Page 1 of 742
1 2 3 742

Al menos 35 personas han muerto en protestas en Irán tras la muerte de Mahsa Amini

Una mujer de 22 años fue detenida en Teherán por la policía moral por vestir de manera «inapropiada». Tres días después murió en el hospital. Esto provocó la ira de los manifestantes.

Al menos 35 personas han muerto en las violentas manifestaciones que comenzaron en Irán hace más de una semana tras la muerte de una joven detenida por la policía, indicaron medios estatales este sábado (24.09.2022).

El anterior balance oficial hablaba de 17 muertos.

Este Viernes en la noche, Teherán volvió a ser escenario de nuevas manifestaciones, al igual que las principales ciudades de Irán.

En varias ciudades, los manifestantes se enfrentaron con las fuerzas de seguridad, quemaron vehículos policiales y corearon consignas antigubernamentales, según medios y activistas.

Mahsa Amini, de 22 años, fue detenida el 13 de septiembre en Teherán por la policía moral por vestir de manera «inapropiada». Tres días después murió en el hospital. Este cuerpo está encargado de hacer cumplir el estricto código de vestimenta de Irán.

En el país islámico, las mujeres deben cubrirse el cabello y no se les permite usar abrigos cortos o ajustados ni jeans con agujeros.

 Fuente: https://www.dw.com/es/al-menos-35-personas-han-muerto-en-protestas-en-ir%C3%A1n/a-63226196

Comparte este contenido:

Nuevo ministro talibán diluye esperanzas de escuelas femeninas de Afganistán

La designación este miércoles de un nuevo ministro de Educación en Afganistán, un erudito conservador cercano al líder supremo de los talibanes, diluye la posibilidad de reabrir las escuelas secundarias femeninas en el país, cerradas desde la llegada al poder de los fundamentalistas hace un año.

El ex jefe del consejo de eruditos de la provincia meridional de Kandahar Malawi Habibullah Agha es desde este miércoles el nuevo ministro de Educación, como parte de una serie de cambios en la Administración del Gobierno talibán de la que informó hoy el principal portavoz de los fundamentalistas, Zabiullah Mujahid.

Agha sustituye así al exministro Noorullah Munir, que estuvo casi un año al frente de esta cartera como parte del primer gabinete de los talibanes tras su llegada al poder, y mantuvo el cierre de las escuelas de secundaria femeninas, pese a mostrar en varias ocasiones su compromiso de reabrir los centros una vez las «adaptaran» a la ley islámica o sharía.

El nuevo ministro es una de las figuras más cercanas al líder supremo de los talibanes, Mawlawi Hibatullah Akhundzada, por lo que es visto como un perfil más conservador y se supone contrario a la reapertura de las escuelas de educación femenina.

A juicio de la activista afgana Nahid Noori, «el ministro anterior estaba bajo mucha presión de la nación afgana y de la comunidad internacional por no abrir las escuelas para niñas, por lo que el líder talibán ha decidido traer una nueva cara al ministerio para soportar la presión y hacer su trabajo» de acuerdo a sus ideas, dijo a Efe.

Desde la llegada al poder de los fundamentalistas el 15 de agosto de 2021, las mujeres han experimentado un deterioro en materia de derechos humanos que las acerca cada vez más al primer régimen talibán de 1996, cuando quedaron recluidas a las labores domésticas, sin posibilidad de trabajar o recibir educación académica.

La plétora de limitaciones impuestas a las mujeres en poco más de un año incluyen desde la imposición del burka hasta la segregación por sexos en lugares públicos o el veto a viajar sin velo y acompañadas de un familiar masculino en trayectos largos.

Pese a que durante este último año varios centros educativos trataron de reabrir las escuelas secundarias para mujeres, como ocurrió a principios de este mes en la provincia de Paktya, los talibanes reprimieron y ordenaron a los pocos días el cierre.

El decreto también apunta al exviceministro del Interior Mullah Mohammad Mohsin como nuevo gobernador de la provincia de Panjshir, donde recientemente se registraron enfrentamientos entre presuntos rebeldes del Frente de la Resistencia Nacional (NRF) y los talibanes.

El gobierno fundamentalista informó de la muerte de al menos 41 miembros del NRF, incluidos cuatro comandantes, en un operativo llevado a cabo en el antiguo bastión de la resistencia que luchó contra la toma del poder de los talibanes hace un año.

Fuente: https://www.swissinfo.ch/spa/afganist%C3%A1n-educaci%C3%B3n_nuevo-ministro-talib%C3%A1n-diluye-esperanzas-de-escuelas-femeninas-de-afganist%C3%A1n/47917776

Comparte este contenido:

Afganistán: Con Carter inician los eventos que culminaron en el 9/11

Asia/Afganistán/23-09-2022/Autor(a) y Fuente: www.elsalvador.com

El crimen más reciente del fanatismo islamista es el asesinato de una joven de 22 años, Mahsa Amini, a quien la policía “moralista” de Irán apresó para aleccionarla cómo “llevar el velo”, vale decir los trapos con los que en los regímenes “fundamentalistas” cubren a las mujeres, a las que consideran seres de “segunda clase”.

¿Cuáles son los eventos que culminaron con el ataque a las Torres Gemelas por una banda terrorista lidereada por Mohammed o Mahoma Atta?

No hay que ir muy lejos para saberlo. La principal causa fue el destronamiento del Sha de Irán por Jimmy Carter, que de inmediato instaló en el poder a un clérigo fanático que estaba refugiado en el sur de Francia y desde donde nadie habría hecho mayor caso a sus incendiarias y descabelladas prédicas, pero que una vez en el poder impuso sobre Irán una teocracia con todos los horrores que tal cosa implica, incluyendo ahorcar a personas por “ofensas” a Mahoma.

El crimen más reciente de los enloquecidos es el asesinato de una joven de 22 años, Mahsa Amini, a quien la policía “moralista” del régimen apresó para aleccionarla cómo “llevar el velo”, vale decir los trapos con los que en los regímenes “fundamentalistas” cubren a las mujeres, a las que consideran seres de “segunda clase”.

La capital, Teherán, Kerman y otras ciudades y pueblos de Irán han sido escenario de desafiantes e incendiarias protestas, en las cuales las mujeres han literalmente quemado los trapos y mostrado sus rostros, mientras son vitoreadas por muchedumbres, incluyendo a hombres.

La televisión internacional ha mostrado imágenes de manifestantes coreando consignas como “¡Mujeres, vida, libertad!” y poniendo barricadas ardientes y enfrentándose a la policía, en jornadas que significan un “¡basta ya!” al fanatismo y la locura.

En Afganistán las mujeres están forzadas a cubrirse desde la cabeza hasta los pies y se les niega la educación a las niñas mayores de doce años, se les prohíbe salir de casa sin ser acompañadas de un miembro masculino de su familia, además de vedarles desempeñarse como profesionales.

El 9 de octubre de 2012 una joven pakistaní, Malala Yousafzai, recibió un disparo en la cara que le asestó un talibán porque ella abogó por el derecho de la mujer a ser educada. Malala, quien vive en el exilio, es la persona más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz, el mismo premio que el Parlamento noruego otorgó al malvado personaje que instaló a los fundamentalistas en el poder al propiciar la caída del Sha de Irán.

Lo que la inmensa mayoría de la gente olvida del infernal personaje que es Carter es que en su propio país, los Estados Unidos, racionó los combustibles, forzando a los automovilistas a ir de un lugar a otro buscando dónde llenar de gasolina o diesel sus vehículos, pese a que el país cuenta con reservas inmensas.

Carter estuvo a punto e inclusive mandó imprimir tiquetes de racionamiento, como se supo en su momento, muy similares a los que franceses, ingleses y otros países, con la excepción de Alemania, distribuían desde azúcar y mantequilla hasta gasolina.

Al rechazar los racionamientos, una decisión tomada conjuntamente por el canciller Konrad Adenauer y su ministro de Economía, Ludwig Erhard, se impulsó la rápida reconstrucción del país durante los años del llamado “Milagro Alemán”, sentando la economía de mercado como el modelo para reconstruir economías destrozadas por la guerra, un sistema que a su modo opera en China y que fue aplicado casi de inmediato por los llamados “Tigres del Asia”, entre ellos Corea del Sur, Taiwán y hasta Vietnam.

Los fundamentalistas pretenden borrar los avances de 15 siglos

El Sha de Irán, amigo de Occidente, vigilaba lo que sucedía en el Medio Oriente y pudo, de haber permanecido en el poder, sofocar a tiempo la conjura de islamistas radicales que culminó en los ataques a las Torres Gemelas, parte de los movimientos propiciados por alQaeda, Bin Laden y sus secuaces.

De dejarlos, los fundamentalistas acarrearían al mundo a los tiempos cuando Mahoma predicaba, borrando todas las conquistas realizadas por la humanidad, incluyendo los viajes al espacio y a la Luna y la llegada de aeronaves no tripuladas a Marte.

Fuente e Imagen: https://www.elsalvador.com/opinion/nota-del-dia/iran-islam-/1000302/2022/

Comparte este contenido:

Neutralidad falsa, cómo el lenguaje de los medios occidentales tergiversa a los palestinos y protege a Israel

Por: RAMZY BAROUD

Si bien los principales medios de comunicación y corporativos estadounidenses y occidentales siguen estando sesgados a favor de Israel, a menudo se comportan como si fueran una tercera parte neutral. Este simplemente no es el caso.


Tomemos como ejemplo la cobertura del New York Times de la última guerra israelí en Gaza. Su artículo del 6 de agosto, “Israel-Gaza Fighting Flares for a Second Day” es el típico reportaje occidental convencional sobre Israel y Palestina, pero con un sabor distintivo del New York Times.

Para el lector desinformado, el artículo logra encontrar un lenguaje equilibrado entre dos lados iguales. Esta equivalencia moral engañosa es uno de los puntos ciegos intelectuales más grandes para los periodistas occidentales. Si no defienden exteriormente el discurso de Israel sobre «seguridad» y «derecho a defenderse», crean falsos paralelismos entre palestinos e israelíes, como si un ocupante militar y una nación ocupada tuvieran derechos y responsabilidades comparables.

Obviamente, esta lógica no se aplica a la guerra entre Rusia y Ucrania. Para el NYT y todos los principales medios de comunicación occidentales, no hay duda de quiénes son los buenos y los malos en esa sangrienta lucha.

Los ‘militantes palestinos’ y los ‘terroristas’ siempre han sido los malos de Occidente. Según la lógica de su cobertura mediática, Israel no lanza guerras no provocadas contra los palestinos, y no es un ocupante militar impenitente ni un régimen de apartheid racista. Este lenguaje sólo puede ser utilizado por medios marginales ‘radicales’ e ‘izquierdistas’, nunca por la corriente principal.

La breve introducción del artículo del NYT hablaba sobre el aumento del número de muertos, pero inicialmente no mencionaba que los 20 palestinos asesinados incluían niños, enfatizando, en cambio, que los ataques israelíes habían matado a un ‘líder militante’.

Cuando se revelan los seis niños asesinados por Israel en el segundo párrafo, el artículo inmediatamente, y sin comenzar una nueva oración, aclara que “Israel dijo que algunas muertes de civiles fueron el resultado de que los militantes escondieran armas en áreas residenciales”, y que otros fueron asesinados por cohetes palestinos «fallidos».

El 16 de agosto, el ejército israelí finalmente admitió que estaba detrás de los ataques que mataron a los 5 jóvenes palestinos de Jabaliya. Si el NYT informó sobre eso o no, importa poco. El daño ya está hecho, y ese fue el plan de Israel desde el principio.

El título de la historia de la BBC del 16 de agosto, ‘Los niños de Gaza están acostumbrados a la muerte y los bombardeos’, no nombra inmediatamente a los responsables de la ‘muerte y los bombardeos’. Incluso los portavoces militares israelíes, como descubriremos más adelante, estarían de acuerdo con tal declaración, aunque siempre culparán directamente a los ‘terroristas palestinos’.

Cuando la historia finalmente revela que una niña, Layan, fue asesinada en un ataque israelí, el lenguaje fue elaborado cuidadosamente para disminuir la culpa de sus asesinos israelíes. La niña, nos dicen, se dirigía a la playa con su familia, cuando su tuk-tuk “pasó por un campamento militar dirigido por el grupo militante Jihad Islámica Palestina”, que, “en el momento exacto, (…) fue blanco del fuego israelí”. La autora no dice nada de cómo llegó a la conclusión de que la familia no era el objetivo.

De la historia se puede deducir fácilmente que la intención de Israel no era matar a Layan y, lógicamente, a ninguno de los otros 17 niños asesinados durante la guerra de tres días en Gaza. Además, Israel, según la BBC, ha intentado salvar a la niña; lamentablemente, “una semana de tratamiento en un hospital israelí no pudo salvarle la vida”.

Aunque los políticos israelíes han hablado descaradamente de matar niños palestinos y, en el caso de la exministra de Justicia israelí Ayelet Shaked, “las madres palestinas que dan a luz a ‘pequeñas serpientes’”, el informe de la BBC y otros informes sobre la última guerra, han dejado de mencionar esto. En cambio, citó al primer ministro israelí, Yair Lapid, quien supuestamente dijo que “la muerte de civiles inocentes, especialmente niños, es desgarradora”. Por cierto, Lapid ordenó la última guerra en Gaza, que mató a un total de 49 palestinos.

Incluso una historia de interés humano sobre un niño palestino asesinado de alguna manera evitó el lenguaje que podría culpar a Israel por el espantoso asesinato de una niña. Además, la BBC también se esforzó por presentar a Israel bajo una luz positiva, recurriendo a citar la declaración del ejército de ocupación de que estaba “devastado por la muerte (de Layan) y la de cualquier civil”.

El NYT y la BBC han sido seleccionados aquí no porque sean los peores ejemplos del sesgo de los medios occidentales, sino porque a menudo se los cita como medios ‘liberales’, si no ‘progresistas’. Su información, sin embargo, representa una crisis en curso en el periodismo occidental, especialmente en relación con Palestina.

Se han escrito libros sobre este tema, se formaron organizaciones de la sociedad civil para responsabilizar a los medios occidentales y se organizaron numerosas reuniones del consejo editorial para presionar a los editores occidentales, sin éxito.

Desesperados por las narrativas inmutables a favor de Israel en los medios occidentales, algunos defensores de los derechos humanos a favor de Palestina a menudo argumentan que hay mayores márgenes dentro de los propios medios de comunicación principales de Israel que en los EE. UU., por ejemplo. Esto también es inexacto .

El nombre inapropiado de los medios israelíes supuestamente más equilibrados es un resultado directo de la incapacidad de influir en la cobertura de los medios occidentales sobre Palestina e Israel. La noción errónea a menudo se ve favorecida por el hecho de que un periódico israelí, como Haaretz, otorga espacios marginales a las voces críticas, como las de los periodistas israelíes Gideon Levy y Amira Hass.

Sin embargo, la propaganda israelí, una de las más poderosas y sofisticadas del mundo, difícilmente puede equilibrarse con columnas ocasionales escritas por algunos periodistas disidentes.

Además, a menudo se cita a Haaretz como un ejemplo de periodismo relativamente justo, simplemente porque las alternativas (el Times of Israel, el Jerusalem Post y otros medios israelíes de derecha) son ejemplares en su insensibilidad , lenguaje sesgado y tergiversación de los hechos.

Los prejuicios proisraelíes en los medios occidentales a menudo se extienden a los medios simpatizantes de Palestina en todo el Medio Oriente y el resto del mundo, especialmente aquellos que informan sobre las noticias en inglés y francés.

Dado que muchos periódicos y plataformas en línea utilizan agencias de noticias occidentales, a menudo, sin darse cuenta, adoptan el mismo lenguaje utilizado en las fuentes de noticias occidentales, describiendo así a los resistentes o combatientes palestinos como ‘militantes’, al ejército de ocupación israelí como «Fuerzas de Defensa de Israel» y a los guerra israelí en Gaza como ‘estallidos’ de violencia.

En su totalidad, este lenguaje malinterpreta la lucha palestina por la libertad como actos aleatorios de violencia dentro de un ‘conflicto’ prolongado donde civiles inocentes, como Layan, quedan ‘atrapados en el fuego cruzado’.

Las mortíferas guerras israelíes en Gaza son posibles, no solo por las armas occidentales y el apoyo político, sino por un flujo interminable de desinformación y tergiversación de los medios. Aunque Israel ha matado a miles de civiles palestinos en los últimos años, los medios occidentales siguen tan comprometidos con la defensa de Israel como si nada hubiera cambiado.

Ramzy Baroud es periodista y editor de The Palestine Chronicle. Es autor de seis libros. Su último libro, coeditado con Ilan Pappé, es “Nuestra visión para la liberación: los líderes e intelectuales palestinos comprometidos hablan”. El Dr. Baroud es investigador sénior no residente en el Centro para el Islam y Asuntos Globales (CIGA). Su sitio web es www.ramzybaroud.net

Foto de portada: Una vigilia cerca de las tumbas de los niños palestinos que murieron en la última guerra israelí en Gaza. (Foto: Mahmoud Ajjour, The Palestine Chronicle)

Tomado de Nueva Revolución

Fuente: The Palestine Chronicle

Fuente Original: https://www.investigaction.net

Comparte este contenido:

India: Se inaugura la Red de Universidades ASEAN-India

Se inaugura la Red de Universidades ASEAN-India

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores y Educación de la India, Rajkumar Rajnan Singh, y el secretario general de la ASEAN, Dato Lim Jock Hoi, inauguraron conjuntamente la Red de Universidades ASEAN-India (AINU) el 29 de agosto.

El objetivo de la AINU es hermanar universidades de la India y de la ASEAN en áreas de interés común mediante programas de intercambio de profesores.

Dato Lim Jock Hoi, en su discurso de apertura, apreció los programas de becas en curso ofrecidos por la India y expresó su esperanza en cuanto a que la red contribuyera al Plan de Trabajo de la ASEAN sobre Educación (2021-2025).

Además espera que aporte a las diversas iniciativas intersectoriales, incluyendo el Plan Maestro sobre Conectividad de la ASEAN 2025, la Declaración de la ASEAN sobre el Desarrollo de Recursos Humanos para el Cambio del Mundo del Trabajo y el Plan Maestro de Digitalización de la ASEAN 2025.

Fuente de la Información: https://reporteasia.com/cultura/educacion/2022/08/30/inaugura-red-universidades-asean-india/

 

Comparte este contenido:

Una profesora azerbaiyana galardonada en Canadá con el premio al mejor profesor

Una profesora azerbaiyana galardonada en Canadá con el premio al mejor profesor

Yegana Jafarova, que reside desde hace tiempo en Toronto, capital de la provincia canadiense de Ontario, ha sido galardonada con el premio al «Mejor Profesor» de la Facultad de Medicina de Farmacia donde imparte clases.

Lo declaró el jefe del departamento de relaciones internacionales de la Unión de Ancianos Túrquicos, experto en Wikipedia e investigador de la diáspora, Elnur Elturk, reporta AZERTAC.

Señaló que el premio se entregó el 20 de agosto en un acto dedicado a la entrega de diplomas a los graduados del año 2022.

Yegana Jafarova fue distinguida por primera vez con un premio similar por la Asociación de Colegios de Ontario en 2017 y lo recibió de dicho colegio en 2018 y 2019.

Fuente de la Información: https://azertag.az/es/xeber/Una_profesora_azerbaiyana_galardonada_en_Canad_con_el_premio_al_mejor_profesor-2262626

 

Comparte este contenido:

La salud mental en Palestina, una cuestión política

Por: Carmen Diez Salvatierra

Corría el año 2017, yo apenas llevaba un año viviendo en Francia, lo suficiente como para darme cuenta de que Palestina era un tema tabú. En un pequeño cine del barrio latino proyectaban un documental, Tras los frentes: resistencias y resiliencias en Palestina, que había visto anunciado en un cartel de una calle del barrio de Belleville.

Después de dos horas de documental, se abrió frente a mí una realidad hasta entonces desconocida: cómo la ocupación y el apartheid israelí estaban afectando a la salud mental de las y los palestinos. Hasta hace nada, poco se hablaba de salud mental. Menos aún de las consecuencias que tiene este violento sistema capitalista, patriarcal y colonial en ella, en nuestras relaciones afectivas, en nuestro esquema relacional con el mundo. Y ahí estaba Samah Jabr, poniendo el dedo en la llaga, desde su propio contexto, pero abriéndonos las puertas a una situación que en realidad es universal: la de cómo el sistema de opresiones se enzarza en dificultarnos el bienestar.

La verdadera solución para la salud mental en Palestina está en manos de los políticos, no de los psiquiatras. Porque vivimos nuestras vidas, a pesar de nosotras, bajo ocupación militar, tenemos que combatir a nuestro opresor, luchar cada día por liberar nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra tierra.

Al salir de la proyección, vi que se había editado una recopilación de artículos de Samah en francés. No necesité reflexionarlo mucho antes de proponer al comité de la editorial Hojas Monfíes la traducción y publicación al castellano. Y, gracias al paro técnico del covid, que me libró de la insoportable carga del trabajo, pude traducir y coordinar la aparición de este libro que hoy ha podido ver la luz: Tras los frentes, crónicas de una psiquiatra y psicoterapeuta palestina bajo ocupación.

Un abanico andaluz con el estampado de una kufiya palestina. Fatima Azahara
Abanico andaluz con estampado de kufiya palestina. @ftmzzhr1492 (©)

Pero, ¿quién es Samah Jabr? Es una psiquiatra, psicoterapeuta y escritora palestina, que ha recibido varios premios internacionales y hoy es la jefa de la Unidad de Servicios de Salud Mental de Cisjordania. Gran parte de su trabajo se centra en sensibilizar a la opinión pública, tanto a nivel local como internacional, sobre la importancia de la salud mental y el impacto de la ocupación en la integridad mental de los ocupados. El poco tiempo libre que le queda lo dedica a escribir artículos, dar conferencias y participar en emisoras de radio y televisión locales e internacionales.

Tenemos fe en nuestra capacidad colectiva para embellecer la ladera desnuda de la montaña e inspirar una primavera revolucionaria entre los oprimidos de la tierra.

Samah aprendió inglés de forma autodidacta y empezó a publicar sus crónicas a principios de los 2000 en medios como The Middle East Monitor o The Washington Report on Middle East Affairs. Su testimonio, tierno e incisivo a la vez, propone una mirada crítica de la ocupación ahondando en el trauma colectivo, la colonización cultural y psicológica y las estrategias israelíes de deshumanización progresiva del pueblo palestino. Humillación, aislamiento, control y sospecha, torturas, checkpoints, precariedad, marginación… Todos los males posibles se dan en Palestina. Como ella afirma en una de sus crónicas, “Un trauma individual puede dañar el espíritu, un trauma colectivo puede dañar el conjunto de la sociedad”. Ese trauma no dejará de existir mientras Palestina no sea libre.

Esperar que los palestinos no tengan odio o sentimientos negativos hacia Israel es como esperar que una mujer violada empatice con su violador. El activismo contra la opresión es el remedio para nuestro trauma político.

Samah denuncia en estas crónicas las múltiples violencias sistemáticas a las que está expuesto el pueblo palestino, lo que provoca un problema de salud mental generalizado. Para ella, la tierra palestina no podrá liberarse si no se liberan las mentes de su pueblo, si no se pone la vida en el centro. Hacer de la vida un acto de resistencia, hacer de la ternura un lugar de enunciación que nos libere: es lo que nos enseña este libro que, partiendo de un contexto particular, nos regala una mirada universal.

Hoy, cuando nos siguen llegando noticias tan aberrantes como la de Ahmad Manasra, preso desde los 12 años de edad, me digo que ni el dolor ni la rabia bastan. Como diría Samah, “nuestra acción de curación y recuperación es inseparable de nuestra lucha por la liberación. La vida bajo la opresión y la sumisión a la injusticia es incompatible con la salud psicológica”.

El libro de Samah Jabr puede adquirirse aquí.

Una entrevista que me hicieron las amigas de Mujeres por carta Francia, donde hablo de Samah y de su libro:

Fuente de la información e imagen:  El Salto

Comparte este contenido:
Page 1 of 742
1 2 3 742