Page 13 of 14
1 11 12 13 14

Reino Unido: Los educadores ponen de relieve la necesidad de abordar el acoso y la violencia sexual en las escuelas

Europa/Reino Unido/03 Diciembre 2016/Fuente: La Internacional de la Educación

Los sindicatos de educación del Reino Unido han reafirmado firmemente la necesidad de poner fin a la intimidación y el acoso sexual y de reorientar los esfuerzos destinados a capacitar a los docentes en materia de acoso sexual y sensibilización ante la violencia.

Se trata de una reacción a la respuesta dada por el gobierno al informe sobre el acoso sexual y la violencia sexual en las escuelas elaborado por la Comisión sobre la mujer y la igualdad.

NUT: Hacen falta recursos

El gobierno “sigue pasando por alto el papel que desempeña en las escuelas la Educación Personal, Social, Sanitaria y Económica (PHSE, por sus siglas en inglés) y la Educación sobre Sexualidad y Relaciones Interpersonales (ESR)”, dijo Rosamund McNeil, responsable de educación e igualdad de oportunidades del Sindicato Nacional de Docentes (NUT).

También destacó la necesidad de invertir recursos y de prestar atención al desarrollo de la PSHE como asignatura central en todas y cada una de las escuelas, de manera que todos los niños tengan las mismas oportunidades de beneficiarse de ella.

NUT dice que el gobierno también ha fracasado a la hora de garantizar la inclusión de una formación específica sobre el acoso sexual y la violencia sexual en la formación inicial del personal docente. La afirmación del gobierno de que “está creando las condiciones necesarias para un desarrollo profesional de alta calidad en las escuelas” es simplemente falsa, agregó McNeil.

Sin embargo, acogió con satisfacción “la intención de establecer un grupo consultivo y espera que se garantice que los docentes, los directores de las escuelas y los sindicatos de los docentes estén adecuadamente representados”.

NASUWT: Enfoque de tolerancia cero

La Asociación Nacional de Docentes/Sindicato de Mujeres Docentes (NASUWT) también expresó su preocupación por la situación de la PSHE y la SRE en las escuelas. “En nuestras escuelas no hay lugar para el acoso o la violencia sexual hacia los alumnos o el personal”, dijo Chris Keates, Secretaria General de NASUWT.

Consideró preocupante que, a pesar de los crecientes niveles de acoso e intimidación sexual por parte de niños y jóvenes, la prestación de PSHE y SRE haya estado sometida a presión debido a las reformas de los planes de estudios, los recortes financieros y los cambios en los requisitos de rendición de cuentas impulsados por el gobierno.

Keates exigió que el gobierno establezca la manera de garantizar que las escuelas adopten un enfoque de tolerancia cero ante el acoso y el hostigamiento sexual, proporcionando orientaciones claras sobre cómo tratar estos problemas, y garantice que todas las escuelas tomen nota, informen y actúen con eficacia cada vez que se produzcan incidentes de violencia y hostigamiento sexual que impliquen a los estudiantes.

Además de garantizar que estas cuestiones tengan cabida en el programa de estudios, dijo, es necesario que se mejore el acceso de las escuelas a la formación de protección que aborda específicamente la cuestión de la violencia y el acoso sexual, así como la calidad de su prestación.

“Hay que reconocer que el acoso y la violencia sexual es un problema social y no podemos dejar que las escuelas tengan que abordarlo por sí solas”, añadió Keates.

Fuente: https://www.ei-ie.org/spa/news/news_details/4200

Comparte este contenido:

El acoso sexual en los ámbitos laboral y educativo permanece invisible en América Latina y el Caribe, alerta la CEPAL

Por: CEPAL/27-11-2016

La mayoría de las víctimas son mujeres, quienes en muchas ocasiones no se atreven a denunciar, señala el organismo regional de las Naciones Unidas en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas.

El acoso y hostigamiento sexual en los ámbitos laboral y educativo, una de las formas en las que se manifiesta la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe, persiste como una conducta naturalizada e invisibilizada, alertó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas.

Si bien en las últimas décadas los países de la región han avanzado en la adopción de normas e iniciativas de políticas públicas para enfrentar la violencia contra las mujeres, en especial el feminicidio/femicidio, el acoso sexual ha tenido hasta ahora una presencia menor en el debate público, apuntó el organismo regional de las Naciones Unidas.

A partir la década de 1990, 15 países (13 de América Latina y dos del Caribe) cuentan con regulaciones legales contra el acoso sexual (leyes especiales, delitos tipificados en los códigos penales o como parte de las leyes de protección integral contra la violencia). De ese total, solamente ocho incluyen el acoso sexual también en el ámbito educativo: Costa Rica, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela.

“Transcurridos más de 20 años desde las primeras leyes, persiste un insuficiente desarrollo de protocolos para la denuncia, fiscalización y seguimiento de los casos, así como la producción de conocimiento en relación con el fenómeno en nuestra región”, advirtió la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

En este esfuerzo, la Comisión ha publicado hoy el documento Otras formas de violencia contra las mujeres que reconocer, nombrar y visibilizar, que analiza cuestiones como las violencias obstétrica, política y mediática y el acoso sexual en el empleo, en el ámbito educativo y en los espacios públicos.

“Se trata –según el texto- de otras formas de violencia que socavan la autonomía de las mujeres en sus distintas dimensiones: violencias en los procesos reproductivos que impactan en la autonomía física; violencias mediáticas y simbólicas reproducidas en el discurso público, que restringen la autonomía política; y violencias en ámbitos sociales, educativos y laborales, que limitan el ejercicio de la autonomía económica de las mujeres”.

El Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG), coordinado por la CEPAL, difundió también hoy una Nota para la Igualdad centrada en el mismo tema, donde se enfatiza que “el acoso forma parte del continuo de la violencia contras las mujeres y su persistencia atenta contra su autonomía”.

El acoso sexual, plantea la Nota, es definido como cualquier avance sexual no deseado, peticiones de favores sexuales, conductas físicas, verbales o gestos de carácter sexual o cualquier otro comportamiento de naturaleza sexual que pueda ser razonablemente percibido como ofensivo o humillante por quien se ve afectado.

En el ámbito laboral, dicha conducta puede interferir con el trabajo, usarse como condición para el empleo o crear un ambiente laboral hostil u ofensivo. Aunque típicamente constituye un comportamiento recurrente, también puede tomar la forma de un solo incidente.

Entre las medidas recomendadas para su erradicación figuran el desarrollo de campañas que pongan en la discusión pública este tipo de violencia; la entrega de información acerca de la normativa vigente en los países, su alcance, las vías de denuncia y de seguimiento; la institucionalización de estrategias y medidas de prevención, sanción y reparación para las víctimas; y la incorporación en el currículo del sistema educativo el debate sobre el acoso como forma de violencia que debe ser erradicada.

Más información:

Para consultas, contactar a la Unidad de Información Pública de la CEPAL.

Correo electrónico: prensa@cepal.org; teléfono: (56) 22210 2040.

Comparte este contenido:

La lucha contra el acoso y el abuso sexual en la universidad

Por: Bárbara Brito

Durante este año se han abierto importantes luchas contra el acoso y el abuso sexual en las universidades que han tenido como exigencia principal la construcción de un protocolo institucional que pueda acoger las decenas de denuncias. Es que la universidad es reflejo de una sociedad capitalista y patriarcal que se sostiene en base a la opresión y violencia de género. La respuesta que tenemos que dar las y los estudiantes tiene que responder, por tanto, a un problema social que es estructural a la sociedad en la que vivimos.

Hasta hoy se han desenvuelto diversas iniciativas que pasan por la respuesta inmediata a casos de acoso sexual y que han culminado en la expulsión de profesores, como ocurrió en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile; hasta campañas que buscan empoderarnos a las mujeres en una sociedad que busca día a día invisibilizarnos y mantenernos lejos de los lugares de discusión política y académica. El desarrollo de las Secretarías de Sexualidades y Géneros ha sido fundamental a la hora de dar una batalla contra un sistema educativo profundamente sexista, dándole continuidad a demandas como la educación no sexista.

Hoy las y los estudiantes nos encontramos en un limbo donde nos vemos en la obligación de tomar en nuestras propias manos la lucha contra el acoso y el abuso sexual en el marco de universidades que no integran en sus estatutos mecanismos de canalización de las denuncias por violencia machista. En este camino muchas hemos aprendido a desnaturalizar prácticas cotidianas de violencia de género conquistando que se comience a hablar nuevamente de feminismo, mostrando la necesidad de pelear por una política que responda a este problema, que es factor de deserción y bajo desempeño académico sobre todo en las estudiantes mujeres. Se abre el debate entonces por cuál tiene que ser el contenido de dicho protocolo y por cómo tenemos que llevar esta lucha adelante.

Esta discusión es imposible darla restándonos de un debate que comienza a tomar fuerza entre los círculos feministas respecto a si nuestras luchas pasan por reformas parciales en la institucionalidad o por el fortalecimiento de métodos punitivos que respondan a las denuncias. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la violencia de género es estructural a la sociedad en la que vivimos y que, por tanto, la única salida efectiva pasa por idear una estrategia política que, de la mano con otros sectores políticos y sociales como el movimiento estudiantil o las y los trabajadores, en las calles y con independencia del gobierno y de la iglesia, se proponga la abolición del estado capitalista y patriarcal y conquiste la emancipación de la mujer en términos sociales.

Luego, entonces, cabe la pregunta de cuáles son las aspiraciones que podemos tener en el marco de un estado burgués y neoliberal que no sólo nos ha vendido un discurso “promujer”, sino que ha cercenado nuestros derechos. La dictadura guarda su legado también en el terreno de género arrebatándonos hasta la más mínima conquista como lo fue el derecho al aborto bajo tres causales (que hoy sigue siendo una demanda completamente insuficiente a la realidad que vivimos cientos de miles de mujeres en el mundo) y, también, protocolos que respondan a los casos de acoso y abuso sexual en las universidades, los que se configura como una expresión más del autoritarismo universitario.

Quienes militamos en Pan y Rosas estamos por que toda lucha contra la violencia de género, toda conquista, sirva para formarnos a nosotras mismas como revolucionarias en pos de cuestionar y combatir la sociedad en la que vivimos. Hoy la lucha por un protocolo institucional debe contener dos condiciones, en función de resguardar el proceso de fortalecimiento y crecimiento que viene teniendo el movimiento feminista y de mujeres en Chile haciendo de las conquistas parciales un alimento para luchas mayores: la primera, es que sea un protocolo que sea elaborado de manera triestamental y democrática; la segunda, es que su contenido sea democrático, esto es, que el organismo que defina las sanciones no sean las autoridades como los rectores o los decanos que no tienen ninguna competencia para hacerlo y que utilizarán dicho resquicio para mantener prácticas autoritarias, despidos injustificados, etcétera, sino organismos triestamentales donde sus integrantes estén formados en género.

A nivel de organización no conquistaremos herramientas que respondan mínimamente a nuestras necesidades, si es que no fortalecemos la organización estudiantil desde la base a través de las secretarías de género y los comités de ética triestamentales; tampoco lo haremos sin el apoyo de la comunidad educativa que valore y valide la generación de protocolos.

En definitiva, nuestra tarea es ardua y no contiene fórmulas: nuestro objetivo es acabar con la opresión de género, pero en el camino tendremos que probar una y mil formas para fortalecer nuestra organización y lucha. Lo que si tenemos claro es que el cese de la violencia machista no la conquistaremos en los marcos de la actual sociedad, tenemos claro también, por tanto, que no es un problema individual y que tenemos que abordarlo socialmente. Desde aquí es que apostamos por la creación de protocolos institucionales que puedan acoger las denuncias, con el límite de que esta conquista sólo la lograremos con la movilización activa del movimiento estudiantil, de funcionarios/as y académicos/as si es que no queremos que sirva para alimentar aún más el autoritarismo universitario en vez de fortalecer nuestra organización.

Fuente: http://www.laizquierdadiario.cl/La-lucha-contra-el-acoso-y-el-abuso-sexual-en-la-universidad?id_rubrique=1201

Comparte este contenido:

Sexting o cyberbullying con imágenes sexuales, una plaga que se extiende entre escolares británicos de hasta 7 años

Por: Pilar Fonseca

Aún estamos casi digiriendo lo que es el ciberbullying y lo que significa cuando se amplían nuestros motivos de preocupación con una nueva forma de cyberbullying: el sexting que además se extiende entre niños de una edad que aún nos sorprende y nos preocupa más.

Niños de 7 años compartiendo imágenes sexualmente explícitas ¿de qué estamos hablando?

Los datos son de un sondeo realizado hace unos meses entre profesores británicos de cursos equivalentes a la etapa de educación primaria de nuestro país y los datos, son sencillamente escalofriantes.

Hablamos de niños de hasta 7 años intercambiando imágenes sexualmente explícitas, algo ya tristemente muy habitual entre los estudiantes de 13 a 16 años pero ¿de 7 años?¿por qué?

En torno a 1.300 profesores fueron preguntados para este sondeo y sí, la gran mayoría han reconocido estar al tanto de un modo u otro de esta tendencia entre sus alumnos.

El sexting en Gran Bretaña parece a la vista de estos datos, que está adquiriendo dimensiones de plaga, es una epidemia de la que las autoridades no tienen ni cura ni conocimiento como para superarla, por lo que se aprecia de las respuestas de los profesores británicos.

Y lo que es más preocupante, la edad en la que se empieza a sufrir este acoso ha bajado dolorosamente, un 13% de los casos que se conocen de sexting en Gran Bretaña se da ya entre niños de entre 7 y 10 años.

La infancia cada vez dura menos y los profesores británicos se siente impotentes ante este nuevo fenómeno social.

Peligrosa inocencia

148152986 Edited

Niños, porque con siete y ocho años no hay ninguna duda de que estamos hablando de niñas y niños, haciéndose selfies desnudos o tomando fotos a traición de sus compañeros en los lavabos, son ya demasiado frecuentes.

Como la difusión por las redes sociales de las primeras experiencias sexuales en la adolescencia o algunos en la pre-adolescencia.

El sexting expone a los menores al acoso de sus propios compañeros de clase, es cierto pero lo que es peor, coloca a los niños en el objetivo de posibles abusos sexuales, algo de lo que ellos obviamente no son conscientes.

Es quizás la forma de acoso digital más dolorosa para los niños, se trata de imágenes íntimas acompañadas de comentarios denigrantes, humillantes e insultantes.

Historias hay miles, como de una niña que accede a salir con un compañero de clase en concreto sólo por hacerle una foto a sus genitales y compartirla con amigos comunes u otra niña que por desconocimiento accede a enviar un selfie desnuda a Snapchat creyendo que esta imagen iba a desaparecer en pocos segundos pero de la que un compañero de su colegio saca una foto y la distribuyó por todo su centro educativo.

Los casos lamentablemente son muchos, más de los que nos imaginamos como adultos, como padres y sobre todo muchos más de los que se están gestionando por parte de las autoridades competentes, más de los que deberían eso en cualquier caso.

Denunciar y prevenir

Abrazo

Todos los estamentos que trabajan por la infancia en Gran Bretaña, desde asociaciones hasta los propios profesores, han animado a denunciar los casos de acosos y abusos ligados al sexting porque de no hacerlo, muchos de los niños que son víctimas o que lo conocen porque lo padecen sus amigos, pueden llegar a pensar que es una práctica más que forma parte de su vida diaria y no es así.

Las redes sociales no son malas por sí mismas, pero igual que no ponemos a nuestros hijos al volante, a conducir un coche si no tienen la edad adecuada ni han conseguido el carnet de conducir ¿por qué no les ofrecemos la misma educación, la misma exigencia de maduración y conocimientos, para interactuar a través de las redes sociales?.

Fuente: http://www.bebesymas.com/ser-padres/sexting-o-cyberbullying-con-imagenes-sexuales-una-plaga-que-se-extiende-entre-escolares-britanicos-de-hasta-7-anos

Comparte este contenido:

Perla Belem Hernández González: «Por un espacio urbano libre de acoso»

Por Tomás Dávalos/ Aguascalientes, Aguascalientes. 6 de mayo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).-

Perla Belem Hernández González, académica del Departamento de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), encabeza un proyecto de investigación que tiene como propósito visibilizar y crear conciencia respecto a la problemática del acoso callejero a las mujeres.

Señaló que la línea de investigación se definió luego de observar que muchas mujeres en su andar cotidiano se ven forzadas a desarrollar estrategias para su cuidado personal, como modificar rutas de tránsito o formas de vestir, buscando evitar con ello que les falten el respeto, lo cual no es natural, ya que el espacio público es de todos.

Por lo anterior, se lleva a cabo la aplicación de cuestionarios con el propósito de recolectar datos que permitan elaborar, previo sustento en estadísticas reales, propuestas de política pública e iniciativas de ley que incidan en la erradicación del acoso callejero, pues es una problemática que debe abordarse con seriedad.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, detalló los alcances y propósitos de esta investigación.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Por qué estudiar el acoso callejero?

Perla Belem Hernández González (PBHG): Es una acción que se desprende directamente desde el programa Ciudades Seguras para las Mujeres, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y nosotras nos hemos sumado directamente a esta acción contra el acoso callejero con esta investigación que busca espacios libres y seguros para las mujeres.

AIC: ¿Cuáles son los objetivos de esta investigación?

PBHG: Nosotras lo que pretendemos es crear conciencia, primero, sobre esta problemática, visibilizar esta problemática, dejar de considerar el piropo como algo que tengamos que asumir las mujeres, por el simple hecho de ser mujeres. Las mujeres vivimos la ciudad con miedo todo el tiempo, las mujeres nos trasladamos de un lugar a otro varias veces en el día, y durante estos trayectos en el espacio público somos víctimas de acoso verbal, de tocamientos en el transporte público, y lo que estamos queriendo impulsar es crear conciencia sobre esta problemática.

Pbhg 16 4Por ello es para nosotras muy importarte impulsar esta investigación que cree conciencia y que, finalmente, estemos creando sinergias colaborativas con la Universidad Autónoma de Aguascalientes, a través del Departamento de Trabajo Social, con las estudiantes que han sido de mucho apoyo con esta experiencia que ellas han adquirido en el trabajo de campo. Obviamente también se hacen vínculos con otras organizaciones civiles, y lo que pretendemos con esta investigación es que nos arroje datos que den cuenta de la magnitud del problema, con la finalidad de crear propuestas de política pública que vayan a incorporarse en agendas incluyentes, queremos desconstruir la forma natural de hacer agendas de gobierno, queremos que estas agendas sean incluyentes, que sean antisexistas, anticlasistas, antihomofóbicas y que, sobre todo, vayan encaminadas a la apropiación de un espacio urbano libre para las mujeres, porque finalmente un estado no puede ser democrático ni incluyente si no hay ciudades seguras para las mujeres.

AIC: ¿En qué fase está la investigación?

PBHG: Estamos en el proceso de aplicación del cuestionario, que es la fase del diagnóstico, este cuestionario se está aplicando primero en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, pero obviamente se va a aplicar en otras universidades y se llevará otro tipo de metodologías. Queremos hacer talleres participativos para recopilar desde otra perspectiva metodológica las experiencias de cómo viven las mujeres la ciudad en su tránsito diario.

AIC: ¿A cuántas mujeres va a llegar este cuestionario?

PBHG: Este cuestionario es una muestra de 400 alumnas en la UAA, sobre un universo de 20 mil estudiantes. En otras universidades la muestra va a ser representativa, según su población.

AIC: ¿En qué otras universidades se aplicará?

PBHG: La idea es poder aplicarlo a todas las universidades privadas y públicas del estado, obviamente eso dependerá de las autoridades de cada una de las universidades, si nos permiten el acceso. En estos momentos estamos haciendo el proceso de vinculación con las universidades.

AIC: ¿Cómo se llevó a cabo la elaboración del cuestionario?

PBHG: Nosotras estamos trabajando muy de la mano con el Observatorio Urbano de Santiago de Chile, y este cuestionario que nosotras estamos aplicando es el cuestionario que ellas aplicaron en materia sobre acoso callejero. Obviamente allá en Chile están muy adelantados, incluso ya aprobaron una ley que sanciona estos actos.

Dentro de sus ordenamientos legales, únicamente 15 entidades federativas consideran penas de manera específica por el delito de acoso sexual dentro de su legislación. En el caso de los actos libidinosos, solo Hidalgo y Estado de México contemplan penas por este delito dentro de sus códigos penales.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En Chile fue todo un proceso metodológico el que se necesitó para respaldar un proceso de iniciativa de ley y que esta fuera aprobada. Tenemos que tener este tipo de sustentos para poder probar los índices de impacto y la magnitud del problema.

AIC: ¿Cómo se realizará el análisis de resultados?

PBHG: Los resultados se van a analizar con compañeras de la licenciatura de trabajo social de la UAA y desde el CIDCE (Centro para la Innovación y el Desarrollo Competitivo Empresarial), donde hay gente formada con un perfil social —sociólogos, antropólogos y trabajadores sociales—, quienes vamos a estar haciendo el análisis y sistematización de todos los cuestionarios.

Las variables que se están incorporando al cuestionario son características personales, que son características sociodemográficas de la persona que está siendo encuestada, y preguntas relacionadas sobre su experiencia cotidiana con el acoso callejero en el andar cotidiano dentro del espacio público y algunas experiencias traumáticas que ellas han vivido durante su vida, entre otras.

AIC: ¿Alguna fecha para dar a conocer los resultados de la investigación?

PBHG: Se estima que en julio tendremos las conclusiones finales y en agosto las propuestas ya sólidas, con base en las propias conclusiones

Fuente de la entrevista: http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/humanidades/7203-el-acoso-callejero-objeto-de-analisis-entrevista

Fecha de publicación en OVE: 23 Mayo 2016

Comparte este contenido:

En Sudáfrica: Protesta al desnudo llama la atención sobre la cultura de la violación en la Universidad Rhodes

Global Voices/ 03/05/2016 8:00 GMT / Escrito por Ndesanjo Macha

Estudiantes con el pecho al descubierto protestaron contra las políticas de agresiones sexuales de la Universidad Rhodes (UR) en Grahamstown, Sudáfrica. Debido a las manifestaciones, se ha suspendido indefinidamente toda actividad académica.

La protesta fue desencadenada por una lista llamada «Lista de Referencia de la UR», publicada en las redes sociales para nombrar y avergonzar a 11 presuntos violadores de la universidad. Las manifestantes y sus defensores tuitearon con etiquetas tales como #NakedProtest (protesta al desnudo), #RUReferenceList (lista de referencia UR) y #RapeCulture (cultura de la violación). Las estudiantes habían amenazado con cerrar la universidad si no se satisfacían sus peticiones: reformar la política de violación de la universidad, cambiar la definición de violación, eliminar la carga de la prueba de las víctimas, capacitación de sensibilidad obligatoria para el personal y suspender a los 11 presuntos violadores.

Otras de las peticiones son que los supervisores de la universidad, Gordon Barker y Sarah Driver, dejen el cargo; que se cree un grupo de trabajo para investigar abusos sexuales; que se les prohíba a los criminales de abusos sexuales presentarse como candidatos para el Consejo de Representantes de Alumnos; y que a los estudiantes se les conceda inmunidad de medidas disciplinarias para manifestarse.

Las estudiantes también sostienen que la actual política sexual de la universidad necesita víctimas para demostrar que sus criminales tenían la intención de violarlas y que solo hay un funcionario para llevar a cabo todos los casos de ataques y abusos.

La policía usó gas lacrimógeno y granadas aturdidoras contra las manifestantes y detuvo a tres estudiantes. Una de ellas fue llevada al hospital tras sufrir un ataque de pánico.

Como reacción a las medidas de la policía contra las estudiantes, Saya Pierce-Jones escribió: “Mamá, nos están disparando porque no queremos que nos violen nunca más”

La lista de Referencia UR

La universidad ha creado varios equipos de tareas y revisará la política existente acerca de la violación, de acuerdo con el vicerrector de la Universidad Rhodes, Sozwe Mabizela.

La supuesta «Lista de Referencia UR», que inspiró las manifestaciones, alimentó el debate acerca de cómo tratan las universidades las violaciones y los abusos sexuales. Las manifestantes y sus defensores sostuvieron que el compartir la lista fue el resultado de que la universidad no supiera tomarse en serio las violaciones y que las manifestaciones son necesarias para forzar el cambio.

Pero la lista y el resultado de las manifestaciones tuvieron reacciones negativas por parte de Sudáfrica, que desestimó la legitimidad de las quejas de las mujeres y sintió que todos los hombres estaban siendo culpados de violación.

Lo lamentable sobre la lista de referencia es que se humillará a hombres inocentes como consecuencia de unas pocas mujeres despectivas.

La protesta al desnudo de la Universidad Rhodes tenía buenas intenciones, pero ¿por qué se trata de violadores a todos los hombres cada vez que violan a una mujer?

Acusaciones de indecencia

Algunos usuarios de Twitter han apoyado a las estudiantes que se manifestaron desnudas después de que los sudafricanos las criticaran por indecencia.

Lindiwe Mazibuko, exlíder de la oposición en el Parlamento de Sudáfrica, declaró: Me entristecen algunas respuestas a la protesta al desnudo. La gente habla de «indecencia» y cosas así. ¿Dónde estan cuando se necesita vigilancia policial ante la indecente violación?

Mientras que Yvette manifestó: Algunos hombres no quieren más que ver a las mujeres desnudas, pero se avergüenzan cuando ellas usan su propio cuerpo para una causa suya. Nos vemos.

Beey inquirió: ¿Por qué ofende una mujer dispuesta a enseñar su cuerpo pero no la violencia que se comete contra ella?

Y otro usuario se preguntó: Las leyes sudafricanas son extrañas. ¿Cómo puede ser indecente la protesta al desnudo, pero no cualquiera con el atuendo tradicional? La policía es muy aburrida.

Algunos atuendos africanos tradicionales dejan los pechos de las mujeres al descubierto.

Grootman’bae escribió: Nunca entendí por qué mi padre era tan protector cuando se trataba de mi hermana hasta que crecí y descubrí que vivimos entre animales. Cierre de Rhodes.

Los estudiantes de la Universidad Rhodes son una parte de la creciente tendencia a manifestaciones masivas dirigidas por estudiantes en Sudáfrica estos últimos meses. Estas manifestaciones se organizan normalmente utilizando las herramientas de las redes sociales. Otros movimientos incluyen #RhodesMustFall (Rhodes debe caer),#FeesMustFall (las tasas deben bajar) y #AfrikaansMustFall (el afrikáans debe caer).

Comparte este contenido:

Chile: Estudiantes realizan paralización por presunto caso de acoso sexual en U. de Valparaíso

Chile/27 de Abril de 2016/biobiochile

Durante una semana se ha extendido una paralización protagonizada por los estudiantes de la carrera de Sociología de la Universidad de Valparaíso, quienes exigen que la casa de estudios se pronuncie respecto de un presunto caso de acoso sexual de parte un profesor en contra de una estudiante.

El hecho fue denunciado por la estudiante el 2014. La joven acusó que uno de los profesores habría intentado seducirla y besarla sin su consentimiento, por lo que se inició un sumario interno y la fiscal a cargo responsabilizó al profesional de agresión sexual, decretando su destitución.

Sin embargo, la Junta Directiva de la Facultad -tras la apelación realizada por la defensa- determinó sólo suspender al académico por tres meses, considerando además el goce del 70% de su sueldo, a pesar del reconocimiento de una conducta indebida y la infracción del principio de probidad administrativa.

Ante una situación que ya se habría presentado en otras facultades, los estudiantes se mantienen paralizados y en estado de alerta. Además, se han generado diversas acciones de rechazo a una resolución tomada por un organismo “obsoleto y antidemocrático, al considerar el estatuto aprobado por los estamentos de la casa de estudio el 2012”, aseguró el vocero de la carrera.

Anteriormente se reportaron presuntas actitudes de fijaciones sexuales a compañeras y abuso de poder por parte del docente, según detalló el dirigente, quien manifestó la preocupación de los estudiantes por posibles represalias.

Al considerar que este caso se vivió anteriormente en la carrera de Historia, se planteó como una problemática -no sólo a nivel de universidad, sino del país- por parte del presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso, Carlos Vergara.

Además, el dirigente planteó la necesidad de un protocolo de denuncias y resolución en casos de acoso sexual en universidades e hizo un llamado a las autoridades a establecer las sanciones pertinentes.

Una posición similar fue planteada por el cuerpo docente, según explicó una de las académica de la carrera, María Angélica Cruz, quien aseguró que tras un claustro con los estudiantes se acordó pedir la cancelación de contrato del acusado.

En este caso, la Junta Directiva no consideró la configuración de un “acoso sexual”, dado que el hecho ocurrió fuera de la universidad. Sin embargo, Cruz aseguró que este tipo de hechos están ligados a una relación de poder y género regulada por patrones tradicionalistas en que no se entiende que las mujeres tienen derechos.

Un profesor debe tener en claro que “tomarse un café no implica una situación de iguales, ni tampoco implica una relación privada”, aseguró la docente.

La estudiante denunciante, Leslie Toledo, dijo a Radio Bío Bío que las agresiones sexuales y el abuso de poder están “totalmente naturalizados” en el espacio de la academia.

Asimismo, Toledo aseguró que incluso hubo personas en la facultad que trataron de acallar esta situación.

La joven -quien actualmente cursa su último año en la carrera tras congelar su proceso educativo mientras se desarrollaba el sumario- hizo un llamado a las autoridades a establecer un proyecto de ley que aborde este vacío legal en torno a la agresión sexual en instancias académicas.

Este lunes, los estudiantes decidirán respecto a si continúan o no paralizados, sin embargo, se mantendrán atentos al pronunciamiento de las autoridades universitarias respecto a la problemática. Además de establecer medidas para llevar sus inquietudes a instancias legislativas.

Fuente: http://www.biobiochile.cl/2016/04/25/estudiantes-realizan-paralizacion-por-presunto-caso-de-acoso-sexual-en-u-de-valparaiso.shtml

Comparte este contenido:
Page 13 of 14
1 11 12 13 14