Ecuador: Pocos niños de educación inicial asisten a sus clases en las aulas

Pocos niños de educación inicial asisten a sus clases en las aulas

La maestra Marcela Gutiérrez trabaja en clases presenciales con apenas siete de los 25 estudiantes que acuden a la Unidad Educativa Paccha. Foto: Lineida Castillo / El Comercio

Aunque se insista en que las escuelas no son focos de contagio de covid-19, el miedo de los padres se refleja en las aulas. Pocos niños, menores de 5 años, asisten a las clases presenciales en Educación Inicial Centros de Desarrollo Infantil del país.

El argumento de los representantes es que aún no están vacunados contra el virus y el Ministerio de Educación dispuso que para esta población la asistencia sea voluntaria, dice la maestra Marcela Gutiérrez, de la Unidad Educativa Paccha, de Cuenca.

En el país son 4 309 139 estudiantes, de los cuales 299 555 pertenecen al nivel de inicial, menores de 5 años. Pero se calcula que menos del 10% asiste a las aulas. Por ejemplo, en la escuela de Paccha hay tres paralelos con 64 estudiantes, pero solo asisten 15 niños. Ellos trabajan con la modalidad híbrida. Los lunes y miércoles, de 07:30 a 12:00, llegan los niños de la presencialidad, y los martes y jueves, de 08:00 a 10:30, se conectan los de la virtualidad.

Los viernes llegan todos, pero por horarios de dos horas y grupos de nueve. Según Gutiérrez, con esto buscan ir preparando y adaptando a los niños al trabajo en las aulas, y a los padres darles la confianza sobre el cuidado y las medidas de bioseguridad.

A Gutiérrez, los padres le han expresado el deseo de que sus hijos se integren cuando se vacunen contra el covid-19.
El Ministerio de Salud Pública (MSP) convocó, para este lunes 21 de febrero, a los niños de 3 años de edad hasta los que tengan 4 con 11 meses y 29 días. Ellos recibirán el biológico Sinovac y el proceso se coordina con el Ministerio de Educación, que ya elaboró el cronograma de asistencia.

En el caso de Cuenca, los padres deberán asistir al Poliforo de la Universidad Politécnica Salesiana de Cuenca, de lunes a sábado, de 09:00 a 16:00. Deben llevar la carta de consentimiento informado y la cédula de identidad del menor.
Eso lo sabe la azogueña Ángela Bueno, quien tiene previsto vacunar a su hija el lunes para que se reintegre a la educación regular. “El año anterior en mi casa se contagiaron casi todos y fue terrible”.

Fuente de la Información: https://www.elcomercio.com/actualidad/ecuador/ninos-educacion-inicial-clases-presenciales.html

 

Comparte este contenido:

Híbrido, no doble

Por: David Calderón

Aprender es un derecho. Pasaba en la escuela –para algunos bien, para muchos en formas imperfectas, precarias y repetitivas– y con el tiempo dejamos de preocuparnos que pasara en otros ambientes: en clases extra, en actividades comunitarias, que la tele y la web ofrecieran algo más que entretenimiento, que la propia familia y comunidad local se asumieran deliberadamente como espacios de aprendizaje, que en la calle se aprendiera convivencia y responsabilidad cívica y no majadería, desconfianza e inseguridad.

En México le acabamos cargando a la escuela toda la garantía del derecho; además, arrastrando con la carga de captura, la neoalianza entre la cúpula sindical oportunista –o de dos, la disciplinada de traje y la indisciplinada de marcha– y la camarilla en el poder. Ya teníamos poco, pobre y, para fastidiarla, se le bajó el switch de sopetón. Cuando las escuelas cerraron sus puertas, medida sensata y obligada, nos metimos en un brete mayúsculo, en una crisis de derechos humanos sin precedentes. Sin ese espacio y tiempo compartido, sin el arreglo de “escuela con tu maestra, tus pares y todos los días”, la vida de niñas y niños mexicanos se ha empobrecido dramáticamente en estos ya 14 meses del apagón.

Por supuesto, se han producido aprendizajes no escolares muy valiosos –acuerdos de convivencia, hábitos de autocuidado, las historias de la abuela, aprender a cocinar, bailar, juegos de mesa y de ingenio, travesuras inéditas; se lidió también con temple y buen ánimo para sobrellevar las disparejas sesiones de Aprende en Casa; incluso, en toda clase de iniciativas creativas y a contrapelo de la rigidez de las autoridades, hubo aprendizajes disruptivos en las visitas de los maestros a los hogares, en actividades en plazas y parajes al aire libre, en actividades semiclandestinas en el plantel mismo, que no estaba oficialmente abierto, pero al cual las y los estudiantes llegaron.

Vamos ahora perfilándonos a las aperturas graduales, y se tiene que clarificar qué es un modelo híbrido. ‘Híbrido’ se refiere en concreto a que no es posible ni deseable en este momento –y así será por meses, si no es que por enteros ciclos escolares por venir– ‘regresar a como estábamos’. Híbrido quiere decir que se combinan sabiamente actividades en presencia y actividades a distancia. Se armonizan y se corresponden dos medios, dos series de instrumentos, dos ambientes, pero en una única estrategia: no es hacer dos cosas, sino una sola –propiciar el aprendizaje– para un mismo grupo, buscando resultados equivalentes y significativos.

No se pueden tener jornadas escolares con todos los alumnos inscritos del plantel, ni con todos los asignados a cada aula, acudiendo todo el día y todos los días. Hay que escalonar, hay que pautar el uso de los espacios, hay que establecer horarios y calendarios diferenciados. Ni todos juntos a la vez, ni en el mismo lugar. Si se hacen verdaderos protocolos de regreso a actividades presenciales, entonces se verá que para un jardín de niños el esquema mejor puede ser AA-P-BB: establecer dos secciones del grupo original de cada grado, recibir lunes y martes a la primera sección, dejar el miércoles para limpieza y que se disipe la carga viral, y recibir después jueves y viernes a la segunda sección. En secundaria, la pauta por el riesgo puede ser de mayor dispersión, sólo seis alumnos por grado, de manera que cada estudiante va sólo una vez por semana al plantel. En media superior, podría ser incluso algunas asignaturas con casi todo a distancia, mientras otras en talleres concentrados de una semana entera… hay que ser inteligentes y creativos para estar seguros.

Con repetir el estribillo ‘verde, vacunas, voluntario’, sólo se está posponiendo una pregunta: ¿Cómo le va a hacer cada profesor, con seis alumnos en presencia y veinte a distancia? ¿Clase con transmisión live por Facebook para los que están en casa? Puede ser, algunos temas se prestan. Otros aprendizajes requieren que la teoría se trabaje con aprendizaje autónomo en casa, y que la práctica y ejercitación, el debate con compañeros o las exposiciones de trabajos o proyectos, sean la parte presencial. Pero eso requiere una planeación distinta a la que están habituados los maestros. Requiere de un currículum esencial y abreviado, que la SEP ya tiene trabajado, pero que duerme hasta que vuelvan de gira los funcionarios.

Modelo híbrido no debe significar trabajar doble, tener dos horarios –jornada en plantel y noche/madrugada respondiendo WhatsApp y revisando correos. Es algo mejor y más sólido, que no le pasa la carga de la nivelación a los maestros, ni deja a los alumnos abandonados otra vez a merced de Aprende en Casa. Tenemos pedagogos, MEJOREDU, la experiencia de UNICEF y UNESCO, lo que trabajamos en sociedad civil, lo que ya han probado algunos estados. Híbrido, no doble, es el trabajo que ya hay que hacer.

Fuente: profelandia

Comparte este contenido:

Desarrollo educativo de China fusiona modalidades en línea y fuera de línea, según informe

Asia/China/09-10-2020/Autor(a) y Fuente: Spanish. xinhuanet. com

Con el rápido crecimiento de la educación en línea en China durante la epidemia de COVID-19, la fusión de las modalidades en línea y fuera de línea se convertirá en la forma dominante del desarrollo educativo, afirma el último informe sobre el desarrollo de Internet en China.

Un total de 282 millones de estudiantes chinos han recurrido a cursos en línea en el primer semestre de este año, acentuando aún más el nivel de desarrollo educativo del país, según el informe publicado por el Centro de Información de la Red de Internet de China.

Las estadísticas incluidas en el informe muestran que durante la epidemia de COVID-19, el número de usuarios activos diarios de educación en línea ha aumentado en China de 87 millones a 127 millones después del Festival de Primavera de este año, lo que representa un alza del 46 por ciento.

Los logros alcanzados en la construcción de la información dentro de la educación básica han sentado las bases para la educación en línea a gran escala, asegura el informe, añadiendo que, en 2019, el 98,4 por ciento de las escuelas primarias y secundarias tenían acceso a Internet, y el 90,1 por ciento tenían aulas multimedia.

El informe señala que los departamentos de educación han promovido activamente plataformas de aprendizaje en línea durante la epidemia, lo que también ha contribuido al desarrollo de la educación en línea.

A partir del 11 de mayo, una plataforma nacional de aprendizaje en línea para estudiantes de escuelas primarias y secundarias ha recibido más de 2 mil millones de visitas.

Fuente: http://spanish.xinhuanet.com/2020-10/08/c_139425629.htm

Comparte este contenido: