educación inclusiva pero se sabe poco de cómo son los estudiantes, dónde están, qué necesitan y por qué lo necesitan. Otras veces se reporta mucha información pero, estratégicamente quienes más la necesitan no la usan. La información debe estar disponible y debe ser usada para tomar decisiones, decisiones sobre cómo y en qué invertir, sobre qué colegios son inclusivos, cuáles excluyen, cuáles tienen mayores tasas de deserción, etc.

El Foro Internacional sobre Inclusión y Equidad en la Educación terminó con el «Compromiso de Cali» un documento que fija las prioridades y los asuntos en los que debemos enfocarnos para cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 en el 2030.

Fuente de la reseña: https://www.desclab.com/post/forounesco

Comparte este contenido:

Con participación de varios sectores iniciaron audiencias sobre transformación educativa

América del Sur/ Paraguay/ 07.05.2019/ Fuente: www.ip.gov.py

En la mañana de este lunes tuvo lugar, en la sala bicameral del Congreso, la primera audiencia pública del Proyecto de Transformación Educativa que diseñará, en consenso con la sociedad, las políticas públicas educativas para los próximos 10 años.

El proyecto propone acciones profundas y sostenibles en el tiempo para la educación en Paraguay, teniendo en cuenta falencias en estos aspectos de los proyectos realizados través de los últimos gobiernos.

La presentación estuvo encabezada por los ministros de Educación, Hacienda y de la Secretaría Tecnica de Planificación, y participaron representantes de los sectores público y civil, como representantes de gremios y asociaciones vinculados a la educación, estudiantes, universidades públicas y privadas, entre otros.

El ministro de Educación, Eduardo Petta, señaló que el debate deberá estar centrado en el presupuesto que debe destinarse a la educación, la calidad de las mallas curriculares y de la enseñanza.

«Partiendo de la base que la educación está en crisis, con una diversidad de problemas en el día a día, es trascendental este tipo de debate, para saber qué educación queremos, para hacer una política de Estado, como lo dice el presidente de la República, queremos que esto trascienda los gobiernos», dijo.

Agregó que uno de los objetivos primordiales del proyecto será duplicar la inversion pública en la educación para igualar a la media regional.

«Tenemos que preguntarnos cómo alcanzar la inversión del 7,6% del PIB, cuando hoy estamos en 3,6% y la región está muy por encima, debatir qué tipo de impuestos vamos a destinar a la educación para doblar la inversión, pasar de los 1.000 dólares por niño por año, a la media de 2.000 dolares de inversión por niño que se invierte en la región», señaló.

El proyecto llevará adelante un proceso de diálogo y debate con todos los sectores de la sociedad para plantear las propuestas y posibilidades reales de cambio.

El integrante del comité estratégico del proyecto, Rodolfo Elías, señaló que la etapa preparatoria incluirá distintos espacios y niveles de participación con los padres, con expertos, docentes o grupos organizados en comisiones vecinales en todos los departamentos del país, para el diseño de la hoja de ruta de los trabajos a encarar en los próximos años.

«Este comité no va redactar sino conducir y guiar el diálogo para lograr la consertación nacional sobre el tema educativo, un diálogo que debe ser sectorial y territorial, de participación amplia y pluralista, para llegar a un primer acuerdo para el diseño de la estrategia de transformación educativa», indicó el investigador en educación.

El Comité Estratégico está compuesto también por ocho representantes de la sociedad civil, en carácter ad honorem, vinculados al área de la educación, la investigación social y la comunicación social.

Luego de las audiencias públicas se realizarán reuniones, foros, congresos, para la discusión con los diferentes sectores, además de paneles y conversatorios sobre la problemática de la educación y conferencia sobre las tendencias mundiales relacionados al tema.

Todas las sesiones serán grabadas y retransmitidas para que estén a disposición del público en la página de Facebook del proyecto.

Fuente de la noticia: https://www.ip.gov.py/ip/con-participacion-de-varios-sectores-iniciaron-audiencias-publicas-para-la-transformacion-educativa/
Comparte este contenido:

Venezuela inaugura universidad de telecomunicaciones e informática

América del sur/Venezuela/11 Octubre 2018/Fuente: Prensa Latina

El Gobierno de Venezuela inauguró hoy la Universidad Nacional Experimental de Telecomunicaciones e Informática, para sumar 45 centros de altos estudios fundados en las últimas dos décadas por la Revolución bolivariana.
La nueva institución docente contará con una matrícula de mil 200 alumnos en régimen presencial y más de 20 mil en la educación a distancia, informó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en reunión de trabajo desde el Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo).

A propósito del comienzo este martes del período lectivo 2018-2019 en el nivel universitario, el jefe de Estado destacó la apertura del enclave docente, de carácter público y gratuito, para formar profesionales con vocación de servicio.

Indicó el mandatario que la referida universidad experimental incluye las carreras de gestión de operaciones satelitales, especialización en automatización, gestión y robótica, interoperabilidad y diseño de datos.

Maduro subrayó la importancia de potenciar instituciones de este tipo para colocar al país a la cabeza de la innovación y alcanzar la independencia tecnológica.

El presidente de Venezuela anunció que este martes comenzó el curso escolar en las universidades del país, con una matrícula total de dos millones 853 mil 520 estudiantes, saldo superior en cinco puntos porcentuales respecto al período lectivo anterior.

Recordó el mandatario que el 78 por ciento del estudiantado cursa sus carreras en las 69 universidades públicas existentes en la nación sudamericana, 45 de ellas fundadas en las últimas dos décadas por el Gobierno revolucionario.

Precisó además que Venezuela invierte en el sector educacional el 7,5 por ciento del Producto Interno Bruto y el 10 por ciento del presupuesto global.

Maduro abogó por mantener la inversión pública en todos los niveles de enseñanza, así como alinear la formación de profesionales con las necesidades del desarrollo económico de la nación sudamericana.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=217997&SEO=venezuela-inaugura-universidad-de-telecomunicaciones-e-informatica
Comparte este contenido:

Faltan maestros en las escuelas alemanas

Europa/Alemania/30 Agosto 2018/Fuente: Dw

Varios factores han propiciado una escasez de personal docente en Alemania. Expertos señalan que no se había registrado una carencia tan dramática desde hacía tres décadas. En total faltan aproximadamente 40.000 maestros

Durante meses, alentados por políticos cuyos discursos imitan el estilo provocador de los populistas de derecha, los medios de Alemania abordaron la concesión de asilo a refugiados y la integración cultural de los extranjeros y sus descendientes en su territorio como si esas fueran las principales fuentes de preocupación de la sociedad germana. Hace algunas semanas, sondeos de opinión revelaron que las inquietudes de la población giraban preponderantemente en torno a otros temas: la pobreza y la desigualdad socioeconómica, el desempleo, la seguridad social, la violencia criminal y la corrupción administrativa. También causa alarma el estado de la educación en la primera potencia financiera de la Unión Europea. Y no es para menos.

La prensa reporta que –aún sin considerar los flujos migratorios más recientes– el aumento de la tasa de natalidad entre los habitantes de Alemania, la jubilación de una generación numerosa de maestros y profesores, la falta de inversión pública y privada en el sistema educativo, y los requisitos para acceder a los programas de formación pedagógica en las universidades han propiciado una escasez de personal docente. «No habíamos registrado una carencia tan dramática desde hacía tres décadas. En total nos faltan 40.000 docentes”, comentó Heinz-Peter Meidinger, presidente de la Federación Alemana de Maestros (DL), tras el reinicio de las clases. Desde luego, las escuelas con más vacantes son aquellas donde los sueldos son más bajos.

Neófitos al rescate

Las escuelas primarias, las de formación profesional y aquellas que enseñan a los niños y jóvenes con discapacidades cognitivas tienen problemas para contratar personal nuevo. Lo mismo vale para los centros educativos de las zonas rurales de Alemania y de los distritos más pobres de grandes urbes como Berlín. «Nuestro país se encamina gradualmente hacia una emergencia educativa”, señaló este lunes (27.8.2018) el político democristiano Volker Kauder al ser consultado por la agencia de noticias alemana, dpa. En algunos casos, el vacío está siendo llenado temporalmente por docentes novatos y jubilados; en otros, se ha recurrido a personas con títulos universitarios, pero sin formación previa para educar a otros.

En Renania del Norte-Westfalia se apuesta a que, tras dos años de teoría y práctica, esos Quereinsteiger (neófitos provenientes de otros campos) puedan convertirse en maestros cualificados. Esa es una noción controversial en Alemania, donde se exigen diplomas y títulos de maestría para el ejercicio de oficios que en otros países pueden ser practicados sin credencial alguna. En 2013, los ministros de Educación de los dieciséis Estados alemanes acordaron permitir que personas sin experiencia en la enseñanza fueran empleadas como docentes, pero sólo en última instancia y de manera provisional. Hoy, un lustro más tarde, esa respuesta al problema se ha transformado en una solución a largo plazo, advirtió Udo Beckmann en entrevista con la estación de TV ZDF.

Tiempo y calidad de formación

El sindicato Federación Educación y Crianza (VBE), dirigido por Beckmann, ha exigido que se estandarice la formación de quienes se unen de golpe a las filas de los maestros y profesores. Bajo las apremiantes circunstancias descritas, unas 4.400 personas fueron entrenadas en 2017 para cubrir puestos desocupados; la mayoría de ellas se concentran en Renania del Norte-Westfalia (800), Sajonia (1.100) y Berlín (1.270). Los últimos dos Estados alemanes son los más desesperados por la falta de docentes en las escuelas, pero son también los que menos seguridad laboral ofrecen. En la mayoría de los otros Estados federados, los maestros son funcionarios públicos con contratos permanentes y beneficios atractivos.

En Alemania abundan los críticos de estas medidas. Uno de ellos, Jörg Ramseger, profesor emérito de Pedagogía Primaria, arguye que quienes llegan a la enseñanza sin transitar la ruta tradicional no tienen tiempo para confirmar si tienen la vocación para el trabajo. «En la universidad, los estudiantes tienen cinco años para entender cómo piensan los niños, cómo aprenden y cómo se influye sobre los entornos de aprendizaje moderno”, esgrimió el experto en conversación con el diario berlinés Der Tagesspiegel. Por su parte, Peter Struck, exmaestro y profesor de Educación en la Universidad de Hamburgo, refutó el planteamiento de Ramseger, alegando que exigencias demasiado altas han derivado en la actual escasez de docentes.

Quienes aspiran a ser maestros y profesores deben tener un cuadro de calificaciones casi perfecto en numerosas cátedras para poder ser aceptados en programas de formación pedagógica que duran entre siete y ocho años, reprochó Struck al ser entrevistado por el semanario Die Zeit. Un estudio reciente de la Fundación Bertelsmann, estima en 105.000 la cifra de docentes que deberían ser contratados de aquí a 2025 para poder satisfacer las necesidades de las escuelas primarias alemanas y que, en ese lapso, un máximo de 70.000 personas con título universitario podría empezar a llenar los vacíos. Si esas cifras se convierten en realidad, los neófitos dejarán de ser una rareza en las escuelas germanas.

Fuente: https://www.dw.com/es/faltan-maestros-en-las-escuelas-alemanas/a-45258741

Comparte este contenido:
Page 1 of 3
1 2 3