Brasil: “La diversidad sexual sigue siendo un tabú en el sistema educativo”

Brasil/09 de Octubre de 2017/La Voz del Sur

El Festival de Cultura Compartida, ‘Creative Commons World Jerez 2017’, se centra en su segunda edición en la educación. Una de sus jornadas ha abordado la diversidad sexual en la Fundación Caballero Bonald.

Durante los días 4, 5, 6 y 7 de octubre se ha celebrado el Festival de Cultura Compartida. Si el año pasado se habló de los movimientos migratorios, en esta segunda edición el tema elegido ha sido la educación. En su página web nos cuentan en qué consiste el espíritu del proyecto: “El Creative Commons World es una agrupación de festivales distribuidos por el planeta cuyo objetivo es compartir, difundir y promover las creaciones audiovisuales realizadas bajo parámetros de cultura libre en el paradigma digital. Una red de colaboración entre iguales pensada en base a la colaboración global para la acción e incidencia local”. En Jerez, varios agentes culturales autónomos se han propuesto realizar una acción cultural que “se salga de los cánones clásicos y costumbristas”. Estos agentes son: La Gotera de Lazotea, Sala La Quemá, Punto y Kropka, Torrejoyanca-ID y la Asociación Cultural El Arrabal de San Miguel. Y con la colaboración de la Fundación Caballero Bonald, El Jardín de Berta y la Diputación Provincial.

La sesión del jueves giró en torno a la diversidad sexual en la educación. José Ramón García, de Torrejoyanca-ID, fue el encargado de moderar el diálogo con Begoña Sánchez y Esperanza Moreno. Para enriquecer el debate, José Ramón proyectó un vídeo y mostró algunos ejemplos del abundante material creative commons que existe sobre el tema. Begoña Sánchez Torrejón es profesora en la UCA, en la Facultad de Ciencias de la Educación, en el departamento de Didáctica. Es doctora en Género, Identidad y Ciudadanía. Ha sido profesora invitada en universidades de Italia y Brasil. Esperanza Moreno Hernández es licenciada en Bellas Artes. Trabaja para la delegación de Igualdad de Arcos de la Frontera impartiendo talleres sobre diversidad afectivo- sexual. Su labor artística se ha volcado en proyectos sobre activismo feminista y lesbiano. También ha intervenido en el Máster de Género de la UCA. En colaboración con la Diputación y la asociación Arco Iris LGBTI+, desarrolla actividades formativas en varias localidades de nuestra provincia.

Un momento de la jornada sobre diversidad sexual desarrollada en la Fundación Bonald.

A lo largo del diálogo se habló de qué es la diversidad sexual y cómo se aborda en todos los ámbitos educativos. Begoña y Esperanza destacaron, en primer lugar, que existan foros como este festival, “espacios de construcción de pensamiento colectivo donde poder compartir experiencias de forma libre, espacios comunes de confluencia activista”. Según Esperanza, el concepto de diversidad sexual tiene que ir más allá de la dicotomía obligatoria sexo-género que nos han transmitido hasta ahora. La diversidad sexual abarcaría todo ese abanico de posibilidades que se salen de esa dicotomía clásica que sólo habla de macho/hembra, varón/mujer, y relaciones de heterosexualidad. Hay muchas personas que no encajan en este esquema. Para Begoña, es muy importante hablar de diversidades sexuales, en plural. Se trata de “transformar ese modelo binario y descubrir la infinita plasticidad de la sexualidad”. El sistema es heteronormativo, controla nuestros cuerpos a través de esas clasificaciones. Intentan configurar nuestras subjetividades con el rosa-azul. Debemos cambiar esa biopolítica para descubrir el violeta y la ilimitada gama de colores.

Tanto Begoña como Esperanza conocen muy bien qué ocurre con este tema de la diversidad sexual en el sistema educativo. Aunque en las escuelas, según establece la ley, se debe tratar el respeto a la diversidad, la realidad es que en la mayoría de los casos todo depende de la voluntad, sensibilidad e ideología de los equipos directivos de los centros, explicó Esperanza, “… y sabemos que hay centros donde se están negando a aplicar los protocolos de transexualidad”. “La diversidad sexual sigue siendo un tabú en el sistema educativo”, añadió Begoña. Por eso no hay una asignatura específica que trabaje directamente estos temas. El sistema educativo se limita a reproducir el modelo heteronormativo. El profesorado carece de la formación necesaria: no hay políticas regladas de formación del profesorado en diversidad sexual. Es la voluntad y el interés de algunos educadores lo que hace posible que se lleven a cabo ciertos proyectos en las aulas. Este vacío provoca, remarcó Begoña, que la diversidad sexual se vuelva invisible en la sociedad y en las escuelas.

Manu García
Otro momento de la jornada.

Hay mucha resistencia y mucho miedo también entre las familias. Los profesores que hablan de estos temas tienen que enfrentarse en muchas ocasiones a familias que no ven oportuna esa formación para sus hijos. Pero si no existe formación, los jóvenes están expuestos al modelo machista y patriarcal que se transmite por los medios de comunicación. La publicidad y la pornografía difunden un concepto concreto de sexualidad, heteronormativo y cosificador.

Hay mucho material en la red. Sin embargo, esos recursos deben ir acompañados de formación para el profesorado. También se habló de cómo influye el entorno social a la hora de percibir y pensar la diversidad. Se requiere un análisis sociológico riguroso para comprender cómo se forman los prejuicios y por qué surge ese miedo tan arraigado. Esperanza nos contó su experiencia educativa en la Sierra de Cádiz y Begoña nos habló de la transfobia en Brasil.

Fuente: https://www.lavozdelsur.es/la-diversidad-sexual-sigue-siendo-tabu-en-el-sistema-educativo

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.