Page 3 of 3
1 2 3

Represión policial en universidades antecede elección en Brasil

Redacción:   Prensa Latina

Represión y batidas policiales en al menos 27 instituciones públicas de la enseñanza superior quedarán como antecedentes del según turno de la elección presidencial en Brasil, denunció hoy el portal www.lula.com.br.

 

La escena -dijo- remite a tiempos de miedo, violencia y dictadura; sin embargo viene repitiéndose en los últimos tres días con el supuesto objetivo de fiscalizar y recoger materiales de campaña presuntamente irregulares por posicionarse contra el fascismo y la censura.

En una nota, la sección de Río de Janeiro de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB) repudió tales decisiones de la Justicia Electoral, ‘que intenta censurar la libertad de expresión de estudiantes y profesores de las facultades de Derecho, que, como todos los ciudadanos, tienen el derecho constitucional de manifestarse políticamente’.

El posicionamiento de la OAB se dio a conocer después que una jueza electoral de Niterói determinara la prisión del director de la Facultad de Derecho de la Universidad Federal Fluminense (UFF) caso que una banderola colocada a la entada del campus y donde se leía ‘Derecho UFF Antifascista’, no fuese retirada.

La organización de los letrados subrayó asimismo que cualquier manifestación no alineada a candidatos y partidos no puede ser confundida con propaganda electoral.

Cualquier restricción en ese sentido llevada a efecto, sobre todo por agentes de la ley, bajo el manto de ‘órdenes verbales’ constituyen precedentes preocupantes y peligrosos para nuestra democracia, además de constituir una indebida invasión en la autonomía universitaria garantizada por la Constitución, advirtió la OAB.

También en los últimos días se registraron casos como la prohibición de un evento público ‘Contra el fascismo. Por la democracia’, previsto para realizarse en la Universidad Federal de Río Grande del Sur (UFRGS) y que contaría con la participación, entre otros, del ex ministro de Justicia Tarso Genro.

‘El fascismo crece’, escribió Genro en su cuenta de Twitter y recordó que dictó clases e impartió conferencias en universidades de Francia, Inglaterra, Portugal, España, Alemania, Argentina y Brasil, incluso durante la dictadura. Hoy, lamentó, estoy censurado para hablar en la UFRGS, en un Estado que goberné.

Por su parte, el diario Folha de Sao Paulo dio cuenta también de batidas en tres centros de altos estudios del Estado de Paraíba, así como en la sede de la Asociación de los Docentes de la Universidad Federal de Campina Grande, donde procuraban con fines de aprehensión de un ‘Manifesto en defensa de la democracia y de la universidad pública’.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=223089&SEO=represion-policial-en-universidades-antecede-eleccion-en-brasil
Comparte este contenido:

Estados Unidos del racismo y la hipocresía

Por: Celeste Murillo

Dos afroamericanos fueron asesinados en dos días. Alton Sterling y Philando Castile fueron ejecutados por la Policía. Racismo, hipocresía y control de armas otra vez en escena.

El martes 5, dos policías ejecutaron a Alton Sterling en Baton Rouge (Luisiana). Los policías dijeron que Sterling los amenazó con un arma. Dos videos filmados con teléfonos celulares confirmaron la sospecha: Sterling no amenazó a los policías, no se resistió, fue ejecutado.

El miércoles 6, un policía acribilló a Philando Castile en un control de tránsito mientras Castile intentaba sacar su identificación de la billetera. Su novia filmó su muerte mientras discutía con el oficial. El video viralizado confirmó la sospecha: Castile no se resistió al control, fue ejecutado.

Alton Sterling y Philando Castile tenían algo más en común: eran afroamericanos.

Hipocresía y control de armas

Alton Sterling vendía CD y DVD para mantener a su familia y tenía permiso para portar armas. En el estado de Luisiana, donde se ubica Baton Rouge, además de ser legal la portación de armas, los residentes pueden llevarlas a la vista. Sterling poseía un arma, pero jamás la usó, ni siquiera la mostró; fueron los policías quienes, después de asesinarlo, la sacaron de su bolsillo para usarla como evidencia de la “amenaza”.

Philando Castile trabajaba en un comedor escolar y le avisó al policía que lo detuvo en el control de tránsito que tenía un arma, y que tenía una licencia para usarla. Cuando quiso alcanzar su billetera para identificarse, como le había pedido el agente, recibió al menos cuatro disparos. En Minnesota es legal portar armas si la persona tiene licencia, que Castile poseía.

Hace pocas semanas, volvió al centro de la escena el debate sobre el control de armas a raíz de la masacre en la discoteca Pulse en Orlando (Florida). En esa oportunidad, el presidente Barack Obama planteó una vez más su agenda para restringir el derecho a portar armas de la población civil. De esa forma se hizo eco de la bronca y el miedo que generan hechos aberrantes como el de Orlando o hechos similares.

Tras la muerte de cinco policías y un civil en medio de una protesta en Dallas, Obama insistió en subrayar en que la raíz del problema de la violencia armada son las armas (lo cual se traduce en que el derecho de la población civil a portar armas debe ser restringido). La consternación que provocó el tiroteo en Dallas volvió a poner en el centro el debate de control de armas y dejó en un segundo plano la raíz del problema que hace crecer la bronca de miles de personas que protestaron en las principales ciudades de Estados Unidos: el racismo y la brutalidad policial.

Crímenes de odio y brutalidad policial racista

Poco se discuten las verdaderas raíces de la violencia armada en una sociedad profundamente dividida y atravesada por prejuicios reaccionarios como la xenofobia, la homofobia o el racismo. Los crímenes odio no son perpetrados por portadores de armas en general, sus motivaciones suelen ser racistas, xenófobas u homófobas. Quienes compran armas son en su mayoría varones blancos (61 % según el Pew Research Center), y las mujeres, la comunidad LGBT, latina y afroamericana están sobrerrepresentadas entre las víctimas de masacres y tiroteos masivos en Estados Unidos.

El propio FBI en su informe sobre crímenes de odio reconoce que el 48,5 % tiene motivaciones racistas, y entre aquellos crímenes el 66,4 % es contra afroamericanos (los crímenes contra blancos apenas superan el 20 %).

Pero si hay una ausencia llamativa en todas las declaraciones de funcionarios y candidatos, incluso las que son políticamente correctas como las de Obama contra los crímenes de odio, es la brutalidad de la institución armada más grande, armada y peligrosa de Estados Unidos: la Policía.

Y esa brutalidad tiene un claro sesgo racista. De hecho una persona afroamericana tiene 3 veces más probabilidades de ser asesinada por la Policía que una persona blanca. Sumado a esto, menos de 1 de cada 3 víctimas afroamericanas de la brutalidad policial fueron siquiera sospechosos de un crimen o estaban armados (Mapping Police Violence).

Aunque representan solo el 2 % de la población, los varones afroamericanos entre 15 y 34 años fueron el 15 % de los asesinatos a manos de efectivos policiales. Solo en 2015, según cifras oficiales, 1 de cada 65 muertes jóvenes afroamericanos fue a manos de la Policía.

Racismo institucional y la grieta de Ferguson

La luz verde para asesinar solo puede entenderse en un contexto donde el racismo es moneda corriente. La desigualdad económica, la discriminación en el acceso a la salud y el empleo refuerzan estigmas y prejuicios contra la comunidad negra. A la vez, se mantienen vigentes símbolos y organizaciones de la supremacía blanca como la bandera de la Confederación o el Klu Klux Klan. De esa forma, se mantiene vivo el legado racista que atraviesa la historia de Estados Unidos.

El racismo no siempre se expresa mediante el desprecio directo de aquellas personas que no son blancas. Declaraciones como las del presidente Obama ante dos asesinatos de afroamericanos a manos de policías son muestra de la enorme tolerancia de la brutalidad policial: “Aunque los funcionarios deban continuar investigando los trágicos tiroteos de esta semana, también necesitamos que las comunidades trabajen en las fisuras que llevan a estos incidentes”.

La conquista de los derechos civiles puso fin a la segregación racial legalizada pero no acabó con el racismo. Eso ha sido una constante de 1963, cuando se promulgó el Acta de Derechos Civiles, y desde ese momento ha existido una tensión constante entre una sociedad polarizada, donde los sectores conservadores pugnan por avanzar en su agenda reaccionaria y las nuevas generaciones de trabajadoras, trabajadores y jóvenes que rechazan el racismo, la homofobia, defienden los derechos de los inmigrantes y quieren mayor igualdad social. Por eso son protagonistas de los principales movimientos sociales contra la desigualdad y el racismo como Occupy Wall Street, Black Lives Matter y el movimiento por el salario mínimo.

Hasta el 9 de agosto de 2014, se respiraba en Estados Unidos el sueño de una sociedad posracial, inaugurado por la llegada a la Casa Blanca del primer presidente negro en 2008. Pero el asesinato a sangre fría de Michael Brown hizo que se desvaneciera. Lo que siguió se resumió en las postales de guerra de la pequeña ciudad de Ferguson invadida por tanques de guerra y policías pertrechados con armamento militar.

Al asesinato de Brown dejó en evidencia que el racismo está vivo y es institucional. Mientras se extendían las protestas, asesinaban a Eric Garner en Nueva York, a Freddie Gray en Baltimore, todos nombres que se transformaron en símbolos del movimiento contra el racismo que encendió el grito #BLACKLIVESMATTER (Las vidas de los negros importan).

La elite política y las clases dominantes vuelven a exigirle calma y paciencia a la comunidad afroamericana. Pero la impunidad policial y el racismo hacen cada vez más difícil ocultar la impotencia y la legítima bronca de la juventud. Vuelve a resonar en la calle: “Sin justicia no habrá paz”.

Tomado de: http://www.laizquierdadiario.com/Estados-Unidos-del-racismo-y-la-hipocresia

Comparte este contenido:

México: Policías declaran que dispararon a maestros en Oaxaca

México/20 de agosto de 2016/www.telesurtv.net

Dos meses después de los hechos ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca, integrantes de la Policía Federal declararon que accionaron sus armas contra los manifestantes

Los policías federales mexicanos sí dispararon el 19 de junio contra integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el municipio de Asunción Nochixtlán, según se desprende de declaraciones emitidas por agentes ante legisladores.

La comisión legislativa de seguimiento a los hechos de Nochixtlán se reunió este jueves con nueve integrantes de la Policía Federal que resultaron lesionados en esa comunidad del sureño estado de Oaxaca, donde al menos 13 personas murieron en el marco de las protestas de los maestros contra la reforma educativa.

En el encuentro se presentaron tres testimonios de elementos de las divisiones de Fuerzas Federales y de Gendarmería que, por medio de los seudónimos José, Juan y Luisa, narraron su experiencia durante el operativo.

La senadora Mariana Gómez del Campo Gurza, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), explicó que se determinó utilizar seudónimos para resguardar la identidad de los policías.

Por el grupo parlamentario del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), el senador Fidel Demédicis preguntó a los policías lesionados las instrucciones concretas que tenían y si portaban armas en el operativo.

Al respecto, «José» replicó que las órdenes que habían recibido eran de acudir en auxilio de los agentes estatales de Oaxaca y de la División de Gendarmería, ya que «la población los había superado en número y requerían la presencia de mayores elementos».

A continuación, Demédicis le preguntó al policía si él llevaba armas, a lo que este respondió que «después de que se empezaron a recibir y a haber heridos por armas de fuego, sí hubo una instrucción de que una pequeña parte del personal que acudiría llevara su equipo táctico».

«Insisto, ¿usted llevaba arma?», presionó el senador, y el agente contestó: «¿Yo llevaba arma? Sí».
Cuando el legislador le preguntó si había usado su arma, «José» respondió en sentido afirmativo. «¿La accioné? Sí, la tuve que accionar», dijo.

A ello siguió un debate entre Gómez del Campo, quien pedía a su colega que se condujera con respecto y prudencia con los agentes, y Demédicis, quien argumentaba que «el pueblo tiene derecho a saber» lo que ocurrió.

Por último, Gómez del Campo informó que en breve la comisión legislativa de seguimiento visitará la comunidad de Nochixtlán para escuchar las versiones de la población y presentar su informe el 31 de agosto.

Tomado de: http://www.telesurtv.net/news/Mexico-Policias-declaran-que-dispararon-a-maestros-en-Oaxaca–20160819-0006.html

Comparte este contenido:

Brasil: Comunidad guaraní expulsada a la fuerza y sus hogares destruidos

Survival/08 de julio de 2016

 

Un vídeo que muestra la destrucción de los hogares de una comunidad guaraní provoca indignación en Brasil. Las familias afectadas quedan abocadas a sobrevivir al lado de una importante carretera.

Casi un centenar de agentes de policía muy armados expulsaron a la comunidad guaraní de Apy Ka’y, cuyas tierras ancestrales han sido destruidas para dar paso a la agricultura a escala industrial.

 

La lideresa guaraní Damiana Cavanha tras la expulsión de Apy Ka'y.

La lideresa guaraní Damiana Cavanha tras la expulsión de Apy Ka’y.

Esta comunidad guaraní ya se vio forzada a vivir al lado de una carretera durante diez años, tiempo en el que ocho personas murieron atropelladas y otras fallecieron intoxicadas por pesticidas.

En 2013 la comunidad reocupó una pequeña parcela de su tierra ancestral. Ahora han sido expulsados de nuevo después de que un juez concediera a un terrateniente una orden de desalojo, a pesar de las reclamaciones recibidas por parte de los propios guaraníes, de sus aliados en Brasil y de miles de simpatizantes de Survival de todo el mundo.

Ahora los guaraníes de Apy Ka’y han tenido que regresar a los márgenes de la carretera.

Este otro vídeo muestra a policías armados supervisando la expulsión de las nueve familias guaraní-kaiowás. La lideresa indígena Damiana Cavanha aparece denunciando la expulsión, e insiste en el derecho de su pueblo a defender sus vidas, proteger sus tierras y decidir su propio futuro.

En el vídeo Damiana declara: “No aceptamos esto. Me quedaré aquí, es mi derecho. Nosotros también tenemos derechos. No son solo los blancos quienes tienen derechos. Nosotros los indígenas guaraní-kaiowás también tenemos derechos. Muchos de nosotros han muerto (…) los pistoleros los han matado (…) Déjennos quedarnos aquí. Tenemos nuestra tekoha [tierra ancestral], y regresaré a mi tekoha”.

El pasado mes de junio, los pistoleros de los terratenientes atacaron otra comunidad guaraní en Tey’i Jusu. Un hombre fue asesinado y varios otros, incluido un niño de 12 años, resultaron gravemente heridos.

Buena parte de la tierra de los guaraníes les ha sido arrebatada. La agroindustria brasileña lleva décadas intentado mantener alejados a los pueblos indígenas de sus territorios. Los someten a una violencia genocida, a la esclavitud y al racismo para poder arrebatarles sus tierras, recursos y mano de obra en nombre del “progreso” y de la “civilización”.

La situación que afrontan los guaraníes es una de las crisis humanitarias más urgentes y trágicas de nuestro tiempo. En abril de 2016 Survival International lanzó su campaña Stop al genocidio en Brasil para llamar la atención mundial sobre esta crisis en las fechas previas a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Stephen Corry, el director de Survival International, declaró: “Esta es una pésima noticia, y por desgracia demasiado habitual en la devastadora situación que afrontan los guaraníes en Brasil. No podemos quedarnos de brazos cruzados y ver la destrucción de todo un pueblo. Si no se respeta y se cumple el derecho legal de los guaraníes a vivir en su tierra, serán destruidos”.

Tomado de: http://www.survival.es/noticias/11357

Comparte este contenido:

4 francotiradores dejan 5 policías muertos y varios heridos durante protestas en EE.UU.

RT/Publicado: 8 jul 2016  8 jul 2016 

El hecho tuvo lugar en Dallas durante las manifestaciones para pedir justicia para los dos afroamericanos que esta semana fueron violentamente asesinados a manos de agentes de policía.

Cinco policías han muerto y otros seis han resultado «gravemente heridos» en un tiroteo registrado la noche de este jueves (hora local) en la ciudad de Dallas (Texas, EE.UU.) durante las manifestaciones para pedir justicia para los dos afroamericanos que esta semana fueron violentamente asesinados a manos de agentes de policía, informa en su cuenta oficial de twitter el Departamento de Policía de Dallas. Según ha informado el jefe de la Policía de Dallas, al menos 2 civiles y 12 policías fueron tiroteados por los francotiradores.

Un grupo de radicales que se hace llamar «Organización Política de Poder Negro» (BPPO, por las siglas en inglés) ha publicado en Facebook un anuncio alegando que habría más ataques en los próximos días.

Según la información disponible, se prevé que fueron al menos cuatro francotiradores quienes abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad. La Policía difundió a través de las redes sociales la fotografía de uno de los sospechosos, que posteriormente se ha entregado. Mientras que el segundo sospechoso ha sido reducido por las fuerzas de seguridad.

Los últimos reportes indican que, en total, detuvieron a tres sospechosos y el cuarto se disparó el mismo tras varias horas de enfrentamiento con la policía. El tiroteo masivo que ha vivido Dallas es el ataque a oficiales de servicio más letal desde el 11-S.

El jefe de la Policía de Dallas, David Brown, ha confirmado que uno de los sospechosos confesó que actuaba solo y no formaba parte de ningún grupo. Además, el tirador indicó que no quería matar a los policías negros, sino a los blancos, por lo que está muy apenado.

Según los últimos datos, la agencia federal de aviación (FAA) de Estados Unidos ha anunciado la restricción del espacio aéreo sobre la ciudad de  Dallas. «Ningún piloto puede operar un avión en el área», ha dicho la FAA. «Solo aviones de operaciones de ayuda bajo la dirección del Departamento de Policía de Dallas están autorizados en el espacio aéreo», ha agregado la agencia.

En diferentes ciudades del país fueron convocadas manifestaciones para rechazar los últimos casos de violencia policial. La noche de este miércoles, Philando Castile, un afroamericano de 32 años, falleció en Falcon Heights (Minnesota) abatido por los disparos efectuados por un agente de policía que le había dado el alto porque su vehículo tenía un faro trasero roto.

Mientras que este jueves, Alton Sterling, un hombre de 37 años que vendía CDs en la localidad de Baton Rouge, Luisiana, murió a manos de dos agentes que le dispararon cuando ya había sido reducido. Ambos incidentes fueron grabados por los testigos. Estos dos últimos asesinatos han agravado la herida racial del país y la desconfianza de las minorías hacia las fuerzas policiales.

Activistas de derechos humanos han llamado a manifestaciones en todo EE.UU. Se están preparando concentraciones de protesta desde Washington D.C. a Oakland, California.

https://actualidad.rt.com/ultima_hora/212541-eeuu-tiroteo-protestas-violencia-policial

Comparte este contenido:

México: Policías y marchas de la CNTE

México/7 de julio de 2016/ Fuente: kaosenlared

El 90 por ciento, la inmensa mayoría de los policías y soldados son de origen campesino, pobre y miserable; sus estudios son de segundo o tercero de primaria y no olvidan que sus padres y hermanos pertenecen a la clase explotada y desempleada.

WhatsApp-Image-20160706-e1467832793670-960x500

Foto: Nayeli Roldan/Animal Político

1. Estaba pensando detenidamente en las cuatro marchas que organizaron en la ciudad de México el miércoles los maestros de la CNTE. Hace unos minutos recibí decenas de fotografías de mis amigos tomadas desde diferentes ángulos de las manifestaciones. No pudieron acordonar o encapsular a ninguna marcha porque los maestros fueron sumamente hábiles para aturdir a los milicos bloqueadores que tenían la obligación de impedir que algún contingente llegara al Zócalo. No era un juego de gatos y ratones, pero el centro histórico se convirtió en cientos de bloqueos de granaderos y policías para paralizar las cuatro marchas.

2. Jamás les he mentado la madre a los policías y soldados que nos han bloqueado mil un veces nuestras manifestaciones, aunque sí con mucha claridad lo he hecho contra los jefes militares, el gobierno y los empresarios quienes son los que dan las órdenes. A los policías y soldados les lavan el cerebro por sus jefes obligándoles a aprenderse de memoria que los gobiernos y los ricos son “la patria” y hay que defenderlos y, por el contrario, quienes protestan en las calles son los malos que deben reprimirse y hasta asesinar si es necesario. No se olviden ver la película “Cara de Guerra” para observar como lavan el cerebro de los soldados u oficiales en las fuerzas armadas.

3.  El paro de maestros de la CDMX es muy importante; no es necesario que lo hagan todas las escuelas para enloquecer al poder, pero si lográramos que paren todos los maestros, incluso de centros de educación superior, estaríamos hablando que el gobierno estaría al borde de su renuncia o derrocamiento. Ahora sí, después de ese comportamiento ejemplar de los dirigentes de la Coordinadora y de los maestros de más de 10 estados que no se han dejado intimidar y continúan con las manifestaciones, plantones y bloqueos, se puede decir sin la menor duda, que la CNTE es la vanguardia indiscutible del movimiento social en México.

 4. Así como nos han hecho vibrar y revivir las grandes huelgas ferrocarriles de 1958/59; el movimiento estudiantil de 1968; las guerrillas rurales y urbanas de los setenta, el EZLN en 1994, el Lópezobradorismo en 2006, así también las grandes batallas de la CNTE en varios años, en particular en 2006 con la APPO, hoy (2016) revivimos y gritamos con alegría junto a la lucha de los padres de los estudiantes de Ayotzinapa y otra vez con las grandes batallas de la CNTE. ¿De dónde irá a sacar argumentos Osorio Chong para pedir que la CNTE no bloquee si más de 30 presos de las últimas semanas siguen en la cárcel? ¡Ningún paso atrás frente al despotismo del gobierno!

 5. El 90 por ciento, la inmensa mayoría de los policías y soldados son de origen campesino, pobre y miserable; sus estudios son de segundo o tercero de primaria y no olvidan que sus padres y hermanos pertenecen a la clase explotada y desempleada. Entre ellos hay algunos militares verdaderamente HDP que hacen méritos de soplones con los jefes; pero esos no importan porque lo importante es la tropa en quienes no hay que perder la esperanza en que en momentos coyunturales recuerden que pertenecen a la clase explotada. Por ello no hay que pensar que ellos son los culpables de las represiones sino que son los que les ordenan.

 6. Estoy seguro que se dan cuenta que son ellos (los soldados rasos) los que siempre ponen los muertos mientras sus jefes se las pasan en grandes fiestas y juergas organizadas por los políticos y empresarios. Saben que sus salarios apenas representan un diez por ciento del que cobran sus jefes. Por ello, aunque en las manifestaciones nos cierran o bloquean el paso hacia el zócalo, yo nunca les miento la madre; al contrario, busco argumentos para decirles que se liberen, que no golpeen a los manifestantes y que piensen en que sus familiares son igual que nosotros. Busco sacarles la risa para que entiendan que no somos sus enemigos.

 7. No es fácil ser un policía o militar subordinado, vigilado permanentemente por compañeros y superiores. Cuando no están en servicio en la ciudad se portan con amabilidad, aunque se sienten superiores, con autoridad y fuerza que le enseñan sus jefes, cuando están con sus compañeros campesinos. Por esos acordonamientos policíacos a las marchas de los maestros he recordado mi trato hacia ellos y, al mismo tiempo pedirles a mis compañeros que se den cuenta de que nuestros enemigos no son ellos sino sus jefes; que todas las masacres que ha habido han sido determinadas por el gobierno o los empresarios; los soldados sólo reciben órdenes.

Fuente: http://kaosenlared.net/mexico-policias-y-marchas-de-la-cnte/

Imagen:http://www.e-consulta.com/sites/default/files/styles/large/public/policias_impiden_que_la_cnte_llegue_al_zocalo.jpg?itok=ir6idcSv

Comparte este contenido:
Page 3 of 3
1 2 3