Page 1 of 40
1 2 3 40

Italia: Construyendo “Una multicentricidad de gravedad permanente”. Diálogo entre el Sur global para superar las injusticias

Construyendo “Una multicentricidad de gravedad permanente”. Diálogo entre el Sur global para superar las injusticias

L. Vasapollo

En días pasados ​​presentamos “Mediterráneo es… Nuestro Norte es el Sur”, un gran volumen colectivo con aportes de varios autores italianos, árabes, europeos, latinoamericanos editado por Rita Martufi y Luciano Vasapollo para EFESTO, al que la redacción de FarodiRoma dio su aporte. “Busco… una multicentricidad de gravedad permanente” se vincula a ese volumen, completando su discurso, que básicamente representa el segundo volumen de una sola obra dedicada al Sur del mundo y su capacidad de redención. Editado por Efesto con el apoyo de la Universidad San Pio V y los mismos curadores, Vasapollo y Martufi, “Busco… un multicentrismo de gravedad permanente” presta especial atención a América Latina y el Caribe, como lo demuestra el reflexión conclusiva hecha por Vasapollo con el histórico ministro de cultura de Fidel Castro, hoy presidente de la Casa de las Américas, Abel Prieto Jiménez,  en un diálogo entre el Sur, desde el Mediterráneo hasta el Caribe. Publicamos una presentación del volumen realizada por el economista Luciano Vasapollo.

La humanidad se encuentra ahora en una encrucijada. El virus del neoliberalismo -como lo llamó crípticamente Samir Amin- pone en serio peligro, por primera vez en la historia, la base natural de la existencia humana en la tierra. Al conflicto entre el capital y el trabajo -una contradicción que se amplía cada vez más, como lo demuestran las increíbles desigualdades y la inmensa polarización social que crea el capitalismo entre los centros hegemónicos y las periferias- se ha sumado lo que James O’Connor denominó “segunda contradicción”,  a saber, el que existe entre el capital y la naturaleza. Siguiendo los pasos del Comandante Fidel Castro -cuyo profético discurso en Río de Janeiro en 1992 recordamos con emoción- creemos que es imposible resolver la crisis ambiental, de la cual el calentamiento global es uno -aunque conspicuo- de los fenómenos, dentro de las compatibilidades capitalistas.

Tanto intelectuales militantes y críticos económicos como marxistas, los autores de “Buscando… un multicentrismo” intentan seguir el mismo método. Al igual que en los años en que Marx escribió sus obras más importantes, hoy vivimos en las mismas condiciones económicas y en el mismo modo de producción;  sin embargo, las diferencias dictadas por dos siglos de desarrollo capitalista son enormes. Sin dotarnos del riguroso método científico que nos proporcionó Marx, nuestros análisis se reducirían a la crítica de la degeneración moral, de la desintegración social y ética y de todos los aspectos más inhumanos de la sociedad del capital: para ello es claro cómo caen todas las necesidades teóricas y prácticas encaminadas a eliminar las contradicciones existentes. En otras palabras, nuestro papel secular ya no sería el de militantes comprometidos en la superación estratégica del capitalismo, sino sólo el de buenos benefactores católicos, o dogmáticos religiosos de diversa índole.

En este sentido, la ciencia marxista posee, a diferencia de las ideologías neoclásicas, una sólida teoría del valor. También es capaz de analizar fenómenos a partir de causas económicas radicales, sin perder por ello su dimensión crítica de economía política. A veces, a la luz de una visión superficial y, de hecho, interesada, se ha acusado al marxismo de economicismo. Más correctamente, esta acusación debería dirigirse a las teorías económicas neoliberales, cuyo único objetivo es la maximización de las ganancias de las empresas privadas.

Equiparse sólo con el núcleo de conocimiento científico necesario para comprender el funcionamiento básico del Modo de Producción Capitalista es, sin embargo, insuficiente: la dinámica del desarrollo capitalista requiere una actualización al presente de la teoría del modo de producción, una adaptación del Análisis leniniano del imperialismo, en general una nueva estructura teórica que, a la luz de lo que fue el siglo XX para bien y para mal de los movimientos obreros, pueda orientar a los actores de la transformación contemporánea hacia el socialismo posible en el siglo XXI. y por los derechos a la autodeterminación popular de toda la humanidad.

En los años que vieron el surgimiento del neoliberalismo en los países occidentales, los economistas, tanto los de la corriente principal como los llamados heterodoxos, debatían estérilmente la desaceleración del crecimiento económico;  incluso entonces los marxistas habíamos identificado cómo la caída de la tasa de ganancia en los países capitalistas maduros conduciría pronto a la explosión de una crisis sistémica, exactamente como sucedió. Esto no quiere decir que en ese momento tuviéramos la “bola de cristal”, como dicen tener muchos intelectuales, muchos economistas.

Esta deducción, si así puede llamarse, nació precisamente de un análisis anti-ideológico, que no se deja seducir por la alquimia y las generalizaciones de la economía pura -con su reduccionismo abstracto-;  como si las relaciones reales pudieran simbolizarse en cifras matemáticas. Lo primero que hay que señalar es cómo la crisis del capitalismo debe ser considerada “normal” y no como un momento coyuntural. El Modo de Producción Capitalista (MPC), de hecho, nunca está en constante crecimiento o equilibrio, más allá de los supuestos -de hecho más bien instrumentales para ciertos reajustes estructurales- de la teoría neoclásica. En nuestra opinión, Marx tenía toda la razón al identificar la crisis como una fase interna del ciclo en un modelo económico productivo de desequilibrio. Por lo tanto,  cuando se dan fases de sobreproducción -como a partir de la década de 1970, momento en que identificamos el inicio de la actual crisis sistémica del capitalismo- el MPC se ve obligado a la consecuente condición indispensable de quemar fuerzas productivas, es decir, destruir fuerza de trabajo y exceso de capital, material, tecnológico y financiero, a fin de recrear las condiciones de crecimiento capaz de alcanzar masas y tasas de ganancia consideradas “satisfactorias” y obtenidas mediante inversiones de plusvalía en nuevos procesos de acumulación de capital con mayor rentabilidad. La crisis del 29 no se originó por la especulación financiera, acusación que se repitió, incluso para la llamada Gran Depresión de 2007 -2008, sino por una profunda crisis de los fundamentos del propio Modo de Producción Capitalista (MPC). .

La salida de esta crisis se obtuvo -a diferencia de lo que pretende cierta vulgata historiográfica que aún tiene cierto éxito- con la Segunda Guerra Mundial, que permitió expandir dramáticamente las políticas económicas del keynesianismo militar y con la consiguiente reconstrucción post ’45 que vio la surgimiento de un solo gran polo imperialista, a saber, los Estados Unidos.

Hoy, a partir de las experiencias más que positivas de la planificación china, cubana, venezolana y de sus modelos económicos y sociales, se plantea la cuestión del cambio radical del estado de cosas existente, del cuestionamiento de los pilares sobre los que se asienta el “neo- venganza liberal” sobre el movimiento obrero y sobre las experiencias reales de transición. Este es el momento de cuestionar la hegemonía, en primer lugar, de la ideología totalizadora del capitalismo que a partir de la década de 1980 marcó una larga etapa histórica de retroceso y resistencia para el movimiento obrero.

En este sentido, también es necesario tener en cuenta los empujes hacia un mundo regionalizado, multipolar y multicéntrico, que ve la lógica del ascenso de actores considerados, hasta hace poco, periféricos o semiperiféricos. Ciertamente tenemos “altos ejemplos” de economías totalmente planificadas -el algo no quiere decir que no exista el mercado como quiere la vulgata ideológica neoliberal- como las cubanas, venezolanas y chinas. En el que, como se mencionó, existe el mercado pero la economía, en su conjunto, no está subordinada a intereses económicos privados. En cambio, con el mercado, los verdaderos intereses se ocultan en Occidente, es decir, los de los grandes monopolios y corporaciones que continuamente manipulan el mercado a su favor. Cuán ideológica es esta concepción, surge por sí misma. Pero también tenemos otros actores, como Rusia, Irán, Sudáfrica, India, que han comenzado, con mayor o menor éxito, a escapar de la lógica de la cadena imperialista. Estos fenómenos, como se ha dicho, son visibles en la crisis del dólar y en el auge de monedas como el rublo y el yuan que en el futuro podrían alejar al dólar de los grandes sectores que aún hoy, gracias al chantaje geopolítico, siguen monopolizar: uno de todos ellos, el del petróleo.

Debemos considerar que, para bien o para mal, el período keynesiano terminó y por una serie de razones -tanto teóricas como sobre todo conectadas con la dinámica del desarrollo capitalista- no regresará ni será efectivo para relanzar la acumulación. proceso.

De esta manera, ya a mediados de la década de 1990, se destacaron dos factores importantes: el primero fue la constitución del polo imperialista europeo, que planteó el problema de la competencia global, es decir lo que en términos leninistas se identifica como un inter – imperialista; hubo y hay un problema de dominación internacional, de división de áreas, un problema político, económico, militar, comercial, de producción y distribución, pero también un problema de áreas monetarias y áreas monetarias. Como parte de la constitución de esa enorme jaula en que se ha convertido hoy en la Unión Europea, observamos cómo la crisis que se estaba incubando no sería una de las tantas crisis económicas, sino que habría afectado a los elementos estructurales del MPC, configurándose así como una crisis sistémica con un fuerte determinante de crisis cultural y civilizatoria que asfixia y trata de destruir la gran herencia de la multipolaridad transcultural de la milenaria y aún moderna Civitas del Sur de los muchos oprimidos, explotados, subordinados.

Fuente de la Información: https://www.farodiroma.it/construyendo-una-multicentricidad-de-gravedad-permanente-dialogo-entre-el-sur-global-para-superar-las-injusticias-por-l-vasapollo/

 

Comparte este contenido:

Italia: Las periferias transformadas en centros industriales no han dejado de ser periféricas (Luciano Vasapollo, Rita Martufi)

Las periferias transformadas en centros industriales no han dejado de ser periféricas (Luciano Vasapollo, Rita Martufi)

La crisis ha acentuado la aparición de contradicciones entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE), es decir, el choque de diferentes polos imperialistas, dejando al descubierto los diferentes intereses existentes hasta ahora. Sin embargo, los últimos acontecimientos parecen desmentir la visión teórica de un enfrentamiento que involucra solo a los polos de Europa y Estados Unidos. En definitiva, es necesario analizar las complejas fracturas creadas por la pérdida de la hegemonía estadounidense, en ámbitos poco considerados por un marxismo que ha pecado a menudo de eurocentrismo. Las posiciones que coinciden con el antiimperialismo y el antiamericanismo están ya ampliamente superadas por más de treinta años de evolución histórica de los métodos de aplicación del capitalismo.

A partir de los años ochenta, los izquierdistas políticos y culturales occidentales empezaron a utilizar el término despectivo de “tercermundismo” para rechazar la teoría de la dependencia y las categorías de desarrollo desigual y subdesarrollo desarrolladas por autores como Paul Baran, Samir Amin, Gunder Frank, Hosea Jaffe y Giovanni Arrighi. Este pensamiento estaba ligado a las teorías que, desde Rosa Luxemburgo hasta Nancy Fraser, sostienen la necesaria presencia de factores exógenos, incluidos los relativos a las periferias, en el proceso económico (economías no capitalistas del Tercer Mundo) para permitir una alimentación continua de la acumulación ampliada.

En su obra, Samir Amin ha mostrado cómo las periferias transformadas en centros industriales no han dejado de ser periféricas y que, a pesar de estar integradas en el sistema capitalista, siguen (con importantes excepciones como China) enclavadas en el subdesarrollo. Esto se debe a que Estados Unidos, Europa y Japón se benefician del poder de los “cinco monopolios”: dominio y control exclusivos sobre los flujos financieros, las tecnologías avanzadas, los medios de comunicación de masas, los recursos naturales estratégicos y los medios de destrucción masiva. Estos monopolios garantizan a los titulares de los ingresos pasivos mientras colaboran con otros países como “subcontratistas”.

En resumen, extraen un tributo colonial del resto del mundo y lo reparten a favor de enormes apropiaciones. Los síntomas de esta condición son la estructura monopólica del comercio, el peso estratégico de la inversión extranjera, la industria subordinada a la metrópoli, la concentración de la propiedad de la tierra, la hipertrofia del sector de los servicios y una polarización entre centros y periferias aún más radical que la actual en los países occidentales.

Los desafíos del socialismo en el siglo XXI —y esto es lo que enfrentan las revoluciones en Cuba y Venezuela, es decir, las relaciones internacionales entre pueblos y gobiernos progresistas revolucionarios y democráticos, frente a un capitalismo agresivo, luchando contra una crisis estructural de más de treinta años y con la elaboración de una estrategia sistemática de guerra imperialista— son complejos, sobre todo porque es necesario retomar —después de 1989— el camino de la construcción de la sociedad socialista de tal manera que desaparezcan las referencias internacionales.

Los gobiernos de Cuba y Venezuela han implementado medidas muy avanzadas de carácter económico-social, igualitario y universal, además de las condiciones reales de sostenibilidad de la estructura económico-productiva; por ejemplo, con una fuerte cobertura de seguridad social universal que ha garantizado y garantiza el trabajo para todos, la vivienda para todos, la educación y la salud gratuitas para todos, el deporte gratuito para todos.

Luciano Vasapollo

Fuente de la Información: https://www.farodiroma.it/las-periferias-transformadas-en-centros-industriales-no-han-dejado-de-ser-perifericas-luciano-vasapollo-rita-martufi/

 

 

Comparte este contenido:

Italia – Papa Francisco: “Toda guerra representa no sólo una derrota de la política sino también una vergonzosa rendición a las fuerzas del mal”

Papa Francisco: “Toda guerra representa no sólo una derrota de la política sino también una vergonzosa rendición a las fuerzas del mal”

“Si tuviéramos memoria, sabríamos que la guerra, antes de que llegue al frente, hay que detenerla en los corazones. El odio, antes de que sea demasiado tarde, debe ser erradicado de los corazones. Y para ello hace falta el diálogo, la negociación, la escucha, la diplomacia y la creatividad, una política con visión de futuro capaz de construir un nuevo sistema de convivencia que ya no se base en las armas, en el poder de las armas, en la disuasión. Toda guerra representa no solo una derrota de la política sino también una rendición vergonzosa frente a las fuerzas del mal”, escribe el Papa Francisco en la introducción al ensayo “Contra la guerra. El coraje de construir la paz” (Solferino – Libreria Editrice Vaticana), a partir de mañana en librerías y quioscos con el “Corriere della Sera”.

“La paz de Jesús no domina a los demás, nunca es una paz armada, ¡nunca!”, advierte el Papa, que en la audiencia general de hoy se ha referido una vez más a la guerra de Ucrania. “Las armas del Evangelio son la oración, la ternura, el perdón y el amor gratuito al prójimo, el amor a todo prójimo”, reitera el Papa: “Así se lleva al mundo la paz de Dios”. “Por eso la agresión armada de estos días, como toda guerra, representa un ultraje a Dios, una traición blasfema al Señor Pascual, prefiriendo a su rostro manso el del falso dios de este mundo”, la advertencia por el conflicto en actuar: “La guerra es siempre una acción humana que conduce a la idolatría del poder”, añade Francesco de improviso.

“La paz que Jesús nos da en Pascua no es la paz que sigue las estrategias del mundo, que cree que puede obtenerla por la fuerza, con conquistas y con diversas formas de imposición”, explica de nuevo el Papa en la catequesis. “Esta paz, en realidad, es sólo un intervalo entre guerras: lo sabemos bien”, la referencia a hoy: “La paz del Señor sigue el camino de la mansedumbre y de la cruz: es hacerse cargo de los demás”. “Cristo, en efecto, tomó sobre sí nuestro mal, nuestro pecado y nuestra muerte”, recordó Francisco: “Así nos liberó. Él pagó por nosotros. Su paz no es el resultado de algún compromiso, sino que proviene del don de sí mismo. Esta paz dulce y valiente, sin embargo, es difícil de acoger. De hecho, la multitud que alababa a Jesús es la misma que al cabo de unos días grita ‘Crucifícalo’ y, asustada y desilusionada, no mueve un dedo por él”. “La paz que Jesús nos da en Pascua no es la paz que sigue las estrategias del mundo, que cree que puede obtenerla a través de la fuerza, de las conquistas y de diversas formas de imposición – dice Bergoglio, pensando en la guerra de Ucrania – Esta paz, en realidad, es solo un intervalo entre las guerras”. Luego el Papa habla del significado de la paz cristiana. “La paz del Señor -explica- sigue el camino de la mansedumbre y de la cruz: es hacerse cargo de los demás. En efecto, Cristo tomó sobre sí nuestro mal, nuestro pecado y nuestra muerte. Así que nos liberó. Su paz no es el resultado de algún compromiso, sino que nace del don de sí mismo. Esta paz dulce y valiente, sin embargo, es difícil de acoger”, observa el Pontífice. “Hay una forma en que el mundo nos da la paz y una forma en que Dios nos da la paz, son dos formas diferentes”, añade el Papa de manera improvisada, en la catequesis de la audiencia de hoy.

“La paz de Jesús no domina a los demás, nunca es una paz armada, ¡nunca!”, advierte el Papa, que en la audiencia general de hoy se ha referido una vez más a la guerra de Ucrania. “Las armas del Evangelio son la oración, la ternura, el perdón y el amor gratuito al prójimo, el amor a todo prójimo”, reitera el Papa: “Así se lleva al mundo la paz de Dios”. “Por eso la agresión armada de estos días, como toda guerra, representa un ultraje a Dios, una traición blasfema al Señor Pascual, prefiriendo a su rostro manso el del falso dios de este mundo”, la advertencia por el conflicto en actuar: “La guerra es siempre una acción humana que conduce a la idolatría del poder”, añade Francesco de improviso.

“Este es el engaño que se repite en la historia, la tentación de una falsa paz, basada en el poder, que luego lleva al odio y a la traición de Dios. Y tanta amargura en el alma”, subraya el Papa, comentando “una gran historia de Dostoievski”, la Leyenda del Gran Inquisidor, definida como “siempre vigente”. Al final de Los hermanos Karamazov, cita a Francisco en la catequesis, “se dice de Jesús que, después de varios siglos, vuelve a la Tierra. Inmediatamente es recibido por la multitud que lo vitorea, quien lo reconoce y lo vitorea: ‘¡Ah, has vuelto, ven con nosotros!’. Pero luego es arrestado por el Inquisidor, quien representa la lógica mundana. Este último lo cuestiona y lo critica ferozmente. La razón final del reproche es que Cristo, aunque pudo, nunca quiso convertirse en César, el rey más grande de este mundo, prefiriendo dejar libre al hombre antes que someterlo y resolver sus problemas por la fuerza. Pudo haber instaurado la paz en el mundo, doblegando el corazón libre pero precario del hombre en virtud de un poder superior, pero no quiso, respetó nuestra libertad”. “Tú -dice el Inquisidor a Jesús-, aceptando el mundo y la púrpura de los césares, habrías fundado el reino universal y dado la paz universal”, cita el Papa: “y con una sentencia azotadora concluye: ‘Si hay alguno quien merecía nuestra estaca más que todos, eres Tú’. Al final, el Inquisidor quisiera que Jesús ‘le dijera algo, tal vez incluso algo amargo, terrible’. Pero Cristo reacciona con un gesto dulce y concreto: ‘se le acerca en silencio, y lo besa dulcemente en los viejos labios exangües’” . Al final de la audiencia general, el Papa volvió sobre la tragedia de Ucrania. “Este año celebraréis la Semana Santa y la Pascua de una manera especial: junto con muchos invitados ucranianos”, dijo a los peregrinos polacos, al final de la audiencia de hoy. “La Pascua es una celebración familiar y vosotros, al abrirles vuestras casas, os habéis convertido en su familia”, el homenaje de Francisco: “Aunque la mayoría de ellos celebrará estas fiestas una semana después, según la tradición oriental, ya ahora todos de vosotros juntos contemplar el Crucifijo, y esperar la resurrección de Cristo y la paz en Ucrania”.

Fuente de la Información: https://www.farodiroma.it/papa-francisco-toda-guerra-representa-no-solo-una-derrota-de-la-politica-sino-tambien-una-vergonzosa-rendicion-a-las-fuerzas-del-mal/

 

Comparte este contenido:

Italia: Papa Francisco pide “una tregua para lograr la paz a través de negociaciones reales”

Papa Francisco pide “una tregua para lograr la paz a través de negociaciones reales”

“Guarden sus armas y comiencen una tregua pascual, pero no para recargar sus armas y retomar la lucha, una tregua para lograr la paz a través de negociaciones reales, dispuestos también a hacer algunos sacrificios por el bien del pueblo. De hecho, ¿qué victoria tendrá el que planta una bandera sobre un montón de escombros?”. Francisco fue muy explícito al hablar en la Plaza de San Pedro después de la Misa del Domingo de Ramos y la Pasión del Señor.

“Nada es imposible para Dios, incluso poner fin a una guerra cuyo final no se vislumbra, una guerra que cada día pone ante nuestros ojos atroces masacres y atroces crueldades cometidas contra civiles desarmados -denunció- Estamos en los días que llevan hasta Semana Santa, pero hoy hay guerra porque queremos ganar así, pero de esta manera -advirtió Bergoglio- solo perdemos”.

“Estoy cerca del querido pueblo del Perú que está pasando por un momento difícil de tensión social – dijo también Francisco en el Ángelus del Domingo de Ramos -. Los acompaño con mis oraciones y animo a todas las partes a encontrar una solución pacífica lo antes posible por el bien del país, especialmente de los más pobres en el respeto de los derechos de todos y de las instituciones”.

Por primera vez en dos años, desde el comienzo de la pandemia, el Papa Francisco volvió a su “papamóvil” para un recorrido entre los fieles en la Plaza de San Pedro, al final de la Misa del Domingo de Ramos.

La plaza estaba abarrotada y el Pontífice, sonriente, saludó a los presentes agolpados junto a las barreras. Fue un verdadero baño de multitudes. El “papamóvil” continuó su viaje incluso fuera de la plaza, a lo largo de via della Conciliazione.

 

Fuente de la Información: https://www.farodiroma.it/521020-2/

Comparte este contenido:

Italia: El Papa Francisco de Malta habla a Europa: la lógica del rearme aleja la paz. Y pide más humanidad hacia los migrantes

El Papa Francisco de Malta habla a Europa: la lógica del rearme aleja la paz. Y pide más humanidad hacia los migrantes

“Los problemas globales requieren soluciones globales. Ayudémonos unos a otros a escuchar la sed de paz del pueblo”. Así lo dijo el Papa Francisco en su discurso a las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático, en el Palacio del Gran Maestre en La Valeta. “Estamos trabajando para sentar las bases de un diálogo cada vez más amplio, volvemos a reunirnos en conferencias internacionales por la paz, donde el tema del desarme es central, ¡con la mirada puesta en las generaciones venideras!”, subrayó el Pontífice quien remarcó: “Y los enormes fondos que se siguen asignando a armamentos deben convertirse en desarrollo, salud y nutrición”.

De hecho, según Francisco, la guerra, “una vez más”, “se prepara desde hace algún tiempo con grandes inversiones y negocios de armas”. En cambio, “los ingentes fondos que se siguen destinando a armamento deberían convertirse en desarrollo, salud y nutrición”, pidió Francesco, que hace unas semanas canceló su participación en un encuentro promovido por la CEI en Florencia porque entre los organizadores había un ejecutivo del cartel Finmeccanica Leonardo. Y hoy citó a Giorgio La Pira que alzó la voz contra la corriente respecto a la lógica militarista “hace más de sesenta años, ante un mundo amenazado por la destrucción, donde los contrastes ideológicos y la lógica férrea de los alineamientos, desde la cuenca del Mediterráneo, dictaban las ley”.

Una lógica, la del rearme, que, dijo Francisco, “resurge abrumadoramente en las seducciones de la autocracia, en el nuevo imperialismo, en la agresión generalizada, en la incapacidad de construir puentes y salir de los más pobres. Hoy es tan difícil pensar con la lógica de la paz, estamos acostumbrados a pensar con la lógica de la guerra. Desde aquí comienza a soplar el viento helado de la guerra, que -señaló el Papa- se ha vuelto a avivar a lo largo de los años. Sí, la guerra se viene preparando desde hace tiempo con grandes inversiones y comercio de armas”. “Y es triste -prosiguió- ver cómo el entusiasmo por la paz, que surgió tras la Segunda Guerra Mundial, se ha desvanecido en las últimas décadas, al igual que el camino de la comunidad internacional, con unos pocos poderosos yendo solos, para buscar espacios y zonas de influencia. Y así no solo la paz, sino muchos temas importantes, como la lucha contra el hambre y la desigualdad, han sido desclasificados de facto de las principales agendas políticas”.

En Malta, el Papa quiso “agradecer a las autoridades y a la población la acogida reservada a los inmigrantes en nombre del Evangelio, de la humanidad y del sentido de la hospitalidad típico de los malteses”. Según la etimología fenicia, Malta significa ‘puerto seguro’. Sin embargo, ante la creciente afluencia de los últimos años, los temores e inseguridades han generado desánimo y frustración. Para abordar adecuadamente el complejo tema de la migración, debe situarse dentro de perspectivas más amplias de tiempo y espacio. Del tiempo: el fenómeno migratorio no es una circunstancia del momento, sino que marca nuestro tiempo. Lleva consigo las deudas de injusticias pasadas, de tanta explotación, del cambio climático, de conflictos lamentables cuyas consecuencias se pagan. Del sur pobre y poblado, masas de personas se desplazan hacia el norte más rico: es un hecho, que no se puede rechazar con cierres anacrónicos, porque no habrá prosperidad e integración en el aislamiento”.

Fuente de la Información: https://www.farodiroma.it/el-papa-francisco-de-malta-habla-a-europa-la-logica-del-rearme-aleja-la-paz-y-pide-mas-humanidad-hacia-los-migrantes/

 

Comparte este contenido:

Italia: Papa Francisco contra el aumento del PIB para armarse establecido por los países de la OTAN. “Es un escándalo”

Papa Francisco contra el aumento del PIB para armarse establecido por los países de la OTAN. “Es un escándalo”

“Es un escándalo: los gastos en armas. Cuánto se gasta en armas: ¡terrible! No sé qué porcentaje del PIB, no sé, no me sale la cifra exacta, pero un porcentaje alto. Y se gasta en armamento para hacer guerras y así, no solo esto, que es muy grave, lo que estamos viviendo ahora, y lo sentimos más porque está más cerca, pero en África, en Medio Oriente, en Asia, las guerras , continúa… Esto es serio. Esto es serio. Creando la conciencia de que gastar en armas, en armas, en armas ensucia el alma, ensucia el corazón, ensucia la humanidad”.

Sin mencionar explícitamente la decisión del gobierno de Draghi de elevar el gasto en armamento al 2 por ciento del PIB, el Papa Francisco habló muy claro a la asociación voluntaria italiana “Tenía sed” “¿De qué sirve – preguntó el Papa – comprometernos todos juntos, solemnemente, a nivel internacional, en las campañas contra la pobreza, contra el hambre, contra la degradación del planeta, si luego volvemos a caer en el viejo vicio de la guerra, en la vieja estrategia del poder de los armamentos, que hace volver a todo ya todos?”

“Especialmente en África, hay poblaciones que sufren más que otras por la falta de acceso al agua potable”, remarcó el Papa, recordando que “la vida en la Tierra depende del agua” y que todos la necesitamos para vivir. De ahí la invitación a buscar soluciones a través del diálogo y la colaboración. “¿Por qué – preguntó el Papa – hacer la guerra entre nosotros por conflictos que debemos resolver hablando entre nosotros como hombres? ¿Por qué no unir nuestras fuerzas y nuestros recursos para librar juntos las verdaderas batallas de la civilización: la lucha contra el hambre y la sed; la lucha contra enfermedades y epidemias; la lucha contra la pobreza y la esclavitud hoy. ¿Porque?”.

Finalmente, Francesco subrayó lo fuerte que es el voluntariado en Italia, calificándolo de patrimonio cultural que hay que conservar bien, y agradeció a la asociación “Tenía sed” animándola a seguir adelante.

Fuente de la Información: https://www.farodiroma.it/papa-francisco-contra-el-aumento-del-pib-para-armarse-establecido-por-los-paises-de-la-otan-es-un-escandalo/

Comparte este contenido:

Italia: El Papa Francisco: “Transformar este mundo salvaje en un mundo más humano”

El Papa Francisco: “Transformar este mundo salvaje en un mundo más humano”

De “salvaje” a “divino” y sobre todo “más humano”, por lo tanto cercano a los dolores de la gente, especialmente de los ancianos y los niños. Tomando prestadas las palabras del Papa Pío XII, el Papa Francisco indica la “transformación” que espera para este mundo herido por las guerras y la injusticia, en un videomensaje a los miembros del Movimiento por un Mundo Mejor, que celebra su 70º aniversario, informa Vatican News, que recuerda que se trata de una iniciativa que nació gracias a la intuición del jesuita Riccardo Lombardi y a la voluntad del propio Pío XII, expresada públicamente el 10 de febrero de 1952 en su “Proclama por un mundo mejor”.

En el breve videomensaje grabado con un teléfono en la Casa Santa Marta, Francisco hace referencia a su predecesor, animando a los miembros del Movimiento a continuar la misión llevada a cabo durante estas siete décadas, siguiendo “una visión de la vida, una visión de la creación”.

“El Papa Pío XII habló de transformación. En particular, dice una palabra que se refiere al mundo: ‘salvaje’, que debe hacerse más humano, más ‘divino’, pero sobre todo más humano, porque el Señor está siempre cerca de lo humano. Sigan adelante, no se desanimen, sigan trabajando para lograr esta transformación en el mundo”, los exhorta el Papa Francisco, animándolos especialmente a “trabajar por la justicia, por los niños, por los ancianos y por la paz”, porque “el mundo mejor que queremos es un mundo de paz”.

Fuente de la Información: https://www.farodiroma.it/el-papa-francisco-transformar-este-mundo-salvaje-en-un-mundo-mas-humano/

Comparte este contenido:
Page 1 of 40
1 2 3 40