Radio Agustín Tosco: la voz de los y las de abajo en Argentina

Redacción La Tinta

 

En Sebastián Elcano, al norte de la provincia de Córdoba, una radio difunde lo que queda por fuera de la agenda de los medios tradicionales y se escucha donde ninguno llega. Eliana Olivera, integrante del espacio, cuenta sobre estos cinco años de construcción de comunicación alternativa, comunitaria y popular en la región.

El 29 de mayo de 2016, integrantes de la Federación de Organizaciones de Base-Zonal Norte crearon la Radio Agustín Tosco, “la radio de las sin voz, de las mujeres oprimidas cada segundo que el patriarcado respira, será la voz de lxs negros de alma, del campesinado expulsado por ´los sojeros´, los jueces y la policía, la radio de los discriminados, de ´los atrasados´, de los escupidos por el poder, de los humillados y explotadxs”, expresaban en la presentación del espacio.

radio-agustin-tosco-2

Eliana Olivera es una de las integrantes de Radio Agustín Tosco: “Somos compañeres que hacemos radio desde abajo, no tenemos una licenciatura ni trayectoria en comunicación, simplemente estamos dispuestos a hacer lo que nos gusta, a transmitir lo que no se escuchaba, estamos dispuestos a ser escuchados”, relata en conversación con La tinta.

La idea de crear una radio, cuenta Eliana, surgió porque la mayoría de los medios locales estaban vinculados “al poder de turno” o a intereses particulares: “Teníamos la necesidad de mostrar lo que realmente sucede y de escuchar otras voces, las que nunca habíamos escuchado en radio, las que tienen mucho para decir y no tienen un medio para que se difunda”, explicó.

La FM 101.1 cuenta con una amplia programación con diferentes temáticas y géneros musicales. Eliana participa de “NotiFOB”, un espacio matinal de información vinculada a la Federación de Organizaciones de Base y sobre los principales sucesos locales, regionales y del mundo. De 10 a 13 horas, es parte de Té de Brujas, donde tres compañeras comparten las voces de mujeres campesinas, de identidades disidentes y las luchas en torno a los agrotóxicos y los desalojos. La grilla se completa con programas dedicados al folclore, el cuarteto y donde personas de la localidad construyen formas de vincularse con la audiencia, que son sus propixs vecinxs.

Hacer comunicación alternativa, popular y comunitaria en la localidad tiene sus particularidades. Sebastián Elcano es un pueblo de unxs 3.000 habitantes, está rodeado de campos de soja y está en una zona de avance y resistencia al modelo del agronegocio. Una región donde la agricultura es un gran negocio para unos pocos, dejando necesidades, enfermedades por agrotóxicos y despojo para las grandes mayorías.


“En el pueblo, impacta mucho la radio porque muestra realidades que los medios locales ocultan. Además, llegamos a pueblos y parajes muy lejanos, a familias campesinas donde no llega ningún medio”, explica Eliana. “Apostamos a las luchas campesinas por el monte, estamos con quienes salen y enfrentan el modelo de desalojo”.


Desde la Agustín Tosco, acompañaron la situación de Ramona Orellana Bustamante, mujer campesina de 95 años del Paraje Las Maravillas, símbolo de lucha y resistencia frente a un modelo de producción que se traga las tierras campesinas con arrogancia, a punta de pistola y con la complicidad del Poder Judicial y político.

“Estuvimos haciendo entrevistas a doña Ramona, una voz de mujer campesina que luchó durante años por sus propias tierras, que cuidó el monte y tejió la resistencia, el amor y la rebeldía” -expresó Eliana- “Ramona nos dejó la enseñanza de luchar, de cuidar el monte y las tierras campesinas. Nos demostró qué es luchar contra el sistema judicial injusto, contra los desalojos, contra el agronegocio y la sojización. Ella cuidó su campo desde el cuidado de la cabra, el tejido, el trabajo de campo, desde lo que hacía como mujer y murió en sus tierras cuidando lo que más amaba”.

radio-agustin-tosco
(Imagen: Radio Agustín Tosco)

Registrando y difundiendo la voz de Ramona, se contactaron con otras familias campesinas que atraviesan la misma situación. “Llegamos donde los otros medios no llegan, pero donde sí llegan los empresarios y terratenientes con la idea de usurpar. Como apoyamos a las familias campesinas en sus luchas para que no se instalen los sistema de muerte y el agronegocio, entonces, se comunican con nosotres para hacernos saber que los quieren desalojar”. Así, cumplen un rol importante en el tejido de redes de resistencia, “desde el amor, poniendo el corazón y creyendo que vamos a cambiar las cosas y que somos transformadores. Es una herramienta para todes les compañeres para transformar realidades”.

Cinco años después de los inicios de la radio, todavía hacen sentido las palabras de la presentación del medio: “La Agustín Tosco será la radio de los envenenados por el Glifosato, de los que comen las migajas de los de arriba y de a poco transformaremos el pan con nuestra harina. Pero también será la radio de la justicia, de nuestros sueños, de los sueños de nuestrxs hijxs, la radio de la gente que habla con el corazón y no de políticos chamulleros, donde el silencio de nuestra lucha tendrá un lugar importante e impondrá el respeto y los derechos que nos deben”.

Fuente de la información e imagen: La tinta

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.