Ideas educativas en Ernesto Che Guevara.

Por: Vicente Blanco.

Cubano nacido en Argentina, Ernesto Guevara de la Serna, fue propulsor de la Pedagogía Social en Cuba, su condición de Pedagogo está basada en un estricto concepto educativo del ejemplo del docente en su actividad cotidiana, dentro y fuera del aula. El “Che” posee una actuación permanente de tesón, vocación de servicio, honestidad, respeto, solidaridad, afecto, apoyo, amor y entusiasmo.  Asimismo, la firme creencia de llevar la educación integral a todo individuo, lo hacen entender plenamente la importante relación entre educación y desarrollo de la comunidad. De allí que el objetivo de esta investigación documental es Conocer el Pensamiento Educativo y axiológico  del Guerrillero Heroico y su Incidencia  Pedagógica en  el Nuevo Hombre  que debe estar conformado por un sólido sistema de valores con respecto al mundo, el país, la ciudad y si mismo,  entre los cuales el Médico Argentino  propone: El Colectivismo, el humanitarismo, la modestia, la sencillez, el desprendimiento, la disciplina, la auto crítica,  la organización y la intransigencia ante lo mal hecho. Los métodos de enseñanza, bajo los cuales pudiera sustentarse un mejor aprendizaje  deben ser  propio de cada país, adaptado a sus necesidades, previa planificación y evaluado constantemente en su aplicación, enmarcado en una forma integral  acompañado de creatividad, persuasión  y ejemplo,   asistido del debate, la polémica y la confrontación de ideas para lograr claras y sólidas convicciones en los educandos   En conclusión,  enfatiza en su condición de Pedagogo  en una educación centrada  en el ejemplo y en los valores  que cada docente permanentemente debe brindar.

Por lo  que, se permitió  con exactitud interpretar el pensamiento político, humanista y trasformador  de Fidel Castro y asimilar con mucha rapidez las primeras ideas de las teorías de la revolución en esos difíciles primeros años y al mismo tiempo se convierte en un creador, investigados, creativo e innovador dirigente de la revolución cubana, en el centro de su cultura estaba la concepción humana del hombre, de ahí toda su teoría sobre la conciencia del hombre y los valores éticos que debían formarse  para  ser revolucionario  “el escalón más alto de la especie humana”, ya de manera temprana en su personalidad afloran conceptos que son ideas rectoras. El mismo, sin quererlo y sin pensarlo y mucho menos sin pregonarlo, se erige como modelo de hombre, él mismo era el hombre del siglo XXI que tanta falta le hace aun a este siglo en estos momentos de crisis política, económica y social.Para entender el pensamiento educativo de Ernesto Che Guevara es necesario retomar algunos rasgos de su personalidad que proyectan su dimensión humana y los relacionan con toda la actividad que desarrolla en torno a la educación del pueblo cubano de 1959 con el triunfo de la revolución hasta su partida definitiva a Bolivia  en 1966, su sensibilidad por el saber humano lo colocan entre los hombres de una amplia cultura general asiduo lector de varios temas y libros, pasando por el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, hasta los clásicos del Marxismo como los tomos de Obras Escogidas tanto de Lenin como de Mao.

         Por ello, aprovecho la conmemoración de los 49 años de la desaparición física acaecida el 8 de octubre  y a la vez el sorprendente simultaneo pase a la inmortalidad  del guerrillero heroico, para hacer esta pequeña investigación  de diseño documental la cual según Arias (2006),  consiste  en la “búsqueda, recuperación, análisis, crítica e interpretación de datos obtenidos y registrados por otros investigadores” (p.27) en este caso se trata de algunos libros como: Ernesto Guevara y la Pedagogía Social, El Pensamiento Económico del Che, Un Hombre que Actúa como Piensa, Con el Che por Suramérica escritos por diferentes autores  sobre la vida del legendario guerrillero internacionalista probado y las interpretaciones que realicé como indica Lanuez (2008), son “las condiciones que deciden sus conductas, y de los resultados tal y como ellos mismos los perciben” (p.34).  A la vez de dedicársela con profundo afecto revolucionario a una población numerosa y extraordinaria calificada como guevarista, cheguevariana o cheista a toda prueba y constructora de sueños colectivos, que estoy seguro se encuentra en Venezuela y en todo el mundo,  accionando constantemente para la consecución de la patria buena aparte de lo referido también,  darle respuesta a la interrogante ¿cuál fue el aporte del Comandante Guevara a la educación?, por lo que me propuse como objetivo conocer las ideas, educativas en Ernesto Che Guevara, como uno de los Comandantes más destacados, querido y verdaderamente constructor y conductor  social  de la Revolución Cubana y de mayor aporte al desarrollo de la pedagogía en la tierra del maestro José Julián Martí Pérez pues es el padre de la Pedagogía Social en la isla de Cuba y desde principios de la Sierra Maestra, tuvo como sur de su condición de conductor de hombres y constructor de pueblos los procesos de enseñanza a los combatientes, desde el aprender a leer y escribir hasta el montaje y desmontaje de armamento.

MÉTODO

Investigación  de diseño documental la cual según Arias (2006),  consiste  en la “búsqueda, recuperación, análisis, crítica e interpretación de datos obtenidos y registrados por otros investigadores” (p.27) en este caso se trata de algunos libros como: Ernesto Guevara y la Pedagogía Social, El Pensamiento Económico del Che, Un Hombre que Actúa como Piensa, Con el Che por Suramérica escritos por diferentes autores  sobre la vida del legendario guerrillero internacionalista probado y las interpretaciones que realicé como indica Lanuez (2008), son “las condiciones que deciden sus conductas, y de los resultados tal y como ellos mismos los perciben” (p.34).

Desarrollo

Primeramente, debo señalar que en  Rosario de Santa Fe,  ciudad perteneciente a la República de Argentina,  patria de Facundo Cabral, León Gieco, Mercedes Sosa y un gran pueblo latinoamericano que sirvió de escenario de la importante Reforma Universitaria de Córdoba, la famosa Noche de los Lápices y la de los Bastones, un 14 de junio de 1928, nace Ernesto Guevara de la Serna, hijo de Ernesto Guevara Lynch  y Celia de la Serna, una leyenda aparecida el siglo pasado, pero permanente, profundo e incomparable ejemplo de lucha y un profundo pensamiento político, económico y social constantemente  vigente en este siglo 21 y los venideros hasta el final de los tiempos.

         Portador de una salud frágil,  como señala Pierre (2004), “desde que llegó al mundo: Neumonía  a los dos meses y, a los  dos años, primeros síntomas de un asma pertinaz que ya nunca lo abandonará.” (p.21) pero que sería a la vez la fundamental razón de formar su profundo espíritu de sacrificio y la indoblegable voluntad de revolucionario verdadero y combatiente guerrillero al servicio de los pueblos necesitados de la “América Mayúscula” como él la describiera.

         Su infancia, trascurre entre la mudanza de sitios que hagan mejorar su asma, la practica deportiva para contrarrestarla  y unos estudios accidentados debido al mismo motivo, llega con 19 años de edad a la Universidad de Buenos Aires donde se haría Médico de profesión cinco años más tarde,  lo que complementaría su decidido carácter de no temer ante situaciones difíciles y a hacerse cada vez más emprendedor.

         La profunda formación dialéctica y la cotidiana práctica revolucionaria para el fortalecimiento de su concepción ideológica  lo sitúan  como ejemplo permanente a seguir, esto   se ve ratificado desde el mismo momento al  ser nombrado por Fidel y Raúl el médico de la expedición que invadiría a Cuba, después de más de 9 horas de conversación con ellos, pasando también por la de ser el primer combatiente ascendido a Comandante, posteriormente Comandante  de la Cuarta Columna,  estratega consumado en la batalla de Santa Clara, Presidente del Banco Central, Ministro de Industrias hasta llegar al mismo momento de su muerte aquel lunes 9 de Octubre hace ya 49 años en Bolivia, donde fue cobardemente fusilado, mutilado y enterrado en una fosa común con seis camaradas más (para complacer el mandato del imperialismo yanqui suministrado a través de la cia al títere gobierno boliviano del General Barrientos), haciendo de él desde el mismo momento de su muerte una de las  inmortalizaciones más famosas del mundo y un verdadero e inmenso ejemplo a seguir a la vez un digno representante del ideal de justicia, igualdad, equidad, libertad, solidaridad e independencia que subyace en  Nuestra América o en la América Nuestra como es mejor señalarla.

         Ahora bien, de  su polifacética vida como conductor de hombres, constructor de pueblos y propulsor  de la Pedagogía Social en la aguerrida isla caribeña de Cuba, haré referencia a su condición de Pedagogo basado en un estricto concepto educativo del ejemplo constante del docente en su actividad cotidiana, dentro y fuera del aula, como punto de partida para el inicio del proceso de enseñanza-aprendizaje que sin ninguna duda debe ser construido de manera colectiva y direccionado por un docente que entienda su necesaria actuación dentro de la innovación, la creatividad y la investigación.

         De allí que, Ernesto Guevara, posee una actuación permanente de tesón, vocación de servicio, honestidad, respeto, solidaridad, afecto, apoyo, amor y entusiasmo que lo hacen emprender aceleradamente el camino de ser, a pesar de  su condición de  extranjero y argentino, uno de los Comandantes de la Revolución  Cubana más querido y admirado en el poco tiempo que duró la lucha guerrillera y el escaso lapso desempeñando funciones de gobierno para ver cristalizado su “hermoso sueño al cual dedicó toda su vida y toda su inteligencia” como refiere Fidel.

         Asimismo, la firme creencia de llevar la educación integral a todo individuo, lo hace entender plenamente la importante y determinante relación  entre educación y desarrollo, así como que no puede existir revolución sin tecnología, sin valores y sin transformación en la manera de pensar del ser humano y el elevado nivel de conciencia que debe adquirirse y  que también es  fundamental la relación dialéctica del Sistema Educativo de una nación con los aspectos políticos, sociales, científicos, investigativos, productivos, éticos, culturales y económicos de la comunidad  para con el mismo Sistema que da los lineamiento a seguir para alcanzar lo aspirado en el nuevo orden social como modelo de desarrollo de los pueblos oprimidos mediante una enseñanza liberadora y emancipadora .

         De allí que, considera profundamente sin el más mínimo temor a equivocarse, que la formación del nuevo hombre de la nueva sociedad que debe construirse, necesariamente tiene que estar conformada por un sólido sistema de valores con respecto al mundo, el país, la ciudad y sí mismo, un sistema de valores que no se trasmite de generación en generación por herencia a través de la carga genética, ni por ósmosis, sino que hay que formarlo desde temprana edad en el hogar de cada niño  y luego fortalecer después en la escuela, valores entre los cuales el Médico cubano nacido en Argentina  propone especialmente: El Colectivismo, el humanitarismo, la modestia, la sencillez, el desprendimiento, la disciplina, la auto crítica,  la organización y la intransigencia ante lo mal hecho.

          En ese orden de ideas, con respecto al primer al primer valor lo resume en su máxima “un hombre solo es nadie”, no debe una sola persona colocarse a realizar un trabajo, hay que lograr el  aprovechamiento extremo y cabal de cada individuo para el beneficio absolutamente colectivo, para ello debe existir la acción que lo motive y logre fusionar el interés del alumno con el interés de la comunidad de condiscípulos, por eso dijo: “El colectivismo rico y constructivo es aquel que se presenta como un compromiso individualizado en una personalidad multifacético  que lo asume como un profundo acto de autodeterminación “:

          Seguidamente, al humanitarismo, lo ubica en una actuación de un inmenso amor a la humanidad, a todos sus congéneres conocidos o no, dentro de una sociedad justa, pues el sentimiento de amor es  rasgo imperante en la esencial formación escolar del infante, niño o niña y del joven adolescente, pero dicha necesidad requiere de una concienciación en la práctica cotidiana, de allí que  Che (citado por Turner, 1999) manifestó:

Hay que tener una gran dosis de humanidad, una gran dosis de sentido de justicia y de verdad para no caer en extremos dogmáticos, en aislamientos de masas. Todos los días hay que luchar porque ese amor a la humanidad viviente se transforme en hechos concretos, en actos que sirvan de ejemplo, de movilización y complementa ese valor cuando menciona. Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. (p. 43)

          Además, la modestia, sencillez, auto crítica e incluso la honestidad, ocupan al Che en toda su obra pedagógica de una manera constante como rasgos claros para valorar las relaciones con todos los que compartieron con él, relaciones de gran importancia en la teoría de la educación y el tratamiento que debe darse a los discentes para formar en ellos las cualidades positivas que debe tener un educando de cara a una mejor sociedad con las exigencias que ella hace a sus pobladores, por eso sugiere  el Che  que en el quehacer escolar, (citado por Borrego, 2004)

Debemos trabajar por nuestro perfeccionamiento interno como una obsesión, casi como una impulsión constante; cada día analizar honestamente lo que hemos hecho, corregir nuestros errores y volver a empezar al día siguiente, pero debe ser una tarea constante, una tarea donde haya mucho análisis, autoanálisis  y por eso se debe emplear tanto la autocrítica, porque es una disciplina de mejoramiento personal y colectivo que se va estableciendo  a medida a medida que cada uno se acostumbra a sacar a la luz todos sus  defectos, todos sus errores y discutirlos para que se corrijan. (p.115)

          Por ello, para cada una de las  cualidades que debe tener tanto el que educa como el educando, Ernesto Guevara de la Serna dedica cuantiosas páginas de reflexiones  en lo extenso de su gran obra  intelectual escrita y en un sin número de testimonios y anécdotas de quienes con ´él  combatieron en Cuba, el Congo y Bolivia o trabajaron con él en el Banco Nacional y el Ministerio de Industrias y Comercio,  dan fe de ejemplos prácticos y constantes que hacen ver claramente  que su personalidad fue forjada al calor de la acción diaria, permanente y contundente, o sea que logró el fin máximo de la educación en el individuo, el cual no es otro que aprender a auto educarse.

          De allí que, el extraordinario Comandante, actuó con un profundo desprendimiento de las cosas materiales, comodidades y beneficios que le dieran (después del triunfo de la revolución escogió la vivienda más modesta para vivir con su familia la cual por cierto era de un caraqueño),  esto lo lleva a conocer casi toda la América Mayúscula, como el mismo llamara a la del Sur, en moto, bicicleta, camioneta e incluso balsa, aún con el riesgo de contraer la enfermedad  que mato al poeta sucrense  Cruz María Salmerón Acosta se adentra en los leprosorios de Sao Pablo a orillas del Amazonas, su título de Médico de profesión y los grandes ingresos económicos  que pudieron generarle trabajando en Caracas,  los cambia desinteresadamente por el de combatiente guerrillero, al encontrarse en Guatemala manifestó menciona Pierre (ob. cit) “podría hacerme muy rico pero con el rastrero procedimiento de revalidar el título, poner una Clínica y dedicarme a la alergia”.

          Asimismo, la disciplina y organización, las conjuga plenamente con el cumplimiento cabal de todas las exigencias que se hacía para él y las que le hacían  los demás y se ponen de manifiesto en todo lo que se proponía por eso dijo “seamos realistas exijamos lo imposible”, su condición de ajedrecista, asiduo lector,  escritor, practicante de Rugby y estudiante así se lo reclamaban y después no deja la menor duda al ser un Comandante ejemplar, precursor y digno ejemplo  del trabajo voluntario  y un Ministro puntual, trabajador sin descanso y ordenador  pieza a pieza de las Industrias Básicas Cubanas y las recién nacionalizadas. Cuentan  que, en esos días comentó el Che según Borrego (ob. cit) “Enseguida notamos que la Organización era uno de los puntos claves. Comprendimos que podíamos suplir muchas de las deficiencias en cuanto a conocimientos técnicos, falta de materias primas, falta de piezas de repuestos, si contamos con la organización”.(p.39)

          De igual manera, fue un hombre intransigente y contestatario ante las injusticias, eso lo lleva a realizar desde muy joven juegos de guerra donde el participaba en el grupo contra el Nazismo, hace  fuertes críticas a los monopolios extranjeros en América  Latina, combate en Guatemala a favor del presidente nacionalista Coronel Jacobo Arbenz,  combate en el Congo de Patrice Lumumba y esa la actitud es la que lo lleva a conocer a Fidel en México en 1955, es tanta su convicción que se atrevió a cuestionar el Imperialismo Soviético  y  la resume alegando “ si eres capaz de indignarte cada vez que se cometa una injusticia en el mundo, entonces somos compañeros”.

         Desde la perspectiva educativa, con respecto a los métodos de enseñanza, el legendario guerrillero y eterno comandante considera que debe ser uno propio de cada país, adaptado a sus necesidades y requerimientos previa planificación y evaluado constantemente en su aplicación, eso sí enmarcado en una forma integral  acompañado de creatividad, persuasión y ejemplo, necesariamente asistido del debate, la polémica y la confrontación de ideas para lograr claras y sólidas convicciones en los educandos y futuros  hombres y mujeres de los pueblos soberanos.

  CONCLUSIONES

    Finalmente, me atrevo a señalar que el Médico  nacido en Argentina con actuación preponderante en la caribeña Cuba y asesinado en Bolivia (elementos que conjugan una vinculación sorprendente a estos tres puntos geográficos) Ernesto Guevara de la Serna, Comandante Guerrillero, donde hace énfasis en su condición de Pedagogo es en una Educación centrada  en el ejemplo que cada docente permanentemente debe brindar, pero además utilizar éste como un método constante de enseñanza,  por eso el mismo trasformó su vida y accionar cotidiano en gran ejemplo para los demás, o sea su misma conducta manifestada incansablemente fue  un medio para educar a los que con él compartieron el inmenso cúmulo de andanzas, vivencias y experiencias a su lado.

          Por lo tanto, puede continuar siéndolo para todos aquellos  que se motiven a estudiar su vida, obra y pensamiento político, social y económico donde resalta su dedicación incondicional al trabajo asociado y colectivo, las ansias de obtener conocimientos, su confianza en la dialéctica, la sociedad socialista y la moral comunista,  su honradez, modestia, sencillez, valor, temple, calidad humana, patriotismo, autodeterminación  e internacionalismo,

          En conclusión, en la Venezuela actual que el alcance del Segundo Objetivo Histórico, reclama un docente forjador de juventudes con los principios claros de la importancia de preservar el proceso revolucionario de transformación, para la búsqueda de la nueva sociedad socialista,  enmarcada en un orden  social diferente que enfoque hacia un nuevo modelo a la vez que hoy por hoy más que nunca, en las patrias desesperanzadas  se hace necesaria la búsqueda de un buen ejemplo a seguir y  el de este sorprendente y extraordinario hombre de proyección infinita  junto al de Jesús, Bolívar, Sandino, Farabundo, Allende, Arnulfo, Cienfuegos,  Martí, Sucre, Artigas, Torrijos, Gaitán, Camilo y otros inmortales  más, es una buena opción a imitar.

Referencias

Arias, F. (2006) El Proyecto  de  Investigación. Introducción  a  la Metodología Científica Editorial

        EPISTEME. Caracas Venezuela.

Borrego, O. (2004) Che en el Camino  del  Fuego. Editorial Fuego Vivo. Caracas  Venezuel

Lanuez, M. y otros (2008) La Investigación Educativa en el Aula. Editorial Pueblo y Educación.

        Ciudad de la Habana Cuba.

Pierre, K. (1997) Che. Ernesto Guevara, Una Leyenda de Nuestro Siglo. Industrias Graficas S.A.

        Barcelona España.

Turner, L. (1999) Del Pensamiento Pedagógico de Ernesto Che Guevara. Editora  Capitán San

Luis, Ciudad de la Habana Cuba.

Imagen: http://www.abcpedia.com/wp-content/uploads/2015/08/biografia-ernesto-che-guevara.jpg

Comparte este contenido:

Vicente Blanco

Doctor en Ciencias Gerenciales en la Universidad Nacional Experimental de la Fuerzas Armadas (UNEFA) Acarigua Estado Portuguesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.