Liderazgo Productivo más que una Alternativa a la Colonización de la Vida

Por: Heriberto Rivera

Al hacer referencia al concepto del liderazgo productivo y verlo como una herramienta para la transformación social-que implica dirigir los esfuerzos hacia otra economía-involucra plantearse la construcción  de otras subjetividades así como la creación de comunidades y la producción de diversidad.

Es buscar las alternativas mas allá de las aristas del capitalismo las cuales han demostrado que como consecuencia de su accionar económico  responde a una subjetividad lejana y extraña que ha sido impuesta se fundamenta en el individualismo y que ha legitimado la gestión de la identidad bajo el alero del utilitarismo y el hedonismo.

El modelo de producción implementado desde los inicios de la modernidad, basado en la explotación del hombre y viendo a éste como un ser extraño a la naturaleza suprimiéndolo y extinguiendo los canales de participación que le impiden el acceso al disfrute de su derecho   a los bienes y servicios; inclusive  coloca obstáculos a las iniciativas que se vienen dando a los procesos de construcción de los bienes colectivos de uso común.

Es por tanto un modelo agotado que utiliza todo el entarimado del orden mundial colocándolo a su servicio colonizando las subjetividades y los sistemas de interacción que hacen uso del orden jurídico establecido logra legitimar un mercado rapaz colocando precios a todas las dimensiones de la vida social.

El modo de producción capitalista en su afán de generar riquezas con la exploración  de maneras desproporcionadas de los recursos naturales es fuente determinante que trae como consecuencia la creciente desigualdad social la cual marcha aunada a la injusticia.

En ese sentido es importante señalar la afirmación que hace el informe A/74/135 (2019) de la ONU donde afirma que “las instituciones y las políticas que perpetúan la injusticia impulsan el crecimiento de la desigualdad. También existen poderosas fuerzas mundiales económicas, sociales y ambientales que ayudan a configurar las tendencias de la desigualdad. Las consecuencias de estas fuerzas mundiales, o megatendencias, son amplias y variadas. Algunas pueden ayudar a igualar las oportunidades, mientras que otras ejercen una presión al alza sobre la desigualdad de los ingresos, principalmente a través de sus efectos en los mercados de trabajo”.

Las desigualdades afectan a todas las dimensiones del bienestar humano, de allí que resulta hacer un llamamiento explícito a la acción para reducir la desigualdad basada en la creatividad  y estimulando a las organizaciones sociales comunitarias en generar otro forma de liderazgo basado en la productividad.

Es desde este contexto que surge el liderazgo productivo como una forma y manera de visualizar la otra economía.

 

 

Comparte este contenido:
Heriberto Rivera

Heriberto Rivera

Docente activo del MPPEducación, investigador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.