República Dominicana: Activistas luchan para erradicar la clandestinidad del aborto en la isla

Luego de que Argentina se convirtiera en el primer gran país latinoamericano en legalizar plenamente el aborto y Chile iniciara el proceso de discusión para también aprobarlo, los activistas de la República Dominicana temen que su propio gobierno esté desterrando a sus mujeres a una edad oscura al mantener una prohibición total implementada por primera vez en 1884. La nación caribeña es uno de los cuatro países de América Latina (junto con Honduras, Nicaragua y El Salvador) donde el aborto es ilegal en todas las circunstancias.

Decenas de mujeres dominicanas mueren cada año por intentos fallidos de terminar embarazos no deseados. Se estima que los abortos incompletos y los abortos espontáneos provocan el 8% de las muertes maternas del país cada año, de acuerdo con The Guardian.

“La decisión de legalizar el aborto en Argentina es un triunfo para todas las mujeres”, dijo al medio británico Ysabel Paulino, feminista dominicana y educadora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Luego de que Argentina se convirtiera en el primer gran país latinoamericano en legalizar plenamente el aborto y Chile iniciara el proceso de discusión para también aprobarlo, los activistas de la República Dominicana temen que su propio gobierno esté desterrando a sus mujeres a una edad oscura al mantener una prohibición total implementada por primera vez en 1884. La nación caribeña es uno de los cuatro países de América Latina (junto con Honduras, Nicaragua y El Salvador) donde el aborto es ilegal en todas las circunstancias.
Decenas de mujeres dominicanas mueren cada año por intentos fallidos de terminar embarazos no deseados. Se estima que los abortos incompletos y los abortos espontáneos provocan el 8% de las muertes maternas del país cada año, de acuerdo con The Guardian.

“La decisión de legalizar el aborto en Argentina es un triunfo para todas las mujeres”, dijo al medio británico Ysabel Paulino, feminista dominicana y educadora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

“Es una lucha que hemos estado librando en la República Dominicana, para defender el destino de nuestros cuerpos, lo que hacemos con nuestros cuerpos y nuestro derecho a la vida”.

A pesar de la prohibición actual, las mujeres dominicanas hacen todo lo posible por interrumpir los embarazos, a menudo en secreto y sin una orientación médica clara. Estas mujeres corren el riesgo de pasar hasta dos años en la cárcel, mientras que los profesionales médicos se enfrentan a hasta 20 años de prisión y a la pérdida de su licencia por ayudar en una terminación.

En agosto, el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, provocó un gran revuelo nacional al presentar una versión revisada del código penal del país que mantenía la prohibición del aborto. En medio de amplias críticas, Pacheco anunció poco después una nueva ley que permite el aborto en tres casos: cuando la vida de una persona está en peligro, cuando el embarazo es el resultado de una violación o incesto, y cuando el feto es incompatible con la vida.

Las organizaciones feministas condenaron el fallo por considerarlo insuficiente, alegando que la ley resultaría inútil frente a un código penal que penaliza el aborto. No está claro cuándo entrará en vigor la nueva ley. Mientras tanto, se espera que la cámara de diputados apruebe el código penal en algún momento de este año. Entonces tendrá que ser aprobado por el senado antes de que el presidente Luis Abinader decida finalmente si se convierte en ley.

Importante destacar que a pesar de la prohibición, la Secretaría de Estado de Salud dominicana ya permite algunas excepciones bajo su supervisión, según el Dr. José De Lancer Despradel, ex director general de salud materna, infantil y adolescente. Por otra parte, existen clínicas clandestinas en todo el país, pero cobran hasta USD $500, algo que está fuera del alcance de las mujeres rurales pobres en un país con un salario mínimo de USD $250. Los investigadores consideran que las mujeres dominicanas de ascendencia haitiana son el grupo más vulnerable a la prohibición.

Fuente: https://ismorbo.com/republica-dominicana-activistas-luchan-para-erradicar-la-clandestinidad-del-aborto-en-la-isla/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.