Repensar la inteligencia para una revolución educativa que utilice todos los talentos (2)

Por: Edmundo Vera Manzo

Se ha hecho creer que es ‘inteligente’ quien contesta muchas preguntas, supera un examen, obtiene muy buenas notas, como un producto exclusivamente psicológico aislado, sin tomar en cuenta la influencia de la interacción con los medios de información, conocimientos, experiencias grupales, familiares, amigos, compañeros de estudio, trabajo y el contexto social, económico y político de las comunidades de las que forma parte. Lamentablemente, la educación de los dos últimos siglos, en gran parte del mundo impregnada por la modernidad, no ayudó a un desarrollo superior de la inteligencia. Fragmentó el conocimiento en materias aisladas. No aprovechó las mayores aptitudes y talentos de los compañeros en el aprendizaje grupal.

Transmitió hasta el presente información descontextualizada de la realidad personal y social de los estudiantes. Con los sistemas de enseñanzas actuales, los límites de la inteligencia de cada persona terminan rindiendo por debajo de sus posibilidades por el aislamiento y la falta de intercomunicación con los demás. La inteligencia, las aptitudes y los talentos tienen un sustento genético y siempre se va construyendo con la ejercitación y la interrelación con las demás personas. Siempre se debe cultivar la aptitud y talento más desarrollados. El máximo desarrollo de la inteligencia se da cuando se practican los talentos más desarrollados junto con la inteligencia global de cada persona. Todo ser humano es irrepetible, no calza en ningún molde. La educación debe ser personalizada, permitir que todos los seres humanos sean orientados para desarrollar y estudiar hasta el límite superior sus aptitudes, inteligencias y talentos y poder trabajar en lo que le produzca mayor satisfacción personal, en el contexto de su realidad económica, social, cultural y política. La inteligencia en realidad se construye y se enriquece en contacto con la diversidad de personas, sus conocimientos y experiencias y de las otras personas con las que establece comunicación y diálogo. La educación debe repensar el machismo, el feminismo, el racismo, el clasismo y el poder que afectan a las personas.

El gran problema de la educación mundial es que en la inteligencia de cada persona todavía no se toma en cuenta la riqueza de la diversidad de dimensiones que han sido detectadas, sin considerar las no descubiertas, como son la analítica, práctica, global, matemática, verbal, espacial, musical, corporal, intrapersonal, interpersonal, ecológica, estratégica y espiritual, que no son utilizadas en su límite superior, las de mayor desarrollo real y potencial. Si una persona tiene un solo talento muy desarrollado y el resto de sus aptitudes es mediocre y hasta deficiente o todas sus aptitudes son deficientes a excepción de un talento muy desarrollado, debe tener derecho a recibir la mejor educación hasta el límite, no de su inferior aptitud, sino de su mayor talento. No debe darse el error que acontece en la mayoría de los sistemas educativos del mundo, incluido el nuestro, que por un rendimiento insuficiente en una asignatura le prohíben seguir estudiando en las otras materias que aprobó y más absurdo todavía si obtuvo excelentes calificaciones. Es un error examinar los problemas de la educación y de cada estudiante desde una sola perspectiva profesional, escuela científica, disciplina o asignatura. Desde esos ángulos observan y comprenden algo muy limitado, muy sesgado y pobre. Por otro lado, no se asocia la importancia del desarrollo cognitivo con la inteligencia emocional. Tampoco se explota la importancia de las actividades artísticas como parte del desarrollo intelectual, en particular la música con la creatividad intelectual. Se requiere una revolución educacional en la que todas las personas, sin excepción, cultiven sus mayores aptitudes, inteligencias y talentos durante toda la vida. (O)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/1/repensar-la-inteligencia-para-una-revolucion-educativa-que-utilice-todos-los-talentos-2
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec
Tomado de: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/1/repensar-la-inteligencia-para-una-revolucion-educativa-que-utilice-todos-los-talentos-2
Imagen: https://www.google.com/search?q=inteligencia&espv=2&biw=1366&bih=623&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjy1__I5ZjOAhWJKh4KHTLGBZUQ_AUIBigB#imgrc=mXcYDNjcNAlsrM%3A

Comparte este contenido:

Edmundo Vera Manzo

Embajador de Ecuador en Uruguay, la ALADI,.Doctor y Pedagogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.