El futuro de la educación técnica y tecnológica

Por: Wilmar Chinchilla Moreno

Este nivel educativo se visibiliza como escenario de inclusión, equidad, asequibilidad, sostenibilidad e innovación en el mundo. ¿Por qué?.

En el marco de crear un sistema más dinámico que permita una educación que transforme y desarrolle las habilidades para el mundo laboral, se requieren de políticas educativas que permitan fortalecer la enseñanza superior, y visibilizar en estas, un mecanismo de inclusión, equidad, asequibilidad sostenibilidad e innovación. En este escenario, las instituciones de formación técnica y tecnológica continúan ofreciendo un escenario alentador para el desarrollo de la región, incluso su posicionamiento ha ido creciendo significativamente en en el contexto nacional.

De acuerdo con el informe “Seis maneras de asegurar que la educación superior no deje a nadie atrás” de la Unesco, la cantidad de estudiantes inscritos en la formación terciaria se duplicó entre 2000 y 2014 de 100 millones a 207 millones en el mundo. Para el mismo periodo el índice de matrículas aumentó de 19 % a 34 %. Por otro lado, la Unesco también destaca que, la matrícula de educación terciaria en establecimiento privados ha aumentado, actualmente representa el 30 % de la participación mundial. En América Latina es el 49 % respectivamente.

Sin embargo, el reto para la educación técnica y tecnológica es grande. En primera instancia es importante continuar posicionándose como un escenario donde confluyen la inclusión y la equidad, una mirada de país que está buscando permear todas las estructuras sociales. En segundo lugar, cubrir las necesidades y expectativas de jóvenes que engrosan las altas cifras de desempleo y que, con un sentido deseo de concretar un proyecto de vida exitoso, ven en este segmento educativo, una oportunidad de realización e incorporación de una cultura del emprendimiento, que los implique y les permita concretar sus sueños de sostenibilidad.

En ese sentido, para la Caja Colombiana de Subsidio Familiar Colsubsidio, por medio de la Corporación de Educación Tecnológica Colsubsidio  – Airbus Group– ve la ruta muy clara: formar en ocupaciones de carácter técnico y tecnológico por medio de programas académicos que permitan que los estudiantes sean personas más productivas y competitivas ante los diversos retos que impone el mercado laboral.

Cada proceso de formación es un escenario posibilitador, en la cualificación de profesionales con habilidades en la resolución de situaciones problémicas, doctos en la apropiación y aplicación de saberes, que permita hacer un cierre de brechas en acceso y permanencia en el sistema educativo.

Con la firme convicción de que es posible alcanzar altos niveles de desarrollo para el país desde la  aproximación de los estudiantes a la realidad del  mundo laboral, la Corporación de Educación Técnica y Tecnológica Colsubsidio– Airbus Group–, desde su sentir institucional y en el marco de la legislación, sigue apostándole a robustecer la formación  en los niveles Técnicos y Tecnológicos, fomentando una educación más inclusiva y equitativa , donde se forme a  los estudiantes, como  profesionales  competitivos en el mundo laboral, y prospectivamente ofrecer a las empresas personal idóneo con competencias específicas que les permita ser factor diferenciador.

Fuente: http://www.semana.com/educacion/articulo/educacion-tecnica-y-tecnologica-en-colombia/544185

Comparte este contenido:
Revista Semana Educación

Revista Semana Educación

Revista colombiana que narra acontecimientos educativos, no sólo en el país, sino en el extranjero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *