I Congreso Mundial de Educación 2020. Luis Sánchez: Seis Tareas por Promover en la Educación global. Panamá

MESA: GREMIALISMO, SINDICALISMO DEMOCRÁTICO Y TRANSFORMACIÓN EDUCATIVA.

SEIS TAREAS POR PROMOVER EN LA EDUCACIÓN GLOBAL

La nueva normalidad de la que se habla en el mundo no puede centrarse únicamente en los aspectos sanitarios como el uso de mascarilla, el distanciamiento social, etc.

La mayoría de las sociedades del mundo requieren de «un nuevo pacto social». Y ese nuevo pacto social, sin duda, tiene que incluir el tema educativo, precisamente uno de los más sensibles e importantes.

La pregunta esencial a que deben responder los gremios y los sindicatos docentes democráticos, mirando hacia la transformación educativa, en este momento de la historia es ¿Qué hacer? A lo que, sin duda, debemos responder sin titubear «EMPODERARNOS»

Pero no empoderarnos solo para la defensa de nuestras conquistas o para el incremento de estas, sino para la defensa de la educación de toda la población mundial contra la que atentan todos los días las élites globales y nacionales.

Para lograr esto debemos definir el camino por recorrer.

En esa vía, nuestro gremio, la Asociación de Educadores Veragüenses, identifica; entre otras, las siguientes seis tareas urgentes:
1. La inclusión de todos los niños y niñas en los sistemas escolares.
2. La conquista del “cogobierno en el sistema de Educación pública.»
3. La conquista de la » educación pública universal de calidad» y la eliminación de la educación privada.
4. El triunfo en el establecimiento de un «currículo humanista» en oposición al currículum productivista alienante.
5. Proponer, conquistar y sostener un plan de salvaguardia o defensa de la educación contra los cambios de gobierno y la corrupción a nivel nacional y global
6. Mantener la comunicación global y nacional entre nuestras organizaciones docentes y crear el «Sindicato Mundial de docentes.»
Veamos ahora a groso modo y respetando el tiempo asignado estas propuestas.

1. LA INCLUSIÓN DE TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS EN LOS SISTEMAS ESCOLARES.
Es un deber del docente comprometido, la lucha por la cobertura escolar total, pues frente a ello, los grandes empresarios, no han hecho más que demagogia.

Al terminar la quinta parte del siglo XXI hay más de 300 millones de niñas y niños en el mundo que no están en la escuela, lo que sin duda, empeorará con la pandemia.
En nuestro propio país había, antes de la llegada del COVID-19, 133,000 niños que no estaban en la escuela y ahora esa cifra va rondando al medio millón en un país en que solo hay cerca de 1,024,103 niños en edad escolar.

Esto representa una verdadera deformación de las sociedades contemporáneas y deberemos ser los docentes, porque no lo serán los empresarios ni los gobiernos, la vanguardia en la solución permanente de esta problemática que por sus consecuencias acrecientan los flagelos sociales de nuestra era, especialmente la pobreza y la violencia.

2. LA CONQUISTA DEL COGOBIERNO EN EL SISTEMA EDUCATIVO PÚBLICO.
Generalmente, los docentes hemos dejado a los gobiernos, las ONGs, y a los empresarios, la responsabilidad académica, política y administrativa de la educación pública y privada; limitándonos a jugar nuestro papel en el aula, a ser contestatarios a las políticas neoliberales y a defender nuestras conquistas gremiales. Sin embargo, hemos sido la piedra en el zapato contra esos cambios neoliberales en educación.

Pero dada nuestra importancia como actor social en el sistema y la capacidad que tenemos de formar alianzas con los sectores populares de los cuales provenimos, podemos y debemos involucrarnos de fondo en la transformación académica y administrativa del sistema educativo. Solo así podremos impedir el control y mal manejo de los millonarios y de los políticos del sistema educativo.

El cogobierno, sería la ampliación significativa de la incidencia de los gremios y sindicatos docentes en el destino educativo de las Naciones.

3. EL TRIUNFO EN EL ESTABLECIMIENTO DE UN CURRÍCULUM HUMANISTA EN OPOSICIÓN A UN CURRÍCULUM PRODUCTIVISTA Y ALIENANTE.
Los docentes conscientes del mundo, en el ejercicio de nuestra nueva actitud de cogobernar en educación, debemos involucrarnos decididamente en la construcción del currículum, y no permitir que esta tarea quede en manos de los currículistas al servicio de las élites, que permanentemente buscan introducir los cambios pertinentes, no a la gestación de un ser humano integral, sino a la gestación de un individuo adaptado a las necesidades productiva de la época, o más bien dicho, a las necesidades productivas de un sector económico.

Incidir en los objetivos, diseños, mayas y contenidos curriculares, es quizás la tarea consiente más importante de los docentes organizados gremial y sindicalmente pues, hasta ahora, los que propician la inequidad y la pobreza en el mundo, emplean “su” manejo del currículo como el arma más eficaz para mantener su control social.

Por eso, el bloquear el control ideológico de las élites sobre la población y liberarla para que ella asuma las riendas de su propio destino, es la tarea que más ha de honrar nuestro papel en la historia. Más aún en este momento en que la humanidad tiene por primera vez una conciencia global de sí misma y, por tanto, tiene la oportunidad real de discernir sobre su destino…si le damos los conocimientos necesarios y oportunos que los burócratas le niegan.

4. PROPONER, CONQUISTAR Y SOSTENER UN PLAN DE DEFENSA DE LA EDUCACIÓN CONTRA LOS CAMBIOS DE GOBIERNO Y LA CORRUPCIÓN A NIVEL NACIONAL Y GLOBAL.
Es hora de que la educación sea protegida contra el efecto de los cambios de gobierno y de la corrupción.

Hemos visto ya, hasta el cansancio, como los planes y los programas de la educación pública, además de ser inconsistentes e impertinentes al interés nacional y a la formación integral de los individuos, son improvisados, mutilados, inacabados y abandonados por cada gobierno que entra a la administración del sistema. Por ello, es preciso que los docentes nos comprometamos en ser proponentes y defensores de una estrategia educativa duradera en el tiempo y pertinente a los intereses de todos y no solo de unos pocos.

También es imperativo que blindemos a la educación contra la corrupción, estableciendo un sistema articulado de medidas que obstaculicen la ocurrencia de esta en nuestro ámbito, lo cual, siempre ha sido factible, solo que faltan actores sociales que se comprometan en ello.

Sí, es posible el establecimiento de medidas anticorrupción, tanto dentro de los sistemas educativo como en las finanzas del estado en general, pues la corrupción, en ese plano superior de la administración pública, afecta también al presupuesto educativo.

5. LA CONQUISTA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA UNIVERSAL DE CALIDAD Y LA ELIMINACIÓN DE LA EDUCACIÓN PRIVADA.
Mientras existan diversos tipos de educación en un país, nunca lograremos la equidad, ni la calidad que tienen las élites que nos gobiernan. Ellos tendrán siempre un sistema que favorezca la permanencia de los miembros de su clase social al frente de sus respectivas sociedades nacionales y del mundo.

Además, la división y estratificación que existe de manera objetiva en los sistemas escolares opera en favor de los que tienen el poder económico para el mantenimiento de la división social, la exclusión, la discriminación y la inequidad en las oportunidades.

Si no existiera la opción privada, los se agrupan el poder económico de los grandes empresarios, se preocuparían porque las escuelas públicas contaran con todo lo que necesitan para una educación de calidad, pues sus hijos y familiares deberán acudir a ellas.

Con escuelas públicas y de calidad para todos, se reducirían significativamente las brechas sociales y se incrementarían las oportunidades de todos los niños y niñas.

La existencia de escuelas privadas costosas, que cuentan con todo el instrumental, los recursos humanos, docentes calificados y los adelantos científicos y tecnológicos de la época, en oposición a las escuelas que carecen de todo ello, es la garantía de la permanencia en el futuro de sociedades profundamente inequitativas y excluyentes.
He aquí una característica importante del nuevo pacto social que necesitamos: “EDUCACIÓN IGUAL PARA TODOS”

Y con ello no queremos decir que no deban existir diversas opciones educativas, por el contrario, estas tienen que existir, nos referimos a que el que quiera, pueda elegir cualquiera de las opciones educativas de que se disponga y que no haya diferencia en la calidad que se ofrece por razón de los recursos familiares o personales con que se cuente.

Desde esta visión, no podemos aceptar conceptos como el esgrimido por el actual presidente de la Cámara de Comercio de Panamá (Jean Pierre Leignadier) cuando señala imprudente y descaradamente que (abro comillas) “Debemos tener cuidado extremo con el objetivo de elevar los estándares de la educación pública para que esto no conlleve a la destrucción de la educación privada”

Acabemos de una vez por todas con la vieja normalidad de una educación exclusiva, impertinente, de baja calidad, alienante y que solo sirve para prolongar y profundizar la desigualdad en el seno de las naciones y del mundo.

6. MANTENER LA COMUNICACIÓN GLOBAL Y NACIONAL ENTRE NUESTRAS ORGANIZACIONES Y CREAR EL SINDICATO MUNDIAL DE DOCENTES.
Para lograr los objetivos anteriormente mencionado, y otros por precisar, es imprescindible la comunicación entre gremios y sindicatos del mundo para transferir de un lugar a otro las experiencias vividas y emprender desde diversos puntos la presión internacional que hace falta para establecer una normativa global de protección a la educación.

Por supuesto, sabemos que existen desde hace décadas iniciativas, acuerdos educativos de carácter global y regional, pero ellas están en manos de los gobiernos, varios de los cuales han firmado cualquier cantidad de ellos que luego olvidan, como ha sido el caso del Gobierno de Panamá.

La diferencia sería nuestro real compromiso con la causa de la educación popular en oposición al protocolo demagógico de los gobiernos y las élites.

Vivan los gremios y sindicatos de educadores democráticos que en el mundo luchan por una buena educación con equidad para todos.

“Quién no se atreve a luchar, no merece educar”
Asociación de Educadores Veragüenses
e-mail: aevegremialista@gmail.com

Profe. Luis A. Sánchez H.
Secretario General de la Asociación
de Educadores Veragüenses (A.E.VE)
Panamá, 25 de septiembre de 2020.

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.