XVI Resolución del I Congreso Mundial en defensa de la Educación Pública y contra el neoliberalismo educativo 25, 26 y 27 septiembre 2020 Tema: sobre la actual crisis ecológica

Tema: sobre la actual crisis ecológica

Sindicatos y gremios de les trabajadores de la educación del sector básico, medio y universitarios, de la ciencia y la cultura, colectivos de investigadoras(es) y educadores(as) populares del mundo, así como actores sociales, reunidos de modo virtual, los días 25, 26 y 27 de septiembre de 2020, en el I Congreso Mundial de educación: en defensa de la educación pública y contra el neoliberalismo educativo resuelven:

 

Resolución décima sexta: aprobar una declaración sobre la actual crisis ecológica

“Las naciones que no despiertan ante la corrupción de sus gobernantes; no merece ser heredera de una tradición de lucha de pueblos rebeldes y altivos”.

El concepto de ecología, surge de una concepción de la humanidad que mira cómo se deteriora el entorno de los seres vivos y su relación con el medio ambiente. “la globalización no ha cambiado la naturaleza del imperialismo, por el contrario, la ha acentuado. La globalización se plantea una nueva división internacional del trabajo… la disputa de la guerra comercial y de mercados” Esta división determina que lo único que le importa al capitalismo en su forma actual, la globalización es depredar los recursos naturales de su país y del resto del planeta. Para ello no existen fronteras. Por ello la ecología, sólo la toleran si les es útil a sus propósitos. Este congreso mundial reafirma, su visión anti neoliberal. Mostar cómo se manifiesta y cómo nos conduce a la destrucción de la naturaleza y con ello a la humanidad. El capitalismo nos llevó, como uno de sus efectos, llevó al mundo a una degradación. Por ello decimos que la crisis ecológica; es el resultado de la revolución industrial, que de manera discriminada explota los recursos naturales; para extraer las materias primas de la naturaleza. Esta depredación ha cambado notablemente el globo terráqueo; la superficie terrestre; los mares; el aire. Para la industrialización capitalista; el único objetivo es engrosar los capitales y apropiación del plus trabajo; por parte del1% de personas quienes tienen la mayor riqueza del planeta.

A mayor industrialización y robotización; hay mayor desempleo, por lo tanto, mayor desigualdad y también mayor discordancia con la naturaleza. Algunos datos; en este año 2020 hay 3’8 millones de hectáreas deforestadas; 2.679 millones de toneladas emitidas de dióxido de carbono CO2 y cada segundo aumenta. En la cumbre del clima de Madrid 2019, se decía que “necesitamos grandes políticas para hacer que las emisiones declinen”.

 

 

Otras manifestaciones de este sistema económico injusto, es el desperdicio de comida, a nivel mundial. Según cifras del Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “se pierden 1300 millones de toneladas de comida producida para el consumo humano, un tercio del total de datos a nivel global. 1300 millones de toneladas de comida producida para el consumo humano, o un tercio del total, termina en vertederos. Sin embargo, una de cada nueve personas en el mundo sufre de hambre. Mientras las riquezas se acumulan en grandes corporaciones y un niño o anciana se duerme, con el estómago vacío …”; la humanidad no merece ser llamada tal.

La pandemia nos muestra que el aislamiento voluntario de los seres humanos como la naturaleza se va regenerando y vemos animales saliendo de los hábitats; a los cuales fue arrinconado por el ser humano, en Ecuador apareció un cóndor; ave emblemática; que está en peligro de extinción; vimos como un coyote recorre las calles de San Francisco o peces en las aguas del Venecia.

Desde el Parlamento Plurinacional de los Pueblos, Organizaciones y Colectivos Sociales del Ecuador, decimos “que es el momento histórico para salir del modelo extractivista hacia una sociedad post-extractivista para ello es necesario en primera instancia fortalecer y unificar la organización de los sectores que se encuentran en lucha y resistencia frente a la arremetida del capitalismo para empezar a desmercantilizar la naturaleza y transitar hacia el uso de energía renovables seguras y de calidad. Es hora de un verdadero cambio que priorice en todos los ámbitos, el respeto, a los derechos de la naturaleza para la restauración y armonía de la madre tierra, imprescindible para el verdadero Sumak Kawsay de la Humanidad”.

En Ecuador tenemos diversidad en la naturaleza; las organizaciones hemos luchado en contra de la política entreguista de las minas a las transnacionales en especial de procedencia china.

Otro entorno natural, que está amenazado: son las Islas Galápagos o “Encantadas; que este 08 de septiembre cumplieron 42 años, de haber sido declarado como patrimonio Natural de la Humanidad, por parte de la UNESCO. Esta región insular, donde habitan especies animales y vegetales, terrestres y marinas únicas en el mundo; es el lugar donde Charles Darwin desarrolló la teoría de la evolución y donde diversos ecologistas realizan estudios sobre los ecosistemas. Habíamos dicho, que la burguesía se pone “ecologista”; cuando le conviene. Por ello el gobierno populista de Rafael Correa; hoy prófugo; se     adhirió a la CONVEMAR; que significó la reducción de nuestro mar territorial de 200 millas a 12 millas  náuticas. Con subterfugios, China una de las potencias imperiales; desarrolló una política depredadora; allí donde se asienta la Zona Económica Exclusiva Insular de Ecuador, de gran importancia económica por su riqueza ictiológica. Denunciamos que el imperio chino que aprendieron y superaron al imperio norteamericano, inglés, francés, ruso y de otras latitudes; usurpando la hoz y el martillo, depredan el mundo, con su poderío económico-militar; esto lo convirtió en un colosal imperio; que sojuzga a los pueblos y países, utiliza mil y unas argucias para violar las leyes internacionales. A fin de depredar los recursos naturales de los países a los que somete. Para muestra un botón “la desaparición del tiburón-ballena “Esperanza”, que fue detectado en la zona de exclusividad económica ZEE, coincidentemente con la presencia de la flota pesquera china.  Para reafirmar lo señalado decimos que las consecuencias, contra el medio ambiente; de las actividades pesqueras por parte de los chinos, en las playas de las islas Galápagos; se manifestaron con la presencia de basura como botellas, fundas plásticas y otros recipientes con caracteres chinos; lo que fue denunciado por colectivos ecologistas. La flota china ha tratado de engañar sobre la procedencia de sus navíos Además de barcos chinos, con buques de Liberia y Panamá; esto hace suponer que son barcos que “alquilan la bandera”.

Por ello este I Congreso Mundial en Defensa de la Educación Pública en Contra del Neoliberalismo; resuelva rechazar las prácticas imperialistas, de cualquiera de los países o sus corporaciones; contra los pueblos del mundo. La educación requiere de un entorno adecuado y estas prácticas anti ecológicas y depredadoras; deben ser condenadas a fin de aplicar los conceptos de la nueva escuela.

 

Los debates del I Congreso Mundial de educación 2020: en defensa de la Educación Pública y Contra el Neoliberalismo Educativo están disponibles en canal de YouTube de Otras Voces en Educación

 

Comité Organizador

I Congreso Mundial de Educación 2020

En defensa de la Educación Pública y Contra el Neoliberalismo educativo

 

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.