Page 2 of 5
1 2 3 4 5

China: Los nuevos libros de texto de las escuelas nacionales: un arma contra la democracia y la religión

Redacción:

El Ministerio de Educación chino ha uniformado y «sinizado» los planes de estudio, y está capacitando a los maestros y profesores para que utilicen los nuevos materiales para criticar a occidente y promover el ateísmo.

por Deng Jie

Desde el otoño de 2019, todas las escuelas primarias y de enseñanza media de China comenzaron a utilizar materiales didácticos uniformes a nivel nacional, preparados por el Ministerio de Educación. Los materiales se componen de tres cursos: idioma chino, historia y «moralidad y estado de derecho». Las escuelas secundarias de toda China deben seguir el ejemplo en lo que respecta a idioma chino, historia y política. Antes de esto, en las escuelas chinas se había aplicado durante 30 años el plan de estudios de la política de «una guía-múltiples textos».

¿Por qué se introdujeron los nuevos libros de texto nacionales? Tian Huisheng, director de la Agencia de Materiales Didácticos del Ministerio de Educación, declaró en la conferencia de prensa celebrada el 27 de agosto de 2019 que “los libros de texto para los tres cursos poseen importantes atributos ideológicos y reflejan la voluntad nacional y los valores socialistas centrales. Los mismos desempeñarán un papel particularmente importante en lo que respecta a la educación de los estudiantes».

El Ministerio de Educación convocó una conferencia de prensa para hablar sobre los materiales didácticos del Ministerio (reproducido de la aplicación Xuexi Qiangguo [Estudio de Xi, Nación Fuerte]).

Video: noticias sobre los materiales didácticos del Ministerio.

 

Para asegurarse de que los profesores y maestros comprendan mejor los nuevos materiales de enseñanza, Tian explicó que el Ministerio de Educación enviará expertos para capacitar a los profesores y maestros de todo el condado, asegurándose de que interpreten los nuevos libros de texto de manera correcta y de que no los enseñen antes de completar la capacitación.

Bitter Winter entrevistó a algunos profesores y maestros de varias provincias que habían asistido a la capacitación. Los mismos dieron cuenta de cómo los expertos interpretaron esta reforma.

Rechazar los valores democráticos occidentales

«Durante la capacitación, el experto afirmó que la reforma se había introducido principalmente porque el anterior plan de estudios de idioma chino, historia y política ‘le rendía culto’ a los valores occidentales y padecía una grave occidentalización. No había logrado ‘implementar las principales directrices del Partido y del Estado sobre la labor de los materiales didácticos’, de modo que los estudiantes capacitados podrían desear la democracia y la libertad occidentales y no conocerían el patriotismo. A fin de resolver estos problemas, el Estado tuvo que establecer una institución de alto rango para que se encargara de coordinar el trabajo relacionado con los materiales didácticos a nivel nacional», le dijo a Bitter Winter un profesor de idioma chino procedente de la Región Autónoma Zhuang de Guanxi, situada al sur de China.

Un profesor de historia procedente de la provincia central de Henán recibió una «instrucción» similar durante la capacitación. El mismo le dijo a Bitter Winter que la capacitación había hecho hincapié en los defectos de la democracia occidental, afirmando que en realidad no hay derechos humanos en Occidente, ya que las personas se habían vuelto codiciosas e indisciplinadas bajo el sistema democrático occidental.

El mismo le dijo a Bitter Winter: “cuando enseñábamos historia moderna extranjera, todos admirábamos a los países occidentales porque ya tenían democracia. Esta reforma curricular exige solo enseñar la bondad de la autocracia china y las limitaciones de la democracia. Se nos exige que introduzcamos constantemente en nuestras lecciones los valores socialistas centrales y el sentimiento patriótico”.

Algunos profesores de idioma chino notaron que la cantidad de obras extranjeras se había reducido en los libros de texto recientemente revisados, mientras que la cantidad de aquellas pertenecientes a la cultura tradicional china había aumentado considerablemente. Según las estadísticas realizadas por algunas instituciones de capacitación de China continental, se incluyeron 128 poemas antiguos en el libro de texto de idioma chino para las escuelas primarias de todo el país, lo que supone un aumento de un 87 por ciento en comparación con la versión anterior, y se incluyó un texto de las Analectas de Confucio en el plan de estudios de primer grado, mientras que originalmente dicho texto se les enseñaba a los estudiantes de mayor edad. Los poemas antiguos en los libros de texto de idioma chino para las escuelas secundarias aumentaron en un 51 por ciento. Tal y como le explicaron los profesores a Bitter Winter, estos textos chinos que han sustituido a los occidentales, deberían ser presentados a los estudiantes siguiendo la noción de cultura china promovida por el presidente Xi Jinping y el Partido Comunista Chino (PCCh).

“Los materiales didácticos recientemente compilados deben reflejar los valores socialistas centrales, la confianza nacional, la confianza cultural y la confianza institucional. A los profesores no se les permite evaluar positivamente la democracia y menos aún criticar el sistema autoritario. Si tu plan de estudios es realmente bueno, ¿por qué tienes miedo de que se lo compare con otros? ¿No muestra esto obviamente tu falta de confianza? ¿Cómo es que ese anhelo de libertad, democracia y libertad religiosa es considerado ‘rendirle culto a cosas extranjeras’?”, preguntó el mismo profesor procedente de Henán.

Introducción de Xuexi Qiangguo (Estudio de Xi, Nación Fuerte) sobre cómo los materiales didácticos del Ministerio reflejan el pensamiento de Xi Jinping, el amor por el Partido y otros temas educativos «rojos» (reproducido de la aplicación Xuexi Qiangguo [Estudio de Xi, Nación Fuerte]).

Erradicar el contenido religioso

En la nueva versión de los libros de texto está prohibido el contenido religioso. Varios profesores revelaron que uno de los principios utilizados para la compilación de nuevos materiales didácticos había sido la prohibición de imágenes y textos relacionados con la religión, entre los que se incluían las imágenes de templos y mezquitas.

Algunos profesores notaron que los términos «Dios», «oración», «Cristo» o «Biblia» habían sido eliminados de los libros de texto compilados por el Ministerio.

«Los expertos en capacitación afirmaron que la religión encadena a las personas y los maestros y profesores deben adherirse al ateísmo, y no incluir ninguna ref
erencia al misticismo, al poder sobrenatural y a seres en sus lecciones, y mucho menos mencionar doctrinas, enseñanzas o reglas religiosas», afirmó el mismo profesor procedente de Henán. «El PCCh teme que los estudiantes sean influenciados por la ideología religiosa y democrática de la cultura occidental, por lo cual han eliminado algunas obras extranjeras y han reemplazado todos los términos relacionados con la religión en algunas obras. Esto es una falta de respeto hacia los autores, por no decir más».

¿Para qué están capacitados los estudiantes?

La capacitación enfatizó especialmente el tema «para qué están capacitados los estudiantes». Según los expertos en capacitación, el que utilice su talento y educación para «involucrarse en separatismo étnico» y «difamar a su país y a su pueblo» debería ser castigado.

Varios profesores le dijeron a Bitter Winter que los expertos en capacitación habían tomado como ejemplo a Hong Kong. Los mismos afirmaron que la juventud «desenfrenada» de Hong Kong no reconocía su identidad china y que eso se debía a los materiales didácticos de calidad inferior, ya que «cada plan de estudios crea a sus estudiantes».

«Para qué están capacitados los estudiantes» es una de las tres principales preguntas planteadas por Xi Jinping en lo que respecta a la labor educativa, las otras dos preguntas son qué tipo de estudiantes son capacitados y cómo son capacitados. En marzo de 2019, Xi Jinping proporcionó una respuesta indirecta a esta pregunta durante un simposio de profesores para clases de teoría ideológica y política en escuelas de todo el país. El mismo afirmó: «Es necesario cultivar generación tras generación de talentos útiles que apoyen el liderazgo del PCCh y el sistema socialista chino, y que se comprometan a luchar durante toda su vida por la causa del socialismo con características chinas».

Según estadísticas realizadas por expertos en capacitación, en el libro de texto de idioma chino para escuelas primarias compilado por el Ministerio, se incluyeron 34 textos patrióticos que promueven a los líderes del PCCh y el pensamiento revolucionario, lo cual representa el 10,67% del total de los textos.

«Se puede percibir que Xi Jinping le presta mucha atención a la ideología y que está actuando como lo hizo el presidente Mao», le dijo a Bitter Winter un profesor que ha estado activo en las escuelas chinas durante más de diez años. «La capacitación trata principalmente la temática de ‘amar al país y al Partido’, exigiéndonos que promovamos pensamientos tales como ‘sin el Partido Comunista, no habría una nueva China’. Obviamente, tiene como objetivo capacitar a los estudiantes para que se conviertan en jóvenes leales al Partido».

Fuente: https://es.bitterwinter.org/los-nuevos-libros-de-texto-de-las-escuelas-nacionales-un-arma-contra-la-democracia-y-la-religion/

Comparte este contenido:

En México todos los libros de texto gratuitos con la App CONALITEG

América del Norte/México/Diaroeducacion

Todos los libros de texto gratuito en una App CONALITEG

La Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (CONALITEG) de México pone a disposición de los estudiantes de educación básica, así como a los docentes y padres de familia una aplicación para dispositivos inteligentes donde podrán consultar todos los títulos de los libros de textos gratuito que ha editado la Secretaría de Educación Pública desde 1960 al 2014. App CONALITEG

Cabe aclarar que ya existía un portal, el catálogo histórico donde se podría realizar esta tarea, sin embargo, de manera efectiva era a través de ordenadores de su escritorio. Con esta app se pretende que la consulta de los libros sea más rápida y adaptable a las pantallas de los celulares.

En esta app se podrá catálogo de libros para Preescolar, Primaria, Telesecundaria y Educación Indígena. Seguramente tu tiene tu libro favorito, para nosotros es el libro de perrito, o el libro de matemáticas de primer grado en el plan 93.

¿El tuyo cuál fue? te invitamos a descargar esta aplicación y contarnos tu experiencia en la sección de comentarios.

Play Store | App CONALITEG

Fuente: https://diarioeducacion.com/todos-los-libros-de-texto-gratuito-app-conaliteg/

Comparte este contenido:

Vladímir Putin llega a los libros de texto de las escuelas de Rusia

Europa/ Rusia/ 18.11.2019/ Fuente: www.marca.com.

Desde su ascenso al poder en 1999 hasta la anexión de Crimea en 2014. La gestión de Vladímir Putin como presidente de Rusia ha llegado a los libros de texto, donde no hay atisbo alguno de crítica y apenas se mencionan las protestas contra el Kremlin o la matanza de la escuela de Beslán. «Se mantenía la amenaza de desintegración del Estado unificado…, era necesaria una revisión de toda la estrategia de desarrollo del país», señala la introducción a la ‘Vida política en Rusia a comienzos del siglo XXI’. El libro de historia de Rusia aborda en detalle los dos primeros mandatos de Putin, cuyos mayores logros serían la estabilidad política, la recuperación económica y la normalización en Chechenia.

El texto va acompañado de fotos del actual presidente ruso y un mapa en el que la antaño península ucraniana de Crimea figura ahora como parte de la Federación Rusa.La lectura de la lección 49 del libro para los estudiantes del décimo curso, el penúltimo de la educación secundaria, arranca con una descripción del desolador panorama de Rusia a finales del siglo XX: una economía en ruinas y un Cáucaso a punto de explotar. Entonces, el primer presidente ruso, Boris Yeltsin, elige a Putin como su sucesor. Después de unos pocos datos biográficos, el texto relata el fulgurante aumento de la popularidad del nuevo inquilino del Kremlin.

El repaso de sus primeros ocho años incluyen éxitos como el acercamiento entre Iglesia y Estado, la Segunda Guerra Chechena, el pago de la deuda externa o el nuevo himno nacional. Ni palabra del hundimiento en 2000 del submarino nuclear Kursk, donde fallecieron 118 tripulantes. Y sólo una breve referencia al secuestro por un comando checheno del teatro de Dubrovka en 2002, donde murieron 130 personas. Más llamativo es el escueto párrafo sobre la matanza en la escuela de Beslán en 2004, ya que habla de más de un millar de rehenes, pero no hace referencia a los 334 muertos, la mitad niños, y obvia las críticas a la confusa operación de rescate.

Los escolares deben aprender que la política exterior de Putin prioriza la seguridad nacional, la lucha contra el terrorismo internacional y la instauración de un orden multipolar justo y democrático. El texto denuncia como factores de inestabilidad los intentos de aislar a Rusia, la ampliación de la OTAN, la invasión de Irak y el abandono del tratado de defensa antimisiles por parte de Estados Unidos. Una foto con el que fuera presidente chino, Hu Jintao, demuestra el gigante asiático es el mayor aliado del Kremlin. La guerra ruso-georgiana por el control de Osetia del Sur, en 2008, es explicada como una victoriosa intervención militar en defensa de la población suroseta.

Las multitudinarias protestas contra el fraude electoral de 2011, las mayores desde la caída de la URSS, son descritas como manifestaciones y mítines a secas, que demostrarían «el aumento de la actividad política en la sociedad rusa». El último capítulo está dedicado a Crimea. Acompañado por una imagen de Putin, explica que al poder en Kiev llegaron «los nacionalistas», que derrocarían a Víktor Yanukóvich. Y recuerda que el referéndum de reunificación en Crimea fue respaldado por el 96,77 % de los habitantes de la península.

La guerra en el Donbás queda fuera de esta edición, aunque alude a que Kiev quiso derogar la ley que reconocía el ruso como lengua regional, lo que significaba prácticamente «la prohibición de su uso» en Ucrania. «En respuesta, en las regiones del sur y este de Ucrania la población rusohablante salió en defensa de sus derechos», señala, en alusión a la sublevación que desembocaría en una cruenta guerra entre Kiev y los separatistas prorrusos.

Comparte este contenido:

Uso, abuso y reúso de los libros de texto gratuitos

Por: Miguel Ángel Pérez

Por un nuevo formato de distribución y uso de los libros de texto gratuitos

En este año 2019 se cumplen 60 años de la creación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (CONALITEG), muchos mexicanos y mexicanas fuimos alfabetizados y nuestra primera puerta con la cultura fue a través de los libros de texto que cada año nos obsequiaba la SEP. De primero a sexto de primaria por área o asignatura después se sumó el preescolar y en los últimos años se ha incorporado la educación secundaria.

Aun con distintas versiones desde el año de 1959 a la fecha, es famosa la portada inaugurada en la década de los sesenta de la Patria, que hoy regresa de forma retro a ilustrar la primera plana de los libros de texto.

A lo largo de los años cada gobierno y cada reforma le daba su toque particular, los libros de texto han servido como vehículo para dar una visión unificadora y una identidad nacional que servía para definirnos y para distinguirnos como mexicanos.

En estos momentos el gobierno de la Cuarta Transformación trabaja a marchas forzadas para imprimir y poder distribuir los miles y millones de ejemplares que deberán llegar a los niños y niñas en edad escolar en todo el país.

Los libros de texto gratuitos han cambiado, de ser verdaderos manuales y portadores de cultura escrita, hoy se han convertido en capsularios de todo, se han hecho más gráficos menos informativos, continúan con la visión unificadora y lo más lamentable se han convertido en materiales desechables. Todavía en los ochenta incluso en la década de los noventa, muchas escuelas sobre todo del medio rural dependían de la llegada de los libros de texto, el plan y programa de estudio estaba supeditado al manejo de los libros oficiales, las copias, los cuestionarios, el manejo y traslado de información y las casi únicas fuentes de consulta fueron hegemonizadas en el uso y hasta cierto punto abuso de los libros de texto.

Hoy a partir del internet y del galopante avance tecnológico, que nos ha permitido contar con dispositivos electrónicos de manejo, consulta y uso de información, los libros de texto exigen un nuevo formato. Ya no es posible editar en papel tantos miles y millones de ejemplares de libros y sobre todo cuando al final del ciclo escolar dichos materiales terminan en el reciclado o en el carretón de la basura.

Un manejo de una alternativa complementaria seria combinar el material gráfico (impreso en papel) con la distribución de tabletas electrónicos en donde vengan cargadas todos los materiales que se usarán en el ciclo escolar correspondiente, con guías de estudio e incluso con una terminal de internet para generar y recuperar las respuestas de los estudiantes. Los libros de texto en versión electrónica deberán presentarse de modo de juego o con diversos video-juegos en donde el estudiante puede regresar a corregir los errores y puedan aprender jugando.

Es necesario desideologizar la edición, distribución y uso de los libros de texto y de todo el material didáctico que se genere desde la SEP, el principio de pluralidad implica el estar abiertos a nuevas versiones de la realidad educativa en donde sean los escolares y los responsables de generar sus propias conclusiones.

Es necesario pensar en la creación de nuevos formatos de producción editorial que contribuyan sobre todo a facilitar aprendizajes, cuidando en todo momento la cultura y la identidad de nuestro país. Es necesario prepáranos a dar un gran salto en las formas de concebir y de practicar la educación con una mirada hacia el futuro.

Fuente: http://www.educacionfutura.org/uso-abuso-y-reuso-de-los-libros-de-texto-gratuitos/

Comparte este contenido:

Palestina: Los textos mentirosos

Redacción: CCIU

Los nuevos libros de texto de la Autoridad Palestina son peores que los viejos

Hubo una gran esperanza y anticipación hace varios años cuando la Autoridad Palestina anunció que estaba reemplazando completamente sus libros de texto escolares K-12. Pero las nuevas ediciones simplemente confirman el odio palestino obsesivo a los judíos y el rechazo de la paz con Israel.

Los libros de texto palestinos más antiguos estaban llenos de una fea propaganda anti-sionista y antisemita. Sorprendentemente, este espíritu dominante de distorsión y odio no solo se empleó en los libros de texto de historia, sino que también dominó el lenguaje, las matemáticas e incluso las lecciones de ciencias.

Los libros de texto originales de la AP estuvieron en uso durante unos 20 años, y se publicaron siguiendo los Acuerdos de Oslo. (Antes de eso, las escuelas palestinas habían seguido utilizando libros de texto jordanos publicados antes de la Guerra de los Seis Días de 1967).

En los últimos tres años, la Autoridad Palestina ha publicado el conjunto completo de nuevos libros de texto, que son incluso peores que los antiguos al enseñar el odio a los judíos, la historia ficticia y una profunda glorificación del martirio, el terrorismo y el odio. Aunque los liberales occidentales continúan atribuyendo a Israel la carga de la paz, estos materiales dejan en claro la dedicación de los palestinos a librar la guerra.

El Instituto para la Vigilancia de la Paz y la Tolerancia Cultural en la Educación Escolar (IMPACT-se) publicó recientemente sus informes sobre los libros de texto, repletos de ejemplos, que demuestran el horroroso adoctrinamiento infligido a los jóvenes palestinos por parte de sus educadores.

La geografía, por supuesto, se enseña sin hacer referencia a las fronteras de Israel, o incluso a la existencia del Estado de Israel. Todos los mapas y ejercicios se basan en un estado de Palestina con sus fronteras que se extienden desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, y desde el Líbano hasta Egipto. Israel está completamente destruido en todos los libros de texto, aunque los libros de texto palestinos están llenos de referencias a «ocupantes sionistas» y «judíos sionistas».

La ciudad de Haifa es tratada como un «territorio ocupado», tan «ocupada» como las áreas disputadas de Judea y Samaria que cayeron bajo control israelí en junio de 1967.

Entonces, si bien gran parte del mundo considera que el problema de la disposición final de la «Cisjordania» es el punto crucial del conflicto árabe-israelí, otra generación de niños palestinos en escuelas administradas por la Autoridad Palestina está siendo adoctrinada para creer que la única resolución de la situación es el derrocamiento total y la expulsión de los «usurpadores sionistas» de cada centímetro cuadrado de «Palestina».

Pero la naturaleza pérfida de los libros de texto palestinos se extiende mucho más allá de la geografía o incluso de la historia. A lo largo de los libros de texto de matemáticas y ciencias, incluso los libros de texto de primer y segundo grado, los problemas y los ejercicios se estructuran en torno a los supuestos males de la «ocupación sionista». Los ejercicios incluyen la comparación del número de «mártires» en la primera y segunda intifadas. y qué porcentaje de los disparos realizados por soldados israelíes en los levantamientos de Gaza fueron elevados a «martirio».

El empuje esencial de los libros de texto de literatura y lenguaje de la Autoridad Palestina es la glorificación del martirio y la yihad como virtudes no calificadas. Son frecuentes las poesías que ensalzan las virtudes de los terroristas suicidas y los terroristas homicidas.

En lo que uno podría considerar sombríamente como una virtud feminista de los nuevos libros de texto palestinos, las niñas están llamadas a participar plenamente en la jihad, y no a dudar en convertirse en «mártires santos».

Pero estos materiales de enseñanza no solo presentan una filosofía política perversa, sino que también transmiten falsedades generales diseñadas para borrar la historia judía y respaldar los reclamos exclusivos palestinos de todo Israel.

Así, la cultura judía y la historia en «Palestina» están, como es lógico, completamente borradas. De acuerdo con los libros de texto palestinos, cualquier presencia judía en el área ha existido solo en el siglo pasado, cuando las sinagogas fueron construidas por primera vez por los invasores sionistas y el muro de Al-Buraq, construido por los árabes en honor del caballo del profeta Mahoma, fue rebautizada y co-optado por los sionistas como «el Muro Occidental».

Dado que, según los libros de texto palestinos, nunca hubo templos judíos en Jerusalén, el Muro Occidental es claramente otro invento reciente sionista-judío.

El «plan gradual» palestino para eliminar el «cáncer sionista» de Palestina, que todavía está en la carta de la OLP, se enseña con diligencia en todo el plan de estudios.

Sin embargo, la principal preocupación de Sabri Saidam, Ministro de Educación de la Autoridad Palestina, es que Israel se niegue a utilizar estos libros de texto palestinos en las escuelas de mayoría árabe en Israel o en los territorios en disputa, particularmente en Jerusalén. Saidam insiste en que el uso por parte de Israel de versiones del plan de estudios israelí para niños árabes-israelíes es «un crimen feo de falsificación» perpetrado por los «opresores sionistas».

Gran Bretaña y la Unión Europea han contribuido con cientos de millones para el desarrollo y la propagación de los libros de texto y el currículo palestinos, pero eso puede estar llegando a su fin. Ambos están haciendo sus propias revisiones de los libros de texto palestinos; cada uno tiene leyes que prohíben la ayuda para promover el terrorismo, la incitación, la violencia y el odio. Sus informes se entregarán a finales de este año, y todos los derechos deberían significar el final del avance del Reino Unido y la Unión Europea de esta despreciable farsa educativa.

Quienes dudan de cualquier resolución inminente del conflicto israelí-palestino no deben mirar más allá de estos libros de texto palestinos para volverse aún más pesimistas acerca de una nueva generación palestina que lidere el camino, por fin, hacia un futuro pacífico para árabes y judíos por igual. Estos desafortunados niños están siendo lavados por sus mayores para no buscar compromisos, sino para continuar en el camino suicida del terror, el odio y la ignorancia tan bien establecidos por las generaciones pasadas de árabes palestinos y sus líderes.

Fuente: http://www.cciu.org.uy/news_detail.php?title=Los-textos-mentirosos&id=20482

Comparte este contenido:

La Segunda Guerra Mundial: cómo se enseña a los escolares de diferentes países

Redacción: Sputniknews

La Segunda Guerra Mundial se presenta de manera diferente en los libros de texto escolares europeos, norteamericanos y japoneses. Sputnik ha estudiado algunos de estos manuales y estos son los resultados.

Francia: los estadounidenses ganaron la guerra

Los escolares franceses aprenden sobre la Segunda Guerra Mundial a través del prisma de la «amenaza del fascismo y el comunismo». Se usan términos como ‘totalitarismo’, ‘crueldad’, ‘supresión de la disidencia’. Las acciones de los países de la coalición anti-Hitler se caracterizan por las nociones de ‘democracia’, ‘valores liberales’ y ‘derechos humanos’.

Las razones del ataque de Hitler a la Unión Soviética se presentan en los libros de texto de historia de la siguiente manera: «Hitler quería obtener enormes territorios de Rusia. Con estos territorios, los nazis pretendían aumentar su espacio vital. La invasión de 1941 se llamó Operación Barbarroja. Cuatro millones de soldados tomaron parte en ella, lo que la hizo la operación militar más grande de la historia de la humanidad».

Hay más información en los libros de texto de historia para estudiantes más adultos, pero, por ejemplo, la Batalla de Stalingrado —la batalla más grande de la historia de la humanidad— se menciona muy brevemente. La misma cantidad de espacio se dedica a la explicación del papel del Ejército Rojo (soviético) en la liberación de Europa del Este. La apertura del llamado segundo frente, cuando las tropas soviéticas ya estaban en camino a Berlín, se presenta como el momento decisivo.

Se enfatiza que «en 1942, Washington crea la Gran Alianza que incluía a todos los países que luchaban contra Alemania con sus aliados. Movilizan todo su potencial económico para ganar y se convierten en el ‘arsenal de la democracia'».

Según los historiadores franceses, los principales frentes de la Segunda Guerra Mundial son la Batalla de la costa del Pacífico (Midway, Guadalcanal), el norte de África y, solo luego, colocan la Batalla de Stalingrado.

La conclusión es la siguiente: «Los estadounidenses pusieron fin a la guerra llevando a Japón a rendirse al usar armas nucleares».

El Reino Unido «dio un ejemplo para el mundo»

Los acontecimientos de 1941, cuando Alemania atacó a la Unión Soviética, se mencionan de pasada en los libros británicos. No obstante, mucha atención se presta al año 1942, cuando tuvieron lugar las principales batallas con las tropas reales. Las campañas en África del Norte, Italia y Normandía protagonizan las descripciones.

Las batallas de Stalingrado y Kursk —otra batalla crucial en la guerra que libró en el territorio soviético— se describen en varias frases, tampoco se menciona que fueron el punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial.

Los libros de texto para la escuela secundaria prestan más atención al papel de la URSS en la guerra.

«La contribución de Rusia a la guerra por supuesto fue inestimable, pero solo se ejerció en el Frente Oriental. La contribución directa de Moscú a los esfuerzos de Londres fue nula, mientras que la participación de los soviéticos en la estrategia general de los aliados se limitaba a las exigencias de suministrar recursos o efectuar desembarco inmediato de las tropas angloamericanas en Francia», dice el libro de texto de historia para la escuela secundaria y los estudiantes de universidades ‘Gran Bretaña en el siglo XX’.

Párrafos enteros hablan del hecho de que los súbditos de la corona británica lucharon para proteger los valores liberales y erradicar el totalitarismo y la dictadura en el mundo y sobre su estricta adhesión a los valores de la democracia y el liberalismo.

Según los historiadores británicos, fue Londres la que jugó un papel importante en la victoria sobre el fascismo. Esta victoria fue posible gracias a las batallas en el Océano Pacífico y en el Frente Oriental, pero casi no se menciona la contribución de los países que forman parte de la Commonwealth británica.

Alemania se distancia de los nazis

La Segunda Guerra Mundial se incluyó en el programa escolar alemán a finales de la década de 1960. Los libros de texto criticaban duramente a los nazis pero también enfatizaban la naturaleza inicialmente pacífica de los alemanes.

Ahora cada uno de los dieciséis estados federales tiene sus propios libros de texto. Su contenido es determinado por los ministerios regionales de educación, pero todos los libros tienen una cosa en común: condenan de una manera incondicional el pasado nazi.

La línea divisoria entre el pasado y el futuro del país queda muy clara. Se hace hincapié en la capacidad de resistencia de los ciudadanos alemanes frente a los bombardeos aéreos de los aliados.

Un tono pacifista y poco patriótico domina en los textos. Un tema particularmente importante es el Holocausto. Escolares se reúnen con víctimas del nazismo.

Mientras que los libros de texto rusos analizan las acciones militares en los frentes y el equipo que participaba en la guerra, en Alemania la historia de la guerra se basa en recuerdos y cartas de veteranos.

«El muy esperado cambio en el curso de la guerra llegó en 1943, después de la derrota y rendición del 6º ejército alemán en Stalingrado (hoy Volgogrado)», se dice en el libro de texto ‘Alemania de 1871 a 1945’.

Una atención especial se presta al desembarco de los aliados en Normandía (el Día D), mientras que ni la batalla de Kursk, ni la de Berlín figuran en el texto. Tampoco se menciona el hecho de que la mayoría de las fuerzas alemanas estuviera en el Frente Oriental. De acuerdo al manual, los aliados (Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética) poco a poco lograron la victoria.

Al mismo tiempo, el nacionalsocialismo se muestra en los libros de texto como una tragedia que afectó al pueblo alemán y no como una tragedia para los Estados afectados por los nazis.

Todo comenzó con Polonia

Para los polacos es importante destacar que la Segunda Guerra Mundial comenzó con el ataque alemán a Polonia. La responsabilidad de Moscú por este ataque es el aspecto principal. «El ataque a Polonia tuvo lugar el 1 de septiembre de 1939, y 16 días después la parte oriental del país fue ocupada por la Unión Soviética. Moscú seguía el Pacto Ribbentrop-Mólotov (Tratado de no Agresión entre Alemania y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas)», dice uno de los textos escolares.

Al mismo tiempo, el libro no dice una sola palabra sobre el hecho de que la URSS intentó en vano ponerse de acuerdo con el Reino Unido y Francia para crear una coalición antialemana.

Tampoco se informa de la gran contribución del Ejército Rojo a la victoria, se hace hincapié en la apertura del Segundo Frente (Occidental) y los méritos de los soldados estadounidenses.

EEUU luchaba contra Japón

La vista desde el otro lado del Atlántico se puede apreciar al estudiar los libros de historia para secundaria.

Allí, hay descripciones detalladas de la industria norteamericana en la época preguerra y su reorientación hacia la producción militar. Mucha atención se presta a la segregación en las filas del Ejército estadounidense. La operación en Normandía (el Día D) y las operaciones militares en el Pacífico también figuran en el texto.

Mientras que la principal ilustración de la victoria en los libros de texto rusos es una foto de la bandera roja sobre el Reichstag, para los libros de texto estadounidenses esta función la cumple una fotografía de soldados estadounidenses que colocan su bandera en una montaña después de la captura de Iwo Jima en Japón. La guerra contra Japón es mucho más importante que la confrontación con Alemania.

La URSS es mencionada por primera vez en conexión con la batalla de Stalingrado, pero se reconoce que este fue un punto de inflexión en la guerra. De todas las personalidades soviéticas, solo Iósif Stalin figura en el libro.

Se observa que la URSS fue la que sufrió las mayores pérdidas humanas: 11 millones de soldados y 6,7 millones de civiles. Sin embargo, estas cifras no coinciden con las estimaciones de los historiadores rusos. Tampoco está claro quién tomó Berlín.

Los japoneses tienen su propia guerra

El programa escolar japonés se centra en la ocupación del norte de China (Manchuria) y la península de Corea, así como en las actividades militares en el sudeste asiático durante la Segunda Guerra Mundial.

Los autores del libro de texto afirman que Moscú violó el pacto de neutralidad y atacó a Japón cuando ya estaba dispuesto a rendirse el 9 de agosto de 1945. Otros libros de texto también señalan que, como resultado, la Unión Soviética se había apoderado de «territorios ancestrales japoneses», en particular de las islas Kuriles del sur. También se menciona la derrota del ejército Kwantung en la batalla de Manchuria, como resultado de la cual más de 600.000 soldados japoneses fueron capturados y decenas de miles murieron en campos de trabajo en Siberia.

Rusia y la Gran Guerra Patria

En los libros rusos, el hincapié se hace en el período de la lucha contra los ocupantes fascistas que tuvo lugar del 22 de junio de 1941 al 9 de mayo del 1945 y se conoce como la Gran Guerra Patria.

Estos manuales muestran la contribución a la victoria de todos los países aliados. La historia de la Segunda Guerra Mundial se explica con más detalle y se presenta un panorama más completo de los combates. El papel decisivo en la derrota del enemigo se le da a la Unión Soviética, pero la contribución a la victoria de los aliados tampoco se olvida.

En los libros también se destaca la importancia de las batallas de Stalingrado y Kursk (en los años 1942-1943) que cambiaron el curso de la guerra.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/sociedad/201905091087174465-la-segunda-guerra-mundial-como-la-ven-los-escolares-de-diferentes-paises/

Comparte este contenido:

China: ¿cómo enseñar a pensar bajo la censura?

Por: Semana

Censurar lo inconveniente, memorizar todo y reflexionar poco. Así es el sistema educativo en China. Pero de cara a los cambios del siglo XXI, la potencia asiática se enfrenta al difícil desafío de enseñar pensamiento crítico en un Estado totalitario.

Todos los estudiantes en el salón se inclinaron sobre su libro de texto, concentrados en una página que no leían. En cambio, intentaban despegar un fragmento de cinta marrón adhesiva –de las que se utilizan para empacar cajas– que cubría un mismo apartado en cada libro. Dana Pao, profesora de Inglés en décimo grado de un colegio privado en Pekín, supo que debería replantear toda su hora de clase cuando un alumno preguntó qué era esa cinta pegada en la mitad de la hoja.

Los libros de texto que se importan en China son revisados por la aduana y el Ministerio de Educación y, cuando hay material que el gobierno considera políticamente sensible, un funcionario lo cubre con una cinta marrón.

“Hallamos esa página censurada y a los estudiantes no les interesaba nada distinto que descubrir lo que había bajo la cinta. Entonces me dije que tendría que volver esto un ejercicio pedagógico”, dijo Pao. La mayoría de los chicos, ansiosos, rasgaron la hoja. Una niña que con paciencia metódica, milímetro a milímetro, logró revelar la información secreta sin dañarla, exhibió para el resto de la clase una tabla de los países que más contaminan los océanos. China estaba en el segundo puesto.

“Les hice preguntas. Solo preguntas. Ellos tenían que llegar a las respuestas por su cuenta. ¿Quién creen que puso eso allí? Al principio no respondieron nada, estaban muy confundidos. ¿Creen que lo puse yo?, les dije. Respondieron que no. ¿Creen que lo puso el colegio? Quizás. ¿Por qué el colegio querría tapar esa información? No hay ningún motivo. Pues no fue el colegio. ¿Entonces quién fue? Ellos mismos llegaron a la respuesta de que fue el gobierno chino”, dijo Pao. “Si no hubieran censurado esa página, ninguno de los alumnos le habría prestado atención al gráfico”.

El pensamiento crítico, una de las habilidades que se consideran más importantes en el mundo contemporáneo, parece adverso a la cultura y al sistema político de China. La Asociación para el Aprendizaje del Siglo XXI (Partnership for 21st Century Learning), define esta habilidad a partir de cuatro competencias generales: razonar efectivamente, usar el pensamiento sistémico, tomar decisiones y hacer juicios. Aunque son herramientas fundamentales para un país que asume un liderazgo mundial, y cuyas empresas e instituciones quieren competir con las de primer nivel en el mercado globalizado, el sistema educativo no las fomenta.

En China, donde no hay libertad de información y de expresión, ser crítico y cuestionar las creencias recibidas es un comportamiento que, en el mejor de los casos, podría cerrarle oportunidades a un joven, y en el peor, conducirlo a la cárcel.

El 24 de agosto la policía decidió entrar a los apartamentos de jóvenes que, durante las semanas anteriores, organizaron manifestaciones a favor de los derechos de los trabajadores. Eran muchachos de extrema izquierda convencidos de su causa que asumieron una postura crítica hacia la dramática distancia entre la utopía del socialismo chino, según sus textos fundacionales, y la realidad social del país dominado por el partido comunista más poderoso del mundo. Las ideas que los llevaron a prisión fueron las que leían en sus clases; pero en China ese tipo de contenido político se estudia para repetirlo, no para reflexionar sobre él y contrastarlo con la realidad. Estas actividades son peligrosas.

“Creo que en las escuelas chinas no nos enseñan pensamiento crítico por motivos políticos”, dijo Liu Xiaoxiao, una joven que estuvo hasta los 13 años en un colegio público chino y hasta los 17 en uno privado, antes de salir del país para graduarse de una escuela norteamericana. “No quieren que la gente cuestione, que se pregunte por qué las cosas son como son. Cuando estudiaba en el colegio público de China, en la clase de Literatura nos hacían copiar fragmentos de los libros o memorizar la información que iba a aparecer en el examen”.

 El examen más difícil del mundo

Las dificultades para enseñar pensamiento crítico en China también surgen por motivos mucho más cotidianos y mundanos que la lucha por reivindicaciones sociales. Según Himelda Martínez, educadora colombiana que fue jefe de la misión de educación del Banco Mundial en China entre 1988 y 1992, la cultura de esa nación no considera que la creatividad y el pensamiento crítico sean habilidades que deban fomentarse.

“Más que en cualquier otro país del mundo, la educación en China era para todos y se le daba la mayor importancia”, dijo Martínez. “Muchos de los altos funcionarios y profesores importantes consideran que la creatividad enseñada en las escuelas es algo muy americano, como comer chicle o echarle hielo al agua. Está bien en Estados Unidos, pero no en China. A la creatividad se llega después de dominar la técnica; no es el punto de partida”.

La educación en las escuelas públicas secundarias está dirigida a que los estudiantes puedan pasar las pruebas del gaokao o “examen superior”: la inclemente prueba de ingreso a la universidad, quizás la evaluación escolar más difícil del mundo.

Cada año, casi diez millones de jóvenes chinos la presentan, y unos siete millones la aprueban. Quien fracasa no tiene derecho a entrar a una universidad en China. Una mala calificación le puede restar invaluables oportunidades en un país con una competencia despiadada. “Los profesores no usan métodos de enseñanza que introduzcan habilidades como el pensamiento crítico porque no quieren arriesgarse a que los estudiantes saquen malas calificaciones en el gaokao. Toda la educación está dirigida a pasar el examen”, dijo Zhang Xi, un administrador escolar que está haciendo una maestría en la Universidad de Nottingham para ser profesor de chino como segunda lengua. Zhang estudió en una escuela pública y trabajó en un colegio internacional de Pekín, y advierte que no hay pensamiento crítico en los colegios públicos y que el gobierno incluso está eliminando trozos de la historia nacional de los libros de texto.

“Va a eliminar la Revolución Cultural y ya han sacado de los libros de texto al autor más importante de China, Lu Xun, porque dice que es muy pesimista”, añadió. El 15 de octubre fue la fecha límite para que todas las escuelas del país, incluso las privadas y los colegios internacionales, dejen de utilizar libros de texto que no estén aprobados por el Ministerio de Educación.

Una escuela diferente

Wang Lanfan trabaja como profesora de Inglés en el colegio pekinés Escuela del Futuro de Chaoyang, una institución que está experimentando con algunas de las herramientas pedagógicas más novedosas y opera en asocio con la Universidad de Pekín, una de las más reputadas del país. Solo acepta estudiantes que provengan de escuelas que no sean las mejores, para darles una oportunidad a quienes no sobresalen.

Por lo pronto, únicamente imparte educación secundaria. Pero ya están poniendo a prueba los métodos innovadores que podrían introducirse más adelante en más escuelas públicas. Esta podría ser la chispa de una revolución educativa.

“Hacemos todo lo que podemos para lograr aprendizaje personalizado. Mientras en una escuela normal de China hay unos 40 estudiantes por salón, en la nuestra hay 15”, dijo Lanfan. “Hacemos reuniones de discusión con los alumnos en una mesa redonda para todas las materias. Los estudiantes usan iPad durante la clase e integramos material multimedia. En chino el pensamiento crítico se dice pipan siwei, y es una de las principales herramientas que enseñamos a nuestros estudiantes”.

El colegio es la punta de lanza de lo que Lanfan describe como una lenta pero profunda transformación en la educación en ese país. “Hay interés en que haya cambios educativos en China. El día de los profesores (10 de septiembre), Xi Jinping, presidente de China, dio un importante discurso en el que dijo que se enseñaría más pensamiento crítico en las escuelas”, dijo Lanfan.

En efecto, Jinping dijo en su alocución que “nuevas filosofías, pensamientos y puntos de vista se han tenido en cuenta en la reforma y el desarrollo de la educación”, aunque añadió que “esto incluirá mantener el liderazgo del Partido Comunista sobre la educación”.

Y es que el partido adelanta un proceso que desde los países democráticos puede parecer contradictorio. Las regulaciones y el control de la educación son más estrictas que hace algunos años, o al menos se hacen cumplir de forma más rigurosa.

Pero hay interés por abrir el sistema educativo a competencias que tienen una enorme demanda en el siglo XXI. Y la más peligrosa para el Partido Comunista es el pensamiento crítico, que es bienvenido en clases de Ciencias Naturales, pero inexistente en las Ciencias Sociales.

China entiende que, si desea formar jóvenes competentes para las realidades del mundo globalizado, tendrá que enseñarles pensamiento crítico; de manera que el cálculo de equilibrista sociológico sobre el que actúa el gobierno, su cuerda floja, es:¿cómo abrirles la mente sin desatar un huracán político?

 Fuente: https://www.semana.com/educacion/articulo/como-ensenar-pensamiento-critico-en-un-estado-totalitario/597321

 

Comparte este contenido:
Page 2 of 5
1 2 3 4 5