Page 5 of 5
1 3 4 5

S.O.S. No es Venezuela, es México

Ilka Oliva Corado

México está siendo secuestrado, torturado, masacrado y desaparecido nada más y nada menos que por el gobierno de Peña Nieto.

La pregunta urgente que nos hacemos muchos es, ¿qué está esperando Almagro y la OEA para aplicarle a Peña Nieto la Carta Democrática? ¿Acaso el gobierno no está violando los Derechos Humanos de los ciudadanos mexicanos? ¿Acaso no incita y ejerce la violencia desde su brazo armado?¿Acaso el gobierno de Peña Nieto no está secuestrando, torturando y masacrando ciudadanos? ¿No está saqueando el país? ¿Acaso no reprime las manifestaciones sociales? ¿Acaso no es un genocidio el que lleva acabo?

¿Qué más es lo que necesita Almagro para aplicar de urgencia la Carta Democrática y denunciar a nivel internacional la dictadura de Peña Nieto? Ajá, es que no es Maduro ni Venezuela. ¿En dónde están Hillary Clinton, Obama y Biden denunciando a nivel internacional la masacre que realiza Peña Nieto contra su propio pueblo? Así como denunciaron al “dictador” Maduro.

 ¿En dónde están Uribe y retahíla denunciando a Peña Nieto y exigiendo la intervención militar estadounidense en México? Así como exigen que lo haga con Venezuela.

¿En dónde están los presidentes del mundo manifestándose por el asesinato de los maestros en Oaxaca por parte del gobierno, así como se manifestaron por la masacre de Orlando? Ajá, es que no es Estados Unidos y ahí no hay que tratar de quedar bien.

 En México el terrorismo corre a cuenta del propio gobierno. ¿Por qué no están denunciando esto Telemundo, Televisa, Univisión y CNN en Español? Así como tienen sus diez minutos diarios del noticiero dedicado a Venezuela y a atacar a Maduro. Peña Nieto se da la libertad de asesinar estudiantes y maestros. Asesinar periodistas, defensores de Derechos Humanos, campesinos y sindicalistas. De asesinar niños, adolescentes y mujeres. Los feminicidios en México superan a los de Latinoamérica. Ha llenado de fosas clandestinas el país, hace correr ríos de sangre, ¿en dónde está la denuncia y la intervención internacional en defensa del pueblo mexicano?

 ¿En dónde están esos artistas internacionales que denuncian todos los días la “hambruna” que vive Venezuela por culpa del “dictador” Maduro, en dónde están denunciando la dictadura de Peña Nieto en México? ¿Qué sucede con los medios de comunicación internacionales que han creado un manto de impunidad como protección a los corruptos, violadores y asesinos del gobierno mexicano? ¿Por qué no denuncian y envían corresponsables y realizan enlaces en vivo como lo hacen con Venezuela, denunciando la “calamidad” que vive el pueblo en manos del “opresor” Maduro. Gran responsabilidad tienen los medios que callan en complicidad.

 ¿En dónde está el mundo diciendo “Todos somos México” así como hace una semana dijeron “Todos somos Orlando”? ¿En dónde están esos mexicanos que hace unos días enfurecieron por la monumental derrota ante Chile en el juego de la Copa América, en dónde están enfurecidos por lo que hace su gobierno con su pueblo? ¿Es acaso más importante un juego de fútbol, en un campeonato malogrado por la corrupción de la FIFA que la denuncia social en defensa de la vida? ¿En dónde está esa gente graduada de universidad, grandes oradores, intelectuales que viajan alrededor del mundo dictando conferencias en contra de Maduro, en dónde están denunciando el genocidio que realiza Peña Nieto?

 ¿En dónde está el mundo manifestándose por México? México pide ayuda a gritos, envía señales de alarma, de emergencia, de catástrofe, clama por una democracia, por un gobierno que respete a sus ciudadanos. Pide un alto al genocidio, a los secuestros, a las torturas; un alto a las desapariciones forzadas. Pide un alto al saqueo, a la corrupción, a la venta de la tierra.

 En México tenemos un espejo, lo que sucede en ese país es lo que quiere hacer Estados Unidos con el resto de América Latina, lo que sucede hoy en México ya lo vivimos en el triángulo norte de Centro América, hace unas décadas con las dictaduras y los genocidios de los cuales aún no logramos reponernos.

 ¿Tenemos el descaro de preguntarnos entonces el por qué de la resistencia de los gobiernos progresistas latinoamericanos hacia Estados Unidos? ¿Nos preguntamos entonces el por qué la fuerza del capital está en contra de Venezuela? Lo increíble, lo esperanzador es que en México, a pesar de tanta sangre derramada, de tanta opresión, el pueblo siga resistiendo. Digo, el pueblo real. Con la frente en alto y el pecho erguido, aunque literalmente le esté lloviendo balas.

No hay que ser mexicano, docente ni estudiante para apoyar la denuncia de los maestros mexicanos, hay que ser tan solo humano y saber que la causa cuando es justa despertará la furia de los traidores y contra ellos tenemos que unirnos los que queremos cambiar el mundo por uno más justo.

 El México de pies descalzos sigue resistiendo, ni Estados Unidos por tenerlo de patio trasero ha podido con él. Y vemos entonces a los herederos de las Adelitas, de Pancho Villa, de Emiliano Zapata y de Lucio Cabañas gritar desde las calles enardecidas: ¡Viva México, cabrones!

 Y aunque el mundo guarde silencio y la mediatización pretenda esconder la impunidad, ese grito que revienta desde el río Bravo hasta el Usumacinta, que se explaya por los mares de aguas internacionales, es el llamado de la sangre que solo escuchan los que a pesar de 500 años de genocidio y saqueos se rehúsan a que América Latina sea vasalla de traidores vende patrias. Y se unen al rugido para que estalle en todos los rincones del mundo y que quienes no lo quieran ver lo escuchen: ¡Viva México, cabrones! ¡Viva México, aunque nos despedacen a metralla!

 No, no es el gobierno de Maduro masacrando venezolanos, es el gobierno de Peña Nieto masacrando mexicanos en resistencia y dignidad.

 Yo soy México, ¿y usted?

Fuente del articulo: https://cronicasdeunainquilina.com/2016/06/21/s-o-s-no-es-venezuela-es-mexico/#more-5158

Fuente de la imagen:http://questiondigital.com/wp-content/uploads/2016/06/mex-oaxaca-represion4.jpg

Comparte este contenido:

Domingo sangriento en Oaxaca: Lo que sabemos y lo que no

Blanca Heredia

De los terribles hechos ocurridos el domingo pasado en el estado de Oaxaca sabemos, con certeza, poca cosa.

Sabemos que desde el inicio de la semana pasada y en protesta por la detención de sus líderes más importantes, integrantes de la Sección 22 (CNTE) iniciaron un conjunto de acciones y movilizaciones de carácter violento. Entre estas: bloqueos en 10 puntos del estado de Oaxaca, uno de ellos en el crucero de la Hacienda Blanca que obstaculizaba las entradas y salidas de vehículos de carga a la carretera federal México-Oaxaca.

Sabemos que el bloqueo del crucero de la Hacienda Blanca resultaba especialmente sensible, pues limitaba la circulación de pipas cargadas con gas propileno de la refinería Ing. Antonio Dovalí Jaime. Ello, pues el personal de la refinería había venido alertando a las autoridades estatales que la instalación estaba al límite de su capacidad de almacenamiento y requería con urgencia descargar gas a fin de evitar que el muy considerable volumen de material inflamable acumulado en la refinería pudiese provocar un accidente de proporciones mayores.

Sabemos que las exhortaciones del gobernador Cué a los elementos de la CNTE a levantar sus bloqueos no tuvieron mayor efecto y que las mesas de diálogo entre representantes de la Coordinadora y funcionarios del IEEPO (Secretaría de Educación de Oaxaca) no habían conseguido ningún avance. Así, las autoridades toman la decisión de desplegar un operativo con policías estatales y federales el domingo pasado para dispersar a los manifestantes y liberar las vías bloqueadas por estos.

Sabemos que el operativo deriva en un largo conjunto de enfrentamientos entre integrantes y simpatizantes de la CNTE, por un lado, y fuerzas de seguridad, por el otro. A partir de un cierto momento, esos enfrentamientos se tornaron crecientemente violentos y según consta en fotografías y microdatos asociados, algunos elementos policiacos, quienes portaban armas, comenzaron a dispararlas.

Sabemos, finalmente, que muy tristemente en esos enfrentamientos perdieron la vida ocho personas, todas civiles y ninguna de ellas maestro/a en activo, y que resultaron heridos alrededor de 50 policías y más de 100 civiles.

Poco más o menos, eso es lo que sabemos con algún grado de certeza. Para entender y explicar lo ocurrido, carecemos, hasta el momento, de información clara y confiable sobre aspectos clave de lo ocurrido.

No sabemos, por ejemplo, si participaron activamente o incluso provocaron la escalada de violencia en los enfrentamientos del domingo pasado grupos ajenos a la CNTE, ‘infiltrados’ entre sus filas y vinculados directa o directamente con organizaciones guerrilleras o con otros grupos violentos. Básicamente, pues a pesar de menciones en medios, no contamos aún con evidencia cierta con respecto a su presencia, identidad y, en su caso, grado y nivel de participación.

No sabemos tampoco qué o quién provocó, en concreto, el tránsito del uso de gases lacrimógenos por parte de la policía al empleo de armas de fuego por parte de un grupo de ésta. No hay, además, claridad ninguna sobre cuántos y cuáles elementos policiacos dispararon, ni sobre quién se los ordenó.

No sabemos qué tanto de lo ocurrido el domingo pasado en Oaxaca fue producto de una terrible concatenación de hechos que se salieron de control o bien el resultado de actos deliberados provocados por sujetos o grupos interesados en escalar el conflicto y tensar la situación al máximo.

En suma, fuera del tiempo y espacio en el que ocurrieron los hechos, carecemos de respuestas mínimamente satisfactorias con respecto a aspectos claves de lo ocurrido, tales como: identidad de todos los actores relevantes involucrados; sucesión y concatenación específica de hechos; motivación de los actores; y modo específico de accionar de estos.

La escasez de información confiable y la confusión reinante, producto (en muchísimo) de la falta de una estrategia de comunicación gubernamental profesional y responsable, pero también de las notorias limitaciones de la mayoría de nuestros medios de comunicación para informarnos con oportunidad y con base en evidencia, ha contribuido a la feria de dimes y diretes de siempre.

En breve, fuera de unas pocas y muy valiosas interpretaciones útiles para ayudar a entender lo poquito que sabemos a ciencia cierta de lo ocurrido en Oaxaca el domingo pasado, el grueso de lo mucho dicho hasta ahora al respecto no ha ayudado a esclarecer nada. Ha servido sólo y sobre todo para reiterar creencias, prejuicios, filias y fobias preexistentes.

Sin una investigación a fondo y en serio por parte del gobierno federal, pero también de los que viven de informarnos, nos quedaremos igual que siempre. Es decir, con muertos y heridos a granel que terminarán siendo usados por actores políticos y sociales para avanzar sus propias agendas.

Fuente del articulo: http://www.mexicanosprimero.org/index.php/educacion-en-mexico/enterate/noticias-de-hoy/1571-domingo-sangriento-en-oaxaca-lo-que-sabemos-y-lo-que-no-opinion

Fuente de la imagen: http://media.imparcialoaxaca.mx/imagenes/large/576a91ffa20541a41dffb3ab.jpg

Comparte este contenido:

Mexico: Este domingo, están chocando policías federales y maestros de la CNTE en Oaxaca.

Noticia que ocurre en este momento desde OAXACA México. Esperamos actualizaciones progresivas. Agradecemos máxima difusión en apoyo a los maestros Oaxaqueños.

Por Jorge A. Pérez Alfonso, 19 jun 2016 .-Policías federales y profesores de la sección 22 se enfrentaron en Asunción Nochixtlán, en la región de la mixteca oaxaqueña.

IMG-20160619-WA0032

Luego de dos horas de enfrentamientos, se desató un intercambio de disparos entre policías federales con profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), que contaban con el apoyo de pobladores y padres de familia, y mantenían un bloqueo en la súper carretera Oaxaca-México, a la altura de Asunción Nochixtlán, región de la Mixteca.

IMG-20160619-WA0033

Desde que iniciaron los enfrentamientos en la mañana, los profesores quemaron tres vehículos de empresas privadas.

Además, tienen en su poder un autobús de pasajeros. Tales decisiones las tomaron para evitar que los elementos de las fuerzas federales y estatales llegaran al acceso principal de la población.

Desde temprana hora los manifestantes mantenían un bloqueo en dicho sitio y en la carretera federal 190 Oaxaca-México, pero un convoy de policías estatales arribó al lugar para efectuar el desalojo de maestros.

Luego de que los policías liberaron el paso, el conductor de un tráiler rebasó la fila de automóviles y se estampó contra un muro de contención y de nuevo bloqueó el paso. Esto fue aprovechado por los manifestantes para hacer una valla, lo que desató un fuerte enfrentamiento que se prolongó por más de dos horas.

Las autoridades estatales han reportado que hay policías heridos de bala y la detención de más de una decena de personas.

Noticia tomada de ResumenLatinoamericano
Comparte este contenido:
Page 5 of 5
1 3 4 5