Educación Popular: una propuesta basista, feminista y anticapitalista. Andrea Zilberstain, Argentina

Arrancó en Santa Rosa la primera formación de formadores para la educación popular a cargo de la CEIP Histórica.

Andrea Zilberstain es educadora popular, Licenciada en Educación, profesora de Ciencias de la Educación, docente universitaria y coordinadora del bachillerato popular IMPA. Este fin de semana estuvo en la capital pampeana, en la apertura de la primera cohorte local de la Escuela de Formación de Formadores Populares «Dora Barrancos».

La propuesta para formar educadores y educadoras con perspectiva popular es impulsada por diversas organizaciones comunitarias de Santa Rosa, entre las que se encuentra la Biblioteca «Miguel Ángel Gómez Drummel», la CPE, el Movimiento Popular La Dignidad y Radio Kermés, entre otras.

DSC 7373 copia

En la apertura de la formación, que tendrá una duración anual, Zilberstain contó a Radio Kermés que el IMPA fue el primer bachillerato que se creó en Argentina como experiencia de la educación autogestiva y que se fue multiplicando hasta el presente, cuando hay más de 100 bachilleratos en todo el país, muchos de ellos instalados en fábricas recuperadas.

La especialista sostuvo que lo interesante de esa propuesta es que «es una experiencia de educación popular dentro del campo de la educación formal». Es decir, que se trata de una escuela pública que está dentro de la oferta educativa, pero que es gestionada por las organizaciones sociales». A propósito de su labor como coordinadora de uno de estos bachilleratos, contó que en ese caso, la gestión se da a través de la Cooperativa de Educadores y Educadoras, Investigadores, Investigadoras Populares Históricas (CEIPH).

03

La CEIPH es la organización creadora de la categoría bachilleratos populares. «Dentro del marco de las experiencias de educación popular tenemos alrededor de 10 bachillerato en Buenos Aires, en Ciudad de Buenos Aires, Tucumán y Azul», sostuvo Zilberstein. A su vez, explicó que desde su cooperativa gestaron, entre otros proyectos, la «Escuela de Formación de Formadores y Formadoras en Educación Popular», que inició su primera experiencia en La Pampa este sábado 2 de abril.

«La llamamos Dora barranco porque recuperamos de alguna manera toda la historia de lucha de ella y nos asumimos también en sintonía en esa sintonía», agregó.

La Escuela funciona hace cuatro años y está destinada «a docentes, educadores, educadoras populares y a quien quiera venir a charlar, a debatir y construir más educación popular».

07

«Creemos que es un espacio de formación que enriquece al campo popular, enriquece a las experiencias de educación popular y nos enriquece también a nosotros mismos para seguir pensando en colectivo en términos de construir ahí un núcleo importante de luchadores y luchadoras por la transformación«, afirmó la coordinadora.

Y sumó: «nosotros trabajamos, tanto en la Escuela «Dora Barrancos», como en los bachilleratos, desde la perspectiva de la educación popular de Freire. Pablo Freire, educador popular brasilero, pensó en una educación que ayude a problematizar las condiciones materiales de los y las estudiantes con los que trabajamos, que ayude a generar Poder Popular a través de estrategias de construcción de conocimientos que salen lo que sería la currícula formal».

10

«En muchos casos tomamos algunos elementos de los contenidos curriculares de la escuela media de adultos, pero al interior los transformamos y lo planteamos desde una perspectiva transformadora que tiene que ver con pensadores y pensadoras latinoamericana, con el feminismo como eje transversal. Entendemos que es la única manera de generar herramientas junto con los sectores populares que rompan con los patrones tradicionales de la educación, que viene a reproducir el sistema capitalista.

Zilberstain aclaró que no es una educación pobre para pobres, sino que plantea una experiencia educativa para promover sujetos políticos protagonistas y capaces de generar procesos de transformación.

04

«Nosotros la llamamos basista, que significa ofrecer las mismas herramientas que los sectores dominantes, con la alternativa de poder pensar esos conocimientos y analizar de qué manera se pueden potenciar para procesos de transformación en términos políticos. En términos metodológicos es absolutamente diferente, por ejemplo, en los bachilleratos funcionamos en asamblea de profesores y las profesoras. Si bien tenemos profesores que están nombrados como directivos, secretarios, porque somos una escuela pública nuestra forma de organizaciones asamblearia”, concluyó.

Fuente: https://www.radiokermes.com/noticias/10579-educacion-popular-una-propuesta-basista-feminista-y-anticapitalista
Comparte este contenido:

Una respuesta a “Educación Popular: una propuesta basista, feminista y anticapitalista. Andrea Zilberstain, Argentina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.