Page 1 of 6
1 2 3 6

Jordania: reformas incumplidas, crisis social y creciente represión


Por: Victoria Silva Sánchez 


En marzo de 2011 los jordanos salieron a la calle para pedir reformas políticas y económicas. Diez años después de las Primaveras Árabes, las promesas reformistas no se han cumplido, el país se halla en una crisis económica y social y la solución parece consistir en más represión.

El arresto el pasado 3 de abril del hermano del rey Abdalá II, el príncipe Hamza, acusado de conspirar para derrocar a su hermano, ha sido el último episodio de la creciente ola represiva que surca el reino hachemita, tanto que los jordanos han tenido que informarse en la prensa internacional para conocer lo que estaba sucediendo en su país.

El llamativo suceso ha hecho olvidar que el pasado 24 de marzo se cumplieron diez años de las protestas de la Primavera Árabe en Jordania. La celebración del aniversario fue abortada por las autoridades, que durante todo el día desplegaron numerosos efectivos en distintas partes de Ammán, impidiendo la concentración de ciudadanos y deteniendo a más de cien personas, que fueron liberadas en los días posteriores.

En 2011 los movimientos ciudadanos pedían reformas que incluían un Parlamento representativo, un gobierno elegido en las urnas, reformas constitucionales, persecución de la corrupción, la reforma del sistema impositivo, rebajar la presión del aparato de seguridad y trabajar por la unidad nacional. El rey Abdulá II prometió trabajar por la implementación de estas reformas, pero cayeron en saco roto, como viene siendo habitual. Diez años después, ninguna de estas promesas se ha cumplido: no hay reforma de las instituciones políticas, la corrupción continúa rampante, el aparato de seguridad ha incrementado su poder y el espacio cívico está totalmente limitado.

Foto: Mercado en la ciudad antigua de Ammán. (Artur Widak/NurPhoto via Getty Images)

Más allá del coronavirus

La pandemia de coronavirus ha afectado gravemente a Jordania, que registra más de 627.000 casos confirmados y más de 7.100 fallecimientos desde marzo de 2020, mientras que apenas el 2,9% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna. Según el FMI, la economía jordana se contrajo un 3% durante 2020, el déficit presupuestario creció un 106% y los ingresos descendieron un 9,3%. Mientras, el desempleo ha alcanzado el 24,7% de la población activa a finales de 2020 y el Banco Mundial estima en un 27% más el número de jordanos que viven bajo el umbral de la pobreza.

Sin embargo, estos indicadores económicos negativos no tienen su origen en la pandemia, sino que son parte estructural de la economía jordana, principalmente importadora, basada en el sector servicios y el turismo, una débil industria centrada en la exportación, con bajo rendimiento del sector agrícola y dependiente de las rentas procedentes de la ayuda internacional y las remesas.

Un claro ejemplo son los presupuestos anuales de 2021, que permiten vislumbrar las carencias sistémicas, como un anticipo del déficit presupuestario en 2.600 millones de dinares jordanos (3.118,5 millones de euros). El Gobierno prevé recolectar el 76% de los ingresos a través del sistema impositivo (principalmente del sector privado) y estima destinar la mayor parte del gasto público al aparato civil (24,5%), Ejército y seguridad (27,5%), deuda pública (15%), prestaciones por jubilación y compensaciones (16%) y apenas un 5% en asistencia a los más vulnerables, salud, educación o subsidios. Dada la precaria situación que gran parte del comercio minorista y de sectores como la restauración atraviesa, las previsiones de ingresos pueden cambiar a la baja. Las reformas del sector impositivo no han surtido el efecto deseado y medidas como el recorte del sector público, necesario ante la imposibilidad de hallar nuevas fuentes de ingresos, se ven impedidas por el uso del sector público como moneda de cambio para comprar lealtades y favores, particularmente en la relación con los principales grupos tribales. Asimismo, en los últimos años la inversión directa extranjera también ha descendido en más de un 50%, debido al deterioro de la seguridad nacional y regional y la dificultad de hacer negocios debido a las trabas burocráticas, imposibilitando el desarrollo de proyectos de infraestructura y energía. Finalmente, la baja inflación demuestra el escaso poder de compra de los ciudadanos e impacta negativamente sobre la recuperación económica.

El alto nivel de desempleo está directamente relacionado con los sectores productivos de la economía, aunque no refleja el desempleo real. La mitad de la población jordana trabaja en el sector informal, por lo que es muy vulnerable a la pérdida de trabajo, y a la ausencia de un sistema de seguridad social efectivo que proteja a los desempleados e incentive el alta en el mismo, pero se resiste a ser regulado. Por otra parte, la dependencia externa lastra a la economía jordana de forma catastrófica, pues tanto su energía como su seguridad alimentaria están sujetas a la importación de productos como hidrocarburos, cereales, azúcar o carnes, muchos de ellos subsidiados hasta hace poco, suponiendo un gasto desorbitado par las arcas públicas.

Foto: Un grupo de personas en Ammán reciben la vacuna de covid19. (Jordan Pix/Getty Images)

Finalmente, los jordanos son cada vez más conscientes de la corrupción generalizada en el país. Según el último Índice de Percepción de la Corrupción publicado por Transparencia Internacional, Jordania figura como el 60 país menos corrupto a nivel global, pero el 55% de los jordanos consideraba en 2019 que la corrupción había aumentado durante el último año. La pandemia no ha hecho sino empeorar esta percepción, tal y como atestigua el enfado generado por la negligencia que causó la muerte de nueve pacientes en un hospital público por falta de oxígeno.

Inmovilismo político y aumento de la represión

Pese a las promesas de reforma política y económica, lo cierto es que el espacio político jordano se ha reducido desde 2011. La vigilancia sobre la discusión pública ha aumentado y con ello las dificultades de discutir sobre reformas democráticas. Se da una cierta tendencia inmovilista. Un ejemplo de esta persecución es el caso de los Hermanos Musulmanes. Aprovechando divisiones internas, el Gobierno reconoció en 2015 a la nueva organización disidente Sociedad de los Hermanos Musulmanes, leal al régimen, como legítima, y ordenó la disolución de los Hermanos Musulmanes originales, alegando que esta última no cumplía con la ley de partidos políticos. Pese a que recurrieron dicha decisión judicialmente, el Tribunal de Casación sentenció en julio de 2020 que la organización era ilegal y debía ser disuelta, aunque se trata de una decisión política influenciada por las presiones de países como Emiratos Árabes Unidos y su cruzada regional contra la hermandad.

El aparato de seguridad ha acaparado cada vez más espacio de acción y decisión a todos los niveles. A través de instrumentos legales como la Ley de Prensa y Publicaciones, la Ley contra el Cibercrimen o la Ley antiterrorista se ha criminalizado a periodistas y autores por expresar sus opiniones o, simplemente, compartir información en redes sociales. “La libertad de prensa está en su punto más bajo en muchos años, tanto en términos de autocensura como de temas que la prensa local ya no cubre”, apunta Adam Coogle, director adjunto de la división de Oriente Medio y Norte de África de Human Rights Watch.

Durante los últimos años no solo ha habido un aumento notable de la represión y la censura contra periodistas, activistas, dibujantes e, incluso, diputados, sino también del ciberespacio a través de la disrupción de redes sociales y de la conectividad como herramienta de gestión de las movilizaciones sociales. “En los últimos siete u ocho años ha habido una creciente oposición desde el Gobierno a Internet y la creencia de que este medio tiene que ser limitado y regulado”, apunta Issa Mahasneh, director ejecutivo de la Asociación Jordana de Código Abierto (JOSA, por sus siglas en inglés). Esta tendencia, que comenzó durante las protestas contra la austeridad de 2018, se ha afianzado. “Desafortunadamente, esto es algo recurrente. La gente ya espera, cada vez que hay una gran manifestación, que Facebook Live se vuelva inaccesible para sus usuarios”, señala Mahasneh. Desde JOSA reclaman mayor transparencia por parte de las autoridades respecto a estas disrupciones, cuya causa se niegan a explicar. En la actualidad, no existe base legal que justifique a las autoridades jordanas bloquear el acceso a determinadas aplicaciones sociales, ya que la única institución capacitada para bloquear la Red es la Comisión Reguladora de las Telecomunicaciones y para ello necesita una orden judicial amparada por la legislación vigente, tal y como sucede en el caso de los medios de comunicación online, cuyo bloqueo está respaldado por la ley de Prensa y Publicaciones. “El Gobierno insiste en que este es un país gobernado por el Estado de derecho. Este es el argumento que le lanzamos al gobierno: ‘De acuerdo. Si lo somos, muéstranos el respaldo legal detrás de este bloqueo’”, señala Raya Sharbain, gestora de programas de JOSA.

La pandemia ha retirado el velo sobre la creciente militarización de la vida pública que vive el país, que cada vez se asemeja más a algunos de sus vecinos. En marzo de 2020, el Gobierno aprobó una Ley de Defensa como medida excepcional para hacer frente a la pandemia. Un año después, esta norma, que otorga amplios poderes al primer ministro para gobernar por decreto, sigue vigente. Hasta la fecha se han publicado 27 de estos decretos, que en muchos casos están redactados en términos muy ambiguos, lo que permite perseguir penalmente a aquellos ciudadanos que compartan determinadas informaciones que “extiendan el pánico”. Esta tendencia ha acrecentado la represión durante la pandemia, que ha ofrecido episodios como la prohibición del sindicato de profesores y la detención y sentencia de sus líderes bajo cargos fabricados. “No se trata de nada nuevo. Simplemente, han ido más lejos que antes. Esto no es un producto de la legislación de emergencia, todo se ha hecho utilizando la legislación existente fuera de la pandemia”, apunta Coogle.

“Golpe de Estado” y golpe de efecto antidemocrático

Pese a que las autoridades militares negaron públicamente el arresto de Hamza, el vídeo filtrado a la BBC por el propio príncipe reconociendo estar bajo arresto domiciliario e incomunicado y un audio que ha sido posteriormente filtrado en redes sociales donde se escucha al jefe de las fuerzas armadas advertirle sobre sus actividades y al príncipe expulsándole de su domicilio, contradicen la narrativa oficial. En el vídeo Hamza arremetió contra la incompetencia y corrupción de los gobernantes y la creciente represión en el país, recogiendo así las reclamaciones de las últimas protestas. Además de él, también fue arrestado Bassem Awadallah, antiguo asesor del rey Abdalá y cercano a Mohammad Bin Salman, lo que ha avivado los rumores de la implicación saudí en la supuesta desestabilización.

Las autoridades han buscado vincular Hamza a la figura de Awadallah con el objetivo de desacreditar al primero frente a la población, pero el resultado ha sido el opuesto. El Gobierno no se ha referido a los sucesos como “golpe de Estado” sino como “acciones desestabilizadoras”, con conexiones internacionales hasta ahora desconocidas. Pero son muchos los jordanos que cuestionan la veracidad de lo ocurrido o al menos creen que les están ocultando una parte de lo sucedido, hecho que queda demostrado por la prohibición impuesta a los medios de informar sobre esta cuestión. Lo que sí está confirmado es el triste precedente que este suceso ha sentado en el país, y aunque el propio Hamza ha movido ficha declarando públicamente su lealtad al rey, la cuestión está lejos de haberse resuelto. En cualquier caso, su consecuencia más palpable será el aumento, aún más si cabe, de la vigilancia y la represión.

A diez años de la Primavera Árabe, la esperanza reformista parece haber pasado de largo por Jordania. La falta de democracia y participación de la sociedad civil, la corrupción rampante, el creciente desempleo y escaso crecimiento económico, la creciente represión y militarización de la vida pública no hacen presagiar avances. Después de la pandemia, a las autoridades jordanas se les acaban los chivos expiatorios para continuar posponiendo unas reformas tan necesarias que, de no ser implementadas, acabarán fagocitando al propio sistema.

Fuente e imágenes: https://www.esglobal.org/jordania-reformas-incumplidas-crisis-social-y-creciente-represion/

Comparte este contenido:

Estudiantes en escuela en el primer día del nuevo año escolar en Jordania

Asia/Jordania/06-09-2020/Autor(a) y Fuente: spanish.xinhuanet.com

 AMAN, 1 septiembre, 2020 (Xinhua) — Imagen del 1 de septiembre de 2020 de estudiantes en una escuela en el primer día del nuevo año escolar en Amán, Jordania. (Xinhua/Mohammad Abu Ghosh)

JORDANIA-AMAN-COVID-19-ESCUELA-REAPERTURA

AMAN, 1 septiembre, 2020 (Xinhua) — Imagen del 1 de septiembre de 2020 de estudiantes en una escuela en el primer día del nuevo año escolar en Amán, Jordania. (Xinhua/Mohammad Abu Ghosh)

JORDANIA-AMAN-COVID-19-ESCUELA-REAPERTURA

AMAN, 1 septiembre, 2020 (Xinhua) — Imagen del 1 de septiembre de 2020 de una estudiante en una escuela en el primer día del nuevo año escolar en Amán, Jordania. (Xinhua/Mohammad Abu Ghosh)

Fuente e Imagen: http://spanish.xinhuanet.com/photo/2020-09/03/c_139335969.htm

Comparte este contenido:

Comienza curso escolar en Jordania con precauciones de la Covid-19

Asia/Jordania/03 Septiembre 2020/prensa-latina.cu

Más de dos millones de estudiantes regresaron a las escuelas en Jordania, aunque con medidas preventivas contra la pandemia de la Covid-19, destacan hoy medios informativos locales.
El inicio del curso escolar se caracterizó por una combinación de alumnos en aulas y otros bajo el sistema de enseñanza a distancia.

Este último método estuvo en funciones en los últimos seis meses para evitar la propagación del mortal patógeno.

Unos cuatro mil 940 centros docentes abrieron sus puertas después de garantizar preparación educativa y de salud, según Petra, la Agencia de Noticias de Jordania.

La fuente refirió que se recibirá el alumnado en turnos para evitar hacinamiento, mientras unos 90 mil educadores retomaron sus funciones en sus respectivos centros docentes.

El ministro de Educación Tayseer Nuaimi abriga la esperanza de que los padres coadyuven en la concientización de sus hijos a la luz de las circunstancias excepcionales.

Con dos mil 97 positivos a la Covid-19 y 15 muertos, Jordania presenta un panorama menos desolador que los países de su entorno, aunque las autoridades temen por nuevos brotes y no flexibilizaron del todo las medidas de protección.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=393611&SEO=comienza-curso-escolar-en-jordania-con-precauciones-de-la-covid-19
Comparte este contenido:

Emiratos árabes: Dubai Cares lanza programas educativos para empoderar a refugiados y jóvenes

Asia/Emiratos Árabes/20 Febrero 2020/https://wam.ae/

Dubái Cares ha anunciado el reciente lanzamiento de tres programas educativos innovadores en Jordania, destinados a empoderar a los refugiados sirios y niños jordanos, junto con educadores y representantes del gobierno.

El lanzamiento de los programas fue presenciado por una delegación de Dubái Cares, dirigida por el Director Ejecutivo de la organización, Dr. Tariq Al Gurg, en la Escuela Primaria Um Farwah en Bayader Wadi Al Seer de Jordania.

Se comprometieron más de US $ 7 millones (AED26 millones) para los tres programas que cubrirán un espectro completo de necesidades educativas en los niveles preprimario, primario y secundario entre los refugiados y las comunidades de acogida en Jordania.

La delegación también se dirigió a Al-Ara’ek, una organización comunitaria en Hay Nazzal de East Amman, donde se realizó un recorrido por las instalaciones antes de una reunión con maestros, niños y sus padres, así como con el comité comunitario local.

Uno de los programas, lanzado en asociación con Plan International Jordan, Plan International Canada, Lamsa World y Ustad Mobile, verá más de $ 1.5 millones (AED5.5 millones) invertidos en el campo de la educación preprimaria. El programa proporcionará atención y desarrollo de la primera infancia, ECCD, servicios para niños refugiados sirios, así como niños de comunidades de acogida.

Un informe del ACNUR muestra que solo el 69 por ciento de los niños en Jordania menores de seis años, e incluso menos entre los refugiados sirios, tienen acceso a atención preprimaria, y el acceso a KG privado se considera un lujo, y la provisión pública de preprimaria Los servicios son muy bajos.

Con una duración de dos años, el programa buscará garantizar que 4.000 niños y niñas, con edades comprendidas entre cinco y seis años, estén adecuadamente preparados para ingresar a la educación de primer grado. El programa se extenderá a niños de tres provincias de Jordania, incluido el campo de refugiados de Azraq. También busca movilizar y alentar a 2.000 padres a inscribir a sus hijos, aumentando el acceso a jardines de infancia a través de planes de expansión.

El programa centrado en el ECCD también busca apoyar a los niños que ya están matriculados en escuelas de preescolar, mejorando la calidad de los jardines de infantes establecidos a través de programas integrales de capacitación de maestros y apoyo psicosocial para niños vulnerables en la comunidad.

Al destacar la importancia del programa, el Dr. Tariq Al Gurg dijo: «A través de este programa, Dubái Cares tiene como objetivo apoyar la educación preescolar de calidad y estimular los servicios de cuidado para todos los niños. Esto incluye apoyar al Gobierno de Jordania para lograr su objetivo de universalizar la preescolar educación escolar dentro de la comunidad de acogida y campamentos de refugiados en todo el país «.

«Este programa», continuó, «también está en línea con la estrategia» Educación en emergencias «de Dubái Cares, ya que tiene como objetivo apoyar a los niños sirios y jordanos en el nivel preprimario al darles acceso a una educación de calidad desde el principio, mientras aprovecha la tecnología a través de dispositivos móviles existentes para aumentar el alcance sin infraestructura adicional «.

La delegación de Dubái Cares también lanzó el programa titulado, Transformando la educación de los refugiados hacia la excelencia, TREE. El programa, implementado por Salvar a los niños y el MIT Abdul Latif Jameel Laboratorio Mundial de Educación, MIT J-WEL, tiene como objetivo apoyar la necesidad urgente de desarrollo profesional docente, TPD, en un contexto extremadamente desafiante.

Durante un período de cinco años, el programa TREE de $ 5.5 millones (AED20.2 millones), que incluye una contribución de $ 1.5 millones de Dubái Cares, involucra a maestros, directores y representantes del gobierno con el equipo del programa para desarrollar y refinar un proceso iterativo que se enfoque en dos áreas centrales para mejorar la TPD en Jordania. Este programa piloto, que beneficiará a 1.350 maestros e impactará a 745.000 personas en Jordania, será escalable para ayudar a millones de niños en situaciones de crisis.

El tercer programa, ‘MiyaMiya’, es un programa habilitado por la tecnología enfocado en la reintegración de los niños fuera de la escuela a la educación secundaria, que es clave para obtener acceso a oportunidades laborales básicas y abrir caminos hacia la educación superior.

Según un informe del ACNUR, solo alrededor del 20 por ciento de los niños sirios en edad escolar secundaria están matriculados en educación formal, mientras que el resto trabaja principalmente para mantener a sus familias.

No asistir a la educación secundaria impide que los estudiantes aprueben el examen final «Tawjihi» y reciban la certificación escolar necesaria para acceder al mercado laboral o estudiar más. La tasa de éxito para aprobar el «Tawjihi» es solo del 32 por ciento entre los jóvenes refugiados sirios y del 40 por ciento entre los jóvenes jordanos, lo que subraya la presión general sobre los maestros y la falta de inversiones en capacidad pedagógica durante décadas.

MiyaMiya cuenta con el apoyo de un consorcio de donantes mundiales, incluidos Dubái Cares, la Fundación One, la Fundación Vitol y el Grupo Chalhoub. El líder de tecnología educativa con sede en Washington DC, Pedago, el iniciador del proyecto, actuará como gerente del programa, con Questscope con sede en Amman implementando la iniciativa en todo el Reino. La Fundación Queen Rania para la Educación y el Desarrollo ofrece capacidad de diseño, investigación y evaluación.

Fuente e imagen tomadas de: https://wam.ae/es/details/1395302824576

Comparte este contenido:

El programa educativo del MECI para niños refugiados en Jordania: un ejemplo de buena práctica

Asia/Jordania/16 Enero 2020/Fuente: Política exterior 

El Middle East Children’s Institute (MECI) es un organismo público exento de impuestos cuya misión consiste en resolver las necesidades educativas, psicológicas, de salud personal primaria y de higiene y otras necesidades básicas de niños y mujeres en las zonas pobres y asoladas por las guerras de Oriente Medio. El innovador modelo de desarrollo comunitario centrado en los niños del MECI refuerza a las comunidades en la región mediante un planteamiento basado en tres pilares: educación infantil, empoderamiento de las mujeres y desarrollo económico. Su principal preocupación es contribuir a la estabilidad en la región mediante la educación y el desarrollo de aptitudes de los niños y las mujeres de zonas vulnerables de Oriente Medio para que se conviertan en agentes de cambio, en modelos positivos a seguir y en líderes en una vibrante comunidad.

El MECI opera en Oriente Medio desde 2007, cuando lanzó su programa piloto extraescolar en Beit Rima, un antiguo pueblo de Ramala (Cisjordania), que mostraba prometedoras perspectivas por su condición socioeconómica dentro de la gobernación. Se llevó a la práctica en colaboración con Mercy Corps. El programa de desarrollo comunitario basado en la educación se esfuerza desde entonces en lograr un enriquecimiento académico mediante actividades extracurriculares en clubes, con atención sanitaria básica y alimentaria y ayuda psicológica.

A raíz del éxito de este programa piloto en Beit Rima y en Deir Ghassaneh en 2013, en plena crisis siria, se creó el MECI Jordania para resolver las necesidades educativas de los niños refugiados sirios y de los niños desfavorecidos de la comunidad de acogida. En colaboración con UNICEF, la Unesco, el Malala Fund, The Syria Fund, el Festival de Salzburgo y la Turki Foundation, los programas del MECI han llegado a miles de niños vulnerables y les han ayudado a progresar académicamente, a matricularse en colegios reglados, a mejorar sus mecanismos para enfrentarse a sus traumas y a convertirse en miembros activos de la sociedad. El trabajo del MECI en Jordania ha aportado conocimientos únicos. Jordania es un país relativamente pequeño, con una población cercana a los 11 millones de habitantes que acoge a 1,5 millones de refugiados sirios, una de las mayores proporciones per cápita con respecto a la población local como país de acogida de los vecinos desplazados afectados por la guerra. Según el último censo de ACNUR, actualmente hay 670.238 refugiados activos registrados en el país, de los que el 18,5% vive en campos de refugiados y el 81,5% restante en zonas urbanas, periurbanas y rurales entre comunidades de acogida y familias locales.

En la época en la que se iniciaron las operaciones del MECI Jordania, en los primeros años de la crisis, el porcentaje de refugiados que vivían fuera de los campos era más elevado, los servicios estaban desorganizados y dispersos y existía una evidente falta de servicios en algunas gobernaciones. Varios factores han contribuido al establecimiento del módulo del MECI Jordania, entre los que se incluye el hecho de que Siria es un país con un mayor crecimiento de la población juvenil que Jordania. La demografía de las familias sirias y el creciente número de niños en edad escolar suponen un enorme desafío y también una prometedora ventaja para el país de acogida si se abordan correctamente. La entrada de refugiados sirios en Jordania ha aumentado la proporción de niños y jóvenes frente a los mayores y, por esta razón, el MECI ha centrado sus programas en el bienestar, el crecimiento, la formación y la educación incondicional de los niños…

Fuente: https://www.politicaexterior.com/articulos/afkar-ideas/programa-educativo-del-meci-ninos-refugiados-jordania-ejemplo-buena-practica/

Comparte este contenido:

Alemania ofrece apoyo financiero a Jordania para educación técnica

Europa/Alemania/28 Noviembre 2019/Spanish.people

 Alemania otorgará 20 millones de euros (22 millones de dólares) para financiar la primera etapa de un programa de promoción de la educación técnica y la formación profesional en Jordania, conforme a un acuerdo firmado hoy por las dos partes.

El acuerdo contempla la construcción, equipamiento y amueblamiento de un colegio de formación técnica en una universidad de Ammán, según un boletín del Ministerio de Planificación.

El proyecto será ejecutado y gestionado por la universidad y busca desarrollar programas técnicos y de formación profesional de alta calidad alineados con la necesidad del mercado laboral, añadió.

El programa abarcará más institutos de formación profesional en el reino, agregó.

Fuente: http://spanish.people.com.cn/n3/2019/1125/c31618-9635152.html

Comparte este contenido:

Finaliza una huelga histórica de maestros en jordania con un aumento salarial de entre 35 y 75%

Asia/ Jordania/ 08.10.2019/ Fuente: www.grupolaprovincia.com.

 

El gobierno de Jordania y el Sindicato de Maestros llegaron hoy a un acuerdo para aumentar el salario básico entre un 35 y 75%, luego que unos 80.000 docentes de escuelas se declararan en huelga durante un mes, una medida histórica.

La huelga, la más larga en el país, afectó a unas 4.000 escuelas públicas y mantuvo a más de 1,5 millones de estudiantes fuera de sus aulas durante las últimas cuatro semanas.

Luego de tres rondas de negociaciones que comenzaron ayer por la tarde y duraron toda la noche, el sindicato y el gobierno lograron acordar un aumento que se aplicará a partir del año que viene, de entre un 35 y un 75% en los salarios básicos, según la categoría de los profesores.

«Anunciamos que la huelga, la más larga en la historia de Jordania, ha llegado a su fin y que nuestros estudiantes regresarán a sus aulas», manifestó el presidente interino del Sindicato de Docentes de Jordania, Naser Nawasrah, en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Estado para Asuntos Jurídicos jordano, Mubarak Abu Yamin, citada por la agencia de noticias EFE.

Los docentes comenzaron la medida a raíz de una demanda salarial que fue tomando fuerza por parte del gremio y cuya respuesta gubernamental también escaló hasta una fuerte represión.

El 5 de septiembre pasado los maestros fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad cuando intentaban llegar a la sede del primer ministro, en el centro histórico de Aman, la capital jordana.

La violencia llevó a los docentes a lanzar tres días después una huelga por tiempo indefinido, exigir que los salarios básicos aumentaran un 50% y una disculpa del gobierno, que llegó recién ayer de la boca del propio primer ministro, Omar al Razaz.

El gobierno ya le había acercado al sindicato una oferta de aumentos salariales de 33 y 40 dólares mensuales, que el gremio docente consideró escasa y la rechazó.

El gobierno había sostenido que el país vive una crisis económica y que no dispone de recursos suficientes como para hacer frente a todas las demandas y necesidades de la población, unos 10 millones de habitantes, además de 1,3 millones de refugiados sirios, según las autoridades.

El país sufre un déficit crónico en el presupuesto público, que, según las proyecciones presupuestarias para el año fiscal 2019, es de 1.200 millones de dólares, o el 4% del PBI. (Télam)

Fuente de la noticia: https://www.grupolaprovincia.com/internacionales/finaliza-una-huelga-historica-de-maestros-en-jordania-con-un-aumento-salarial-de-entre-35-y-75-377424

Comparte este contenido:
Page 1 of 6
1 2 3 6