Los padres plantan cara al veto a la educación en casa impulsado por Macron en Francia

Emmanuel Macron pretende prohibir la educación en casa bajo la excusa de que fomenta el radicalismo e incluso insinúa conexiones con el terrorismo. La libertad educativa está en juego en Francia, amenazada por un Gobierno que utiliza la seguridad como ariete contra este derecho fundamental.

La batalla por la libertad de educación en Francia abre un nuevo capítulo con la decisión de los padres partidarios de la educación en casa de plantar cara al Gobierno que pretende prohibir esta práctica que responde al derecho fundamental de los padres a elegir la educación que consideren más adecuada para sus hijos de acuerdo a sus convicciones.

El pasado mes de octubre, el Gobierno de Emmanuel Macron anunció la decisión de restringir la liberta educativa, en concreto la educación en casa, conocida en Francia como Instrucción en Familia (IEF).

Con la asesoría de ADF International, los padres partidarios de la educación en casa han puesto en marcha un movimiento que defiende un sistema educativo que «permite adaptarse al ritmo y las capacidades de los niños» y trabajar según sus necesidades y dificultades particulares.

Los promotores de la iniciativa defienden que la educación en casa «es también la solución para aquellos que se enfrentan a verdaderas dificultades en el colegio» como el fracaso escolar, la superdotación, perfiles atípicos, dislexia, etc. Por otro lado, el modelo de educación en casa, conocido en el mundo anglosajón como homeschooling, implica a los padres «de forma plena» en la educación de sus hijos, defienden.

En Francia unos 62.000 niños son educados en este modelo que Emmanuel Macrn quiere eliminar alegando que puede ser utilizado pro grupos nacionalista o, en el peor de los casos, islamistas. Sin embargo, la  jefa del Servicio Central de Inteligencia Territorial de la Dirección General de la Policía Nacional ha afirmado en sede parlamentaria que «es sumamente complicado establecer un vínculo directo entre el aumento del radicalismo y el aumento de la educación en el hogar» como pretende el Gobierno de Macron.

“La política de educación en el hogar propuesta por Francia está completamente fuera de sintonía con otras democracias que adoptan la educación en el hogar como parte de su sociedad libre y pluralista», explica Robert Clarke, director adjunto de ADF International.

«Quitarle las opciones a los padres socava la tremenda responsabilidad que tienen y es una bofetada para los millones de madres y padres de los que Francia ha confiado para educar en casa durante la pandemia», incide.

Fuente: https://www.actuall.com/educacion/los-padres-plantan-cara-al-veto-a-la-educacion-en-casa-impulsado-por-macron-en-francia/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.