Page 2 of 5
1 2 3 4 5

Contraseñas: ¿es posible un mundo sin ellas?

Redacción: Panda

¿Dejarán de existir algún día las contraseñas en el mundo digital?

Imaginemos por un momento que las contraseñas dejasen de existir de un día para otro. Más de uno estaría encantado si ese momento llegase. Los más diligentes ya no tendrían que andar con reglas mnemotécnicas para recordar sus claves; mientras que los más perezosos ya no tendrían qué tenerlas escritas en un postit en la pantalla del ordenador de la oficina.

Por supuesto, no nos referimos a un mundo en el que no hubiese restricciones de acceso a nuestros dispositivos digitales y cuentas en Internet. Hablamos de la biometría como factor de seguridad. Sin embargo, ¿viviríamos en un mundo ciberseguro si se acabasen las contraseñas? 

Gracias a avances tecnológicos como la biometría facial, la biometría volumétrica, los chips en el cuerpo, el reconocimiento de voz, las huellas dactilares o incluso los tests de ADN, podríamos sustituir el uso de las contraseñas para muchas acciones cotidianas. Pero, en ningún caso, todos estos avances acabarían con las contraseñas.

“Un mundo sin claves, sería un mundo menos seguro”, advierte Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security. “Las contraseñas siempre tendrán que seguir existiendo, ya que uno puede tener un accidente y quedarle la cara desfigurada o perder la mano con la que usaba sus huellas dactilares. Aunque, también puede ser que la tecnología falle, y simplemente sea necesaria una contraseña para recuperar el acceso a cualquier tipo de aplicación” añade.

En este sentido, siempre será necesaria una autenticación de doble factor. Es decir, además de la biometría facial, el uso de otro dispositivo, o la lectura del iris, siempre habría que contar con un dígito de control de una u otra manera.

¿Poner chips a las personas como a los perros?

Por otro lado, el hecho de que nuestro cuerpo se convierta en un ‘dispositivo más’ que se puede monitorizar conlleva problemas éticos y morales, especialmente en lo que respecta a la  la privacidad de las personas.

Aunque en muchos casos podría ser positivo, como en el caso de sufrir un accidente o el de un secuestro, el hecho de que los seres humanos estemos siempre localizables y que en todo momento se sepa quienes somos es algo que podría usarse con malas intenciones.

Sin ir más lejos, China está reconociendo las caras de todos sus ciudadanos. En Estados Unidos se insinuó hace algunos años que también se estaba haciendo y la crisis de comunicación que generó obligó a las autoridades a negar que esto ocurriese. Mientras que en Europa, aunque se asegure desde la UE que estas prácticas no se llevan a cabo, es difícil confirmar que no exista algún organismo o empresa privada que lo esté haciendo por su cuenta, sin el conocimiento de la sociedad.

En caso de que el reconocimiento facial llegue a democratizarse tanto que se vuelva una realidad en todo el mundo, será imperativo un consenso entre todas las empresas de software, organismos públicos  y fabricantes para securizar la privacidad de la población.

Aún lejos de la biometría por ADN

Aunque es perfectamente posible usar el ADN de cada individuo como ‘clave de acceso’ para un dispositivo, todavía es una tecnología más propia de una novela de ciencia ficción que una medida biométrica real

Esto es porque  las máquinas ya pueden detectar ciertos patrones en el ADN de un ser humano, pero el ADN es algo que está cambiando en tiempo real en un ser humano. Por tanto, las variables que podrían medirse a nivel de ciberseguridad serían bastante fáciles de hackear, si se cuenta con la tecnología y los conocimientos biológicos suficientes.

Aun así, dentro de pocos años las impresoras 3D podrán copiarlo prácticamente todo, incluso a escalas microscópicas. La ingeniería genética también podría ser un problema para la autenticación por ADN. La imaginación humana es ilimitada y para cada Ley siempre se genera una nueva trampa. Por tanto, el principal reto somos las personas.

El nuevo ciber delincuente de hoy se maneja muy bien en el mundo online y en el offline. Hay grupos súper organizados que son capaces de hacer de todo contando con grandísimos expertos de distintas disciplinas trabajando en equipo.

Por ejemplo, si un grupo organizado cuenta con los mejores informáticos, los mejores biólogos  y la financiación del departamento de Defensa de un país avanzado, es más que probable que se pueda hackear cualquier dispositivo, ya sea privado o público.

Siempre habrá alguien que tenga más inteligencia colectiva o un algoritmo más rápido que tú. Mientras el mundo esté hiperconectado a, la seguridad 100% será una quimera, a no ser que quitemos todos los cables y pongamos una protección física terrible.

Las contraseñas siempre serán el último respaldo disponible en caso de que el resto de métodos fallen. En ciberseguridad hay nuevas tecnologías que, en vez de sustituir a las antiguas, sirven como un complemento de seguridad. Al igual que, como decía la canción de The Bubbles,  “el vídeo no mató a las estrellas de la radio”, todo apunta a que la biometría tampoco matará a las contraseñas, sentencia Hervé Lambert.

Fuente: https://www.pandasecurity.com/spain/mediacenter/tecnologia/contrasenas-es-posible-un-mundo-sin-ellas/

Comparte este contenido:

¿Qué significa la ciencia cognitiva para la ciberseguridad?

Por: Margaret Cunningham

Inteligencia Artificial, Redes Neuronales, Cómputo Cognitivo y Machine Learning son palabras de moda que se utilizan en el argot de la ciberseguridad. ¿Qué significan realmente? ¿Los departamentos de marketing solo están reutilizando los términos de la ciencia cognitiva para crear frases llamativas o realmente está sucediendo algo más profundo? Un análisis de Margaret Cunningham, científica investigadora principal del comportamiento humano en el laboratorio de innovación de Forcepoint.

Los términos de la ciencia cognitiva no son etiquetas arbitrarias que se aplican a la ciberseguridad. Históricamente, la relación entre el cómputo y la cognición surgió a principio de los años cincuenta durante la revolución cognitiva y cuando la psicología basada en el comportamiento humano adoptó a la mente y sus procesos. Actualmente, la ciencia cognitiva es una materia interdisciplinaria que crece y se superpone con casi todos los aspectos de la ciberseguridad.

Con el propósito de entender esta superposición, le invito a tomarse algunos minutos para reflexionar sobre el pensamiento. ¿Qué se necesita para pensar o aprender? ¿Depende simplemente de un proceso biológico que cada persona experimenta de forma aislada? ¿Depende del lenguaje, de las relaciones, de las experiencias o de la personalidad?

Lo que descubrimos cuando consideramos las complejas influencias biológicas y ambientales sobre el conocimiento es que el campo de la ciencia cognitiva debe integrar y equilibrar las aportaciones que hacen varias disciplinas. De igual forma, la ciberseguridad efectiva requiere de múltiples fuentes y tipos de información para entender cabalmente los sistemas tecnológicos y sus vulnerabilidades. Cuando se trata de proteger y entender un sistema grande y cada vez más distribuido, no es suficiente con un solo indicador en una disciplina.

Exploremos a continuación algunas definiciones básicas de las disciplinas de la ciencia cognitiva, su impacto en la ciencia cognitiva en sí misma y en la ciberseguridad.

La psicología examina las experiencias humanas internas y externas, como individuos y en grupos. En la ciberseguridad, los principios de la psicología nos permiten entender por qué estos son susceptibles a las amenazas, como en el caso del phishing y de la ingeniería social y cómo los errores humanos afectan a los sistemas.

Aplicación en la ciberseguridad: El nuevo enfoque de la ciberseguridad en la analítica del comportamiento y la biometría también depende de la psicología que se concentra  en medir y darle sentido al comportamiento humano. Entender la psicología humana es crítico para las investigaciones forenses, para construir los perfiles de las amenazas internas, y para establecer en qué momento generar las alertas que ayuden a educar a los usuarios.

La filosofía hace una exploración crítica de la realidad y del conocimiento que puede servir de guía a los sistemas de creencias humanas sobre la existencia, el aprendizaje, los sistemas sociales y la ética. Cómo percibimos el mundo -y lo que creemos de él- impacta profundamente nuestros procesos de pensamiento, nuestra habilidad de aprender y nuestro comportamiento.

Aplicación en la ciberseguridad: Entender las amenazas, el uso de los datos y la vigilancia, e incluso la existencia y ubicación de los adversarios, todos son problemas filosóficos en el campo de la ciberseguridad.

La lingüística realiza una exploración científica del lenguaje. La lingüística cognitiva (1970) está vinculada directamente con la ciencia cognitiva y aborda temas asociados con la manera en que el lenguaje le da forma al pensamiento y el entendimiento.

Aplicación a la ciberseguridad: La ciberseguridad a menudo depende del lenguaje y de entender el contexto del comportamiento mediante éste. Por ejemplo, la clasificación de documentos y saber dónde se encuentran los datos privados en una red se puede realizar a través de la analítica de textos. Además, el texto que generan los usuarios puede identificar los factores de riesgo o las violaciones a las regulaciones.

La antropología explora a la humanidad, normalmente desde una perspectiva cultural y evolutiva. Su relevancia para la ciencia cognitiva radica en cómo los humanos generan conocimiento compartido, participan en la interpretación de su entorno, y cómo el conocimiento le da forma a la manera en que los humanos se relacionan con el mundo y se comportan en él.

Aplicación en la ciberseguridad: La ciberseguridad y las interacciones sociales en línea son la punta de lanza del trabajo antropológico. Como los recientes nuevos ciclos lo sugieren, nuestras opiniones, comportamientos y entendimiento de los eventos globales adquieren forma mediante nuestras interacciones con la tecnología. Los profesionales de la ciberseguridad, particularmente en los medios sociales, pueden entender mejor el comportamiento de los trolls y bots mediante la antropología cultural y cognitiva.

La Inteligencia Artificial (IA) simula a la inteligencia humana a través de una máquina y/o computadora. Su objetivo es desarrollar un aprendizaje y un razonamiento cada vez más autónomos mediante una serie de estrategias entre las que se incluyen el reconocimiento de voz, el procesamiento del lenguaje natural (ver lingüística) y la visión artificial. Las aplicaciones de IA pueden ser específicas (por ejemplo, para satisfacer una necesidad bien definida) o amplias (para enfrentar situaciones o temas no estructurados y menos conocidos con intervención humana mínima).

Aplicación en la ciberseguridad: Los profesionales y estrategas de la ciberseguridad se enfrentan continuamente al cómo, cuándo utilizar la IA y si es seguro hacerlo. Para profundizar más en este tema, puede descargar la presentación que nuestro vicepresidente de Investigación e Inteligencia, Raffael Marty, ofreció sobre IA y Machine Learning en el marco del evento Black Hat 2018.

La neurociencia, específicamente la neurociencia cognitiva, examina la biología del pensamiento y la cognición. Ofrece un conocimiento profundo de las neuronas, de los circuitos neuronales y de las partes del cerebro que nos permiten llevar a cabo los procesos mentales.

Aplicación en la ciberseguridad: En este terreno, la neurociencia ha tenido un impacto profundo en el procesamiento de la información, el diseño de redes, el modelado computacional y el desarrollo de sensores. Continúa inspirando innovaciones para desarrollar herramientas que mejoren la representación del conocimiento y del razonamiento en la tecnología.

¿Cuántos de estos factores impactan en su vida cotidiana?

 Fuente: https://www.dinero.com/empresas/tecnologia/articulo/que-es-la-ciencia-cognitiva-y-que-rol-juega-en-la-ciberseguridad/269949

Comparte este contenido:

What Universities Can Do to Limit the Cybersecurity Risk of Personal Devices on Campus

What Universities Can Do to Limit the Cybersecurity Risk of Personal Devices on Campus

As the number of personal devices increases, universities will have to protect against an incoming threat to network security.

On any college campus today, there are likely at least three devices for every one student or faculty member. Laptops, smartphones, tablets, printers, watches — all are synonymous with the modern college experience.

As of 2018, 73 percent of adults in the U.S. own computers and 53 percent have tablets, according to the Pew Research Center. Among Americans ages 18-29 years old, 94 percent own a smartphone, and roughly 4 out of 10 people in this age group report they are online “almost constantly.”

Devices are everywhere and people are always online, which makes security imperative. When “bring your own device” (BYOD) is the name of the game, however, cybersecurity is a profound challenge for university campuses.

MORE–FROM–EDTECH: See how students are relying more on their mobile devices to complete coursework.

Doing More to Secure BYOD Environments

Institutions of higher learning should get ahead of potential cyber problems by educating everyone. Training alone may not solve the entire problem, but it is still critical to provide people with general cybersecurity best practices.

This includes not clicking on email links from unknown sources, which can lead to phishing attacks, and not connecting to unknown Wi-Fi accounts, which can allow nearby hackers to penetrate devices.

It is also the responsibility of university IT staffs to enforce reasonable security policies. For example, they can set limits on the types of operating systems, memory, storage and processing even while encouraging online access to network resources.

Another precaution institutions can take is requiring students and faculty to register every device on campus so any unit, whether it is a laptop, smartphone or even a gaming console, can be mapped back to its owner.

Students and faculty will bring their own devices to campus; this is a fact of campus life. Savvy universities will head off cyberthreats with a balanced program of training, security policies and technology security solutions.

Common Reasons Hackers Target University Networks

Hackers target institutions of higher learning for three common reasons: identify theft, espionage and notoriety. Because of this, campus IT departments need to be especially proactive about securing mobile and connected devices against the variety of threats BYOD presents.

  • Identity Theft: Many students are just getting their first credit cards, checking accounts and loans. Their inexperience makes them especially vulnerable. When creating or accessing accounts using unsecure, connected devices, students often expose sensitive financial data — such as Social Security numbers, ATM codes and computer passcodes — to the digital world. Because students do not have much of a transaction history, attacks can be more difficult to spot. College-aged students are three times more likely to lose money from fraud than older adults, according to a 2018 Federal Trade Commission report.
  • Espionage: When imagining espionage scenarios, we do not often think of universities. The truth is, they are becoming prime hacking targets because of personal data and valuable research that are inadequately protected. While it is nearly impossible in most cases to clearly tie such incidents to devices students and faculty bring onto campus, it is highly likely they play at least some role.
  • Notoriety: Money and information are prime draws for hackers, but one of the longest-standing drivers continues to be the thrill of undermining networks for sport. This reason has become more prevalent with so many tempting connected devices on campuses globally. Many hackers are willing to show off their skills in sanctioned places, such as sponsored hackathons or “white hat” hacking events, such as the annual DEF CON conference in Las Vegas. Still, about 11 percent of unauthorized attacks against universities are “just for fun,” according to Verizon’s “2018 Data Breach Investigations Report.”
RyanJLane/Getty images
Comparte este contenido:

UNICEF: Seguridad en Internet

UNICEF/ 13 de febrero de 2018/Fuente: https://www.unicef.org

Estás en línea y te encuentras con algo que te incomoda o te preocupa. O te enteras de que alguien está acosando a un amigo tuyo de la escuela y no sabes qué hacer. O tal vez, los mensajes que recibes pasan de amistosos a amenazantes.

Estar conectado tiene muchísimas cosas buenas, pero existe una tendencia a hacer un uso inadecuado y excesivo de internet y son los jóvenes los que están pagando las consecuencias.
¿Cómo podemos lograr que internet sea un lugar más seguro para todos? Estas son algunas ideas que ya puedes llevar a cabo:
  • Comparte estos videos para difundir el mensaje de la seguridad en internet y logra que tus amigos hablen del tema.
  • Comparte con nosotros tus consejos para garantizar la seguridad en línea. Nosotros compartiremos los mejores con el resto del mundo.
  •  Revisa tus ajustes y tus contraseñas: ¿tu contraseña es 12345? ¿La has compartido con algún amigo? ¿Quién puede ver lo que publicas en línea? ¿Cuándo fue la última vez que revisaste tus ajustes de privacidad?
  • Y recuerda, ¡esto empieza por ti! No difundas rumores ni compartas historias o fotos que puedan hacer daño o avergonzar a otra persona. Lo que a una persona puede parecerle una broma inofensiva, a otra podría herirla profundamente.
Unámonos para eliminar la violencia en línea. #ENDviolence.
 Participa
  • Descarga estos consejos para garantizar tu seguridad en línea, y compártelos con tus amigos o con tu clase.
  • Comparte estos videos para difundir el mensaje y logra que tus amigos hablen del tema.

  • Escribe una entrada de blog sobre la seguridad en internet en La Juventud Opina.

 

Piensa antes de aceptar

Antes de aceptar una petición de amistad, deberías mirar el perfil de la persona y tratar de averiguar quién es. Recuerda: hay personas que, a veces, se hacen pasar por alguien que no son, y es difícil saber si nos están diciendo la verdad.

¿Tienen amigos en común? ¿Son de la misma ciudad? No te sientas obligado a aceptar peticiones de amistad extrañas. Comprueba tus ajustes de privacidad para que la gente que no conoces no pueda ver la información que no quieras que vean.

Piensa antes de enviar

No difundas rumores ni compartas historias o fotos que puedan hacer daño o avergonzar a alguien. Lo que podría parecer una broma inofensiva puede herir profundamente a otros.

Piensa dos veces antes de hacer clic en “enviar”, especialmente si estás molesto o enfadado. Cuando ya has compartido un mensaje, una foto o un video, es difícil controlar lo que pueda pasar. Hacer como que no ha ocurrido es prácticamente imposible.

Y recuerda que tienes derecho a la privacidad, al igual que los demás. No está bien acceder a la cuenta de otra persona ni utilizar su teléfono sin su permiso.

Piensa antes de compartir

Puedes cambiar los ajustes de privacidad de tus plataformas de redes sociales para tener más control sobre quién ve tu información, así como todas las ubicaciones en las que te has registrado.

Piensa con cuidado qué compartes y con quién. No compartas información personal, como por ejemplo tu dirección, tu número de teléfono o los detalles de tu cuenta bancaria. Y, lo más importante, ¡no compartas tus contraseñas!

Si tus ajustes de privacidad no son seguros, cualquiera puede acceder a tu información.

 

Denuncia

Si ves algo que te molesta o te hace sentir mal en las redes sociales, puedes denunciarlo. En muchas plataformas de redes sociales puedes denunciar una foto o una publicación específica si va en contra de las normas de la comunidad. La mayoría de plataformas de redes sociales te permiten “bloquear” a una persona para que tú no puedas ver el contenido de su perfil y ellos no puedan contactar contigo ni enviarte mensajes.

Denunciar abusos / páginas de seguridad:

Facebook

Twitter

Instagram

YouTube

Snapchat

WhatsApp

WeChat

Kik

Tumblr

YikYak

Comparte tus temores

Si estás preocupado por tu seguridad o por algo que te ha pasado en línea, habla inmediatamente con un adulto de confianza. También puedes visitar Child Helpline International para buscar ayuda en tu país. Muchos países cuentan con una línea de ayuda a la que puedes llamar sin coste para hablar con alguien de forma anónima.

Descarga estos consejos para garantizar tu seguridad en línea. Puedes imprimirlos y compartirlos con tu profesor y tus compañeros. La seguridad en línea es una responsabilidad de todos. Juntos podemos eliminar la violencia en línea. #ENDViolence.

Fuente de la Guía:
https://www.unicef.org/spanish/online-safety/
Comparte este contenido:

En el Día de Internet Seguro, UNICEF hace un llamamiento para que se tomen medidas urgentes para proteger a los niños y su huella digital

COMUNICADO DE PRENSA

Más de 175.000 niños se conectan todos los días por primera vez a internet, un nuevo niño cada medio segundo, según dijo hoy UNICEF. El acceso digital expone a estos niños a una gran cantidad de beneficios y oportunidades, pero también a una serie de riesgos y daños, entre ellos el acceso a contenido perjudicial, la explotación y el abuso sexual, el ciberacoso y el uso indebido de su información privada, advirtió la organización dedicada a la infancia.

“Todos los días, miles de niños se conectan por primera vez, y esto les expone a una avalancha de peligros que sólo ahora estamos empezando a apreciar, y que estamos lejos aún de poder abordar”, dijo Laurence Chandy, Director de Datos, Investigación y Políticas de UNICEF. “Si bien los gobiernos y el sector privado han logrado algunos avances en la formulación de políticas y enfoques para eliminar los riesgos en línea más graves, debemos hacer mayores esfuerzos para comprender y proteger plenamente la vida en línea de los niños”.

En todo el mundo, 1 de cada 3 usuarios de Internet es un niño; sin embargo, tal como se describe en El Estado mundial de la Infancia 2017: Niños en un mundo digital, no se toman las suficientes medidas para protegerlos de los peligros del mundo digital, salvaguardar el rastro de información que crean sus actividades en línea y aumentar su acceso a un contenido en línea seguro y de calidad.

El informe deja claro que la obligación de proteger a los niños en el mundo digital recae en todos, incluidos los gobiernos, las familias, las escuelas y otras instituciones. Sin embargo, la publicación señala también que el sector privado, especialmente las industrias de la tecnología y las telecomunicaciones, tiene la responsabilidad, única y muy importante, de influir en la forma en que la tecnología digital repercute sobre los niños, una responsabilidad que no se han tomado lo suficientemente en serio. Es preciso aprovechar el poder y la influencia del sector privado a fin de promover la creación de estándares éticos para la industria en relación con los datos y la privacidad, así como otras prácticas que beneficien y protejan a los niños cuando están en línea.

UNICEF pide que se renueve el sentimiento de urgencia y la cooperación entre los gobiernos, la sociedad civil, los organismos de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales dedicadas a la infancia y, lo que es más importante, el sector privado, para situar a los niños en el centro de la política digital mediante una serie de medidas:

1. Coordinar la respuesta mundial, regional y nacional. Debemos profundizar la colaboración entre los responsables políticos, las fuerzas del orden y la industria tecnológica para integrar los principios de la seguridad en el diseño de tecnología y trabajar juntos para encontrar soluciones que se mantengan a la par con cierto tipo de tecnología digital que tiene el poder de potenciar y ocultar la trata ilegal de personas y otros tipos de abusos infantiles en línea.

2. Salvaguardar la privacidad de los niños. Es preciso alcanzar un compromiso mucho mayor del sector privado y los gobiernos para proteger y no hacer mal uso de los datos de los niños, y respetar su encriptación; la aplicación completa de las normas internacionales en la recopilación y el uso de datos sobre niños en línea; y enseñar a los niños cómo protegerse de las amenazas contra su propia privacidad.

3. Empoderar a los niños en línea por medio de un acceso más equitativo y la alfabetización digital. A los niños se les debe enseñar cómo mantenerse informados, comprometidos y seguros en línea, entre otras cosas por medio de una mayor colaboración entre los gobiernos y los expertos en tecnología para adoptar las medidas siguientes: elaborar plataformas de tecnología de la información y la comunicación y planes de estudios que abarquen desde la escuela primaria hasta la secundaria; prestar apoyo a las bibliotecas en línea y ampliar la capacidad de las bibliotecas públicas para enseñar aptitudes digitales; invertir en la capacitación de docentes en tecnología digital; enseñar a los niños cómo reconocer y protegerse de los peligros en línea y la desinformación; y hacer de la ciudadanía digital un componente central de la instrucción sobre la alfabetización digital.

4. Aprovechar el papel único del sector privado. Existe una necesidad urgente de establecer y aplicar normas éticas sobre datos y privacidad en las empresas con el fin de proteger y beneficiar a los niños en línea, lo que incluye la elaboración de productos desde un punto de vista ético y la realización de una labor de marketing que mitigue los riesgos para los niños.

5. Invertir para obtener mejores datos sobre el acceso, las oportunidades y los riesgos que conectarse en línea supone para los niños. Necesitamos obtener mejores datos sobre el acceso y las actividades de los niños en línea, de modo que podamos aprovechar estos datos para establecer marcos normativos y políticas que reconozcan las distintas necesidades y derechos de los niños; fortalecer la coordinación y el intercambio de conocimientos a nivel mundial para abordar los desafíos del mundo digital; profundizar la colaboración con organizaciones dedicadas a la infancia; y participar de manera más sistemática con los encargados de formular políticas y los legisladores.

“En el tiempo que se tarda en hacer clic en un enlace, un niño en algún lugar comienza a crear un rastro digital que aquellos que no necesariamente piensan en el mejor interés del niño pueden seguir y potencialmente explotar”, dijo Chandy. “A medida que aumenta el número de niños cada vez más pequeños que comienzan a utilizar internet, la necesidad de llevar a cabo una discusión seria sobre cómo mantenerlos seguros en línea y asegurar su huella digital se hace cada vez más urgente”.

Fuente: https://www.unicef.org/spanish/media/media_102560.html

Imagen de archivo OVE

Comparte este contenido:

Uruguay: UTU dictará cursos de programación y ciberseguridad: 6.000 jóvenes estudian informática

28 de Enero 2018/Fuente y Autor: republica

Miles de jóvenes accederán a la nueva oferta de UTU en informática de interactuar con pares de todo el mundo a través de una plataforma educativa internacional. Los cursos de programación y ciberseguridad comenzarán entre marzo y abril en todo el país, en forma semipresencial. La modalidad permite sumar créditos para completar el bachillerato en informática y continuar carreras terciarias.

El presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, confirmó que, actualmente, unos 6.000 jóvenes estudian propuestas vinculadas a la tecnología, que se suman a miles de egresados de los últimos años del Bachillerato en Informática, lo que reafirma la importancia de esta formación para el mundo del trabajo actual y de futuro. Destacó que gracias al acuerdo firmado en octubre de 2017 con la empresa Cisco se desplegará la plataforma educativa de la empresa en la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), proyecto que actualmente se desarrolla en conjunto con Consejo de Educación Técnico-Profesional (CETP), el Ministerio de Industria, la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) y esta empresa.

En febrero culminará la capacitación para docentes de todo el país. El 15 de febrero será presentada la formación en modalidad presencial, con la participación de parte del equipo de Cisco, que llega a Montevideo para trabajar con los profesores. Entre marzo y abril comenzará formalmente el proceso de formación en ciberseguridad y programación, pensado para miles de jóvenes.

La iniciativa semestral y semipresencial se desarrollará en los distintos polos educativos del país y en las escuelas de informática de Montevideo. Netto informó que es acreditable en un plan de estudios de UTU que, con el 50 % de 4.°, 5.° y 6.° aprobado, se puede acceder a esta formación, culminar el bachillerato en áreas vinculadas a la informática y continuar carreras terciarias.

“Estas propuestas son elaboradas por las personas con más capacidad y conocimiento en el mundo. Los centros de formación que UTU llevará adelante los comparten millones de personas, lo que le abre la posibilidad a los jóvenes de interactuar con todos ellos”, consideró.

También mencionó el espacio Jóvenes a Programar, propuesta construida entre Plan Ceibal y la CUTI, con apoyo del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), que buscará el incremento de participantes, de 700 jóvenes a 1.000 más.

“En algún momento se dijo que la presencia de tecnología de por sí generaría aprendizaje, pero el mundo demostró que no es así. Si no hay una mediación pedagógica adecuada, la presencia de la tecnología no permite la mejora de aprendizajes. Cuando el desafío es de carácter pedagógico y se construyen formatos de organización del conocimiento con un uso intensivo de la tecnología, los conocimientos pasan a ser relevantes. Ese desafío el mundo no lo tiene construido, lo hacemos en forma conjunta. Uruguay tiene el privilegio de participar con países como los citados para poder construir algo nuevo”, apuntó Netto. Uruguay integra la Red Global de Aprendizaje, que conecta más de 400 centros de primaria y media en articulación directa con Ceibal, con equipamiento y proyectos basados en el uso de la tecnología, lo cual “permite intercambiar experiencias con países como Finlandia, Australia y Canadá, así como con algunos estados de Estados Unidos”, recordó Netto.

Nuestro país se destaca en la región y el mundo por la exportación de software, la penetración de la fibra óptica y la presencia de Internet en casi todo el territorio. “Esta disponibilidad permite una generación de oportunidades histórica”, concluyó.

Fuente de la noticia: http://www.republica.com.uy/utu-dictara-cursos-programacion-ciberseguridad-6-000-jovenes-estudian-informatica/

Fuente de la imagen: http://www.republica.com.uy/wp-content/uploads/2015/03/Netto.jp

Comparte este contenido:

Informe Latin America in a Glimpse: Género, feminismo e internet en América Latina

Fecha de publicación:  Noviembre 2017

Author:  Derechos Digitales
Publicado por:  Derechos Digitales con apoyo de APC

Durante los últimos tres años, Latin America in a Glimpse ha funcionado como un recuento anual de lo más relevante ocurrido en América Latina en materia de tecnología y derechos humanos, un resumen que permite a quien lee hacerse una idea del panorama en la región: cuáles fueron los temas más relevantes, cuáles son las amenazas emergentes, de qué manera las políticas públicas están respondiendo (o no) a los desafíos propuestos por la tecnología y cuál es el rol que las organizaciones de la sociedad civil están jugando en esos escenarios.

Hemos querido también destacar la labor que cada una de las organizaciones de la sociedad civil están realizando en sus respectivos países y zonas de interés, tanto a través del reporte, como del evento anual realizado el día previo al Foro de gobernanza de internet, con la intención de establecer un puente entre América Latina y otras regiones del globo, para facilitar la interacción con financistas, aliados, compañeros y compañeras de trabajo.

En esta cuarta edición de Latin America in a Glimpse nos interesaba continuar con esta labor, pero quisimos darle un giro. Siguiendo una tendencia mundial, nos preguntamos específicamente por el intrincado vínculo entre género y tecnología, y las respuestas que, desde esta parte del mundo, distintos grupos de mujeres han dado a esta relación compleja, problemática y difícil.

Nos propusimos entonces averiguar qué proyectos se han desarrollado durante 2017 en América Latina en materia de género y tecnología. Cuáles son las áreas críticas en las que se está trabajando, cuáles son las principales problemáticas y, sobre todo, quiénes son las personas detrás de cada uno de estos proyectos, cuáles son sus motivaciones y de qué manera su trabajo se enmarca en un panorama mayor de luchas por la equidad de género. Un entorno digital cada vez más violento y hostil hacia las mujeres, la falta de participación en las distintas capas del ecosistema de internet, sumado a un panorama generalizado de oportunidades escasas, injusticias multidimensionales e invisibilización, ha generado una serie de respuestas diferentes, pero con un objetivo común: una internet digna para las mujeres, donde puedan ejercer sus derechos libremente y desarrollarse de manera íntegra y autónoma; donde las tecnologías digitales sean una herramienta para la realización personal y colectiva, y no un arma del status quo machista.

Lo que encontramos fue una comunidad altamente activa de organizaciones y “colectivas” que abarca prácticamente todo el espectro de nodos en los entornos digitales, desde la creación de “servidoras” feministas, hasta la ocupación discursiva de internet a través de medios autogestionados. Mujeres que han decidido perderle el miedo al error y han descubierto el goce del aprendizaje, la experimentación y la sororidad. Ante unas estadísticas desoladoras, las iniciativas acá listadas son poderosamente inspiradoras. Y esa es precisamente la idea, lograr generar puentes entre las mujeres acá mencionadas y las que –por falta de tiempo, conocimiento o torpeza nuestra- no lo están; las mujeres realizando trabajos similares en otras regiones del planeta y, sobre todo, las que después de leer las siguientes páginas se animen y se unan a la lucha. Esas que aparecerán en la próximas ediciones de este informe.

Comparte este contenido:
Page 2 of 5
1 2 3 4 5