Chile: 6 motivos por los que los profes están ENAMORADOS de su profesión

6 motivos por los que los profes están ENAMORADOS de su profesión

Tomás Gebhard

El cansancio que significan las profesiones más exigentes, puede hacer olvidar la motivación inicial. Por eso, es un buen momento para recordar las razones por las que optaron por el área de la enseñanza.

Los maestros, como aquella figura que traspasa el conocimiento a otra persona que no lo posee, son parte de la historia hace miles de años, fundamentales para lograr el desarrollo de la civilización tal como la conocemos. Por eso, es necesario recordar las razones por la que los profes AMAN lo que hacen:

1. Aprendizaje constante

Siempre hay algo nuevo que aprender o que se puede mejorar, por eso es común que los profesores estén constantemente asistiendo a seminarios, tomando cursos o perfeccionándose con el objetivo de siempre llevar cosas nuevas a la clase.

Es parte de la vocación, querer entregar a los alumnos lo mejor, por lo que siempre están al tanto de nuevas tendencias e innovaciones que se están dando en su área de especialización. Como el conocimiento no usa espacio, se transforman en personas cada vez más instruidas.

2. Pueden hacer las cosas a su manera

A pesar de los protocolos propios de las escuelas y la responsabilidad que significa enseñar, un profesor es dueño de su clase.

Pueden hacer realmente lo que quieran, como salirse de las normas a la hora de pasar un contenido, implementar ideas y teorías propias e ir monitoreando cómo funcionan, ser extravagante, impredecible, etc.

3. Crean relaciones para siempre

Por todos los días que compartieron y los momentos en los que acompañó, o porque le enseñó algo que le cambió la vida, los estudiantes y sus profesores crean vínculos que perduran mucho tiempo después de terminar la escuela. En algunas ocasiones, para siempre.

4. Cada día es distinto

La rutina es un problema para prácticamente todas las profesiones, pero aunque no lo parezca afecta en menor grado a los profesores. Puede ser una intervención magistral de algún alumno, una discusión acalorada con un colega en una reunión o la típica vez que un estudiante llama mamá a su profesora. En la escuela todos los días pasa algo nuevo.

5. ¡Guían y transforman caminos!

La formación de un docente le permite identificar fácilmente las debilidades y fortalezas de sus alumnos, saber qué hacer con ellas, monitorearlas, y finalmente ayudarlos a alcanzar sus objetivos. Pueden eliminar miedos e inseguridades o dar confianza, dependiendo lo que se necesite.

6. Cambian vidas (y el mundo)

Esto se dice bastante y es MUY cierto. Haciendo referencia al punto anterior, por ejemplo, el hecho de lograr que un alumno venza su miedo de hablar en público sin duda le cambiará la vida. Desde ese momento se verá a sí mismo como una persona capaz de lograr muchas más cosas. Los sueños se alcanzan con autoconfianza y disciplina, y en buena medida son los profesores quienes enseñan eso.

Todos los días un profesor inspira a un niño a convertirse en escritor, ingeniero, político y médico –entre otras profesiones–; también les enseña a solucionar los problemas del mundo. Por eso no es un cliché asegurar que la docencia es la profesión que crea otras profesiones.

Fuente de la Información: https://eligeeducar.cl/ideas-para-el-aula/6-motivos-por-los-que-los-profes-estan-enamorados-de-su-profesion/

 

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.