Saltar al contenido principal
Page 1 of 3
1 2 3

Trinidad: Venezolanos residentes en Trinidad y Tobago serán vacunados contra covid-19

Venezolanos residentes en Trinidad y Tobago serán vacunados contra covid-19

Los venezolanos, junto con el resto de inmigrantes que residen en Trinidad y Tobago, recibirán las vacunas contra la covid-19 de que dispongan las autoridades sanitarias locales, según anunció el primer ministro del país caribeño, Keith Rowley.

Rowley, que también es presidente de la Comunidad del Caribe (Caricom), hizo el anuncio en una conferencia de prensa divulgada este sábado junto al director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Con información de EFE

Comparte este contenido:

COVID-19 y la brecha digital en la educación de Trinidad y Tobago

América Central/Trinidad yTobago/ GlobalVoice/ Amilcar Sanatan/ 

El 16 de marzo de 2020, solo una semana antes de que el país entrara en su versión del confinamiento para frenar la difusión de COVID-19, el Gobierno de Trinidad y Tobago ordenó el cierre de todas las instituciones educativas.

En su mayoría, universidades y otras instituciones educativas superiores pudieron hacer la transición a la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación en línea. Sin embargo, en muchas escuelas primarias y secundarias quedó expuesta la gravedad de la brecha digital del país y la necesidad de abordar el analfabetismo digital en Trinidad y Tobago.

En comparación con varios estados miembros del CARICOM, el panorama digital de Trinidad y Tobago parecía ofrecer un entorno propicio para el aprendizaje digital. Se informó que la penetración de internet era del 77.3 % en diciembre de 2018, y durante casi dos décadas ha habido un importante inversión estatal y apoyo por parte de agencias de desarrollo para el desarrollo de la infraestructura digital y los servicios electrónicos en el sector público.

Sin embargo, nuestro sistema educativo se ha quedado atrás. En junio de 2019, el ministro de Educación, Anthony Garcia, anunció que Trinidad y Tobago informaría al Consejo de Exámenes del Caribe, la junta central de exámenes del CARICOM, que las escuelas del país no estarían listas para el cambio previsto para 2020. El objetivo era que el sistema de educación pública estuviera preparado para hacer esa transición para 2021.

Desde entonces, la llegada de la pandemia de COVID-19 ha acelerado estos esfuerzos y la urgencia de pasar a una enseñanza, aprendizaje y evaluación en línea. Sin embargo, lo que no transita con la misma facilidad son las desigualdades socioespaciales que existen en Trinidad y Tobago, y la respectiva brecha digital –término usado por científicos sociales y otros para referirse al acceso desigual a las tecnologías básicas de la información y las comunicaciones.

El concepto de una brecha digital parece abstracto hasta que no examinemos las realidades a las que se enfrentan profesores y estudiantes. He estado entrevistando a profesores de secundaria que enseñan a estudiantes de quinto año (de 15/16 años). En una escuela secundaria en el distrito Caroni en el centro de Trinidad, de 15 estudiantes en la clase de inglés A, ocho no tenían acceso a un portátil o a internet. El profesor creó un grupo en WhatsApp para que estos estudiantes participaran. Le envió por correo electrónico al grupo un ejercicio de revisión de exámenes, y después de una semana recibió respuestas de solo dos estudiantes.

De manera similar, otra profesora de una escuela secundaria de Puerto España, la capital de Trinidad, informó que solo estaba en contacto regular con cuatro de los 20 estudiantes de su clase. La tasa de participación ha sido baja y el compromiso con los estudiantes se dificulta en las escuelas en que la mayoría de los estudiantes procede de comunidades con recursos insuficientes. No obstante, algunos profesores han creado vibrantes comunidades en línea para la enseñanza y el aprendizaje del inglés y las matemáticas, pero parecen ser excepciones a la regla.

La navegación por las tecnologías en línea para la educación presenta muchos desafíos, además de las preocupaciones obvias sobre la capacidad de los estudiantes para acceder a las herramientas y tecnologías necesarias. La interacción entre profesores y estudiantes en el espacio digital es diferente de la participación presencial y depende del nivel de conocimientos digitales de ambas partes. Para llevar a cabo procesos educativos “formales” en línea se requiere tanto competencia como confianza. Como prueba, basta con preguntar a cualquiera de los numerosos parlamentarios o consejeros de la administración local que han ayudado a los ciudadanos a presentar solicitudes en línea para servicios sociales.

Para compensar la falta de una formación pedagógica general en este rubro, se está capacitando a los maestros del sistema de educación pública de Trinidad y Tobago para que hagan la transición mediante talleres y seminarios en línea de “emergencia” poco a poco. Dado que es difícil hacer un seguimiento de la participación de los estudiantes en las clases en línea, una parte importante de la enseñanza y la comunicación con los estudiantes se ha trasladado a las comunicaciones telefónicas. “Las clases en línea” se han convertido, en algunos casos, en “clases telefónicas” ya que los profesores utilizan grupos de WhatsApp o llamadas a través de su propio móvil para hablar con los estudiantes. Esto tiene consecuencias para lo que pensamos es una enseñanza en línea eficaz, además de la labor adicional que los profesores deben realizar para atraer a los estudiantes.

Los sucesivos gobiernos de Trinidad y Tobago ya han introducido la tecnología en las escuelas. El programa “Computadoras portátiles en las escuelas” del Ministerio de Educación, empezado en 2010 por la administración del Movimento Nacional Popular, no produjo los importantes cambios pedagógicos y de actitud que declaró que produciría. Los estudios de evaluación del programa han mostrado cómo los profesores y estudiantes tenían diferentes expectativas en cuanto al uso de computadoras portátiles en las clases, y el éxito del programa dependía más de la cultura de cada escuela que de cualquier beneficio procedente de la propiedad individual.

Sin embargo, el alcance del programa puso de relieve la limitada capacidad en materia de las tecnologías de la información y la comunicación de que disponen las escuelas secundarias y la necesidad de dirigir recursos para mejorarlas. Para 2016, la administración del Movimiento Nacional Popular dejó de distribuir computadoras portátiles personales a los estudiantes en favor de un enfoque destinado a fomentar la capacidad de las escuelas en materia de tecnologías de la información y la comunicación.

Ya antes he criticado públicamente la aplicación del programa “Computadoras portátiles en las escuelas” tanto por su incapacidad para hacer frente a los problemas de la alfabetización digital como por su incapacidad de crear contenidos adecuados para los modos digitales de aprendizaje. Mi posición ha cambiado desde entonces. Estoy a favor de una revisión integral de las tecnologías de la información y la comunicación en la educación que también ponga las computadoras portátiles en manos de los estudiantes. ¿Cambiará la COVID-19 también las posturas políticas del régimen actual?

Los profesores y los administradores escolares también señalaron la necesidad de servicios de apoyo para los estudiantes con problemas físicos y de aprendizaje, así como de intervenciones en los hogares en los que los conflictos entre padres e hijos son más intensos. Muchos estudiantes en Trinidad y Tobago enfrentan un alto nivel de estrés en sus hogares y comunidades, y con las nuevas disposiciones, muchos jóvenes se encuentran ahora con la carga de tener que cuidar de sus hermanos menores, incluso gestionar sus necesidades educativas. La división desigual del trabajo a menudo significa que esas tareas recaen en las jóvenes y las niñas.

Decir que el Estado ha sido negligente en su deber de educar al público durante esta crisis sería desestimar la importante respuesta de emergencia y la ayuda que han ofrecido dado el cierre de las escuelas. La transferencia bastante rápida de las comidas del Programa de Nutrición Escolar a las “tarjetas de alimentos” de corto plazo de los padres en función de las necesidades fue impresionante.

Pero los ministros del Gobierno y los funcionarios públicos del Ministerio de Educación tienen una tarea difícil por delante. Una conferencia de prensa del 14 de abril ofreció un panorama del difícil contexto en el que tienen que trabajar para que la “actividad principal de la educación” continúe. También mostró su apertura para responder a preguntas sobre cuestiones pertinentes como las fechas de los exámenes a nivel local y regional.

Pero lo que no escuché fue un reconocimiento de la importancia de los estudiantes como partes interesadas y responsables de la toma de decisiones. Los líderes del gobierno estudiantil, los clubes de estudiantes y los “usuarios” de los estudiantes digitales deben participar de las decisiones que se toman en su nombre y que darán forma a su futuro.

Screenshot of the Trinidad and Tobago Ministry of Education's recently launched online learning platform.

Captura de pantalla de la plataforma de aprendizaje en línea recientemente lanzada por el Ministero de la Educación de Trinidad y Tobago.

Ya sea que llamemos a lo que estamos experimentando una crisis o un desastre, lo que tendrá que seguir es una recuperación y una remodelación de la educación, y dejar a los estudiantes fuera de la discusión sobre esto es dejarlos de lado. Las experiencias y las perspectivas de los estudiantes de todos los niveles del sistema educativo debería influir en la respuesta y en la “solución” del sistema educativo. Lo que no queremos es una situación donde la exclusión de los estudiantes se convierta en una amenaza más grande que la COVID-19 para nuestra educación. Como afirmó Martin Carter, poeta guyanés: “¡Estamos todos implicados! ¡Todos están tomados!”.

Inmediatamente después de la rueda de prensa del Ministerio de la Educación del 14 de abril, recibí dos llamadas. La segunda era la de un pariente que estaba tratando de decidir si invertir en clases particulares ofrecidas por el profesor de primaria de su hijo al costo de 300 dolares por semana (45 dolares estadounidenses). La oferta incluía dos vídeollamadas vía WhatsApp.

La primera llamada fue la de un estudiante de sexto año que me ofreció una revisión del Sistema de Gestión del Aprendizaje Escolar (SLMS), plataforma en línea recientemente lanzada por el Ministerio, sobre la base de la facilidad de uso y el contenido. Quienes hayan aceptado que los políticos realicen la evaluación de la plataforma deberían inscribirse y sacar sus propias conclusiones. Tal vez entonces podrían empezar a distinguir entre las relaciones públicas y la realidad.

Comparte este contenido:

Trinidad y Tobago sigue enfrentando estigma de VIH y falta de educación sexual

Redacción: Global Voices

Ministro sostiene que la proflaxis para evitar VIH promueve comportamiento de «alto riesgo».

En una entrevista con el medio trinitense Newsday a mediados de diciembre de 2019, Terrence Deyalsingh, ministro de Salud de Trinidad y Tobago, hizo una declaración controvertida cuando sugirió que si el fármaco que previene el VIH, conocido como PrEP (profilaxis previa a la exposición), estuviera disponible alentaría la promiscuidad.

El ministro Deyalsingh hizo comentarios similares en la ceremonia de suscripción del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y sida en 2016, dirigido a eliminar la diseminación del VIH para 2030. En la ceremonia, el ministro dejó en claro que el Gobierno no permitiría el acceso al PrEP a través del sistema de salud pública.

La actitud de Deyalsingh hacia la prevención del VIH/sida pone de manifiesto la actual lucha de Trinidad y Tobago con el estigma del VIH y falta de educación sexual.

Aunque está demostrado que el PrEP reduce las opciones de contraer el virus del VIH, Deyalsingh sostuvo que el Gobierno no subsidiará el fármaco PrEP porque la promoción de su campaña del VIH/sida del ministerio es cuidado tras la exposición, no prevención. Dijo que si las personas quieren el fármaco, está disponible en el sector privado de salud.

Deyalsingh mencionó excepciones a la regla, y los cuidadanos sintieron que sus comentarios exacerbam el fuerte estigma de VIH/sida.

En la entrevista con Newsday, Deyalsingh explicó que un trabajador del sector salud se clavó accidentalmente una aguja, por ejemplo, o en casos de ataque sexual, los involucrados tendrían el tratamiento si existe la posibilidad de que contraigan el virus. Mientras la Organización Mundial de la Salud clasifica el PrEP como una “medicina esencial“, el ministro explicó su posición:

PrEP es dar […] a las personas antes de la exposición al VIH… Significa que, a sabiendas, vas a participar en algún comportamiento que te pondría en mayor riesgo de contraer VIH y quieres tomar un fármaco para evitar contraer VIH. […]

Esa no es una política del Gobierno […] tan simple como eso.

Su comentario fue recibido con muchas críticas, sobre todo de los aproximadamente 29 000 ciudadanos que viven con el virus —un número reducido, gracias en parte a las iniciativas de agencias gubernamentales y organizaciones no gubernamentales dedicadas a la educación, prevención y reducción del estigma del VIH/sida.

Estigma por HIV

Los pacientes positivos de VIH a menudo enfrentan discriminación por su condición de salud, y muchos no pueden pagar los fármacos necesarios a través del sistema de salud privado.

La Asociación de Planificación Familiar de Trinidad y Tobago (FPATT por su nombre en inglés) ha insistido que el Gobierno debe hacer que el fármaco esté disponible al público, y ha señalado que los ciudadanos tienen el derecho de acceder a medicación en el sector de salud público.

Donna Da Costa Martinez, directora ejecutiva de FPATT, calificó la declaración del ministro de “miope”, reprendió a Deyalsingh por contribuir a la narrativa de que el fármaco alienta la promiscuidad, más que educar al público sobre su propósito: ser una “herramienta útil para evitar el VIH”:

La declaración no es solamente corta de vista sino que es dañina, pues el factor decisivo entonces se enraíza en un debate moral sobre sexualidad humana, parte integral de quiénes somos y qué hacemos.

Falta de educación sexual

La Asociación de Planificación Familiar, la ministra de Deportes y Asuntos Juveniles, Shamfa Cudjoe, y el ministro Deyalsingh, en representación del Ministerio de Salud, han manifestado que el país necesita reformas masivas en educación sexual, pero poco o nada ha hecho el Ministerio de Educación.

Deyalsingh está a favor de la educación sexual y admite que el hecho de que no se imparta contribuye a la información equivocada entre los jóvenes:

No ocultemos la verdad. Abramos los ojos, enfrentemos la realidad y asegurémonos de presentar educación sexual adecuada para la edad de los escolares.

De todas maneras, varias entidades religiosas del país condenan el concepto de educación sexual, sobre todo el Consejo de Iglesias Evangélicas de Trinidad y Tobago.

A pesar del mandato estatal de tener una visión laica cuando se trata de leyes y políticas, los funcionarios gubernamentales, por lo general de los ministerios de Salud y Educación, suelen ser condescendientes con los intereses de la diversa población religiosa del país y usan la religión como su razón para no elaborar un currículum integral de educación sexual.

Como resultado, los sucesivos gobiernos han tenido una política de “no intervención” cuando se trata de educación sexual, y muchos colegios optan por un enfoque de abstinencia, sobre todo por el hecho de que la mayoría de escuelas del país tiene afiliaciones religiosas.

Actualmente, el ministerio tiene un currículum de Salud Primaria y Educación de Vida Familiar (HFLE) con el objetivo de enseñar a los niños sobre sexo, sexualidad y enfermedades por transmisión sexuales. Sin embargo, el programa no es obligatorio para los maestros. Como el ministerio no tiene muchos maestros especializados para enseñar la materia, dependen de la “buena voluntad de los maestros”: https://twitter.com/jay_bean_/status/1014176304080531457/photo/1

Eso sí… el programa será planificado independientemente de si tienen alguien que enseñe o no. Hasta oí a un maestro decir “lo programaremos, solamente tendremos un periodo libre”.
———-
Estos son los temas que abarca el plan de estudios. E incluso después de que el Ministerio de Educación ofreció a los maestros la opción de NO enseñar nada referente a la sexualidad, y oftreció enviar a alguien específicamente para esa parte… se siguieron NEGANDO a enseñarlos.

Además de esta falta de educación sexual hay mucho embarazo no planificado y falta de conocimiento sobre cómo se contraen y pervienen las infecciones de transmisión sexual.

El doctor Kale Ferguson, presidente del Comité de Coordinación del sida, dijo en un discurso en 2019 que la educación de los jóvenes es clave para prevenir el VIH y para reducir el estigma. El grupo con más riesgo” de VIH de Trinidad y Tobago son mujeres de entre 15 y 24 años.

‘Hipocresía moral’

Por su parte, Colin Robinson de la Coalición de Defensa para la Inclusión de la Orientación Sexual (CAISO), que ha promovido el uso de PrEP como medida de prevención, ha acusado al ministro Deyalsingh de “hiporesía moral”.

Según Robinson, con su negativa a implementar una política para permitir el PrEP, el ministro se interpone en el camino de la protección. Explicó que la decisión de poner el fármaco a disposición en el sistema de salud público recae solamente en el ministro, y lamentó la postura del ministerio y dijo “No estamos fortaleciendo realmente a las comunidades para parar el VIH”.

Otros territorios del Caribe, como Guyana, ya han implementado el uso del fármaco para evitar el VIH y salvar vidas.

Hasta el final de 2019, el ministro Deyalsingh no había respondido a las afirmaciones en torno a su declaración.

Fuente: https://es.globalvoices.org/2020/01/21/trinidad-y-tobago-sigue-enfrentando-estigma-de-vih-y-falta-de-educacion-sexual/

 

 

Comparte este contenido:

Trinidad y Tobago sigue enfrentando estigma de VIH y falta de educación sexual

Trinidad y Tobago sigue enfrentando estigma de VIH y falta de educación sexual

Ministro sostiene que la proflaxis para evitar VIH promueve comportamiento de «alto riesgo».

En una entrevista con el medio trinitense Newsday a mediados de diciembre de 2019, Terrence Deyalsingh, ministro de Salud de Trinidad y Tobago, hizo una declaración controvertida cuando sugirió que si el fármaco que previene el VIH, conocido como PrEP (profilaxis previa a la exposición), estuviera disponible alentaría la promiscuidad.

El ministro Deyalsingh hizo comentarios similares en la ceremonia de suscripción del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y sida en 2016, dirigido a eliminar la diseminación del VIH para 2030. En la ceremonia, el ministro dejó en claro que el Gobierno no permitiría el acceso al PrEP a través del sistema de salud pública.

La actitud de Deyalsingh hacia la prevención del VIH/sida pone de manifiesto la actual lucha de Trinidad y Tobago con el estigma del VIH y falta de educación sexual.

Aunque está demostrado que el PrEP reduce las opciones de contraer el virus del VIH, Deyalsingh sostuvo que el Gobierno no subsidiará el fármaco PrEP porque la promoción de su campaña del VIH/sida del ministerio es cuidado tras la exposición, no prevención. Dijo que si las personas quieren el fármaco, está disponible en el sector privado de salud.

Deyalsingh mencionó excepciones a la regla, y los cuidadanos sintieron que sus comentarios exacerbam el fuerte estigma de VIH/sida.

En la entrevista con Newsday, Deyalsingh explicó que un trabajador del sector salud se clavó accidentalmente una aguja, por ejemplo, o en casos de ataque sexual, los involucrados tendrían el tratamiento si existe la posibilidad de que contraigan el virus. Mientras la Organización Mundial de la Salud clasifica el PrEP como una “medicina esencial“, el ministro explicó su posición:

PrEP es dar […] a las personas antes de la exposición al VIH… Significa que, a sabiendas, vas a participar en algún comportamiento que te pondría en mayor riesgo de contraer VIH y quieres tomar un fármaco para evitar contraer VIH. […]

Esa no es una política del Gobierno […] tan simple como eso.

Su comentario fue recibido con muchas críticas, sobre todo de los aproximadamente 29 000 ciudadanos que viven con el virus —un número reducido, gracias en parte a las iniciativas de agencias gubernamentales y organizaciones no gubernamentales dedicadas a la educación, prevención y reducción del estigma del VIH/sida.

Estigma por HIV

Los pacientes positivos de VIH a menudo enfrentan discriminación por su condición de salud, y muchos no pueden pagar los fármacos necesarios a través del sistema de salud privado.

La Asociación de Planificación Familiar de Trinidad y Tobago (FPATT por su nombre en inglés) ha insistido que el Gobierno debe hacer que el fármaco esté disponible al público, y ha señalado que los ciudadanos tienen el derecho de acceder a medicación en el sector de salud público.

Donna Da Costa Martinez, directora ejecutiva de FPATT, calificó la declaración del ministro de “miope”, reprendió a Deyalsingh por contribuir a la narrativa de que el fármaco alienta la promiscuidad, más que educar al público sobre su propósito: ser una “herramienta útil para evitar el VIH”:

 

La declaración no es solamente corta de vista sino que es dañina, pues el factor decisivo entonces se enraíza en un debate moral sobre sexualidad humana, parte integral de quiénes somos y qué hacemos.

Falta de educación sexual

La Asociación de Planificación Familiar, la ministra de Deportes y Asuntos Juveniles, Shamfa Cudjoe, y el ministro Deyalsingh, en representación del Ministerio de Salud, han manifestado que el país necesita reformas masivas en educación sexual, pero poco o nada ha hecho el Ministerio de Educación.

Deyalsingh está a favor de la educación sexual y admite que el hecho de que no se imparta contribuye a la información equivocada entre los jóvenes:

 

No ocultemos la verdad. Abramos los ojos, enfrentemos la realidad y asegurémonos de presentar educación sexual adecuada para la edad de los escolares.

De todas maneras, varias entidades religiosas del país condenan el concepto de educación sexual, sobre todo el Consejo de Iglesias Evangélicas de Trinidad y Tobago.

A pesar del mandato estatal de tener una visión laica cuando se trata de leyes y políticas, los funcionarios gubernamentales, por lo general de los ministerios de Salud y Educación, suelen ser condescendientes con los intereses de la diversa población religiosa del país y usan la religión como su razón para no elaborar un currículum integral de educación sexual.

Como resultado, los sucesivos gobiernos han tenido una política de “no intervención” cuando se trata de educación sexual, y muchos colegios optan por un enfoque de abstinencia, sobre todo por el hecho de que la mayoría de escuelas del país tiene afiliaciones religiosas.

Actualmente, el ministerio tiene un currículum de Salud Primaria y Educación de Vida Familiar (HFLE) con el objetivo de enseñar a los niños sobre sexo, sexualidad y enfermedades por transmisión sexuales. Sin embargo, el programa no es obligatorio para los maestros. Como el ministerio no tiene muchos maestros especializados para enseñar la materia, dependen de la “buena voluntad de los maestros”:

Además de esta falta de educación sexual hay mucho embarazo no planificado y falta de conocimiento sobre cómo se contraen y pervienen las infecciones de transmisión sexual.

El doctor Kale Ferguson, presidente del Comité de Coordinación del sida, dijo en un discurso en 2019 que la educación de los jóvenes es clave para prevenir el VIH y para reducir el estigma. El grupo con más riesgo” de VIH de Trinidad y Tobago son mujeres de entre 15 y 24 años.

‘Hipocresía moral’

Por su parte, Colin Robinson de la Coalición de Defensa para la Inclusión de la Orientación Sexual (CAISO), que ha promovido el uso de PrEP como medida de prevención, ha acusado al ministro Deyalsingh de “hipocresía moral”.

Según Robinson, con su negativa a implementar una política para permitir el PrEP, el ministro se interpone en el camino de la protección. Explicó que la decisión de poner el fármaco a disposición en el sistema de salud público recae solamente en el ministro, y lamentó la postura del ministerio y dijo “No estamos fortaleciendo realmente a las comunidades para parar el VIH”.

Otros territorios del Caribe, como Guyana, ya han implementado el uso del fármaco para evitar el VIH y salvar vidas.

Hasta el final de 2019, el ministro Deyalsingh no había respondido a las afirmaciones en torno a su declaración.

Acá puedes leer sobre VIH/sida y otros métodos de prevención de enfermedades de transmisión sexual en Trinidad y Tobago, y cómo puedes hacerte pruebas.
Fuente de la Información: https://es.globalvoices.org/2020/01/21/trinidad-y-tobago-sigue-enfrentando-estigma-de-vih-y-falta-de-educacion-sexual/

 

 

 

 

Comparte este contenido:

El reto de educar niños en Trinidad y Tobago

Por: voanoticias.com.

 

La educación en Trinidad y Tobago es gratis y obligatoria, según estipula la ley de educación del país. La norma, aunque clara, tiene sus excepciones, pues no aplica para los menores venezolanos inmigrantes que se encuentran en el país, solo para ciudadanos del mismo.

 

Fuente de la noticia: https://www.voanoticias.com/a/educacion-menores-venezolanos-trinidad-tobago-caribe-refugiados-inmigrantes/5136560.html

Comparte este contenido:

Trinidad y Tobago: Universidad diseña plan para reducir presencia del FMI en el Caribe

Centro América/Trinidad y Tobago/02 Mayo 2019/Fuente: Prensa Latina

La Universidad de las Indias Occidentales desarrolla hoy un plan para asegurar que la presencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el Caribe se reduzca significativamente en el futuro.
Según el vicerrector de esa institución educativa financiada por 15 gobiernos del Caribe, Hilary Beckles, el plan se centrará en una visión de desarrollo para la región, y la universidad desempeñará un papel activo como agente de la reforma económica.

Beckles, citado por Barbados Today , el profesor Sir Hilary Beckles, el plan, que la universidad ha denominado el programa Tripla A, se centrará en una visión de desarrollo para la región, y la universidad desempeñará un papel activo como agente de la reforma económica.

‘El hecho de que el FMI esté desempeñando un papel tan poderoso y fundamental en la asignación de recursos económicos en el Caribe, tiene que ver con el hecho de que no hemos logrado el tipo de crecimiento que esperábamos’, subrayó el académico en una conferencia de prensa en el campus de San Agustín en Trinidad y Tobago.

Consideró que, como pequeñas economías vulnerables, nos hemos visto expuestos a movimientos globales y algunas de esas exposiciones han sido muy perjudiciales.

El Caribe debe conceptualizar una era posterior al FMI, y la Universidad de las Indias liderará el camino en términos de investigación e innovación, enfatizó.

‘En 20 años, no hay razón alguna por la cual el FMI deba involucrarse en nuestros asuntos económicos al nivel o la profundidad que posee actualmente’, dijo el vicerrector.

Opinó que urge encontrar una manera de reestructurar, diversificar y mover estas economías a un nivel más alto de competitividad.

‘Este es el desafío número uno que enfrenta el Caribe y, por lo tanto, el crecimiento económico es la prioridad número uno para el pensamiento de esta universidad’, remarcó.

No se trata de la fantasía fugaz de una institución que busca la relevancia y la buena voluntad, sino el compromiso de una entidad de educación superior, cuyo destino está entrelazado con el de la región, dijo.

Alertó que si el Caribe no logra un crecimiento económico sostenido en los próximos diez años, muchos de los beneficios sociales y culturales logrados se erosionarán y la erosión también se sentirá dentro de esa universidad.

Manifestó sentirse seguro que la región podrá caminar hacia un crecimiento robusto y la Universidad aportará con sus estrategias y políticas.

La Universidad de las Indias es financiada por Anguila, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Dominica, Granada, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Trinidad y Tobago.

Se fundó en 1948, en lo que ahora es su Campus Mona, en la isla de Jamaica. Posteriormente, el antiguo Colegio Imperial de Agricultura Tropical, en Trinidad y Tobago, se convirtió en su Campus San Agustín (1960), y tres años después se anexó el Campus Cave Hill, en Barbados.

Además, la universidad cuenta con instalaciones educativas en todos los países que la patrocinan.

Imagen tomada de: https://www.prensa-latina.cu/images/2019/abril/29/University_of_the_West_Indi.jpg
Fuente: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=273068&SEO=universidad-disena-plan-para-reducir-presencia-del-fmi-en-el-caribe
Comparte este contenido:

El ministro de Educación de Trinidad y Tobago quiere que se prohíba el uso en las Escuelas de teléfonos con cámaras

América del Sur/Trinidad / Guardian

El Ministro de Educación, Anthony Garcia, una vez más hizo un llamado a los directores para que hagan cumplir la prohibición de teléfonos celulares con cámaras en todas las escuelas. Los únicos teléfonos celulares que se permitirán en las escuelas serán aquellos que no tengan cámaras.

García hizo la llamada a raíz de un incidente que involucró a dos estudiantes de la Forma Dos en el Colegio de Fátima, Puerto España, quienes fueron registrados en un acto que se describió como una broma infantil.

El video, que luego fue publicado en las redes sociales, indignó a muchos, y algunos expresaron la preocupación de que uno de los chicos haya sido agredido sexualmente por el otro.

Ayer, García dijo que el último incidente se había llevado a casa por qué la prohibición del teléfono celular debería ser aplicada. Dijo que la filmación de incidentes en las escuelas podría tener consecuencias nefastas, y agregó que los dos estudiantes «podrían etiquetarse de por vida».

Fuente: https://www.stabroeknews.com/2017/news/regional/10/26/tt-education-minister-wants-school-ban-on-phones-with-cameras-enforced

Comparte este contenido:
Page 1 of 3
1 2 3