Saltar al contenido principal
Page 3 of 7
1 2 3 4 5 7

¿Hora de volver a clases presenciales? Gobierno recomendó hacerlo, pero esto dicen padres y maestros

El objetivo es reducir el impacto que la pandemia del coronavirus ha causado en los niños, niñas y jóvenes. Hay opiniones divididas.

El Gobierno nacional, por medio de los ministerios de Salud y Educación, recomendó, a los colegios y padres de familia el regreso de los niños, niñas y jóvenes a clases presenciales, con el fin de disminuir el impacto que en los menores ha causado la pandemia del coronavirus COVID-19 .

Así lo dio a conocer a través de la circular 26 en la que, además, hace recomendaciones para que puedan avanzar de manera segura en el proceso de apertura gradual de los centros educativos.

Sin embargo, para algunos padres de familia la decisión de enviar a sus hijos al colegio no es para nada fácil.

Siempre a uno le preocupa la salud que esté en la calle con todos los demás niños, pero también es complicado un poquito el estudio en casa, porque siento que no es lo mismo”, dijo Jonathan Trujillo, padre de familia.

“Me da un poco de temor, porque son niños y, digamos, en el aula de clases no creo que vaya a haber como el protocolo, como lo que es el distanciamiento, como que la profesora esté al pendiente”, señaló, por su parte, Andrea Gallego, madre de familia.

Por otro lado, rectores de instituciones educativas aseguran que también le apuestan a este retorno presencial, pero con algunas exigencias al Gobierno nacional.

Pensamos para que haya un retorno gradual progresivo y, seguro, requerimos imperiosamente que haya una inversión real en la infraestructura educativa”, sostuvo Óscar Aldana Martínez, rector de la institución educativa Julio Pérez Ferrero de Cúcuta.

Entretanto, César Augusto Ocoró Lucumí, rector de la institución educativa José María Cabal de Cali, agregó que algo también muy importante es “priorizar la vacunación (contra el COVID-19) de maestros y maestras”.

Fecode, la federación conformada por docentes de 33 sindicatos, se resiste a un regreso sin garantías.

Hoy realmente no existen ni están las condiciones ni se han implementado cada uno de los protocolos de bioseguridad”, anotó Wílliam Velandia, presidente de Fecode.

En la circular también se menciona que, si se presenta un brote de coronavirus en una alguna institución, serán las secretarías de Salud las encargadas de determinar las acciones a seguir.

Comparte este contenido:

Venezuela: Ejecutivo suspende plan de retorno a clases presenciales

Reseña: Hayah García

Este 25 de marzo se celebró en Venezuela el primer año de la puesta en marcha de los programas «Cada familia una Escuela» y «Universidad en Casa» que implementaron tanto el Ministerio de Educación como el Ministerio de Educación Universitaria luego que el gobierno nacional  mediante el Decreto N° 4.160 declarara el Estado de Alarma en todo el Territorio Nacional, dadas las circunstancias de orden social que ponen gravemente en riesgo la salud pública y la seguridad de los ciudadanos provocada por la pandemia del COVID-19 , decreto que además permitió al ejecutivo nacional suspender la presencialidad de estudiantes y trabajadores en las instalaciones educativas del país.

Ambos programas han buscado mantener los estudios y la formación de los niños y jóvenes venezolanos desde sus hogares implementando diversos medios donde prevalece la virtualidad del educador y el educando, los cuales han pasado por diversas modificaciones y se le han incorporado mejoras según las experiencias acumuladas a lo largo de un año, aunado a su inserción dentro del sistema denominado 7×7 que consiste en mantener 7 días continuos de cuarentena y 7 días de flexibilización donde la ciudadanía puede salir a realizar sus actividades de forma normal pero resguardando las medidas de Bioseguridad, lo que permitió que los estudiantes y sus representantes pudieran asistir a tener un momento de asesoría pedagógica en los centros educativos.

Luego de alcanzar cierto nivel de aplanamiento de las curvas de contagio en noviembre 2020 (reducción y estabilidad), el Ejecutivo empezó a proyectar la posibilidad de que en el primer trimestre del 2021 se podría regresar al aula de clases bajo estrictas normas de bioseguridad y enmarcados dentro del sistema 7×7, sin embargo, con la aparición y expansión de la llamada cepa brasilera en el país la cual es altamente contagiosa, el gobierno nacional decreto el pasado domingo 21 de marzo dos semanas de confinamiento y, este 25 marzo se anuncia la suspensión hasta nuevo aviso del proyecto de retorno al aula de forma presencial, con lo cual se estima que el proceso educativo seguirá llevándose a distancia para preservar la salud tanto de maestros, profesores, estudiantes y familiares hasta finales del año escolar.

Durante la alocución, el presidente Nicolás Maduro, anunció al país que entre abril y mayo de este año se vacunaría a todos los trabajadores de educación como parte del programa de vacunación contra el COVID-19. En el mismo acto de celebración, el ministro de educación Aristóbulo Istúriz acotó que, las asesorías pedagógicas se mantendrán en escuelas, liceos y universidades durante las semanas de flexibilización, así también el Ministro de Educación universitaria César Trómpiz informaba que, a mediados de abril se abrirá el proceso de registro para los jóvenes interesados en cursar estudios universitarios y donde el MPPEU estima participarán unos 400.000 aspirantes.

Redacción: Equipo OVE || Fuente: Acto celebración del primer aniversario del  Programa “Cada casa una escuela”. 25/03/2021

Comparte este contenido:

Expertos piden reevaluar la política de apertura de colegios en Francia

Hace un año, Francia tomó la medida extraordinaria de cerrar los colegios a nivel nacional. Algunos establecimientos permanecieron cerrados hasta finales de mayo, otros hasta junio. Pero a medida que la pandemia global fluctuaba, el país adoptó una posición distinta. Su Gobierno se enorgullecía de mantener los colegios abiertos, mientras las naciones vecinas cerraban los suyos. Sin embargo, los profesionales de la salud y la educación afirman que la actitud doctrinaria de Francia frente a los colegios debe ser reevaluada.

Con los contagios por Covid-19 en aumento, la variante más contagiosa del Reino Unido y las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) al borde de capacidad, aumenta la especulación en Francia sobre una inminente tercera cuarentena, al menos en la región que rodea la capital francesa. Pero hay un límite que el presidente Emmanuel Macron y su Gobierno se niegan a cruzar: el cierre de los colegios.

“Entre las comparaciones, no olvidemos lo que funciona y lo que nos enorgullece: ningún otro país de la Unión Europea ha mantenido abiertos sus colegios tanto tiempo como Francia”, afirmó en Twitter Clément Beaune, el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, en vísperas de una nueva cuarentena en la vecina Italia que incluye el cierre de los colegios.

En total, Francia ha cerrado sus colegios durante 9,7 semanas desde el comienzo de la pandemia, según cifras de la Unesco.

Una gráfica del periódico ‘Le Parisien’, que Beaune adjuntó a su tweet, sitúa a Francia detrás de Bielorrusia (0 semanas), Islandia (6,1) y Suiza (6,4) en la imposición parcial o total de los cierres de colegios. En Alemania, los colegios han estado cerrados durante 23,6 semanas, aún contando. Los del Reino Unido estuvieron cerrados durante 25,9 semanas, equivalente a medio año. Italia añadirá pronto tres semanas más a su total de casi 30 semanas, con la nueva cuarentena que inicia el lunes y estará vigente hasta las vacaciones de Pascua. Fuera de Europa, los cierres de colegios también han sido una realidad en Estados Unidos (43,1 semanas de cierre total o parcial) y en Canadá (36,7 semanas), según los datos de la Unesco.

“Una excepción francesa”

“Es verdad que se está convirtiendo en una excepción francesa, pero tenemos todas las razones para estar orgullosos de eso”, le dijo el ministro de Educación Jean-Michel Blanquer a la radio ‘France Inter’ a principios de este mes. “Esta crisis podría ser una catástrofe educativa; estoy tratando de evitárselo a Francia”, afirmó.

Mientras que durante el fin de semana se empezó a evacuar por helicóptero desde París a los pacientes de Covid-19 que requerían cuidado intensivo hacia hospitales en Nantes, Angers y Le Mans, Blanquer le reiteró su punto de vista al periódico francés ‘Le Parisien’. “El colegio es lo último en cerrar, porque es la institución más preciada en el corazón de la sociedad”, dijo. “Entonces solo podemos cerrar los colegios una vez hayamos intentado todo lo demás y hayamos visto que no ha sido suficiente”.

Pero a lo largo de la segunda y actual tercera olas de la pandemia de Covid-19 en Francia, los profesionales médicos y educativos han expresado su preocupación frente la falta de voluntad del Gobierno francés para tratar de mitigar la propagación del Covid-19 en los colegios. Oficialmente, Francia ha descartado las vacunaciones prioritarias contra el Covid-19 para sus 900.000 maestros, a diferencia de sus colegas en Italia, Alemania, Portugal, España y Estados Unidos, por nombrar tan sólo unos cuantos países.

Los llamados por reclutar a más personal para promover el distanciamiento social con grupos de clase reducidos, equipar los establecimientos con detectores de dióxido de carbono para monitorear los volúmenes de exhalación en los salones de clase, o instalar purificadores de aire para mitigar la transmisión aérea, no han tenido resultado.

En su discurso transmitido por televisión donde anunciaba el cierre de los colegios hace un año, Macron afirmó que los estudiantes de la nación, desde los que estaban en guarderías hasta los que asistían a la universidad, serían enviados a sus casas “por una simple razón”: “Nuestros niños y jóvenes, según los científicos, son quienes parecen propagar con mayor rapidez el virus, aunque a menudo los niños no presentan síntomas y, afortunadamente, no parecen padecer las formas graves de la enfermedad”.

Al cerrar los colegios, Macron dijo que le apuntaba tanto a “protegerlos como a reducir la propagación del virus”.

Pero a principios de mayo, mientras los colegios se preparaban para iniciar su reapertura gradual, el pensamiento oficial en Francia había tenido un cambio radical. El ministro de Educación Blanquer le dijo al periódico francés ‘Le Figaro’ que los últimos estudios médicos mostraban que los niños eran menos contagiosos.

En ese momento, los padres no parecían del todo convencidos. En junio, el 56% de los franceses encuestados por la empresa de sondeo Odoxa estaban en desacuerdo con la decisión de Macron de volver obligatoria la asistencia presencial para las últimas dos semanas del año escolar 2019-2020.

La segunda cuarentena en Francia, en noviembre, no incluyó los colegios, aunque el país nunca alcanzó el objetivo del presidente de reducir los nuevos contagios a menos de 5.000 al día. Los números se estancaron antes de volver a subir en 2021. Blanquer siguió insistiendo en que el “riesgo que tienen los niños de contagiarse del virus es mayor por fuera de los colegios”, le afirmó a la radio ‘Europe 1’, el 5 de enero. Ese mismo día, con la variante británica del Covid-19 causando estragos al otro lado del Canal, Inglaterra cerró sus colegios.

Ante la pregunta de qué podría explicar la excepción francesa para el cierre de los colegios, el historiador de educación Claude Lelièvre citó el rol del colegio en la historia francesa.

“Desde la Revolución Francesa, el colegio como institución está totalmente sobre-acentuado y se le concede un papel casi sobrenatural”, le dijo Leliève a Agence France Presse. “Cada vez que surge un problema importante, se cree que es el colegio el que lo debe resolver”.

Lelièvre observó que en Francia los colegios se han convertido en “un santuario que se debe proteger”, así que “tomar el riesgo de dejar los colegios abiertos no ofende nuestro inconsciente colectivo”.

“Idiotez”

Por otro lado, eminentes científicos franceses se han ofendido. La galardonada epidemióloga Dominique Costagliola del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm) criticó al ministro de Educación.

“Decir que no hay contagio en los colegios es una idiotez”, le dijo a ‘Le Parisien’ en diciembre, resaltando que un falso sentido de seguridad le ha dado una excusa a los funcionarios para no hacer nada.

“No estoy criticando la decisión de dejar los colegios abiertos, lo entiendo por completo”, le dijo Costagliola al periódico regional bretón ‘Le Télégramme’. “Lo que no es correcto es pretender que no está pasando nada en los colegios porque permite que no se haga nada, que no se gaste dinero. Por el contrario, creo que hay cosas que podemos hacer”, afirmó, mencionando los detectores de CO2 y los extractores de aire. “Se han hecho propuestas como esas, pero han sido rechazadas porque nos dicen que todo está bien”, agregó.

Guislaine David, vocera del sindicato SNUipp-FSU, que representa el personal de los jardines infantiles y las escuelas primarias, califica las afirmaciones de Blanquer como “absurdas”.

“En un salón de clase hay entre 25 y 30 niños. En una familia nunca hay entre 25 y 30”, le dijo David a France 24. “Es un hecho innegable. No es posible que el virus esté circulando más entre las familias que en los colegios”.

“Como el ministro cree que el virus no circula en los colegios, no estableció un protocolo para proteger a todo el mundo. Y ahora estamos viendo una explosión de casos en nuestros colegios”, dijo David.

Los últimos datos del SNUipp-FSU de Covid-19 muestran un aumento del 134% en los contagios durante la última semana entre los estudiantes, y un aumento del 125,3% entre el personal, con 833 clases cerradas (un aumento del 64%). El sindicato también señala una diferencia sistemática entre las cifras oficiales del Ministerio de Educación (3.941 casos), basadas en los reportes que realizan los padres del contagio de sus hijos, y los de la agencia pública de salud Santé Publique France, que de manera consistente reporta números mayores (27.839 casos, sumando a los niños entre 0 a 9 y 10 a 19 años).

David cree que subestimar la susceptibilidad que tienen los niños frente al contagio, y la demora en aprobar hasta febrero el uso de pruebas menos invasivas que utilizan la saliva, ha desanimado a los padres de hacerles pruebas de Covid-19 a sus hijos.

“Creo que el deseo de nuestro Gobierno siempre ha sido mantener los colegios abiertos sencillamente por razones económicas. Con los niños en el colegio, los padres pueden trabajar”, declaró David. Afirma que la tranquila actitud del ministerio tuvo como consecuencia una falta de prevención y de medidas de mitigación, como los detectores de CO2 y el reclutamiento adicional que su sindicato ha solicitado.

Trabajadores de la salud toman muestras de saliva de los estudiantes de la escuela Louise Bourgeois en París, el 11 de febrero de 2021.
Trabajadores de la salud toman muestras de saliva de los estudiantes de la escuela Louise Bourgeois en París, el 11 de febrero de 2021. © Stéphane de Sakutin, AFP

Algunos también cuestionan que las clases se mantengan abiertas ante la presencia de casos de contacto. “Cuando hay un niño positivo para Covid-19 en una clase, si se trata de la variante brasileña, el profesor es considerado un caso de contacto porque se trata de una variante problemática. En otros casos, el profesor nunca es considerado un caso de contacto, aunque haya estado siempre cerca de sus alumnos”, explicó David.

“Durante 10 días tuvimos un protocolo bajo el que un caso de Covid-19 significaba el cierre de la clase y el profesor era considerado un caso de contacto, pero 10 días después nos dijeron ‘no, esperen, necesitan tener tres casos de la variante británica, pero uno de la brasileña’”, describió. “Es complicado, porque mientras se realiza la prueba, mientras se sabe si se trata de una variante distinta, resulta abrumador. Pueden pasar 15 días entre el momento en que aparece un caso, y el momento en el que se sabe que hay varios y se cierra la clase”. La variante británica, que según los estudios es más contagiosa y más letal, ahora representa el 67% de los contagios en Francia entre los individuos de 19 años y menores.

“El principal objetivo (del Gobierno) es no cerrar los colegios, no cerrar las clases… pero sin tener en cuenta la salud del personal o de las familias”, argumentó David. El sindicato SNUipp-FSU no está de acuerdo con cerrar por completo el sistema educativo, pero exige establecer que un solo caso confirmado de contagio sea suficiente para cerrar una clase.

“Es mejor cerrar una clase durante 15 días que tener 70 niños contagiados que contagian a sus familias”, declaró David. “La salud es nuestra prioridad por encima de todo”.

“Una montaña rusa”

Durante el fin de semana, Blanquer declaró que podría ser momento de considerar el cierre de las cafeterías escolares, donde los alumnos se reúnen a diario, sin mascarilla y en masa. Las llamó “el eslabón débil en la jornada del alumno”.

El doctor Jérôme Marty, médico general en el sureste de Francia, presidente del sindicato de médicos UFML, reaccionó ante la declaración de Blanquer sobre el tema de las cafeterías. “Lo hemos estado diciendo durante un año, ¡un año!”, le dijo a France 24. Marty declaró que él junto un colectivo de compañeros médicos hicieron una serie de propuestas para brindarle apoyo al Gobierno en la protección de los colegios contra el Covid-19 durante el verano pasado, pero no dio resultado. Fue necesario esperar hasta noviembre para que el Gobierno implementara su propuesta de reducir la edad de 11 a 6 años para el uso obligatorio de la mascarilla. Marty describe el fluctuante discurso oficial del último año sobre si los niños son más contagiosos que los adultos como “una montaña rusa”.

“Hubo cinco o seis etapas en las que decían que eran más contagiosos, que eran menos contagiosos, etc.”, declaró.

“Nosotros (los médicos) fuimos muy claros: A fin de cuentas, ¿qué importa? Lo importante es la cifra”, le dijo Marty a France 24. “Hay 300 niños en una cafetería, 300 niños que aerosolizan (dispersan partículas por el aire). Si contagian poco o mucho no es el problema. El problema es que se contagian entre ellos y lo llevarán a su casa. Y en la casa… aunque sean poco contagiosos, como están adentro y tienen un contacto prolongado con sus padres durante horas, propagan el virus”. Marty afirmó que esta valoración se trataba simplemente de lo que él llama “el sentido común del médico de cabecera”.

“Mientras Blanquer y (el presidente) sigan negando el papel que los colegios juegan en el contagio no podremos controlar la epidemia”, declaró el lunes en un tweet el doctor Mahmoud Zureik, epidemiólogo y profesor de salud pública de la Universidad de Versailles-Saint-Quentin-en-Yvelines en las afueras de París. “En todos los departamentos (exceptuando cuatro), ¡la incidencia entre los niños de 10 a 19 años es mayor que en el promedio departamental!”.

¿Una oportunidad perdida?

Después de que los casos de Covid-19 se estancaron a comienzos del 2021, muchos profesionales de la salud sugirieron extender las vacaciones escolares como una manera de mitigar la transmisión del virus. Los nombres detrás de la propuesta incluían a Jean-François Delfraissy, presidente del Consejo Científico de Francia, el panel que aconseja al Gobierno sobre asuntos relacionados con el Covid-19. Pero la Administración finalmente se negó a llevar a cabo la propuesta. Algunos creen que el aumento actual en los contagios y en los casos críticos es el resultado directo de una oportunidad perdida durante las vacaciones de invierno.

Ahora, por haber esperado, nos dirigimos hacia el desastre

“Si hubiéramos aprovechado las (dos) semanas de vacaciones en febrero para cerrar, añadiendo una semana antes de las vacaciones, una semana después, eso habría dado un total de cuatro semanas de cuarentena y habría sido la solución”, dijo Marty, refiriéndose en particular a las cuatro áreas más afectadas: el noroeste, el este, el sur de Francia y el área de París. “Habríamos bajado la curva hasta 5.000 contagios diarios y tendríamos una base mucho más saludable para seguir luchando”, argumentó.

“Vimos que era difícil que las personas trabajaran de manera remota con niños bajo sus mesas, etc., durante semanas y semanas durante la primera cuarentena, que duró dos meses. Pero teníamos esas vacaciones de febrero”, se lamentó Marty. “Entonces ahora, por haber esperado, nos dirigimos hacia el desastre”.

Fuente: https://www.france24.com/es/francia/20210317-francia-pol%C3%ADtica-apertura-colegios-pandemia-excepci%C3%B3n

Comparte este contenido:

Ecuador no espera un regreso completo a las aulas en 2021, quizás nunca

La ministra de Educación de Ecuador, Montserrat Creamer, no espera un regreso completo a las aulas este 2021 debido a la pandemia y, además, cree que muchos de los planes digitales introducidos «vinieron para quedarse», por lo que todos los sistemas educativos sufrirán cambios en el futuro.

En una entrevista con Efe con motivo del relanzamiento del proyecto piloto de apertura parcial en mas de 500 entidades educativas del país andino, sobre todo en áreas rurales, la responsable consideró que restaurar la educación a como era antes de 2020 es «el gran desafío» en todo el mundo.

«Yo creo que en este momento el gran desafío a nivel planetario es que no hay una respuesta», señaló al ser preguntada sobre las intenciones en materia educativa del actual Gobierno, que concluye su mandato el 24 de mayo.

Ecuador suspendió las clases el 12 de marzo de 2020, cuatro días antes de la declaración de confinamiento por el presidente, Lenín Moreno, y aunque dio en otoño pasado tímidos pasos hacia la educación presencial, las clases fueron suspendidas a los pocos meses debido a la llegada de una nueva cepa más contagiosa.

UN NUEVO MODELO

Los protocolos aplicados en la educación presencial son de «alternancia», para no tener concentraciones de demasiados alumnos en un aula, con días alternos de estudios para los niños

Creamer no ve que en 2021 se restituya un régimen educativo completo, «al menos no este año», y augura una transformación a futuro.

«Si bien va a haber mucha mayor estabilidad, creo que la educación ya cambió. Los aprendizajes híbridos, que es esta combinación de aula invertida que significa que en casa estudias tal cosa y (después) en el colegio solamente se repase en talleres o diálogos, vinieron para quedarse», sentenció.

E insiste en que en la actualidad, «los ambientes de aprendizaje serán en todas partes, el aula, la casa, el parque, y las familias estarán más involucradas en el aprendizaje de sus hijos aún cuando estén yendo a la escuela».

En definitiva, insiste en la idea de que «la pandemia nos va a dejar un nuevo sistema educativo».

Ecuador es uno de los pocos países de América Latina que todavía no ha retomado de forma consolidada la educación escolar presencial, pero espera acelerar el proceso con la masiva vacunación prevista a partir de este marzo, que incluye como prioridad al profesorado.

Mientras tanto, explicó Creamer, el sábado se aprobaron 77 planes más de apertura «piloto» de colegios en una decena de provincias a partir de este martes, que se suman a otras 451 instituciones a nivel nacional ya autorizadas.

La medida se aplica sobre todo en colegios rurales, porque «en el área urbana es más difícil abrir escuelas fiscales (públicas) por el factor movilidad».

«Si no podemos garantizar el transporte y la movilidad, preferimos hacerlo (únicamente) en aquellas unidades fiscales o particulares que lo garanticen», destacó.

EN COORDINACIÓN CON UNICEF

En las últimas semanas Unicef ha instado a varios países latinoamericanos a que reabran las escuelas de forma progresiva, alertando del daño que están sufriendo los menores a nivel psicológico, social, educativo, y hasta de nutrición, porque muchas sirven también de comedores.

«Coincidimos con lo que dice Unicef, en la necesidad urgente de un retorno progresivo, seguro y voluntario, porque el confinamiento era muy sano y seguro hasta entender de qué iba la pandemia. Pero llevamos un año con los niños en casa y hay que ver la salud desde un enfoque integral».

Pero advierte que «el retorno a clases no es definitivo», porque «si en un momento dado hace falta otra vez volver al programa ‘Aprendemos juntos en casa’, se hará con tal de evitar cualquier contagio».

En Ecuador existen dos regímenes escolares, Sierra y Costa, el segundo marcado por el verano austral.

Entre agosto y diciembre, la Sierra y la Amazonía abrieron escuelas para unos 10.000 niños en «un pilotaje exitoso», sobre todo «en el sector rural donde no hubo ningún problema», si bien en «la parte urbana hubo dos casos» de cierre de centros educativos.

La titular de Educación insistió en que se está produciendo «nuevamente un retorno progresivo, seguro y siempre voluntario» con la esperanza de que la vacunación ayude a ir resolviendo el problema, sobre todo para ese 25% de niños ecuatorianos que no tienen capacidad tecnológica para la educación digital.

Para ellos, el Ministerio imprimió todas las guías, complementándolas con tutorías privadas en casa.

Pero el objetivo es devolverlos a todos a la escuela, porque «los informes dicen que ha habido un incremento nuevamente de violencia intradoméstica, de suicidios, depresión, porque el confinamiento ha tenido un efecto agresivo en muchos de nuestros jóvenes», concluye Creamer.

Fuente: https://www.swissinfo.ch/spa/ecuador-educaci%C3%B3n–entrevista-_ecuador-no-espera-un-regreso-completo-a-las-aulas-en-2021–quiz%C3%A1s-nunca/46414478

Comparte este contenido:

Grecia prolonga las medidas restrictivas por la covid al menos una semana más

Un año después de la confirmación en Grecia del primer caso de covid-19 y con un nivel de contagios que se vuelve a acercar a los 2.000 casos diarios las autoridades sanitarias decidieron este viernes prolongar las medidas restrictivas al menos hasta el 8 de marzo.

Para el caso de la región capitalina de Atica, la que mayor presión está viviendo, esto significa que se mantiene cerrada la educación y el comercio, mientras que en otras partes del país, los colegios -con excepción del nivel superior de la secundaria- llevan semanas abiertos y lo mismo las tiendas, aunque con restricciones.

En las empresas y en el sector público se mantiene la obligación de teletrabajo para al menos el 50 % de la plantilla.

Además, continúa el toque de queda a partir de las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana, prohibición de salir a la calle que en las zonas rojas como Atica empieza a las seis de la tarde los fines de semana.

Desde hace cuatro meses está además prohibido el desplazamiento de una región del país a otra, aunque con una serie de excepciones.

La decisión de mantener las cosas como estaban se ha tomado ante la fuerte presión que siguen experimentando los hospitales públicos, especialmente en Atica, donde vive el 40 % de la población y donde el 90 % de las uci están ocupadas.

A pesar del alto número de nuevos contagios, que los expertos atribuyen a las nuevas variantes de la covid-19, al mal tiempo de las últimas semanas y al hartazgo de la ciudadanía tras casi cuatro meses de restricciones, el número de los fallecimientos diarios se mantiene relativamente bajo, entre 20 y 40.

Los expertos atribuyen el descenso de los decesos sobre todo a que la campaña de vacunación está teniendo primeros efectos entre la población mayor.

Según los datos oficiales desde que comenzaron las vacunaciones, el 28 del pasado diciembre, más de 850.000 personas han recibido al menos una dosis de vacuna.

En las ultimas 24 horas se registraron 1.790 nuevos contagios, lo que eleva la cifra total a 188.201 desde el estallido de la pandemia. Además, fallecieron 29 personas, lo que sitúa en 6.439 el número de fallecidos hasta el momento.

La tasa de positividad sobre las 50.334 pruebas realizadas en las ultimas 24 horas fue del 3,55 %.

Fuente: https://www.swissinfo.ch/spa/coronavirus-grecia_grecia-prolonga-las-medidas-restrictivas-por-la-covid-al-menos-una-semana-m%C3%A1s/46404570

Comparte este contenido:

Puerto Rico: Educación abrirá 115 escuelas para la educación presencial A partir del 10 de marzo.

El Departamento de Educación abrirá 115 escuelas para recibir a estudiantes de manera presencial a partir del 10 de marzo, informó este jueves la designada secretaria, Elba Aponte Santos.

Detalló que el 1 de marzo reabrirá los planteles para los preparativos que realizan los maestros en sus salones de clases, que incluiría los trabajos de dividivir sus alumnos en dos grupos. Mientras, del 3 al 5 de marzo se realizarán los adiestramientos requeridos por el Departamento de Salud al personal para que las escuelas puedan ser precertificadas como aptas para abrir. Durante estos días de preparación, los estudiantes de las 115 escuelas seleccionadas no tendrán educación virtual.

“Los estudiantes comenzarán a llegar a las escuelas de manera paulatina y escalonada, empezando el miércoles, 10 de marzo, en horario especial”, anunció Aponte Santos en una conferencia de prensa realizada en la escuela Inés María Mendoza, en Caimito, San Juan.

Según el listado que proveyó Educación, 13 de estas escuelas están ubicadas en la región de Arecibo, 16 de Bayamón, 27 de Caguas, 26 de Humacao, 14 de Mayagüez, tres de Ponce y 13 de San Juan.

Cabe destacar que la mayoría de las escuelas de la región sur están afectadas por los terremotos. Pero, más allá de esta limitación, gran parte están en pueblos están vetados por el Departamento de Salud para abrir, ya que el nivel de contagio de COVID-19 es alto.

De hecho, la funcionaria explicó que Educación tenía listas 136 escuelas para comenzar en esta primera etapa de recibir a los niños de manera “gradual y parcial”. Sin embargo, 21 de los planteles están en los municipios de alto nivel de transmisión del virus, por lo que no se les permitiría abrir.

“De igual forma, si hay municipios que esa semana se incorporan los niños y sale en rojo, automáticamente continuarían a distancias”, informó la secretaria, al hacer referencia a las normas impuestas por Salud.

¿Cómo será el regreso a clases?

Son 30,000 estudiantes los que tendrían derecho a regresar a clases presenciales de un total de 276,413 que tiene Educación. Además, se activarían entre 7,000 a 10,000 maestros para trabajar presencial.

La funcionaria no pudo estipular cuántos de estos estudiantes o maestros verdaderamente acudirían a las escuelas en esta primera etapa en que se retoma la educación presencial desde que empezó la pandemia en marzo de 2020. Dijo que los maestros tienen derecho a acogerse a licencias sin sueldo. Prevé que las peticiones comiencen a realizarse a partir de la próxima semana.

“Yo me quiero dirigir a los padres”, sostuvo, al enfocarse en lograr que los alumnos lleguen a las escuelas dado a que para los maestros habría disponible personal sustituto.

“Como madre, comprendo que pudiéramos tener alguna inquietud. Es razonable y es comprensible. No obstante, por eso hemos establecido que esta fase va a ser de forma voluntaria. Nos estamos moviendo a una transición histórica, ya que nuestros niños llevan tiempo sin asistir a las escuelas. Pero, no obstante, esta oportunidad de que puedan sentarse, de forma flexible, en una transición de forma escalonada, es lo que va a devolver la confianza a sus mismos niños del proceso educativo. Por eso, hemos establecido un horario especial, porque sería la primera vez que nuestros estudiantes y nuestros maestros van a insertarse al ambiente educativo con una mascarilla”, manifestó.

Los estudiantes que acudan a la escuela, serán divididos en dos grupos de hasta 100 menores. Cada grupo asistirá dos veces en semana a tomar clases presenciales en un horario que se limitaría a tres o tres horas y medias por día. Por ello, la secretaria prevé que cada plantel recibiría unos 200 alumnos semanales.

Subrayó que los estudiantes que comenzarían su regreso a clases presenciales en esta primera etapa son solo los que asisten al Programa de Educación Especial, lo que cursan los grados de Kínder a tercero, así como los estudiantes de duodécimo grado, que están próximos a graduarse.

Explicó que cada escuela debe estar a cargo de identificar a los estudiantes que regresarían a la escuela de la manera presencial y dividirlos en los dos grupos. No tendrán que usar su uniforme.

También indicó que, si el estudiante presenta síntomas al llegar, el padre, la madre o el encargado deberá llevar al menor al hogar o si los síntomas se presentan en la escuela, será movilizado al área de aislamiento donde será atendido por enfermeros escolares. Estos profesionales de la salud recibieron adiestramientos para atender los casos.

“Nuestro mensaje para cada familia es que el niño debe ir con su mascarilla”, afirmó.

Pero, acto seguido, aclaró que las escuelas tendrán mascarillas para proveer a los menores y a su personal.

Aponte Santos indicó que, “diariamente, el personal escolar deberá cumplir con el protocolo del Departamento de Salud, que empieza con la toma de temperatura en el transporte escolar y luego en la entrada del plantel”.

Insistió en que cada escuela debe seguir las normas de distanciamiento físico, lavado de manos y uso de la mascarilla para evitar los contagios.

“Es mantener ese compromiso de seguir auto cuidándonos, de seguir tomando todas las medidas preventivas, no podemos bajar la guardia”, insistió.

La designada secretaria de Educación aceptó que esta etapa será un proceso de adaptación. Por ello, insistió que la agencia dirigirá la fase “de forma ordenada y segura”. De hecho, advirtió que, si surgen percances, harían cambios de inmediatos para cuidar la salud de todas las personas de las escuelas.

“Nada es perfecto, pero nosotros vamos a hacer todos los ajustes y todas las medidas preventivas para hacer esta reapertura una segura”, puntualizó la funcionaria.

Aponte Santos informó que los padres que quieran conversar con los maestros o conocer las medidas tomadas para evitar los contagios por coronavirus, deberán solicitar una cita. Serían concedidas en la medida en que el maestro pueda recibirlos.

Por otro lado, la secretaria indicó que Educación está “trabajando para poner las escuelas con internet en todos los salones”.

Sin embargo, aceptó que los maestros que reciban a los estudiantes de manera presencial no podrán atender de manera virtual a aquellos que se queden en sus hogares. Informó que se le enviaría trabajos o vídeos por la plataforma de Teams de manera sincrónica. También habló de la posibilidad de que otros maestros, como los del curso de Estudios Sociales, se haga cargo de atender a los niños que se queden en el hogar.

A la pregunta de si todos los estudiantes serían pasados de grado, como ocurrió para el inicio escolar del 2020, Aponte Santos reveló que la agencia prepara una prueba diagnóstica para darla a los estudiantes y decidir el proceder.

En general, la designada secretaria se mostró “muy satisfecha” con el plan trazado para lograr el reinicio de las clases presenciales.

Mientras, la secretaria de la Gobernación, Noelia García, destacó que “hoy es un gran día para la educaicón de Puerto Rico y la de nuestros niños”.

Reveló que el gobierno de Pedro Pierluisi se prepara para lograr la reapertura de todas las escuelas para agosto próximo.

“Esta es una oportunidad de integrarse poco a poco a la normalidad”, puntualizó.

Comparte este contenido:

Chile inicia este lunes clases presenciales pese a rechazo

Para el retorno presencial a clases en Chile, varios sectores gremiales exigen la previa vacunación de los docentes.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que el inicio de clases escolares presenciales se efectuará el próximo lunes, de manera mixta, flexible, gradual y acorde a las exigencias sanitarias.

Luego de que la pandemia del nuevo coronavirus motivara al cierre de instituciones educativas para evitar posibles contagios en dichas áreas, varias naciones han considerado para este año el regreso de los estudiantes a las casas de estudio, un tema respecto al cual muchos no se ponen de acuerdo.

En Chile, el asunto del retorno a clases generó una polémica que incluyó a sectores gremiales que exigieron la previa vacunación de los docentes para protegerlos de la Covid-19.

Sin embargo, el Gobierno de Chile aprobó el retorno a clases presenciales de los estudiantes para el próximo 1 de marzo, a pesar de la oposición del Colegio de Profesores y de varios alcaldes de la nación.

El mandatario Piñera señaló que el regreso de los estudiantes a las instituciones será “voluntario, gradual, flexible y seguro”, y agregó que  “no va a ser ni el presidente del gobierno, ni el presidente del Colegio de Profesores, ni ninguna autoridad, sino que los padres y apoderados los que van a decidir libremente cuándo enviar a sus hijos a las escuelas y colegios».

Respecto al formato de las clases, el ministro de Educación de Chile, Eduardo Figueroa, indicó que el 100 por ciento de los colegios en Chile retomaran las clases bajo un sistema mixto, donde se combinará la presencialidad con la educación a distancia.

«Corresponde a los apoderados tomar la decisión si sus hijos van o no a la modalidad presencial, pero para ello es necesario que el colegio esté disponible», explicó Figueroa.

Fuente: https://www.telesurtv.net/news/chile-comenzara-clases-escolares-proximo-lunes-20210224-0005.html

Comparte este contenido:
Page 3 of 7
1 2 3 4 5 7