Page 2 of 3
1 2 3

To end violence against women, Cambodian project teaches healthy relationships

Camboya/Julio de 2017/Fuente: UNFPA

Resumen: Las mujeres de la provincia Kampong Cham de Camboya no son ajenas a la violencia. Un asombroso 33% de las mujeres en la provincia han experimentado violencia física desde los 15 años, reveló una encuesta de 2014. Las estadísticas para el conjunto de Camboya no son mucho mejores. A nivel nacional, una de cada cinco mujeres ha sido objeto de violencia física.

Women in Cambodia’s Kampong Cham Province are no strangers to violence. A staggering 33 per cent of women in the province have experienced physical violence since age 15, a 2014 survey revealed. Statistics for the whole of Cambodia are not much better. Nationwide, one out of five women has been subjected to physical violence.

And much of this abuse is considered acceptable: Half of Cambodian women, and more than a quarter of men, believe there are conditions that justify violence against women. And in a 2013 study, close to 100 per cent of both men and women  believed that to be a man, one must be “tough.”

A pilot programme is working to stop the cycle of violence. Facilitators are reaching out to community members to address thorny issues of gender-based violence and gender inequality – by first tackling problems at home.

Ouk Kimchheang, 52, talks about her experiences with her family. © UNFPA Cambodia/Sophanara Pen

“Frequently, he comes home drunk and blasts his anger toward me when I ask his whereabouts or talk about his alcoholic behaviour,” Ouk Kimchheang, 52, said about her husband at one of these group sessions in Samraung Commune.

She described struggling to speak with him about issues, like communication, that had been raised in a previous session: “I told my husband about what we discussed. He seemed uninterested and kept quiet.”

A new generation of healthy relationships

Facilitators say Ms. Kimchheang’s situation is common. Session attendees are often women looking to improve their family relationships. But organizers say this can be a crucial first step in ending domestic abuse and promoting gender equality.

Many studies show that children’s exposure to domestic violence makes them more likely to perpetrate or experience abusive behaviour as adults. The pilot initiative therefore aims to help adolescents create healthy future relationships by improving their current home environments. It also helps parents model healthy behaviours. And as participants’ family relationships improve, they are better able to address issues such as harmful gender stereotypes.

Sor Bunthat, a facilitator in Boeung Nay, says the programme helps prevent domestic violence. © UNFPA Cambodia/Sophanara Pen

The programme hosts two series of group sessions, one for adolescents and the other for caregivers. The sessions focus on promoting positive relationships, coping with stress, improving communications, managing anger and resolving conflict.

Participants also discuss gender and human rights issues, and learn to recognize different forms of violence, including psychological and economic abuse.

Chan Nary, 33, a regular participant in the caregiver sessions in Sro Ngè Commune, says the information has been helpful: “I now can manage my temper much better when communicating with my children. I listen to their problems more attentively.”

A visible impact

The programme was launched in September 2016, in partnership with the Ministry of Women’s Affairs, UNFPA and the Partners for Prevention Regional Joint Programme. It is being implemented in five communes of Kampong Cham.

Some 30 facilitators – volunteers selected from the local community – have received the intensive training required to run these sessions. In turn, they have reached 125 caregivers and 125 adolescents.

“What I have learned at the weekend sessions has helped me to change the ways in which I communicate with my husband and children,” said Heng Chanthorn in Samraung. © UNFPA Cambodia/Sophanara Pen

The facilitators, too, report that the programme has influenced their relationships.

“My work not only contributes to preventing domestic violence in my community, but it also helps me to improve my own interactions with my children,” said facilitator Sor Bunthat, 35, a farmer and father of two.

And Suong Thach, one of the facilitators in Sro Ngè Commune, says the programme is having a visible impact. “I am so excited to see the change in people’s attitudes,” she said. “People use nicer words for their daily communication.”

And even Ms. Kimchheang says her relationship with her husband has improved.

“These days, my husband doesn’t drink alcohol and he has shared household chores frequently. And although he doesn’t join the sessions, he tells me to come every weekend,” she reported.

Fuente: http://www.unfpa.org/es/news/end-violence-against-women-cambodian-project-teaches-healthy-relationships

Comparte este contenido:

Initiative brings sexual health information to remote Cambodia

Camboya/Enero de 2017/Fuente: UNFPA

RESUMEN: Según la encuesta demográfica y de salud de 2014, las mujeres rurales son menos propensas que las mujeres urbanas a recibir información de los medios sobre planificación familiar, y es más probable que los adolescentes de las zonas rurales queden embarazadas. Más de un cuarto de las niñas de 15 a 19 años de edad en la provincia de Preah Vihear «han comenzado a tener hijos», según la encuesta.Una nueva iniciativa, implementada por el FNUAP y el UNICEF, tiene como objetivo mejorar el acceso a la información sobre salud sexual y reproductiva en las comunidades más marginadas y aisladas. El programa capacita a los líderes del distrito para llevar a cabo actividades de divulgación sobre estos temas delicados. «Es mi primera vez que estoy embarazada, y estoy un poco ansioso. Quiero estar bien preparada para la entrega «, dijo Kem Lean, quien no continuó su educación después del grado 8.

“I still remember when my neighbour experienced complications during delivery. She passed away on the way to the referral hospital. It was terrifying,” 16-year-old Kem Lean told UNFPA in the northern Cambodian province of Preah Vihear. “Now that I’m pregnant myself, I keep thinking that I don’t want that to happen to me.”

Still, Kem Lean had not yet sought antenatal care for her pregnancy – she did not know it was important. She was also unaware that pregnancy so early in life could pose risks to her health and to the long-term welfare of her child.

She is not alone. Lack of knowledge about sexual and reproductive health is common in remote communities like Svay Village, where Kem Lean lives. This leads to poorer maternal health, less use of family planning and higher rates of adolescent pregnancy.

According the a 2014 demographic and health survey, rural women are less likely than urban women to receive information about family planning from the media, and teens in rural areas are more likely to become pregnant. Over a quarter of girls aged 15-19 years old in Preah Vihear Province “have begun childbearing,” according to the survey.

Louern attends the outreach session with her son. She says the information on family planning will be helpful to her and her husband. © UNFPA Cambodia/Monika Mey

A new initiative, implemented by UNFPA and UNICEF, aims to improve access to sexual and reproductive health information in the most marginalized and isolated communities. The programme trains district leaders to conduct outreach on these sensitive topics.

“It’s my first time being pregnant, and I am a bit anxious. I want to be well-prepared for the delivery,” said Kem Lean, who did not continue her education past grade 8.

“A few days ago, I heard from the villagers that there was be an outreach session related to maternal health topics in my neighbourhood, so I decided to join. I was eager to know more.”

“Now I know”

Rolled out in the second half of 2016, the initiative helps district leaders plan and implement social development projects, which are often neglected in municipal budgets.

In Svay Village, a team of village, commune and district representatives – from the health, education and women’s affairs sectors – went door to door to encourage participation in the upcoming UNFPA-supported information session.

They also invited health professionals to speak at the session about issues such as maintaining a healthy pregnancy, the benefits of family planning and the risks associated with early pregnancy.

About 50 villagers in Svay attended the session, which was organized by the Sangkum Thmey district municipality.

A health worker presents information about voluntary family planning during an outreach session in Svay Village. © UNFPA Cambodia/Monika Mey

“Now I know what kinds of food I should eat and should not eat,” said Kem Lean. “The trainer also told me to visit a health centre for antenatal care at least four times during my pregnancy. I didn’t know this before.”

She also made plans to give birth in a health facility.

“When my due date is nearing, I will move into my relatives’ house in Siem Reap Town because the quality and facility there are much better than that in my community,” she said. “It’s safer for me and the baby.”

Looking to the future

Louern, a mother of two, said the family planning information at the session was particularly useful.

“My husband and I used to talk about this. We think two children are enough, but we’re not sure which way is the most suitable and appropriate for us. But now I’ve become more aware of modern contraceptives, their benefits and side effects. When I go back home, I’m going to discuss with him about these possible choices,” she said.

“Promoting sexual and reproductive health information is not just a health imperative. It’s also critical to poverty reduction,” explained Ros Heng, leader of Sangkum Thmey District. “When people are better informed, they will know how to delay their childbirth or stop childbearing. Being able to have the number of children they desire empowers people to improve their and their next generation’s livelihoods.”

Kem Lean echoed these thoughts when she was asked about her future plans.

“I believe that if I space my childbirths properly, my children’s future will be much brighter than mine,” she said. “I will make sure they finish school and get a good job.”

Fuente: http://www.unfpa.org/news/initiative-brings-sexual-health-information-remote-cambodia

Comparte este contenido:

«La Casa de la Paloma», escuela de formación para camboyanos discapacitados

Camboya/03 noviembre 2016/Fuente: Terra

Prom Sophea es una joven de 30 años que perdió una pierna en la adolescencia por un accidente con una mina terrestre y que, después de estudiar confección, trabaja en la escuela «La Casa de la Paloma» (Banteay Prieb), situada en las afueras de Phnom Penh.

Se estima que un 4 por ciento de la población de Camboya presenta alguna deficiencia física a causa de las minas terrestres, la guerra, accidentes o enfermedades como la poliomielitis.

Sophea es antigua alumna de «La Casa de la Paloma», una escuela que puso en marcha en 1991 el Servicio Jesuita de Camboya, con el apoyo de Manos Unidas y que es la única del país que ofrece formación profesional a personas con discapacidad.

Está situada en un antiguo centro de transmisiones militares, en el que el Ejército utilizaba palomas mensajeras para sus comunicaciones. De ahí procede el nombre de la escuela.

En el centro, que actualmente cuenta con 115 estudiantes, con edades comprendidas entre los 18 y los 40 años, se ofrece formación profesional durante un año en electrónica, mecánica, agricultura, confección, escultura y maquillaje.

En sus instalaciones, un grupo de personas con discapacidad, graduadas en la escuela, construye las sillas de ruedas «Mekong», adaptadas a las necesidades de la zona.

Klieng Vann, de 49 años, que sufrió la amputación de una pierna en un accidente con una mina terrestre cuando era soldado en 1990, es ahora profesor de electrónica en la escuela, después de haber pasado por sus aulas.

Un 80 por ciento de los estudiantes de «La Casa de la Paloma» consigue un trabajo, una vez que terminan su preparación, frente al 10 por ciento de discapacitados que tenía acceso a un empleo con anterioridad, asegura.

«Cuando se gradúan, los alumnos encuentran un trabajo y tienen éxito en la vida. Después de la escuela, hay un gran cambio. Ya no tienen miedo de salir de su casa. Tienen mayor autonomía e independencia», explica.

Los estudiantes proceden de entornos rurales de distintos puntos de Camboya, en los que carecen de tierras, de formación académica o de posibilidades de empleo.

La escuela les permite adquirir habilidades técnicas y sociales, así como mejorar y disfrutar de mayores responsabilidades en sus comunidades.

Durante el periodo de formación, se alojan en casas de estilo tradicional camboyano, en las que viven en grupos de diez personas y gestionan su vida en comunidad, participando en las tareas domésticas, bajo la supervisión de profesores y voluntarios.

La responsable de Manos Unidas en el Sudeste asiático, Patricia Garrido, subraya que en esta escuela las personas con discapacidad pueden acceder a una formación, tener unos ingresos y compartir con sus iguales.

«La formación y la convivencia con iguales les ofrece la oportunidad de ser autosuficientes y normalizar su discapacidad, elevar su autoestima y encontrar un lugar en la sociedad camboyana», destaca Garrido.

Fuente noticia: https://noticias.terra.es/mundo/asia/la-casa-de-la-paloma-escuela-de-formacion-para-camboyanos-discapacitados,b05286e8f18c722b928ebf414748ad4d0wk0pdr6.html

Fuente imagen: http://images.teinteresa.es/mundo/Casa-Paloma-formacion-camboyanos-discapacitados_TINIMA20161101_0088_5.jpg

Comparte este contenido:

Camboya: Despliegan más de 1.500 policías para que los estudiantes no copien

Asia/Camboya/28 Agosto 2016/Fuente:El País /Autor: Phnom Penh

En los últimos años se han registrado casos de sobornos de los alumnos a los profesores para que no informaran de esta infracción

Camboya ha desplegado este lunes 1.570 policías en los centros donde se celebran los exámenes del último curso de instituto en todo el país. El Gobierno ha lanzado este dispositivo en el marco de una campaña contra los sobornos y la corrupción en el sistema educativo. En los últimos años ha habido casos en los que los estudiantes sobornaban a profesores para que ignoraran que habían copiado. Este año 93.755 estudiantes harán las pruebas finales antes de ir a la universidad.

Los centros han sido acordonados por la policía en la capital, Phnom Penh, y los estudiantes han sido registrados para evitar el uso de ‘chuletas’ y de teléfonos móviles. «Estamos haciendo esto para garantizar la transparencia y la calidad en el sistema educativo», ha explicado Ros Salin, portavoz del Ministerio de Educación.

San Chey, director ejecutivo del grupo activista Red Afiliada para la Rendición de Cuentas Social de Camboya, ha defendido que copiar está muy arraigado en el sistema educativo de Camboya. «Antes, los sobornos en los exámenes y las filtraciones de exámenes se hacían abiertamente, lo que ayudó a que aumentaran las tasas de aprobados», ha explicado.

La campaña del Gobierno contra esta práctica ha supuesto que el número de aprobados se hayan reducido en los últimos años. En 2014, la tasa de aprobados en el examen del último curso de instituto se vio reducida a la mitad hasta el 40,67% y en 2015 se situó en el 55,87%, según las cifras del Ministerio de Educación.

«Llamo a todos los estudiantes a estudiar duro para los exámenes y a no llevar ningún documento o aparato electrónico a los lugares de examen», ha apuntado el ministro de Educación, Hang Chuon Naron. «Si hay violaciones, seréis suspendidos automáticamente».

Fuente de la noticia: 

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/08/22/actualidad/1471853685_306239.html?id_externo_rsoc=FB_CC

Fuente de la imagen: http://img.europapress.net/fotoweb/fotonoticia_20160822095651_640.jpg

Comparte este contenido:

Camboya: Cómo lidiar con la desigualdad?

Asia/Camboya/16.08.2016/Autor y Fuente:http://www.khmertimeskh.com/

La desigualdad es un problema global. La brecha entre ricos y pobres se está ampliando y profundizando en diferentes partes del mundo, principalmente debido a la industrialización injusto y el desarrollo insostenible.

El costo de la desigualdad es alta. Un estudio reciente realizado por el Fondo Monetario Internacional mostró que los niveles elevados de desigualdad eran perjudiciales para el ritmo y la sostenibilidad del desarrollo económico.

La desigualdad tiene un efecto moderador sobre la reducción de la pobreza, lo que lleva a una sociedad menos inclusivo, provoca la inestabilidad política e implica grandes costes sociales. También conduce a la pérdida de la confianza pública en las instituciones gubernamentales.

«La desigualdad es causa y consecuencia de la incapacidad del sistema político, y contribuye a la inestabilidad de nuestro sistema económico, que a su vez contribuye a un aumento de la desigualdad», escribió Joseph Stigitzs en su libro «El precio de la desigualdad», en el año 2012 .

Tanto las estructuras económicas y políticas son las causas fundamentales de la desigualdad. Stigitzs argumenta: «Si bien puede haber subyacente fuerzas económicas en juego, la política han dado forma al mercado, y la forma en que las formas ventaja la parte superior, a expensas de los demás.»

Se necesita la reestructuración económica a nivel mundial, regional, nacional y local para promover el crecimiento inclusivo, que genera oportunidades para todos los segmentos de la población y distribuye los beneficios de manera justa en toda la sociedad.

Las reformas políticas e institucionales son vitales para fortalecer el desempeño de las instituciones públicas en la prestación de servicios públicos de calidad y la garantía de la igualdad de oportunidades para todos.

Una alianza tri-sectorial o una asociación de la sociedad gobierno-empresarios-civil tiene que ser construido y fortalecido para promover la inclusión social – un proceso por el cual se hacen esfuerzos para garantizar la igualdad de oportunidades para todos, independientemente de sus antecedentes y las condiciones económicas, de modo que puede alcanzar su pleno potencial en la vida.

Se necesita un «enfoque global del conjunto del gobierno» para centrarse en la promoción de una sociedad inclusiva, como elevar a familias de bajos ingresos, ayudar a los niños de familias pobres superar desventajas tempranas y darse cuenta de su potencial, y el apoyo a las personas mayores y las personas con discapacidad para realizar su parte de la sociedad.

En Camboya, la brecha entre los ricos y los pobres se ha ampliado en los últimos años, con los que están en la parte superior agarrar la parte del león de crecimiento, mientras que la mayoría de las personas se quedan atrás.

No existe ningún estudio exhaustivo sobre las causas y consecuencias de la desigualdad en Camboya. Los estudios realizados por el Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Mundial mostraron que existe una enorme brecha entre el consumo de los hogares en las zonas urbanas y en las zonas rurales.

A pesar de que la tasa de pobreza se ha reducido significativamente en los últimos años del 47,8 por ciento en 2007 a 18,9 por ciento en 2012, la vulnerabilidad a la pobreza sigue siendo alta.

Esto significa que una gran población se concentra en la parte inferior de la distribución del ingreso. La tasa de pobreza se elevará rápidamente si hay choques externos tales como desastres naturales o la inestabilidad política o crisis económica.

La desigualdad, sobre todo las diferencias de desarrollo entre las zonas urbanas y rurales, en el Reino ha dado lugar a un enorme flujo de la migración laboral interna y transfronteriza. El número de trabajadores migrantes internos es de aproximadamente un millón y el número de trabajadores migrantes transfronterizos golpeó más de un millón.

Tailandia, Corea del Sur y Malasia son los principales destinos de los trabajadores migrantes de Camboya.

Para reducir la desigualdad, el gobierno tiene que centrarse urgentemente en el desarrollo rural favorable a los pobres. De acuerdo con un estudio realizado por el Banco Asiático de Desarrollo, los principales temas de desarrollo rural son la inseguridad en la tenencia de la tierra, la baja productividad de los problemas de coordinación de la tierra y el capital humano, las fallas del mercado y, débil y poco desarrollada infraestructura rural y la financiación para el desarrollo rural.

La educación inclusiva y la atención sanitaria son los sectores más importantes en el desarrollo rural. Se necesita aumentar la inversión pública en estos dos sectores.

La protección social, incluyendo redes de seguridad social y las políticas de seguridad social, necesita ser reforzado.

El gobierno tiene que aplicar de manera efectiva la descentralización administrativa y fiscal dado que es una estrategia de gobierno importante para potenciar y permitir a los gobiernos locales y la comunidad en la prestación de soluciones locales y la dirección colectiva a los problemas locales.

Fuente: http://www.khmertimeskh.com/news/28457/how-to-deal-with-inequality-/

Imagen: http://www.khmertimeskh.com/files/news/28457/1471199650.jpg

Comparte este contenido:

España: Sanidad Exterior aplica un 30% más de vacunas para viajeros

España/27 de Junio de 2016/Huelva

El Servicio de Sanidad Exterior de la Subdelegación del Gobierno, que incluye el centro de vacunación, ha detectado en los primeros seis meses del año un ascenso de atendidos, concretamente de un 30%, pasando de los 600 a los 750 aproximadamente, así como un aumento de las personas que han requerido este servicio para hacer algún viaje de ocio a un destino que lo necesite.

Hace tres años, la mayor parte de los vacunados viajaron por trabajo y tan solo un 10% lo hizo por ocio, mientras que desde esa fecha y en estos primeros meses del año desde el servicio han notado esta subida de viajeros por ocio, siendo Tailandia el destino principal atendido.

En declaraciones a Europa Press, la jefa de servicio y médico de Sanidad Exterior, Mar Faraco, ha lanzado un mensaje de recomendación para obtener información sobre las vacunas necesarias o recibir una educación sanitaria en el caso de que se vaya a realizar un viaje a este tipo de países.

 Los países de destino más frecuentes se encuentran en la zona de Suráfrica, Angola o la África subsahariana; países suramericanos como Brasil, Perú o Ecuador, entre otros, o del Sureste asiático como Tailandia, Vietnam, Camboya o Indonesia, elegidos principalmente para el ocio.
Fuente: http://www.huelvainformacion.es/article/huelva/2316793/sanidad/exterior/aplica/mas/vacunas/para/viajeros.html
Comparte este contenido:

Escuela prepara a camboyanas para ser «las nueras perfectas»

Camboya/20 de Junio de 2016/El Nuevo día

 Una escuela enseña a las mujeres camboyanas habilidades domésticas y normas sociales para ser buenas nueras, según antiguas normas que rigen el comportamiento de la mujer pero que empiezan a cuestionarse por movimientos feministas.

Entre pósteres de cocina y de frutas talladas, Chanvicheka Phan, una de las estudiantes, repasa algunas anotaciones de su cuaderno que indican como deberá respetar a su familia política y marido cuando esté casada.

A Phan, de 23 años, le preocupan sus suegros ya que «en Camboya son muy estrictos con sus nueras y les importa todo, te juzgan todo el tiempo por lo que tienes que estar atenta con todo lo que haces».

Lim Mouly Ratana, la fundadora de la escuela Koun Brosar Srey (La Nuera), comenzó a dar clases de cocina en 2001 y, tras apreciar a través de sus estudiantes lagunas en la educación pública, decidió en 2009 convertir el curso en una preparación para el matrimonio.

«Puede darle a las chicas el conocimiento para solucionar problemas y también aprender la responsabilidad que tendrán cuando tengan una familia», afirma la profesora en su aula-cocina situada en un céntrico barrio de Phnom Penh.

Sus materias incluyen tallado de frutas, repostería camboyana y occidental, cocina, costura, arreglos florales y parte del «Chbab srey» («Normas de la mujer», en camboyano), un poema didáctico que algunos académicos datan de principios del siglo XIX.

El «Chbab srey», junto a su versión para los hombres, el «Chbab proh», ha marcado los roles de género en Camboya desde su creación.

«Incluyo también las normas, pero solo las que considero importantes», aclara Lim Mouly Ratana consciente de la controversia que provoca el poema por sus connotaciones sexistas.

El Gobierno retiró el «Chbab srey» del currículo escolar en 2007 a petición del ministerio de Asuntos de la Mujer, pero parte de su contenido aún se enseña en algunos colegios, sobre todo en zonas rurales.

«Oh hija mía, el maestro de la habitación es nuestro superior: ¡nunca confundas esto!», es una de las recomendaciones del texto, según la traducción de la académica australiana Trude Jacobsen.

Para Jacobsen, que ha vivido de forma intermitente en Camboya desde los 14 años, el poema muestra un ideal de sociedad basado «en el privilegio del hombre y la sumisión de la mujer», según describió en un artículo académico.

Sin embargo, Lim Mouly Ratana considera que las reglas que desaconsejan a la mujer airear los problemas del hogar son útiles ya que «si hablamos con gente diferente el problema se hará cada vez más grande, y nuestra reputación cada vez peor».

El fundador de la Red de Hombres Camboyanos, que aboga por el empoderamiento de la mujer, Chhay Kim Sore, valora el respeto como parte de la cultura tradicional jemer pero afirma que es necesario cambiar algunos valores.

«No enseñan a la mujer a ser independiente, no le enseñan a tener iniciativa y tomar decisiones, los padres o hermanos le dicen, tienes que hacer esto, y si no lo hacen significa que no les respetan, que no obedecen, eso está mal», afirma el activista.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la violencia contra la mujer como una de las principales consecuencias de las diferencias de género en Camboya, según un informe publicado en 2015.

El estudio indica que el 21 por ciento de las encuestadas por la OMS sufrieron violencia física o sexual por parte de su pareja y cerca de la mitad de ellas no se lo contaron a nadie.

Además solo el 6.5 por ciento lo denunció a la policía y un 2 por ciento buscó asistencia legal, lo que demuestra, según el informe, que «el sistema legal tiene poco que ofrecer en términos de protección o asistencia».

Thavry Thul, una joven emprendedora camboyana que escribe un libro sobre el «Chbab srey» y el efecto de las diferencias de género, asegura que las normas tradicionales tienen que ser desafiadas.

«Los hombres son de oro y las mujeres son de tela, no tienen valor», se lamenta Thavry citando parte de un dicho sobre la virginidad que predica que los hombres «pueden lavarse como el oro», pero las mujeres no.

Fuente: http://www.elnuevodia.com/noticias/internacionales/nota/escuelapreparaacamboyanasparaserlasnuerasperfectas-2212534/

 

Comparte este contenido:
Page 2 of 3
1 2 3