Con poesía, niñas y niños zapotecas revalorizan su lengua madre en Oaxaca

Por: Diana Manzo

 

Juchitán, Oaxaca. Con un recital poético denominado “Guendalisaa Xtí Diidxazá do” (La fiesta de la poesía), estudiantes de la escuela primaria “Adolfo C. Gurrión”, en esta ciudad zapoteca, revalorizaron la lengua nube, como se le llama al diidxazá (zapoteco).

Los estudiantes de quinto grado – A y B-, coordinados por sus profesoras Nidia Camina Toledo Saynes y María del Carmen Vicente Jiménez, y el apoyo de la dirección de la escuela, a cargo de Luis Fernando Carrasco López y de los padres de familia, organizaron el festival con la finalidad de que su lengua se conserve entre los menores, pues son la comunidad que menos habla y entiende este idioma.

Vestidas con sus enaguas y huipiles, y ellos con sus guayaberas blancas y pantalón oscuro, cada uno de los estudiantes leyó sus poesías, donde trataron temas como la vida comunitaria, las flores, los animales y la sociedad en general.

Fueron un total de 36 poetas que deleitaron a los invitados y padres de familia con las palabras que nacieron de los corazones y pensamientos de los grandes poetas zapotecas de la región del Istmo y del municipio de Juchitán, llamado también Juchitán de las Flores por la abundancia de gardenias, guié’ chaachis (flor de mayo), guié’ xtiá (albahaca), guié’ biguaa (cordoncillo), además de tantas y tantas flores que al escucharlos de la voz de los niños y niñas inundan sus olores en el escenario.

En entrevista con el director del plantel, Luis Fernando Carrasco López expresó que la idea del recital es fomentar en los menores su lengua madre, la cual “va en decadencia, y desde el aula es un espacio importante de revalorización”.

Señaló que “la poesía es resistencia”, pues desde la escritura y la lectura en diidxazá se busca florecer, se busca entender y comprender que una lengua da identidad y es digna de que se hable.

Dijo que, por muchos años, las lenguas indígenas del país estuvieron silenciadas, casi muertas, pero que, por fortuna, de forma colectiva, se lucha para que sean una realidad constante.

“Estamos muy contentos y felices, pues en nuestra escuela llevamos varios años impulsando nuestra lengua madre. Primero los directivos con talleres, y ahora con los alumnos. No ha sido nada sencillo, pero es algo que nos da mucha satisfacción ver florecer, cómo las niñas y los niños recitan, cómo las niñas y los niños valoran las palabras, la lengua y el amor por ellas”, recalcó.

Hubo invitados de honor, entre ellos el poeta, escritor y psicólogo Nelson Guerra, así como la profesora Ana María Nuricumbo Linares, declamadora en lengua nub, e Isabel Rasgado, promotora de la lengua zapoteca en Unión Hidalgo, Oaxaca. Además en la mesa estuvieron autoridades de la Supervisión Escolar 056 con Cabecera Oficial en la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza.

Al término del recital, se compartió el bupu, la bebida de los dioses zapotecas, y tamales de mole negro, manjares gastronómicos que simbolizan fiesta y algarabía.

Fuente de la información e imagen:  https://desinformemonos.org
Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.